Enlaces accesibilidad

Grammys 2014, una gala de excentricidades, sorpresas y grandes actuaciones

  • Las mejores actuaciones de la gala, celebrada este domingo en Los Ángeles
  • Macklemore & Ryan Lewis, Lorde y Daft Punk, grandes protagonistas
  • Más de 15,2 millones de tweets se generaron durante la entrega de premios

Por
Daft Punk en los Grammys 2014
Thomas Bangalter y Guy-Manuel de Homem-Christo, Daft Punk, durante su actuación en la 56ª entrega de los Premios Grammy Kevork Djansezian/Getty Images/AFP

La "noche más grande de la música", tal y como la describen sus organizadores, hizo honor a esta descripción tirando de efectismo y grandes nombres. Sí, los Grammys celebrados este domingo (los número 56) han vuelto a demostrar que la industria musical estadounidense aún tiene mucho que contar y ofrecer.

La gala, que arrancó con la actuación estelar de Beyoncé y Jay Z (la pareja más poderosa de la música a nivel de influencia y beneficios) solo fue un adelanto de una noche que estuvo llena de detalles muy bien aprovechados por las redes sociales.

De popularidad en la red, saben mucho Taylor Swift, Lorde y Macklemore & Ryan Lewis, los artistas más mencionados en una noche de mucha actividad en Twitter, que generó más de 15 millones de comentarios durante la retransmisión.

No extraña en el caso de la joven neozelandesa, que se convirtió el año pasado en la gran revelación tras publicar un disco oscuro, distinto pero tremendamente atractivo e hipnótico. Lorde recogió dos premios (Mejor actuación pop solista y Mejor canción, ambas por "Royals"), y además actuó con mucha soltura para apenas contar los 17 años y ganarle las estatuillas a otros artistas "que en algún momento me han servido de inspiración", como Justin Timberlake o Katy Perry.

Los grandes ganadores de la noche

¿Y quienes son esos Macklemore & Ryan Lewis que se han ido a casa con cuatro Grammys? El dúo de rapero y productor pusieron el año pasado a la venta un divertido acercamiento al Hip Hop desde ritmos tan variados como el pop, el funk o la electrónica. Ese The Heist fue publicado en 2012 de manera independiente por el dúo, sin apoyo de ninguna discográfica, algo que han recordado al recoger el premio a Artista Revelación

En ese álbum también reside una canción más pausada titulada "Same Love", que se ha convertido en un himno de la lucha por la igualdad que ha servido durante la ceremonia como banda sonora para el matrimonio en directo de 33 parejas de distinta orientación sexual y razas. La encargada de oficiar estas mediáticas uniones fue la cantante y actriz Queen Latifah, que dio paso al regreso de Madonna, que celebró el "convite" interpretando uno de sus clásicos: "Open Your Heart".

El regreso de los Beatles

La noche de los Grammy celebró además el desembarco de los Beatles en Estados Unidos hace 50 años, y lo hicieron con la presencia de Ringo Starr, que interpretó en directo "Photograph" junto a un super grupo formado por Peter Frampton, Steve Lukather (Toto), Benmont Tench (Heartbreakers), Kenny Aronoff y el productor Don Was.

Minutos más tarde, era Paul McCartney el que subía al escenario para interpretar "Queenie Eye", una de las canciones de su más reciente disco. A él se sumaba Ringo a la batería, con lo que la leyenda de los Beatles recobraba vida por primera vez desde 2001 (no actuaban juntos desde la muerte de George Harrison).

No fue el único momento destacado del guitarrista, que además recogió el premio a Mejor Canción Rock por "Cut Me Some Slack", la canción  en la que ejerció de cantante de Nirvana para la banda sonora del documental Sound City.

Y grandes momentos alrededor del escenario

Aunque Taylor Swift fue una de las grandes perdedoras de la noche, la cantante sigue despertando la simpatía con su divertida actitud desde la grada del público, donde se puso de pie, bailó y disfrutó de la gala de principio a fin. También entre la audiencia allí presente destacaron los momentos de complicidad entre Jay Z y Beyoncé, o una Yoko Ono que disfrutó de varias actuaciones.

La gran actuación de la noche la ejecutó el dúo de productores Daft Punk. Ganadores además de los dos premios más importantes de la noche (Mejor Grabación del Año y Mejor Disco del Año por Random Access Memories), los franceses se rodearon de tres generaciones de funk formadas por Nile Rodgers, Pharrell Williams (ganador además del Grammy a Mejor Productor del Año) y Stevie Wonder.

Entre los cuatro nombres encadenaron el gran éxito del año, "Get Lucky", además de un repaso a clásicos como "Harder, Better, Faster, Stronger" (también de Daft Punk), "Le Freak" de Chic (el grupo de Rodgers), y "Another Star" de Wonder.

Pink por los aires y unos explosivos Imagine Dragons

También sorprendió por su puesta en escena la cantante Pink, que volvió a deslumbrar interpretando "Try" colgada del techo y entre impactantes acrobacias. Luego le acompañó Nate Ruess en "Just Give Me A Reason", que ha destacado como una de las baladas más explosivas del último año.

Contundencia fue la mejor palabra para describir la actuación del rapero Kendrick Lamar y de la banda de Las Vegas Imagine Dragons, que pusieron en pie al auditorio en base a guitarrazos, percusiones y ágiles rimas. También afilaron las guitarras Metallica, que se unieron al pianista chino Lang Lang para dar rienda suelta a una colaboración a priori extraña, pero súmamente lógica viendo la apasionada interacción que hubo entre rock duro y piano clásico.

El cierre de la noche corrió a cargo de Dave Grohl, Queens of the Stone Age, Nine Inch Nails y Lindsey Buckingham, de Fleetwood Mac. Una actuación que ha levantado la protesta sincera de Trent Reznor, debido a que no se emitió completa por televisión por falta de tiempo.

Eso sí, no pilla por sorpresa. Ya es sabido el desapego de estos premios por el rock: anoche Led Zeppelin ganaron por primera vez el premio a Mejor Disco de Rock, por el recopilatorio Celebration Day; y David Bowie se fue en blanco a pesar de haber firmado uno de los mejores discos de 2013.

Noticias

anterior siguiente