www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4672634
Para todos los públicos Viaje al centro de la tele - Estas son las mañanitas - ver ahora
Transcripción completa

Por increíble que os parezca a los más jóvenes,

hasta 1986 ponías la tele por la mañana

y te salía una cosa muy amena que se llamaba "Carta de ajuste".

Sí, sí, la tele cerraba por la noche y no abría hasta el mediodía,

pero un día alguien dijo:

Hola, muy buenos días.

Y ahí nació uno de los grandes géneros televisivos,

los magacines matinales.

Hoy vamos a viajar a la historia de las mañanas de TVE.

Muchas gracias. -Bueno, ¿empezamos?

-Son las 8:30. -Son las 9:05 y 49 segundos.

-Son las 11:05 minutos. -Son las 11:06 minutos.

-Son las 11:19. -11:31, una hora menos en Canarias.

-Cuando faltan dos minutos para ser mediodía, las 12

aquí, en el área europea... -Las 12:00, la hora meridiana.

-A ver qué hora es. La una menos algo.

-Son las 13:25, y un poquito más.

-Las tantas, tardísimo, madre mía.

Espectacular.

Espectacular, espectacular.

Sensacional.

Está el "Arma letal 1", "Arma letal 2",

¿viene usted hoy desarmado?

-Sí, sí, tengo mi arma, desde luego, siempre la llevo conmigo, ¿eh?

Bueno, no es ese tipo de cosas... Bueno, en fin, en fin.

Cuidado, que la gente está mirando.

-No se preocupe, porque yo haré lo posible

por que usted no tenga que usarla.

-Déjeme que le pida que nos enseñe la colita.

-¿La colita? -Sí, sí, la colita.

-¿A estas horas? -Sí, por favor.

-¿Usted le permitiría alguna vez a alguna mujer

que le cortara su coleta, con perdón?

Sex o no sex, es la cuestión.

Pistolas, colitas, ¿a horas tan tempranas?

Parece que la connotación sexual de la palabra "mañanero"

nació en la tele.

Vamos a hablar de otro tipo de enemigos

que tienen que ver con el sexo. Sí, sí, no se me asuste.

-Una solución para el estrés es... -Hacer el amor al derecho y al revés.

-A veces, a veces eso causa más estrés...

-No, yo creo que eso relaja muchísimo siempre.

Y sobre todo, te deja una piel divina.

-¿Ah, sí? -La vida se ha vuelto un poco,

¿cómo era? Compulsivamente orgásmica o algo así has dicho.

-Sí, la gente busca sensaciones muy fuertes, muy rápido.

-La primavera, la sangre altera. -Nos está hablando de orgasmos,

de masturbaciones... -¿Es que usted no los ha tenido?

-De penes, de clítoris. -¿Tampoco los ha tenido?

-Hombre, clítoris, no, que yo sepa. -Me imagino, señor Arozamena,

que usted, que sepamos, usted sí que lo tiene,

lo que pasa que usted tiene un clítoris desarrollado

que es su pene. -¿Ah, no me diga?

-A mi esto no me gusta nada. -Pero bueno, ¿qué vas a hacer?

-Les gusta más así, ¿verdad? Pues un aplauso para Carla.

Nos hacía levantarnos de la cama, pero para volver a ella.

¿Te desnudarías delante de la cámara?

-¿Perdón? -¿Te desnudarías

delante de la cámara? -Sí, sí lo exige el guion, sí,

si no se me han caído las cosas, también.

-Me habían dicho que duermes absolutamente desnudo.

-Ah, eso, sí. -Desde que se inventó el skyjama.

-Es verdad, porque era tan incómodo...

-¿Tu mayor extravagancia? -Bosé.

-He visto tantas y tantas cosas en mi vida

que lo único que ya podría escandalizarme es...

-Un toro en mi cuarto.

(Mugidos)

No es para escandalizarse, es para alegrarse, quizá.

Oye, Luis...

-Yo estoy bien, yo estoy bien, y siempre estado muy orgullosa,

pero eso me viene grande. -¿De verdad que ninguno?

-¿A ti te gustan las chicas con o sin?

No, es que depende, ¿eh?

Hombre, yo creo que todo está en la armonía.

-¿Está usted contra los hombres? -No. Yo estoy... No.

Estoy o debajo o encima, generalmente.

-Hay una teoría que dice que los hombres que le gusta los senos

son de derechas, y los que le gustan los traseros son de izquierdas.

-Yo, lo primero es aquí y atrás. -¿Lo primero?

El desmedido interés por las delanteras de Jesús Gil

debía de ser porque presidía un club de fútbol.

Ojo al parche.

Soy yo la que sigue aquí.

Soy yo, te lo digo a ti.

Mírame y dime qué es lo que ves.

Esa mujer que perdiste una vez.

Es importante que se tengan algunos conceptos clave.

Yo sé que hay que hacerlo para tener hijos, ¿eh?

-Hombre, vamos a ver... Vamos a ver...

Mira las señoras cómo miran.

-Ese día fue al cole.

-Esa elección se la aprendió. Si eso se nace sabiendo, ¿o no?

Cuando tú vas, yo vengo de allí.

Cuando yo voy, tú todavía estás aquí.

Crees que me puedes confundir.

Días felices de la primera edición de "Operación triunfo".

¡Ay! Eran los tiempos precobra.

Ahora me gustas más.

Y es que no me fío porque sé que tú me engañarás.

Como no me voy a enamorar de Bisbal, por Dios.

Es tan mono, es que están estupendo y es que es un chico que te mueres.

Todo el día con él.

Chenoa, ¿cómo no te vas a enamorar de él? Dímelo que sí.

-Pues... La verdad... (RÍE)

La verdad es que ahora mismo... -O si no, me lo pido.

(RÍEN)

(ESTORNUDA) ¡Vaya!

Quiero pintar con tus besos...

Bisbal estornuda, no sabemos si por alergia.

Buscar abrigo en tu cuerpo,

en la noche eterna de tu juventud.

Está claro que tener pareja puede ser complicado.

¿No tienes novio? -Yo no.

Ni falta que me hace.

-Será porque no quieres. -Nada.

Y tú tampoco, ¿no? (RÍEN)

Aquí la que pregunta hoy soy yo. -¡Ah, Vale, vale.

Ámame esta noche con loca pasión.

Algunos lo intentan hasta en horas de trabajo.

-No, yo te miro si lo haces.

-¿Solo mirar? -Sí, sí.

Bueno, y te aplaudo y te animo. -O sea, que eres un poco voyeur.

-No, hombre, no. Un poco tímida en el fondo.

-Qué va. ¿Qué signo eres? -Libra.

Soy libra.

-¿Qué teléfono tienes? Digo...

Si hablamos de ligar, hay que recurrir al maestro, y lo sabes.

Encima, si le pones delante un desfile de piernas,

es tentar a la fiera.

Mirad, mirad qué carita se le pone.

Pero seamos serios. Hablemos del amor verdadero.

(Música nupcial)

Pues fíjate que creíamos que el matrimonio no iba a durar mucho.

-¿Decimos la verdad?

Ella yo estamos separados desde el segundo día.

-Por cuestiones fiscales. -Sí. Lo que pasa que lo...

Por nuestros hijos y eso... -Sí, sí.

-Lo vamos ocultando.

-Ustedes son algo más que una pareja cinematográfica.

-Yo entiendo que la gente sienta curiosidad,

pero, perdónenme, pero esta no es una conversación

que a mí, francamente, me interese mucho porque es un poco privado.

-De todas formas, cuando he visto que la película "Made in América"

está producida por Michael Douglas,

he pensado que era una campaña de promoción

porque nadie como el señor Douglas

para hacer la promoción de una película.

(RÍEN)

Bueno... Muchas gracias. (SIGUEN RIENDO)

Yo creo que, cuando dos personas empiezan a convivir,

son dos personas, nunca mejor dicho, cada una de su padre y de su madre,

con una serie de manías,

y todo eso lleva un proceso de adaptación,

lleva un proceso de adaptación,

y para mí, desde luego, no fue el primer año de matrimonio,

ni mucho menos, el mejor.

Todo mejoró cuando se mudaron a un pisito en Moncloa.

Está claro que no es lo mismo el amor juvenil

que cuando nos hacemos mayores. Sino, que se lo digan a Melody,

que no le hace ninguna gracia que le recuerden aquello del gorila.

La novia chiquita.

Esta niña tan mayor es Melody,

que yo me acuerdo cuando hacías aquello de los gorilas y esas cosas.

-Bueno, ya hace tiempo.

-Ahora cantas canciones de amor, ¿no? -Ahora, bueno, yo creo que...

Con nueve años y medio saqué mi primer disco

y poquito a poco hemos ido creciendo.

Vale ya de no atreverte a saludar.

Aunque para algunas, cualquier tiempo pasado fue mejor.

Bueno, ¿cómo funciona tu disco?

-Me encanta porque veo que la gente lo tararea

y le gusta. Y me gusta. O sea, se está vendiendo bien.

Estoy contenta.

-Con ese cuerpo no hay que tener miedo a nada.

-Oye, Javier, que no es el cuerpo, es la voz,

que me la estoy currando mucho.

Aquí llega David Hansel... Hasel... Eh... Hasen...

Bueno, el de "El coche fantástico",

que, encima, se animaba a cantar el tío.

Ya no estás más a mi lado, corazón.

En el alma solo tengo soledad.

Y si yo no puedo verte

porque Dios me hizo quererte

para hacerme sufrir más.

Pero aunque Nieves Herrero le pusiese ojitos,

nunca tendrá la presencia de nuestros ídolos.

(Música)

El Raphael con la PH no me lo quita nadie ya.

Yo me gané esa PH.

Y es más importante para mí esa PH, que cualquier otra cosa en el mundo.

-¿Qué es la PH para ti? -La PH para mí es

que mi nombre se pueda leer en todas las partes del mundo,

porque con F tú sabes que no.

Agranda una letra más mi nombre.

Raphael Martos es un esclavo del señor de la PH desde que está ahí.

Me va, me va, me va, me va, me va.

Me va la vida, me va la gente, de aquí y de allá.

Me va la fiesta, la madrugada, me va el cantar.

Me va el color natural.

Me va, me va...

Por muy estrechas que sean, no dejan de ser humanos.

De vez en cuando, escuchaba,

mal escuchado,

que Picasso era un sinvergüenza porque se había ido de mi país.

Escuchaba también que Buñuel

era otro sinvergüenza porque se había ido de nuestro país.

Yo imagino que, en muchas de nuestras casas en España,

hoy se escuchará que Julio Iglesias es un sinvergüenza

porque se ha ido de su país, pero no soy un sinvergüenza.

Yo he salido de España, no me he ido de España,

sino que he salido de España para aprender.

-Desde aquí pueden ocurrir dos cosas, que la bengala no se enciende...

-¡Aupa! -Ya la tenemos.

-Y luego se hacen movimientos. -Se hace... Esta bengala...

Por el amor de esa mujer

somos dos hombres con un mismo destino.

Aunque algunos les dan caña a sus fans.

Hay un montón de chicas y de chicos

que han estado aquí haciendo cola para poder entrar

sin saber siquiera si les íbamos a poder...

¿Uno cómo se siente? -Pues afortunado.

¿Qué quieres que les diga? Y cuando van a los conciertos

y van a las tantas de la madrugada,

y muchas de ellas que las riño yo, que se tapan con esa...

Con esa bandera, tumbadas en el suelo.

Digo: "Pero id a casa, a estudiar". No me hacen ni caso...

¡Que tenéis que estudiar!

Los hay más desagradecidos.

Ben Johnson era todo un ídolo en 1988.

El hombre más rápido del mundo.

Luego se descubrió que se dopaba.

Hermida se quedó con un palmo de narices el pobre,

cuando rechazó la silla que regalaba a todos los invitados

y encima le confesó la verdadera razón de estar en el plató.

Ha tenido la gentileza de venir aquí, simplemente, por venir aquí.

(HABLAN EN INGLÉS)

¡Ah! Tenemos... Sí, sí, sí. Ahora...

(HABLAN EN INGLÉS)

¡Ja! Que le llevase al aeropuerto. Que se hubiese ido corriendo.

Además, hay que tener cuidado con los aeropuertos y los aviones.

Usted o su familia tenían que hacer un viaje desde Lisboa

y tenían reservado un billete en un cierto avión que iba a Londres.

-Sí. -Y tuvieron un presentimiento.

-Yo iba al colegio y cambiaron el billete

y es el avión que mató a Leslie Howard.

-¿A Leslie Howard? ¿El de "Lo que el viento se llevó"?

-Entonces, por azar de la vida, no lo cogí.

Las alturas son peligrosas.

Y no estar a la altura también.

Fíjate, vean ustedes lo bajito que soy yo.

¿Se da cuenta ustedes?

Lo único subirme a un sitio... -Aquí.

-Sujétame que me la doy. -Sí.

Esto no creas que compañeros tuyos lo harían.

-Nadie se atreve.

-Me han hecho entrevistas que me han dicho:

"Ni se te ocurra ponerte de pie". -Nada, seguimos así la entrevista.

(Música)

4 por 1 es 4, 4 por 2 son 8, 4 por 3 son 12 y me llevo una.

¡Hola! -"¿Sí?"

-¡Hola! -¡Oiga!

-¿Con quién hablo? ¡Oiga! -Sí, diga.

-Soy Mayra Gómez Kemp, del "un, dos, tres".

-Y yo soy Rocío Jurado.

(HABLAN A LA VEZ)

Oiga, que soy Mayra Gómez Kemp, del "Un, dos, tres".

-Y yo les digo que soy Rocío Jurado, ya está bien de cachondeíto.

Resulta que llegan aquí,

llevan ya nueve veces llamando con el mismo nombre.

A veces, la tele se parece mucho a la radio.

No hay magazine que se precie

que no tenga llamadas de los espectadores.

¿Cómo llevas la mañana? -"¡Bien!"

-Hombre, de primera. -"De primera, de primera.

Siempre de primera". -No ha pasado nada, Carmen.

-Yo quiero hacer una pregunta. -Buenos días, ¿cómo lleva la mañana?

-No me deja. -"¡De primera!"

-Díganos, María.

-Pues yo quería decirle

que yo estoy casada durante 22 años. -22.

-Y hago el amor todos los días. -Bendita seas, María.

Pues yo le aplaudo. Yo le aplaudo, María.

-Tiene gripe, un día ha trabajado mucho, tiene un disgusto... Nada.

-No, cuando tengo gripe,

se conoce que con los calores me da mejor.

-¡Ah! -Ojo al parche.

Al principio se vive intensamente.

Puedes vernos y a la vez hacer otras cosas.

-Claro. Limpio el polvo de salón, luego me vengo aquí.

Estoy con las tres televisiones encendidas.

-¡Ah, estupendo! Muy bien.

La hidroeléctrica te lo va a agradecer muchísimo.

Luego surgen las dudas. Me llamarás, ¿no?

-¿Pero el viernes me llamarán?

-Claro, hombre. Si eso ya es suyo. Lo que está detrás es suyo.

No se va a mover. Ya le he dicho que tenemos un notario vigilando.

-¿Pero el viernes me llamarán? -Que sí, que sí, no se preocupe.

Al final, llega la infidelidad.

¿Estás viendo algo o qué? -Sí, la faena.

-Estás viendo la faena. ¿Solamente la faena?

-Y viendo Telecinco también estoy.

-¡Ah! Pues nada. -Señora, entonces...

Pues ha perdido usted por ver eso 100 000 Pts.

-100 000 Pts.

Si hay alguien que sabía bien lo que se podría sufrir con las llamadas,

ese era Manuel Torreiglesias.

¿Ramona? Ramona, buenos días.

No decirme que esté si es que no está.

Eh... Compañeros, no pasa nada.

Tenemos a Maribel, de Medina del Campo.

Y a Luz María, de Albacete.

No, me dicen que el teléfono, de momento...

Todos los teléfonos. -"No, mira".

-A ver, ¿quién eres? -"Mari Carmen, de Barcelona.

Pero como no habla las otras dos señoras, te hablo yo".

-¡Ah! Fenomenal.

Antes, don Ángel, salud y buenos días.

-"Buenos días". -No, no. ¿Usted es don Ángel?

-"No". -¿Quién es usted?

-"Mari Carmen". -Mari Carmen, pues espere.

Espere un momentito. Don Ángel, usted estreñido.

Hombre, tampoco hay que insultar.

Y cosas tan sencillas como hacer de vientre...

Qué obsesión.

Peor que la del vientre es la sordera.

María del Pilar, ¿está usted ahí? -"Sí, estoy aquí".

-¿Quiere bajar el volumen de su televisor, si es tan amable?

-"Sí, un momento".

-Y me escucha a través de... -"Por el teléfono".

-Vamos a ver, la respuesta, María Pilar, amigas y amigos...

-"Don Manuel, apenas le oigo por el teléfono

por eso tenían la voz un poco más fuerte".

-Bueno, pero ahora me oye bien, ¿verdad?

-"No".

Acabaría antes vendiendo sonotones.

Hay que tener paciencia.

¿La tiene a mano la pomada?

-"Sí, la tengo, pero tengo que ir a buscarla".

-¿Pero cuánto tarda? ¿Media hora? -"No, qué va".

-¿Cuánto? -"Un momentín".

-Bueno, vaya a por ella, nos lo dice

y mientras tanto yo anuncio que, tal como les prometí...

-"Sí".

-El próximo... Vaya a por la pomada. -"Vale".

Todo esto sucedía en una época

en la que los móviles eran más bien zapatófonos.

¿Puede llamar y recibir? -Puede llamar y recibir llamadas.

Es el último grito porque se ha inaugurado ayer.

-Y ahora marco el de mi casa.

-Y marca el de su casa. -A ver...

¿Sabe lo que me acaba de decir?

El número marcado no existe.

No había mayor alegría que dar premios vía telefónica.

Que usted ha conseguido 500...

(Gritos)

¿3000 Pts?

(TOCA)

Nunca en la vida había sido yo tan generosa.

-Claro, porque mi hija tiene mucha suerte.

Además, es muy guapa y muy graciosa.

Aunque había concursos que tenían tela.

Bueno, mejor dicho, pelos. Buenos días.

-"Buenos días. ¿Quién es?" -¿Tiene usted pelos en la lengua?

-"¿Eh?" -¿Tiene usted pelos en la lengua?

-"¿Y usted dónde los tiene?" -Pues muchos sitios.

¿Tiene usted pelos en la lengua? -"¿Usted los tiene, maja?"

-Pues yo sí, algunas veces.

Pero le pregunto otra vez, ¿tiene usted pelos en la lengua?

-"Que se los pele, maja, con salfumán".

Con las llamadas hay también un clásico.

Es de: "¿Puedo saludar?" "¿Puedo saludar?"

-Es usted una experta, hija mía. -"¿Digo que puedo saludar?"

-Por supuesto, salude. Bueno...

-"Un saludo muy fuerte para mis padres y mi suegra".

-Sí, señor. (ININTELIGIBLE)

-Muy requetebién.

Y qué contento se habrá puesto. -"Esté muy nerviosa".

-Muchas gracias. -"Y un saludo a..."

-Muy bien. -"Y a usted, que es muy guapa".

-¡Toma ya! -"Y a todo el equipo".

-Sí, señor. Ya no la dejo más. -"Y a toda La Rioja".

-Ya estamos. Muchísimas gracias. Enhorabuena por ese dinero

y que lo disfrute con muchísima salud.

-"Un beso muy fuerte para todo Santo Domingo".

-Como tiene que ser, sí, señor. ¡Hala!

(Música)

Continúa rondando el peligro,

pero ahora de nuevo para la portería española

hay un momento casi trágico

porque dos goles ya no habría quien los levantara.

Peligro que se cernía sobre su marco...

Tantas horas de directo siempre dejan momentos curiosos.

¿Qué digo momentos? Momentazos.

Esto es un transistor.

¿Usted me dice que es capaz de comerse cosas?

-Sí. -A ver, cómaseme algo del transistor.

¿Y esto está bueno?

A veces se pueden producir situaciones difíciles de digerir.

Bueno, ¿y eso que has querido decirnos?

¿Qué nos has cantado? Tradúceme. -¿Qué?

-¿Me traduces al español o no me quieres traducir?

-Yo no entiendo.

-Te esperamos siempre. -Cuando usted quiera.

-¡Uy! Que me ha llamado de usted.

-No, pero digo usted por respeto, no por edad.

-Pues ni respeto ni nada. -Perdone, perdone.

¡Ah, perdón! -Me llamo Laura.

Qué barbaridad. (RÍEN)

-María Bosch se ha ido hoy a despertar a Poli Díaz,

que ya hay que tener valor para ir a despertar a Poli Díaz, ¿o no?

-Muchísimo.

-Perdona, vamos a empezar de nuevo porque no te estoy entendiendo.

Vamos a hablar de nuevo.

Porque lo de antes es de antes y ahora es ahora.

-Sí... -Que estamos en directo

y yo quiero hablar contigo.

Las cosas mías son las mías y las de los demás las de los demás.

¿Entiendes? -No, pero...

Lo que te quería preguntar es eso que me decías

que a ti tu trabajo sí te gusta, que boxear sí te gusta.

-Sí.

Me gusta mi trabajo, me gusta entrenar.

Me gusta de todo, menos que me jodan. (ASIENTE)

-¿Eso qué quiere decir? ¿Que la gente te ha hecho mucho daño?

-No... No me ha hecho mucho daño.

La que trata de hacerme daño eres tú, según me hablas ahora mismo.

¿Y cómo me la maravillaría yo?

Algunos no se cortan un pelo, y no lo decimos por Rosario.

Vean a este hombre con el que tuvo que lidiar Inés Ballester.

Este sí que estaba maravillado.

No me provoque que, cuando salga de aquí,

cuando me vaya a casa, me voy a acordar de usted.

Me voy a... Ya me entiende usted. -¿Qué es un huevo?

-Me voy a ordeñar yo solo.

-Pero bueno, con 46 años, está usted...

-Con 46 años estoy sin tocar.

Públicamente. ¿A dónde tengo que mirar?

Virgen no sé, porque yo me masturbo, las cosas claras.

¿Pero quién no tiene fantasías? Hasta Nieves Herrero.

Es una cosa que he deseado siempre, portarme mal para que alguien

me pusiera unas esposas. -Ojo al parche.

-¿Me pone las esposas antes de portarme mal?

-Ahora mismo. Primero te tengo que cachear

para hacer las cosas como tienen que ser.

-Que sean como tengan que ser, por favor.

-¿Te cacheo primero? -Vamos allá, Paloma.

-Espérate, a ver dónde me meto esto.

-Es lo que hace con las mujeres. -Sí.

-Porque está siempre... -Cuando las detengo.

No todas son tan atrevidas. Un beso en la cara está muy bien,

pero en los labios no me ha gustado nunca.

-¿No? -No.

Nunca me ha gustado. -¿Ni con su marido?

-No, a mí no me han besado nunca. -¿Ni de novios?

-Ni de novios ni nada. No me gustaban los besos en la boca.

Solo pienso en una cosa.

Abrazarte suavemente.

Lo mejor es evitar tentaciones.

Ana Fe, tu mujer, debe estar encantada contigo porque dice:

"Mientras pinta esto, mi marido no hace otra cosa".

Con lo cual, está encantada.

-O sea, que tú también lo cuentas todo.

-Pues claro.

-Estaba pensando que la mujer debe estar porque se pasa el día en casa

haciendo... (RÍE) Estas cositas.

-También.

-Usted será poco de salir de bares y cosas de estas.

-No salgo mucho, no.

(Música)

O tomar precauciones, porque si no...

Que puedes concebir hijos,

que posiblemente, antes de dos días, dos semanas como mucho, un año,

podrás concebir hijos.

Saca otra runa, por favor.

-Yo creo que ya no vamos a seguir con esto.

A algunos ni les avisaron previamente.

Les plantaban un niño allí mismo, en el plató.

Esperemos que Arozamena

fuese más hábil dando el biberón a un bebé humano que a un cachorro.

Doña Rogelia es mía.

-Qué achuchón. -¡Es mía! No la suelto.

La pasión puede surgir con quien menos se espera.

Aquí vemos a Hermida más entregado con Doña Rogelia

que cuando retransmitió la llegada del hombre a la Luna.

¡Bonico! -¡Ay!

-Cagüen la leche. -¡Hija de mi vida!

-Qué alegría me da verte en persona. Estás más gordo.

-Doña Rogelia... -¡Mira lo que hace!

¡Mira lo que hace, mira lo que hace!

-Tiemblo.

Imitar a Michael Jackson no era fácil,

pero más difícil era ver a los imitadores

y el limitado más famosos de la historia de la tele juntos.

Naturalmente...

(Risas)

Obvio...

-Me lo temía.

Me lo temía.

-Eso no lo sé hacer yo.

(Risas)

Si crees que a mí me vas a ganar en eso, vamos...

(RÍEN)

A los platós se va a lo que haga falta. Bailar, recitar...

A mi amiga Teresa Campos, con un beso.

Perdóname tú, Teresa,

que haya sido mi venida tarde a tu "Pasa la vida"

con lo que a mí me interesa.

Y te juro que me pesa

el no haber sido cumplida a su tiempo mi promesa

siendo tú quien me convida. -Yo canto una canción.

-A ver... -En inglés... No te la voy a cantar.

-Cántala. Pero ya veo que por ahí no entras.

-Eso sí que no lo vas a conseguir.

-Por ahí no entra. -No.

Algunos no se lo piensan tanto.

Si al fin y al cabo, ella piensa mucho en ti,

por la forma en que te mira comprendí...

(CANTA DE FORMA ININTELIGIBLE)

Arriba con el tiro liro liro, abajo con el tiro liro lero.

Arriba con el... Corazón latino...

A las 7 de la mañana me como un kilo de pepinos.

Corazón latino... Un globo, dos glob...

La gallina turuleca ha puesto un huevo,

ha puesto dos, ha puesto tres... ¿Dónde está...?

El entusiasmo de Mocito Feliz para ser contagioso.

Algo...

¿De quién?

Algo de mí. Vamos a verlo.

No hay tierra como mi tierra.

No hay pueblo como mi pueblo.

Marcarse una jota siendo mañico no tiene mérito,

lo tiene si eres de Kyoto.

(CANTA UN JOTA)

Lo que sea con tal de dar espectáculo.

Porque si no, el espectador se aburre,

se duerme, acaba roncando y eso puede ser mortal.

¿Por qué matamos? ¿Por qué mata la gente?

-Porque hay algún señor que ronca en el tren, por ejemplo.

-¿Ha habido crímenes por eso? -Sí.

Un chico roncando y le cosió a puñaladas.

-Terrible manera de acabar con los ronquidos, ¿eh?

-Con estas gafas ve la gente desnuda, sin ropa.

-A ver que vea a Pepe. (RÍEN)

-Se ha llevado usted 2 650 000 Pts. -¡Anda! ¡Olé, qué alegría!

-Esto ya está calentito, ¿no? -Está calentito.

¡Ay, coño! Que me he quemado. ¡Huy, perdón!

-Ya verás tú... Que tenga yo problemas con las bolas...

-¡Supermán!

-No he dicho que llevabas la bragueta abierta cuando te pillaron.

-No paran, ¿eh? Ustedes... "Taca, taca"...

-Las personas que están hablando hagan el favor de callarse.

-Por favor, ¿quieren ustedes estar tranquilos?

-"Meigas fora".

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Estas son las mañanitas

Viaje al centro de la tele - Estas son las mañanitas

23 jul 2018

Primera parte de un caleidoscópico viaje por los programas matutinos de Televisión Española. Con Jesús Hermida, Laura Valenzuela, Pepe Navarro, Joaquín Arozamena, y sus divertidos colaboradores. Las secciones de llamadas telefónicas, concursos y mucho más.

ver más sobre "Viaje al centro de la tele - Estas son las mañanitas " ver menos sobre "Viaje al centro de la tele - Estas son las mañanitas "
Programas completos (138)

Los últimos 285 programas de Viaje al centro de la tele

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios