Enlaces accesibilidad

Madrid Fashion Week

Moisés Nieto y Leandro Cano cambian el desfile por originales experiencias que atrapan al público

|

Por
Jean-Luc Godard y la Nouvelle Vague inspiran la colección de Moisés Nieto. Efe

Cuesta hablar de ‘Perdón y Amén’ en términos de moda porque el trabajo de Leandro Cano, su autor, trasciende a otras disciplinas artísticas. Nos cita en un imponente edificio de 1867 situado detrás de la Gran Vía de Madrid, cerca de donde tuvo su taller Balenciaga, que pertenece a la Ilustre Congregación del Santísimo Sacramento y el Santo Entierro.

 Vestido de Leandro Cano mostrado en una capilla. Jimmy Millán

La casa perteneció, cuenta Cano, al médico de Isabel II, y en ella hay una capilla con una altura de siete metros. Junto al altar posa estática una modelo, luego viene otra y la sustituye. Lleva un vestido rojo, rojo sangre.

“Es uno de los colores que marca esta colección que cierra una trilogía que empecé con 'Corrida'. 

Mi idea es hacer solo un desfile al año, presentar colección y luego sacar colecciones más comerciales que deriven de ella”. De 'Corrida' salieron 'Nodo' y 'Fiesta Nacional', una para este verano y la otra para el invierno.

'Perdón y Amén' recoge los mismos temas, la tauromaquia y la religión. “Esta es más religiosa, por eso hemos querido hacerla en esta casa”. Las prendas las llevas las modelos pero también están expuestas o colgadas de la pared.

 'Perdón y Amén' es la colección de Leandro Cano. Jimmy Millán

Vemos vestidos largos realizados en organza pero lo que más llama la atención son las prendas hechas de forma artesanal, con paños bordados antiguos rescatados de los arcones familiares donde llevaban durmiendo más de cuatro décadas, con crochet tejido a mano y con aplicaciones de cuero y lentejuelas que hablan de la historia de la costura y la artesanía. “Hay un poco de todo en la colección pero he desarrollado especialmente el traje de chaqueta que lo hago diferente con una organza transparente pero utilizo estampados para tapar algunas partes”.

Además de la organza y el crochet, Cano utiliza texturas tan especiales como el lino y otras más rompedoras como los tejidos técnicos. Blanco inmaculado, rosa virginal y negro luto completan la carta de colores junto al rojo, todos muy vinculados a la estética religiosa. Porque Cano se detiene en ese instante íntimo del torero rezando antes de salir al ruedo.

 Diseños de Leandro Cano. Jimmy Millán

Todas las prendas derivan de la colección de imagen, con prendas sobredismensionadas y más artística, pero se han simplificado con una inteligente y habilidoso estudio del patronaje y , a la vez, utilizando tejidos muy ricos y estampados muy cuidados. Cano trabaja en Jaén con una asociación de mujeres que aunque ya no trabajan quieren seguir en activo. “Son señoras mayores, en total 78, y son artesanas de la zona que dominan técnicas como el punto de cruz, el encaje o los bordados. Esta moda es sostenible gracias a ellas”. Perdón por no haberlas citado antes. Amén, su trabajo y del señor Cano es puro arte.

 Moisés Nieto se inspira en Godard y la Nuevelle Vague. Efe

Son muchas, y muy distintas, las formas de ver el negocio de la moda. Y por eso es interesante ver cómo presenta el diseñador su trabajo. Tras la experiencia mística de Leandro Cano se pudo vivir una experiencia más lúdica con Moisés Nieto que mostró su colección para la primavera de 2019 en el famoso hotel Santo Mauro, construido por Juan Bautista en 1902. En una de sus salas, prensa e invitados pudieron ver un vídeo con las prendas como protagonistas y después salir al jardín para tocarlas ya que estaban colocadas sobre maniquíes. “Es como completar el circulo”, dice Nieto. “Lo normal es ver la colección en el desfile y esperar cuatro meses para poder tenerla cerca en el showroom, aquí es todo seguido y el contacto es más personal”.

Una experiencia que aúna lo audiovisual con la costura para presentar una colección que Nieto ha hecho revisando su pasado. Ahora apuesta por la silueta A en los 24 looks, tanto en vestidos como en camisas que se caen despegándose del cuerpo y terminan en un voluminoso cocoon. Las hombreras perfilan el hombro y las mangas de patrón sastre aportan un aire muy elegante y chic. Hay tejidos lisos y otros estampados con cuadros o rayas, y los más atrevidos llevan aplicaciones de rafia roja con elementos de cristal.

 La silueta A marca la colección de Moisés Nieto. Efe

Un elegante marfil compite con vivos rojos y azules navy, una paleta que remarca el patrón de vestidos y abrigos que llevan cuellos camiseros. Vestidos en Jacquard y motivo metalizados contrastan con el tono mate de otras prendas, algunas con guiños al estilo deportivo que Nieto ha revisitado en muchas de sus colecciones y complementos. Un estilo que se completa con las zapatillas Reebok, las gafas de la casa española Etnia Barcelona y un bolso azul intenso y correa de cadena en resina roja. Es uno de los dos que ya están a la venta, entrando así en la corriente see now buy now.

Una colección, inspirada en el cine de Godard y la Nouvelle Vague, de carácter atemporal que encaja perfectamente con los cambios del clima y de la Madrid Fashion Week. “A mí me ha venido muy bien el cambio de fechas”, dice sobre el traslado de Cibeles de septiembre a julio. “Ha sido estupendo porque hay más tiempo para prepararnos para ir a la feria de París y para mostrársela a los compradores”.

Noticias

anterior siguiente