www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4966682
No recomendado para menores de 12 años Versión española - Selfie (coloquio) - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Macarena se aleja con Bosco agarrado a su brazo derecho

y Ramón a su brazo izquierdo.

Una imagen cargada de contenidos y de posibles lecturas,

que queremos que nos ayuden a desentrañar,

nuestros invitados de hoy, Víctor García León,

buenas noches otra vez.

Santiago, buenas noches otra vez.

Macarena, buenas noches. Buenas noches.

Esto es muy bonito porque siempre, como acabamos de ver

ya hay un mix con el personaje, sobre todo en este caso,

que vamos a tener que decir: "Este no soy yo".

Vas a tener que explicar muchas cosas, Santiago por favor.

Pero bueno, vamos a empezar por el final,

para ir de la mano con los espectadores,

Víctor, yo creo que está bien, ¿no? Vamos a empezar por ese final,

por la lectura de ese final,

porque realmente hay una voluntaria metáfora

con esa protagonista ciega,

y uno a la derecha y el otro a la izquierda.

Sí, debajo de la película hay un auto sacramental del siglo de oro

o sea, es una idiota ciega que no sabe ni lo que quiere ni donde va,

con un imbécil de izquierdas y otro de derechas,

y lo mejor que pueden hacer es irse a follar, porque realmente,

tampoco hay mucha más voluntad ideológica detrás,

quiero decir, que no damos el mínimo.

Dentro de eso, hay mucha gente que ha dicho que es un final feliz,

o sea que a mí me parece que sí tiene algo de..., qué van a hacer.

Hombre, tiene un poco de final feliz,

después de toda la intensidad y de toda la cosa que contáis,

de repente. No, y teníamos varios finales,

según ganasen unos o ganasen otros, teníamos varios finales,

pero como empataron.

Me parto contigo, ¿de verdad me lo dices?

Claro.

Se adelantó a "Black Mirror",

esta cosa de elige tu propia aventura, Víctor ya lo había hecho,

con las elecciones en España, claro.

Que me parto, o sea, que por eso fue.

Estábamos en ¿pero qué hacemos? no ha ganado nadie,

y estábamos diciendo, bueno pues que se vayan por allí,

huele a pis, es lo que dices tú en la última frase,

no hay mucha más conclusión.

Oye, huele un poco a pis.

Está el debate de si Bosco ahí ha aprendido,

estábamos viendo, que ha aprendido algo, no ha aprendido nada,

lo va a cambiar Macarena. -Yo creo que has aprendido un poco.

-¿Tú crees? -Yo creo que has aprendido.

Tú has aprendido.

Yo creo que Bosco se junta con muy buena gente,

pero también hay algo, cuando se sientan antes de irse,

después del beso, como que ella, Macarena,

dice: "Bueno, pero al final no está tan mal".

Tú te preparas tus oposiciones,

tú estás bien, y es absolutamente mentira,

por lo cual también hay algo, pues esto, es como...,

es un final feliz pero a la vez, como realmente, nada es verdad,

no hay un final honesto, honesto entre ellos,

de vamos a poner aquí las cartas sobre la mesa.

Por lo tanto, nos está contando que ella de ciega no tiene un pelo,

es consciente de todo desde el minuto cero, con uno y con otro.

Yo también estoy muy contenta, o sea, que por lo menos...

nosotros tenemos un futuro por delante,

Y dicho esto,

vamos a poner el foco en el director,

en el autor, el que mueve todos los hilos de esta marioneta,

para que nos cuente de dónde nace esto, cómo te planteas hacerlo,

el primer folio de guion,

¿cuál es tu voluntad al hacer esta película?

Bueno, sobre todo había una voluntad de hacer algo,

hay algo que cuando te empiezas a dedicar a esto

y te empieza a ir mal y hay varios proyectos que no consigues levantar,

y estás bastante frustrado, yo lo estaba,

en el que un día te planteas que rodar es rodar,

o sea, consiste en coger un móvil y salir a la calle y rodar algo,

y luego, tenemos amigos, yo tenía una cámara, lo intentas hacer mejor,

pero que, la diferencia entre la gente que hace cine y la que no,

es que hay gente que se levanta, se va a la calle y hace películas,

y eso es un ejemplo, o sea, había como necesidad de contar algo,

y de dejar de estar esperando a la comisión de la televisión,

de una ayuda interministerial que te va a caer,

a ver si consigues hacer lo que sea.

Y la verdad es que fue muy refrescante,

cogí un guion que tenía un poco estancado en un sitio,

y dije: "Vamos a rodarlo, y que salga el sol por Antequera",

porque no te puedes pasar esperando toda la vida

a que alguien te dé luz verde, a veces, tienes que coger el arcén

y empezar a acelerar, y eso es básicamente lo que hicimos,

hicimos una peli contra el sentido común,

y pidiendo perdón antes que pedir permiso,

y la verdad es que estamos aquí, que no es poco.

¿Y que querías contar, Víctor?

Bueno, fundamentalmente, creo que hay más reflexiones

en una fotografía que en un libro de ensayos,

es decir, que hay veces que solo mostrar como somos,

te da para muchas más reflexiones que una determinada historia

preparadita para sacar una conclusión.

Y creo que desde la irrupción de los nuevos partidos,

más jóvenes, un cambio generacional, la izquierda, la derecha,

o sea, había algo muy bonito en enseñar esa España.

Y creo que todavía lo tiene, o sea, que de repente era

un momento vivo, donde la gente se tomaba las cosas en serio,

la gente rica estaba muy asustada, la de izquierdas muy envalentonada,

y todo era como muy intenso, y tampoco ha cambiado tanto,

al final gobierna el PSOE, que tampoco...

cuánto exceso de cambio, ni un sentido ni en otro

hemos ido muy lejos.

Pero sí es verdad que era un momento muy efervescente

de nuestra vida política, y solo enseñar eso ya tiene algo

como de: "Mira que ridículamente intensos somos".

Pues yo creo que hay que empezar hablando de Bosco,

el personaje sobre el que recae la película,

y es un personaje extraordinario,

la verdad, muy poco habitual

y extraordinario por todo lo que conlleva.

Es el personaje más provocador que ha podido dar el cine español,

iba a decir el último, pero quizá el cine español, en general.

Entonces, hay un montón de objetivos que hemos escrito

y los voy a leer para no olvidarme de ninguno,

porque es cínico, es insolidario, desconsiderado, gorrón,

condescendiente, caradura, presuntuoso,

caustico, irresponsable, prepotente, descreído, frívolo,

nada empático,

etc., etc., etc.

-Yo le quiero un poco. -Eso, yo ahora de repente...

Y yo también le quiero un poco, fíjate,

porque he dicho todo lo negativo, pero luego te genera

cierta ternura también,

porque la final es un ser desvalido,

que tiene más jeta que nadie, porque es jeta con mayúsculas.

¿De dónde surge? ¿Cómo lo perfiláis? ¿Cómo lo creáis?

¿Cómo le dais vida? y cuánto tiene de ti y cuánto no,

porque esto es algo que no podemos salir de aquí sin saber.

Bueno, básicamente, es verdad

que el formato del falso documental,

hace que haya una línea muy delgada

entre el personaje y yo, o sea, por desconocimiento

tú ves a esa persona y hay un momento y eso pasa en coloquios,

cuando enseñas la película, nos pasa con amigos,

nos pasa que eres tú, esto es verdad, te pasó de verdad,

cuánto de esto te pasó de verdad y demás.

Yo cuando llego al guion, el guion estaba escrito

y estaba esta persona ahí puesta,

es verdad que luego Bosco es un personaje

que se va construyendo según cómo reacciona a cosas que le pasan,

es decir, de pronto hay un mitin,

o de pronto, está en Lavapiés y se tiene que comer algo,

y lo vamos construyendo según como él reacciona.

Entonces, eso a lo largo del rodaje lo íbamos viendo

y yo, por supuesto, poniéndome en manos de Víctor,

porque no me había enfrentado nunca a un reto como este,

en una película, actor protagonista.

Y se va construyendo así.

Yo, es verdad que me he puesto más camisas

de las que, a veces, me gustaría aceptar que me he puesto.

O sea, cuando tú quieres trasladar algo que es tuyo,

ahí está el talento o la capacidad,

o la palabra que más encaje de la actuación,

o sea, que hay mucha gente que es como Bosco, que no podría

plasmarse en la película.

Aparte los actores lo que hacemos es poner nuestra voz y fisionomía

y nuestro movimiento de manos y nuestra mirada,

los personajes son nosotros, obviamente.

De todas maneras, resulta por un lado, encantador también.

Bueno, yo creo que queremos a los personajes

por sus partes vulnerables no por sus fortalezas,

entonces, Superman a mí nunca me va a interesar,

pero en cambio, un Superman en el psiquiatra,

pues esto tío sí, por lo menos, le ves un poco donde se parece a ti.

-Es esa contradicción,

como que te parece horrible pero a la vez te hace gracia,

y quieres mirarle, no sé, al final como que logras

tener cierta simpatía por él.

Es muy atractivo porque es tan, tan provocador.

-Bueno, yo sin querer poner referencias.

O sí, porque os las iba a preguntar,

qué delicado, por favor referentes.

Hay mucho, no sé si en el trabajo,

pero en la forma de amar a ese personaje,

nos pasa en cosas como de "office", con cosas como *

esa cosa del "Crinch", esa cosa de quiero ver más,

no sé porque, porque debería dejar de ver,

pero quiero seguir viendo y ver que me da,

y un morbo que creo que puede justificar el querer al personaje.

-Y, ¿puedes cerrar la puerta por si acaso viene el negro?

-Francis. -Y Ramón, ¿vale?

Y ahora vengo, ¿vale? -Vale.

¿Y qué es lo que más miedo te daba de ese personaje,

o lo que más complejo te ha resultado?

Nada, o sea, he de admitir que es que no,

o sea, es que todo en el rodaje era felicidad y risas,

y es el tópico más tópico de un actor que habla de cine,

pero con todo me lo pasaba bien, lo único que sí me daba miedo

no estar a la altura del proyecto, porque, evidentemente,

como decía antes, no había hecho. Ya lo sé, ya se que sueno...

-No, pero yo recuerdo tu cara cuando viste la primera proyección de esto,

estabas del color de la pared,

porque lo pusimos un día en mi casa y vimos el primer montaje,

y salió como que le faltaba el... ¿Por qué?

Porque salgo mucho, Cayetana, salgo mucho en la película.

Salgo todo el rato, el del cartel soy yo,

entonces, me hubiese gustado hacer esta película,

pero que la hubiese hecho George Clooney,

pero que yo me hubiese llevado el Goya.

pero no, salgo yo, te enfrentas a una exposición,

y a unas cosas que dices, que tú sabes que es una ficción,

y que este señor está detrás y que es una de las mentes

más brillantes que tenemos, y es todo felicidad,

pero hay un público que va a ver eso, una gente que va a conocerte,

solo a través de eso, y eso da miedo.

-Hola. -Hola.

-¿Macarena? -Sí, soy yo.

El personaje de Macarena es interesante,

desde la voluntad de Víctor de que sea una invidente,

lógicamente, es un personaje dulce, solitario,

con muy buenas intenciones, comprometido, amable,

que se enamora de Bosco.

-Que se enamora de Bosco. -Que se enamora de Bosco.

¿Te preguntan por qué en la película?

Y yo te lo pregunto a ti, ¿cómo tú trabajas ese personaje,

y cómo trabajas desde ese personaje,

enamorarte de un personaje como Bosco?

Pues la verdad es que no lo sé,

no sé cómo me pude enamorar de él.

Supongo que me hace mucha risa,

y me hace mucha gracia.

Eso está bien, ¿no? como el humor,

y además, como no veo su estética, ¿no?

pues supongo que ahí un punto que por ahí...,

yo se lo pregunté a Víctor: "Víctor, yo no le veo,

pero le oigo, ¿cómo sostengo esto?"

