www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4460139
Para todos los públicos Zoom Tendencias - Valladolid - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

(Música)

En los últimos tiempos se extiende con éxito

el turismo experencial.

"Zoom tendencias", elige hoy la enoturística.

Descubrir nuevas bodegas y a sus enólogas,

además de sus paisajes y sus recetarios que se reinventan

desde la tradición, es el reto de esta escapada.

España aparece repleta de propuestas para disfrute de los sentidos.

Ponemos rumbo a tierras castellanas, a Valladolid,

con las ganas de descifrar el ADN de la denominación de origen Rueda.

La nota gastro la pone la incorporación de un restaurante

con estrella Michelin. Sus dueños, Víctor Martín y Noemí Martínez,

hacen una apuesta muy clara

por la despensa que regala este terruño.

Cerca de Peñafiel, en medio de un mar de viñedos

de la ribera del Duero, localizamos el último alojamiento balneario

que suma la provincia vallisoletana.

Un monumento monasterio agraciado de un acuífero medicinal,

es solo uno de sus muchos reclamos.

De llorar siempre que miro, de sufrir este camino.

Llegar a la provincia de Valladolid y rastrear el paisaje,

solo esta tierra tiene cinco denominaciones de origen,

es una de las bazas que convierten a este destino

en uno de los más atractivos de nuestro país.

Cada vez son más los viajeros extranjeros que además de rastrear

las ciudades más conocidas, amplían visita para conocer

las bondades que desprende esta zona rica en bodegas.

De los más de 70 municipios que abarca la D.O. Rueda,

ninguno con más historia que Medina del Campo.

Muy cerca, en Villaverde de Medina, "Zoom tendencias",

localiza esta bodega de vinos de Rueda.

Estas tierras del sur de Valladolid, tan duras, son las más indicadas

para la blanca uva Verdejo, la madre del vino de Rueda.

Aquí, hemos quedado con Sara Román, la enóloga de esta bodega.

Nos encontramos en la zona de nichos.

Aquí se almacenan las botellas que van a dormir

un largo período de tiempo.

Ya damos cuenta que la primera añada que elaboró es de 2006

y que en 2012, se alzó con la añada al mejor Verdejo del mundo

y el cuarto de nuestro país.

La tradición es muy importante, pero nosotros tenemos un pasado

que no nos queremos olvidar de él, pero sin embargo, estamos muy atentos

también a la innovación, porque nosotros queremos vinos naturales,

con mucha estructura, pero sobre todo alma, que tengan alma.

Practicar enoturismo es una experiencia

cada vez más habitual.

Hay quien se plantea sus escapadas

en función de la denominación de origen

y por tanto, qué bodegas pueden descubrir.

Se trata de conocer de primera mano el proceso

de elaboración de los vinos.

Nosotros, principalmente elaboramos Verdejo,

pero también elaboramos tintos con variedad como Tempranillo,

Garnacha, Syrah y aquí tenéis una muestra

de lo longevos que pueden llegar a estar nuestros vinos tintos.

Sara Román nos cuenta que desde 1996,

año en que nace la bodega, ha creado 11 vinos,

pero hay tres que marcan su recorrido.

El primero con el que empezamos, fue el Verdejo.

Un Verdejo 100 %, que nos trae muy buenos recuerdos

y nos sigue dando muy buenas alegrías.

Nos han elegido como el mejor Verdejo del mundo y luego,

seguimos y apostamos por algo muy diferente, un Saviñón Blanc,

que no es típico de la zona,

pero sin embargo es un producto muy fresco

que está gustando muchísimo

y finalmente, nos atrevimos con un rosado pálido

que ahora mismo son tendencias y lo conseguimos elevar

a la máxima calidad.

Abandonamos la denominación de origen Rueda.

Nos dirigimos a San Bernardo, una pedanía de Valbuena de Duero.

Por el camino disfrutamos de los viñedos que forman parte

de la D.O. Ribera de Duero.

Una de las que más prestigio regala a España en el mundo.

Llegamos al monasterio de Santa María de Valbuena.

