Enlaces accesibilidad

Moratinos cree que los que asesoran a Haidar "le están impidiendo" su objetivo de regresar

  • Señala que lo que quiere Haidar es que "le devuelvan el pasaporte sustraído"
  • Su jefe de gabinete se ha reunido con ella para explicarle las propuestas
  • Haidar ha sido condenada a pagar 180 euros por falta contra el orden público

Por
Moratinos: 'Estamos haciendo todos los esfuerzos'

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos, consideró este lunes que quienes están asesorando a la activista saharaui Aminetu Haidar "le están impidiendo" lograr su objetivo de volver a El Aaiún, de donde fue expulsada por el Gobierno marroquí el pasado 14 de noviembre.

Según Moratinos, el Gobierno ha intentado "de buena fe" desde el primer momento ayudar a la activista, en huelga de hambre en el aeropuerto de Lanzarote desde hace dos semanas para protestar por su expulsión, y ha "explorado todas las maneras e instrumentos" para lograr que ésta se haga con un documento de viaje y pueda regresar a El Aaiún con su familia como desea.

Así las cosas, según el jefe de la Diplomacia, "si su objetivo es viajar a El Aaiún", para lo que necesita un documento de viaje, "las opciones son las tres que el Gobierno le está ofreciendo": recuperar su pasaporte marroquí, darle asilo político en España o concederle la nacionalidad española.

Sin embargo, señaló, Haidar "por unos momentos dice que lo que quiere es que le devuelvan el pasaporte sustraído, pero por otra parte dice que no quiere tener pasaporte marroquí". "Decimos que queremos darle un documento como refugiada política para poder viajar y dice que no quiere ser una refugiada política", añadió.

Por último, cuando el Gobierno español ha dado "un salto de buena fe y buena voluntad diciendo que le podemos otorgar la nacionalidad española para poderle dar un pasaporte español también lo rechaza", incidió el ministro, subrayando que en muchos países se puede tener "la doble nacionalidad" y recordando que los padres de la activista "tuvieron la nacionalidad española".

Según el ministro, Haidar "tiene que comprender" que "todos aquellos que la están aconsejando o que la están indicando que son ofertas insuficientes" lo que están haciendo es que "le están impidiendo, de forma rápida y urgente, llevar a cabo su principal objetivo que es coger un avión e ir a El Aaiún".

Confía en una respuesta "satisfactoria"

El ministro, que rechazó entrar en calificativos de si las propuestas son "suficientes", insistió en que "el Gobierno busca soluciones y las soluciones las hemos expuesto y vamos a seguir exponiéndolas". Para ello, dijo, su jefe de gabinete, Agustín Santos, se encuentra reunido este lunes con la activista en Lanzarote, para explicarle las "ventajas" de las propuestas. "Espero que al final comprenda que lo que queremos es que pueda hacer lo que quiere", aseguró, y confió en que "podamos tener una respuesta satisfactoria".

En cuanto a las peticiones realizadas por los grupos de apoyo a la llamada 'Gandhi saharaui' reclamando que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se implique en su caso, Moratinos dijo que éste "sigue este asunto con el mismo compromiso e interés que todos los miembros del Gobierno". Ha sido él, afirmó, quien le ha dado "instrucciones" para que, como ministro de Exteriores, haga "las gestiones con Marruecos y buscar una solución".

Por otra parte, el ministro dijo que el Ejecutivo está "lógicamente en contacto con Marruecos para pedirles que pueda otorgarle ese pasaporte marroquí", que se le retiró cuando fue expulsada, y, aclaró, "de momento la respuesta no es negativa".

La activista saharaui Aminatu Haidar, en huelga de hambre desde el pasado día 15, ha acusado hoy al Gobierno español de presionarla y de hacer "chantaje" al pueblo saharaui, a la vez que ha insistido en que lleva a cabo su protesta por convicción y en que "nunca" ha actuado "bajo presión".
   A través de un comunicado remitido a los medios de comunicación, Haidar ha respondido así a las declaraciones efectuadas hoy por el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, quien ha advertido a quienes aconsejan a la activista rechazar las propuestas españolas de que con ello la están impidiendo lograr "su principal objetivo" de volver a El Aaiún.
   "Quiero solamente transmitir un mensaje claro al señor Moratinos: que yo, Aminatu Haidar, nunca he estado bajo presión y nunca lo estaré. Yo soy siempre independiente", ha asegurado la saharaui en el comunicado.
   Haidar ha querido dejar claro que son sus "convicciones" y su "conciencia" las que le dictan lo que tiene que hacer, y no la Plataforma que la apoya, "ni el Frente Polisario, ni Marruecos, ni Estados Unidos, ni Moratinos, ni nadie".
   "Soy muy consciente de lo que estoy haciendo, de esta batalla. Y punto", ha aseverado Haidar, quien ha opinado que el Gobierno español pretende "dilatar el camino claro de lo que es una violación clara" de los derechos humanos, del derecho internacional, del pacto internacional de derechos civiles y políticos y, sobre todo, de su artículo 12".
   El artículo 12 de dicho pacto, del que Marruecos es firmante, dice que "todas las personas deben ser libres para dejar cualquier país, incluido el suyo. Nadie deberá ser desprovisto arbitrariamente del derecho de entrar en su propio país".
   Por todo ello, Haidar ha señalado que la Plataforma está apoyándola, "como todo el mundo a nivel de España e internacionalmente", y no presionándola.
   "Lo que está haciendo ahora el Gobierno español es, en vez de presionar a Marruecos, presionarme a mí. Está presionando a la Plataforma y al Frente Polisario, está haciendo chantaje a todo un pueblo, al Pueblo Saharaui"", concluye el comunicado.

Noticias

anterior siguiente