"Comprar, tirar, comprar". Las pruebas de los orígenes de la obsolescencia programada