Enlaces accesibilidad

Los letrados plantean dejar la mayoría absoluta del Congreso en 176 diputados

  • Se mantiene la mayoría tras la suspensión de los cuatro diputados catalanes que están en prisión preventiva
  • Un punto clave de cara a debates y votaciones como el de la investidura del próximo presidente del Gobierno

Por
Los letrados plantean dejar la mayoría absoluta del Congreso en 176 diputados

El informe de los letrados del Congreso que pidió la Mesa para establecer el cómputo de la mayoría absoluta en la Cámara aboga por mantenerla sobre un arco parlamentario de 350 diputados, por lo que seguiría en 176 a pesar de la suspensión de los cuatro parlamentarios catalanes, según han confirmado a RNE.

Fuentes de la Mesa del Congreso han informado sobre este punto del informe, que es clave cara a debates y votaciones relevantes como la de la investidura del próximo presidente del Gobierno.

La mayoría absoluta se mantendría, por tanto, en los 176 diputados, porque, como argumentan los letrados en el informe, a los cuatro suspendidos por estar en prisión "se les priva del ejercicio pero no de la titularidad del cargo".

La Mesa de la Cámara, que preside la diputada socialista Meritxell Batet, deberá decidir mañana miércoles si acata el criterio de los servicios jurídicos y mantiene el umbral de la mayoría absoluta en los 176 diputados. Fuentes parlamentarias consultadas estiman que es la única decisión posible una vez conocido el documento de los letrados.

Suspensión a cuatro diputados

Mantener o rebajar la mayoría absoluta era una cuestión esencial una vez la propia Mesa suspendió a los cuatro diputados catalanes que se encuentran prisión preventiva (Oriol Junqueras, Jordi Sànchez, Josep Rull y Jordi Turull), y por ello, solicitaron a los letrados que redactaran el correspondiente informe.

Casi dos semanas después de encargarlo, los integrantes de la Mesa han podido conocer este martes su contenido y mañana miércoles previsiblemente ratificarán no mover la mayoría absoluta.

En la Mesa había dudas sobre las implicaciones de la suspensión, no sólo para el cómputo de las mayorías, sino para otros ámbitos de rutina parlamentaria, como la composición de los grupos o de las comisiones.

El informe de los servicios jurídicos, a este respecto, concluye con claridad que la suspensión de los derechos y deberes (sueldo, votaciones, petición de informes a la administración, etcétera) "debe diferenciarse de la adquisición de la condición plena" de diputado, lo que los cuatro presos sí han logrado porque en la sesión constitutiva del Congreso acataron la Constitución, no sin polémica por las fórmulas que emplearon.

Miembros de la Cámara

Debido a esta diferenciación, los letrados afirman que los cuatro presos se mantienen como "miembros" de la Cámara aunque no asistan a los plenos ni, en consecuencia, puedan votar.

De hecho, en el reglamento del Congreso, cuando se habla de mayorías, siempre se estipula en función de los "miembros de la Cámara".
Así que el arco parlamentario queda, a criterio de los servicios jurídicos, en 350 diputados, y la mitad más uno de ellos, 176, sigue como umbral de la mayoría absoluta.

La primera prueba que requiere de la mayoría absoluta del Congreso es la sesión de investidura, cuyo proceso comenzó ayer lunes con la visita al rey de la presidenta de la Cámara, Meritxell Batet, para comunicarle la lista de los representantes políticos a los que sondear qué apoyos darían a qué candidato.

La investidura necesita una primera votación, tras intervenciones y debate en el pleno, con mayoría absoluta, y si ésta no se consigue, habrá 48 después una segunda en la que ya bastan más síes que noes, la mayoría simple.

Noticias

anterior siguiente