Enlaces accesibilidad

Los Oscar 2015

La naturalidad desfila por la alfombra roja de los Oscars 2015

Por
Las más elegantes de los Oscars 2015.

Los dos tropezones Jennifer Lawrence en los años anteriores han podido influir, y mucho, y este año las actrices, por lo general, han apostado por diseños más cómodos y fáciles de llevar, o lo que es lo mismo… que no jueguen una mala pasada.

Se tiende a la línea recta, a la verticalidad, y se dice adiós a las faldas con volumen, a los escotes arriesgados, a las mangas farol y a las transparencias peligrosas. Se lleva la naturalidad, tanto en el vestido como en la peluquería y el maquillaje. Lo vemos en las pasarelas y, como no, en la alfombra roja.

Otra de las novedades es la vuelta del tono negro, desplazado en las últimas ediciones por el blanco y el azul noche. Es el color de la elegancia clásica – o el color clásico de la elegancia- y se lo hemos visto a Cate BlanchettMargot Robbie y Sienna Miller.

Tres estilos de mujer, tres estilos de vestidos y tres estilos de elegancia. Blanchett se ha decidido por un diseño de John Galliano para Maison Margiela, ¡todo un estreno!.El diseño, en gasa de seda, lleva la espalda al aire y destacan las mangas que van desflecadas.

El golpe de color lo ha puesto con un collar de esmeraldas y cristal de Tiffany. Nada más. El maquillaje y el peinado, cabello recogido hacía atrás, son especialmente sencillos. Por todo ello, Cate escala en la lista de las mejor vestidas.

Mujeres de negro

Seguimos con las mujeres de negro. Sienna Miller también va de estreno. Y nada menos que con un diseño que vimos hace unos días en el primer desfile de Peter Copping para la casa Oscar de la Renta.

Es un vestido de línea recta, con lazos a lo largo del cuerpo y falda con guipur y transparencias recatadas. El pelo, como Blanchett, recogido de forma sencilla. El otro gran vestido negro es el de Saint Laurent que ha escogido Margot Robbie. Un diseño años setenta, escotado y con manga transparente, un icono de la casa francesa.

Robbie ha llevado uno de los pocos escotes. Los otros han sido los de Jennifer López y Scarlett Johansson. La primera, vestida por Elie Saab, ha lucido además una larga cola y la segunda, vestida por Atelier Versace, ha semitapado el escote con un gran collar.

Pero volvamos a las más elegantes. El blanco sigue imparable y ha sido el tono escogido por Marion Cotillard, fiel a la casa DiorJulianne Moore, con vestido joya de Chanel; y Lady Gaga, con un impresionante diseño de Azzedine Alaïa que ha estropeado con unos guantes imposibles.

Más acertada ha estado Lupita Nyong’o. La actriz, que arrasó en la edición de 2014, ha llevado uno de los vestidos joya de la noche. Es un diseño de Calvin Klein Collection con cuerpo de escote halter realizado con seis mil perlas.

El rosa suave, apuesta por el color

El rosa muy suave ha sido otra de las armas para dos mujeres que también aprueban. Gwyneth Paltrow ha llevado un diseño asimétrico de Ralph and Russo, con una enorme flor en el hombro izquierdo. Perfecto, pero la actriz se ha maquillado en exceso y esto le resta algún punto.

La otra mujer en rosa ha sido Karolina Kurkova. La top model ha escogido a la firma Marchesa y ha llevado un diseño sencillo por delante, con escote palabra de honor y cola de dragón en la espalda.

El rojo no falla, y en esta ocasión han apostado por este color actrices como Suki Waterhouse- de Burberry-, Rosamund Pike- de Givenchy Couture-, y Dakota Johnson. La hija de Melanie Griffith ha dado la sorpresa con un diseño de Saint Laurent, un modelazo asimétrico con detalle metálico en el hombro y abertura en la falda.

La naturalidad de su peinado y su frescura hacen de ella una de las bellezas a tener en cuenta a partir de ahora. Es, sin duda, el relevo de Lupita.

Los bordados y los brocados parecen batirse en retirada. Emma Stone, en cambio, se ha decantado por este tipo de tejidos y estaba radiante pero… porque ella lo es. Su vestido, de Elie Saab, está demasiado visto.

Sí siguen gustando a las estrellas las texturas metalizadas. En esta edición hemos visto en plata a Laura Dern, de Alberta Ferretti, con uno de los vestidos más originales de la noche, y a Naomi Watts, que no ha terminado de convencer con su modelo de la casa Armani.

Nicole Kidman, de dorado

Dorada, pero no por el sol, ha llegado Nicole Kidman. Su diseño de Louis Vuitton no ha gustado en las redes sociales y se ha llegado a decir que parecía de mercadillo. Tampoco ha tenido buenas críticas el diseño de Alexander McQueen de Felicity Jones.

No ha habido casi estampados, otra de las tendencias en moda red carpet. La bella Keira Knightley se ha decantado por la casa Valentino y ha llevado un vestido de pasarela con bordados de flores y letras.

Otra ‘estampada’ ha sido Chloe Grace Moretz, de Miu Miu, que se ha llevado un buen palo en las redes sociales. Los tonos empolvados también están demodé y las que adoran los golpes de color se han vestido de coral y verde.

En coral hemos visto a Anna Kendrick, de la casa Thakoon, y en verde, a América Ferrera, de Jenny Packham. Otro tono que sigue imparable es el azul noche y si se mezcla con negro, mejor.

Así hemos visto a Jessica Chastain, de Givenchy Couture, una de las que sobresale en la lista de las mejor vestidas. Lista en la que entra Reese Witherspoon. La escarizada actriz ha apostado por un Tom Ford en blanco y negro, combinación que ha arrasado en esta gala.

La han llevado actrices como Patricia Arquette y Meryl Streep, la única que se ha atrevido con un sastre de corte masculino. Y hablando de masculinidad. Ellos han dando el campanazo y es que ha llamado la atención la gran cantidad de actores que iban de blanco.

David Cuberbatch, Adrien Brody, Kevin Hart, Eddie Murphy y Jeff Goldblum han cambiado el negro por el blanco. Luego está él… Jared Leto. El actor más fashion de Hollywood ha llevado un esmoquin en suave tono lavanda. ¡Chapeau!

Noticias

anterior siguiente