Anterior El rey llama a la "unidad de todos" para conseguir "grandes éxitos" como Barcelona 92 Siguiente Directo | Rajoy declara como testigo en el juicio del caso Gürtel Arriba Ir arriba

Francisco Ibáñez: "Mis nietos me piden cuentos de Mortadelo y Filemón"

  • “La película de Mortadelo y Filemón es maravillosa”, asegura

  • Os ofrecemos otro clip de la película en primicia y un nuevo storyboard

  • ‘Mortadelo y Filemón…” se estrena este viernes, 28 de noviembre

|

La película Mortadelo y Filemón contra Jimmy el cachondo es el mejor regalo que Fesser podía haber hecho a Francisco Ibáñez, que ha visto cómo sus personajes cobran vida en la gran pantalla con una calidad asombrosa. “Es magnifica, fuera de serie –afirma un entusiasmado Ibáñez-. Creo que la pintura española tiene su momento cumbre con Las Meninas, la literatura con El Quijote y los dibujos animados con Mortadelo y filemón contra Jimmy el cachondo. Me ha maravillado”.

Ibáñez destaca la agilidad de la película: “Mis personajes siempre se han distinguido por su dinamismo. Siempre intento que parezca que están a punto de escaparse de las viñetas. Y eso lo podemos ver corregido y aumentado en la película. Las carreras, los golpes… y al ser en 3D parece que Mortadelo y Filemón se escapen de la película para sentarse contigo, en la butaca de al lado”.

“Tuve la suerte –continúa Ibáñez- de poder visitar los estudios donde se rodaba la película. Y me maravillé del cuidado y la fidelidad con que ha trabajado un equipo tan grande como talentoso. Había gente que, en sus ordenadores, se ocupaba únicamente de la luz de las secuencias y de las sombras de los objetos, otros encargados del vestuario, los objetos… todo está cuidado hasta el más mínimo detalle. Aunque yo bromeaba diciendo que todo lo que hace ese gran equipo de decenas de personas, lo hago yo solo en mi tablero de dibujo. Pero realmente es un trabajo excepcional”.

Por cierto que os ofrecemos, en primicia, un nuevo y divertidísimo clip de la película (que tenéis encabezando esta noticia) y un nuevo storyboard en el blog de Viñetas y bocadillos.

“Hay que ver la película dos veces para apreciarla”

Mortadelo y Filemón parecen vivos –continúa el maestro- son tal y como yo los dibujo, y además han reproducido fielmente mi mundo, lleno de detalles. Hay detalles en segundo y tercer plano, cientos de pequeñas cosas como las que a mi me gusta dibujar en las viñetas, como mis cuadros, caracoles… hay que verla dos veces, una para disfrutarla y otra para recrearse en esos pequeños detalles que tienen muchísima coña”.

Ibáñez destaca que Fesser ha sabido reflejar la personalidad de Mortadelo y Filemón, pero confiesa que lo que más le gusta es ver a Rompetechos en movimiento: “Es mi personaje favorito, mi alter ego, y siento no tener más tiempo para dedicarle, por eso siempre intento dibujarlo en las aventuras de Mortadelo y Filemón, Y me encanta que esté en la película”.

“Además de ser muy parecido a mí, los dos somos muy cegatos, Rompetechos tiene la ventaja de que mis personajes suelen ir en parejas, Pepe Gotera y Otilio, Mortadelo y Filemón…o incluso tríos, como Chicha, Tato y Clodoveo, pero él siempre es el único protagonista, y eso que es muy chiquitajo. Ha cundido mucho y siempre será mi favorito”.

Pero además de los habituales, Fesser y su equipo nos sorprenden con nuevos personajes que podría haber diseñado el mismo Ibáñez: “Todos los personajes nuevos son increíbles –comenta el dibujante- y a la vez están en la línea de los que llevo haciendo 57 o 58 años. Y cada uno tiene su estilo. El personaje de Jimmy el cachondo es un gamberro sin remedio realmente entrañable, también el forzudo, en la línea de los brutos que yo siempre he dibujado, aunque uno que me hace mucha gracia es Mari Trini, dos siameses unidos por el abdomen”.

Los inventos del profesor Ibáñez

“La verdad es que creo que todos los secundarios son geniales –añade Ibáñez- como el Super, Ofelia o el profesor Bacterio. En los tebeos los creé como relleno cómico para las trastadas de Mortadelo, pero han conseguido ser casi humanos y muchas veces se colocan por encima de los dos agentes de la Tia. Por cierto, que Bacterio me ha solucionado muchas papeletas, cuando no se me ocurren ideas siempre está ahí con alguno de sus inventos absurdos y me inspira para seguir adelante y puedo llenar páginas y páginas”.

“No sé de sonde salen esos locos inventos -se ríe- muchas veces estoy sentado y hecho mano de los primeros cómics de Mortadelo y Filemón y me hago una autotransfusión de mi propio trabajo. Porque nunca me ha venido a visitar ninguna musa, las ideas llegan trabajando. Y el día que no me lleguen y pase cuarenta horas sin imaginarme nada, cogeré una cerilla y prenderé fuego al tablero de dibujo. Pero afortunadamente ese momento todavía no ha llegado”.

Jimmy el cachondo también en cómic

Coincidiendo con el estreno de la película, el 3 de diciembre, se publicará el cómic Mortadelo y Filemón contra Jimmy el cachondo (Ediciones B). “No es una adaptación fiel –confiesa Ibáñez- es imposible porque pasan tantas cosas en los primeros diez minutos que ya darían para todo un álbum. Así que, basándome en las ideas generales he hecho una nueva historia, de forma que quien que lea el cómic puede ver la película sin destriparle nada y viceversa”.

Hace unos días Fesser nos comentaba que le gustaría saber más de algunos personajes secundarios cómo el Superintendente Vicente. “Hay tantas cosas que se podrían contar que ese imposible -contesta Ibáñez-, porque no hay tiempo material. Podríamos dedicar álbumes al Super, a Bacterio, o a Ofelia, sería maravilloso verla cuando era chiquitaja… Pero no tengo tiempo, ni siquiera tengo para dedicárselo a Rompetechos que, como contaba, es mi personaje favorito. Quizá lo haga algún día, cuando los aficionados se cansen de Mortadelo y Filemón y me dejen tiempo para otros personajes, pero parece que siguen teniendo cuerda para rato”.

“A veces pongo el reloj en la hora canaria para tener más horas para trabajar – bromea-. Y cuando vienen mis nietos de visita me piden que les cuente cuentos de Mortadelo. Creo que eso lo dice todo”.

“El guión es lo más importante”

Cuando le preguntamos por la vitalidad de Mortadelo, tras casi sesenta años, Ibáñez asegura que. “Lo más importante es el guión. Yo me considero un dibujante mediocre y hace años que llegué al límite en la calidad de mi dibujo, pero he visto a grandísimos dibujantes cuyas obras merecerían estar en el Museo del Prado, pero que no tienen nada que contar. Porque una obra que no tenga un guión interesante está condenada al fracaso”.

“Por eso siempre intento fijarme en el mundo que me rodea y sacar ideas de la actualidad, y cuidar mucho la cantidad y calidad de los gags de las páginas de Mortadelo y Filemón. Lo más importante es que el lector nunca se aburra”.

El éxito de Mortadelo y Filemón ha traspasado fronteras, siendo conocidos en toda Europa: “Recuerdo que hace muchos años –nos comenta Ibáñez- el gigante editorial para el que trabajaba (Bruguera) renunció a que trabajáramos para el mercado europeo a pesar de nuestra insistencia. Pero luego Mortadelo llegó a países como Alemania y las tiradas fueron fabulosas. Recuerdo una vez firmando ejemplares en Frankfurt. Había una cola espantosa y lo peor es que no era como en España, que la gente se llama Manolo o Pepe, sino que allí todos los nombres eran muy alemanes y me costaba muchísimo acertar con las dedicatorias”.

Ibáñez confiesa que ese éxito internacional puede deberse a la influencia del cine mudo en su trabajo: “Yo siempre fui un enamorado del cine mudo, de las películas de Charlot, Jaimito o Pamplinas y, sobre todo, de las series de Max Sennett en las que ocurrían muchísimas cosas a toda velocidad. Y yo trasladé las ideas de ese celuloide rancio al papel”.

Sus proyectos

Ibáñez asegura que: “La actualidad siempre es una fuente de inspiración, pero corres el riesgo de que un personaje que puede ser muy famoso hoy, como el pequeño Nicolás, esté completamente olvidado dentro de cuatro meses, que es lo que tardo en dibujar un cómic. Una vez, incluso, dibujé un álbum sobre un político de Marbella muy famoso y que adoraba a su caballo y, cuando estaba a punto de entregarlo a imprenta falleció, así que tuve que dibujar una nueva cara para el personaje y pegarla encima de todas las viñetas en las que aparecía”.

Ibáñez asegura que su idea es “Seguir con Mortadelo y Filemón hasta que pueda, de momento estoy a punto de acabar un nuevo álbum y ya tengo ideas para el siguiente. Después de casi 60 años parece que cuesta encontrar buenas ideas, pero van saliendo y cómo decía, el día que no salgan enciendo la cerilla y ¡a la porra!.

De momento Ibáñez disfruta con esta película que ya es un hito en el cine español. Su éxito está asegurado, pero habrá que ver si consigue superar el de La gran aventura de Mortadelo y Filemón, la adaptación con actores del mismo Fesser, que en 2003 consiguió más de 22 millones de euros, sólo en España.

“Ambas películas me encantan –asegura Ibáñez- recuerdo que cuando Fesser me dijo que iba a hacer la película le dije que le iba a ser imposible encontrar a Mortadelo. Peo lo consiguió. Benito Pocino nació para interpretar a Mortadelo. Y la película tenía un ritmo alucinante, igual que las historietas. Leí que ese año el cine español se salvó gracias a Mortadelo. Era una película magnífica, pero esta nueva adaptación de dibujos animados, ¡además de magnífica es maravillosa!

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente