Enlaces accesibilidad

Allende, Pinochet y Che Guevara juntos en una apasionante ucronía

  • Se publica en España la saga de la Metahulla, un clásico moderno del cómic chileno
  • Sus autores son el guionista Francisco Ortega y el dibujante Nelson Dániel

Por
Fragmento de la portada de '1959. Metahulla2'

21 de mayo de 1879, un sorprendente blindado aéreo chileno acaba con la flota peruana reescribiendo la historia y convirtiendo a Chile en la primera potencia mundial gracias a un poderoso mineral azul que es una fuente de energía imparable e inagotable. Ese es el comienzo de la saga de la Metahulla, un clásico moderno del cómic chileno que bebe del steampunk y de los mitos de la literatura y el cine. Y que es obra del guionista Francisco Ortega y el dibujante Nelson Dániel. Sus dos entregas (1899. Metahulla 1 y 1959. Metahulla 2) han llegado a España de la mano de Planeta Cómic.

Francisco Ortega (Mocha Dick, Los Césares), es uno de los mejores guionistas de la actualidad y nos comenta cómo nació este mundo: “Surge de una invitación para participar de una antología de cuentos de ciencia ficción en 2006. Tuve la idea de reescribir la historia de Chile entre 1879 y 1899 desde la perspectiva del steampunk y la ucronía; partiendo desde una pintura muy famosa en Chile que se llama "El Hundimiento de la Esmeralda" de Thomas Somerscales”.

Ilustración de '1899. Metahulla1'

“El cuento era de un máximo de 15 folios y yo terminé en 75 –añade Francisco-. Me di cuenta que era una novela corta y también la concepción de un universo, en 2010 invité a Nelson a convertir esa "nouvelle" en una Novela Gráfica y así surgió el universo de la Metahulla, ya que todo gira alrededor de este super carbón (Meta/Mas - Hulla/Carbón de Piedra) que no es más que una construcción en clave de ficción de la Hulla o Carbón de Piedra que en 1879 era el principal mineral del sur de Chile”.

“Una fuente energética imposible y muy poderosa que es espejo de lo ocurrido con el carbón,en la revolución industrial o la energía atómica a mediados del siglo XX -añade-. También es un homenaje a la Especia Melange de Dune. Si observas, desde la piedra y el fuego, que estas fuentes de poder han marcado nuestro desarrollo como civilización y eso ocurre con la Metahulla. ¿Cómo afectaría a un país en desarrollo, como Chile en 1879, convertirse en superpotencia? Fue la pregunta. Y la respuesta la dio la época y la historia: Chile se hubiese transformado en una nación imperialista descontrolada. Ese es el tema principal de esta saga. El otro es una reflexión acerca del poder y lo mínimos que somos ante eventos que cambian el universo, nuestra realidad”.

Ilustración de '1959. Metahulla 2'

Un fascinante universo steampunk

Destacar el fascinante universo steampunk donde transcurre esta historia y que mezcla clásicos de la literatura (desde La guerra de los mundos de H. G. Welles a las novelas de Julio Verne), con otros del cine (como Metrópolis Blade Runner). Sin olvidar a personajes históricos como Che Guevara, Salvador Allende o Augusto Pinochet.

Nelson Dániel un estupendo dibujante de cómics (Iron Man, Motorista Fantasma, Juez Dreed) que también ha colaborado en numerosos largometrajes (Machete, Los Cuatro Fantásticos), ha sido el encargado de visualizar este fascinante universo de la Metahulla: “La posibilidad de crear el universo es lejos lo más interesante -asegura-, es lo que un dibujante busca; la Metahulla es la mejor excusa para moverse libremente en esta construcción. El mundo que describimos en 1899 es similar a una novela policial, es mucho más oscuro y nebuloso que el de 1959, donde el viaje y la acción crean una lectura más dinámica. El universo es el mismo pero son momentos muy distintos y era importante marcar una diferencia”.

El robot protagonista de '1899'

Reescribiendo la historia de Chile

Lo más interesante es que la historia surge de mezclar es historia de Chile con los grandes clásicos de la ciencia ficción. “Todo parte de cambiar la historia de Chile –afirma Francisco-. Todo el inicio de 1899 es real, hasta la aparición del Blindado Aéreo. Los nombres de los personajes y los hechos modificados parten de héroes patrios y eventos de la historia chilena. Prat, Grau y Uribe, los personajes principales de 1899 son nombres muy reconocidos en lo que en Chile y Perú se conoce como Guerra del Guano o del Pacífico, sucedida en 1879. En el caso de 1959, los nombres de Pinochet y Allende son reconocibles por casi todo el mundo. A ellos hemos sumado eventos y personajes más globales, pero auténticos, como Che Guevara, Eva Perón, John Kennedy o el Ataque a Pearl Harbor”.

Hechos históricos que mezcla con personajes de la literatura y el cine en un conjunto tan fascinante como irresistible: “Nuestra principal inspiración es Julio Verne –continúa Francisco-. También Alan Moore y su Liga de los Hombres Extraordinarios. Mucha literatura decimonónica como Drácula La Guerra de los Mundos. Películas como Metrópolis o Blade Runner. Hay citas homenajes a Star Wars y todo lo que hay alrededor de este mito contemporáneo. Philip K Dick fue clave a la hora de una construcción ucrónica y de darle coherencia a un mundo imaginario construido a partir de una realidad concreta. Y mucha historia de Chile y de América”.

El blindado aéreo chileno con el que comienza la historia

Esas influencias también han sido fundamentales en el sorprendente trabajo visual de Nelson Dániel: “Al principio muchas, son la primera guía para construir. Diría las mismas que FranciscoBlade Runner, Metrópolis, siempre Akira, Seraphin, Mort Cinder también y varios más”.

Esta historia es el sueño (o la pesadilla), de cualquier dibujante, ya que Nelson Dániel ha tenido que inventarse un nuevo mundo, dibujar personajes ficticios y reales e incluso monstruos prehistóricos. Todo un desafío para él: “Totalmente, y en ambos libros son además desafíos muy distintos –confiesa-. En 1899 casi todo era nuevo para mí, fue prácticamente mi primer libro1959 en cambio llega después de varios años trabajando para el mercado norteamericano. Los robots, monstruos y ciudades son los otros personajes de estas historias, son los que permiten que los protagonistas se desenvuelvan en la trama, en esencia los pilares gráficos de todo, por lo tanto, independiente de la experiencia, siguen siendo el mayor desafío de todos”.

Che Guevara en el cómic

“Mucha gente se molestó por convertir en aliados a Allende y Pinochet”

Destaca el trío protagonista de 1959: Ernesto Guevara, Allende y Pinochet, obligados a colaborar porque el mundo se enfrenta a una guerra contra el Imperio Zarista ruso, apoyado por unos extraterrestres salidos de La Guerra de los mundos de H. G. Wells.

“El mundo de la Metahulla -nos comenta Francisco- parte del hecho de que Rusia al descubrir yacimientos puros de Metahulla en 1908 cambia toda su historia. El Zar Nicholas se fortalece y se detiene la revolución de 1917. Ni hay comunismo ni marxismo, solo un imperialismo metahullano ruso que invade Europa y toma control del continente. El Nazismo no surge e incluso no hay Guerra Civil Española, porque básicamente no hay movimientos de izquierda social en este universo. Tomando en cuenta ese cambio fundamental, tomé el hecho de que Allende y Pinochet se conocieron realmente en la década de los 50, acá ese contacto se convierte en amistad y colaboración”.

Dos amigos en la ficción que en la realidad fueron enemigos, ya que Allende murió en el golpe de estado orquestado por Pinochet el 11 de septiembre de 1973. “Los escogí porque en mi país representan dos opuestos políticos que acá no existen. Y claro. Resultó provocativo y hay gente acá que se molestó, como también se molestaron por el uso de héroes patrios convertidos en personajes de ficción en 1899. En Chile hay un tema con los personajes históricos, son intocables y para movimientos conservadores de derecha lo que hicimos con estas novelas gráficas fue un atentado moral, una falta de respeto. Curioso que obras de ciencia ficción despierten eso”.

Retratar a ese histórico trío no ha resultado fácil para Nelson: “Es un proceso a veces largo –confiesa el dibujante-. Al principio lo importante es intentar encontrar detalles que lo hagan reconocible. Luego, al dibujarlo, se deja el referente atrás y se diseña según la historia, se vuelven personajes en vez de personas. Allende y el Che son muy icónicos, entre bigotes, gafas y boinas son muy reconocibles, pero Pinochet fue mucho más complejo. Su rostro es más neutro y sus expresiones siempre son más duras, hacerlo sonreír no fue una tarea fácil”.

Pinochet y Allende, obligados a colaborar

Otros protagonistas: Eva Perón y Kennedy

Esta es una historia apasionante en la que también aparecen otros personajes como John F. Kennedy, Eva Perón o la hijastra de Lord Greystoke (Tarzán). Y otros personajes entre los que destaca un robot inspirado en la María de Metrópolis: “I griega es sin duda mi favorito, es el inicio de todo –asegura Nelson-. Es además el ser no humano más humano que hay en ambas historias, su nombre me encanta”.

Arturo Prat (un héroe nacional chileno) y Miguel Grau (famoso militar peruano) también me gustan mucho, se ven tan bien… siempre disfruto dibujar estas versiones de tremendos personajes. En 1959Evita y Kennedy son implacables, son personajes llenos de valentía, siempre protagonistas, están llenos de tinta” –asegura Nelson-.

Destacar que el cómic incluye la novela original que escribió Francisco Ortega. “Estaba inédita –asegura el escritor- y en esta reedición de Planeta me pareció interesante añadirla. Además que es distinta al cómic y la complementa y hace crecer el universo. Permite contar, junto al Glosario, una especie de lo que no se vio en las viñetas”.

Cuando le entrevistamos por Mocha Dick, Francisco ya nos avanzó sus proyectos, que esperamos poder disfrutar en España. En cuanto a Nelson Dániel nos avanza que: “Trabajo en varias cosas. Las que puedo contar: Dibujando la adaptación a novela gráfica de la película Detective Pikachu para Legendary comic, a publicarse en los próximos meses. También haciendo el color para la adaptación de La Isla del Doctor Moreau con dibujos de Gabriel Rodriguez para IDW Publishing. Y con Francisco trabajando en nuevo proyecto, esta vez a color que debería publicarse a final de año”.

No os perdáis esta apasionante ucronía.

Portada de '1899. Metahulla 1' y '1959. Metahulla 2'

Noticias

anterior siguiente