Un edificio cisterciense del siglo XII

y uno de los mejor conservados de Europa.

"Zoom tendencias", visita esta construcción religiosa

ahora reconvertida en algo más que un alojamiento.

Las baños termales son un argumento fundamental.

Un proyecto impulsado por Roberto García,

un vallisoletano, de Olmedo, enamorado de su tierra,

que al conocer el monasterio

se aventuró a reconvertirlo en hotel balneario.

En los últimos programas habéis comprobado que son muchos

los edificios religiosos que antes de acabar derruidos,

pasan a desarrollar un fin turístico.

Roberto García nos cuenta que el nuevo alojamiento

abrió sus puertas en 2015 y que durante todas las obras,

respetaron su pasado arquitectónico.

Estamos viendo la espadaña de la Iglesia,

del monasterio de Santa María de Valbuena.

Estamos situados ahora mismo en el claustro,

que es el centro neurálgico de este monasterio.

Desde su claustro alto, de la época renacentista,

y este claustro bajo, que es de la época gótica y románica

y bueno, terminamos viendo una escultura de Venancio Blanco,

del siglo XX.

Los monjes ocuparon el monasterio desde el siglo XII hasta el XIX.

Al parecer, ellos fueron los padres del vino de aquí, del Duero.

Ahora, al recorrer sus corredores góticos,

podemos sentir el pasado de esta construcción

que la condesa de Urgell, mandó levantar en 1143.

Roberto García nos muestra ahora otras zonas del antiguo monasterio.

Las dos se encuentran alrededor del claustro de este convento.

Dejamos el claustro y accedemos a la sala de trabajos del monasterio.

Es una de las zonas más importantes y más antiguas.

Data de principios del siglo XII

y es donde los monjes escribían sus libros.

Nos encontramos en el refectorio del monasterio,

que es donde los monjes comían habitualmente

y leían sus oraciones.

Actualmente, es donde se sigue comiendo en las bodas

y en los banquetes que celebramos en el monasterio.

Entramos en la iglesia de tres naves que permanece abierta al culto.

Dentro descubrimos la capilla de San Pedro

y sus recién recuperadas pinturas.

(Música)

Donde antes dormían los monjes cistercienses,

ahora se hospedan los viajeros.

Casi 80 estancias integradas

en la arquitectura original del monasterio.

De lo que quizá se siente más orgulloso Roberto García,

es de cómo ha logrado incorporar al antiguo convento

el complejo termal que ocupa 2000 m².

El balneario goza de un acuífero minero medicinal

que discurre a casi 400 m de profundidad.

Estas aguas, alimentaron durante siglos los viñedos

que rodean al monasterio.

Hoy las tornas han cambiado y ahora,

regalan bienestar a los viajeros que se alojan aquí.

Lo que hicimos fue integrar todo este gran valle del río Duero

con este grandioso monasterio de Valbuena,

con estos 22 000 m² y con esta zona termal,

esta zona de agua, con nuestra zona de contrastes

y hacer con todo ello el gran complejo de la ribera del Duero.

A poco más de 60 km de Valladolid, localizamos Curiel.

Tiene forma de media luna.

Es uno de los pueblos

a los que le da esplendor su castillo.

Se alza en una roca sobre un cerro a casi 1000 m de altura

y es el más antiguo de la provincia.

Perteneció a varios reyes castellanos.

Desde aquí contemplamos el valle del Duero y también Peñafiel.

Otro pueblo famoso por su castillo.

La iglesia de Santa María, de estilo gótico mudéjar,

es otro de los edificios religiosos que dan a conocer a Curiel.

Llegamos a Valladolid, la capital de Castilla y León.

La ciudad de escritores como Miguel Delibes o José Zorrilla,

y conocida también por su mítico río Pisuerga.

En los últimos tiempos, gana enteros gracias a su agenda cultural,

pero también gracias a sus fogones.

Nuestra escapada enoturística

nos anima a conocer lo último en propuestas gastro.

En la calle de los Tintes, una vía peatonal,

descubrimos el último de los 10 restaurantes que suma

una estrella Michelin en Castilla y León.

Capitaneado en las fogones por Víctor Martín

y en la sala por su pareja, la sumiller Noemí Martínez.

Ambos nos cuentan que lo suyo es la despensa de esta tierra,

así que empezamos por saber en qué consiste la cocina vallisoletana.

Bueno, es una cocina de producto, principalmente.

Cuando digo producto, de una materia prima excepcional,

en el cual predomina la legumbre, las carnes y luego,

en cuanto a tipos de elaboración, generalmente siempre se suele

utilizar el guiso tradicional, estafado y por supuesto, el asado.

Víctor Martín es leonés, pero hace muchos años

que la vida profesional le trajo a esta tierra

en la que se siente muy a gusto.

Nos habla de su pasado plagado de trabajo junto a los grandes

de la cocina de este país.

Es un enamorado de la carne de cerdo,

uno de los principales productos, además de los de cercanía,

con los que le gusta jugar a la hora de elaborar sus platos.

El cerdo, que lo que hacemos es utilizar una parte muy poco conocida,

o yo diría, que no se utiliza normalmente en la restauración,

que es el pecho.

El pichón, que digamos, que la cualidad con la que nosotros

lo resaltamos es utilizando ablandadores de carne,

en este caso la ficina, que es del látex de la higuera,

y el trigo, cómo no, que estamos en casa

y tenemos que ensalzar el producto como tal.

Víctor nos cuenta que su restaurante suma ya 10 años de vida

y que en los últimos tiempos

su nombre aparecía en todas las quinielas

de la guía Michelin.

La mítica estrella nos asegura,

no va a hacerle cambiar su hoja de ruta.

Las propuestas que hoy ha elaborado,

desprenden un sabor muy de la tierra.

Como dicen algunos, lo suyo es alta cocina clásica.

Pues sí, empezamos con un pichón de Tierra de Campos,

típico de la meseta castellana, elaborado de una forma tradicional

con un guisito de trigo.

Continuamos con un arroz con setas.

Lo que sí, lo hemos hecho, le hemos dado una vuelta de tuerca

y lo hemos preparado de una forma diferente.

Y por último, unos chicharrones con chocolate,

un postre que a nadie se le ocurriría,

pero que los clientes nos dicen que va muy bien.

Nos acercamos ahora a la calle Menéndez Pelayo.

Aquí localizamos este nuevo espacio que acaba

de aterrizar en Valladolid, comandado por Joaquín Arroyo

y Teo Rodríguez, dos amigos.

El primero, empresario y el segundo cocinero,

que han desafiado a esta ciudad de tradiciones arraigadas

a la hora de tapear y han levantado este restaurante

en el edificio que antes fue de los padres de Joaquín.

Ahora, su mujer, la arquitecta María López,

ha diseñado lo que para muchos sería un gastro bar,

en el que las tapas son un pilar fundamental.

Yo creo que ahora ya, con la nueva carta,

esto va a ser un éxito total. Menos platos, más selectos

y fuera de carta, que la gente decida lo que le apetece,

que es lo que le gusta a la gente de Valladolid.

Las barras de Valladolid aparecen siempre repletas de parroquianos

dispuestos a disfrutar de la gran tradición de tapear.

Como en otras ciudades de España, una costumbre muy arraigada.

En los fogones, Teo Rodríguez y algunos cocineros de su equipo,

empiezan a elaborar los primeros pinchos de la tarde.

Salimos del pincho habitual que se hacía en Valladolid

en las barras, siempre sobre pan y lo que hacemos es transformarlo,

pero partiendo siempre de una idea original,

del producto autóctono de aquí. Lo que hacemos es trasladarlo

y unirlo con productos y viajes de otros sitios.

Tocamos México, tocamos Asia, tocamos un poco de todo.

Esa es la idea original del restaurante.

Teo nos dice que la tradición es fundamental,

pero también invita a disfrutar de otra manera

del recetario de tapas vallisoletano.

Gambón en tempura sobre hoja de siso, mango y chipotle,

unos raviolis de rabo de toro,

buscamos una receta clásica dada la vuelta.

Otra receta clásica, pero vista por un trasto,

que es un escabeche de gallina con una emulsión de jalapeños.

Siempre está presente el producto de temporada

como pueden ser las alcachofas. En este caso,

jugamos con un caldo de ramen, una papada ibérica,

y una emulsión de ajo.

Y cómo no, tenemos que terminar marinándolo

o bien con un ribera del Duero o con un vermut,

que en la casa somos superadictos.

Lo mejor de recorrer esta tierra de bodegas

es descubrir las novedades que se van integrando

a su pasado, ya rico de por sí.

Los nuevos viajeros buscan experiencias enoturísticas

y la provincia de Valladolid se esfuerza por incorporar

vinos con otro aire, cocineros que cuelguen estrellas Michelín,

como el restaurante de Víctor Martín y Noemí Martínez,

y tapeo que alía sabores de otros mundos.

Terapia monacal y aguas medicinales entre viñedos

es la apuesta de Roberto García,

un emprendedor con ganas de sorprender

a la hora de alojarnos. En fin, un suma y sigue

de propuestas que alejan a la capital de Castilla y León

de su etiqueta más tradicional.

(Música)

Están detrás del triunfo o del fracaso

de los negocios de restauración, los asesores gastronómicos

se han convertido en los profesionales

más demandados del sector.

"Zoom tendencias" se acerca a la figura de estos dos expertos

en detectar las claves del éxito en el mundo de la gastronomía.

Rubén Lantes y Pucho Landín se conocieron hace tres años.

Los dos llevaban más de una década de experiencia en hostelería,

juntos decidieron crear una asesoría gastronómica.

Uno de sus últimos proyectos es el del empresario Yago Suárez.

(Música)

La asesoría, en el restaurante, nos ha hecho es un proyecto 360,

en el cual incluye la formación de personal,

proveedores, decoración, implantación de la logística

que lleva a un restaurante, y sobre todo, las soluciones del día a día.

Soluciones a pequeños problemas que pueden surgir,

y eso, de cara al empresario, como es mi caso,

es una cosa que nos facilita el día a día.

El perfil de este espacio, su decoración, equipo humano,

carta y proveedores, ha sido diseñado desde cero.

Pucho es el experto asesor en cocina,

ha creado la carta, comprueba la calidad de los proveedores,

y que los platos tengan el acabado y el nivel gastronómico exigido.

Nuestro canelón del aguacate relleno de changurro y centollo,

que es el entrante más vendido, aquí tenemos unas pencas

a la brasa, con jugo ibérico, cigalas y sus cabezas fritas,

y una merluza de Celeiro cocinada a la gallega tradicional.

Aquí en este local hemos implantado una cocina de mercado,

donde el principal protagonista es el producto,

con emplatados vanguardistas y modernos,

y donde queremos sorprender a nuestro cliente.

Otro de los proyectos de estos dos jóvenes emprendedores

está en una de las calles epicentro de la ebullición

gastronómica madrileña.

Aquí la competencia es muy dura,

hay decenas de espacios gastronómicos puerta con puerta.

Nos encontramos en una las calles de Madrid con mayor concentración

de locales por metro cuadrado. Aquí el reto era conseguir implantar

algo diferente, atrevido, que funcionase, y que realmente

fuese un reclamo para los clientes de la zona.

Y encontraron la fórmula mágica, cambiaron la orientación

de este espacio, convirtiéndolo en un lugar informal y divertido,

abierto a todo tipo de clientes.

En este caso, se buscaba relanzar un negocio

cambiando totalmente su imagen, y tras hacer un estudio de mercado,

decidimos implantar un gallego muy canalla, algo que todavía

no estaba en la zona, dándole mucho protagonismo a la barra,

y elaborando mucho de...

Pucho, al cargo de los fogones, ha apostado por una cocina

de temporada, con platos para compartir,

de sabores atrevidos y preparados al momento.

Aquí hacemos cocina de mercado con producto de la lonja de Ribeira,

es una carta muy rodante, según el producto que tengamos en lonja,

vamos cambiando los platos, estos son los platos representativos,

como es el nem de bonito de Burela, con kimchi, que es un plato

así, un poco fusión, informal, para comer con la mano,

y una merluza de Celeiro con una espuma de patata

y un caldo "ondashi", que es un caldo japonés,

y un poquito de wakame, Al final, lo que hacemos, es un poco fusión,

comida informal y divertida.

Estos dos asesores gastronómicos manejan ya casi

una decena de proyectos, en los que conectar con el cliente,

encontrar un nicho de mercado adecuado y consolidar una marca

son la clave de su trabajo diario.

(Música)

Cenar entre acto y acto de una ópera...

(Ópera)

O relajarse con un concierto de música clásica

en un café histórico.

(Música)

"Zoom tendencias" descubre el placer de disfrutar de la gastronomía

en ambientes únicos. Entramos en las cocinas de Ramón Freixa

y de Pepe Roch, en dos espacios emblemáticos de Madrid.

La temporada de ópera en el Teatro Real

abre sus puertas en el 20 aniversario de su reapertura,

con las originales propuestas de Ramón Freixa.

Hace tres años que este chef, dos estrellas Michelín,

lleva las riendas culinarias de este singular espacio.

Sus menús creativos y atrevidos se inspiran en la programación

del Teatro Real.

Realmente esta cocina es el centro de producción del Teatro Real.

De aquí salen, aparte de las cenas gastronómicas,

lo que son todos los eventos que se hacen en el Teatro Real,

por ejemplo, hoy hay un cóctel de 500 personas, aparte

de las cenas gastronómicas, entonces, esto es una cocina de producción,

luego hay las cocinas de pase detrás de cada salón.

Aquí se produce todo, es el embrión de la cocina.

Freixa realiza un auténtico trabajo de investigación y documentación

para elaborar platos que recrean la época y el ambiente

de las óperas.

Siempre leemos el libreto, el libreto clásico, el libreto de la ópera,

para empezarnos a inspirar, pero muchas veces,

hasta que no sabemos la escenografía real de la ópera,

pues no acabamos de terminar el menú, porque muchas veces

hay producciones muy distintas. En este caso tenemos "La bohème".

Empezamos con la coquille Saint-Jacques,

con le chou-fleur, y unas salsas cremosas de una "berre blanc",

una mantequilla blanca con un toque marino.

Más parisino y más bohemio, una "soupe aux oignons",

una sopa de cebolla, en este caso, versionada con un pescado blanco

pochado, una merluza, yema de huevo curado, queso gruyer,

y la sopa de cebolla.

Los diferentes salones del Teatro Real,

nos cuenta el chef catalán, ofrecen la posibilidad

de degustar sus menús efímeros

o de disfrutar de entreactos operísticos

con una selección de sus aperitivos y platillos.

(Música)

Estamos en el salón Carlos III, este es un salón

donde servimos el entreacto. El entreacto puedes tomártelo

en las barras o encargarlo al llegar, entonces es una fórmula

que hemos pensado, porque en esos 20 minutos de entreacto,

tú ya tengas tus pinchos y tus platos ya preparados en la mesa,

para no tener que hacer cola y poder disfrutar del entreacto

pues un poco más relajado en esos 20 minutos.

Cenas para disfrutar de los sabores de la alta cocina

en un entorno privilegiado.

Aquí nace todo, en el patio de butacas.

Cada ópera, nos inspiramos primero leyendo el libreto.

Nace tres meses antes siempre, leemos el libreto tradicional

de la ópera, y a partir de ahí, vemos un poco la escenografía,

nos vamos inspirando en lo que pasa, primero, en la ciudad,

después en el autor, o sea, cada ópera es distinta,

intentamos no repetirnos, es un reto que nos encanta hacerlo.

(Música)

Nos trasladamos a la glorieta de Bilbao,

entre los barrios de Malasaña y Chueca,

para redescubrir uno de los cafés más antiguos de la capital.

(Continúa la música)

Totalmente renovado en su exterior y en su carta,

este espacio ofrece la posibilidad de cenar

y disfrutar de una sesión de música clásica

en su planta superior.

Bajo la batuta del veterano Pepe Roch,

en la cocina se trabajan recetas como le gusta decir a él,

honestas y elaboradas con técnicas tradicionales.

Hacemos un tartar, son platos tradicionales,

pero un poco actualizados, y luego también tenemos una línea de platos

como puede ser en horno de leña, en platitos más modernos,

pero en todos los platos intentamos buscar la honestidad en el plato,

en el género, en la elaboración, sin atajos, y en este caso,

pues mira, un tartar de lo más clásico que hay.

Se trata, nos cuenta el chef, de cuidar la materia prima

y de dar un toque actual a las recetas de siempre.

Hemos diseñado un menú especial para las noches de música,

donde también predomina la frescura y los productos buenos.

Tenemos el steak tartar, que lo hemos hecho en la cocina

con solomillo de primera, y el pan de bergamena,

tenemos la mousse de chocolate blanco con maracuyá y flores y frambuesas,

al natural, es un postre muy fresquito, y para terminar,

un cóctel para redondear la noche, por supuesto.

(Continúa la música)

Placeres y sabores amenizados por conciertos en directo

y grandes representaciones líricas,

un plan diferente para llenar los sentidos

de arte, música y gastronomía.

(Música)

Espero menos de ti. Me gusta hacerte sentir.

Hecho firme el contrato, contigo quiero repetir.

Forma parte de su último álbum, "El Dorado".

Se trata del nuevo sencillo de Shakira,

al que ha titulado "Trap".

En este vídeo, rodado en blanco y negro,

la artista internacional ha colaborado

con el mítico director Jaume de la Iguana.

Pero estoy cansada de desilusiones,

no quiero saber de un rompecorazones.

Llámame cuando quieras.

Quiere que no haga diferente parecer,

pero ya estoy cansada de desilusiones.

"He escogido esta mezcolanza de desconocidos,

apretujados durante días sin nada en común,

salvo la necesidad de ir de un lugar a otro,

para luego no volver a verse nunca".

"Asesinato en el Orient Express", nos ayuda a presentaros

"Fin de guardia". Con esta novela, Stephen King pone el broche de oro

a su trilogía policíaca protagonizada por el detective

Bill Hodges.

El autor nos traslada a un mundo en el que imperan la soledad

la alta tecnología, la vejez y las obsesiones.

(Música)

(Música)

Es un recorrido por la trayectoria del creador pop más influyente.

La obra de Andy Warhol, el icónico artista estadounidense,

y uno de los más reproducidos de la historia,

llega a Caixaforum Madrid.

Estos días podemos ver todas sus piezas, dibujos,

esculturas, portadas de discos, todo lo que este avispado

empresario alcanzó a crear, está ahora a nuestro alcance.

(Canción en inglés)

(Continúa la música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Valladolid

Zoom Tendencias - Valladolid

04 feb 2018

El programa Zoom Tendencias se escapa a Valladolid y disfruta de una experiencia enoturística. Una forma de viajar cada vez más extendida que nos permitirá descubrir lo nuevo de esta tierra de bodegas. Un antiguo Monasterio, uno de los mejor conservados de Europa, muda la piel y pasa a ser uno de los alojamientos balneario termal más destacados de la zona. La nota gastro la pone el tapeo y la nueva Estrella Michelin, la décima, que suma Castilla León.
Otro de los contenidos es la figura del asesor gastronómico, cada vez más necesarios a la hora de crear un restaurante. Ramón Freixa en los fogones del madrileño Teatro Real y la música que se apodera del mítico Café Comercial serán otros de los apartados de los que se ocupa esta semana Zoom Tendencias.

ver más sobre "Zoom Tendencias - Valladolid" ver menos sobre "Zoom Tendencias - Valladolid"
Programas completos (411)

Los últimos 469 programas de Zoom Tendencias

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Secciones:
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios