'El tiempo de los gitanos', la explosiva tragedia de Kusturica, abre La Mar de Músicas con éxito

  • Más de 40 actores ocuparon el escenario del Auditorio El Batel
  • La obra musical está basada en la película homónima
  • El festival se celebra hasta el 28 de julio en Cartagena
Ampliar foto 'El tiempo de los Gitanos' de Emir Kusturica en La Mar de Músicas

’El tiempo de los Gitanos’ de Emir Kusturica en La Mar de MúsicasEFE

Ampliar foto 'El tiempo de los Gitanos' de Emir Kusturica en La Mar de Músicas

’El tiempo de los Gitanos’ de Emir Kusturica en La Mar de MúsicasEFE

ARTURO J. PANIAGUAARTURO J. PANIAGUA 

Una de las principales características de La Mar de Músicas ha sido siempre la diversidad. El festival, que este año cumple su 18ª edición en Cartagena, destaca cada año por una oferta que se aleja de los grandes nombres del pop y se centra en las joyas artísticas de esos países que no siempre llaman tanto la atención, aunque tienen todo el potencial para hacerlo. Sólo hay que abrir un poco el oído.

Para su inauguración de este año, el evento eligió un gran espectáculo teatral firmado por Emir Kusturica. Se trata de la adaptación de su primer gran éxito cinematográfico, El tiempo de los gitanos (1989), un crudo film que muestra la dura realidad vivida en los Balcanes: pobreza, mafias, prostitución, maltratos, robo de niños, mendicidad...

Kusturica, en directo en Radio 3

Radio 3 ofreció la obra en directo desde el Auditorio El Batel de Cartagena. En su conjunto, esta adaptación es una opereta cantada en su totalidad, está repleta de aquellos ritmos habitualmente utilizados por Kusturica en su faceta más musical: hay cabida para el rock, la música clásica, el funk, la música tradicional gitana. Incluso Maradona (y una feroz crítica al hipócrita bienestar europeo) tiene su hueco en este canto al porvenir frustrado, que además está interpretado al completo en romaní.

El tiempo de los gitanos es una tragedia que se sobrepone a la tristeza en base a una sucesión musical que mantiene al espectador pegado al asiento. La gran responsable de esto es la No Smoking Orchestra, que a lo largo de una hora y 45 minutos dispara cada uno de los acompañamientos musicales que arropan las tristezas, las fanfarronerías, las tragedias y las esperanzas de esos pobres personajes abocados a ser perdedores natos.

Había muchísima expectación ante el reestreno de la obra, ya que como dice Paco Martín, director del festival "desde 2007, cuando Gerard Mortier le encargó a Kusturica esta ópera punk y se representó en la Ópera de La Bastilla de París 18 veces, no se había vuelto a representar".

La adaptación no se reduce a una relectura musical de la película en un formato diferente. Aunque está imbuida del espíritu y la iconografía tan característica de Kusturica, la ópera-punk tiene un estilo propio. "Esto es teatro, y las reglas del juego son muy diferentes", afirmaba el director, que anoche pisó el escenario tras finalizar la obra.

La Mar de Músicas continúa en Cartagena

La Mar de Músicas está dedicada este año a los nuevos sonidos de África. De este modo, más de una treintena de artistas de rap, reggae, soul, música electrónica o fusión procedentes del continente africano, desfilarán a lo largo de estos días por los diferentes escenarios de la localidad murciana para mostrar como suena la África de estos días.

El festival ofrece la posibilidad de disfrutar de artistas de la talla de Alpha Blondy, uno de los más celebrados músicos de reggae del continente (20 de julio); de Tony Allen, una de las grandes referencias del Afrobeat, que viene acompañado del cantante soul Amp Fiddler y el rapero británico Ty (21 de julio); de la sensacional Oumou Sangaré (primer Premio La Mar de Músicas) junto a Bela Fleck (el mejor banjo del mundo) y el batería Will Calhoun de Living Colour, que arrancan su gira europea en Cartagena (23 de junio); o de Sierra Leone's Refugee All Stars, insólito y apasionante grupo formado en los campos de refugiados que provocó la guerra civil de Sierra Leona (23 de julio).

También forman parte de la programación Trilok Gurtu Band (acompañados de Oumou Sangaré y Jan Garbarek), en su único concierto en España (24 de junio); Fatoumata Diawara, la maliense que nos ha arrebatado con su fusión de folclor africano con soul, funk o jazz (24 de junio); el cantante y compositor Blick Bassy, conocido como la "nueva voz soul de Camerún" (27 de julio) o Baloji & L'Orchestre de la Katuba, con los que el hip-hop se alía con el ndombolo y el soukouss, desde la República Democrática del Congo (29 de julio).

Cartel diverso con Cocorosie o Destroyer

Pero no todo es África en esta edición de La Mar de Músicas. El festival también incluye en su amplio cartel a artistas de otras latitudes, abarcando géneros que van desde la electrónica a la samba, pasando por el indierock o el flamenco. 

Así, se subirán en los próximos días a los escenarios cartageneros artistas como los jamaicanos The Skatalites, las franco-americanas CocoRosie, el canadiense Destroyer, los japoneses Tokyo Ska Paradise Orchestra, el italiano Vinicio Capossela, los brasileños Garotas Suecas y Carlinhos Brown y la representación española formada por Juan Perro, Anni B Sweet, The Pepper Pots, Los Evangelistas (con su homenaje rock a Enrique Morente), John Talabot y la cantaora Carmen Linares acompañada al baile por Belén Maya.

Espacio reservado para promoción
cid:56050