Pero no sé, yo lo llevé por ahí, como por la risa,

por la risa que me hacía con sus comentarios,

-Pero te gusta, ¿por qué?

o sea, te gusta, ¿qué te gusta?

¿Qué te gusta, su voz?

¿O qué?

-Es guapo.

Ella es muy dulce, pero también se aprovecha

de esta dulzura, a la hora de pedir, por ejemplo,

que le den el empleo a las personas que ella considera

que le tienen que dar el empleo en esta residencia,

pues un poco como se aprovecha de eso y esas cosas.

-Pablo, tú cómo vienes aquí, ¿en autobús o en coche?

-Yo en coche, ¿por?

-Porque igual puedes venir con Bosco en coche.

-Sí, mejor que el cercanías, eso estaría bien.

-¿Que lo traiga yo? -Claro, en coche.

Tú crees que estos dos mundos tan distintos a los que pertenecen

Macarena y Bosco, ¿solo se podían acercar

a través de un personaje invidente?

¿Y quizá solo es posible

evitar los prejuicios de clase con los ojos cerrados?

Bueno, en el caso de Macarena creo,

o yo me lo planteaba en términos así un poco alegóricos,

te planteas cómo una sociedad como la española,

que tiene una base cristina, solidaria y más o menos si me apuras

como ideológicamente en el centro izquierda, si hacemos una media,

¿cómo saca VOX tantos diputados en Andalucía?

Claro, alguien está votando de una manera rara,

no es muy corriente,

entonces, creo que las pasiones emocionales son irracionales.

Entonces, Macarena, de alguna manera, que fuera ciega,

no venía muy bien para dejar claro

que no estaba mirando nada,

estaba solo enamorándose.

Bueno, Macarena es un poco, Macarena somos todos, ¿no?

Yo me identifico más con Macarena, liga con uno, luego con otro,

no entiende nada, está como que todo le parece bien,

y al mismo tiempo se va hacia el abismo diciendo qué maravilla,

Y le mienten y aún así como que continúa.

-Sí, le parece que, bueno, pelillos a la mar.

Sí, hay algo extraño, cuando pienso que me va a llevar al pueblo,

y termino en este mitin,

en este mitin del PP, ¿no? y aún así,

continuamos yendo a la feria,

no sé, es extraño, es como porque no has parado los pies,

¿qué es esto? vamos a hablar, pendiente, pero sigues un poco.

Yo eso también lo uno por ejemplo con la corrupción

en los partidos que hay, pero tú sigues votando,

sigues confiando, no se hace: "A ver, stop,

¿qué pasa aquí?" No, como que sigues.

-Y tú quieres trabajar, o sea, te gusta ese oficio,

porque estás dando paladas para que te echen del oficio,

Está diciendo exactamente lo que es,

porque como espectador tú estás viendo claramente

una sociedad invidente, que va confiando

en quien miente más que habla,

constantemente, de un lado o de otro,

que se deja llevar, que le ríe los chistes,

porque si hay algo bonito en el personaje también,

es que ella se lo pasa muy bien con Bosco,

quizá hace mucho tiempo que no se lo pasa tan bien.

-Hay un carisma mal entendido, es verdad, al final es lo que dices,

es una persona que le chupa la energía a otra que es todo energía.

Entonces, es un poco esa metáfora y es tal cual.

Y durante mucho tiempo, hay una clase política

que se ha nutrido de dar alicientes,

o hacer el circo para otro tipo de cosas,

una corrupción terrible y demás,

y eso es a nivel muy personal y muy de relaciones,

muy de parejas, lo que es Bosco y Macarena.

Es muy interesante todo, la verdad,

me gustaría que hablaras del formato del falso documental.

¿Cómo se plantea? Y que cuentes al espectador.

Bueno, hay dos contestaciones a eso, una noble,

que es porque era una propuesta estético moral,

porque nos define.

Y luego una que es, de verdad,

que es porque no teníamos opción económica de hacerlo

de una manera convencional.

