Yo, mono La 2

Yo, mono

Fuera de emisión

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
3327203
Para todos los públicos  Yo, mono - Arte y estética - ver ahora
Transcripción completa

Cuenta la leyenda que Picasso visitó Altamira y dijo:

"Está todo inventado. Lo de ahora parece decadente

y ninguno de nosotros es capaz de pintar lo que hay aquí".

Esta licencia nos sirve para viajar en el tiempo

y preguntarnos: ¿Es el arte un fenómeno exclusivo

de nuestra especie o las bases cerebrales para que fuera posible

se desarrollaron hace millones de años?

Bienvenidos a "Yo mono".

La capacidad de pensar mediante imágenes y símbolos

recibe el nombre de pensamiento abstracto o simbólico.

Al dibujar nos hacemos una idea del objeto que queremos reproducir

y las investigaciones dejan claro que los humanos no somos los únicos

capaces de hacerlo. Hoy vamos a hablar de las raíces

del arte en los humanos y en el resto de la naturaleza.

"Hoy en 'Yo mono' profundizamos en la importancia del arte

descubriendo los sentimientos de Coco,

una magnífica ejemplar de gorila que se estremece

con algunas de las secuencias míticas del cine.

Pero ¿de dónde viene nuestra afición por lo artístico?

Es más, ¿por qué pintan los primates?

Como siempre, serán los niños los que nos muestren el camino

descubriéndonos la evolución artística del ser humano

y valorando las últimas tendencias pictóricas."

Esto creo que es un kiwi.

Y para hablar del arte hemos traído al programa

a un gran sabio, al presentador de "Saber y ganar", Jordi Hurtado.

(Aplausos)

Hola, ¿qué tal?

Guau. ¡Pablo! ¿Qué tal? Jordi, ¿cómo estás?

Gracias por la presentación. De nada, gracias a ti por venir.

Un lujo estar aquí, encantado. Yo, mono.

Yo, mono. (RÍEN)

¿Nos acompañas al sofá? Por supuesto.

Adelante, primero. Pues qué bien, oye.

Qué maravilla de trabajo que han hecho los compañeros

aquí en televisión. Se han esmerado.

De decoración, de ambientación... Han traído la selva, ¿verdad?

Sí, porque como no había manera de llevarnos a nosotros a ella,

han dicho: "Vamos a traerle la selva a Pablo",

y a todos los invitados. La magia de la televisión.

Pablo, lo que conseguimos, ¿verdad? Esta magia es arte, ¿verdad?

Sí. Y ya sabes que es el tema

que nos ocupa esta noche, el tema del arte, la estética...

¿A ti...? Ya sabemos que no hay una definición de arte clara,

que cada uno da la suya, pero ¿para ti qué sería?

El arte yo creo que son sentimientos,

es algo que sientas una reacción, que puede ser negativa

o puede ser positiva, pero normalmente,

yo en el arte busco reacciones positivas,

y cuando viajo, que me encanta viajar,

vas a una ciudad o a un museo, buscas ese arte, vas a verlo.

Y quieres impregnarte de ese arte, que puede estar en las calles,

que puede ser unos grafitis, que pueden ser

los restos del Muro de Berlín pintados, por ejemplo,

ahí hay arte, y que puede ser dentro de los museos,

en tantos lugares... Y yo creo algo que te llegue,

que te haga sentir alguna cosa, alguna reacción.

Yo creo que en "Saber y ganar" también hay arte,

y tú de alguna manera eres un artista.

Bueno, hay mucho arte cuando hay ingenio,

cuando se trabajan las preguntas, desde el momento

que se hacen los guiones... Iba a decir sobre papel...

Ahora sobre el teclado del ordenador, por supuesto,

tiene que haber arte, tiene que haber ilusión,

tienes que poner corazón. Claro, la pasión en el trabajo.

Y lo que hacemos todo el equipo lo hacemos con muchas ganas,

con mucha ilusión y, por supuesto, le ponemos eso, arte,

pero yo creo que un artista es otra cosa,

es un creador de mundos, un creador de sensaciones...

Yo soy un comunicador, pero no me siento artista.

Artista es un músico que es capaz de crear una partitura,

que eso lo admiro muchísimo, o un pintor,

que es capaz de un lienzo en blanco ahí crear algo

o modelar, crear una escultura. El cine también es un arte,

el séptimo arte lo llaman. Exacto.

Y de hecho, el primer vídeo de la noche

que me gustaría mostrarte es uno de mis favoritos,

es fascinante, porque se trata de Coco,

una gorila que aprendió a hablar con lengua de signos,

el sistema americano, y por lo tanto,

podemos acceder a su mente, le podemos hacer preguntas

sobre qué es lo que está viendo, lo que está ocurriendo

y qué emociones le produce.

"Coco es una gorila que sabe utilizar la lengua de signos.

Su película favorita es la que más le emociona,

y cuando llegan unas escenas tristes

en la que una familia se despide porque no se verá en mucho tiempo,

se da la vuelta para evitar la pena.

Pero también hace las señales de sentirse triste,

no es bueno o fruncir el ceño.

Gracias a este método de comunicación

podemos acceder a su mente y saber que está entendiendo

y emocionándose con la película.

(Aplausos)

Bueno, alucinante, ¿verdad? Alucinante.

Es decir, cómo esta gorila primero se aparta de la pantalla,

como haríamos cualquiera cuando vemos una escena

que nos desagrada, y luego representa

con lengua de signos algunos de los sentimientos.

Es fantástico. O sea... No...

Y esto ¿no estamos viendo un caso de un animal

que ha sido amaestrado? Es decir, ¿no estamos viendo

un animal que se utiliza para espectáculos circenses?

No, de hecho está prohibido por esta fundación,

la fundación Coco, uno de sus lemas

es no usar animales en películas o en publicidad o como mascotas.

En ese sentido, creo que estaremos de acuerdo

en la función de estos lugares, que no los exhiben como mascotas.

Sería algo desagradable. ¿Y ha visto alguna película

de Tarzán, aquellas películas que yo de pequeñito...?

Yo también las veía. (RÍE) Con Jonny Weissmuller, con Chita.

No sé, para ver su reacción, me estoy preguntando ahora.

Pues ha visto otras películas, tenemos constancia de ello,

pero esta es su favorita, en la que aparece

esta escena de tristeza. No sé qué más ve en ella,

pero desde luego, es la que pide que le pongan.

O sea, hace exactamente lo mismo que hacen los niños,

que cuando una película les gusta, quieren volver a verla,

la misma. Como hacían mis hijas con "Mary Poppins",

entonces, siempre me pedían la misma película otra vez,

y otra vez, porque se aprenden los diálogos,

y entonces, les encanta saber lo que va a ocurrir.

Predecir lo siguiente.

Jordi, ¿desde cuándo crees tú que existe el arte?

Hombre, el arte existe desde que existe el hombre...

No sé si el homo sapiens, pero lo que tú consideres que era,

el mono o alguien que un día marcó algo en una cueva

o en una pared o en el suelo o junto a unas piedrecitas

y con eso creó alguna cosa. Bueno, desde luego,

el arte prehistórico es maravilloso,

y aunque contamos con pruebas ya de hace 200 mil años,

es cierto que parece que se produjo una explosión cognitiva en Europa.

Ahora pensamos que en Asia también, en Indonesia,

de manera simultánea, hace unos 40 mil, 50 mil años,

pero lo que muy pocos esperan es que esta capacidad artística

también esté presente en otros animales.

¿Que otros animales crees que son capaces de pintar,

aunque sea de manera primaria? Sí, por supuesto.

Sí, seguro que un elefante, por ejemplo, y yo lo he visto,

entre comillas, bastante tema espectáculo,

pero lo he visto en Tailandia, por ejemplo,

que demuestran cómo un elefante es capaz de realizar una pintura.

¿Y qué os parece si ahora vemos de lo que es capaz un chimpancé,

pero sin haberle entrenado, sin adiestramiento,

en el que le damos unas pinturas y unos papeles?

Fijaos qué interesante, porque esta hembra de chimpancé,

que vive en Japón, de manera natural

siente curiosidad por pintar, y además, se restringe

a los límites del papel, es decir, no en cualquier lado,

no, no, se restringe a un formato concreto,

en este caso un DIN A4 o DIN A2, y parece tener una idea prefijada

de lo que quiere plasmar, ¿no?

Me recuerda a los niños cuando empiezan a crear,

y se les ocurre cualquier cosa. Yo recuerdo esta etapa

de mis hijas cuando eran muy pequeñas,

que enmarcábamos en la cocina todas las pinturas que hacían,

estas pinturas espontaneas, pero para mí eran obras de arte.

Vamos a seguir profundizando en la capacidad artística

de los animales con un vídeo maravilloso, fantástico.

"¿Cómo perciben las figuras los primates no humanos?

Los chimpancés son capaces de usar figuras geométricas complejas,

además, la percepción del color y de las formas

resulta ser muy similar a la que usamos nosotros.

Los chimpancés tienen sentido de la composición,

dibujan círculos y reparten las distintas figuras en el papel.

(Aplausos)

Jordi, ¿tú comprarías una obra de arte hecha por un primate?

Hombre... No lo sé. Depende del precio, ¿no?

Exacto, exacto, sí. Claro.

Desde luego que los 25.000 dólares.

Si es de todo a cien... Si es asequible, sí.

Has nombrado a los niños y a mí me interesa mucho

porque quizás porque todavía no están tan contaminados

con nuestros filtros y nuestros sesgos

sobre qué es el bien y el mal, nos dan opiniones

muy frescas y muy sinceras. Seguro, siempre.

Y les preguntamos sobre ellas, a ver cómo interpretaban

algunas de estas obras de arte abstractas.

Parece un hombre tapándose los oídos.

Una mujer...

Un hombre asustado.

-Porque le va a atropellar un autobús.

-Parece una cabeza de pelos.

-Esto está hecho como de madera. -Yo no puedo dibujar esto.

-Esto lo he hecho yo. -Un adulto.

-Lo ha coloreado un artista que es un adulto.

-Dos euros. -Muchísimo más de mil.

-Un hombre.

-Esto, por ejemplo, parece un ojo. Esto.

-Como una persona sin ojos.

-Una pluma. -Un niño.

-Es un poquito raro.

-Está mal hecho.

-Un euro.

-Esto creo que es un kiwi.

-Una ralla, un punto y un círculo.

-Parece un tomate si tuviera algo arriba.

-Si te giras, y lo ves como una especie de cara.

-Un helao'.

-No sé.

-Un niño. -Esto es fácil de dibujar.

-Cuatro euros. -Cinco.

"Es fácil de dibujar". ¿Has visto lo que han dicho

cuando veían lo de Miró, que es fácil?

Pero es cierto, Miró tenía un estilo infantil,

un estilo muy difícil de igualar, sin duda,

pero es verdad que siempre se le vio ese toque infantil

que tanto nos gusta. Claro, porque era un genio.

Es lo que le da valor, probablemente, una de las cosas.

