Enlaces accesibilidad

Dos personas mueren en Tarragona y otra en Cáceres a causa del calor, que se espera empiece a remitir este martes

  • En total, se han registrado seis fallecidos en España desde el martes pasado
  • Este lunes, suben las temperaturas en Cantábrico y Alto Ebro, mientras bajan en el litoral catalán, Baleares y Galicia

Por
La ola de calor deja al menos seis muertos

Dos personas han muerto en Tarragona y otra en una localidad de Cáceres como consecuencia del calor. Estos fallecimientos se produjeron el fin de semana, pero se han conocido este lunes, cuando se espera que las temperaturas empiecen a bajar en toda España. De momento, este lunes se mantienen alertas por altas temperaturas en gran parte de España, pero ninguno de esos avisos es rojo. También hay riesgos importantes activados en el cuadrante nordeste y Baleares por riesgo de fuertes tormentas y precipitaciones.

Uno de los fallecidos en Tarragona fue hallado inconsciente y sin identificaciones el sábado en el barrio periférico de Campclar, mientras que al otro se le encontró el pasado jueves, desvanecido e indocumentado, en la calle de Constantí. Según fuentes del Hospital Joan XXIII de Tarragona, donde ambos fallecieron el sábado, seguramente en ambos casos se trata de indigentes.

Por otro lado, un hombre de 81 años residente en la localidad cacereña de Miajadas -aunque originario de Cataluña- falleció el domingo por un golpe de calor. Este hombre ingresó en el Hospital Don Benito-Villanueva, donde murió a las 14,15 horas del domingo, según ha informado la Junta de Extremadura en una nota de prensa.

Con las víctimas conocidas este lunes, se eleva a a seis, el total de fallecidos en España desde el martes pasado a consecuencia de las altas temperaturas.

El primero de los muertos se registró en Murcia y fue un trabajador de 48 años que ingresó en estado crítico el pasado martes, tras sufrir una insolación en la pedanía murciana de Torreaguera cuando realizaba tareas de construcción en una autovía. El segundo de los afectados en esa autonomía fue un hombre de 78 años que realizaba tareas agrícolas en una finca de su propiedad en la pedanía de Zarandona el pasado jueves cuando sufrió un golpe de calor que le costó la vida.

Además, el viernes pasado, un hombre de 60 años murió en Barcelona por un golpe de calor tras marearse en la calle Berlín de la capital catalana. Fue trasladado en estado crítico al Hospital Clínic, donde no se pudo hacer nada para salvar su vida.

Más de 40 grados en el suroeste

Según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), las temperaturas aumentarán este lunes considerablemente en el Cantábrico oriental, Alto Ebro y zonas próximas, mientras que bajarán en el litoral catalán y Baleares y, de forma notable, en el oeste de Galicia.

En el cuadrante suroeste peninsular se pueden superar los 40-42 grados, en el Valle del Ebro y centro del país se sobrepasarán los 39 grados, y se alcanzarán los 36-38 grados en el interior del Cantábrico oriental.

En concreto, en riesgo importante por calor (aviso naranja) se encuentran Cádiz, Córdoba, Huelva, Sevilla, Zaragoza, Ciudad Real, Toledo, Ávila, Salamanca, Madrid, Navarra, Cáceres, Badajoz, La Rioja y Vizcaya.

La alerta amarilla se ha activado en Murcia, Asturias, Guipúzcoa, Álava, Lugo, Orense, Ibiza y Formentera, Valencia, Alicante, Lérida, Tarragona, Girona, Barcelona, Zamora, Valladolid, Soria, Segovia, Palencia, León, Burgos, Guadalajara, Cuenca, Albacete, Cantabria, Lanzarote, Tenerife, Gran Canaria, Fuerteventura, Teruel, Huesca y Jaén.

El calor continúa en todo el país, aunque ya sin alertas rojas

Tormentas en Pirineos, la Ibérica y Baleares

Además, hay riesgo elevado de precipitaciones y tormentas en Teruel, Barcelona, Girona, Lérida, Castellón y Mallorca.

Este lunes se espera en todo el país predominio de la estabilidad atmosférica, con cielos poco nubosos o despejados. No obstante, a lo largo del día se formará nubosidad de evolución diurna en buena parte del interior peninsular y de Baleares, que probablemente produzcan tormentas dispersas en el este de Pirineos y del Sistema Ibérico y en el interior de Mallorca, que podrían ir acompañadas de granizo y ser localmente fuertes, sin descartarlas en el resto del interior mediterráneo peninsular.

Tampoco se descartan tormentas, aunque más débiles, en el interior del tercio occidental peninsular. Las precipitaciones serán más importantes en la cordillera Cantábrica occidental, donde podría caer también granizo. Se espera un aumento de la nubosidad durante el día en el litoral gallego, con posibles lluvias al final, más probables en el noroeste.

Asimismo, podrían aparecer calimas en la mitad oeste peninsular y en Canarias, y brumas en los litorales gallego y asturiano.

Habrá alisios en Canarias, Levante en el Estrecho, suroeste rolando a norte en el litoral de Galicia y predominio de viento flojo en el resto, pero con rachas fuertes en zonas de tormentas.

Noticias

anterior siguiente