Anterior Frecuencias de emisión en onda corta Siguiente Juan Ignacio Cirac: "Alemania apuesta por la ciencia, la tecnología y la ingeniería y en España no es una prioridad" Arriba Ir arriba
Guy Peellaert, portada del disco 'Diamond Dogs', de David Bowie, RCA Records, fotografía/collage/dibujo en papel, 1974
Guy Peellaert, portada del disco 'Diamond Dogs', de David Bowie, RCA Records, fotografía/collage/dibujo en papel, 1974

Un libro repasa lo mejor de los últimos '50 años de ilustración'

  • Es obra de los norteamericanos Lawrence Zeegen y Caroline Roberts

  • Quieren "rendir homenaje al mundo de la ilustración"

  • Destaca la selección de más de 700 ilustraciones desde los años 60

|

"La ilustración es el arte de la calle, un reflejo de cómo vivimos. Desempeña un papel esencial en nuestra vida y sirve para entender la manera en la que concibimos el mundo". Así justifican sus autores, el ilustrador y escritor Lawrence Zeegen y la periodista especializada en diseño e ilustración Caroline Roberts –también fundadora de la revista Grafik–, el libro 50 años de ilustración (Lunwerg), que conciben como "un homenaje al mundo de la ilustración".

Hay que destacar que se trata del primer libro que trata de una manera retrospectiva la historia de la ilustración contemporánea a través de sus artistas más relevantes.

Un tomo espectacular que recoge 700 imágenes de 200 ilustradores de todo el mundo, que sirven para realizar un panorama completo desde los años sesenta hasta el siglo XXI. Y es que, en los últimos años la ilustración se ha revalorizado hasta convertirse en una de las formas artísticas con mayor repercusión.

De esta forma, el libro se convierte en una galería de imágenes de ilustradores consagrados y emergentes que recoge, por primera vez, algunas de las mejores ilustraciones publicadas en el mundo en el último medio siglo y analiza el contexto en el que se realizaron.

"El arte de la gente"

Los autores situan las diferentes ilustraciones analizando el contexto en el que se realizaron dichas obras y lo que ocurría en aquel momento a lo largo del mundo en el ámbito de la cultura popular (música, literatura, cine, teatro, arte y diseño). Gracias a ello, el libro muestra la naturaleza cambiante de la sociedad y nos descubre la importancia de la ilustración como disciplina fundamental, entendida como el "arte de la gente". Valorando su importancia retrospectiva podemos reconocer la influencia que ha ejercido en nuestras vidas".

De esta forma nos encontramos a los protagonistas de las utopías de los años sesenta (Marice Sendak, Saul Steinberg o Edward Gorey), a la generación del desencanto de los setenta, representada en ilustraciones de Alan Aldridge o Jan Pienkowski, así como a los clásicos en la década del diseño: Spiegelman y Quentin Blake.

Pero también están presentes las obras de autores personales de la era digital de los noventa, como Mariscal, Gary Baseman y Fanelli; y las grandes figuras emergentes del siglo XXI: Alex Trocut, Shepart Fairey o Dario Adanti.

Con esta nómina de autores, una impresionante galería de talentos, Lumwerg pone de relieve cómo la ilustración "es y ha sido" el "arte de la calle", así como "un reflejo" de cómo vivimos.

La ilustración comunica, educa, entretiene, informa, inspira y seduce, pero además, en el siglo XXI continúa siendo una de las formas de comunicación más directas que existen y, por lo tanto, una excelente manera de explicar historias y evocar sentimientos.

Más contenidos de RTVE

anterior siguiente