Enlaces accesibilidad

Madrid Fashion Week

Roberto Verino, reflexiones de un seductor

Por
Verino con una de las modelos de su desfile con la coleccón 'The look of love' Efe

Hablamos con Roberto Verino de Paul Poiret, del fin de la Primera Guerra Mundial, de los locos años 20, de los austeros años 40, del concepto de modernidad, del consumismo, de seducir al comprador, de moda.

El fin de la Primera Guerra Mundial dio paso a los años 20, a los felices años 20. Una década que revolucionó los armarios femeninos introduciendo nuevas prendas que masculinizaban sus armarios a la vez que los feminizaban.

Verino repasa la estética de los 20 y 40. Efe noticias

Nace una nueva silueta y ahora el gallego la rescata en esta colección, tanto en vestidos de satén de seda como en prendas de terciopelo o en diseños maravillosos de lentejuelas estampadas.

Los patrones mantienen a raya los volúmenes porque se tiende a la verticalidad, como en aquellos años.

En aquella época el rey de la moda era Paul Poiret y Verino le rinde homenaje con distintas prendas, entre ellas un vestido en piel napa de aspecto envejecido, brocados lujosos y texturas brillantes que hablan de la exaltación del consumismo de aquellos años.

“Fue un exceso pero ahora es preciso encontrar el equilibrio”, dice.

Un homenaje a Paul Poiret en la pasarela de Verino. Efe noticias

Para ello viaja a los años 40, tras la Segunda Guerra Mundial, y hace guiños a ese estilo austero, propio de los años duros en los que escaseaban los tejidos, los botones, las joyas. Las mujeres llevaban ropa hecha con tejidos masculinos, algunos rescatados del ejército. Por eso vemos interpretaciones del tabardo que ahora sale a la pasarela convertido en un trench o en un abrigo. Las prendas en pana y los patrones oversize conectan además con las clases menos favorecidas, con la gente del pueblo.

Tras esos años llegó el New Look de Dior y lo cambió todo y Verino revisa el concepto de modernidad trasladando las prendas a la actualidad, a una era marcada por la influencia del deporte, tanto en la vida como en la moda. Por eso vemos “prendas más deportivas que antes se relegaban a los gimnasios pero que ahora entran con naturalidad en nuestros armarios”.

Propuestas para este otoño e invierno de Roberto Verino. Efe noticias

La colección de hombre comparte muchos códigos, tejidos y colores con la de mujer. Los sastres, por ejemplo, pero también los estampados de cuadros o pata de gallo que varían de tamaño en función del género de la prenda. El gallego cuida mucho la línea masculina y sorprende dando nuevos aires a piezas clásicas como el esmoquin que vemos combinado con un jersey de ochos y no con una camisa. Y un hombre ha cerrado el desfile, otro síntoma de la buena salud que tiene la moda para ellos.

Verino cuida mucho la línea masculina. Efe noticias

Destacan los sombreros hechos con Mabel Sanz y los bolsos realizados con Laura Ponte. “La idea de tener colaboraciones externas es para poder dar un poco más de mí. ¡Si quieres ir deprisa, ve solo; si quieres llegar lejos, ve acompañado”. Un buen consejo.

Cuesta entrevistarlo. Tiene la agenda repleta de citas con la prensa. Todos quieren hablar con Roberto. ¿Por qué? “Quizá porque soy de verdad, soy auténtico y siempre lo digo, trabajo con mucho respeto al consumidor pero también a los colaboradores, a los profesionales del sector… A todos y todas quiero seducir cada día con mi trabajo. En eso estoy”.

Noticias

anterior siguiente