Pero en la parte honesta, y es verdad que lo tiene también,

o sea, que no es solo un desafío económico,

si no, que también había algo

como, primero no es un falso documental,

es como un falso reality,

no sé si has visto el programa de las Kardashian,

o el de María Teresa Campos,

que accedes a un momento de intimidad en el que ves

a María Teresa Campos poniéndose unos calcetines y dices:

"¿Por qué? ¿por qué estoy viendo esto?

o sea, porque no hay un filtro aquí,

o sea, cuál es el objeto de esto,

pues que accedes a esta intimidad y ya está.

Que a nivel más personal, es Instagram, es Facebook,

la gente se come unos espaguetis y te pone una foto,

y dices: "¿Pero esto?"

Y yo no veo una conclusión clara de porque ocurre

esta especie de explosión impúdica donde enseñas los calzoncillos,

en vacaciones, a tus hijos, yo que sé, los menús escolares,

pero es muy interesante, porque nos define,

y tengo la sospecha,

de que detrás de toda esa exposición, no hay nada.

O sea, que la gente no se expone con ningún motivo,

se expone como los calcetines de María Teresa Campos,

porque se expone, y estamos rodeados de gente

que te expone una cosa y que no pasa nada,

el personaje de Bosco en la película no termina ni una sola frase.

porque no tiene nada que decir.

-¿Cómo ha ido? Ha ido muy bien, de verdad, ha ido muy bien.

Ha ido...

muy bien.

Sí que era interesante ver como es un chaval exponiéndose,

pero al mismo tiempo sin nada que exponer,

porque estabas muy desvalido.

Y luego sí que hay esa parte documental real,

quiero decir, que sí está el mitin de Podemos y del Partido Popular,

en realidad, y sí está Bosco introduciéndose en ello,

quiero decir, ese mitin está ahí y ocurrió.

Sí, de hecho, creo que es la gran virtud de la película,

los segundos términos de todo, no solo de los mítines,

de los bares, todo eso es cierto,

tenemos la mejor figuración que ha habido nunca.

Luego no hay récord nunca para hacer un plano y contraplano,

pero lo que ves detrás es cierto.

Bueno, y como solemos decir, han repetido unas elecciones

para que nosotros tuviésemos más tomas.

Hubo un momento en que España entera se dio cuenta

de la urgencia de esta película y dijo, vamos a votar regular,

y lo volvemos a repetir todo

para que Víctor García León pueda hacer la película que quiere.

"Aquí está la respuesta de la gente al sistema de la austeridad."

¡Sí se puede! ¡Sí se puede!

-Yo me acuerdo por ejemplo,

de que era toda una aventura estar en los mítines,

era una aventura como siempre estábamos improvisando mucho,

pero ahí era como ahora, sí o sí, o sea, nos metemos.

Entonces, era bastante emocionante.

Yo me sentía mal, a veces,

porque la gente se pensaba que era ciega de verdad,

y entonces, "ven aquí, mi amor, ¿necesitas algo?"

-¿Dónde estoy? -¿Te ayudo?

-Estoy buscando a un chico que se llama Bosco, ¿no sabrás?

-Esto es un colegio que se llama Boston.

-¿Necesitas ayuda? ¿Te llevo? -Sí.

Uy por favor, te sientes engañando, claro.

Te sientes engañando, yo me sentía mal.

Pero no nos colamos en los mítines, nos dieron permiso,

teníamos carnet de prensa,

o sea, que PP y Podemos, se portaron superbien con nosotros,

fueron abiertos y nos ayudaron en todo lo que pudieron.

¿Sabían que ibais a rodar? Sí, sí.

O sea, somos delincuentes solo hasta una parte.

Un diez por ciento delincuentes,

mucho menos delincuentes de lo que parece.

Una cosa muy interesante de la película

es que repartes palos a todos los lados, como el palo de selfie,

vas dando, zas, zas, izquierda, derecha, a todos los lados,

hablabas de Ramón que es un actor estupendo

y un personaje que está muy bien, y el dibujo también,

no deja de ser otro mentiroso y otra incoherencia vital

desde muchos puntos de vista.

Bueno, si teníamos un triángulo amoroso, era un poco necio,

poner al idiota de derechas, que tenía que ser un idiota,

porque si no, no había película, a un señor de izquierdas luminoso

y brillante, equilibrado, justo y leído, hombre no.

Es que no sería lógico en la película.

Igual que hay gente de derechas muchos más lista que Santi,

también hay gente de izquierdas mucho más lista que Ramón.

Lo que sí es cierto es que hay distancia irreconciliable

no solo ideológicamente, si no por patrones de conducta,

y la película lo deja muy claro y es muy interesante,

¿qué hacemos?

Ya que te has atrevido a abordarlo de una manera tan específica,

dedicando años de tu vida, ¿qué solución tenemos?

La única solución que se me ocurre, como a varios españoles conocidos,

es que me nombren a mí dictador y ya está,

y que dejen de opinar los demás porque yo sí sé.

Pero, no tengo ni idea, justo detrás de hacer fotografía,

hay el respeto a no dar conclusiones.

Es decir, así somos.

Cómo te has escapado de bien, qué maravilla, un aplauso.

O sea, que espanto dar consejos, dar consejos es una cosa horrible.

No es dar consejos, es dar un punto de vista o un criterio.

Pero, ¿qué criterio va a haber?

Quiero decir, es por dar una esperanza, jo.

Hay una cosa que la película tiene que es verdad que a nivel micro,

o sea, cuando nos ponemos todos en nuestras historias personales,

a todo el mundo se le puede llegar a conocer, a querer,

o sea, de repente, estas tres personas que son muy diferentes,

tienen una relación, no sé si la mejor del mundo,

no sé si una relación perfecta, pero acaban cogidos del brazo,

se llevan más o menos bien, y muchas veces nos olvidamos de eso,

muchas veces los medios nos plantean,

una serie de enemigos que no existen,

que al final todos somos parte de una misma cosa.

Y me ha quedado muy...

-Sí, pero estás redondeándolo todo perfecto.

A mí me parece muy bien lo que dices,

que por algún lado es posible darse la mano.

Con el procés, que era una cosa que..., nosotros queríamos hacer

la segunda parte de "Selfie", en Cataluña, porque nos parecía

que Bosco es una máquina de fotos muy eficaz para esas cosas,

y la final no conseguimos hacerlo, pero la idea es,

que cuando hablan de que los independentistas catalanes

son unos mierdas, dices, hombre, pero este chico, Manel, tu amigo,

no ese no, o sea, los que yo conozco son personas normales,

son los que no conozco los que son unos miserables,

igual al revés, "los nacionalistas españoles son unos hijos de perra",

menos este señor que es tu quiosquero, y dices: "no, ese no,

ese es un buen tipo y tal".

O sea, que al final es verdad que en la corta distancia somos

muchos más capaces de entendernos que en el periódico.

Y es verdad que salir al bar y tomarse una caña muchas veces

te soluciona problemas ideológicos.

-Tenemos que echarle una mano a Bosco,

tenemos que sacarle del padrón,

apuntarle en el paro, pedirle el subsidio,

-Hay una plataforma para los afectados de la hipoteca,

por si quieres el contacto, son supermajos.

-Yo sé que tú estabas alquilando una habitación en tu casa.

Sería algo temporal y él te empezaría a pagar

cuando esté recibiendo el subsidio.

-Eso por supuesto.

Cuenta con ello.

¿Me puedes explicar qué son los Premiso Yago?

Claro que te puedo explicar eso.

Ahora va a venderme algo.

Esto es divertidísimo en realidad, yo hace años creo los Premios Yago,

que son la reválida del cine español, si tú pierdes un Goya,

nosotros te damos un Yago.

¿Esto es a raíz de que no lo ganaste tú?

No, esto es lo mejor, se celebra ahora la quinta edición,

dentro de un mes, ahora que han pasado los Goya,

estamos ya pensando en ello.

Y yo no sabía nada, yo estudié comunicación audiovisual

y gestión de empresas, yo estaba con mi vida de periodista,

hacía mil cosas y de repente monto esto, en la carrera,

con un grupo de periodistas maravillosos que están de jurado.

Y de pronto, estoy nominado,

Me doy a mí mismo.

Claro, yo podía premiarme, de hecho, hicimos el paripé.

-O sea, es que si no ganamos el Yago...

Hicimos el paripé, estuvimos juntos en la Gala de los Yago,

como dándonos a nosotros mismos, no, pero con un jurado que firmó

en un sitio que nos lo daba a nosotros,

pero una mención especial y fue muy bonito.

Pero es curioso, yo no tenía nada que ver, y a mí me dices

el año que yo hago eso en un sótano de Malasaña la primera edición.

vinieron Pajares y Esteso, se lo dábamos a Mariano Ozores,

vinieron ellos a recogerlo, a mí me dices ese año,

que cuatro años después yo voy a estar nominado,

me echo a reír, claro.

Dicho esto, nos vemos en los Yago, por supuesto.

Quiero que me habléis de proyectos que tenéis entre manos,

y es que tu proyecto, me muero de ganas de verlo,

y sé que estás ahí ya cocinándolo.

Es que hay una cosa muy ridícula de un director diciendo:

"Sí, estoy montando y estoy encantado".

Estoy justo como al final del rodaje de "Los Europeos",

que es una novela de Rafael Azcona, y estoy contento ahora,

luego la terminaré de montar y diré: "Quizá no debí estar tan contento",

pero la verdad es que estoy feliz, estoy montando justo ahora,

con las frustraciones y las peleas de ver cómo queda mejor,

pero espero que después del verano, os pueda enseñar otra peli.

Os toca si queréis, porque esto es una cosa personal,

querer contar lo que se está haciendo ahora mismo.

Yo soy ahora vecino tuyo, Cayetana, porque estoy en La2,

"En ese programa del que usted me habla", que estoy de colaborador

todas las semanas, pasándomelo fenomenal,

y en otras cadenas también haciendo el tonto,

pero que no son tan importantes, así que no las voy a mencionar.

Si no existen, hombre.

Y preparando los Yago de este año,

y escribiendo, que colaboro con varios medios,

y feliz y recogiendo todo lo que este señor,

me ha brindado, al que le quiero dar en directo las gracias,

-Eras un trozo de barro y yo te creé.

-Me has creado, gracias de verdad, y feliz de verdad.

Macarena.

Yo voy hacer ahora una obra de teatro

en la sala Valle Inclán, en la Francisco Nieva,

que es la sala pequeña de arriba. Maravillosa.

Con una obra que se llama "Top Girls", de Caryl Churchill,

empezamos, estrenamos el 15 de marzo.

Bueno, o sea, que ahora estás arrancando.

Pues muchísima suerte con ese proceso que es maravilloso,

la construcción, quizá para nosotros, es lo más bonito de todo,

construir al personaje.

No puedo más, necesito ver "Los Europeos",

ya llegará.

Muchísimas gracias a los tres. Muchas gracias a vosotros.

Muchísimas gracias por "Selfie",

porque ha sido una osadía maravillosa que hemos disfrutado,

y por vuestro trabajo,

y por encontrar tiempo para nosotros.

Muchas gracias por invitar, ha sido un lujazo,

y para nosotros estar en La2 es como un sueño,

a mí me hace mucha ilusión. Muchas gracias, gracias a los tres.

Y muchas gracias también a vosotros,

por acompañarnos un día más, espero que hayáis disfrutado

tanto como nosotros y ya sabéis que nos volvemos a encontrar

aquí la semana que viene para seguir compartiendo

el mejor cine español reciente. Chao.

(Música)

(GRITAN TODOS A LA VEZ)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Selfie (coloquio)

Versión española - Selfie (coloquio)

04 feb 2019

En el coloquio, moderado por Cayetana Guillén Cuervo, participan Víctor García León, Macarena Sanz y Santiago Alverú.

ver más sobre "Versión española - Selfie (coloquio)" ver menos sobre "Versión española - Selfie (coloquio)"
Programas completos (78)
Clips

Los últimos 898 programas de Versión española

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos