Enlaces accesibilidad

El apoyo del PNV y Ciudadanos permite al PP rechazar las siete enmiendas a la totalidad a los Presupuestos

  • El empate a 175 votos supone el rechazo a las enmiendas a la totalidad
  • Ahora tendrán que superar las enmiendas parciales y sumar otro apoyo
  • Cs aplaude los presupuestos y el PNV considera que son válidos

Por
El apoyo del PNV y Ciudadanos permite al PP rechazar las siete enmiendas a los Presupuestos

El Pleno del Congreso de los Diputados ha rechazado las siete enmiendas a la totalidad de los Presupuestos Generales del Estado para 2017 con tres votaciones registrando el empate a 175 diputados, tras sumar el PP los apoyos a las cuentas de PNV, Ciudadanos, Coalición Canaria, UPN y Foro Asturias.

El debate de los Presupuestos este jueves ha recogido principalmente demandas territoriales y menos críticas al contenido en cuanto a gasto social que en la sesión del miércoles, con partidos de izquierdas e independentistas.

Tenía además el atractivo de los argumentos que PNV y sobre todo Ciudadanos esgrimían para sostener las cuentas. Una votación de la principal ley de funcionamiento del Estado que el Gobierno casi planteó como un plebiscito que, aunque conscientes de que con cinco meses de retraso estos presupuestos son de "transición", podría llevar a Rajoy a salvar la primera mitad de la legislatura en minoría con una prórroga en 2018.

El acuerdo que este miércoles rubricó el Gobierno con el PNV además no solo logró los cinco apoyos del PNV a cambio de mejorar el Cupo vasco, con 4.000 millones en cinco años para estos presupuestos, sino una puerta abierta para sostener el resto de proyectos al llevar incluidos compromisos de gasto e inversión.

El diputado del PNV los ha defendido este jueves, "aunque no sean los que haría el PNV", para mandar un mensaje a Europa y los mercados de estabilidad, ha argumentado, y también defender que la mejora del Cupo es un acto de justicia para "poner orden y seguridad jurídica" al vínculo financiero con el Estado.

Esta asimetría se la han reprochado catalanes, valencianos y canarios, incluso veladamente, los navarros y los asturianos de Foro Asturias, que, sin embargo apoyan al Gobierno "en busca de estabilidad" incluso aprobar el proyecto definitivo de los PGE, cuando el Partido Popular necesitará al diputado 176

"El diputado 176 es Montoro"

Ese foco del diputado 176 mira a Pedro Quevedo, diputado de Nueva Canarias, que fue a las elecciones con el PSOE, y que ha rechazado su responsabilidad para sumar esa mayoría, - "el diputado 176 es Montoro"-, aunque con la vía abierta por el PNV se muestra abierto a negociar. En este debate, Nueva Canarias presentaba una enmienda a la totalidad, y criticaba el maltrato a su comunidad durante seis años, pero agradecía que Montoro lo hubiera reconocido. Coalición Canaria, el otro partido insular en la Cámara, sin embargo si ha dado su consentimiento a las cuentas porque pone a la comunidad autónoma "en igualdad de condiciones" con el resto de España, según su diputada Ana Oramas..

Ciudadanos, a pesar del acuerdo con el PNV, también contribuye a esa suma. El portavoz de Ciudadanos que se ha permitido el reproche por la inacción del Gobierno contra la corrupción ha reconocido la actitud negociadora del Ministerio para los presupuestos generales del Estado. 

Francisco de la Torre, portavoz de Ciudadanos, se ha felicitado, entre otras medidas, porque el Gobierno haya accedido a mejorar la financiación de la Educación, los servicios sociales y el I+D+i. "Estos presupuestos van en la buena dirección", ha asegurado el funcionario de Hacienda.

Ciudadanos ha defendido, además, que, al contrario de otros partidos, su apoyo no tiene un precio y que lo hacen por convicción. Su convicción parte, ha dicho De la Torre, por las reformas que ha impulsado su grupo y no solo por la estabilidad que reclama Montoro. Montoro había agradecido en su primera respuesta el apoyo de Ciudadanos y había lanzado al aire la pregunta de "¿Cuánto vale la estabilidad del Estado?".

La formación que lidera Albert Rivera, como Montoro este miércoles, ha insistido en el esfuerzo en gasto social de los presupuestos, un aspecto que en el debate del miércoles criticaron del PSOE, a Unidos Podemos o ERC. El debate este jueves ha tenido más tintes territoriales, un terreno en el que Montoro ha vuelto advertir que todos tendrán que aportar para la acordar la financiación de las Comunidades Autónomas.

Querellas nacionalistas con la inversión

El PdeCat, antigua Convergencia Democrática, precisamente abría el debate con reproches a Cristóbal Montoro por la aportación prevista para Cataluña en los Presupuestos. Es más, le ha reprochado el viaje que hizo el presidente del Gobierno a Barcelona para anunciar una "lluvia de millones" para la comunidad autónoma embarcada en el proceso independentista,que no tienen reflejo en las cuentas. "Si alguna vez ha existido la 'operación diálago' estos presupuestos lo invalidan", ha sentenciado.

El portavoz de Economía del PDeCAT en el Congreso, Ferrán Bel, ha hecho de esa financiación el principal caballo de batalla contra el Gobierno, lamentando que se incumplan las inversiones "millonarias" a Cataluña, inversiones presupuestadas, que ha recordado, son menores que las que dejaron de ejecutar en 2016.

El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, ha defendido que el rechazo de PdeCAT es "una razón política, vacía y sin sentido". Ha retado a Ferrán Bel a que traslade a la Cámara los resultados del gobierno de la Generalitat que sustenta y ha afirmado que que no lo haga demuestra "estar en otra cosa". 

Ferrán Bel, además de criticar las inversiones, ha considerado en líneas que generales los presupuestos "nacen con vocación de incumplir". Ha puntualizado que incumplirán con el objetivo de déficit de la Administración Central y de la Seguridad Social, como lo han hecho en los últimos cinco años, y ha criticado especialmente que los ingresos estén sobrevalorados, para lo que ha recordado los informes del Banco de España y la Autoridad Fiscal Independiente (AiREf).

Compromís dice que los presupuestos son "una vergüenza" para Valencia

Compromís también ha rechazado también el proyecto presupuestario del Gobierno, que entiende como una "una vergüenza" para los valencianos, al tiempo que ha asegurado que "España se rompe por el Ministerio de Hacienda", que en su opinión hace un reparto injusto de los recursos, según su portavoz, Joan Baldoví.

Baldoví ha defendido la enmienda de devolución presentada por su partido. En su opinión, el reparto de los recursos entre regiones con Presupuestos "injustos, devastadores y parciales", y que el Gobierno haya negociado el cupo vasco "en dos semanas" pero haya sido "incapaz de aprobar un nuevo sistema de financiación autonómica" pese a que el PP tenía mayoría absoluta.

Montoro ha reconocido la baja ejecución presupuestaria del ejercicio anterior pero ha insistido en que eso se debe a que el Gobierno estuvo en funciones diez meses, entre otras cosas, ha acusado a Baldoví, porque su partido no hizo nada para que hubiera un Ejecutivo con fuerza para tomar decisiones. Como en el caso, de PdeCAt, el ministro ha afeado a Compromís que hable de la situación del país como si no tuvieran nada que decir, cuando forman parte del Gobierno valenciano.

Durante su intervención, Baldoví también ha sido muy crítico con la política de empleo de PP, que, en su opinión, han conducido a una reducción de la población activa y de la dotación de la hucha de las pensiones, mientras que el empleo que se crea es temporal, y desemboca en la clase "del trabajador pobre", creada, ha acusado al Gobierno, por sus reformas.

Este reproche se produciía en el día en que Montoro ha esgrimido los datos de empleo conocidos este jueves como un refrendo a sus políticas económicas. Si saliera adelante el Presupuesto, el ministro de Hacienda se tendrá que aplicar a partir de otoño para volver a recbar los apoyos para las cuentas de 2018.

Noticias

anterior siguiente