Ahí está el valor de los genios. Pero yo creo que ya hemos hablado

suficiente sobre pinturas y llega la hora

de hablar un poco sobre la música, la música también es un gran arte.

¿Qué te parece si invitamos a mi colaborador,

Javier Cebreiros, para que entre a comentarlo?

¿Le damos un aplauso? Pues venga.

Adelante, Javier.

(Aplausos)

Muy buenas. Menos mal que dijo que sí.

¿Qué tal, Javier? No, mejor que no entre Javier

y seguimos nosotros. ¿Qué tal, Pablo?

Adelante, Javier. Muy buenas.

Creo que nos traes muchas cosas interesantes.

Dentro del arte, ya que hablabais antes,

hay muchas más cosas, y una de ellas

es cómo nos hablamos, la interpretación que hacemos

del arte, que eso ya es personal. Delante de una obra

una persona puede experimentar algo y otra algo distinto.

Es cada uno con su proceso mental.

Yo una vez estaba en Berlín con un amigo

y entré en un edificio... El primer día llegas,

paseas para situarte un poco, y dentro del edificio

vimos que solo había una escultura,

y además, con un texto en alemán. Entonces, la vimos.

"Oye, qué raro, qué simple", y nos fuimos.

Y al día siguiente un guía turístico nos lleva por ahí

y nos dice: "Vamos a entrar ahora en uno de lugares más especiales

de Berlín", y nosotros... "Ostras".

Sé aqué te refieres. Claro...

Es que... Bueno, lo vas a explicar tú.

Es muy impactante. Hay un edificio,

que es el de la nueva guardia, donde solamente hay una escultura,

una escultura Käthe Kollwitz, que fue una escultora alemana

que perdió a su hijo en la Primera Guerra Mundial,

entonces, ese espacio retrata el sufrimiento de los berlineses

durante la guerra. ¿Qué pasa? Que en ese lugar hicieron

un agujero en el techo, entonces, cuando llueve, se moja...

Es una madre con un hijo, perdón, que no lo dije,

la madre que sujeta a su hijo fallecido.

Guau. Exacto.

La Piedad de Kollwitz es el nombre de esta escultura,

o sea, se le llama así, la Piedad de Käthe Kollwitz,

esta artista, además, ella murió en 1945,

que es tremenda su historia. Y había perdido,

creo que también al marido, un hermano, al hijo...

Y por eso hizo esa escultura, que es tremenda.

Y además, hay un agujero en el techo,

entonces, cuando nieva, solo es ella la que está nevada,

cuando llueve, solo es ella la que se moja.

Pues eso debe impresionar una barbaridad.

Claro, porque tú eres un espectador

que estás a cubierto, y en cambio, la escultura,

esa madre con el hijo, esa piedad,

está ahí mojándose o llenándose de nieve. Tremendo.

Aquí el tema es ese, entras sin ninguna

interpretación y ves una escultura, y cuando das esa profundidad

con la comunicación, cómo cambia el arte.

El tema de la comunicación con uno mismo es importante.

Javier, muchas gracias, y te vemos luego

en el debate del primate interior. El primate interior de Jordi.

¿Sí? Uy, uy, uy. Vamos a ello.

A ver qué sale. Nos vemos después.

Hasta ahora, muchas gracias. Hasta luego.

(Aplausos)

Bueno, pues vamos allá, porque es la hora

de nuestro gran experimento. José Eugenio,

muchas gracias por haber venido. Te presento.

Encantado. ¿Que nos traes hoy,

porque hay gran cantidad de materiales de figuras?

Empieza tú. Hemos traído cuatro elementos

que yo creo que son un hito en cuanto a la evolución,

lo que ha conseguido hacer el hombre,

relacionados algunos indirectamente con el arte,

como puede ser la creación del fuego,

intentaremos hacer un poco; intentaremos crear

un poquito de pegamento para enmangar una flecha

y conseguir poder cazar; y por último,

intentaremos realizar un grabado, una mano en negativo

de las que hemos estado hablando antes en el programa.

Comenzaremos con el fuego, un fuego que me parece

que es uno de los elementos más importantes

de la especie humana, el dominio del fuego.

Una de las grandes innovaciones, porque nos permitió alterar

los ritmos naturales de la naturaleza

y alargar unas horas al día, en la reunión,

todos alrededor de un punto. Claro.

Por ejemplo, lo que vamos a intentar

es crear fuego no de la manera como se hacía en el Paleolítico,

que podía ser con un trocito de sílex,

golpeándolo con algún elemento que tuviese hierro,

como puede ser la pirita o la marcasita.

Nosotros vamos a ir un poco más allá,

iremos a la Edad de los Metales, a la Edad del Hierro,

e intentaremos hacer fuego con un eslabón,

con un trozo de hierro. ¿Qué ocurre?

El hierro al golpear el sílex va a producir unas chispas,

unas chispas que de por sí no van a quemar,

necesitamos algo que las queme. Una brasa, una yesca.

¿Cómo vamos a crear esa yesca en la Prehistoria?

Pues utilizando un hongo. Este hongo crece en los árboles,

¿verdad? Eso es. Es un hongo seco.

En la misma corteza, a diferentes niveles.

Tiene, además, forma de cabeza de caballo.

Este hongo es muy curioso, lo llamamos el "fomes fomentarius",

y es un hongo seco que lo que vamos a hacer

es conseguir una brasa, romper este trocito

para crear una brasa. Nosotros no vamos a utilizarlo,

vamos a utilizar un poquito de algodón carbonizado.

Un poquito.

De tal forma que colocaremos este trozo de hongo en el sílex,

lo vamos a sujetar con nuestra pinza.

Un hito en la evolución, la pinza de precisión,

y el pulgar oponible, y una vez que esta brasa

se esté quemando, la vamos a introducir en un nido,

en un nido de hierba seca o de paja,

que le hemos colocado dentro un poquito de plumón anea.

¿Qué es el plumón de anea? Esto es una planta

que lo que va a hacer es acelerar la combustión.

Ah, muy bien. De tal forma que tenemos

ya aquí preparado nuestro nido, tenemos que introducir

esa brasa ardiendo. Vamos a proceder ahora

a quemar una de las brasas. Lo que si...

Sí, nos apartamos un poco. Por seguridad.

-Sobre todo, sí. -Vamos a intentar

que una de esas chispas... -Seguir haciendo el programa.

Que haya más "Yo mono". Una de esas chispas...

Ya está, fijaos. -Qué rápido.

-Prenden muy rápido, prenden muy rápido.

Y ahora al nido. Y ahora el paso

es transportar la brasa a nuestro nido.

Así también lo harían ellos. ¿Ahora qué tenemos que hacer?

Avivar esa brasa. Podemos hacerlo...

Mediante el soplado.

Pero tú tienes otra técnica, ¿verdad?

Y tenemos otra forma, que es moviendo el brazo.

Lo agitaríamos hasta el punto en el que salga la llama.

-Bueno... Esto se aviva.

Qué cantidad de humo. ¡Ahí va, ahí está! ¡Bravo!

Un poquito de fuego. Cuesta, pero se consigue hacer.

-Se consigue. Fantástico.

Pues Eugenio... ¿Qué más sorpresas nos traes?

Una vez que hemos hecho fuego, el ser humano lo puede dominar

para calentarse, cocinar el alimento, alumbrar,

pero en este caso lo que vamos a hacer

con el fuego es algo muy llamativo,

que es intentar crear pegamento. ¿Cómo lo vamos a crear?

Vamos a utilizar elementos que tenemos aquí,

como por ejemplo, la resina, vamos a utilizar también

un poco de cera, vamos a utilizar carbón,

que machacaremos, y un poco de ceniza.

Todo esto junto, se calienta, se derrite,

y va a crear una masa endurecida. Se puede tocar, no hay problema.

-Endurecida, sí. -Tenemos que derretir...

Vamos a derretir esta resina,

de tal forma que al derretir va a caer en una punta de flecha,

que está atada con un poco de tendón,

una punta hecha con sílex, y vamos a reforzar esa atadura

con pegamento. Necesito que sujetemos...

Yo te lo aguanto. Y por motivos de seguridad

no vamos a utilizar una pequeña antorcha como ellos,

con ese mismo nido de antes... Vamos a utilizar un mechero.

-El mechero no es de la Prehistoria. Esto no.

-La idea es ir quemando poco a poco, poco a poco...

Y yo lo que haré será ir girando, me imagino.

Eso es, vamos girando, vamos girando.

Y así la vamos lacando... Eso es.

La idea, si os fijáis, toda esa resina

está impregnando ese tendón. Ahora no se puede tocar,

no se debe tocar, pero la idea es que una vez

que esta resina seca, hace el efecto de un cemento.

Va a estar endurecido y esta punta de flecha

no se va a salir y va a ser más efectiva para la caza.

Con esta flecha podemos cazar con un arco,

todo el mundo lo sabe, lo que no sabe mucha gente

es que hubo un antepasado del arco en la Prehistoria.

El propulsor. El propulsor, que tenemos aquí.

Lo podíamos considerar como la primera prótesis

de la Prehistoria. -Fíjate.

-La naturaleza no nos ha dado brazos largos para cazar,

no nos ha dado garras, ojos para ver en la oscuridad,

sin embargo, hacemos fuego y vemos,

somos capaces de crear arte, somos capaces de crear un arma

que va a extender mi brazo y me permite cazar desde lejos.

Un propulsor que ya que somos artistas...

Eso te iba a decir, que los decoraban.

Eso es. -O sea, que el bastón famoso

ahora de "selfie" ya lo inventaron en la Prehistoria.

(RÍEN) -Se puede colocar aquí la cámara.

Es verdad, ahora que lo pienso. Claro.

Muchas veces es curioso que con un propulsor tan pequeño

seamos capaces de disparar no una flecha,

sino este arma, que se llama una azagaya.

En verdad azagaya es el nombre que recibe la puntita,

la puntita de hueso o de sílex, que se va a colocar en un venablo,

en un trocito de madera, a modo de flecha gigante.

Nosotros vamos a colocar el propulsor en la azagaya.

Vamos a sujetar con el puño, y sujetaremos la azagaya

de nuevo con la pinza. Vamos a intentar lanzar...

Ahora sí que nos apartamos... Sí, nos vamos.

-Necesitamos seguridad, que queremos seguir viviendo

más allá del Paleolítico. -Un lanzamiento muy cortito,

pero sin embargo, con este arma se puede

llegar a alcanzar más de 60 metros de distancia.

Impresionante. Podríamos apuntar

a cualquier objetivo, cualquier animal y...

Ahí va, fíjate. ¡Fantástico! ¡Has dado en la diana!

Me tienes asombrado. -Y ahora lo que tenemos aquí

preparado es el último experimento que vamos a hacer,

relacionado directamente con el arte.

Vamos a intentar realizar un grabado.

Vamos a intentar realizar el primer spray de la Prehistoria,

un aerógrafo de más de 15 mil años. ¿Cómo el de los grafiteros?

Como el de los grafiteros. -Eran grafiteros, digamos.

-Ellos utilizarían trocitos de hueso,

pequeñas cañas para soplar. Vamos a intentar

soplar alrededor de una mano. Necesitamos conseguir el color,

el pigmento. Ellos van a utilizar desde carbón machacado,

rocas arcillosas, como el ocre, por ejemplo,

la limonita, en el caso del amarillo.

Vamos a triturar todo bien. Tenemos aquí preparado

un poquito de ocre, y vamos a soplar una mano.

¿Inconveniente? Necesitamos una mano.

Pues pedimos un voluntario. Sería lo mejor.

¿Hay algún voluntario entre el público? ¿Sí?

Ya lo tenemos. Vamos.

Muchas gracias por prestarte.

Vamos a dejarte espacio para que puedas realizar tu arte.

Vamos a imaginar que este panel sería el interior de la cueva,

entonces, tenemos que colocar bien bien bien nuestra mano,

bien sujeta, la idea es que no caiga pintura

en el interior, y lo que vamos a utilizar,

en vez de cañas y huesos, por seguridad también,

vamos a utilizar unas pajitas y vamos a soplar pintura.

El inconveniente es que para esta mano en negativo

nos vamos a ensuciar bastante. Pero no te importa, ¿verdad?

Ahí vamos.

Bueno, toma ya.

¿Cuántos años se tarda en eliminar de la mano la pintura?

Para que lo sepa. -Pues es el problema que tenemos,

una mancha... -Una mancha histórica.

-Una mancha histórica. Esta sería la otra forma

de realizar una mano, vamos a crear el negativo

mientras que la huella digital sería una mano en positivo.

Vamos a hacer una mano en negativo, que vamos a retirar ya.

Vamos a ver. ¡Guau! Desde luego, una auténtica mano prehistórica.

Yo cuando me las he encontrado en las cuevas,

ha sido uno de los momentos en que se me encoge el corazón,

y ahora al verte a ti, estoy recordando esos momentos.

Desde la manifestación sencilla de la huella de una mano,

a escenas de caza, pinturas más complejas.

Y luego ya pensamiento simbólico. Pensamiento abstracto, eso es.

Estos han sido los experimentos. Muchas gracias, maravilloso.

Pues muchas gracias por todo. -Gracias, muchas gracias.

Pues vamos a volver a nuestro sofá selvático,

¿de acuerdo? Perfecto.

Bueno, no sé si conocerás las cuevas del Norte de España,

al menos de nombre. De nombre, por supuesto.

Y en el programa hemos hablado muchísimas veces de ellas.

Y he estado en Santillana del Mar,

he estado ahí al lado. Ese es mi pueblo, que lo sepas,

Santillana del Mar. Hombre, el pueblo

de las tres mentiras. Ni santa, ni llana, ni tiene mar.

Pero es precioso, es precioso. Además, allí está ubicada

la cueva de Altamira, pero no solo tenemos Altamira,

tenemos decenas de cuevas más sin las cuales sería imposible

explicar lo que luego sucedió en Altamira,

es decir, con pinturas rupestres de hace miles de años

previas a los bisontes de Altamira.

Y para poder profundizar en los orígenes del arte

y en estas maravillosas cuevas de las que estoy enamorado,

hemos traído esta noche al director de las Cuevas de Cantabria,

director del Museo de Prehistoria de Cantabria, Roberto Ontañón.

Un fuerte aplauso para él.

(Aplausos)

Hola. -Hola, Roberto, ¿qué tal?

Roberto, amigo, ¿qué tal estás? Muy bien.

Sentaos. Aquí, ¿no?

Por favor.

Bueno, Roberto, antes de nada, ¿qué es para ti el arte?

Ya sé que es una pregunta muy difícil,

que cada uno tenemos un concepto,

pero estoy obligado a hacerla. A mí ya me la ha hecho.

-Es algo que suscita sensaciones, ¿no?

Yo te voy a dar una pregunta... Perdón, una respuesta, quizás,

más académica, desde mi punto de vista,

del prehistoriador, y digamos que el arte es una forma

de expresión gráfica del pensamiento simbólico.

Dicho con toda la generalidad que esto implica.

Y yo creo que tiene que ver con dos cosas,

tiene que ver, digamos, con el desarrollo de la capacidad

de desarrollar pensamiento simbólico,

que tiene mucho que ver con nuestra especie,

y al mismo tiempo, tiene que ver

con una necesidad innata en nosotros.

De expresarnos de diferentes maneras,

y entre otras, a través de la pintura.

Eso comentábamos hace un momento, que parece que en nuestra especie

hay un deseo de plasmar esa ideas

que pululan por nuestra mente, y las pruebas las tenemos

en nuestra tierra, en Cantabria. Sí, desde luego.

Roberto, ¿dónde sitúas el origen del arte?

Ya sé que es muy difícil situarlo,

pero por darnos algunos datos. Yo creo que no es difícil.

El origen del arte yo lo sitúo en África.

Sudáfrica, ¿no? Que es de donde proviene

nuestra especie, en África hay hallazgos...

Por no hablar de estos hallazgos de humanidades anteriores,

de homo erectus, con algunos cantos con formas determinadas,

algunos huesos... Conchas grabadas también.

Algunas conchas... Cáscaras de avestruz, por ejemplo,

han aparecido también. Ya hablando de homo sapiens,

en algunas cuevas sudafricanas hay algunas conchas y huesos

que tienen esquemas geométricos, que no son simples marcas,

sino que siguen una pauta determinada.

Nosotros salimos de África, y en ese recorrido

llegamos a Europa, el arte rupestre paleolítico

como nosotros lo conocemos es un fenómeno

que se desarrolla en Europa Occidental,

de los Urales hasta Portugal, pero hay otros muchos artes

prehistóricos en el mundo, en los cinco continentes.

O sea, es un fenómeno universal, que luego tiene sus expresiones.

El arte aborigen es maravilloso, hay arte específico en Sudáfrica,

una arte de los bosquimanos en el centro y sur de África,

y el arte rupestre y paleolítico, al que más cercano estoy

por mi trabajo, que es un fenómeno, digamos,

propio y particular del sudeste de Europa.

Qué interesante, porque al igual que pasa con las lenguas,

siempre tratamos de fijar un lugar concreto donde nacieron,

eso es imposible, es un fenómeno geográficamente

mucho más extendido, con el hallazgo de las manos

en Indonesia volvemos a lo mismo, tenemos unas manos en Cantabria

datadas de una fecha muy aproximada a las de Indonesia.

Que de manera paralela o casi simultanea

parecen emerger en todo el mundo.

Ten en cuenta que a lo largo de la Prehistoria

hay diferentes fenómenos que prácticamente

de forma simultánea suceden en diferentes partes del mundo.

Es una cosa realmente maravillosa.

El inicio del Neolítico, la producción de los alimentos,

se da prácticamente al mismo tiempo en Sudamérica con el maíz,

en el Próximo Oriente con el trigo y la cebada,

y en Lejano Oriente con el arroz.

La aparición del arte rupestre tiene que ver

con unas características concretas, es un clima glacial,

abundancia de cuevas donde refugiarse.

La ventaja de las cuevas es que son medios cerrados

y se conservan, y de esa manera llegan a nosotros,

pero conocemos una parte muy pequeña

de lo que debió ser la plasmación gráfica

de estas ideas y del pensamiento simbólico.

Y en cuanto a cuevas, un espacio, un lugar concreto dentro.

¿Hay alguno que te llame la atención que te guste recurrir,

quizás Covalanas, esa pequeña capilla que hay al final?

Es una maravilla de cueva, y me encanta tanto el entorno

como la cueva, pero yo si tengo que hablar de una,

es la cueva de la Garma, que tú has conocido recientemente.

Hace poco nos adentramos en ella. Y es excepcional en el mundo.

Tiene un conjunto de arte rupestre magnífico y, además,

hay 600 metros cuadrados de una alfombra de restos

que dejaron los habitantes hace 16.500 años.

Huesos, útiles... Objetos decorados, utensilios...

16.000 años. Pues Roberto Ontañón,

muchísimas gracias por habernos acompañado,

y ahora vamos a seguir en el Paleolítico,

espero que nos veamos muy pronto. -Muchas gracias, Pablo.

-Gracias. Encantado, Roberto. Hasta pronto.

Roger, pero ¿qué haces ahí? Bueno, hablabais de arte,

yo estoy con un tema... Ahora os lo explico.

Le voy a dar al público unas carpetas.

Adelante, adelante. Si me dejas y Jordi me permite.

Con tu permiso. Voy a pedirles una pequeña tarea.

Muy bien. Yo ahora continúo.

Tengo aquí un ayudante. Oye, ¿puedes repartir bolis,

querido Eduardo, que me has dicho que te llamas,

a todo el público? Y voy a daros carpetas.

Aquí lo que tenéis son hojas para hacer un dibujo.

No os preocupéis si sabéis o no, pero la idea es que dibujéis

a nuestro invitado, a Jordi Hurtado.

Anda. No os preocupéis,

Jordi es un experto en arte, lo que pasa que nunca lo ha dicho.

Como lo ha demostrado hoy. Y luego evaluará los dibujos

que hagáis. Si me permitís, voy a charlar un rato

y vuelvo a buscar dibujos de aquí a cinco minutillos,

¿de acuerdo? Venga hasta ahora. He tenido una idea y he dicho:

"Oye, ¿por qué no dibujar al invitado?

Hola, Roger, ¿qué tal? Hola, eh.

Vamos a ser amigos, ¿verdad? Hombre, por supuesto.

Si no, creo que no voy a volver más por aquí.

Pero bueno, bueno... A ver qué resultado...

Entre tú y yo, he propuesto que dibujen a Jordi

porque eres más guapo que Pablo, es conocido.

Bueno, soy de otra época, y como yo ya vengo del Paleolítico,

y él no, él es de aquí, ahora... Yo no me atrevo a hablar.

No me atrevo a hablar. El tema un poquito iba

que estamos hablando de arte, y yo me dedico a niños, familias,

y siempre está muy presente... En psicología habéis oído

que los niños dibujen y digan cosas.

Antes explicabas tú un tema de tus hijas,

de colgar marcos en la nevera... Incluso en la pared.

Llenar la pared de la cocina con sus dibujos,

esos dibujos del colegio o del parvulario,

que para nosotros eran auténticas obras de arte.

Porque veías que era una plasmación de un sentimiento,

de una ilusión, y eso, y las manitas...

Hay unas fotografías que cuando las vemos y recordamos,

digo: "Cómo disfrutabas ensuciándote con la pintura".

Que estaba ahí que sacaba la lengua...

Los padres sufríais más por las paredes,

pero apareció el estucado en casa, pero son cosas que suceden.

Pero de alguna manera.... Un poquito tenemos algún vídeo

para que veamos a niños dibujando y comentemos la jugada.

"Los niños van ganando en complejidad

en sus dibujos por etapas.

A pesar de los trazos desordenados de los primeros años,

la adquisición del control del lápiz

le permite dotar a los dibujos de intención,

y un círculo garabateado a los tres o cuatro años

puede ser un perro o un pequeño hermano.

Luego viene la capacidad preesquemática,

donde se aproximan a lo que pretenden representar

Líneas que son piernas y los brazos que poco a poco

tomarán forma e irán teniendo dedos y detalles.

Las figuras dejarán de flotar hacia los siete años,

en una etapa esquemática que se prolongará hasta los nueve.

Formas definidas, llenas de detalles,

que ya poseen un suelo donde ubicarse

y están rodeados de personas y objetos que llenan el espacio.

En la etapa realista, entre los nueve y doce años,

comenzamos a buscar cómo representar lo que vemos

tal y como es, algo que se profundiza

a partir de los 13 años, donde los dibujos

captan los rasgos y las proporciones.

No por nada dibujar gusta tanto a los niños.

El dibujo infantil favorece la escritura,

la lectura, la creatividad, ayuda al niño

a tener más confianza en sí mismo también

y expresar sus emociones, sentimientos y sensaciones,

favoreciendo la formación de su personalidad

y contribuyendo a su madurez psicológica."

(Aplausos)

Son divertidos. Son maravillosos.

Habéis visto que había diversas edades,

desde pequeñitos que hacían una especie de manchurrón

y que lo enseñaba... Porque el arte produce...

Cuando de mayor admiramos arte, de pequeño admiras tu propio arte

y ahí cuando eres reconocido por el adulto es muy importante.

Eso que dices es importantísimo, porque aquellas cosas

que nos producen placer, son aquellas cosas

que nos ayudan en la supervivencia,

y la creatividad es una de ellas. El ser creativos nos ayuda,

por lo tanto, es normal que haya sido favorecido

por selección natural y nos produzca placer.

Te sientes satisfecho de crear. Y esto cuando...

Pero no eres consciente, porque claro,

un niño de dos años que hemos visto ahí

no es consciente, y en cambio, tiene una satisfacción...

Y enseña, muestra ese dibujo con una...

Esto enlaza con el vídeo de Coco que habéis visto pintando,

lo enseñé a niños y me decían: "Oye, que se sale del papel.

-Pero ¿tú cuando tenías dos años...? Enséñame dibujos".

Te salías del papel, tu papel era el papel,

la mesa y toda la casa entera. Aquello que el niño coge el boli

y empieza por la pared, por el estucado nuevo...

Por eso está bien darles papel para que no utilicen las paredes.

Poco a poco... Fíjate también la evolución del dibujo,

cómo se va llegando a la forma, cómo va naciendo.

Yo no soy artista, y desgraciadamente tengo el arte

que tienen algunos niños, yo sé hacer un muñequito con una cabeza

y en mi caso, con un poco de barriga,

pero es todo, pero sí que en el dibujo,

y los psicólogos utilizamos los dibujos muchas veces,

aparecen cosas ya no del inconsciente solo,

del día a día que se expresa mejor. Insistiendo en tus hijas,

imagino que tienes algún dibujo en que tú estás retratado.

Sí, había algunos dibujos en que estamos toda la familia.

Este es el padre, la madre, los abuelos, los tíos... Sí, sí.

El tamaño indica diferencia. A tu mujer la ponían de dos metros

y a ti de un metro.... ¿Quién está más en casa?

De alguna manera, es decir, sin hacer grandes interpretaciones,

el dibujo en la psicología, también cuando lo ven,

te das cuenta de muchas cosas. No entraremos en detalles,

temas técnicos, de las manos... No, porque yo creo que es hora

de ver los retratos de Jordi. Estaría bien... ¿Quieres verlos?

Hombre, sí, claro, me gustaría. Me permitís que me levante.

Por supuesto. A la caza de algunos dibujos.

A ver esta clase maravillosa que tenemos aquí.

Vamos a ver.

Denme dibujos, por favor.... Si quieren bajarlos...

¿Qué te parece, estamos o qué? Sí, yo creo que es suficiente.

Ay, ay, ay. Mira quién dibuja. (RÍEN)

Eso me suena a algo de la tele. Bueno, vamos a...

Si me permites que los exponga aquí.

Por supuesto, estás en tu plató. A tu lado, es un honor.

TE voy a poner y tú te lo miras. Guau.

Hombre, hay... Bueno, estás guaperas ahí.

Muy bien, eh, muy bien. Muy bien.

Aquí, con perdón... Las gafas están, eh, signo...

A este no, a este no le ha dado tiempo.

Tiene su significado a lo mejor. Sí, sí, sí. Sin duda alguna.

Hay uno minimalista. Sí.

No sé, ¿qué te parece, qué ves en estos dibujos, Jordi?

¿Hay algo que te...?

Hombre, veo que hay algunas señas de identidad, que tal vez...

Este... Este podríamos acercarnos un poquito más.

Para que lo vean los espectadores, a lo que sería, eh.

O sea, el pelo un poquito así, característico, siempre,

las gafas, eh, que están presentes prácticamente en todos,

y un poquito la sonrisa que pienso que...

Que te caracteriza, sí. Que es un poco la expresividad,

la forma de comunicar, ¿no? Pues podíamos decir...

Es muy interesante, porque si te fijas,

en todos hay la sonrisa, las gafas, el pelo rizado...

Están las gafas. Sí, sí. Bueno, este me encanta.

Porque este...Este... Evidentemente, no se parece en nada,

pero este es genial, estoy como un superhéroe.

O como Loquillo. El tupé, el tupé.

De rocker, de rocker.

En el fondo hacemos imágenes intuitivamente también.

O sea, los grandes creadores del arte han creado

sobre sus realidades, y ahora mismo...

Y este está firmado, esto quiere decir algo, eh.

Está firmado. Quiere que te lo lleves.

Hay otros que no... Tenemos aquí el...

El foco, la luz.... Este también está firmado.

¿Qué significa, Roger? Jordi, eh.

El cuerpo es un poco raro... Este es un poco Harry Potter.

Este es como Harry Potter.

Esto significa que todos dentro tenemos una imagen de alguien,

y a partir de ahí, el dibujo te permite conocer qué miras,

luego, cada uno tiene rasgos característicos.

Chiquitín. Sí, pero tiene lo mismo.

¿Tiene lo mismo? Es mínimo. Es modelo jíbaro.

Este es el modelo Jordi Jíbaro. Me ha hecho pequeñito pequeñito.

Y ha firmado también, eh. Lo puedes llevar de llavero.

Sí, sí. Esta debe ser catalana porque aprovecha el papel, eh.

Ha quedado todo libre, para hacer otros dibujos.

El invitado del próximo programa también podéis aprovechar el papel.

Vamos a aprovecharlo, perfecto. Podéis aprovechar.

Bravo. No sé, hay muchas cosas que hablar,

por ejemplo, el tema de los cánones de belleza.

Antes habéis visto un muñeco que es una Venus Willendorf,

que es una señora oronda, y el peso de la maternidad

de hace muchísimos años. ¿Cuál es el canon actual?

No lo tenemos muy claro, parece que se mezclaran varios.

Porque el de la modelo, muy delgada, sin apenas pecho,

luego, en los estudios que hacemos con hombres,

no son el tipo de mujer que les gusta,

así que tampoco estoy seguro de que tengamos claro

cuál es el canon de belleza. Hay uno ideal,

pero luego hay uno real... El real sería una persona saludable.

Efectivamente. Es decir, una persona

extremadamente delgada, pues no tiene un aspecto saludable,

a veces en las pasarelas hemos visto esas modelos que no son reales.

O sea, no tienen nada que ver con lo que ves en la calle

y con todo lo que eso comporta, de malas influencias,

de entrar de una manera negativa, sobre todo, en la juventud,

que quieren parecerse a esos cánones.

O sea, que no. Completamente.

Yo creo que lo que hay que trasmitir un aspecto saludable.

Sin duda. Yo echo de menos a Javier otra vez.

Yo creo que se debería de unir al debate.

¡Aquí está!

Bueno, yo hago hiperrealismo, eh. Oye, te ha quedado muy bien.

Hombre, es que hago hiperrealismo y se parece mucho...

Lo más parecido que pude. Javier, qué bien pintas.

Eres un Antonio López. Javier, creo que es la hora

de decidir el primate interior de Jordi,

y nos vamos a ir a la zona donde realizamos esto,

que es nuestro armario de los primates.

Vamos para allá.

(Aplausos)

Vosotros primero, por favor.

Pasa, pasa.

Os temo, eh. Y allá vamos. Aquí tenemos...

Creí que iba a salir un primate en movimiento.

Que iba a salir de ahí. Con vida.

Roger, empieza tú, ¿qué primate crees que es?

Con los años y tiempo que llevo viéndole,

y para mí siempre el gorila ha sido como el rey de los monos...

Espalda plateada, ¿no? Evidentemente espalda plateada.

Es un alfa. Es un alfa. Superalfa.

Caramba. Javier. Qué impresionante.

Yo te pongo un poquito más chimpancé.

¿Por qué? Son altruistas, son inteligentes,

y también tienen un poquito de firmeza y liderazgo.

Yo precisamente creo que es con el que me quedo,

porque el chimpancé, junto al bonogo,

sean los simios más inteligentes, y yo creo que hoy

ha quedado demostrado que tenemos a un sabio, ¿no?

Así que, Jordi, te quedas el chimpancé.

Qué bueno. ¡Qué bien!

(Aplausos)

Qué bien.

Entonces, nos despediríamos como Jane Woodward.

(IMITA A UN MONO) (IMITA A UN MONO)

(RÍEN)

Muy bien.

Bueno, como ocurre con las lenguas, el arte no tiene origen concreto,

a lo largo de la historia ha ido evolucionando

desde varios puntos del planeta. La definición de arte

tampoco está clara. Nació con los humanos, sí,

pero los prerrequisitos para poder desarrollarlo

se iniciaron mucho antes. Quizás no podamos llamar arte

a lo que hacen los animales, pero sí tienen la capacidad

para desarrollarlo.

Hasta la próxima semana, primates humanos.

  • Arte y estética

Yo, mono - Arte y estética

18 oct 2015

En esta ocasión trataremos el tema Arte y Estética en compañía de Jordi Hurtado.

¿Qué es el arte para el ser humano? ¿Por qué nos emociona? ¿Podríamos vivir sin pintar, sin escuchar música o ver películas? Y los animales, ¿tienen espíritu artístico?

En ‘Yo, mono’, Pablo Herreros y sus colaboradores, Javier Cebreiros y Roger Brufau, nos enseñan que el arte no es un fenómeno exclusivo del ser humano. De hecho, la capacidad de pensar, el pensamiento abstracto que está en toda obra, surgió hace millones de años.

El experimento en plató consiste en recrear algunas de las creaciones más importantes del ser humano, como el fuego o la pintura.

ver más sobre "Yo, mono - Arte y estética" ver menos sobre "Yo, mono - Arte y estética"
Programas completos (10)

Los últimos 20 programas de Yo, mono

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios