Anterior La ONU alerta de que Yemen sufre "la mayor crisis humanitaria del mundo" Siguiente Rajoy niega al juez el cobro de sobresueldos y dice que "jamás" conoció la existencia de una caja B Arriba Ir arriba
Pancarta de Greenpeace en el Viaducto de la calle de Bailén de Madrid.
Pancarta desplegada por Greenpeace en el Viaducto de la calle de Bailén de Madrid. AFP PHOTO / GERARD JULIEN

Greenpeace reivindica con una pancarta en Madrid su derecho a defender el Medio Ambiente

  • Critica la "fuerte represión" del Gobierno y denuncia la detención de un barco

  • Deposita 50.000 euros de aval para permitir que el barco siga navegando

|

La organización ecologista Greenpeace ha desplegado este martes por la mañana en el Viaducto de la calle Bailén de Madrid una pancarta de 126 metros cuadrados para reclamar su derecho a defender el medio ambiente, a raíz de la "fuerte represión" a la que se ve sometida y tras la embestida de lanchas de la Armada a las zodiac de la ONG en Canarias, mientras protestaban contra las prospecciones petroleras que se desarrollan a pocos kilómetros de Lanzarote y Fuerteventura.

Así, la ONG considera el Gobierno cometió una "fuerte represión" ante la "acción pacífica" contra el proyecto de Repsol en Canarias. Con el lema "Defender el medio ambiente, nuestro derecho y deber"Greenpeace denuncia también la detención del barco "Arctic Sunrise" por parte del Ministerio de Fomento tras una actuación de la Armada que califica de "violenta", y en la que resultaron heridos tres activistas de la organización.

"Cada día que el 'Arctic Sunrise' está detenido -ha explicado Mario Rodríguez, director de Greenpeace- es un día menos que no está defendiendo el medio ambiente, y por ello hemos reunido el dinero para liberarlo, gracias al apoyo de socios y simpatizantes".

Reúne los 50.000 euros de aval

La organización ecologista ha decidido depositar los 50.000 euros de aval para permitir que el barco siga navegando en defensa del medio ambiente. A pesar de la situación ha añadido que seguirá con su "intensa campaña contra las prospecciones" mientras emprende las medidas legales por la "fuerte represión" del Gobierno a la acción realizada frente a la plataforma de Repsol.

Así, una vez depositado el aval, el barco podrá zarpar de nuevo y, por tanto, ha desconvocado las concentraciones convocadas frente a Delegaciones del Gobierno en numerosas ciudades españolas para exigir la liberación de la embarcación. Sin embargo, sí mantiene las concentraciones de este martes a las 18.00 horas ante las delegaciones canarias para mostrar una vez más su más absoluto rechazo a las prospecciones.

Ahora, una vez liberado, el Artic Sunrise navegará hasta Valencia para apoyar a los 16 activistas y a un fotoperiodista ante el juicio al que se enfrentan a penas cercanas a los tres años de cárcel por una acción de protesta realizada el 15 de febrero de 2011 en la central nuclear de Cofrentes (Valencia) para protestar contra la energía nuclear.

Críticas al Ministerio de Fomento

Para Greenpeace, el Ministerio de Fomento "pretende dilatar el proceso en una maraña burocrática que puede durar semanas o meses". "Tardan pocos días en ponernos multas cuantiosas, y en cambio meses en reconocer que tanto el aval como la multa son desproporcionados", se ha quejado.

Dentro de una semana, ha recordado la organización, "comienza el juicio más duro al que se enfrenta Greenpeace en sus 30 años de activismo pacífico en España".

No obstante, ha asegurado Mario Rodríguez, la organización ecologista volverá a decir "alto y claro" que no les callarán, "ni con fianzas desproporcionadas, ni con embestidas de lanchas, ni con amenazas de cárcel".

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente