Enlaces accesibilidad

El Teatro Real estrenará el "Parsifal" más fidedigno y wagneriano a cargo de Thomas Hengelbrock

  • Se utiliza un 80% de instrumentos originales de la época
  • El Teatro Real ofrec tres funciones: 29, 31 de enero y 2 de febrero
  • Intervienen entre otras grandes solistas, Matthias Goerne y Angela Denoke

Por

En formato de concierto, más claro y ágil en su sonido, con instrumentos del siglo XIX que suenan más suaves, así será el inédito "Parsifal" que el director de orquesta Thomas Hengelbrock llevará al Teatro Real de Madrid, después de estudiar largo tiempo las indicaciones originales del mismo Richard Wagner.

La exigencia de fidelidad es tal que, como ha adelantado Hengelbrock hoy -un día antes del estreno-, junto al director del coliseo madrileño, Gerard Mortier, se emplearán un ochenta por ciento de instrumentos originales de la época, similares a los utilizados en su estreno en 1882 en Bayreuth, con el propio Wagner a la batuta.

"Al principio de este proyecto tuvimos grandes dificultades para sacarlo adelante y hasta la semana antes del estreno todavía se están realizando ajustes en los instrumentos", ha destacado el director alemán, para quien el proyecto ha constituido en cualquier caso un reto y "una fuente de ideas muy rica" sobre la interpretación de piezas de su compatriota.

Mortier ha señalado que este tipo de tratamientos "pueden aportar nuevas ideas para el futuro" y que momentos como este estreno son "muy importantes".
También Hengelbrock espera que su "Parsifal", que contará con tres funciones en el Real, sirva de "punto de partida para repensar" cómo se interpreta al compositor de "El holandés errante" y "Tannhäuser".

En su opinión, "no hay que inventar nada" porque todo está en los libros, aunque a menudo "se renuncia a la fantasía".Entre sus fuentes, se hallan las anotaciones que realizó Wagner durante los ensayos, como que "la música deje escuchar al cantante" o la práctica ausencia de vibratos.

"En las notas originales de Wagner sobre la partitura de 'Parsifal', solamente hay dos en las que pone vibrato. Lo normal en aquella época era no lo hubiese. Así, incluso en el 'pianissimo' se da esa sensación de serenidad y las cuatro voces aparecen claras", ha dicho Hengelbrock, que intentará devolverle a los cantantes "el lugar preponderante que merecen".

Entre el elenco que seleccionó personalmente junto a Mortier, se hallan artistas como Matthias Goerne (Amfortas), un cantante acostumbrado al "sotto voce" al que se escucha "absolutamente todo", además de Simon O'Neill (en el papel de Parsifal), Kwangchul Youn (Gurnemanz) y Angela Denoke (Kundry), entre otros.

El 'tempo', cuestión clave

Otra de las cuestiones claves de este nuevo (o viejo) "Parsifal" será la del tempo. Según ha relatado su director, en un momento dado se estableció que Wagner debía tocarse en un tiempo lento, porque de este modo se conseguía una "atmósfera sagrada", lo que no se corresponde con la intención real del autor.

"Además, Wagner pide que la dicción sea muy clara, porque si no, el público no sigue la historia y resulta aburrido", ha añadido.

El Real se une a las celebraciones por el bicentenario del nacimiento de Wagner con este "Parsifal", coproducido con el Konzerthaus Dortmund y la Philarmonie Essen, que cuenta además con la colaboración del Goethe Institut.

A preguntas de los periodistas, Hengelbrock, que inauguró el Festival de Bayreuth de 2011 con "Tannhäuser", se ha referido a los desencuentros que mantuvo con Katharina Wagner, codirectora del evento y bisnieta del mítico compositor de la obra.

"Allí hubo una auténtica crisis y le dije a Katharina que lo dejaba", ha reconocido, quejándose de que, por ejemplo, en el último ensayo le cambiaron de golpe doce violinistas."Da un poco la impresión de que a Katharina no le interesa demasiado la música, que le interesan más esas ideas modernas que llegan de Berlín", ha sentenciado Hengelbrock, que ha manifestado en cualquier caso su deseo de volver a Bayreuth si "cambian las cosas".

Noticias

anterior siguiente