Anterior Rohan Dennis del BMC es el primer líder de la Vuelta Siguiente Los Mossos investigan los restos biológicos de una tercera persona entre los escombros de Alcanar Arriba Ir arriba
La elegante oscuridad de Giorgio Armani AFP
Milan Fashion Week

La pasarela se reinventa para evitar la muerte de la moda

|

Giorgio Armani lanza sus modelos, chicas y chicos, sobre la pasarela, juntos, en parejas. Quizá sea un visionario y estemos asistiendo al fin de los desfiles solo para mujer o solo para hombre.

¿Y por qué no? Sería algo normal, un paso más en esta etapa en la que tanto hablamos de ruptura con lo establecido, de la moda sin género y de la destrucción de barreras. Desfiles para personas, y que cada uno elija lo que quiere llevar.

 Desfile de Giorgio Armani con propuestas para mujer y hombre

Armani, todo un veterano, propone una colección oscura, con una exquisita bandera de tejidos, escogidos para enfatizar cada uno de los patrones. Las prendas no pertenecen a esta temporada. Unas viajan desde el pasado y otras parece que vienen del futuro, realizadas con texturas de laboratorio.

Esa es la tendencia más potente, mezclar pasado con presente, reinventar lo ya visto, revisitar lo ya creado, deconstruir lo que ya existe para verlo todo con otros ojos pero, por lo general, pocas veces se consigue. ¿Falta de talento? ¿Demasiadas colecciones?

 Las propuestas de Etro, Emporio Armani, Dsquared2, Ermanno Scervino y Gucci

Poco después vimos la propuesta de Bikkembergs, un atrevido ejercicio inspirado en el deporte y en los deportistas de elite, especialmente los astros del balón que son los que más arriesgan a la hora de vestir y en la forma de peinarse. 

Dsquared2 son los últimos en intentar lo que parece imposible: que los hombres llevemos falda. Temporada tras temporada, año tras año, década tras década ocurre lo mismo, pero sigue siendo una prenda que el hombre, independientemente de sus gustos y estilo, se resiste a colgar en su armario.

39 desfiles, 39 propuestas. Terminan los desfiles de Milán con un amplio abanico de propuestas para el otoño y el invierno de 2016/17. Todas distintas, con pocos puntos en común. El amarillo será uno de los colores estrella y el abrigo-bata o la bata-abrigo promete causar furor. Destaca, eso sí, el mix de tejidos, mezclar distintas texturas – todas muy ricas- para lograr piezas únicas, objetos de deseo.

 Desfile de Salvatore Ferragamo

Fendi es una de las casas que ha apostado por estos tres elementos, además propone pantalones de seda estampada, como un pañuelo. Juega a mezclar la fuerza de la piel, su punto fuerte, y la calidez del punto con prendas de aspecto más delicado.

Hay algo pop en la colección y también algo infantil, aspectos que se aprecian en los complementos que parecen dibujos animados, en los amarillos pollo de los muñecos y los estampados que en realidad son una reinvención del logo.

Etro también apuesta por el abrigo bata y apuesta por prendas de aire setentero, jerséis con rotos y descosidos que aportan un efecto ‘usado’, tejidos jaspeados…. Todo en una colección irregular que mezcla diferentes tendencias.

 Colecciones de Calvin Klein, Missoni, Prada, Moncler Gamme Bleu y Diesel Black Gold.

Antes vimos la propuesta de Gucci, una repetición de lo visto en las dos anteriores colecciones y una cansina vuelta al estilo friki, a mezclar con una única consigna: ¡Cuánto más feo quede, mejor!

Prada utiliza una estética historicista y combina prendas muy veraniegas con prendas muy invernales. Destacan las camisas arty con escenas de amor, de mitología o batallas, todas con un look de fantasía. Cierto aire retro recorre la propuesta, con prendas que parecen de segunda mano.

 Romper con lo establecido, es la consigna de Vivienne Westwood

Vivienne Westwood arriesga y gana. La veterana creadora rompe todas las fronteras de la moda masculina (un concepto ya obsoleto) y utiliza todas las siluetas, texturas y colores que le apetecen para vestir a una nueva generación, a una juventud que vive y siente a su manera.

Su colección es un canto, casi un grito, a la libertad. Libertad para elegir qué ser, cómo vestir, cómo vivir. Las asimetrías, las sandalias con plataforma -¡con calcetines, claro!- y el maquillaje ayudan a expresar este mensaje de rebeldía, escrito en cada una de las prendas. Eso sí, todas realizadas con la maestría de esta grande de la moda.  

 La alta costura para hombres de Ermenegildo Zegna

Pero hay estilos distintos. Como el de Ermenegildo Zegna, que recurre a los códigos clásicos para crear una colección de alto lujo, “una alta costura para hombres”, dice su creador Stefano Pilati, quizá uno de los nombres más influyentes de la moda.

Destacan los tejidos bordados a mano, el cuidado en los detalles y las prendas en jacquard con un patchwork de lanas y poliéster reciclado. Y todo ello mezclado con elementos deportivos, que en alguna ocasión sobran.

 Propuestas de Roberto Cavalli, Marni, Jil Sander, Versace y Botega Veneta

Calvin Klein destaca por el uso de los tejidos metalizados, con una paleta cromática muy variada que lleva platas, oros, rosas, blancos, camel, verde y negro. La casa, que presentó también prendas de mujer, propone una sastrería hecha a medida.

Los tejidos tecnológicos tan pronto se llevan al forro de un abrigo como se transforman en prenda, siempre con un acento futurista que se intenta mezclar con elementos y códigos deportivos y guiños a la sastrería tradicional. Volvemos a lo mismo, reinventar la moda. ¡Vaya tela!

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente