Enlaces accesibilidad

Susanna Martín: "Es muy necesario reivindicar a las autoras de cómic'

  • Coordina 'Enjambre', un libro de "auténticas obreras del cómic"
  • "Las autoras nos hemos unido para hacernos más fuertes", comenta
  • Susanna también pertenece a la Asociación de Autoras de Cómic

Por
Fragmento de la portada de 'Enjambre'
Fragmento de la portada de 'Enjambre' Norma Editorial

"Este libro es zumbido, es grito, es canto, es denuncia, es advertencia" (Ana Miralles).

Basta echar un vistazo a las novedades de las editoriales de cómic para descubrir que cada día hay más y mejores autoras de cómic, en un mundo que hace apenas una década era prácticamente masculino. Y eso a pesar de que cada vez es más complicado publicar (y ellas lo tienen mucho más difícil). Por eso es una gran noticia la publicación de Enjambre (Norma Editorial), un libro de relatos cortos escrito, dibujado y protagonizado por mujeres. Un libro que recoge 17 cómics y 2 relatos breves, y que demuestra la calidad y variedad de estilos de las dibujantes españolas.

"La frase que aparece en la faja del libro lo define bastante bien: una antología de cómics y relatos breves escritos y dibujados por un enjambre de auténticas obreras" -así lo define su coordinadora, la dibujante Susanna Martín (Alicia en un mundo real, Sonrisas de Bombay).

"Las historias son muy diversas -continúa Susanna-, no había una temática ni una técnica concreta, las autoras tuvimos libertad total y cada una hizo lo que le apeteció. Hay historias que son reivindicativas como “Cándida” de Paulapé, “24 horas” de Ana García y Raquel GU, y otras que pueden llamar a la colectividad o a agruparse para tener más fuerza ante lo que nos oprime como “La horca” de María Herreros, “Enjambre” de Sonia Pulido u “Obreras” de Cristina Durán… Otras deconstruyen los mitos, los estereotipos de género y etiquetas o espacios que se nos ha negado, o hablan del lenguaje impuesto como en el caso de Ana Galvañ y su “Conferencia”.

La lista completa de autoras es impresionante: Ana Galvañ, Srta. M, Sonia Pulido, Lola Lorente, Míriam Muñoz, Txus García, Gally, Paulapé, María Castrejón, Susanna Martín, Pupi Herrera, Clara -Tanit Arqué, Mamen Moreu, Elisa McCausland, Alejandra Alarcón, Ana García, Raquel GU, Lydia Sánchez, MP5, Carla Berrocal, María Herreros y Cristina Durán. El prólogo es de Ana Miralles y el epílogo de Marika Vila.

"Ser feminista es luchar por la igualdad"

A pesar de que cada vez se publiquen más cómics hechos por mujeres, todavía no es suficiente: "Es muy necesario reivindicar a las autoras -asegura Susanna-. A las antecesoras, porque por su invisibilidad cayeron en el olvido, y a las actuales, hasta que haya una equidad. La situación actual evidentemente es bastante mejor que hace unos años, cada vez somos más, pero porque venimos de un boom demográfico y también por una serie de derechos conseguidos que hizo que tuviéramos autonomía y acceso a una educación superior. Pero, contradictoriamente, seguimos siendo minoría en los salones, exposiciones, charlas… A veces somos la cuota, o estamos en mesas temáticas, y si se premia a una autora es posible que se la resalte por ser mujer antes que por su talento".

En cuanto a si se puede hablar de un cómic feminista, Susanna lo tiene claro:"¿Cómic feminista? El término sigue dando mucho miedo hoy en día, por desgracia. Para mí ser feminista es luchar por la igualdad entre todas las personas, por la libertad y el respeto. Yo hago cómic feminista porque mi forma de ver las cosas, la vida, es desde esa postura. Supongo que más gente sentirá lo mismo que yo y lo trasmitirá en sus dibujos".

"Sí veo que entre mis compañeras de profesión hay consciencia de todos los prejuicios y agresiones que podemos sufrir por ser mujeres. Hay una intención por romper estereotipos sexistas comiqueros, y estamos cansadas de la masculinización del medio. Cómic feminista sería aquel que cuestiona los roles de género, las relaciones de poder y que da protagonismo y profundidad a sus personajes femeninos".

Hacer cómic en España es casi una devoción, antes que una profesión. Y para las autoras es casi peor, como nos confiesa Susanna: "El nivel económico es malísimo…".

"Hay que seguir rompiendo prejuicios"

En cuanto a si se puede hablar de rasgos estilísticos o argumentales comunes a las autoras del libro Susanna nos comenta que: "No, somos bastante dispares todas. Estilísticamente creo que se ve de un vistazo, y argumentalmente también. Curiosamente, al tener libertad temática, cada una ha expresado un sentimiento distinto. Sí es cierto que se podría encontrar un nexo común y es que todas las historias rompen con los corsés que se nos impone por ser mujeres".

"Pero -continúa la dibujante- con Enjambre se puede ver la variedad de estilos y por ende, de referentes. Ana Miralles abre el libro con un prólogo porque la consideramos un referente, tuvo que luchar más que nosotras y casi sola. Creo que todas tenemos muchos y diversos referentes comiqueros y, en muchos casos, mayoritariamente masculinos porque son mayoría en el mercado y son los referentes que te enseñan en las escuelas, en general".

"Lo importante es seguir rompiendo prejuicios y que cualquiera se acerque a leer un cómic sin pensar que por tener uno u otro sexo dibujes o narres mejor o peor que otra persona de sexo distinto al tuyo" -comenta la autora-.

"Somos conscientes de que nos hemos agrupado para hacernos oír más fuerte" -puntualiza Susanna-.

La Asociación de Autoras de Cómic

En cuanto a los temas, Susanna nos habla de la actual proliferación de cómics humorísticos realizados por mujeres: "El humor es un registro recurrente desde los inicios del cómic y es además uno de los campos que se nos ha negado a las mujeres. Como la violencia o el sexo. Yo no lo veo muy popular entre las autoras. De hecho admiro a autoras que están publicando actualmente cómics humorísticos como Clara Soriano o Mamen Moreu, muy alejadas del humor (para mí conservador) de Maitena".

"Y creo también que la aparición de cómics y webcómics autobiográficos ha dado pie a que se use el humor como recurso narrativo. El webcómic ha sido una plataforma muy importante para muchas autoras para empezar a publicar sus historietas".

Para seguir luchando por la igualdad, hace apenas unos meses se creó la Asociación de Autoras de Cómic: "La AAC es una asociación formada por profesionales del mundo del cómic (hombres, mujeres, etc) que queremos la igualdad en el medio. Yo formo parte de ella, y confío que poco a poco los proyectos y charlas que vayamos haciendo sirvan para dar visibilidad a autoras pasadas y actuales, y abramos camino para las siguientes generaciones. Ojalá llegué el día en que no tengamos que agruparnos para hacernos oír y no haga falta reivindicar espacio".

Un libro que demuestra dos cosas, el enorme talento de las autoras del cómic español y su firme decisión de seguir luchando por la igualdad en las Viñetas. ¡Unas auténtica obreras!

RTVE

anterior siguiente