• China: 500.000 toneladas de frigoríficos, 1,3 millones de toneladas de televisores, 300.000 toneladas de ordenadores personales
  • Cantidades ingentes de viejos ordenadores, teléfonos móviles y todo tipo de productos electrónicos rotos o que se han quedado desactualizados se amontonan en China, la India y países del continente africano.
  • En China, se estima que los restos procedentes de teléfonos móviles se multiplicarán por siete en la próxima década.
  • La ONU ha instado en un informe a tomar medidas urgentes para hacer frente a estas montañas de e-basura que hacen peligrar los ecosistemas de los países en desarrollo.
  • Naciones Unidas advierte de que la India podría incrementar sus desechos tecnológicos hasta en un 500% debido a los ordenadores tirados a la basura hasta el año 2020.
  • Algunos países tratan de sacar provecho de esta basura tecnológica y se dedican a extraer materiales que forman parte de los aparatos electrónicos
  • En todo el mundo, la ciberbasura crece a un ritmo de 40 millones de toneladas al año, a medida que los consumidores de las naciones desarrolladas y en desarrollo compran nuevos gadgets y tiran los antiguos.
  • Estos productos, condenados a una vida efímera al quedar obsoletos en muy poco tiempo, pueden convertirse en una amenaza si no se reciclan correctamente.
  • De los aparatos electrónicos se puede extraer plata, oro, paladio o cobalto
  • No todos lo hacen de la manera más conveniente y utilizan medios perjudiciales para el medio ambiente, por ejemplo la extracción mediante la incineración.

Montañas de e-basura