www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3725860
No recomendado para menores de 12 años Versión española - Relatos Salvajes  - ver ahora
Transcripción completa

Buenas noches. ¿Uno solo?

Veo que sos buena para las matemáticas.

Uno, sí.

Donde quiera.

De plato del día tenemos lentejas con arroz.

Hum, ¡qué rico!

(Cadena retrete)

(SUSPIRA)

¿Pidió?

¡Eh!

Ese tipo es de mi pueblo.

Usurero, un mafioso.

Nos remató la casa,

y por su culpa mi papá se terminó suicidando.

Dos semanas después del entierro,

se trató de levantar a mi mamá.

La acosó tanto que nos tuvimos que venir para acá.

¿Sabés cuántas veces soñé con tenerlo así?

Delante de mí.

Yo algo le voy a decir.

¿A decir?

¿Por culpa de ese tipo se suicidó tu papá,

y lo único que se te ocurre es insultarlo?

¿Por qué no le ponemos veneno para ratas en la comida?

En el depósito hay.

Una buena dosis y en cinco minutos le revienta el corazón.

(Truenos)

¿Mucho trabajo?

No, con esta lluvia...

No, porque hace un rato que te estoy llamando.

Tenés que mirar más al salón, bebé.

Perdón. ¿Ya sabe lo que va a pedir?

Traeme unas papas fritas a caballo.

Si me quedo con hambre te pido otra cosa.

¿Para tomar? Coca Light.

¿Coca Light?

Coca... Light.

Papas fritas... a caballo.

¿Querés que te lo anote?

Lo odio, lo odio.

Hacele unas papas fritas a caballo.

¿Vos estás loca? ¿Querés que vaya presa?

¿Presa?

¿Te creés que a este escuerzo

le van a hacer una autopsia los del FBI?

Papas fritas a caballo.

Van a pensar que fue el colesterol.

(CHASQUEA LA LENGUA)

Hacele las papas fritas, ¿querés?

¿Te pido una opinión?

Vos que parecés una chica despierta. Vení, acercate.

¿Qué te gusta más? ¿Esta...

...o esta? Me quedo con el rojo.

El rojo. ¡Esperá, esperá!

¿No estoy demasiado serio ahí? No, me parece bien.

Gracias.

Además, no es tan terrible la cárcel.

Tiene mala prensa, nomás.

Te dan de comer, no pagás el alquiler,

vivís sin preocupaciones...

Y si te toca un buen grupo hasta la pasás bien.

Jugás a las cartas...

¿Vos estuviste presa?

Un tiempo.

Y te aseguro que me sentía mucho más libre que acá.

Esto es una mierda.

¿Qué hiciste?

Nada de lo que me arrepienta.

Encima se va a presentar a intendente.

Ese hijo de puta. ¿Lo podés creer?

¿Pero cómo no lo voy a creer?

Si los hijos de puta gobiernan el mundo.

¡Despertate, nena!

¿Qué decís?

¿Le hacemos un favor a la comunidad?

¡Estupendo!

¿Se lo pusiste?

Hacete la mosquita muerta ahora. Decime que no te diste cuenta.

¿Qué? "¿Qué?".

Así está el país.

Todos quieren que alguien dé su merecido a estos personajes

pero nadie se atreve a mover un dedo.

Sentite orgullosa, nena.

Por una vez en tu miserable vida

estás haciendo algo que vale la pena.

No, yo no estoy haciendo nada, ¿eh? ¿Ah, no?

¿Te quedás acá discutiendo conmigo en lugar de ir a sacarle el plato?

Tranquila. Vos no te tenés que preocuparos por nada.

Si hay una investigación yo voy a decir

que eché veneno en la cocina porque estaba lleno de bichos,

que por otro lado es absolutamente cierto,

y que casualmente una piedrita cayó adentro de una olla.

¿Qué me van a decir?

Es una locura esto. (SUSPIRA)

Che, esta mierda no estará vencida, ¿no?

(RESPIRA NERVIOSA)

No dice la fecha.

¿Cómo es?

Cuando un veneno está vencido, ¿es más o menos dañino?

(Vehículo acercándose)

¿Y? ¿Todo bien? Sí.

Sentate.

(TOMA AIRE)

¿Qué tomás, Alexis?

Eh, no sé... ¿Una Fanta?

Se las voy a calentar un poquito. ¡No, dejá! ¡Dejá!

Si necesito que me las calientes, te lo pido.

¿Me traés una Fanta, por favor?

Me tiene podrido esta piba.

Tenemos que hacer algo, están comiendo los dos.

¿Ponerle más veneno?

¡Es un chico!

Pero va a crecer y de tal palo tal astilla.

¡Es mejor que terminemos con toda la estirpe ya!

Che, vos sabés que me estoy sintiendo...

¿Qué te pasa a vos?

¿Estás bien? Permiso, esto debe estar congelado.

¡No, dejá! ¡Dejá!

¿Pero quién carajo te enseñó a atender?

¿Podés dejar comer a la gente en paz?

(RESPIRA NERVIOSA)

¡Uy, pendeja! La concha de tu madre...

¡Pará, papá! ¡Pará!

¡Ahora las vas a juntar!

¡Ahora las vas a juntar! ¡Las vas a juntar!

¡Llamá a la ambulancia! ¡Juntalas! ¡Una por una!

(GRITA)

¡Toma! (GRITA)

¡Acá tenés! ¡Delincuente!

¡Te voy a sacar el hígado como a un pollo!

(LLORA)

(VOMITA)

(Radio policía)

(Sirena)

(Música)

(Continúa la música)

Dale, salame, movete.

¿Qué te pasa, hermano?

Qué pedazo de conchudo que sos, ¿eh?

¿Sabés que sos un negro resentido?

¡Forro!

Ay, madre mía de mi corazón...

Madre mía de mi corazón...

(Música)

(Música radio)

(Rueda pinchada)

No lo puedo creer.

(Puerta abriéndose)

(Puerta cerrándose)

(Teclas móvil)

¿Qué tal?

Estoy acá a la altura del kilómetro 60

de la ruta que une Salta capital...

Sí, perdón... UIA 719.

Diego Iturralde.

Muy bien. Mirá, te decía...

Pinché una goma, acá a la altura del kilómetro 60

de la ruta que une Salta capital con Cafayate, digamos...

Y quería saber cuánto tiempo tardarían en venir más o menos,

porque el coche es nuevo y la verdad que no me doy mucha maña con él.

(SE QUEJA)

¿Qué pasó?

¿Te asustaste?

Dale flaco, seguí.

¡Seguí! ¡Dale! ¡Dale!

(RESOPLA)

Oh, Dios...

En serio, ya fue, no tengo ganas de pelear.

(RÍE)

Si te ofendí, te pido disculpas.

Discúlpame si te ofendí.

Bueno...

¿Listo?

¿Ya está?

Cuidado con...

¿Qué hacés? ¡Pará!

¡Dale, hermano! No te hice nada...

¿Por qué no me gritás de nuevo lo que me gritaste antes?

¿Cómo era?

(RESOPLA)

(Claxon)

(Claxon)

(Claxon camión)

(Claxon)

(SUSPIRA) ¡Ay, Dios!

Dios santo...

¡Ya te pedí perdón! No sé qué más querés que haga.

Si me tengo que bajar me voy a bajar pero no me parece necesario.

¡Oh, la jod...! ¡Pará!

¡Puta que te parió!

(Teclas móvil)

(Golpe)

Buen día, oficial.

Estoy a la altura del kilómetro 60

de la ruta que une Salta capital con Cafayate

y hay un individuo que me está atacando.

(Golpe)

¡Está blindado! ¡No lo podrás romper!

¡Cagón!

La patente del hombre es...

No la llego a ver, ¿pero podría mandar una patrulla urgente?

(Móvil comunica)

Perfecto.

Apúrese que está fuera de sí.

(Móvil comunica)

Seguro que vienen enseguida.

¡Bueno, basta, loco, ya está!

Me destrozaste el auto. ¡Tomatelás!

(Teclas móvil)

¿Qué hacés?

La concha de su hermana puta...

La puta que lo parió.

¡Ay!

¡No! ¡La puta que lo parió!

¡La puta que te parió! ¡Hijo de puta!

¡No, la concha de tu hermana! ¡Hijo de puta!

¡Ah! Hijo de...

¡Pero por favor! ¡Por favor!

(Claxon)

(SUSPIRA)

¡Cagón!

(RESPIRA AGITADO)

(RESPIRA AGITADO)

(Música tensión)

(Motor arranca)

(Motor acelera)

¿Qué hacés?

¡Pará, hijo de puta!

(GRITA)

(Ovejas de fondo)

(Ruido metálico)

(Golpes)

(Ruido cristales)

¡Estás muerto!

¡Tengo tu patente, hijo de puta!

¿Escuchaste? ¡Tengo tu patente!

¡UIA! ¡Te voy a buscar y te voy a matar!

(RESPIRA AGITADO)

(RESPIRA AGITADO)

(Ruedas chirrían)

(Coche acelera)

(Música tensión)

(GRITA)

(GPS) "Recalculando...".

(Golpes)

(Golpes)

(Música radio)

(Claxon)

¡Ah!

(GRITA)

(Continúa la música)

(GRITA)

(TOSE)

(SE QUEJA)

(INTENTA RESPIRAR)

¿Eh?

(GRITA)

Atento, base. Acá Móvil 29.

¿Me confirma el kilómetro, por favor?

(Música)

(Explosión)

(Música radio continúa)

¡Atento base, atento base!

(Sirenas)

(Radio policía)

¿Qué hipótesis maneja, comisario?

¿Crimen pasional?

(Taladro)

¿Cómo estamos afuera?

(RADIO) "Todo listo, Simón".

(Música)

(HOMBRE) ¡Simón!

(Sirena)

Gracias.

Vamos.

(MEGAFONÍA) "Atentos, que vamos a detonar".

(MEGAFONÍA) "Cinco, cuatro, tres, dos...".

(Sirena)

(Explosiones)

(Aplausos)

(Sirena)

Buen trabajo.

Ahí, gracias.

Firmá.

(Móvil)

Sí, mi amor.

No, paso por la oficina a devolver un par de llamados y voy.

A las cinco voy a estar ahí con la torta, no te preocupés.

A las cinco estoy ahí con la torta, tranquila.

¿Cómo no voy a llegar?

Espero que le guste como quedó.

Sí, le va a encantar. Gracias.

Serían 360.

(SUSPIRA) ¿Qué, es importada?

(RÍE) Uno, dos... ¿Factura tenés?

Sí, tenemos croissants, vigilantes...

El ticket. Factura.

¡Ah! Sí, claro. Ahora se la traigo.

(Música)

(HOMBRE) ¡Manga de hijos de putas que son!

(MEGAFONÍA) "El que sigue".

¿Qué tal? Mirá, yo estacioné mi auto...

La cédula verde, por favor.

Sí.

Si podés, hablame bien. Le estoy hablando bien, señor.

Más o menos.

El servicio de acarreo son 490 pesos,

y la multa por infracción la va a recibir en su domicilio.

Sí, pero es que no me escuchás lo que yo te quiero explicar.

El cordón estaba absolutamente despintado,

o sea, no había ninguna forma de que yo me enterara

de que ahí no se podía estacionar. Hum, comprendo.

Ahora, si quiere retirar el vehículo de acá

tiene que abonar el servicio de acarreo, ¿sí?

Después puede hacer un descargo de lunes a viernes de 8 a 14

en la Dirección Nacional de Tránsito, Carlos Pellegrini 211, primer piso.

Eh... No, mirá. ¿Sabés que vamos a hacer?

Yo te voy a pedir que vayas a hablar con quien tengas que hablar.

Yo me quiero llevar mi auto de acá sin pagar un solo centavo,

que me devuelvan lo que gasté en el taxi hasta acá,

y que me pidan las correspondientes disculpas.

¿De qué te reís? Hablo en serio.

¿Dónde está la oficina donde te piden disculpas

cuando cometen un error?

Estamos todos en la misma, señor. ¡Apúrese, por favor!

Mire, el acta del oficial decía que su vehículo estaba en infracción.

Nosotros no necesitamos más que eso.

Le vuelvo a reiterar, si quiere su vehículo, debe abonar.

De lo contrario, retírese y déjeme seguir atendiendo.

¿Y si no tengo plata?

Puede cancelarlo con tarjeta de crédito, débito o venir otro día

pero se le va a cobrar el estacionamiento.

Sabés que sos un delincuente, ¿no?

Estoy haciendo mi trabajo. No.

Los que trabajan para delincuentes son otros delincuentes.

Bueno, es una manera de verlo.

Miserable servidor de este sistema corrupto.

(SUSPIRA)

Gracias, que tenga un buen día.

(Cláxones)

(Publicidad radio)

(Mensaje móvil)

(Música)

Que los cumplas feliz,

que los cumplas feliz,

que los cumplas, Camila,

que los cumplas feliz.

(SOPLA)

(Aplausos)

Feliz cumpleaños, hija hermosa.

¿Tú crees que sople otra vez?

Ni me hables, Simón, por favor. Oíme...

Hola, amor... Feliz cumpleaños.

Acá esta la torta.

Hola, chicos.

¿Qué tal, don Antonio? ¿Cómo anda? ¡Hola, querido!

¿Bien? Bien, todo bien, querido.

Hola. Hola.

¿Qué tal? ¿Cómo estás? Ya nos íbamos.

Yo soy el padre.

Esperá que los acompaño.

¿No te podías tomar un taxi e ir después?

¡No! ¡No!

¡Te perdiste el cumpleaños de tu hija, Simón!

¡Pero qué fácil que es todo para vos!

¡Estoy harto de que me roben la plata!

El cordón estaba absolutamente despintado.

¿Vos tenés idea de la indignación que a mí me produce eso?

¿Vos tenés idea de la indignación que me produce

que siempre encuentres una excusa para todo?

¿Que culpes a la sociedad por todo?

Hoy fue la grúa, ayer había sido el tránsito,

mañana va a ser la manifestación,

la verdad es que vos perfectamente podrías haber salido con tiempo,

me podrías haber ayudado a organizar las cosas,

y hubieses estado para recibir a los amiguitos de tu hija.

Pero no, todo es prioritario menos tu familia.

No.

Y yo como una pelotuda pienso que vas a cambiar.

¿Y sabés qué? La sociedad no va a cambiar.

Vos no vas a cambiar.

Y yo estoy cansada.

¿Qué significa eso?

El ingeniero sos vos, calculalo.

El gobierno habilita una empresa privada

para que levante guita en pala, obviamente a cambio de una comisión

para los funcionarios que nosotros mismos elegimos.

Indignante, pero es así.

Tenés dos caminos:

O pagás y trabajás un poco, o te revienta el corazón del estrés.

(Pitido turno)

¿Y sabés, qué, flaco? Yo tengo muchas razones para vivir.

Quiero navegar, viajar por el mundo con mis nietos...

No te calentés.

"Take it easy". Hum.

(Pitido turno)

¿Qué tal? Buen día. Buen día.

Mirá, me hicieron esta multa.

Yo ya pagué el acarreo, pero hay un error,

porque el cordón estaba despintado.

¿Me permite? Sí.

Son 560 pesos.

Mirá...

Yo estoy un poco nervioso, te pido que por favor me escuches.

Sí.

El cordón estaba sin pintar.

Creo que deberías mandar a alguien donde me levantaron el auto,

para verificar que tengo razón.

Después, en nombre del gobierno, pedirme disculpas,

porque tengo razón, devolverme la plata del acarreo,

e indemnizarme por todo este tiempo que me están haciendo perder.

El acta de infracción dice que el auto estaba mal estacionado,

y eso se considera prueba suficiente.

La multa son 560 pesos que usted tiene que abonar sí o sí.

Si no paga, empiezan a correr los intereses.

¿Vos me estás escuchando?

Prueba suficiente, las pelotas.

¡Te estoy diciendo que el cordón estaba sin pintar!

Primero le voy a pedir que no me insulte, estoy trabajando.

Segundo, usted debería informarse sobre cómo funciona la ley.

Que desconozca las normas

no implica que esté exento de pagar las consecuencias por incumplirlas.

Usted mañana mata a alguien y dice: "No sabía que no se podía matar".

Va preso. Está bien, por ahí nadie se lo explicó, pero va preso igual.

¿Se entiende?

Este ejemplo que acabás de dar es bastante desacertado.

Con ese criterio yo tendría que saber de memoria

en qué calles se puede estacionar y en las que no,

independientemente de que estén bien o mal señalizadas.

Exacto.

La información está disponible

en la página del Departamento de Tránsito.

Bien... Necesito hablar con un superior tuyo, por favor.

No hay ningún superior.

¿Ah, no? Ajá.

¿Sos el presidente de la república, pelotudo?

Caballero, hay mucha gente.

Si usted no quiere pagar, por favor déjeme seguir atendiendo.

¿Qué se siente ser un chorro? Decime, contame.

¡Seguridad! Cabina siete.

¿Llamás a Seguridad? ¡Qué bien!

Estoy haciendo un reclamo, me defiendo como ciudadano

y soy un delincuente, llamás a Seguridad.

¿Querés llamar a Seguridad?

¡Llamá a Seguridad! ¡Llamala!

(Alboroto)

¡Llamá a Seguridad ahora! ¿Qué hacés? ¡Dejame!

Firme acá, por favor.

¡Querido! ¿Qué hacés?

¿No te violaron, no?

No se puede creer.

La verdad, no se puede creer.

¡Qué locura!

Seija mandó al abogado de la compañía y pidió que se hiciera cargo de todo.

Al fin un poco de buena onda, porque la verdad que últimamente...

Sí, buena onda más o menos.

Aparece tu nombre, tu apellido,

se menciona que sos ingeniero en la firma...

A los socios de Seija no les gustó un carajo lo que hiciste.

El gobierno de la ciudad es uno de nuestros principales clientes.

Te van a desvincular, Simón.

Ya lo tienen decidido.

(ABOGADA) Entiendo que ahora está sin trabajo, señor Fischer.

Sí, ¿por?

¿Eso es un crimen?

Yo no dije que fuera un crimen, no.

No, pero me pareció percibir cierto tono condenatorio.

No es un crimen pero bueno, sí un problema

a la hora de hacerse cargo de la mensualidad para su mujer, ¿no?

La doctora se refiere a la cuota alimentaria para Camila

que incluye vestimenta, colegio, obra social...

Discúlpeme...

De la anualidad de mi mujer me hago cargo desde que la conozco.

Y a mi hija no le va a faltar absolutamente nada.

Si yo tengo un problema, quédese tranquila que lo voy a resolver.

Bueno, por suerte la señora Malamud sí está trabajando en la actualidad,

así que no vemos ninguna necesidad

de otorgarle al señor Fischer la tenencia compartida.

Perdón, perdón.

Yo me vengo haciendo cargo de todo desde hace años,

y por un mes en el que ella tiene trabajo y yo no,

¿no tengo derecho a compartir la tenencia de mi hija?

Espero que el juez tome conciencia de la injusticia de esta situación.

Lo que no va a tomar a bien el juez seguro,

es la violencia hacia su mujer...

¿Qué violencia, a ver?

Yo estoy describiendo una realidad.

¿Dónde está la violencia? ¿Dónde la ve?

Veo violencia, señor Fischer, en muchas partes.

Veo violencia al salir a la calle,

veo violencia al prender la televisión.

Sin ir más lejos veo violencia, por ejemplo,

en un artículo en este periódico,

y estoy convencida que mientras menos contacto tenga

una criatura con episodios por el estilo,

mejor será para su integridad psicofísica.

Victoria, ¿vos me querés sacar a mi hija?

No, no es eso, no te quiero sacar a tu hija, no es eso.

Pero ¿qué pasa? ¿Te estás volviendo loca? ¿Todos?

Muy bien, mi clienta y yo damos por terminada

la instancia de mediación y optamos por el silencio

hasta volver a encontrarnos en Tribunales.

¿Vos no pensás decir nada? ¿Quién te contrató, ella?

(ABOGADA) Haga terapia, señor Fischer.

¿Cómo? Se lo digo de corazón.

(Música)

(RECEPCIONISTA HABLA POR TELÉFONO)

Bueno, pero después charlamos que tengo gente.

Un besito, chao.

¿Qué tal? Hola, buenas tardes.

Soy Simón Fischer, hablé hace unos días

con la secretaria del ingeniero Ederer.

Quedé en traerle mi material. Muy bien.

Déjeme todo a mí y yo se lo doy.

Ay, ¿sabés qué? Preferiría entregárselo en mano,

y si está el ingeniero, sería mejor,

porque me encantaría comentarle una cosa un segundo.

Yo trabajé más de diez años

en la empresa Seija, Raffo, Martínez y Asociados.

No soy un improvisado.

(RÍE) El ingeniero está en obra en este momento.

¿Y su secretaria? Salió a almorzar.

Son más de las cuatro de la tarde.

No manejo sus horarios yo.

¡Uy, no! ¿Sabés qué? Mejor no te dejo un carajo.

Por mí se pueden ir todos a la mierda.

Vos, Ederer y su secretaria.

¡Fundamentalmente su secretaria! ¡Todos a la mierda!

¿Almorzando a las 4 de la tarde? Se creen que uno es un pelotudo.

¿El Chevrolet azul?

(Campanas)

(Música)

(Cajero trabajando)

(Continúa la música)

Vos sos un maleducado, y esto es completamente fascista.

Vale.

-¿Pago primero y discuto después? -Exactamente.

Hasta que no pase una tragedia no van a parar.

(Explosión)

(Alarmas coches)

(Sirenas)

(Música)

Ay, gracias, muchas gracias.

Que los cumplas feliz. Gracias.

Que los cumplas feliz. Gracias.

Que los cumplas, "Bombita"...

Que los cumplas feliz.

(Aplausos y vítores)

(Música)

(Silbido)

(RESPIRA AGITADO)

Papá...

¡Papá! (GRUÑE)

¿Qué pasó?

(RESPIRA AGITADO)

¿Qué pasó, Santiago?

¡Hablá!

(LLORA)

¡Prometeme que no va a ir a la cárcel!

Vamos a hacer todo lo posible.

(TELEVISIÓN) "Sucedió hace instantes. En plena avenida del Libertador,

un conductor atropelló a una mujer embarazada

y se dio a la fuga, no se detuvo a auxiliar a la víctima...".

Santiago, ¡a mí decime la verdad!

¿Qué tomaste? ¿Fumaste marihuana?

¿Eh?

"...aunque no pudieron identificar ni modelo ni patente.

En este momento la policía se encuentra analizando las imágenes

de las cámaras de seguridad que cubren todo el corredor norte

para dar con los datos del propietario.

Atropelló y huyó, otro hecho lamentable de un asesino al volante,

otra vez en la zona norte del gran Buenos Aires".

¿A nombre de quién está el auto? Mío, personal.

¿Declaraste esta dirección? Sí.

(LLORANDO) ¿Qué hice...?

¿Qué hiciste? ¡Nos arruinaste la vida a todos, pelotudo!

¡Ayudalo, Mauricio, por favor te pido, ayudalo!

Santiago, escuchame.

Necesito que me respondas algunas preguntas.

Mirame, Santiago. Santiago...

¿Ibas acompañado en el auto?

¿Eh? (LLORA)

¿Le contaste a alguien lo que pasó?

No.

¿Vamos a ver el coche?

Tiene vidrios polarizados.

¿Te acordás si ibas con las ventanillas levantadas?

Creo que sí.

Hacé memoria.

Sí, sí.

¿Te bajaste del auto para ver lo que pasó

o seguiste de largo?

Seguí... ¿De dónde venías?

De un bar, en el centro.

¿Y alguien te vio llegar o irte con el auto?

No. ¿Tus amigos, alguna chica?

No sé, no me acuerdo. Te juro que no me acuerdo.

(TELEVISIÓN) "Lamentablemente nos acaban de informar

que tanto la mujer como la criatura en camino,

fallecieron en la ambulancia que los trasladaba al hospital".

(Ruido cristales)

"La policía sigue recabando información,

a través de las imágenes de las cámaras de seguridad

y también indagando a los diferentes testigos

que transitaban a primeras horas de esta mañana".

(Ladridos)

(Cortacésped)

Muchas gracias, señora. No, por favor.

Lo que te estoy proponiendo me avergüenza y mucho...

Pero nos conocemos desde hace años

y siento que tenemos esta confianza.

Además, sos padre, sé que también querés lo mejor para tus hijos.

Entonces, pienso que un arreglo como este

quizás te pueda servir.

Si vos decís que te llevaste el auto anoche,

mientras dormíamos, para dar un par de vueltas

y que manejabas en el momento del accidente,

yo te pongo al mejor abogado,

para que te reduzcan la condena lo máximo posible.

Con buena conducta,

en menos de un año y medio estás afuera.

¿Es así? Es así.

¿Es...? Bien.

Y por ese enorme favor yo te ofrezco 500.000 dólares.

Es una cifra que no podrías ganar en toda una vida de trabajo.

Y le asegurás vivienda y educación a tu familia de por vida.

Vos lo conocés a Santiago.

No podría sobrevivir en una cárcel.

No lo resistiría.

(SUSPIRA)

A ver, José...

Sentate un poquito en el auto. Sí.

Agarrá el volante con las dos manos.

Tocalo todo el volante.

Bien.

Habías tomado un poco de whisky. Los patrones estaban durmiendo.

Cuando le viniste a estacionar el auto como siempre

te dieron ganas de ir a manejar un rato.

Si te preguntaban, ¿qué ibas a decir?

Que fuiste a inflar las cubiertas porque las viste bajas.

De repente algo se te cruzó, sentiste un golpe,

y a partir de ahí no te acordás de nada más

hasta que te despertaste acá adentro. ¿OK?

Sí. Bien.

José, no tengo palabras para agradecerle.

No, no, no se toquen por favor, no.

(JOSÉ) Está bien señora.

(SUSPIRA)

Disculpen.

Estoy pensando que, no sé...

Me gustaría charlarlo con mi señora.

¡No!

Ella no puede saber nada, José. Al menos por ahora.

No podemos correr el riesgo de que hable.

¿Y si se quiebra? Pensá en eso.

Se cae el arreglo que hiciste,

y encima vas preso igual por falso testimonio.

Está bien.

(LLORA) Ay, mi amor...

A ver, ustedes dos agarran mi camioneta y se van al campo.

Cuando pasan por un peaje, miran para abajo.

No paran en ninguna estación de servicio.

Y si quieren comprar algo pagan en efectivo,

no usan la tarjeta en ningún lado.

Santiago, vamos.

¡Vamos! ¡Vamos!

¡Vamos!

(Garaje abriéndose)

José, sentate otra vez en el auto, por favor.

Que vaya atrás él. Sí.

Adelantá el asiento.

(Sirenas lejanas)

Ustedes dos váyanse a la habitación y se acuestan a dormir.

No se enteraron de nada, ¿OK?

Vos, tranquilo y en silencio.

Yo me ocupo.

Está bien. Como diga, señor.

¿Mauricio Pereyra Hamilton?

Su abogado.

Estaba por llamar a la comisaría. Pase, por favor.

¡Qué tragedia espantosa!

Hace una hora mi cliente escuchó ruidos en la planta baja,

y pensó que le estaban entrando a robar.

Cuando va al garaje, descubre al casero,

sentado en su auto, borracho, en estado de shock.

Ahí escuchó las noticias, asoció todo y me llamó.

Mauricio Pereyra, el señor es el fiscal en turno.

Buenas. Buenos días.

Y el caballero es José,

que trabaja con la familia desde hace casi cuánto... ¿15 años?

Sí.

(TELEVISIÓN) "Está saliendo en estos momentos

el marido de la víctima, el futuro padre del bebé.

Señor, ¿cómo recibe la noticia? ¿Nos puede dar alguna declaración?

¿Cómo recibo la noticia? ¿Cómo voy a recibir la noticia?".

Apague, no es necesario. Sí.

(MARIDO) "Una sola cosa voy a decir.

El que fue, lo va a pagar.

¿Me estás escuchando?

No importa dónde te escondas, yo te voy a encon...".

Muy bien. ¿Qué pasó, José?

Eh... Perdón. José...

Te recuerdo que podés permanecer callado.

Yo voy a representar al señor Torres por pedido de mi cliente.

Nunca antes hubo un problema y es padre de dos hijos.

¿Podría contarme cómo fue el accidente?

(JOSÉ) Sí... Este, bueno...

Yo siempre le estaciono el auto al señor Mauricio,

y hacía rato que tenía ganas de dar una vuelta en el auto nuevo

y pisarlo un poco al BM, ¿no?

Y anoche...

...había tomado, la verdad.

Y bueno, estaba embalado y salí.

Nunca me imaginé que podía pasar nada, ¿no?

Y bueno, agarré la Libertador y...

...y lo puse en alta.

La verdad que venía rápido, bastante rápido,

y de repente se me cruzó algo, no sé, no distinguí qué era, algo borroso.

Pensé que era un perro,

escuché el golpe muy fuerte... (TOSE)

...y me asusté, pensé que le había abollado el auto a don Mauricio.

Y quería volver rápido para ver si lo podía arreglar

antes de que el señor Mauricio se despertara.

Ajá.

Permiso.

José, ¿sería tan amable

de acomodarse en el asiento del conductor, por favor?

¿Toco? Sí, sí. Agarre el volante.

Recuéstese, tranquilo.

¿Podría cerrar la puerta? Sí.

José, ¿usted nunca usa los espejitos para manejar?

Sí, ¿cómo no los voy a usar?

No, porque así como están solo puede mirar el techo.

Es un milagro que haya atropellado a una sola persona.

No sé, se habrán corrido con el golpe.

¿Todos al mismo tiempo?

Sí...

No.

Yo diría que a este auto lo manejó alguien bastante más alto que usted.

¿Vive alguien más en la casa?

Sí, mi mujer, mi hijo...

El perro.

Al perro déjelo descansar.

A su mujer y a su hijo me gustaría conocerlos.

Sí, cómo no, doctor. Ya les pedimos que bajen.

¿Me das permiso para iniciar una negociación?

(Pasos alejándose)

(Puerta)

(Música)

(SUSPIRA)

¿Todo mal? No, todo bien.

(SUSPIRA ALIVIADO)

Está dispuesto a llegar a un arreglo pero va a ser caro.

Caro, ¿cuánto? Un palo.

¿Dólares?

Vio cómo vivís, la casa que tenés, no va a agarrar por menos.

Lo bueno es que nos maneja todo.

Conoce al comisario, a la mayoría de los jueces,

y nos ayudaría a reforzar la coartada.

¿La del casero? ¿No se lo puede dejar afuera al casero?

No, un responsable tiene que haber, Mauricio.

Hubo dos muertes, salió en los noticieros.

Está bien, pero no sé si tengo tanto dinero en efectivo.

Es un millón y medio de dólares. Ya sé, y también está mi parte.

¿Tu parte?

Yo soy el que te está arreglando todo.

Pero yo le pago fortunas a tu estudio por año.

Pero eso es por otras cosas, Mauricio, estos no son honorarios.

Yo estoy arriesgando mi reputación acá.

Estuve a punto de darle mi camioneta a tu mujer y a tu hijo

para que se escapen.

Estás siendo un poco desconsiderado. ¿De qué cifra estás hablando?

No sé... ¿Otros 500?

¿500? Mirá...

Si querés llamar a otro abogado

está todo muy bien, mi trabajo termina acá.

Andá y cerrá todo, andá.

(SUSPIRA)

¿Todo bien, José?

La verdad es que no.

¿Por qué?

Por ir dos años a la cárcel, ¿cobraré lo mismo que su abogado?

Está bien que sea pobre, pero...

¿Sabés que es muy feo lo que hacés?

¿Feo? Vaya preso usted entonces.

Yo anoche me vi una película de vaqueros, me tomé un Cachamai,

y a las once estaba durmiendo, como siempre.

¿Qué más querés, José? Sé claro, porque no hay tiempo.

El dinero que hablamos y...

...un departamento en Mar de Ajó.

(Puerta corredera)

Mauricio, José...

¿Podemos tener una charla todos juntos?

Mauricio...

(MANIFESTANTES) ¡Justicia! ¡Justicia! ¡Justicia!

Vamos a hablar sin tapujos, señores, porque el tiempo apremia

y no queremos ningún mal entendido.

La historia que armaron se respeta tal cual.

A usted y a los miembros de su familia

los voy a citar a declarar, así que nadie se va de viaje.

Usted va a salir de acá esposado y con la cabeza encapuchada.

Afuera se va a encontrar con la prensa, con gente indignada,

le harán preguntas, lo insultarán, pero usted no dice palabra.

Bien. Hay que evitar la polémica,

permitir que la causa avance sin trabas,

que salga la sentencia y todos contentos.

(SANTIAGO) ¡Aparta, mamá!

¡Es mi vida y tengo derecho a hacer lo que me parece!

Dice que quiere confesar, que quiere salir a la calle.

¡Es lo que corresponde!

Por favor, decile algo. No sabe qué hace.

No, calmate, Santiago. Tiene razón tu mamá.

Esto se arreglará de otra forma.

¿Podés cerrar la puerta y ocuparte vos de Santiago? Por favor.

Sí, sí. Vamos, Santiago.

(JOSÉ) Tranquilo, Santi.

¿Podemos continuar?

A partir de ahora usted va a ser el nexo entre nosotros.

Yo con el señor Pereyra no hablaré más, salvo para declarar.

Y usted, José, evita todo tipo de comunicación

con quien no sea su abogado. Perfecto.

Voy a necesitar dinero en efectivo para gastos operativos,

unos 30.000 dólares que hará llegar el lunes a primera hora.

Perdón que pregunte...

¿Cuáles serían esos gastos operativos?

Afuera hay oficiales, está el comisario.

Si alguien vio o escuchó algo hay que participarlo,

trámites internos...

Debemos estar atentos a cabos sueltos que puedan aparecer.

Si les parece, podríamos...

No tengo inconveniente en pasarle ese dinero el lunes,

pero aclaro que sale del presupuesto acordado, no pongo un centavo más.

Mauricio, por favor...

¡Sí, "por favor"! Eso digo yo. Por favor...

Yo sé que estoy en una situación complicada,

pero no permitiré que me destripen de esta manera.

Mauricio, lo que explica el fiscal es razonable,

no desviemos el foco de atención por 30.000 dólares.

Ponelos vos entonces. Que salgan de tu parte.

(RÍE)

Señores, no es momento de este tipo de discusiones.

Si quieren avanzar, hay que avanzar ya.

O que salgan de la suya si no.

Usted va a cobrar un millón de dólares,

¿y me está pidiendo 30.000 más para contingencias?

¿Quién va a cobrar un millón de dólares?

No, eh... Tiene razón.

El millón de dólares incluye las contingencias.

Lo suyo, más las contingencias, suman el millón.

Mi parte no la toquen, ¿eh?

¿Saben qué, muchachos?

Se cortó... ¡No hay trato!

No, Mauricio, esperá... ¿Cómo que no hay trato?

¡Se cortó! ¡Se cortó! Ya está. ¡Se terminó!

¡No hay nada para nadie!

Mauricio... ¡Para nadie!

¡Santiago!

¿Vos querías confesar lo que hiciste?

Me parece perfecto. ¡Salí a la calle y hacelo!

Yo te di la mejor educación

y vos siempre hiciste lo que se te cantaron las pelotas.

¡Así que ahora jodete, hermano!

¡Mauricio! ¡Mauricio!

Mauricio, calmate. ¿Podemos ser sensatos?

¿Pero qué pasó? ¿Qué pasó?

¡Que son todos una manga de buitres! ¡Eso pasó!

¡Pero se acabó, yo no maté a nadie!

¡Mauricio te lo pido!

¡Lo viste nacer! ¡No le podés hacer esto!

(TELEVISIÓN) "Estamos en el corazón de San Isidro.

Recuerden, esta mañana hubo un trágico accidente en...".

(Música clásica)

(GENTE GRITA FUERA) ¡Justicia! ¡Justicia!

(SUBE EL VOLUMEN)

(SUSPIRA)

Mauricio. ¿Me podés abrir, por favor?

Tengo algo importante para decirte.

Mauricio, ¿podemos hablar un minuto en forma civilizada?

¿Qué pasa? Ya está, llegamos a un arreglo

y los 30.000 dólares se absorben entre todos...

¡Es que no quiero saber más nada! ¡Se terminó! ¡Váyanse de mi casa!

Mauricio, te recuerdo que hay dos muertos.

Si a Santiago lo llegan a encontrar culpable

esto nos va a costar muchísimo más...

José, en cambio, es insolvente.

Por eso, ¿quién va a indemnizar a los familiares de las víctimas?

Que la plata vaya a parar ahí, que es lo que corresponde.

¿La basurita esta cobra un sueldo que sale de mis impuestos?

¡Que investigue lo que pasó!

¿Querés defender a mi hijo? Fijá tus honorarios con él.

Si te los puede pagar... Yo no tengo nada que ver.

¡Hagan lo que tengan que hacer! ¡Laburen, viejo!

Mirá, ya habíamos llegado a un acuerdo.

Es de poco caballero retirarse así. (RÍE)

Yo te pido disculpas si en algo te ofendí,

pero desde que llegué a esta casa

no hago más que defender los intereses de tu familia.

¡Te lo agradezco de corazón! Sos un pan de Dios.

¿Me dejás que hable con ellos,

para ver si puedo mejorar las condiciones?

(Llaman a la puerta)

Permiso.

Bueno, creo que tenemos una propuesta superadora.

José acepta los 500.000 iniciales,

y dice que te olvides del departamento en Mar de Ajó,

y el fiscal y yo compartimos el millón.

Punto. Ni un centavo más.

Eso sí, hay que hacerlo ahora, Mauricio.

Están todos los medios afuera y el fiscal me dice

que no puede demorar un segundo más la entrada del comisario.

¡No! Oh...

Yo pongo un millón en total,

y ustedes se lo reparten como quieran.

¿Cómo un millón en total? ¡Es eso o nada!

Si les va, bien. Y si no, su ruta.

Me golpeás la puerta con cualquier otra propuesta,

y yo mismo salgo a denunciarlos por extorsión, ¡a vos y al fiscal!

Doctor, ¿podría revelar la identidad del imputado?

Por el momento hay secreto de sumario.

Solo puedo adelantar que el caso está casi resuelto.

Hay un único sospechoso.

En pocas horas presentaré el escrito ante el juez.

Muchas gracias.

(MANIFESTANTES) ¡Justicia! ¡Justicia! ¡Justicia!

(HOMBRE GRITA) ¡Cuidado! ¡Cuidado!

(Gritos y golpes)

(Ladridos)

(Sirena)

(Música)

(Risas)

(Aplausos)

(HOMBRE) ¡Siempre en bolas, Bocha!

(Risas)

(Aplausos)

(PRESENTADOR) ¡Y ahora sí!

Llegó el momento de ponernos todos de pie

para recibir con un fuerte aplauso

a nuestros queridos...

¡Romina y Ariel!

(Aplausos)

(Vítores)

(Música)

Déjame al suegro saludar...

Cuídamela, ¿eh? ¡Cuídamela!

No te hagas el inocente. ¡No!

¡Gracias!

Le di unos consejos... (RÍE)

(Continúa la música)

(Gritos)

(Continúa la música)

(Aplausos)

(Música alegre)

(FOTÓGRAFO) Miramos todos acá.

Con permiso.

(FOTÓGRAFO) ¡Whisky!

(TODOS) ¡Whisky!

¡A ver una sonrisa!

Muy bien, muchas gracias, muy amables.

Gracias, ¿eh? Muchas gracias.

¡Bueno, disfruten! (RÍE)

Romina...

¿Sí?

(ACENTO FRANCÉS) Este es un pequeño presente para vos.

¡Ay! ¡Por favor! ¡No, no se hubieran molestado!

El regalo es su presencia.

¿La están pasando bien?

Muy hermoso. ¡Linda sos vos!

¡Tu familia simpática!

Lástima la inseguridad en el país, ¿no?

Anoche a Ronnie le robaron la billetera en restorán

y ni cuenta se dio.

¡Ay, no te puedo creer! ¡Pobre!

No, sí, está tremendo, pero bueno, de a poco...

¡Linda gente! ¿Todos amigos? Sí.

Bueno, esa es la mesa de los chicos del country.

No nos veíamos desde los 13 años,

pero con todo esto del Facebook, nos reencontramos...

¡Con Facebook!

Las de allá atrás son mis compañeras de la facultad

con sus novios...

Bueno, las que tienen, ¿no?

Aquellos son los compañeros de trabajo de Ariel.

(MUJER) ¿La estás pasando bien?

Sí. ¿Vos?

Bien... Todo muy... estándar.

Sos terrible, ¿eh?

Divertite. Vos también.

¿Conoces algún buen lugar para que aprendamos tango?

Sí. No, yo no, pero mi prima seguro que sí.

Ahora se las presento.

(Tono llamada)

(Móvil)

¿Hola?

(Tono llamada)

(Móvil)

Hola, ¿hola? ¿Hola...?

¡Ay, la concha de la lora!

¿Qué pasó?

(RÍE)

Dale, te saco el vino...

No, no me saques el vino... ¡Solo hablame! ¡Quedate acá!

(Música vals)

(Aplausos)

(Aplausos y vítores)

Ariel, ¿cómo se llama esa chica de pelo largo?

¿Cuál? Esa, tu compañera de trabajo.

Lourdes.

¿Por?

No, por nada.

¿Y de dónde conoce Lourdes a tu profesor de guitarra?

¿A mi profesor de guitarra?

Sí.

Cuando hace un par de meses te pregunté

de quién era ese número que cortó cuando atendí tu teléfono,

dijiste que de tu profe de guitarra. Me pareció extraño y lo agendé...

Y es raro que ahora llamo y atiende esta chica, Lourdes.

¿O no? (RÍE)

Mi amor, no tengo idea de qué me hablás.

De verdad te digo. ¿No sabés de qué te hablo?

De eso, Ariel.

Que con todas las empresas de celulares que hay

y todas las promociones que tienen, es rarísimo

que esta chica le comprara la línea a tu profesor de guitarra.

Sobre todo si nunca los presentaste. ¿No es una casualidad increíble?

¿Y? ¿Qué?

Dame una respuesta, si no le pregunto a ella.

Romi, por favor...

¡Romi las pelotas! ¡Contestame lo que te pregunto!

¡Ariel! ¿Toda la mesa 27 sabe que te cogiste a esa mina?

¿Invitaste a todos esos pelotudos a nuestro casamiento? ¿Qué hiciste?

Perdón que interrumpa...

¿No me permite una pieza con el príncipe?

Sí, claro, reina.

Aquí está su príncipe...

(Continúa la música)

¿Qué pasó? ¿Qué? Nada.

(Aplausos)

Romi, ¿estás bien? (LLORA)

¿Qué pasó?

Un segundito, ¿eh?

Romi...

Bocha, ¿me permite un segundito más?

Mi amor...

Mi amor, basta. ¿Podemos disfrutar de la fiesta?

¿Estuviste con esa mina?

¡Por favor te lo pido!

¡Necesito saber!

Sí, mi amor...

Pero para mí no significó absolutamente nada, te lo juro.

Romi, te pido por favor

que no hagamos una escena, fue una estupidez.

¡Soltame! ¡Sacame las manos! Disculpame, cometí un error.

¡Quiero estar sola!

(LLORA)

¿Qué pasó? ¿La viste?

¿A mí me preguntás?

(RESPIRA AGITADA)

(COCINERO) ¿Todo bien?

(LLORA)

¿Querés que llame a alguien?

(LLORA)

¿Pero estás bien?

Evidentemente, bien no estás.

No...

Tranquilizate. ¿Qué te pasó?

Me acabo de enterar de que mi marido me engaña con otra invitada.

¡Uy, qué mal!

¡Y ahora no sé qué hacer!

¡Con toda la gente ahí!

Tranquilizate, estas cosas pasan. Se superan con el tiempo.

Toma.

Si lo querés, a la larga lo podrás perdonar.

Si es tu hombre... ¡No! ¡No sé si lo quiero!

(SE SUENA LA NARIZ)

¡No sé si es mi hombre!

¡Es un pelotudo! Ah, bueno...

Pero entonces aprovechá y pasá a otra cosa.

Y la gente, bueno...

Tampoco vayas a creer que sos la primera engañada del salón.

Además, si vas a tener tan en cuenta la opinión de los otros, ¿viste?

Sonaste, pichona...

¿Nos tranquilizamos?

Mirá...

Si yo fuera vos, bajo...

Acelero todo para que la fiesta termine cuanto antes,

y después, a la noche, tranquila en tu casa, te separás.

Lo que te pasó es terrible, no te lo voy a negar.

Pero hay que salir adelante.

¿Mejor?

(Gemidos)

¿Romina?

¡Vos te vas ya mismo de acá! ¡No decís ni mu!

¡No sabés con quién te metiste!

¡Te voy a sacar hasta el último centavo!

Hasta la última propiedad que tu viejo puso a tu nombre

para evadir al fisco, va a ser mía.

Estamos casados, legalmente casados.

Voy a dedicar mis días

a acostarme con cada persona que me tire un mínimo de onda.

Con todo aquel que me dé un gramito de amor.

Y cuando vos te quieras separar voy a tomar clases de actuación

para sentarme frente al juez con cara de perrito mojado

y decirle que la estoy luchando, que la estoy luchando,

así nuestro matrimonio se prolonga indefinidamente.

Voy a divulgar por Facebook todos tus secretos,

te voy a meter el dedo en la llaga

y revolverlo hasta que llores de dolor.

Vas a padecer tantas humillaciones,

que tu única salida va a ser subirte a un banco y tirarte por el balcón.

Y ahí sí, cuando la muerte nos separe,

cuando tu muerte nos separe, me voy a quedar con todo.

Ariel, Ariel, calmate.

Andá, flaco.

Andá, andá, andá...

Ariel...

(Música alegre)

¡Boluda! ¿Dónde estabas? ¿Todo bien?

(Gritos)

¡No! ¡Paren!

¡Bájenme! ¡Bájenme, boludos!

¡Les digo que me bajen! Está pasando...

¡Gustavo, deciles que me bajen!

Está pasando algo grave, ¡deciles que me bajen!

¡Les estoy diciendo!

¡Marianito! ¡Turco! Cuidado, chicos.

¡Comanche! ¡La puta que te parió, bajame!

¡Boludos!

¡Boludos!

¡No entienden que me tienen que bajar!

(Música)

Pero ¿cómo? ¿Ya se están yendo?

¡Por favor, no! ¡Quédense!

No, es que...

En serio, está todo hablado. No hay problema. ¡Vení, Lour!

(Música)

¡Pará, por favor! Me estoy mareando...

Relajá, que está buenísimo...

¡Basta, en serio!

¿Vos agarraste la época del Italpark o sos más chica?

¿Viste que lo cerraron porque un carrito salió volando?

(Ruido cristales)

(Gritos)

(HOMBRE) ¡Médico! ¡Médico!

Lo amenazó con que le iba a sacar todo,

que se iba a quedar hasta con la última propiedad.

-La vamos a llevar a acostar. -Es lo mejor.

Lamento mucho todo lo ocurrido, igual la fiesta estuvo maravillosa.

Permiso, por favor.

La mayoría de las heridas son superficiales.

Van a cicatrizar bien. De cualquier manera la internaremos

para asegurarnos de que no se cortó ningún tendón.

¿Pero tiene una buena obra social?

Romina, te pido por favor que volvás al salón.

Por favor.

Solo pregunto si tiene una buena obra social.

Perfecto. Quedate adentro.

Estoy bien.

Romi, querida. ¿Estás bien? Sí, sí, sí. No, no...

¿Seguro estás bien? Sí, sí, sí. Quédense tranquilos.

Che, ¿y si aprovechamos este hueco para hacer la torta?

¿Eh?

(Ruido cristales)

Vengan, chicas. Dale, no me dejen así pagando...

Dale, chicas, vamos.

Tuve un momento de mierda, pero bueno,

ahora me quiero relajar, disfrutar de mi casamiento...

No creo que me case otra vez.

¿Va?

(MILI) ¡Romi!

¡Ay, Mili, vos! ¡No lo puedo creer!

¡Una foto con Mili! ¡Foto!

¿Vos no te querés casar con Mili? ¡Ay, no, Romi!

¡Dale!

Demostremos que todo esto es mentira

pero lo del anillo es cierto. ¿No sería espectacular?

No, Romi, no... ¿Eh?

(CANTURREA) ¡Piquito! ¡Piquito! ¡Piquito!

Romina... ¿Sí?

Ahora vendría el ramo, las ligas y el carnaval carioca.

No sé si querés que sigamos, suspendamos...

¡Suspendemos!

Suspendemos.

¡Ay! ¿Pero por qué? ¡Qué mala onda que tenés!

¡Chicas, ahí va!

(Gritos y cristales)

Además todavía falta el pastrón caliente, ¿no?

¿Saben lo que costó? (RÍE)

Decí la verdad, Ariel.

Estuvimos una semana discutiendo que si el pastrón caliente sí o no.

Definimos que sí, lo pagamos, y me lo quiero comer. ¿Puede ser?

Romina, ¡basta! ¡Ay!

Dejemos que la gente se vaya yendo.

No es una pavada lo que estás haciendo.

Date una idea, el abogado de mi familia,

recomendó que te denuncie por amenazas.

Ay...

No me digás que todo esto es un plan de tu mamá...

Romina, en serio, ¡cortala!

Tu mamá es una auténtica "wedding planner".

¡Basta!

¿Qué te hice?

¡No te hice nada comparado con lo que me estás haciendo vos!

(LLORA)

Hijo...

Por favor te pido, tranquilizate.

Por favor.

(AMBOS LLORAN)

¡Dios...!

¡Mamadera!

Filmame esto, Néstor.

Néstor, filmame esto, por favor.

Vos también, vení.

Filmá, por favor.

Si me vuelvo a casar...

Si me consigo un tipo que valga la pena,

voy a poner esto como "blooper" en la pantalla gigante.

No...

Esto me lo voy a ver hasta con mis hijos,

en vez de Dora la exploradora y todas esas pelotudeces

les voy a poner este video.

¡Ya sé! Lo voy a poner en esos portarretratos electrónicos

que quedan haciendo un "loop" todo el día...

(GRITA)

¡Soltá a mi hija, hija de puta! ¡Soltala!

¡Vos quedate en el molde porque cobrás!

¡Te iba a ayudar, Bocha!

Cuca, vení.

(GRITA)

Hija, ¿estás bien?

¡Ah!

(RESPIRA AGITADA)

(HOMBRE) ¡Doctor!

Ocupate de la señora, y ocupate del caballero.

-Sí, bien. ¿Qué tomó? -Tranqui...

No, nada, tuvo un "shock" emocional, no está drogado.

¿Podés caminar? ¿Cuál es el nombre de la novia?

(HOMBRE) -Romina. (MUJER) -Acá, acá.

Hola, Romina. Si eres tan amable, te voy a pedir que te serenes,

así te puedo tomar la presión, ¿sí?

¡Romina! ¡Romina!

Dame una silla, Mauro.

Sentate acá.

¿Pueden sacar el saco, por favor?

Toma asiento, Romi, por favor.

(MUJER) -Sentate. (DOCTOR) -Romina...

¿Estás bien? Tranquila, Romi, tranquila.

Romina...

Romina, Romina...

¿Me traes un vasito con agua?

(MUJER) -Sí, doctor. -Sí, por favor...

Ay, no, Romi, no...

(LLORA) (DOCTOR) Tranquila, Romina.

(LLORA)

Pará, pará, pará. Ariel...

Calmate, Ariel.

(DOCTOR) Tranquila, tranquila.

(Estruendo)

No pasó nada, estamos bien. Estamos bien, ¿sí?

-Tranquila. -No pasa nada.

(Gritos)

-¡Pará, Ariel, pará! -¡No! ¡Ariel!

Tranquilo.

(Música)

(Continúa la música)

Versión española - Relatos Salvajes

21 ene 2018

El éxito, el vértigo, la competencia y la desigualdad del mundo en que vivimos, producen que muchas personas se estresen o depriman. Algunas explotan. Esta es una película sobre ellos. Vulnerables ante una realidad que súbitamente se altera y se torna impredecible.

Contenido disponible hasta el 16 de mayo de 2024.

Histórico de emisiones:
18/09/2016

ver más sobre "Versión española - Relatos Salvajes" ver menos sobre "Versión española - Relatos Salvajes"
Programas completos (64)
Clips

Los últimos 825 programas de Versión española

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios