www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5267358
Para todos los públicos Viaje al centro de la tele - Momentazos de Un, dos, tres - ver ahora
Transcripción completa

Cuántos momentos nos ha dejado "Un, dos, tres".

El concurso de la televisión con letras mayúsculas.

Tantos, que aunque ya muchos programas

han barrido de arriba a abajo, capítulo a capítulo,

lo mejor de todas sus temporadas en "Viaje al centro de la tele"

hemos sido capaces de descargar todavía más.

(Canción en inglés)

(Campanilla)

Vuestra lupa es extremadamente minuciosa

y por eso ha podido captar momentazos poco o jamás transitados.

Sí, sí, jamás.

Déjalo ya,

sabes que nunca has ido a Venus en un barco.

Hoy os traemos el resultado de esa intensa búsqueda.

Atentos, porque vais a ver instantes que son, incluso, inéditos.

Increíble, ¿verdad?

Estáis todos invitados a descubrirlos.

Empieza el viaje, prepárate ya.

Oh...

Oh...

Espectacular. Espectacular.

Sensacional.

Si de algo nos podemos sentir orgullosos

en "Viaje al centro de la tele",

es de hurgar en el archivo sin poner filtro alguno.

Aprovechamos todo.

Y con ello somos capaces de hacer un rico puré de calabaza

con multitud de ingredientes sorpresa.

Sentaos a la mesa, que comenzamos a servir el menú.

Pena de amores hecha puré.

Oh...

Sopa de amor, señor. Sopa de amor.

Sopa de amor, camarero.

Sopa de amor, señor. Sopa de amor.

Sopa de amor, que te quiero.

Me echa a mí, por favor, en la copa, si es tan amable.

-¿En la copa? -Sí.

-Esto... Esto es sopa copera. (RÍEN)

-¡Ah, claro!

Ya la conocías esta sopa, yo no.

(ACENTO INGLÉS) -¿Ustedes son católicos?

(A LA VEZ) -Sí.

-¿Y conocen la iglesia de los Santos de los últimos días y unos más?

-¿De los últimos días y unos más? -Sí, de los últimos días, sí.

De los unos más, debe ser el factor reformista de la iglesia.

(ACENTO INGLÉS) -¿Y por qué había tanta discusión?

Esperemos que la sopa no se os haya indigestado.

"Un, dos, tres" fue pionero en muchas cosas.

Con el a-trevi-miento hemos topado.

Virgen de las vírgenes.

Virgen de las vírgenes.

Virgen de las vírgenes.

Virgen de las vírgenes.

Nunca quedo.

Nunca quedo.

Todos dicen que soy algo osada.

Pues es satisfacción, no conozco nada.

Siempre quiero más. No soy delicada.

Y si no me das no me quedo sentada.

Hay que tener en cuenta que durante mucho tiempo,

los desnudos e incluso semidesnudos en televisión, fueron mera anécdota.

(Música alegre y risas)

(Pajaritos)

Otra como estos hombres.

Sin pudor ninguno.

Marlene Mourreau.

(Canción en francés)

Cómo cambian los tiempos.

En unas épocas tanto y en otras tan poco.

Era casi una hazaña el verle un tobillo a una mujer antes de 1920.

-Bueno, por favor. -Y después...

Buena, la moda cambió, José de Toledo, eh...

-Fíjate si ha cambiado o no. (RÍE)

Somos...

insaciables.

A la moda siempre queremos estar.

Nuestros cuerpos deben ser la admiración.

Pues los hombres su capricho han de pagar.

Repite conmigo, mona.

(GIME)

¡Uh, la, la!

(GIME) -¡Uh, la, la!

(RÍEN Y APLAUDEN)

-¿Bravo? -Muy bien.

-Le llamas a eso...

¿Qué tiempo llevas de casada, mona?

(BALBUCEA)

-Se nota, se nota. Una auténtica dama.

No podemos decir lo mismo

de los hombres que desfilan a continuación.

A pesar de que intención les sobra.

Maruchi.

La explosiva Maruchi. Saluda, Maruchi.

Maruchi, saluda al público. (RÍEN)

-Que no se les oye, venga a cantar.

(Música)

Esto es lo que se llama de forma figurada, "dejarte en pañales".

Y ahora lo vemos de modo literal.

Así. El pañal para el niñito. Muy bien.

-Listo.

¡Bravo! ¡Corra, corra!

¡Bravo!

¡Seis! Seis segundos.

(APLAUDEN) (RÍEN)

Muy bien.

Lo había hecho muy bien, Kiko, sí.

Pero el concursante estaba vivo de milagro.

El hombre se pegó un buen susto.

Como para no hacerlo.

(GRITA)

Lo mismo que si se te ponen a gritar sin filtro,

las mujeres que participaban en esta prueba.

(GRITA) ¡Quique!

-¡Amaya!

Así no hay quien se entienda.

Claro, que con mímica, la cosa tampoco es fácil.

(RÍEN)

-¿Amor?

¿Yo? (RÍEN)

-Sin hablar, Paloma.

(RÍEN)

-Que tú eres una mujer está claro.

(RÍEN)

Era evidente que entre Bertín y Paloma no había demasiada química.

¿Que estoy fuerte?

Caso opuesto al de Sergio y Estíbaliz.

Aunque, eso sí, ellos jugaban con ventaja

porque se pasaban media vida juntos.

Ah...

De fútbol. ¡Ah! José María García.

-¡Sí! Muy bien.

(Aplausos)

(Palmas y taconeo)

¿Rocío Jurado? -No.

-¿Lola Flores? -¡Sí, muy bien!

Ueee...

Sabe quién odia, quién mata, quién sufre, quién reirá.

Ueee...

Sabe quién sueña, quién ama, quién falta, quién volverá.

Los culturistas que veis ni con mímica lograban comunicarse.

Y por más que Mayra insistiese no se daban por aludidos.

Ellos, hasta ahora, a lo suyo.

A enseñar músculo, vamos.

Buenas noches.

(Aplausos)

Buenas noches. Bienvenidos, los dos.

Buenas noches. No me hacen ni caso.

(RÍEN) Me da la impresión.

Madre mía cuánto músculo.

Algunos de los invitados no hablaba, simplemente, porque no podía.

¿Qué tal, Curro? Buenas noches.

Bienvenido, aquí tienes a tus campeones.

Quienes sí podían hablar eran los famosos que se pasaban por allí.

En algún caso, incluso, como nuestro querido Ángel Nieto,

entraban de modo apoteósico.

¿Cuántas veces campeón del mundo

en esas distintas fórmulas motociclistas?

-No, solo 125 y 50.

11 veces. -11 veces.

-He ganado seis en 55 en 125. -Además me dice solo 11 veces,

como diciendo... ¡Bua...! Lo hace cualquiera.

-Bueno, espero seguir ganando.

A veces el propio invitado era el que echaba un capote.

(Vítores)

(GRITA)

(Música y aplausos)

Vamos a sacarla para que vengan. Vamos, para allá, para allá.

Para la de ella, para la de allí.

(Gritos y risas)

Más personas atrevidas, Agatha Ruiz de la Prada.

Ya por entonces conocida.

Como para no serlo, con el peculiar estilo de su moda.

Cuéntanos un poco cómo te inspiras en ese modelo.

-Pues, mira, yo creo que para la gente que hace cosas...

visuales, es muy difícil explicarlas, está ahí.

En eso estamos de acuerdo. Muy difícil de explicar.

Es un traje supercómodo de llevar.

Ahí ya qué quieres que te diga, permítenos dudar

de que ponerse uno de estos vestidos sea lo que se dice cómodo.

Yo lo que te quisiera preguntar.

¿Tú crees que este traje puede ya no tan solo servir para venir

al "Un, dos, tres", sino para ir al mercado, para subir a un metro,

para coger un autobús...?

¿O solamente ha de reservarse para unas ocasiones

en que tú estés muy segura de que te van a dejar paso

en cuanto te vean?

-Bueno, yo creo que cada traje tiene sus ocasiones.

Los creadores muchas veces son unos incomprendidos.

Fijaos, que incluso, en ocasiones, ni ellos mismos entienden su éxito.

Si yo cuando creé Mortadelo y Filemón llego a saber que con el tiempo...

un cuadro de unos girasoles de Van Gogh se iban a cotizar

a 4000 millones...,

yo me lio a pintar floripondios. (RÍEN)

-Pero no lo sabía y me lie a pintar Mortadelo y ahí sigo.

El entrañable Paco Ibáñez.

Tanto como este hombre, Valentín Tornos,

el tacañón "number one".

Popularmente conocido por don Cicuta, que soy yo.

Servidor de ustedes para reñir con ustedes.

A ver si acertáis dónde pilló Chicho a Mayra

cuando le comunico que sería la nueva presentadora del concurso.

Yo estaba en la peluquería, me estaban lavando la cabeza,

me dicen: "te llama la mujer de Chicho",

me ponen la toalla, voy. Digo: "¿qué pasa, Diana?".

Dice: "No, espera, que Chicho quiere hablar contigo".

Y dice: "No le voy a dar vueltas, nena,

¿te gustaría presentar el "Un, dos, tres?".

Yo me quedo y digo: "Ay, Chicho, eran las tres de la tarde,

¿borracho a estas horas?". (RÍEN)

-¿Eso le dijiste?

-Que no, que no, que te lo digo enserio.

Yo no sabía qué contestar.

A todos en este mundo se nos da mal algo

y a ella, sintiéndolo mucho, también.

Lo de cantar en otro idioma era su talón de Aquiles.

(Canción en inglés)

Sepáis o no mover las caderas con ritmo,

vuestra voz esté más o menos afinada,

aquí sois todos bienvenidos.

Preparaos porque llega un cóctel de actuaciones

poco o casi nunca vistas. Como esta de Mecano.

Solo la habíamos disfrutado el mismo día de la emisión,

ya que estaba perdida en el archivo.

Hola, soy Ana, y estamos aquí para deciros que el próximo viernes

salimos los tres en "Un, dos, tres" y vamos a cantar tres canciones.

-Yo también os quiero decir que somos tres.

-Que vamos a cantar tres canciones.

Las luces de la calle te hacen daño cuando sales

porque tu mundo es otro mucho más oscuro.

Déjalo ya,

sabes que nunca has ido a Venus en un barco.

Quieres flotar,

pero lo único que haces es hundirte.

Recordad ahora, niños, no os toméis todo lo que oís al pie de la letra

y elegid bien a quién tenéis de ejemplo.

No puede ser, quién está ahí,

creo que es él, es Judas el Miserable.

Hace tiempo que marchó.

Ya está aquí, ya está aquí,

ya llegó,

Judas el Miserable.

Lleno de deudas y de alcohol.

Estas burbujas. (CORO) Brujas.

-Me hacen cosquillas. -Quillas.

-Me, me marean. -Vean.

Nada de abusar porque ya sabéis que os podéis poner muy malitos.

Y es que estoy mala, muy mala.

Mala, mala de acostarme.

Pues ya te digo yo que eso no se arregla con una vacuna.

Todas las brujerías del brujito de Gulubú,

se curaron con la vacú, con la vacuna, luna, lunalú.

Se curaron con la vacú, con la vacuna, luna, lunalú.

Te pones a bailar lo que viene y ríete tú de las calorías.

Ni "spinning", ni "running", ni leches.

Coged la botella de agua

que os proponemos un trío de actuaciones

que os van a dejar con la lengua fuera.

Que no pare.

Que no pare, no.

Que no pare.

Na, na, na, na.

Que no pare.

Que no pare, no.

Que no pare.

(Canción en inglés)

Todos los cuates van llegando vestidos de rockeros, qué emoción.

Prendo el equipo de sonido

y la luz le sigue el ritmo a la canción.

Las parejas ya bailando,

el volumen aumentando el prendidón.

Qué buen reventón.

Qué buen reventón.

Qué buen reventón.

Puro rock and roll.

Vengan a mi reventón.

Y para que nuestro cuerpo no pegue un reventón bajamos el pistón.

Pistón, Pistones.

Ya decía yo que tardaba mucho el chistecito de tercera,

de aquí, el compañero guionista.

Y yo sé que esta vez, sin duda viene a por mí.

Algo tendré que hacer, sí.

Acabaré con él.

En un programa de las dimensiones de "Un, dos, tres",

todos los cabos tenían que estar bien atados

y de que ninguno quedase suelto, se ocupaba, por supuesto,

Chicho Ibáñez Serrador.

Cuando creé el "Un, dos tres". (RÍE)

-Una idea me rondaba la cabeza.

Haríamos un programa que tuviera tres cosas en su mecánica:

un juego, una sorpresa y algo divertido, pero eso era...

Un huevo de chocolate.

Entretenido, desde luego, quedaba.

Eso sí, otra historia era la grabación,

que, al menos por momentos, no era tan divertida.

Atentos a lo que viene porque son documentos inéditos.

Cuando el jefe hablaba, todos se ponían firmes.

Ni los niños se libraban.

Corten, por favor. Hagan quitar del plató a los niños

que no estén sentados. Quiten a los cuatro niños, ahora sí.

Estoy viendo a los que no están sentados.

Fuera del plató.

Señoritas, llévense a los cuatro niños que no están sentados.

Fuera del plató.

Sí, sí, señorita, la rubia, sácalos. Sácalos.

-Y luego, el día 30 es la final con participantes,

representantes de todo el mundo y es en la discoteca Pachá.

-¿Qué representaría para ti, no sé?

-"La discoteca Pachá" no se puede decir.

Hazle otra vez la pregunta, Mayra. -¿Y qué digo?

-No, di lo que quieras, pero no "discoteca Pachá".

-Claro, está diciendo lo que le han dicho que diga.

-Bueno, publicidad, no.

Viendo esto, pensad en cómo serían los castings de azafatas.

Bueno, mejor que lo veáis vosotros mismos.

En cada ejemplar encontrarán un cupón que debe señalar si ustedes...

-No. "En cada ejemplar hay un cupón donde deben señalar".

-Ahora también pueden concursar dos chicas o dos chicos.

-Más sonriente. -Vale.

Es verdad, ahora también pueden concursar dos chicas o dos chicos.

¿Y que buscaba Chicho? Pues punto negativo para los mal pensados.

Yo lo que busco es la sonrisa y lo que yo adivine,

si es que adivino, que puede tener esa muchacha más capacidad

de comunicación con la pantalla.

(TODAS) -¡Chicho, queremos que nos cojas!

Había muchas aspirantes y pocos huecos.

Por eso la mayoría recibía calabazas.

Mira, lo mismo la idea de la calabaza surgió así.

Hasta ellas tenían que pasar el filtro de Chicho.

Siguiente.

(Vibración móvil)

Pero ¿no te han dicho que apagues el móvil?

(SUSURRA) -Luego te llamo. -Siguiente.

-¡Ah! -Pero ¿a quién se le ocurre

suicidarse en un casting? Una escoba, por favor.

(SUSURRA) -En ocasiones veo huertos. -Por favor, que encierren

a esta señorita, es altamente peligrosa.

¡Pero bueno! ¿Quién ha dejado pasar un dibujo animado?

-¡Ah! -¡Ruperta!

-¡Chicho! -¡Tenemos programa!

Imaginamos ahora que vais a un casting

acompañados de una amiga y que en vez de fijarse en ti,

el director se fija en tu amiga. Pues Lydia Bosch interpretaba

en este caso el papel de la amiga.

Y entré allí, y de momento, noté una mano así, me giré y era Chicho.

Y me dijo si quería subir, estaba lleno,

y por evitar un poco el ridículo de decir "no quiero, no quiero",

subí e hice lo que me pidieron, fatal yo creo,

pero con la misma tranquilidad esa de que lo haces porque dices:

"No me van a elegir", afortunadamente salí elegida.

A mí me gustaría ver la cara que se le quedó a la amiga

y si a partir de aquel día siguieron estando tan unidas

porque ¿quién dice que no le quitó el puesto?

Por cierto, que Chicho a Lydia le cambió la vida...

E incluso el apellido.

Bosch son casi todos los aparatos técnicos que hay

en las tripas de la televisión, porque es que el apellido de Lydia

no puede ser, no puede ninguna actriz llamarse como se apellida Lydia.

-Te llamaste Lydia Bosch. -Exacto, cosas de Chicho.

Como también eran cosas de Chicho mandar a la propia Lydia Bosch

a Hungría a buscar regalos para la subasta.

A eso y a otras cosas, ya de paso.

(Música)

Lo que está claro es que una de las señas de identidad

de "Un, dos, tres" siempre han sido las azafatas.

He encontrado una chica que es verdaderamente sensacional

y la he bautizado con el nombre de Nina.

(CANTA EN INGLÉS)

(CANTAN EN INGLÉS)

En los albores del "Un, dos, tres" las minifaldas causaron

un verdadero escándalo erótico festivo.

Si le diera la gana,

un dúo podría formar,

o el plan delirio, con gran martirio,

un trío con el...

Claro que los pocos días en los que aparecían sin la minifalda

la sorpresa era justo por todo lo contrario.

Pero bueno, ¿qué ocurre que hoy no vais vestidas de nada?

-Vamos vestidas de nosotras mismas.

Ya es 24 de diciembre.

-¡Oh, no! ¡Maldita Navidad!

-Paz en la Tierra, fuera la guerra.

-Hoy paz, mañana pelea.

Sigue, sigue, sigue.

Voy a ir a dos, quieto. Vamos a dos.

Y si no estaba Chicho para dar las instrucciones,

ahí aparecía Mayra.

Si pierden un viaje de la vuelta al mundo,

un apartamento, un coche, medio millón de pesetas,

lo que hay que dar, en vez de dejarme a mí

solo haciendo "¡Oh!" y me quedo así como cortada, no.

Hombre, han perdido un regalo fabuloso.

Haríamos un "¡Oh!" muy grande. ¿Cómo sería ese "¡Oh!"?

Vamos a verlo. (PÚBLICO) -¡Oh!

Aunque incluso cuando todo parece controlado,

el desorden aparece donde menos te lo esperas.

Les aseguramos que las parejas que han llegado a esta...

(Barullo)

¡Uy!

(Gritos)

("Friends forever", Los Manolos)

Amigos para siempre.

Cállese usted, imbécil. -¿Cómo que imbécil?

(Gritos)

¡Leandro, Leandro, Leandro!

¡Alguien que venga a arreglar esto!

Pero la cosa nunca pasó a mayores porque todo formaba parte del guion.

Hablando de guiones, seguro que a alguno

le hubiese gustado dar hachazo a ese guion de vez en cuando.

Por ejemplo, no creo que Paula Vázquez

estuviese muy de acuerdo aquel día con ser el conejillo de indias.

(Música circense, palmas)

(Música)

"Un, dos, tres" era una auténtica caja de risa,

pero antes de ponernos el mono del humor,

aviso a los trols de las redes sociales:

hemos huido de los clásicos

y hecho una selección de actuaciones poco vistas.

-"Teraíla". -¿El qué hay que traer?

-"Teraíla". -¿El qué hay que traer, que...?

Na, no hay que traer na.

¿Quién ha dicho que hay que traer algo?

-Tú estás diciendo "tráela, tráela". -Estoy empezando a entonar.

-Ah, es que nosotros ya venimos entonaos.

-Falsete. -Y tú, "imbecilete", tonto.

Pecholata, ¿qué pasa? -¿Por qué me faltas a mí ahora?

No, tú me has faltado a mí primero, que me has dicho "falsete".

-Falsete es lo que canta usted, de cabeza. De falsete.

Si es que ya se veía que ahí olía algo más desde el principio.

(Pedo, risas)

(Música clásica)

(Pedo)

(Pedo)

(Globo desinflándose)

(Pedo, risas)

Menudo Cuadro.

Y aquí, Pablo Carbonell enfrentándose

a esas vocecitas interiores,

que muchas veces son tus peores demonios.

Unas voces que me decían que mi mamá tenía... Bigote.

-Tu madre tiene bigote.

Tu madre tiene bigote.

A ver, que porque unas voces o alguien te diga la verdad,

tampoco hay por qué llamarle mala persona.

Por eso, decimos, no por otras cosas.

Un amigo un día muy de madrugada, muy tempranero, "popó, popó ".

-¡Olé! Al que madruga, Dios le apoya.

-¡Eso!

-Vino a despertarme, a decirme: "Soy un campanillero",

"popó, popó". -¿Cómo que un campanillero, primo?

-Campanillero.

Y lo tuve que reventar.

En "Un, dos, tres" había espacio hasta para protestar.

Cuánto tendrían que aprender algunos.

Tú te crees que "toa" esta luz aquí, que estoy sufriendo en mi casa.

Cada vez que yo digo: "'Toas' esas luces encendidas, ¡por Dios!".

Apagad la mitad de los focos, hombre. Lo pido por Dios, hombre.

-Cuando venga el recibo de la contribución...

-Protestamos por lo de la luz. Ahora bien, el poco presupuesto

que hay para la ropa de las chavalas, eso puede seguir estando así.

Eran, afortunadamente, chistes de otra época

y, como vais a ver, al carro se suma Quique San Francisco.

No, no, volviendo a la Edad Media, yo creo que ahí tú te ibas a aburrir.

-¿Yo por qué? -Pues no sé, es que no...

-Pero ¿qué dices, hombre? Joder, es impresionante.

Por ejemplo, los caballeros de la cama redonda, ¿eh, bonitas?

(Risas)

Eso a mí me suena como a suflé celestial. Es increíble.

Sobre todo, si en la cama no están los caballeros, ¿me entiendes?

Y ponemos unas damas. -No, hombre, damas habrá,

pero, me vas a perdonar, Enrique, pero no era la cama redonda,

era la mesa redonda. -Oye, Luis.

Cada uno pone los muebles en su casa donde le da la gana.

Igual que cada uno debería hacer lo que le diese la gana,

como La Trinca. Ojo, siempre que sea sin ánimo de hacer daño al vecino.

La guerra verdulera hace explosión

y vitamínica es la munición.

La zanahoria va de proyectil,

la berenjena, de misil.

¿Qué tendrán ellos, qué tendrán?

Que no tengamos nosotras. ¿Qué tendrán, oh baby, qué tendrán?

Palmo menos, palmo más.

Palmo más o palmo menos, ¿qué más da, oh baby, qué más da?

Que te dediquen una canción no está al alcance de todos.

Mayra tuvo la suya, aunque desconocemos

si el resultado fue de su agrado.

Lo que está claro es que delante de Bigote Arrocet

aguantaba el tipo y ponía su mejor sonrisa.

Mairuchi, chiquitita, bonita y rubita.

Yo le dejaré mi pensamiento aquí.

Mairucha, cha, cha, cha.

Mairucha, cha, cha, cha.

Mairucha, cha, cha, cha.

Y llega ahora el momento que todos estábamos esperando,

el top 5 de las parodias del concurso.

A la primera bien le podríamos llamar

"A la boda hemos venido a jugar".

Estando Jesús en las bodas de Caná se le acercó un zelote y...

Y yo ahora os ofrezco 600 E y dejo de leer.

-¿Qué hacemos? -No sé.

¿Puede leer un poquito más?

Entonces perdéis los 600 E, pensadlo bien.

-¡Que lea, que lea! -¡Dinero, dinero!

-Hemos venido a jugar, hemos venido a jugar. Siga leyendo.

-Bien, como vosotros queráis. Os decía que estando Jesús

en las bodas de Caná se le acercó un zelote

y tuvieron una interesantísima conversación.

Como interesantísima es...

¡La boda canónica indisoluble que acabáis de ganar

hasta que la muerte os separe!

(TODOS) -¡Oh! -¡Oh!, no. ¡Aplauso!

(Aplausos)

El gran Gila, impartiendo una de sus magistrales clases.

Por cuatro pesetas me tienen que decir:

nombres de ríos que empiecen por R.

Por ejemplo, "río".

-Río Tajo. -Río Duero.

-Río Manzanares. -Río Jarama.

-Jarama, Río... Curia. -Río...

-Este, este...

(Risas)

Sí, ese, ese sí. -¡Ah! Río de Janeiro.

-Río de Janeiro no es un río, es un pueblo de los Estados Unidos.

Aquí, José Mota, ante una elección de muerte.

¿Es cierto que aseguras que la Tierra es redonda? Y no me mientas.

-Hombre, pues puedes decir que sí, pero también pues decir que no.

Bueno, no sé.

-Yo le voy a ofrecer a usted 100 latigazos

y nos olvidamos del potro de tortura. -Yo creo que no, ¿no?

-200 latigazos y me estoy pillando los deditos.

-El potro de tortura. -Leíamos el pergaminito que decía

que el potro es un famoso instrumento de tortura,

pero ¡mucho más famosas son las mazmorras

del monasterio de Torquemada, en donde será torturado

y desollado vivo mientras se le arrancan los ojos y las orejas!

(Aplausos, vítores)

Y qué maravilla cuando los famosos se prestan

a ser partícipes de una parodia y que encima lo hagan por nada.

Bueno, o que simplemente lo hagan a cambio de unos simples bocatas

o unas pocas pesetas por respuesta acertada.

Por 25 bocadillos de mortadela, elementos que se pueden encontrar

en una plaza de toros, como, por ejemplo,

el pañuelo del presidente. Ni una, ni dos, ni tres, responda otra vez.

-El pañuelo del presidente. -Una banderilla.

-Una lata de refrescos. -El peto de un caballo de picar.

-Una bolsa de pipas. -Una zapatilla.

(Bocina, campanillas)

¿Cómo unas zapatillas? ¿Tú cómo has dicho unas zapatillas?

-Unas zapatillas, un zapato. -¿Te vas a ir de tu casa en pijama?

¡Unas zapatillas! -No, no, no, una zapatilla.

-Pablo y Miguel Ángel, por 25 Pts, lo que tienen que decirme es:

sonidos de telefonillos de todo el mundo,

como, por ejemplo, "tirrín". Un, dos, tres... responda otra vez.

-"Tirrín". -"Tirrín".

-"Rrrr". -"Rrrr".

-"Ñee". -"Ñee".

-"Mau, mau". -"Mau, mau".

-"Pirurirurí, pirurirurí". -"Pirurirurí". ¡Ese me gustó!

(REBUZNA)

(Música)

Y por si no habíais tenido suficiente con un bloque de música,

aquí va la segunda tanda. Empezamos con Paloma San Basilio,

atentos a ella, por supuesto, pero también a uno de los bailarines

que hemos cazado al vuelo.

(Música)

Y ahora cambiamos de registro, pero encontramos también a Manuel

dándolo todo mientras suena este éxito de un chico

que era puro nervio.

Que tun pan pan que tun pan que tepe tepe.

"Exta", sí. "Exta", no.

Esta me gusta, me la como yo.

"Exta", sí. "Exta", no.

Esta me gusta, me la como yo.

¿Os suena el nombre de Christina Rosenvinge?

Sí, hombre, para los oídos más comerciales,

la de "Hago '¡chas! y aparezco a tu lado",

que interpretaba con Álex en los años 80.

Pues fue cantar eso y Álex desapareció de su lado.

Tú, por mí. Yo, por ti.

Iremos juntas donde haya que ir.

Tú, por mí. Yo, por ti.

Iremos juntas solo por ir.

Y tú, por mí. Yo, por ti.

Iremos juntas donde haya que ir.

Tú, por mí. Yo, por ti.

Iremos juntas solo por ir.

Más himnos que salen del mismo armario.

("I Will Survive", Greta Gaynor)

Seré tu amante bandido, bandido.

Corazón, corazón malherido.

Seré tu amante cautivo, cautivo.

Seré... ¡Ah!

Pasión privada, dorado enemigo.

Huracán, huracán abatido.

Me perderé en un momento contigo.

Por siempre.

Oda a la descoordinación la del amiguete que La Toya Jackson

sacó a bailar el día que actuó en el programa.

(Música)

Unos que se llevan a matar con el ritmo,

y otros que lo encuentran hasta en unos cubos de basura.

(Maullido)

Expertos en lenguas vivas y muertas han intentado descifrar

qué nos quería Rosario decir con el tema de su gato

sin fortuna hasta el momento.

"Uy, uy, uy,". Mi gato hace "Uy, uy, uy,".

"Uy, uy, uy,". Mi gato hace "Ay, ay, ay,".

"Uy, uy, uy,". Mi gato hace "Uy, uy, uy,".

"Uy, uy, uy,". Mi gato hace "Ay, ay, ay,".

¿Y qué haces si no logras dar con la tecla adecuada

para conseguir que un tema compuesto por ti sea un éxito?

Pues cantar los hits de otros.

Y ahí la década prodigiosa dio en el clavo.

Los inventores de la thermomix musical.

Gloria. -Gloria.

-Faltas en el aire. -Gloria.

("Super Superman")

"Help", ayúdame.

En tu amistad he puesto toda mi fe.

Me gustas mucho.

Me gustas mucho tú.

Llévate el casete pa poder bailar

como en una "discoteque".

Más versiones, la que hace Cadillac de una canción de Neil Diamond.

Por cierto, que el batería de este grupo

fundó La Década Prodigiosa.

Está claro que era un auténtico artista

en eso de nutrirse de los éxitos de los demás.

Soy un soñador.

Y nadie me entiende.

Soy un soñador.

Estoy bien así.

Soy un soñador.

Solo unos pocos están locos como yo.

A veces catalogamos demasiado rápido.

Empiezas denostando a alguien

y luego acabas teniendo simpatía por él.

En este caso, por un grupo. Juzguemos menos, por favor.

No fueron al principio

santos de mi devoción,

pero mi vida se fue ensuciando

al ritmo de su rock and roll.

Desde entonces, siento simpatía por los Stones.

Desde entonces, siento simpatía por los Stones.

Antes de quedar atrapados en la red,

Tam Tam Go! lanzó un canto al mestizaje.

Si ponen precio a tu piel, vámonos de aquí, morenita.

Si ponen precio a tu piel, vámonos al sur los dos.

Si te buscan por tu piel, dile adiós, amigo, a la vida.

Si te buscan por tu piel, piel sobre piel.

(Música)

(Campanilla)

¡Ey! (TODOS) -¡Vamos que nos vamos!

Todo tiene un principio y un final, como la vida misma,

y nosotros enfilamos el cierre con un bloque lleno de magia,

la misma que tenía "Un, dos, tres".

Cuando tu digas, por favor, me dices "alto".

-Ya. -¿Ahí? ¿Ya?

-Sí. -Una carta va a ser esta,

por ejemplo, una del paquete inferior, cógela.

Una, y otra de aquí. Y otra más, tres en total.

Que todos en sus casas puedan verlas y puedan también recordarlas.

Yo voy a cuadrar, voy a perder las cartas completamente.

No guardo ningún tipo de marca o de control

que me diga dónde están estas cartas. Pondré la chincheta en mi boca.

De mi boca lanzaré la chincheta entre las cartas

y lanzaré la baraja contra el tablero.

Al hacer eso espero conseguir que la chincheta clave

a una de las tres cartas. Va, va.

Sí, me parece que he conseguido hacer algo más

porque había tres cartas escogidas y me parece que,

además del 2 de tréboles, he conseguido clavar el 6 de rombos

y la jota de corazones, que eran justamente las tres cartas escogidas.

(HABLA EN INGLÉS) -Se está convirtiendo,

como si fuera plástico.

(HABLA EN INGLÉS)

No, no, no está haciendo ninguna fuerza.

¡Se rompió! (HABLA EN INGLÉS)

Sí, está frío.

Lo de Rappel, más que un truco, era visión de futuro.

Vosotros juzgaréis si acertaba por clarividencia

o pura estadística.

No me hagas mucho daño, ¿eh? -No, no pasa nada,

es un pinchacito pequeño. -¡Ah!

-Despacito.

Mira la mancha cómo queda. -Sí.

-Mira, las gotitas que caen allí. Esas pequeñitas que van para abajo.

Que absorbe el fondo del recipiente, son hijos que vas a tener.

-¿Cuántos? -Te encantan los niños, ¿eh?

-Sí, me encantan. -Te encantan los niños

y, por lo menos, según las gotas, tres o cuatro hijos.

-Ah, qué bien, fenomenal. (RÍE)

¿Qué tiene esta bola que a todo el mundo le mola?

Te sientas enfrente, ves como el cine,

todo lo controla, es un alucine.

Es como un ordenador personal, ¡es la bola de cristal!

¿Y se puede estar en dos sitios a la vez?

Pues en televisión, sí.

Estamos en Marbella, sobrevolando el yate de Gil y Gil

y voy a ver si me acuerdo del salto del tigre,

que hace tiempo que no practico. Es muy peligroso, pero...

(CON ESFUERZO) Voy a hacerlo. -Qué barbaridad.

-Miguel, cuidado. -Es extraordinario.

Voy a dejarme caer al abismo. ¡Ahí va!

-Cuando el equipo del programa con cierto rubor me dijo:

"Oye, mira, vamos a tergiversar algunos de los textos

de tus aventuras", que, por cierto, no son las más arriesgadas.

-Bueno, hombre, donde jadeamos más. (RÍE) -Donde jadeamos más.

Él fue el primero que se rió a mandíbula batiente

y dijo: "¡Naturalmente, cómo no!". -Muy gracioso, de verdad.

Otro mago de la televisión: el gran Joaquín Prat,

siempre en nuestra memoria.

Ven y canta feliz.

Canta por ti, por mí.

De un hombre que se atrevía a todo

a otro hombre orquesta.

...todo al revés.

Al revés, al revés, dice todo al revés.

¿Qué más da? ¿Qué más da? Dale tú la vuelta y será verdad.

Ahora Masiel y Terenci Moix a ritmo de tango en pleno Egipto.

Yo tuve tres maridos, y a los tres envenené.

Con unas cuantas gotas de cianuro en el café.

Pero seguramente no me guardan rencor.

Pues de echo marcharon hacia un mundo mejor.

Hay letras de canciones que, sin saber por qué,

se te quedan grabadas para siempre y muchas veces no precisamente

porque sean profundas.

Fary torero, demuéstrale

lo que tu vales a Kim Basinguer.

Fary torito, embístele.

Y dale caña a Kim Basinguer.

Tengo un tractor amarillo, que es lo que se lleva ahora.

Tengo un tractor amarillo porque es la última moda.

Hay que comprar un tractor, ya lo decía mi madre,

y es la forma más barata de tener descapotable.

Casi de mi de pensar que estos estribillos

permanecen ahí, y en nuestro subconsciente,

tan terrorífico como si de repente se te aparecen

unos zombis por la espalda.

("Thriller", Michael Jackson)

Todos alguna vez en la vida hemos intuido

que se reían de nuestra cara. Creo que eso es lo que sintió

esta pareja, y, en especial, el hombre,

cuando Luis Larrodera les dijo cuál era su premio.

Acabáis de ganar... ¡1000 botellas de purgante!

(Música)

¡1000 botellas de purgante

para tener siempre el vientre apunto!

Al pobre concursante en ese momento le dan una caja de cerillas

y yo te digo que quema el plató.

Los que vienen ahora, en cambio, se lo tomaron mejor.

"¿Qué se le va a hacer, si hemos venido a jugar?",

debieron de pensar las criaturas.

2 millones y medio...

(Aplausos, gritos)

¿De qué, de qué? (NIEGA)

No he dicho de qué.

2 millones y medio de cerillas.

¿Jugar con la salud de los concursantes?

De verdad, qué poca vergüenza.

Y, ojo, que pasaba en todas las épocas.

¡Estas 10 sotanas! ¡Mire qué bonitas!

(Aplausos)

33 botones, 330 botones.

¿Tiene usted un hermano seminarista o algo o alguien

al que pudiera regalar todo? -¿Te imaginas?

También hay que decir que a veces se libraban de llevarse

estas joyitas de regalos que salían

de la malvada cabeza pensante de Chicho.

Por eso, los que pertenecen a la tercera edad

no tienen por qué renunciar a ser felices,

como ustedes podrían haber comprobado viviendo durante siete días

en el centro geriátrico Los Nogales.

E innovadores como somos, se nos ha ocurrido hacer una selección

de algunas de las peores rimas escuchadas en el concurso.

Absteneos, por favor, aquellos que seáis delicados con los oídos

porque os van a chirriar. Y mucho.

No pretendo ser un cardo, pero repitió leopardo.

-Anda que anda que anda. Hay dos perros en Irlanda.

-Usted ha metido la "patra" por repetir a Cleopatra.

-Barcelona es "bona" y si repiten, "sona".

-Yo les digo "amén" por repetir "examén".

-El salto de altura está dentro del atletismo,

lamento que con este salto se hayan dado un tortazo.

-Qué tontería tan fina, no me vale Filipina.

-Es un error y pico, Cuba no es del "Pacifico".

(Aplausos)

Perdón. Perdón, pero es... Eso, señora, no rima.

-¿Ah, no? Pues a mí me ha quedado muy bien, estoy muy contenta.

Todos preparados ahora para llevaros las manos a la cabeza

con algunas respuestas erróneas de los concursantes

en la fase de preguntas. ¿En qué estarían pensando?

Bueno, en su descargo hay que decir que desde casa se ve todo más fácil.

Especialidades médicas. -Operador. Operador. Operador.

-Personas que trabajan en una película.

-El espectador. El espectador.

-Palabras castellanas que contengan la letra Q.

-"Qucaracha".

-Nombres de diferentes clases de embarcaciones.

-Ala delta. -Ala delta.

-Ríos de Europa que desemboquen en el mar excepto los españoles.

-Mississippi.

-Palabras del diccionario de la lengua castellana

que contengan la letra Ñ. -Canalla.

-Personajes históricos contemporáneos de Jesucristo.

-El Arcángel San Gabriel. -Lástima, había una buena lista,

pero el Arcángel San Gabriel no es un personaje histórico

contemporáneo de carne y hueso.

-Personas, animales y utensilios típicos de una novela del oeste.

-Los elefantes. -Los elefantes.

(Ruidos)

Yo nunca había visto un cowboy montado en un elefante.

-¿Los elefantes en el oeste?

Cuando es bueno para ti, es malo para mí

y nada lo puede cambiar.

Si te mira solo a ti y no se fija en mí,

pues paciencia y a olvidar.

Y os presentamos

a los últimos concursantes de la historia de "Un, dos, tres",

aunque fuese en la ficción: Imanol Árias y Ana Duato,

o lo que es lo mismo, Antonio y Merche Alcántara.

-Bizcocho. -¡Birra!

¿Bicarbonato?

(Campanas)

Yo creo que he ligado con la rubia, no para de mirarme.

-Sí, tu sueñas.

-Ahora aquí quietecitos.

Como os volváis a mover no sé lo que os hago.

Chicho, siempre un adelantado a su tiempo,

demostró que la edad de jubilación se puede retrasar

más de lo que algunos piensan. Y si no, fijaos en el hombre

que daba paso a la publicidad en la penúltima etapa del concurso.

Aquí dice: "Grandes posibilidades de que le interrumpan

para dar paso a la publicidad". (RÍE)

¡Publicidad! ¡A la vista! (RÍE)

¿Qué autor va a leer un torero?

Truman Capote. Pasamos a publicidad. (RÍE)

Empezamos el menú de este viaje con puré de calabaza

y lo acabamos con sardinas y pollo.

Imaginaos que vais a la tele de punta en blanco

y volvéis a casa oliendo a pescado o ave de corral.

Pues como bien podría decir el gran Matías Prats,

"No es plato de buen gusto".

Tripas de pollo, tripas de ave. Cuidado, bonita.

-Nada mejor que terminar este pequeño homenaje al "Un, dos, tres"

con una imagen de su famosa Ruperta.

(Campana)

Corten.

Empezamos a guardar los recuerdos, muchos en la memoria,

otros, bajo llave. Cojan el pañuelo.

Adiós con el corazón,

que con el alma no puedo. -¡"Un, dos, tres"!

-Al despedirme de ti... -¡"Un, dos, tres"!

-...de sentimiento me muero.

Por favor, no...

No tiren el recuerdo del "Un, dos, tres".

Eso nunca, mientras permanezca en el archivo, eso es imposible.

Ahí donde nosotros seguimos escarbando

para llevaros imágenes inolvidables.

Algunas permanecen en el disco duro de nuestro cerebro

y muchas son tesoros ocultos que vamos desenterrando.

Os emplazamos para el próximo "Viaje al centro de la tele".

Esto se acaba, amigo Ibáñez.

Y se acaba del todo.

-Le agradezco, una vez más,

a Televisión Española

el que me haya permitido

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Momentazos de Un, dos, tres

Viaje al centro de la tele - Momentazos de Un, dos, tres

08 jun 2019

Un divertido y entrañable viaje por los mejores momentos del Un, dos, tres a lo largo de sus diez temporadas. Los cástings de las azafatas, los famosos que concursaron, momentos inéditos y las mejores actuaciones nacionales e internacionales. Los humoristas y colaboradores más divertidos, las parodias sobre el programa y las mejores actuaciones musicales nacionales e internacionales.

Histórico de emisiones:
09/07/2018

ver más sobre "Viaje al centro de la tele - Momentazos de Un, dos, tres" ver menos sobre "Viaje al centro de la tele - Momentazos de Un, dos, tres"
Programas completos (166)
Clips

Los últimos 343 programas de Viaje al centro de la tele

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios