Enlaces accesibilidad

El Gobierno de Aragón activa el nivel 1 de emergencia ante el riesgo de inundaciones por la crecida del Ebro

  • La consejera de Presidencia ha asegurado que la seguridad de las poblaciones está garantizada 

Por
Imagen del nivel del río Ebro a su paso por Logroño. EFE/Raquel Manzanares

El Gobierno de Aragón ha activado el nivel 1 de emergencia del Plan Especial de Protección Civil ante el riesgo de inundaciones por la crecida del río Ebro, tras la reunión celebrada este sábado por la tarde en el Centro de Coordinación Operativa (CECOP) presidida por la consejera de Presidencia, Mayte Pérez.

Ello significa activar los mecanismos de todas las instituciones que componen este comité de coordinación, en el que han participado los alcaldes de la Ribera Alta, para actuar durante la madrugada con la llegada de la cresta de crecida a Aragón y prevenir posibles daños, ha anunciado la consejera de Presidencia y Relaciones Institucionales del Gobierno de Aragón.

Pérez ha asegurado que la seguridad de las poblaciones está garantizada y ahora se trata de prevenir impactos en granjas y caminos.

Como medida de prevención ante posibles inundaciones y aconsejado por Bomberos y Policía Local, el Ayuntamiento de Zaragoza ha ordenado la evacuación de tres urbanizaciones y el Centro Canino Aragonés ubicados entre los barrios rurales de Movera y Pastriz.

Se trata de las urbanizaciones de Doña Sancha, Torre Urzáiz y El Casetón, donde muchas de las viviendas son segundas residencias, según ha explicado el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, en el acto de encendido del nuevo árbol navideño de la plaza de Aragón.

Bomberos, Policía Local, el Área de Infraestructuras, Medio Ambiente, Parques, el personal de Limpieza Pública y la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil, entre otros servicios, están atentos a la evolución de los acontecimientos.

Crecidas extraordinarias en ríos como el Trueba o el Esca

En el último boletín emitido por el Sistema Automático de Información Hidrológica de la Confederación Hidrográfica del Ebro se señalaba que las últimas precipitaciones habían generando avenidas importantes en muchos afluentes de la margen izquierda del Ebro.

Crecidas que han sido de carácter extraordinario en los ríos Trueba, Araquil, Ulzama, Arga, Erro, Urrobi, Irati, Salazar y Esca y que han dado lugar a desbordamientos locales de los cauces.

Estos aumentos de caudal habían originado una importante crecida en el tramo alto (en torno a 500 m³/s entre Haro y la confluencia con el Ega) y medio del Ebro, próxima a 2000 m³/s aguas abajo de la confluencia con el Aragón, mientras que en la margen derecha del Ebro no se habían observado cambios destacables.

La CHE ha resaltado además la laminación de caudales que han realizado algunos embalses en este episodio: en Yesa de hasta 900 m³/s, en Itoiz hasta de 550 m³/s, en Eugui 50 m3/s en buena parte del episodio, en Urrúnaga han entrado 115 m³/s y ha vertido 15 m3/s y en Ullívarri han entrado 110 m³/s y ha vertido 30 m3/s, lo que ha reducido las afecciones de forma muy sustancial en muchos tramos, especialmente en el Arga en Pamplona, en los tramos bajos del Irati y Aragón.

A su paso por Zaragoza, el caudal del río Ebro alcanza este domingo los 1.194 m3/sg, según ha informado en su página web la Confederación Hidrográfica del Ebro, pero se prevé que pueda llegar en la madrugada de este lunes hasta los 1.800 m3/sg.

Noticias

anterior siguiente