Enlaces accesibilidad

Un inspector de Policía se suicida tras atrincherarse en un restaurante en Alcobendas

  • Se ha disparado un tiro en la cabeza con su arma, tal y como había anunciado
  • El inspector llevaba desde mediodía atrincherado en un restaurante chino
  • Dejó una carta en Facebook en la que se despedía de su mujer y sus hijos

Por
Un inspector de Policía se suicida tras atrincherarse en un restaurante en Alcobendas

Un inspector de Policía se ha suicidado este martes tras estar más de ocho horas atrincherado en un restaurante chino de la localidad madrileña de Alcobendas. El hombre, de 46 años, se ha pegado un tiro en la cabeza con su arma reglamentaria, tal y como había anunciado.

El hombre había anunciado este martes por la mañana en las redes sociales que se iba a suicidar. Ha permanecido encerrado y sin rehenes en el local toda la tarde. Finalmente, sobre las 22.30 y tras escucharse una detonación, los agentes del Grupo Especial de Operaciones (GEO) de la Policía han entrado al restaurante y han descubierto que se había disparado en la cabeza.

Los servicios de emergencias han practicado al inspector maniobras de recuperación pero no han podido salvarle la vida y han confirmado el fallecimiento.

Encerrado sin ningún rehén

Este martes al mediodía llegó solo al restaurante, ubicado en la calle del Marqués de la Valdavia, en Alcobendas, y comió aparentemente en estado tranquilo, según el testimonio de los empleados del establecimiento. Horas antes, el agente había anunciado en sus redes sociales que se iba a quitar la vida, por lo que compañeros suyos del cuerpo comenzaron a organizarse para localizarlo.

Alrededor de las 14.30 se le localizó y cuando la policía se personó en el lugar e intentó entrar en el local para hablar con él, realizó tres disparos disuasorios con su arma, por lo que los agentes desistieron. Entonces, el inspector se encerró sin retener a ningún rehén ya que los dueños del restaurante, los trabajadores y los comensales pudieron salir a la calle. Nadie ha resultado herido durante el incidente.

Además de los GEO, negociadores y psicólogos del cuerpo han acudido al lugar pero el hombre no ha dejado que nadie se acercase. A pesar de los requerimientos de los especialistas y de algunos compañeros que han contactado con él vía Whatsapp, finalmente ha cumplido su amenaza y se ha suicidado.

Una carta de despedida en Facebook

Este martes el agente dejó una carta en Facebook en la que se despedía de su mujer y de sus hijos y en la que afirmaba sentirse "agotado" y sin fuerzas para seguir luchando. A través de las redes sociales ha recibido mensajes de apoyo de numerosas personas para que desistiera de su intención y no se suicidara, aunque durante su encierro no ha estado conectado a internet.

El fallecido es un inspector de Policía que se encontraba destinado la sección de Condecoraciones de la División de Personal de la Policía Nacional, en la calle Pío XII, de Madrid, y no consta que tuviese problemas mentales ni adicciones de ningún tipo.

La Policía, por seguridad, ha mantenido toda la tarde a su mujer y sus hijos bajo protección.

Noticias

anterior siguiente