Enlaces accesibilidad

La reforma del doctorado reducirá los años que se dedican para elaborar la tesis doctoral

  • De media se tarda 6 años en escribir una tesis, ahora se tendrán 3 ó 5 años
  • Se establecen prórrogas para los fututos doctores que estudien y trabajen
  • Se crean escuelas de doctorado que velarán por la calidad de las tesis

Por
Reforma del doctorado: se limita el tiempo para acabar la tesis

El consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto por el que se regulan las enseñanzas oficiales de Doctorado, y cuya principal novedad es la limitación a  tres o cinco años la duración de estos estudios.

Los datos dicen que desde que se empieza a escribir una tesis hasta que se consigue el título de doctor pasan, como mínimo, 6 años de media. Ahora, con la reforma introducida por el Plan Bolonia, los plazos cambian y ese tiempo se reducirá.

Si el alumno le dedica todo su tiempo a la tesis, tendrá 3 años para acabarla, y 2 años más de prórroga. En el caso de que compatibilice los estudios con el trabajo, trenán un máximo 5 años, más 3 de prórroga. El objetivo es hacer que una tesis no se eternice, algo que parece convencer a varios vicerectores.

Así, Manuel Rodríguez, vicerrector de Doctorado en la Universidad Complutense de Madrid señala que hay alumnos que se pasan 10 ó 15 años haciendo la tesis doctoral, lo que a su jucio "es un error".

Lo mismo opina Paloma Collado, vicerectora de investigación de la UNED que ve bien los cambios, sobre todo "la consideración de que a tiempo parcial, los estudios se puedan extender hasta 8 años".

Escuelas de Doctorados

Pero además, con esta reforma se crearán escuelas de doctorado para velar por la calidad de las tesis y por los derechos de propiedad intelectual de los alumnos. Asimismo se fomentará la colaboración con entidades privadas, ya que a día de hoy sólo el 15% de los doctores trabaja en el sector privado.

Según el texto, las escuelas de Doctorado que permitirán "canalizar de manera más adecuada" la actividad de la formación doctoral que desarrolle cada universidad, además de promover mecanismos de colaboración con entidades, públicas y privadas, de investigación o empresariales".

Además, cada programa de Doctorado contará con la figura de un coordinador, que deberá ser un investigador relevante avalado por la dirección previa de, al menos, dos tesis doctorales y la justificación de la posesión, como mínimo, de dos períodos de actividad investigadora o equivalente.

En cuanto a la evaluación de la tesis doctoral, se establece que los tribunales encargados de la misma deberán estar conformados en su  mayoría por doctores externos a la universidad y a las instituciones colaboradoras de la escuela o el programa, todos los cuales deberán estar en posesión del título de Doctor y contar con experiencia investigadora acreditada. 

El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, ha señalado que con este nuevo modelo se establece "en base a un concepto de universidad más integrador, de colaboración con otros organismos e instituciones aplicadas en la I+D+I tanto nacional como internacional", en la que las escuelas de doctorado "están llamadas a jugar un papel esencial".

Apto o no apto

Al mismo tiempo, se simplifica la escala para su calificación, que se fija entre 'apto' y 'no apto', y, en su caso, 'apto cum laude', distinción esta última que se decidirá en distinta sesión del  tribunal. Se deja por tanto atrás la tradicional escala de 'no apto',  'aprobado', 'notable', 'sobresaliente' y 'sobresaliente cum laude', que se aplicaba en la actualidad.

Otra de las novedades que contempla la nueva normativa es la  posibilidad de incluir en el título la mención de 'Doctorado internacional', en sustitución del hasta ahora 'Doctorado europeo'. 

Los estudiantes que estén cursando en la actualidad estudios de Doctorado conforme a normativas anteriores podrán continuarlos con arreglo a las mismas, hasta que se produzca su total extinción, y dispondrán desde de un plazo de cinco años para la presentación y defensa de la tesis doctoral.

En cuanto a los nuevos programas de doctorados, deberán estar adaptados a esta nueva normativa antes del inicio del curso 2013-2014, curso a partir del cual todos los estudiantes que se matriculen en este tipo de formación lo harán bajo la regulación que la misma establece. 

Más de 70.000 estudiantes

Durante el curso2009-2010, el número de estudiantes de Doctorado en España ascendía a más de 70.000, de los cuales más de 8.000 leyeron sus  tesis.

En cuanto a su vinculación con el mundo laboral, y según datos del  Instituto Nacional de Estadística, en diciembre de 2009 el 96,1% de  los doctores tenía un puesto de trabajo y seis de cada diez desarrollaba su labor profesional en el ámbito de la investigación.

El 55,5% de los doctores son  varones, aunque en el curso 2009-2010, el 48% de las tesis leídas eran de mujeres. Sobre la edad media, los varones españoles se doctoran, de media, a los 35 años y los mujeres a los 33.

Uno de cada tres doctores ha hecho sus estudios sobre ciencias naturales, el 34% del total se ha doctorado a través de becas y cuatro de cada diez trabajaron durante la realización de su tesis. 

Noticias

anterior siguiente