Anterior Rivera apuesta por un diálogo con todos los partidos y agentes sociales si llega a la Moncloa Siguiente El 'no' rotundo en el referéndum de Grecia divide a Europa Arriba
Almodóvar: "Esta noche está menos chupado que nunca"
Almodóvar: "Esta noche está menos chupado que nunca"

Almodóvar y la Academia de Cine, una historia de amor y desencuentros

Todo sobre los Goya 2012 en nuestro especial

|

“Vuelvo a la alfombra roja porque tengo muy claro que el verde no nos sentaba bien a ninguno", con este humor ha llegado a la gala Pedro Almodóvar, miembro de nuevo de la Academia tras darse de baja en 2005, en referencia a las alfombras de otros años que, por cuestión de patrocinio, habían cambiado de color.

El director de ‘La piel que habito’ no había confirmado su asistencia, argumentado que le "gustaría reivindicar la libertad que uno siempre debe tener para ir o no ir a los sitios sin que se interprete como síntoma de hostilidad o de orgullo". Sin embargo, también había afirmado recientemente que "considerando que estamos en un periodo de reconciliación con la Academia, lo adecuado es ir, porque además está todo el equipo nominado y es un modo de acompañarles".

Los desencuentros del director con la Academia de Cine se materializaron en aquella época en la forma de elegir las películas que optan por España a los Oscar, y se vieron alimentados por el fracaso de 'Hable con ella' en 2002, que resultó la gran perdedora en los Goya y no fue convocada para los premios de Hollywood.

Ese 2005, el año que Almodóvar se dio de baja, 'La mala educación' solo tuvo cuatro nominaciones de las que no se llevó ningún premio.

Doce años de ausencia

Tras doce años de ausencia y después de reingresar en la Academia de Cine, Pedro Almodóvar ha vuelto a los Goya, para defender su última película 'La piel que habito', que optaba a dieciséis nominaciones, la mayor acumulación de candidaturas de esta edición 2012.

De todas ellas, la película del manchego se ha llevado los premios a Interpretación Femenina, Actor Revelación, Maquillaje y Peluquería y Música Original, quedando tras ‘No habrá paz para los malvados’, que se ha llevado seis premios, entre ellos el de Mejor Director y Mejor Película.

Estos nuevos galardones por ‘La piel que habito’ se suman a los seis Goyas que Almodóvar ha cosechado desde que en 1988 consiguiese el premio a Mejor Película con ‘Mujeres al borde de un ataque de nervios’.

Aunque reapareció en la gala de hace dos años para dar el premio a la mejor película a "Celda 211", Almodóvar no quiso en aquella ocasión desfilar por la alfombra roja para no desvelar la sorpresa, por lo que hoy ha roto una ausencia que duraba ya doce años, desde que defendió con éxito "Todo sobre mi madre", con la que se llevó el premio a “Mejor Dirección”.

Siempre protagonista

Lo cierto es que los desencuentros con la Academia no han hecho más que sumarle protagonismo al carisma del director en sus apariciones en las galas de los Goya a las que acude.

En esta ocasión no solo ha sido centro de atención por la cosecha de nominaciones con las que se presentaba, sino también por las gafas de sol tras las que se ha escondido y por haber estado sentado en primera fila del patio de butacas, desde el que ha recibido los comentarios de la presentadora de la ceremonia Eva Hache y de algunos de los que entregaron los premios, como Santiago Segura. El director de la saga 'Torrente' ha dicho que "no iba a mencionarle", por si "se enfada y se marcha".

En su llegada a los Goya, el director de 'La piel que habito' ha confesado que "esta noche está menos chupado que nunca" conseguir los galardones.

"Yo nunca voy a los premios con idea de ganar nada",  y ha asegurado que "ya conozco la experiencia de ir con 14 o 15 nominaciones y  salir sin nada".

Para Almodóvar, quien no se siente "perdedor", no ir con mentalidad de ganar "es una buena terapia".

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente