Anterior Las fiestas de San Fermín ponen a prueba el "rechazo social" a la violencia sexista Siguiente Grecia vota en un referéndum que abrirá más preguntas de las que contesta Arriba
La directora canadiense Sarah Polley en San Sebastián Reuters
La directora canadiense Sarah Polley en San Sebastián

"Take this waltz", disección indie y costumbrista de la crisis de pareja

  • Sarah Polley dirige la única película a competición del domingo

  • Michelle Williams compone la primera gran actuación del festival

|

La segunda película Sarah Polley es la única a competición de la tercera jornada del festival. Take this Waltz, título prestado de la canción de Leonard Coen, es una muestra de cine indie norteamericano acerca de las relaciones de pareja de la clase media treintañera.

La protagonista de películas como Mi vida sin mí reflexiona sobre el compromiso y la búsqueda de la felicidad en una historia protagonizada por Michelle Williams, en el papel de una joven casada que descubre su propia insatisfacción. “La vida tiene un vacío y creo que forma parte de la condición humana. Hay momentos que no se es consciente y otros en los que se ve con mucha agudeza”, aclara la directora.

Take this Waltz desarrolla situaciones fácilmente reconocibles. “La película no tiene un personaje con el que tienes que empatizar, las personas proyectan sus relaciones hacía la película”, explica Polley.

El regusto tras la proyección es, sin embargo, que el mensaje es que hay que aceptar la imperfección en la existencia. “En la cultura occidental pensamos que si hay un vacío hay que rellenarlo. Es extraordinariamente raro que un matrimonio funcione a lo largo de los años”.

Aunque Polley ha negado referencias de ningún director, ha reconocido que “Isabel Coixet ha sido una gran influencia por su espontaneidad en el rodaje”.

Anatomía del compromiso

El esquema ‘chica conoce a chico (buenorro) y descubre que no es feliz con su marido (buenazo)’ puede parecer gastado de antemano. La virtud de Take this waltz es el prisma naturalista desde el que enfoca la pareja o matrimonio.

Polley se recrea en describir las rutinas de la vida en pareja, las muestras de cariño, las reuniones familiares. Esa disección del costumbrismo es su mayor valor. Michelle Williams, al mostrar la incapacidad de explicarse la coexistencia del cariño y la pasión, crea la primera gran actuación de la sección oficial.

Digerir Take this waltz, como ha señalado la directora, dependerá de la experiencia vital de cada espectador. Quien no lo probó, no lo sabrá. Y posiblemente encuentre aburrido el viaje emocional de la protagonista. Al menos queda un estilo fresco y la exposición de una cuestión casi perturbadora: ¿cuánto de obligación hay en la correspondencia amorosa del día a día?

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente