Anterior Frecuencias de emisión en onda corta Siguiente Toni Zenet, de gira por España Arriba Ir arriba
Ilustración para la protada de 'Adaptación'
Ilustración para la portada de 'Adaptación', de Busquet y Pinya Edicions de Ponent

'Adaptación', un divertido cómic sobre la relación entre cine y literatura

  • Es obra del guionista Josep Busquet y el dibujante Tomeu Pinya

  • Narra la historia de una escritora novel que ve cómo llevan su obra al cine

|

La relación entre el cine y la literatura ha dado como resultado grandes películas pero en el cómic no es tan habitual. Por eso destacamos Adaptación (Edicions de Ponent) de Josep Busquet y Tomeu Pinya, un estupendo cómic que es una corrosiva visión de ambos mundos y la relación que mantienen.

“Cuenta la historia de Teo Casal, una escritora que consigue publicar su primera obra: Los pretendientes de la Señorita Isabel –nos cuenta Busquet-. En el pequeño pueblo donde vive se recibe la noticia con gran entusiasmo y montan todo tipo de festejos para celebrar la publicación del primero de muchos. O eso creen, porque pasan los años y el libro no tiene éxito, no publica ninguno más y en el único lugar donde conocen el libro es su pueblo, ya que obliga a los niños de su clase a representar la obra cada año. Pero todo cambia cuando un director descubre su libro por casualidades del destino y quiere adaptarlo para su próxima película”.

“Me gusta mucho la manera en que Busquet deja clara la personalidad de cada personaje en muy pocos planos, sin que sean personajes arquetípicos necesariamente –asegura Tomeu Pinya-. Como dibujante ayuda mucho a la hora de diseñar el aspecto físico de los personajes, y creo que al lector le enriquece esa familiaridad tan rápida. También me gusta el hecho de que pese a ser una historia ligera, no tiene una sola lectura: los lectores con los que he hablado no se ponen de acuerdo en si acaba bien o mal, por poner un ejemplo”.

“En cuanto al proyecto -continúa Tomeu-, en su momento era el reto de representar tres historias distintas: la real, la novela y la cinematográfica. Conforme evolucionó la historia, sin embargo, esta parte quedó prácticamente aparcada en beneficio del enfrentamiento de Teo con la alteración de su obra, y creo que fue un gran acierto: descubrir (y aceptar) que las propias creaciones tienen vida propia forma parte del trabajo creativo, y no siempre es fácil de asumir. O, por decirlo de otra manera: ¡siempre habrá alguien a quién le guste más la película que el libro!”

“Siempre me ha parecido curioso que productoras se gasten millonadas en cosas que les gustan para luego acabar cambiarlo todo –añade Busquet-. Me apetecía hablar sobre eso y, por otro lado, me apetecía jugar también con varias versiones de una misma historia, como ve Teo a los personajes y como los ve Lolo.

Una historia muy caricaturesca

El afinado sentido del humor de Busquet permite a Tomeu desarrollar todo su arte para la caricatura: “La historia tiene muchas situaciones hilarantes que invitan a la caricatura y a la exageración -asegura el dibujante-, podríamos decir que los mismos personajes pedían a gritos ese histrionismo. La línea más fluida y la exageración de los rasgos faciales y físicos de los personajes son consecuencia del guión de Josep: considero que el dibujo (y especialmente la narración) tiene que adaptarse la historia, ya que afecta a la forma en que se percibe. Seguramente éste sería un cómic muy distinto si estuviera dibujado con realismo fotográfico, por ejemplo”.

Aparte de Teo, los protagonistas son otra escritora que triunfa con sus best Sellers (Ana María Techo) y un histriónico director de cine. “Obviamente, Pedro Almodóvar es una referencia del personaje del director, así como partes de otros muchos directores –comenta Busquet-. El personaje reúne unos cuantos tópicos sobre directores-artistas”.

“Si, el director reúne los tópicos sobre el artista iluminado, y por tanto era mas fácil basarse en personajes reales, caricaturizados hasta hacerlos irreconocibles- añade Tomeu-. Tiene mucho de Almodóvar, algo de Medem y Amenábar, y la actuación esta cogida de personajes que son en cierta medida su propia caricatura, como Dalí. Es el clásico genio que ha triunfado en su campo: no sólo tiene que ser genial, por encima de todo debe parecerlo. Y eso le hace quedar como un perfecto idiota pretencioso casi todo el tiempo, por supuesto”.

En cuanto a las dos escritoras, Tomeu Pinya comenta que:“Teo y Ana María Techo se parecen, pero en momentos distintos de su vida: Teo tiene que pasar aún por todo lo que Ana María pasó, y ver si toma las mismas decisiones que ella, o sigue por otro camino".

“Volviendo a la inspiración en personajes reales –continúa Pinya-, no la hay en el diseño de las escritoras, ya que son los personajes más reales y menos histriónicos del libro. Teo se define detrás de sus inmensas gafas y su moño recatado, y su actuación es, salvo un par de momentos clave, muy contenida. Ana María, más vehemente y segura de sí misma, es el reflejo exacto de la primera: cabello suelto, mirada franca y actitud enérgica”.

Una perfecta simbiosis entre guión y dibujo

Destacar también el perfecto entendimiento entre guionista y dibujante. “Tomeu tiene un dibujo que se adapta muy bien a diversos tipos de historias –comenta Busquet-. Muy curtido en trabajos publicitarios o libros que se han visto poco, es un dibujante muy versátil, con una gran tinta y que espero que a partir de ahora pueda publicar muchos libros que lleguen a cuanta más gente mejor”.

“Siendo un cómic cuya acción avanza a golpe de conversación, lo más difícil era lograr una narración dinámica que permitiera hacer fluidos los diálogos –asegura Tomeu-. Hay mucho despacho, mucha conversación en torno a una mesa, espacios estáticos con personajes que se mueven poco. Visualmente, el reto ha sido conseguir que no se note esta inmovilidad”.

“Y el segundo reto ha sido trabajar las actuaciones de los personajes para estar a la altura de los diálogos de Josep. Especialmente Matías, el agente cabroncete, y Lolo, el director genial, son grandes reinas del drama, con sus gestos exagerados y su verborrea interminable, y ha sido muy divertido asegurarse de que fueran creíbles y expresivos”.

Además, Tomeu ha prescindido de los grises de anteriores trabajos para dibujar la historia, brillantemente, en blanco y negro. “Eliminar los grises, fue una decisión más fortuita: pensaba incluirlos, pero tras enseñarle las primeras páginas entintadas a Josep, éste me convenció para dejarlas tal cual. Creo que ha sido positivo, ya que me ha forzado a componer mejor las viñetas y a prestar más atención a la profundidad de campo, cosas que son fáciles de arreglar poniendo alguna sombra sutil en la fase de grises. Ha sido un poco como saltar sin red”.

También hemos preguntado a Josep, cómo reaccionaría si le tentaran para adaptar al cine alguno de sus cómics, como le pasa a la protagonista de Adaptación: “Reaccionaría muy bien claro jajaja especialmente por el adelanto. A no ser que me lo pidieran les dejaría hacer. En el cine interviene mucha gente, por mucho que me esforzara nunca conseguiría que fuera fiel al 100 % Para eso está el cómic, el cual nunca cambiará y se vendería muy bien si lo adaptaran”.

Sus proyectos

Por último, ambos autores nos avanzan sus proyectos: “La verdad es que de momento estoy dudando entre varios proyectos –comenta Tomeu-. Acabo de ser padre (¡de gemelos!) y evidentemente eso me roba mucho tiempo. Creo que la "resaca" de haber terminado Adaptación tampoco ayuda, así que de momento no he empezado nada más. ¡Pero seguro que antes de final de año estaré embarcado en una nueva historia! Tengo ganas de hacer algo distinto a las historias cotidianas que he hecho hasta ahora, pero nunca se sabe...”

“Nunca paro de preparar proyectos e intentar colocarlos allá donde me dejen, como siempre digo, de engañar editores –confiesa Josep Busquet-. El año que viene creo que será bastante productivo y si todo va bien aparecerán varios títulos. Algunos de ellos (los más cercanos) son: El recopilatorio de Fargons & Gorgons (con Pere Mejan) en Amaníaco, Thom (con Yayu) en Amaniaco, Addiction (con Pedro J. Colombo y Aintzane Landa) en Akileos, En segundo plano (con Pedro J. Colombo y Aintzane Landa) en Diábolo, La Última Aventura (con Javi de Castro) en Dibbuks y Bienvenidos a Krpkruett (con Jorfe en Dibbuks). Por otro lado, voy a intentar diversificarme, estoy preparando un cómic dibujado por mí, escribiendo una pequeña novela, un libro temático y junto a Àlex López estoy preparando unos libros infantiles”.

“Y ahora mismo, mientras trabajo todo lo que puedo, estoy promocionando mis cómics donde me dejan, firmaré en Barcelona, Madrid, Getxo, Mostoles, Sabadell y Terrassa y he iniciado una loca campaña navideña http://comprayregalaunbusquet.tumblr.com/

Dos grandes autores que nos hacen disfrutar con uno de los cómics más interesantes y divertidos del año.

Más contenidos de RTVE

anterior siguiente