Enlaces accesibilidad

La era Trump

Comey asegura que el Gobierno de Trump "miente" y no duda de que Rusia interfirió en las elecciones

  • El exdirector del FBI ha testificado ante el Comité de Inteligencia del Senado
  • Según Comey, fue cesado por la presión de la trama rusa sobre Trump
  • Comey sobre Trump: "miente lisa y llanamente"
  • La Casa Blanca afirma que Trump "no es un mentiroso".
  • El testimonio de Comey despierta el fantasma de un 'impeachment' a Trump

Por
James Comey asegura ante el Senado que Trump "miente" y no duda de que Rusia interfirió en las elecciones

El exdirector del FBI James Comey ha asegurado este jueves ante el Senado de Estados Unidos que Gobierno del presidente Donald Trump decidió "difamarlo" cuando dijo que había sido despedido por el "desorden" en la institución de seguridad, entre otras razones. "Esas fueron simple y llanamente mentiras", ha aseverado.

Al comienzo de una esperada audiencia frente al Comité de Inteligencia del Senado, dirigida por el fiscal especial Robert Mueller para la investigación de la posible injerencia rusa en las elecciones de 2016. Comey ha asegurado estar "sorprendido" y "confuso" sobre la decisión del mandatario de prescindir de él al frente del Buró Federal de Investigación (FBI).

El exdirector ha aseverado no tener dudas acerca de las interferencias de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016 que pusieron a Trump en la Casa Blanca. Según Comey el Kremlin estuvo detrás de los ciberataques contra el Partido Demócrata para perjudicar a su candidata presidencial, Hillary Clinton.

Medios de EE.UU. afirman que Trump pidió al ex director del FBI que cerrara las pesquisas sobre la conexión Flynn-Rusia

La interminable polémica de los ciberataques rusos

Cesado en medio de la controversia por la investigación acerca de la presunta injerencia de Moscú en el proceso electoral, el exdirector del FBI ha subrayado que los estadounidenses deben saber que el FBI es "honesto, fuerte y será siempre independiente", y ha afirmado que, a su juicio, fue despedido por el presidente Donald Trump, por la manera en que estaba gestionando la investigación sobre esta supuesta injerencia rusa y por la "presión" de la misma sobre el mandatario.

"No sé por qué fui despedido. Tomo al presidente por su palabra de que fui despedido por la forma en la que dirigía la investigación rusa y la presión que esto ejercía sobre él", afirmó Comey en comparecencia en el Comité de Inteligencia del Senado.

En una entrevista con la cadena NBC tras despedir de manera fulminante al ya exdirector del FBI el pasado 9 de mayo, Trump aseguró que "la cosa rusa" pesó en su decisión de despedir al director del FBI, al tiempo que añadió que la investigación sobre la posible coordinación de su campaña con Rusia era un "invento". Comey ha explicado a los senadores que el FBI identificó el primer ataque informático por parte de los rusos a finales del verano boreal de 2015, en el que fueron afectados "cientos o miles" de individuos.

El ex director del FBI, James Comey, asegura que Trump le pidió "lealtad" y que dejara de investigar a Flynn

El caso Flynn: Comey describe la actitud de Trump

La incómoda investigación que el FBI hizo al consejero de Seguridad Nacional nombrado por Trump, Michael Flynn, protagonizó una parte importante de las conversaciones registradas por Comey con el presidente, que sugerían un intento por parte de Trump de persuadirle para que abandonara esas pesquisas.

Sin embargo, durante su testificación este jueves, el exdirector ha rechazado calificar las órdenes de Trump como "obstrucción a la Justicia", aunque sí las ha considerado muy "perturbadoras y preocupantes". En su comparecencia ante el Comité de Inteligencia, Comey ha dejado en manos del fiscal especial Mueller, determinar si Trump incurrió en alguna falta al pedirle "lealtad" y que "dejara pasar" sus indagaciones sobre el exasesor de seguridad de la Casa Blanca Michael Flynn.

"No me toca a mí determinar si el presidente estaba tratando de obstruir la justicia", ha dicho el exdirector del FBI, que ha asegurado estar "seguro" de que Mueller está investigando la actitud del mandatario en ese sentido. Comey también ha señalado que Trump no fue investigado mientras él estuvo al frente del FBI.

Las presión de Trump: "Tienes que ser bueno conmigo"

El delito de obstrucción a la Justicia puede usarse para abrir un proceso de destitución del presidente, un juicio político que defienden algunos legisladores de la oposición demócrata. El exdirector del FBI afirma Trump no le ordenó abandonar la investigación a Flynn, pero sí que tomó las palabras del mandatario como "una dirección" de actuación, en el sentido de que deseaba que dejara de investigar al consejero.

El exdirector del FBI ha ejemplificado como entendió estas palabras del presidente con una frase: "Era algo del tipo, 'yo he sido bueno contigo y tú tienes que ser bueno conmigo'", contestó Comey al ser preguntado por el senador John McCain por detalles acerca de las difrencias entre las investigaciones a Hillary Clinton y las relacionadas con el entorno de Trump.

Comey ha dicho que el presidente no le pidió directamente parar las investigaciones sobre la supuesta injerencia rusa, pero no ha escondido durante la comparecencia las contradicciones en las que cree que cayó el presidente: "Yo lo tomo por su palabra. Puede que me equivoque; puede que haya dicho cosas que no son verdad".

La Casa Blanca: Trump "no es un mentiroso"

Comey ha opinado este jueves que posiblemente Trump "estaba frustrado porque la investigación de Rusia estaba tomando demasiado tiempo y energía en la esfera pública". El exdirector del FBI acusó en la audiencia a Trump y su equipo de "mentir" al exponer las razones de su despido, inicialmente apoyadas en la supuesta pérdida de confianza del Buró en él. "Mentiras", ha dicho, que siente que "el FBI haya tenido que oír".

La portavoz adjunta de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, ha rechazado este jueves estos comentarios del exdirector del FBI James Comey ante el Senado estadounidense y aseguró que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, "no es un mentiroso".

"La Administración eligió difamarme a mí y, de manera mucho más grave, al FBI, al decir que la organización estaba sumida en el caos", apuntó Comey. En respuesta, la portavoz de la Casa Blanca señaló que no hará más comentarios sobre esa afirmación y que será el abogado personal de Trump, Marc Kasowitz, quien haga una declaración para responder oficialmente al exjefe del FBI.

En una suerte de amenza a Comey, Trump ha sugerido que las conversaciones mantenidas en la Casa Blanca han sido grabadas, a lo cual Comey ha respondido: "Publica todas las cintas, estoy de acuerdo con ello".

El abogado de Trump lo niega todo

Además de la reacción de la Casa Blanca, tras acabar la comparecencia de Comey, el abogado personal de Donald Trump, Marc Kasowitz, ha rebatido en un comunicado ante los medios las afirmaciones del exdirector: "Trump nunca dijo a Comey 'necesito lealtad, espero lealtad'", ha dicho.

También ha indicado que el testimonio de Comey "confirma que Trump nunca intentó obstaculizar la investigación del FBI sobre Rusia".

Kasowitz ha criticado a Comey por filtrar "una comunicación privilegiada" con el presidente a los medios. Según el abogado, Comey ha admitido en sus respuestas que "unilateral y subrepticiamente ha hecho declaraciones no autorizadas a la prensa" de estas conversaciones.

Por otro lado, el letrado ha afirmado que Trump "nunca, ni en fondo ni forma, ha ordenado o sugerido que el señor Comey dejara de investigar a nadie", incluyendo a Flynn.

La sombra del 'impeachment'

La comparecencia del exjefe del FBI ha sido seguida con mucha expectación por si sienta las bases de un posible proceso de impeachment o juicio político en el futuro por posible obstrucción a la Justicia. Este posible juicio político es defendido por algunos legisladores de la oposición demócrata.

Comey ha asegurado que las investigaciones que se están dando sobre la trama rusa en el Senado pueden coexistir con las que está liderando el propio Mueller, quien le precedió durante años al frente del Buró Federal de Investigación (FBI) y al que calificó como "uno de los grandes profesionales" de Estados Unidos.

Este jueves, el presidente de la Cámara de Representantes de EE.UU., el republicano Paul Ryan, ha restado importancia a las denuncias de presiones contra el exdirector del FBI por parte de Trump tras asegurar que el mandatario es "simplemente nuevo en esto" y que "aprende sobre la marcha" porque no conoce el protocolo de funcionamiento. Hay que recordar que Ryan sería la persona a la que correspondería iniciar un hipotético impeachment contra el mandatario.

Noticias

anterior siguiente