Enlaces accesibilidad

Rosa Díez y Andrés Herzog dejan UPyD y aconsejan disolverlo a la espera de "nuevos tiempos"

  • También anuncia que deja el partido el ex número dos, Carlos Martínez Gorriarán
  • Desean "darle un nuevo alumbramiento tras dar un final digno" a UPyD
  • Creen que el partido, con una marca "quemada", ha perdido toda influencia

Por
Los dos últimos responsables de UPyD, Rosa Díez y Andrés Herzog
Los dos últimos responsables de UPyD, Rosa Díez y Andrés Herzog. EFE

La fundadora y líder de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) durante casi toda su trayectoria, Rosa Díez, y su sucesor al frente del partido, Andrés Herzog, han anunciado este lunes su baja de la formación en coherencia con su convicción de que el partido debería disolverse para, "cuando lleguen nuevos tiempos, reivindicar y alumbrar un nuevo proyecto".

Ambos han comunicado su decisión a través de las redes sociales, y a ella se ha unido el que fuera portavoz adjunto en el Congreso durante la pasada legislatura y mano derecha de Díez, Carlos Martínez Gorriarán.

En un comentario publicado en su cuenta personal de Facebook, Rosa Díez asegura que toma esta "dolorosa decisión" por "cariño y por respeto" hacia toda la "familia magenta" para la que, según asegura, guarda una "inmensa gratitud".

También ha explicado que, a su juicio, UPyD debería celebrar un Congreso de disolución después de haberse quedado sin representación en las Cortes Generales en las elecciones generales del pasado 20 de diciembre, cuando pasó de tener cinco diputados a ninguno y quedarse con un 0,61% del voto estatal. Sin embargo, ya que no se va a optar por esa opción, para la que sus estatutos requieren la firma de dos tercios de sus afiliados, anuncia su baja del partido.

Disolver UPyD hasta llegar "nuevos tiempos"

"En mi opinión debemos asumir y respetar el veredicto de los ciudadanos y actuar de forma consecuente para preservar nuestro proyecto y todo lo bueno que contiene la trayectoria política de UPyD evitando una más que inexorable y dolorosa deriva", argumenta, una vez que se han caído de los parlamentos autonómicos y del Congreso y han dejado de tener los "instrumentos institucionales" para generar debates y cambios políticos.

"Puedo comprender muy bien a quienes deseen perseverar en la contienda electoral; pero creo que cualquier oportunidad futura para defender nuestras ideas de forma efectiva exige, necesariamente, darle un nuevo alumbramiento tras dar un final digno a nuestro querido partido. Solo de este modo, cuando lleguen nuevos tiempos, será posible reivindicar y alumbrar un nuevo proyecto sobre el magnífico legado que dejaremos tras estos ocho intensos años de vida y de trabajo", ha expresado.

Entretanto, Díez afirma que no desea "librar ninguna batalla dentro de la maltrecha UPYD" y actúa según el dictado de su conciencia al darse de baja.

Herzog critica la falta de reacción de la nueva gestora

Por su parte, Andrés Herzog se queja también en un mensaje publicado en Facebook de que la nueva dirección surgida desde su renuncia a la portavocía el pasado 16 de enero siga sin decidir nada, con "un extraño entusiasmo que contrasta con las continuas bajas" que se producen, "sin entender hacia dónde va el partido ni qué sentido tiene fingir" que UPyD está vivo "tras unos resultados electorales inapelables". En ese sentido, rechaza que la gestora vote una nueva dirección "como si nada hubiera pasado".

Tras su renuncia, una gestora asumió la dirección del partido magenta, al frente de la cual se puso el portavoz adjunto de UPyD y diputado en el Parlamento vasco, Gorka Maneiro, pero se ha encontrado con una gran fuga de militantes y un partido sin recursos. Herzog recuerda que en el último año han perdido el 97% de los fondos públicos que percibían.

Asimismo, subraya que están fuera del debate político y que UPyD está "quemada, fruto de una calculada operación político-mediática" diseñada para sacarles del tablero político, con el objetivo de sustituir un proyecto "honrado y capaz de hacer peligrar a todo un régimen, una oligarquía corrupta" por un "mero placebo, manejable a conveniencia".

"Para preservar el legado y la labor hecha por ese partido es preciso que seamos nosotros los que libre y voluntariamente demos tierra, con decisión y valentía a nuestras siglas", apela, convencido de que sólo un nuevo proyecto podría recoger esa "semilla", sin arrastrar "una marca tan castigada" como la de UPyD, que "corre además el riesgo de acabar en manos de personas que no la merezcan".

Maneiro: UPyD sigue siendo "necesario"

Gorka Maneiro ha salido al paso del anuncio y las críticas de Díez, Herzog y Martínez Gorriarán y les ha respondido que la formación sigue siendo "necesaria". Maneiro, el único parlamentario autonómico que conserva UPyD, se ha manifestado así en un mensaje en Twitter.

"Sigo pensando que UPyD será necesario mientras sus ideas lo sean. Y a día de hoy lo siguen siendo", ha contestado Maneiro a las peticiones de convocar un Congreso de disolución.

Noticias

anterior siguiente