Enlaces accesibilidad

Watson, el superordenador que quiere ganar a los humanos en el concurso más popular de EE.UU.

  • Es miles de veces más potente que un ordenador convencional
  • Cuenta con una enorme base de datos que debe consultar al instante
  • Deberá analizar el lenguaje y los juegos de palabra para acertar las respuestas

Por
 Watson, el superordenador de IBM que competirá contra dos humanos.
Watson, el superordenador de IBM que competirá contra dos humanos. IBM

La competición entre máquinas y humanos salta a la televisión. El reto se celebrará el 14 y el 16 de febrero en Jeopardy!, uno de los concursos televisivos estadounidenses más populares.  Jeopardy! es un concurso de preguntas y respuestas tipo "trivial", un poco al estilo de nuestro Saber y Ganar.

En sus ediciones tres participantes compiten por adivinar palabras que encajen con las definiciones temáticas propuestas, intentando sumar puntos, hacer fallar a los demás y elegir las categorías que les resulten más fáciles. Jeopardy! lleva décadas emitiéndose, ha generado concursantes de leyenda y generado audiencias millonarias.

Hace tiempo un equipo de ingenieros de IBM se propuso programar un ordenador capaz de jugar a Jeopardy! y hacerlo con nivel suficiente como para competir contra los seres humanos. Si ya había máquinas capaces de derrotar a los seres humanos a las damas, al ajedrez y al póquer, ¿por qué no también a una variante del "Trivial"?

El reto era colosal: recopilar y clasificar todo el saber humano

El reto era colosal: sería necesario recopilar y clasificar todo el saber humano, vastos diccionarios y enormes bases de datos sobre trivialidades y alimentarlas a la máquina.

El ordenador tendría entonces que 'entender' las preguntas, tal vez la parte más complicada de la ecuación. Y si querían además que compitiera contra jugadores reales, debería hacer todo lo anterior suficientemente deprisa como para superar a sus expertos contrincantes.

Watson, el tercer concursante

El resultado es Watson: un superordenador que nació como parte de un pequeño proyecto para resolver preguntas y respuestas (DeepQA) que ha evolucionado hasta convertirse en un rival fabuloso y un interesante avance en inteligencia artificial.

Su nombre homenajea a Thomas J. Watson, presidente de IBM en sus comienzos.

En su interior Watson está alimentado por diez servidores Power7 750, con 2.880 cores (núcleos) de procesador y la nada despreciable cantidad de 15 terabytes de memoria RAM.

Tiene unas 5.000 veces más memoria que los PC más modernos de sobremesa

A nivel de memoria eso es unas 5.000 veces más que los 4 GB de RAM que suelen incorporar los más modernos PC de sobremesa, donde ya se puede almacenar una cantidad de información casi interminable (la Wikipedia al completo, por ejemplo, ocupa unos 4 GB).

Todo ello se procesa a una velocidad de 80 TeraFLOPS, unas 40.000 veces más rápido que en un equipo casero.

Las complicaciones del reto para Jeopardy

Si los ingenieros eligieron Jeopardy! como "problema para resolver" no fue precisamente porque fuera el más fácil de los concursos.

El mayor reto es analizar el lenguaje natural en que están escritas las preguntas. De este modo, si el tema es "historia" y la pregunta es "Colón viajaba a bordo de esta nave cuando salió de España" la respuesta podría ser "la Gallega" (¡a mitad del viaje la cambió de nombre!) aunque si la pregunta fuera "cuando llegó a tierra" la correcta sería "la Santa María".

En el concurso suelen usarse juegos de palabras, la ironía y el humor

Para complicar más las cosas, en Jeopardy suelen usarse juegos de palabras, se emplean la ironía y el humor, formas de comunicación genuinamente humanas, que a la máquina pueden resultarle muy difíciles de entender.

También hay frases que completar, fechas y eventos que recordar y todo tipo de trivialidades más o menos lógicas pero absurdas a veces. En J! Archive hay una excelente recopilación de las decenas de miles de preguntas de los más de seis mil programas emitidos hasta la fecha. Seguro que Watson las ha estudiado y se las sabe todas.

Watson no podrá comunicarse con el exterior ni conectarse a Internet, de modo que todo lo que sepa deberá estar en sus discos y su memoria RAM al comenzar cada programa.

Un problema adicional es que Watson no ha podido desarrollar hasta la fecha el reconocimiento de voz de calidad suficiente como para entender las preguntas formuladas por el presentador en tiempo real.

De modo que como concesión al aspirante se las darán por escrito -electrónicamente- en el mismo momento en que aparezcan en el panel de la pantalla para los demás concursantes. Eso sí: un dedo robótico situado sobre su atril pulsará el botón para pedir turno, compitiendo en agilidad contra los humanos.

Los concursantes son auténticos 'sabelotodos' que suelen acetar el 85% de las preguntas

Los creadores de Watson creen que su ingenio puede superar a los campeones humanos a los que se enfrentará, unos auténticos sabelotodos admirados por el público que suelen acertar el 85% de las preguntas.

En los programas previos de entrenamiento, de los cuales ya circulan algunos vídeos por Internet, se ha visto a Watson machacando sin piedad a Ken Jennings y Brad Rutter, dos de los mejores concursantes de la historia del Jeopardy!

¿Sucederá lo mismo en la edición definitiva? El reto está servido para dentro de unas pocas semanas.

Noticias

anterior siguiente