Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El Ministro de Ciencia, Innovación y Universidades Pedro Duque ha destacado en Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso la importancia de que la Unión Europea haya adoptado una posición común al respecto de la situación en Venezuela. Sobre los asuntos referidos a su Ministerio, ha tenido palabras para los científicos expatriados, recordando que solo volverán si todos los grupos políticos se unen para ofrecer garantías de continuidad. Duque ha recordado que "la inversión en conocimiento determina la riqueza de un país", explicando, refiriéndose a los Presupuestos Generales del Estado, que "no solo es poner más dinero, es ponerlo de una manera mejor planificada".

La Inteligencia Artificial esta cada vez más presente en nuestras vidas. Se encuentra en las búsquedas de Google, en las plataformas de ocio y redes sociales; en las cámaras que reconocen las caras de la gente; en los asistentes personales como Siri, Alexa o Cortana; en los sistemas de toma de decisiones en empresas y mercados financieros; en robots industriales, equipos médicos, vehículos autónomos o en la predicción del tiempo que va a hacer mañana, por citar tan solo algunos ejemplos. Gracias a la capacidad de procesamiento de ingentes cantidades de datos, la Inteligencia Artificial nos facilita la vida y nos puede ayudar a afrontar grandes retos de la humanidad, como el calentamiento global, el envejecimiento de la población o las enfermedades crónicas. Pero todavía quedan asignaturas pendientes: el control de los datos, algoritmos sesgados, un consumo excesivo de energía y una brecha digital cada vez más profunda. De ello hemos hablado con Nuria Oliver, ingeniera de Telecomunicaciones, doctora por el MIT, directora de Investigación en Ciencias de Datos de Vodafone y miembro de la Real Academia de Ingeniería.
José Antonio López Guerrero nos ha informado del hallazgo en Polonia de un antepasado gigante de los mamíferos (un sinápsido) que rivalizó en tamaño con los dinosaurios. Nuria Martínez Medina ha dedicado un capítulo de nuestra Historia de la Ciencia al médico anatomista alemán Franciscus Sylvius, considerado el fundador de la escuela de medicina Iatroquímica del siglo XVII. Consideró que todos los fenómenos de la vida y la enfermedad se basaban en reacciones químicas y sus estudios ayudaron a una aplicación racional de las leyes universales de la Física y de la Química. En el Año Internacional de la Tabla Periódica, Bernardo Herradón nos ha comentado los libros “Nature's Building Blocks: An A-Z Guide to the Elements”, de John Emsley; y “La tabla periódica: Una breve introducción”, de Eric Scerri. Y Javier Cacho nos ha recordado como fue la primera vez que un ser humano puso el pie en el continente antártico, hazaña protagonizada por la expedición de Henry Johan Bull el 24 de enero de 1895.
 

La lucha contra el dolor, la enfermedad y el deterioro de nuestros cuerpos ha obligado a investigar y diseñar biomateriales y nanoestructuras como piezas de repuesto, para la liberación controlada de fármacos o para la regeneración de órganos y tejidos. Entre ellos se encuentran las biocerámicas. Son materiales artificiales compatibles con los tejidos biológicos. En general, están constituidas por diversos átomos y moléculas como silicio y silicatos, compuestos de calcio y sodio y óxidos de aluminio y de titanio, entre otros. También pueden contener moléculas orgánicas, como polímeros y vidrios artificiales. No obstante, su composición química es muy diversa, adaptada a su finalidad concreta, como explica María Vallet, directora del Grupo de Investigación en Biomateriales Inteligentes de la Complutense y miembro de la Real Academia de Ingeniería.
Los biomateriales han experimentado una clara evolución, y se ha pasado de utilizar materiales inertes a otros bioactivos y biodegradables. De hecho, en estos momentos se habla de tres generaciones de biomateriales: con la primera se buscaba sustituir un tejido dañado; la segunda se centraba en reparar los tejidos y con la tercera generación se pretende regenerarlos.
Los materiales biocerámicos empleados hoy en día cubren una gama muy extensa de aplicaciones en el ámbito de la odontología, en prótesis diversas, placas óseas, fijaciones o recubrimientos de materiales no biocompatibles introducidos en el cuerpo, como los marcapasos o las máquinas de diálisis renal.
 

Programas de Ciencia y Tecnología en TVE

anterior siguiente