Anterior Trump anuncia que "no aceptará ni permitirá" a las personas transexuales servir en el Ejército Siguiente Mireia Belmonte completa la triple corona con su oro mundial en 200 mariposa Arriba Ir arriba
Alvarno pone fin a la pasarela crucero de Ibiza.
Mercedes Benz Fashion Weekend Ibiza

Cibeles se va de crucero

  • Cinco diseñadores y firmas españolas presentan sus colecciones resort

  • Desfiles de Alvarno, Andrés Sardá, Desigual, Jorge Vázquez y Teresa Helbig

  • Se intenta lograr una mayor internalización de la moda española 

|

Solo este fin de semana llegarán a Ibiza 1.150 vuelos, y 120 jets privados aterrizan aquí cada día durante el verano. La isla vive un momento muy dulce, es un imán para el turismo extranjero, especialmente para que el no escatima en gastos y busca de diversión, gastronomía, sol, playa y también compra ropa. La moda Adlib convive en Ibiza con firmas de lujo internacionales y nacionales, como Alvarno, uno de los cinco nombres que forman el calendario de Mercedes Fashion Weekend Ibiza, la primera pasarela española dedicada a las colecciones que se lanzan entre estaciones para una clienta que huye del frío a climas más cálidos y quiere estrenar prendas que no estaban en las colecciones anteriores.

 Colección Let's Go To Ibiza de Alvarno.

Chanel, Gucci, Dior o Vuitton salen de París y Milán para presentar sus colecciones crucero, también llamadas resort, y buscan escenarios especiales. Los cinco participantes de esta nueva pasarela española saltan de Madrid a Ibiza. A Todos, el lugar les parece el perfecto.

“La isla es ahora mismo un punto de referencia mundial, ¡y es temporada alta! Hay turistas de alto poder adquisitivo, hay mucha fiesta y es un punto neurálgico importante… ¡Esta pasarela es un gran paso para internacionalizarnos todavía más!”, dice Álvaro Maillard, uno de los dos componentes de Alvarno.

La colección utiliza los códigos preferidos de la casa (el blanco y el negro, el dorado, el estampado salvaje) pero los presenta de forma distinta, renovada, más artesanal. “Hemos hecho incrustaciones de cadenas y el estampado salvaje lo hemos pintado a mano con pan de oro y pintura negra, así tenemos dos estampados salvajes, uno normal y otro más personal”, dice Arnaud Maillard.

 Propuestas de la línea crucero de Alvarno.

Las prendas son perfectas para exprimir el verano. Vemos bermudas, chaquetas, vestidos cortos y largos. Junto al blanco, el negro y el dorado destacan pinceladas de mostaza y burdeos. Toda la propuesta presume de riqueza visual y, por supuesto, de riqueza textil. “Es la primera vez que pintamos a mano las piezas de organza y también es la primera vez que bordamos perlas. Hemos utilizado cristal, metal y ahora las perlas porque nos apetecía añadir un toque de luz blanca”, dice Álvaro Castejón desde Madrid, donde se recupera de una operación.

Maillard es un derroche de energía. Ha tenido que prescindir de Castejón pero ha volcado todos sus esfuerzos en hacer un desfile impresionante, marcado por la calidad de la colección y por la estudiada puesta en escena.

“He contado con los bañadores de Laura Vecino, y he tenido que contar con más modelos, claro, y tenemos las joyas minimalistas que Rihanna ha hecho para Chopard, en oro blanco, platino y amarillo. Ah, y hemos hecho 500 horquillas de perlas para las modelos, y a los zapatos, que ya estaban bordados, les hemos aplicado perlas y cadenas”, dice con entusiasmo.

Han trabajado esta colección en un tiempo récord, a la vez que preparan la que presentarán en septiembre. “Esta es más comercial, al ser una colección resort, pero es muy apetecible y queremos que llegue a las tiendas lo antes posible”, dice Castejón que ha cerrado la pasarela con una imponente luna bañando de plata el mar.

 Jorge Vázquez propone grandes estampados en negro sobre verde.

La de Jorge Vázquez taambién es una colección comercial, para vender. “No es una colección de prendas icónicas ni de imagen, como pueden ser las otras, esta colección es para estar en las tiendas, vender y facturar”. Así de claro se expresa el modisto que ha hecho en dos meses la colección. Una propuesta que conjuga la esencia de su casa con el espíritu de Ibiza.

“Sí, he añadido un toque bohemio, setentero. Las modelos llevan gafas redondas y algunos vestidos los combino con alpargatas, haciendo un guiño a la isla. Es un poco más hippy pero sin dejar de tener ese toque lady”.

 Propuestas de Jorge Vázquez destinadas a una mujer joven y delicada.

La propuesta no hereda nada de la anterior ni anticipa nada de la que veremos en septiembre. Tiene entidad propia. “La silueta es muy femenina y he puesto mucho volante, no faltan los bordados que me encantan y son la seña de la casa, y he introducido prendas como los pantalones de tipo bombacho. Vuelvo a utilizar el denim, que en la colección de invierno ha funcionado muy bien, porque mi obsesión es ir captando a una clienta joven”, cuenta.

Vemos estampados setenteros, algunos hechos en punto, y otros, muy Vázquez, con enormes motivos vegetales en negro sobre un fondo verde lima. Irresistibles.

 Carrusel del desfile de Jorge Vázquez.

Poco a poco se van metiendo prendas más comerciales en las colecciones porque no todo son fiestas y alfombras rojas. Vázquez lleva años haciendo colecciones entre estaciones para sus clientas y ve muy interesante que se haga esta pasarela.

A las clientas les gusta la ropa que ven en la pasarela, es la moda que entra por los ojos y la que piden en tienda. Por esto esta pasarela es fantástica” dice. “Espero que la próxima edición seamos más, en vez de cinco que seamos diez, y que coja fuerza y que podamos competir con Miami, que se están llevando todo el resort. Tiene que crecer con firmas españolas e internacionales, para ser más potentes”.

 Propuestas de Teresa Helbig.

Teresa Helbig es de la misma opinión. “Hay que intentar que la moda española esté al mismo nivel que las demás, que sea más internacional y esta pasarela puede ayudar. Para nosotros es un orgullo que nos hayan seleccionado pero hemos tenido que hacer un esfuerzo titánico por las fechas ya que estamos entregando vestidos para ceremonia y preparando la colección de septiembre”, revela.

 Seven Seas, es la colección crucero de Teresa Helbig.

Ese esfuerzo titánico se traduce en una colección rica en matices, de aire romántico y espíritu rebelde. “Es provocadora, un poco canalla y tiene mucha frescura”. Helbig presume de las prendas realizadas con metal, que parece líquido, pero sobre todo está orgullosa de un vestido en silicona bordado con una guirnalda de flores que se ha hecho en 3D.

 Fresca, libre y desenfadada, es la propuesta de Teresa Helbig.

Resultan fantásticas las prendas que superponen tejidos. “También es la primera vez que lo hago, es una técnica nueva para nosotros. Ponemos cuatro tejidos y los trabajamos de distinta forma para que el vestido adquiera varios niveles de transparencia”. Vemos vestidos en blanco perla transparente sobre intensos amarillos y naranjas y otros con falsas superposiciones como el que ha lucido la top española Marina Pérez.

Helbig lleva tiempo estudiando los códigos de la sastrería y no han faltado chaquetas masculinas con bolsillos exteriores y vestidos que son una camisa, con pechera de frac, que se abotonan en la espalda y medio enseñan un coqueto cullotte.

Además del metal se usa la piel que se trabaja en distintas prendas y complementos, como las botas altas que contrastan con las minifaldas y los shorts. Los pendientes y anillos, en tamaño XXL, forman cascadas de oros de plata y oro, y rematan el aire sesentero que recorre la colección. “Nos ha salido un poco Rabanne”, dice, “es muy potente y con un estilo un tanto travieso”.

La actriz Macarena Gómez, una de las chicas Helbig, ha estado en el desfile con su pareja, Aldo Comas.

 Los tejidos laminados metalizados destacan en Andrés Sardá.

“Me parece una idea fantástica”, dice Nuria Sardá sobre esta pasarela. “Nosotros siempre hemos hecho colecciones crucero que lanzábamos en noviembre, es habitual en el mundo de la moda de baño y creo que les va a hacer ilusión a nuestra clientas. Estas colecciones tienen prendas más especiales, menos serias que las otras, más espectaculares. Las otras son más para ir a la playa y las crucero son para lucir en el barco, con complementos como vestidos… ¡es como vestir las vacaciones!”

Sardá aplaude la elección de Ibiza como escenario para hace la pasarela crucero porque “es un lugar conocido internacionalmente y hay un público para estas colecciones”. Dice que habrá que esperar y conocer la repercusión y los resultados y espera que no sea una pasarela efímera sino que tenga continuidad.

 Sofisticadas prendas para el baño con cristal de oro y plata. Andrés Sardá.

La colección es muy atractiva, tanto por los patrones como las texturas. Una paleta de colores potentes como los amarillos, azules y blancos marcan las primeras salidas, prendas de aire deportivo, pero de lujo, realizadas en crochet. Después se da paso a diseños más sofisticados, algunos realizados con un tejido laminado metalizado en tono piedra que Sardá utiliza por primera vez.

“Con él hemos hecho un biquini que es la mínima expresión, es una pieza muy especial que llama mucho la atención, es mínima por la línea y el tamaño, y la hemos hecho también con un estampado”, cuenta.

 Carrrusel del desfile de Andrés Sardá.

El desfile ha terminado con espectaculares bodies de cuerpo entero que son casi una segunda piel. “Son trajes de baño con formas inusuales que se convierten en piezas de noche o coleccionista”. Prendas en tul y tricot de tonos oscuros sobre los que parece haber caído una sofisticada lluvia de cristal en oro y plata.

Este desfile es un repaso a nuestra historia, desde 1960 a la actualidad, recuperando modelos icónicos de la firma, piezas que solemos hacer bajo pedido que llevan aplicaciones de cristal de Swarovski”

 Desigual mezcla prendas vintage, de su historia, con otras nuevas.

“Es interesante que no nos concentremos solo en Madrid y que lo extendamos a diferentes momentos del año y a diferentes iniciativas, es una forma más contemporánea de entender la moda de España y ver que está viva desde el producto pero también desde la forma de cómo se expresa”, dice Daniel Pérez, responsable de la firma Desigual, la única que participa en esta pasarela.

Es muy importante estar aquí junto a cuatro diseñadores, habla mucho de nosotros, habla de que tenemos una propuesta creativa. Y luego el hecho de estar en Ibiza porque somos una marca mediterránea.

 La historia de Desigual está muy unida a Ibiza.

Desigual nace en Barcelona pero es en Ibiza donde comienza su internalización. “Fue cuando Carolina de Mónaco lleva prendas nuestras y empieza a salir en los medios de comunicación. Las primeras prendas se venden en Ibiza y por todo ello estar en esta pasarela tiene una proyección de futuro pero a la vez una parte emocional”.

La colección habla de una mujer nómada, contemporánea, que se divierte con la moda de una forma creativa, por eso se mezclan prendas vintage con otras actuales. “Es un avance de lo que va a ser Exotic jeans, nuestra línea de denim pero mezclamos las prendas de temporada con prendas de 1984, de los 90 y del 2000.

 Merel. de World Family, desfila para Desigual.

Fue en 1984 cuando se fundó la firma y hoy es una marca global. Desigual presentará en Nueva York su colección para 2018 pero sigue unida a España, inaugurando con acciones en la calle la MBFWM y apadrinando el premio al diseño emergente en 080 Barcelona Fashion.

El desfile ha estado marcado por el espíritu libre y alegre que se contagia nada más pisar la isla y entre las modelos ha destacado Merel, la diseñadora de la firma World Family, una de las más representativas de moda Adlib.

"La isla y la moda están ligadas desde hace décadas", Dice Daniel Gómez Korf, director del grupo Ushuaïa y de este evento, otro de los artífices de esta pasarela que ya ha escrito la primera página de su historia.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente