www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4765027
No recomendado para menores de 12 años Versión española - "María (y los demás)" (coloquio) - ver ahora
Transcripción completa

Esa carrera final despeja nieblas del pasado de María

y parece anunciar el final de un largo letargo.

Para analizar este posible amanecer y otras muchas cosas

volvemos a dar las buenas noches a Nely Reguera,

directora de "María y los demás", y a la propia María Lennie.

Nely, buenas noches. Buenas noches.

Bárbara, María, buenas noches. Buenas noches.

Bueno, pues lo primero respirar hondo,

después respirar con ella también,

y preguntarte a ti, Bárbara, que la has llevado dentro,

¿qué futuro crees que podemos identificar

después de esa reacción,

después de esa decisión que tomó María al final?

Pues yo creo que sobre todo se siente más...

Eh...

Más liberada, ¿no?

Se siente más libre.

No sé si liberada, pero por lo menos puede decidir.

Creo que es una noche como catártica

en la que de pronto se puede parar,

bueno, no sé si esa noche,

en ese momento o lo que viene justo después,

como poderse parar un poco a pensar qué le pasa y qué quiere de verdad.

Como que siempre es una decisión que supuestamente la tiene tomada,

pero no la acaba de llevar a cabo,

no acaba de poner en primer término en su vida.

Y creo que la decisión de mandar la novela,

de darse valor, de poder arriesgarse a un sí o un no,

de dejar de quejarse también y accionar,

de hacer esperar a su familia y no tener sensación de omnipotencia

de que lo tiene que resolver todo y que todos dependen de ella.

Eh...

Me parece que la va a poner en otro lugar,

no sé cuál, pero creo que sí que va a poder respirar tranquila,

y va a poder empezar, a lo mejor, a poner cierto orden,

y a hacerse un poco a asumir

que, a lo mejor, tiene que decidir cosas.

Una de las cosas maravillosas que tiene esta película, Nely,

es que todos nos podemos identificar con ese miedo, con ese bloqueo,

con esa especie de terror a dar un paso

que realmente te vaya a identificar definitivamente.

Sí, sí. Total.

María está aterrada.

Tiene mucho miedo al fracaso.

De pronto ella tiene esa gran ilusión de ser escritora.

Es como una ilusión que ha ido alimentando y alimentando,

y, de pronto, pensar que si entrega

y le puedan decir que esa novela no vale nada

o que no está mal, pero, vaya, no,

es tan duro que mejor ni si quiera...

Es como que prefiere seguir viviendo

en ese mundo de imaginación y de ilusión.

Pero eso a la vez es muy triste

porque al final tampoco vive lo bueno de vivirlo.

El proceso e incluso la equivocación puede ser mucho más rica.

¿Esta era una de las ideas que dieron origen al proyecto?

Sí. Para mí era hablar sobre ese personaje

que está como bloqueado

y en un punto en el que no acaba de atreverse

a vivir el final, ¿no?

Que se deja llevar por la inercia,

que las circunstancias le han sido útiles

porque han ido pasando cosas

que han hecho que ella se pudiera sentir cómoda

en un papel que controla,

que es cuidando al padre, cuidando a la familia...

Y entonces eso hace que no tenga que ocuparse de ella,

que es más difícil.

-Sí, sí, sí, sí.

-Crecer de alguna forma, ¿no? -Sí.

-A mí me gustaba esa cosa de una mujer en esta edad, ¿no?

Es como últimos 20, 30, treinta y...

-Treinta y...

-Supuestamente ya había que decidir,

la vida tenía que estar en otro lugar,

tienes, más o menos, que tener las cosas claras,

tienes que tener una vida más o menos encaminada a algún lado

y, además, internamente, supuestamente ya eres adulto, ¿no?

Esa cosa que plantea la película de "Sí, todo bien. Pero y si...".

Ese no acabarse de desprender del lugar del pozo adolescente

porque al final es una mujer que sigue en la casa familiar,

que no acaba de poder trabajar y sostenerse en eso,

no hay una familia...

También es bonito de la película la comparación con el resto, ¿no?

La sensación de que vas perdiendo el tren

y que, a lo mejor, tu vida no era lo que tenía que ser.

Y además ella se resiste, como que le molesta profundamente.

Ve a la otra escritora y la ve como triunfando joven.

-La ansiedad del tiempo. -La envidia.

-Me sorprendió mucho lo madura que es.

Sobre todo que es tu primera novela y que tienes 25 años.

-Bueno, todo el mundo dice lo mismo.

Pero no creo que sea tan madura.

Quizá es que la gente es más inmadura de lo que yo pensaba.

-Cuando decías esto,

la sensación era que mucha gente de mi entorno,

por mucho que tenga más de 30,

no estaba en ese lugar en el que ya tuviesen familia,

hijos, trabajo, y todas las cosas claras;

sino que más bien su vida seguía siendo un mar de dudas

en muchos aspectos, ¿no?

Tengo la sensación de que formamos una generación

que por el hecho de haber tenido muchas facilidades

hace que, también, tuviéramos que aspirar a todo, ¿no?,

y luego no ha llegado a todo y entonces...

El todo es tramposísimo. Es muy tramposo, sí.

Hay esa confusión y a la vez, en el caso de María,

ella como que siente una presión por algo,

por conseguir una serie de cosas que ni tiene tan claro que las desee.

Eso para mí es lo más trágico del personaje, ¿no?

Se ha hecho la idea de que tiene que triunfar,

tener familia, hijos y tal,

y no creo que se haya parado a pensar si quiere eso u otra cosa.

La película habla también de una característica

que ha definido a las mujeres a lo largo de años

y que es esa necesidad u obligación

de cuidar de todo el mundo, de cuidar de los demás;

y eso está muy bien reflejado en el personaje de ella.

Cómo ella siente que es una tía Tula contemporánea.

Que es...

Efectivamente.

Cómo siente ella que es necesaria, absolutamente necesaria, ¿no?

¿En qué medida crees que María lo vive como obligación

o como una herramienta donde esconderse?

Creo que ambas cosas, ¿no?

Con Nely hablábamos de...

Bueno, lo que decía antes.

Como de que al final se convierte en un lugar de confort a tu pesar,

como un refugio, ¿no?

Empezó, seguramente, como una situación difícil de asumir.

El padre se pone enfermo

y ella, de alguna manera, es la única que está en la casa

o si no está, se posiciona para estar

y hacerse cargo del cuidado del padre.

"A priori", es una situación que dices:

"¿Cómo hago ahora con lo demás?",

y, de pronto, va ganando espacio, espacio, espacio,

y es lo que te ordena.

Como tienes que cuidar a otro,

al final, todo se vuelca en ese cuidado, ¿no?

Creo que a la vez están las dos cosas.

Le produce mucha satisfacción

y hay una relación bella y de entrega, bonita, con el padre,

y a la vez eso mismo le rebota en lo contrario, ¿no?

Creo que le produce desesperación, agresión como interna, ¿no?

Esa violencia interna que uno dice: ¿Qué hago con todo esto?

-Pero luego también, o sea, totalmente de acuerdo.

Totalmente.

Pero hay una responsabilidad por parte de la familia.

Sí. También está muy bien contado.

Porque ahí todo el mundo es así. Exacto.

Ella sí tiene esa necesidad y, es verdad, le encanta.

No...

Le encanta mandar, ¿no?

Es ella la que organiza y tampoco se deja ayudar,

pero los otros tampoco están allí con muchas ganas.

Quiero decir, de alguna forma se complementan, ¿no?

Tiene tanta responsabilidad ella por el rol que ha cogido,

pero también los otros que enseguida se han acomodado.

-Oye, María, podrías haber arreglado la piscina.

-¿Eh? -La piscina.

-Ay, sí. Estaría genial.

Me han dicho que va bien para el bebé.

¿Por qué no ayudas a María?

-¿Yo? Pero es que...

Pero es que tampoco sé dónde están las cosas.

Contadme, por favor, cómo fue el proceso

hasta que tú entras a ser María.

Porque creo que tú habías imaginado una actriz de perfil distinto.

Sí.

-Seguramente, cada una tenga su relato.

Más interesante todavía.

Su visión de la historia. Claro.

Desde mi lado...

-Yo quiero oírlo también.

-No, en realidad, creo que me llegó el guion.

No, no el guion.

-Sí, el guion entero. -Sí.

-Y, la verdad, me pasó eso que he contado antes,

que me gustó muchísimo

y a mí me parecía como que yo lo podía contar muy bien,

y que me remitía un montón a cosas que me resultaban cercanas

y dije: "Por favor, me encantaría hacer esta prueba".

Y Nely accedió a hacerme una prueba.

-Bueno. -No.

Me hizo una prueba con un par de secuencias

y yo las hice, pero salí de ahí diciendo:

"Claramente no me va a salir".

Nely estaba... O sea, creo que ni siquiera...

Me con...

No me dijo nada.

Estaban las directoras de "casting".

Es verdad que Nely...

Yo me acuerdo poco y eso que tengo buena memoria

de ima... O sea, sí de imagen.

No me acuerdo muy bien de dónde situarte.

Entonces me pareció...

Bueno, yo entendí que seguramente no saldría.

Y después hubo una segunda vez, creo que porque a Nely la presionaron

por parte de producción.

Ya que estábamos...

Y entonces ahí quedamos para charlar en una cafetería.

¿Te acuerdas? Vino un chico y dijo: "¿Tú eres escritora?".

Parecía como que yo... Ay, qué gracia.

Le había contestado para que creyera que podía ser escritora.

Qué bueno.

Estuvimos charlando un rato

y luego hicimos la prueba arriba con Aixa.

Y estuvimos bastante

repitiendo un montón la secuencia y rodando aquí y allá,

porque yo creo...

Es que, además, me parece comprensible y respetable.

Uno escribe una historia y se imagina...

Además de esto, había una especie de "tices".

Cada...

Yo lo respetaba muchísimo.

No quita que a mí me apeteciera mucho y que yo insistiera,

porque yo me puse un poco cabezota, también es verdad.

Sí. Me encanta.

Lo ha contado bastante bien.

Me encanta.

Sí.

Es verdad.

No tenía a Bárbara en mente al principio.

Es decir...

Me parecía que María era un personaje,

no sé, de otro tipo.

Eso es muy difícil de descifrar.

El caso es que Luisa, la productora, Luisa Romeo,

siempre tuvo en mente a Bárbara.

Ya lo tenía superclaro.

Entonces, cuando hicimos el "casting" sí que estaba abiertísima.

Ay, bueno, claro.

Eh...

Hicimos "casting" a varias. ¿La recuerdas?

Se escondió detrás de algún sitio.

Mirándolo todo muy atentamente.

Eh...

Hicimos el primer "casting".

Hubo una parte que me gustó mucho

y otra que me mantenía en la duda.

Pero porque era algo que no tenía que ver con el talento,

sino con algo que va más allá, ¿sabes?

De decir si ese personaje...

O sea, si ibas a...

Y yo pedí que me quería tomar un café contigo,

y, entonces, hacíamos una segunda prueba,

una escena de comedia,

porque nunca la había visto a ella en un personaje más cómico.

Entonces, yo quería esa parte como más torpe, más patosa de María,

y justo la prueba que habíamos hecho pues no implicaba eso.

Hagamos una escena en la que sí podamos trabajar esto.

Después de ese café y esa prueba,

hice todo el trabajo en casa de imaginarme la peli con ella.

Me acuerdo de estar en mi cama diciendo:

"Venga, va, imagínate toda la película",

y acabar y decir: "Pues sí, por qué no".

-Lo agradezco, la verdad.

¿Y qué creéis que ha aportado que Bárbara sea el personaje?

Creo que ha aportado ternura al personaje.

Creo que esa ternura estaba...

Lo habíamos comentado.

Esa ternura estaba en el guion,

pero quizás estaba en una capa más escondida.

Eh...

Sabía a algo como...

La película es agridulce,

pero quizás la amargura está más presente y...

Y creo que Bárbara sí le aporta esa ternura.

Hay algo en...

Además, era muy importante, porque para mí era...

Es un personaje que no deja...

Hace muchas tonterías.

Hay momentos en que es odioso, que está nerviosa.

-Bueno, yo la adoro. -Yo también.

-Pero puedo entender que había momentos que piensas...

Era importante que te enamoraras del personaje,

que la quisieras, que fuera entrañable.

Y eso Bárbara lo consigue totalmente, es verdad.

-Eres una mala hija.

Eso no está bien.

Además, perteneces a una generación de jóvenes directoras

que con frecuencia habla de la familia

y que, además, aportáis un punto de vista

sobre la intimidad de muchas mujeres diferentes, ¿no?

Y eso es muy bonito, ¿no?

Eso está enriqueciendo mucho a nuestra cinematografía.

Así que vamos a ver algunas de ellas.

Teníamos que haber ido más lentos.

-"Son jóvenes y sobradamente preparadas.

La mayoría procede de escuelas de cine

como la ESCAC o la ECAM.

Manejan pequeños presupuestos,

pero consiguen que sus películas figuren

entre las perlas a descubrir cada año.

Se manejan con virtuosismo en los terrenos de la intimidad

y otorgan a las mujeres el papel protagonista

que, con frecuencia, les niega el cine más comercial."

No dice nada porque él lo sabe todo.

Ella es así, feliz, de cualquier modo.

"Los enormes éxitos críticos

de películas como 'Tres días con la familia',

'La novia' o 'Verano en 1993'

han marcado un camino seguido por numerosas realizadoras

que están modificando el rostro de lo que conocemos como cine español

y que están aportando a nuestras actrices

la oportunidad de enfrentarse a nuevos y muy variados personajes."

-¿Y esta? -Es la hija de la rusa.

-La que ha palmado. -¿Qué hace aquí?

-Aquí no te puedes quedar, fuera sí.

-Por más talento, tiempo y ganas que dediques a esta hermandad

tú eres una mujer.

Y yo soy un hombre.

-¿Estás bien?

-Sigan relajadas y respiramos.

-No mucho.

-Te estás quedando en casa de Diego.

-Ustedes están trayendo vida.

Es lo más grande que se puede hacer, traer vida.

-"En este otoño tenemos a disposición en la cartelera

las más recientes y muy interesantes propuestas

de esta joven y renovadora generación de cineastas."

-Ya te fuiste y no lo vas a hacer una segunda.

-Perdona, guapa, ¿me dejas unos plásticos?

-¿No te das cuenta?

Muchos rollos de instituto, de libros,

pero aquí planes de boda ninguno.

-Siempre lo mismo. Solo quieres que me case.

-Dos meses de puta madre.

Te encantaría. Tienes que ir.

-Me gustaría apuntarme a clases de inglés.

Puedo estudiar Turismo el año que viene.

-¿Cómo te ha dado por eso?

-¿No querías que estudiara? -No digas tonterías.

Sabes que siempre te animamos.

-Porque es edad de madurar.

Pues es una maravilla ver todo esto, la verdad.

¿Y en qué medida te sientes ligada a este grupo de directoras

y qué crees que estáis aportando a nuestro cine?

Hombre, a algunas me siento muy ligada

porque además son amigas.

Eh...

Pero, en general, yo estoy muy contenta

con el hecho de que cada vez seamos más porque,

más directoras,

porque era algo necesario simplemente.

Es que tiene que haber tanto hombres como mujeres, punto.

Es como que es tan obvio que casi resulta extraño

que se quiera hablar tanto de eso.

Eh...

Estoy muy contenta,

siento que, además, hay diferentes estilos, miradas,

y es todavía mucho más rico.

Obviamente hay temas en común y...

Pero sí que cada una desde su universo...

Y sobre todo es muy interesante también

porque que haya mujeres dirigiendo

hace que esos personajes femeninos puedan por fin ser...

Bueno, ha habido personajes femeninos interesantísimos y muy ricos,

pero ahora hay más variedad y contados desde otro punto de vista

que es el de la mujer.

Está bien que pueda haber mujeres hablando de mujeres

Básicamente.

Entonces, en ese sentido, creo que es muy positivo

y que es un muy buen momento,

y que sería bueno que se tomaran las medidas adecuadas

para cuidar esto, y hacer que se mantenga

y que no sea una moda, sino que pase a ser una realidad.

-Yo todavía echo de menos más.

Porque es verdad que así lo vemos en general

y parecen muchas seguramente comparado con el total.

Por lo menos, a mí como actriz,

la realidad de las películas que se llevan a cabo

o que te llegan o que las pruebas todavía son muy pocas.

Pero me parece muy esperanzador, y confío en que no va a ser una moda.

Me parece que hay como un...

como una toma de conciencia

bastante fuerte por parte de todas nosotras

y creo que de las mujeres que nos dedicamos a contar historias,

en general, tanto directoras como productoras,

como guionistas, actrices...

Me parece que hay un punto como de no retorno

que hay que cuidar mucho, que hay que preservar

y que hay que seguir trabajando,

pero siento y quiero pensar que va a ir a más.

Necesariamente tiene que ir a más.

Vale, déjalo.

No estás de humor.

-Por supuesto que estoy de humor, claro que sí.

Te dije que no vinieses.

"María y los demás" remite a películas que nos gustan

con encuentros familiares en los que todo puede suceder,

que puede explotar en algún momento,

algunas de Olivier Assayas o Julie Delpy, por ejemplo.

Quisiera que me dijeras cuáles son tus referentes,

tus ejemplos, cosas que te gusten, en las que has pensado...

Sí, no, no.

Con Julie Delpy y con Olivier Assayas muy bien orientados.

Bueno.

Al final, también, tus referentes son muchos,

los que pueden ser más evidentes

y los que son pelis que tú... Sí.

Has ido viendo cine y aquello lo tienes, ¿no?

También estaría Rohmer, Desplechin, Woody Allen, pero...

Sí, sí.

Noah Baumbach también está.

Bueno, al final, son películas de personajes,

de esa intimidad, de esa cotidianidad

que explora en la intimidad de esos personajes,

en sus contradicciones.

Y luego lo que me apetecía mucho en esta peli,

y que muchos de estos directores lo hacen,

era poder introducir el sentido del humor.

Era...

Sí que la película es una historia dramática al final,

pero para mí era importante lo que comentábamos antes

de invitar al espectador a reírse un poco

de ese momento en el que se encontraba el personaje.

O sea, ya que María no es capaz de reírse de sí misma,

que sí lo podamos nosotros viéndola, viendo cómo actúa.

-Me acuerdo que vi un par de películas

que tú me comentaste

de esa cineasta que también es actriz.

-Ah, sí. De Valeria Bruni.

-Ah, sí.

-"Es más fácil para un camello".

-Está muy bien esa película. -Sí.

-Y luego "Margot y la boda" de Noah Baumbach, creo.

-Aprende a aceptar el rechazo.

Yo no sé.

En mi caso, las expectativas acaban en decepción

por eso prefiero no intentarlo.

-"Margot y la boda" sí.

Y...

-Ahí da también ese tono agridulce, ¿no?

Cómo te ríes de los personajes, pero estás criticándolo.

A mí hay una escena de la película que me gusta mucho,

que es cuando Aixa Villagrán acaba de dar la noticia

de que está embarazada,

y ninguno de sus amigos es capaz de alegrarse realmente.

(RÍEN A LA VEZ)

-Panda de capullos.

-La otra está en un ataque de celos

porque está embarazada la amiga y no ella,

y ella está más pendiente de si recibe el mensaje.

Es verdad.

Y entonces tienen esa conversación fuera y ves...

Me parece como muy amarga esa escena,

parece que no está pasando nada, pero es muy duro

porque no os estáis alegrando de que vuestra amiga esté embarazada.

Es fatal.

Además, cuando recibe ese mensaje absurdo

que no dice nada, pero suficiente para desbloquearla

y vuelve dando saltos y entonces ya es capaz de alegrarse.

Eso es la vida misma.

Es que eso es la vida misma.

Estás ahí angustiado con tu problema, con tu foco,

y solamente cuando eso se deshincha eres capaz de compartir.

Como una especie de...

Es buenísimo, ¿no?

¿Y cómo te has sentido tú

en terreno del humor y de la comedia, Bárbara?

Porque estamos más habituados a verte en personajes dramáticos.

Sí, sí. Absolutamente.

-Pues muy feliz.

Muy feliz.

Reconozco que muy feliz.

Me encantaría que me ocurriera más

y me encantaría encontrar películas como "María y los demás"

y hacerlas y afrontarlas también con toda la incertidumbre,

porque es verdad que son terrenos que he manejado menos, conozco menos,

que como espectadora me apasionan

y que son muy interesantes,

porque cuando está bien escrita la comedia

tiene como...

Produce mucho placer hacerlas.

Es muy difícil, imagino que te habrá tocado,

y es realmente difícil, pero en este caso es comedia sutil,

no es una película de gags, no es de...

Es como una comedia de situación de personajes,

y ahí me he sentido muy cómoda.

Muy cómoda, muy arropada, muy acompañada,

y la verdad es que, ya te digo, ojalá me pasara más a menudo.

Ahí queda.

Lanzamos el llamamiento.

Voy a dejar de decirlo para ver si ocurre.

-Pero fue muy divertido. -Sí.

Trabajamos muchísimo, muchísimo,

porque fue un rodaje que encantaría haber tenido más,

como pasa con casi todas las que hacemos,

y trabajamos mucho.

Yo recuerdo como intensidad, ¿no?

Jornadas muy intensas, teníamos mucho que rodar...

Además, imagínate, secuencias con muchos actores.

Bueno, era...

Parece una película como sencilla, pero tenía su complejidad.

Y lo recuerdo como muy intenso, pero, eso, muy divertido.

Yo he llorado de risa con Vito, con Pablo, con Rocío...

-Maravillosos todos.

Es una película sencilla,

pero, por supuesto, tuvo problemas de financiación

como la mayoría del cine español,

y te quedaste sin algunos días de rodaje.

Sí.

E incluso cortaste alguna cosa de guion.

Bueno, la idea era rodar en cinco semanas,

pero al final no pudo ser; tuvieron que ser cuatro.

Esto se decidió como a un mes de empezarlas.

Socorro.

Y entonces, la decisión fue cortar guion

porque me veía incapaz de lo de cinco, meterlo en cuatro.

O sea, ya estaba cargado.

Claro.

No lo sé.

Al final, creo que la escritura un poco te ayuda a...

a superar, ¿no?

De todas maneras, los directores no renuncian

a verte con tus maravillosos monólogos,

porque al final tienes..., ¿verdad?

Es verdad que me han acompañado.

Un montón.

Sí. Esos momentos...

Quería saber si para ti son muy difíciles

o te resulta más difícil una secuencia más oral.

Hombre, pues depende del caso.

Son particulares. En cada uno te contaría algo, pero...

Tiene algo muy excitante.

Imagínate, ¿no?

Son esas que marcas en el calendario,

en el plan de trabajo, y dices: "Vale, este día es cuando me toca".

Y te vas...

En general, he tenido la suerte

de que, igual que en esta película, se rodó más al final

para que te dé tiempo a llegar con una vivencia real

de lo que fue pasando en la película y poderlo contar desde ahí.

Ayuda.

Pero es muy atractivo,

porque te pones frente a ti mismo de alguna manera,

a tus herramientas, a tu imaginario.

Eh...

No sabría decirte qué disfruto más

porque disfruto mucho trabajando con otros.

Disfruto más trabajando con otros que cuando estoy sola, por supuesto.

Igual que un monólogo en teatro, ¿no?

Me parece que tiene una gran parte que es maravillosa

y otra parte que es una pesadilla.

En este caso, también no estás solo.

Está la cámara y hay una relación.

En esos momentos en particular, en estas películas,

es como que unos te hagan un contacto muy directo,

o una comunicación muy directa con la cámara

y con algo que te pasa ahí en ese momento, no sé.

Eh...

En "Los condenados", en particular, prácticamente hablaba a cámara.

Pero bueno, son momentos que te da el cine

que los recuerdo muy claramente

y han sido experiencias intensas.

Para el espectador también. Muy chulas.

Qué bien. Me alegro.

Sí, es verdad.

Es una maravilla. Sí, sí.

Es que lo resolviste muy rápido.

Yo recuerdo una segunda toma de ya estar todos...

Con la lágrima. Con ojos llorosos y piel de gallina.

Claro.

Y hacer otra tercera porque yo quería una cosa más...

Pero al final era la segunda íntegra.

-Es verdad, es la segunda.

-Es que fue...

Era esto.

Pues quizá por todo eso, tiene una presencia

en lo que nos viene del cine español,

del mejor cine español.

Enorme, Bárbara.

Este año, vamos a ver personajes maravillosos.

Mucha comedia, mucha comedia de enredo.

Vamos a ver.

Va ser intenso.

Mucho personaje muy intenso, pero muy maravilloso.

Va dar lo máximo de sí misma. Ojalá que les apetezca verlas.

¿Eh?

Ojalá a la gente le apetezca verlas y disfruten.

Tú, desde luego, eres un reclamo

porque nos dejaste con la boca abierta

en "La enfermedad del domingo", una película...

Yo adoro esa película realmente.

Y asalta Bárbara las carteleras con títulos

como "El reino", "Todos los saben" y "Petra".

Y bueno ¿qué destacarías de tus trabajos de este año?

Una pincelada que nos haga despedir el programa

con buen humor,

porque son grandes títulos que vienen y vais a disfrutar.

Yo creo que sí.

Son muy diferentes unas de otras las tres.

Eh...

"El reino" es un "thriller" político

que rueda Sorogoyen

que tiene como una cosa trepidante

y que gira en torno a la corrupción,

contado como casi desde un "thriller" de aventuras.

No sé cómo decirte.

Me gustaría que por una vez contestara con sinceridad.

Tú eres la mujer de Jaume, ¿no?

Después de...

"Petra" es una película de un cineasta particular

como es Jaime Rosales,

pero que ha hecho una película yo creo que más...

Bueno, él lo dice.

Con una vocación de más apertura, más accesible.

Si esto puede ser, no sé.

-¿Por qué?

-Creo que eres mi padre.

Y después la película de Asghar Farhadi.

Eh, bueno.

Para mí, imagínate.

Trabajar con este cineasta ha sido increíble.

Es uno de mis directores favoritos.

Eh... Me encantaba antes

y, de repente, ante la posibilidad de ver cómo trabaja

me llené de nervios,

pero ha sido realmente una experiencia increíble.

Creo que a todo el equipo nos puso en un lugar de...

de riesgo.

No sabíamos muy bien hacia dónde tirar y desde dónde

y cuáles eran las herramientas para responder a la exigencia,

porque es como una especie de búho que lo ve todo.

Y, bueno, ya juzgaréis qué película ha hecho y qué no.

La vi en Cannes en la inauguración del festival

y realmente me cuesta tener una opinión.

Pero, bueno, me parece muy contundente,

muy excitante la película, muy emocionante

y creo que hacen un trabajo...

Como en esta película hablábamos del grupo

creo que carga el peso en Javier y en Penélope,

que están maravillosos,

y también hay todo un elenco de gente

que está a un nivel bello y emocionante.

La película tiene un pulso y un alma bonita.

Ya veréis qué os parece.

Suena de lo mejor que vamos a ver este año sin ninguna duda.

Es así, y bueno.

Y a seguir tan bien.

Os tenemos que dar la enhorabuena por vuestro 20 aniversario.

Sí.

Se agradece muchísimo que tengáis este espacio.

Nos sentimos muy contentos y orgullosos

de la labor que hacemos, la verdad.

Somos muy poquitos, los mismos,

y ponemos todo el amor del mundo en cada programa.

Se nota. Así que nada.

Muchas gracias a las dos por haber estado

y por esa preciosidad que habéis compartido con nosotros.

Gracias a vosotros.

Muchas gracias a vosotros también por acompañarnos.

Ya sabéis que siempre os esperamos

para seguir compartiendo el mejor cine español.

Un beso muy fuerte.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • "María (y los demás)" (coloquio)

Versión española - "María (y los demás)" (coloquio)

30 sep 2018

Bárbara Lennie y Nely Reguera, candidatas a los Goya 2017, acuden al coloquio moderado por Cayetana Guillén Cuervo.
María (y los demás) fue la constatación de que el talento de la actriz Bárbara Lennie también podía desarrollarse en la comedia.
Por su parte, Nely Reguera es una antigua conocida del programa ya que su cortometrajePablo ganó el Concurso iberoamericano de cortometrajes Versión Española / SGAE en 2010.

ver más sobre "Versión española - "María (y los demás)" (coloquio)" ver menos sobre "Versión española - "María (y los demás)" (coloquio)"
Programas completos (74)
Clips

Los últimos 862 programas de Versión española

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios