Enlaces accesibilidad

'¡Cuidado que te asesinas!', un viaje a la noche y a la memoria

  • La nueva obra de Lorenzo Montatore derrocha ingenio y colorido
  • “Mi humor es absurdo y muy surrealista”, asegura el dibujante

Por
Fragmento de una viñeta de '¡Cuidado que te asesinas!'
Fragmento de una viñeta de '¡Cuidado que te asesinas!' noticias

Lorenzo Montatore (Madrid, 1983) es uno de los autores más originales del cómic actual. Sus mundos surrealistas están llenos de personajes completamente disparatados pero que, de un modo u otro, reflejan la sociedad en la que vivimos. Su nueva obra es un cartoon surrealista ¡Cuidado que te asesinas! (La Cúpula).

“Yo diría –confiesa Lorenzo- que es una obra muy loca, un viaje a la noche y a la memoria, un esperpento, una cosa punk. Me ha salido así”.

Viñetas de '¡Cuidado que te asesinas!'

Viñetas de '¡Cuidado que te asesinas!'

Pero… ¿de qué va la historia?: “Centramina es una escritora bloqueada, estancada en una página, que sale a la noche, vuelve al barrio de su adolescencia donde inicia un trayecto en azul y veneno junto a Optalidón, su amigo de juventud, no sabemos si con la intención de encontrar un final, un sentido a la nueva historia que se halla escribiendo, o a sí misma”.

“Se encontrarán al paso con algunos conocidos, enemigos, deudas, flashbacks, lavabos, olores, burbujas que son celdas y Mocedades, en una noche uniquísima” –añade-.

Lorenzo nos comenta su truco para superar ese famoso bloqueo del escritor: “Por desgracia lo he sentido varias veces. La mejor manera de superarlo es no moverse de la silla, justo al contrario que Centramina, insistiendo en ello, al final sale algo”.

Viñetas de '¡Cuidado que te asesinas!'

Viñetas de '¡Cuidado que te asesinas!'

Humor absurdo y surrealista

El mundo de este cómic es una auténtica locura, francamente divertida: “Desde pequeño –asegura Lorenzo- he sentido la necesidad de decir tonterías para que los demás se rían, aunque no siempre lo he conseguido”.

“El humor en mi trabajo –añade- es un poco distinto, más absurdo y surrealista, porque el formato me lo permite, en el papel puedo experimentar más, me divierto una barbaridad haciéndolo, y eso creo que se nota”.

Lorenzo nos da más detalles sobre este mundo en el que se mueven los protagonistas: “A primera vista el lector se va a encontrar con un mundo lleno de manchones, plataformas de videojuegos ochenteros, perspectivas falsas y edificios imposibles. Pero debajo de toda esa arquitectura tan loca está el mundo real que cualquiera puede reconocer”.

Viñetas de '¡Cuidado que te asesinas!'

Viñetas de '¡Cuidado que te asesinas!'

¿Centramina y Optalidón?

Esta lisérgica historia sólo podía estar protagonizada por dos personajes con nombres de medicamentos que causaron furor en su época.

Centramina –asegura Lorenzo- es una muppet ciclotímica, una inventora de palabras que se ha quedado vacía, por lo que decide hurgar en su pasado, volver a los venenos de la noche, encontrar la chispa de nuevo”.

Optalidón –continúa-, es su escudero. Al contrario que ella está cansado de la noche, porque nunca la ha dejado, él solo quiere volver a su casa, si es que la tiene, pero se verá obligado a vivir hasta el último aliento de la noche por su compañera”.

Viñetas de '¡Cuidado que te asesinas!'

Viñetas de '¡Cuidado que te asesinas!' noticias

“Los nombres los encontré mientras me documentaba para mi anterior cómic La Muerte y Román Tesoro, me pareció que juntos sonaban un poco bruguerianos, así que diseñé los personajes inspirándome en esos nombres”.

En cuanto a los otros disparatados personajes que pueblan este mundo, Lorenzo asegura que: Son gente de barrio, de periferia, muy exagerados, puro esperpento. Hay algunos reconocibles como La Soberana, que es una mezcla de Rocío Jurado, María Jiménez y Pitita Ridruejo. Y luego está el Asteris, que tiene ese mote sólo por su bigote rubio, algo muy de barrio también”.

Viñetas de '¡Cuidado que te asesinas!'

Viñetas de '¡Cuidado que te asesinas!'

“Me gusta crear mundo extraños”

Lo que más disfruta Lorenzo es creando personajes y mundos pintorescos. “Me gusta crear mundos extraños pero a la vez quiero que sea fácil entrar en ellos. Por ejemplo, la cárcel de burbujas, que es una cosa muy absurda pero a mi me divierte muchísimo dibujarla así, en lugar de tener que dibujar las clásicas celdas de una cárcel cualquiera. Creo que al lector también le resulta más divertido así, y es más coherente con mi mundo”.

Un mundo en el que impera el color: “Intento –asegura Lorenzo- sintetizar al máximo tanto mi dibujo como la paleta de color que uso, disfruto mucho poniéndome estas limitaciones”.

Viñetas de '¡Cuidado que te asesinas!'

Viñetas de '¡Cuidado que te asesinas!'

En cuanto a sus influencias, Lorenzo confiesa que: “Siempre me han gustado mucho los dibujos animados de la UPA, y otras cosas muy de los 50’s y 60’s, pero últimamente he ido retrocediendo cada vez más hasta por ejemplo Krazy Kat de Herriman, y dibujantes españoles como Tono y Mihura. Además, Jim Woodring, Max, o Massimo Mattioli, son una fuente de inspiración siempre”.

“También –continúa- los personajes de Jim Henson y el universo de Super Mario bros han sido importantes en mis dos últimos trabajos… y, al margen del dibujo, el flamenco o la literatura de Umbral, son algunos ejemplos de cosas muy distintas que “me hacen cosquillas”, como diría Centramina, y que intento colar en mis tebeos”.

Por último Lorenzo nos avanza sus proyectos: “En este momento estoy trabajando en una nueva novela gráfica, que trata sobre el trastorno bipolar. Es una serie de historias cortas, muy diferentes pero unidas entre sí, que intentan describir lo que se experimenta al padecer esta enfermedad”.

Portada de '¡Cuidado que te asesinas!' y su autor, Lorenzo Montatore

Portada de '¡Cuidado que te asesinas!' y su autor, Lorenzo Montatore

Noticias

anterior siguiente