Enlaces accesibilidad

La lechuza común, ave del año 2018 en España, acusa un declive del 18% en una década

  • En algunos de los territorios que ocupaba antes de 2006 ha desaparecido completamente
  • El descenso es muy acusado en la mitad sur de la península, la cuenca del Ebro y la costa mediterránea

Por
Ejemplar de lechuza común (Tyto alba).
Ejemplar de lechuza común (Tyto alba). THINKSTOCK

La población de lechuza común (Tyto alba)elegida ave del año 2018, ha disminuido una media del 18,5% desde 2006 en España y en algunos de los territorios que ocupaba antes de esa fecha ha desaparecido completamente.

Según datos del programa Noctua de SEO/BirdLife, el descenso de individuos es especialmente acusado en la mitad sur de la península, la cuenca del Ebro y la costa mediterránea, donde las poblaciones de lechuza se han reducido hasta una media del 50%.

La ONG apunta a la transformación del medio agrario, el empleo generalizado de plaguicidas y rodenticidas y a la pérdida de lugares de nidificación como las principales causas del declive de este ave nocturna, incluida en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial.

Según explica en un comunicado, el medio agrario está cada vez más alejado de los paisajes que mostraban un mosaico de cultivos adaptados a la realidad climática de cada zona y más centrado en grandes extensiones de monocultivo, altamente tecnificados.

Menor diversidad de hábitats

Este cambio de paradigma, unido al empleo generalizado de plaguicidas y rodenticidas, contribuye a una menor diversidad de hábitats y a la disminución de insectos y roedores, que sirven de sustento a las aves ligadas al medio agrario.

La pérdida de lugares de nidificación por la desaparición de antiguas edificaciones agrarias y los cambios en la arquitectura rural son también una amenaza para esta especie, añade SEO/BirdLife, que recuerda que la muerte, captura o persecución de sus ejemplares está sujeto a sanción.

Su elección como Ave del Año 2018 por los participantes en una votación popular impulsada por SEO/BirdLife implica la puesta en marcha de acciones de concienciación y conservación de la especie, cuya distribución abarca prácticamente todas las regiones del mundo, salvo lugares muy fríos, desiertos o algunas islas del Pacífico.

En Canarias habita una subespecie de la lechuza común denominada lechuza majorera, catalogada a nivel nacional como Vulnerable e incluida en el Libro Rojo de las Aves de España con la categoría de En Peligro.

Noticias

anterior siguiente