Enlaces accesibilidad

Continúa activo el incendio de Zaragoza, donde el viento dificulta las labores de extinción

  • Pese a las llamas, ninguna de las cuatro poblaciones afectadas corre peligro
  • Se espera que el fuego haya quedado controlado durante las próximas 24 horas
  • Aún así, se calcula que el incendio puede arrasar aún otras 2.000 hectáreas

Por
Las llamas ya han quemado 6.500 hectáreas en Zaragoza
El incendio declarado en el campo de maniobras de San Gregorio de Zaragoza se mantiene activo en el interior de las instalaciones militares y en uno de los flancos del exterior, tras haber arrasado hasta el momento unas 6.500 hectáreas.

En las labores de extinción continúan 18 medios aéreos (13 helicópteros de extinción y coordinación y cinco aviones anfibios), 18 autobombas y 14 cuadrillas terrestres, lo que supone unas 300 personas, según el Gobierno de Aragón.

Esas tareas se complican debido a los fuertes vientos y a que el terreno está minado. Los aviones lanzan el agua desde más altura por miedo a que se produzcan explosiones.

Durante la noche, en la que se ha podido contener el avance del fuego hacia el municipio de Tauste gracias a la orografía del terreno, unas 200 personas se han concentrado en el flanco abierto hacia la localidad de Remolinos, que sigue activo.

El director general de Gestión Forestal del Departamento de Medio Ambiente, Alberto Contreras, ha informado de que el incendio evoluciona bien gracias al esfuerzo del operativo, que ha conseguido frenar el avance de las llamas hacia los pinares de Zuera y Castejón de Valdejasa.

Ninguna población corre peligro

Los alcaldes de las cuatro localidades afectadas por las llamas -Tauste, Remolinos, Pradilla de Ebro y Torres de Berellén- han declarado que sus poblaciones no corren peligro y que esperan que a medida que avance el día el fuego esté controlado.

Alfredo Zaldívar, alcalde de Remolinos, la población que más preocupaba, ha precisado que el frente que avanzaba hacia su población está bastante controlado y que han ardido unas 400 hectáreas de matorral bajo y pinar. Además, ha declarado que en ningún momento se ha pensado en evacuar a los vecinos.

Por su parte, José Luis Pola, alcalde de Tauste, ha asegurado que el fuego en su término municipal está bastante controlado y ha arrasado unas 1.200 hectáreas de monte bajo, pinar, campos de cultivo y rastrojos. Además, ha confirmado que Tauste no ha corrido peligro en ningún momento.

Mientras, el alcalde de Pradilla de Ebro, Luis Eduardo Moncín ha indicado que en su término municipal el fuego está extinguido y ha arrasado 500 hectáreas. La alcaldesa de Torres de Berrellén, Mercedes Trébol, ha señalado que las llamas dentro de su localidad están controladas.

Pueden arder más hectáreas

Asimismo, se calcula que el fuego podría arrasar otras 2.000 hectáreas más debido a las características del terreno, que no tiene caminos ni cortafuegos y se encuentra poblado de pino viejo de fácil combustión, además de por las dificultades para que actúen medios terrestres, por seguridad.

Por otro lado, en el exterior, la orografía del terreno parece facilitar los trabajos de extinción, aunque el control del fuego depende también de las previsiones meteorológicas. Para la jornada del jueves se prevén altas temperaturas y viento.

Fuentes del Ministerio de Defensa han informado de que la investigación sobre las causas que originaron el incendio se llevará a cabo en su momento, ya que hay que esperar a que el fuego se apague completamente, y se desconoce qué organismo se encargará del mismo, si será militar o se encargará la Guardia Civil.

Noticias

anterior siguiente