www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4314278
No recomendado para menores de 12 años Versión española - Magical girl (coloquio) - ver ahora
Transcripción completa

Azar y tragedia de la mano en este final que nos deja helados.

Volvemos a plató y os recordamos que hoy nos encontramos

con un pie en España y otro en Japón.

En cualquier caso, muy bien acompañados

por Carlos Vermut, director de la maravilla que acabamos de ver

y de Alberto Calero, creador, director y promotor

del "Latin Beat Festival" de Tokio.

Carlos, buenas noches de nuevo. Buenas noches.

Alberto, buenas noches. Buenas noches.

Y estamos cogiendo oxígeno, todavía recuperándonos

de esta narración compleja.

¿Por qué querías acabar cerrando

un círculo narrativo que al mismo tiempo es abierto

en las cabezas de los espectadores que tienen que, subjetivamente,

decidir el final real?

Pues, después de ver la película,

que hacía mucho que no la veía,

he vuelto a ver esa relación que tiene con el misterio final.

Me interesa el misterio y me interesaba acabar la película

de manera abierta

porque el misterio interpela lo privado como individuo.

Lo misterioso nos interpela un final concreto,

que supiésemos que ha sucedido

y que este es el final, este el bueno, el malo...

Es público, nos pertenece a todos, es objetivo.

Pero un final de misterio, un final que no sabemos,

nos interpela de manera directa a nuestros misterios y capacidad

como individuos a interpretarlo.

¿No me la das?

No puedo.

Decías que una de las cosas que te interesa de la cultura nipona

es ese misterio individual. ¿Cómo se relacionan ellos?

¿Por qué es diferente?

Yo creo que el punto de vista de un extranjero

está matizado por la propia cultura, aprendizaje y punto de vista

con respecto a lo que yo considero que ellos son.

Y luego están las generalizaciones que son injustas.

Pero es verdad que es un país en el que los sentimientos

se gestionan de otra manera.

Por ejemplo, no es común que la gente exprese amor, lo que siente o piensa.

Muchas veces por no molestar a los demás.

Por miedo a ofender.

Nunca sabremos si es empático porque es un gran misterio.

El gran misterio del comportamiento japonés,

es que nunca sé si son respetuosos por empatía

porque piensan en el otro o por pudor.

Por lo que vayan a pensar los demás de ellos por lo que acaban de decir.

Es un gran misterio, nunca sabremos si son empáticos o no.

Estoy de acuerdo contigo, llevo también muchos años

y todavía no he descubierto algunos de esos misterios.

No sé si no te hablan de sus sentimientos

por falta de empatía o por falta de interés.

Y yo creo que el éxito de la película es lo bien que ha conectado

con ese misterio de la cultura y sentimientos japoneses.

Pero me gustaría dar también un dato técnico.

Y es que tuvo un padrino de honor que fue Hiroko Kojima,

uno de los grandes creadores de videojuegos en Japón,

que habló en su blog y redes sociales sobre esta película.

Y eso sirvió para que entrara en otro...

Entró en otro nivel promocional para una película española.

Alberto, recordemos al espectador que eres el creador

y director del "Latin Film Festival",

que lleva 14 años difundiendo el cine español y latino en Japón.

Sergio Catá ha tenido el placer de desplazarse hasta Tokio

invitado por el festival. Y esto es lo que se encontró.

Pestañead si os atrevéis.

(HABLAN JAPONÉS)

(SE PRESENTA EN JAPONÉS)

(Aplausos)

He hecho los ojos

más bonitos del mundo.

Yo como actriz en España, me caracterizo sobre todo

por utilizar mucho mi mirada o darle mucha fuerza a mis ojos.

Y, precisamente, él quería ponerme como reto

que mi gran fuerte, que es mi mirada,

se anulara para tener que trabajar con otros recursos.

A la gente no le gusta tocar a las personas como yo.

Tenía clarísimo que al público de Tokio le encantaría la película

porque tiene una estética muy japonesa y una temática

a la que el público de aquí está acostumbrado.

A lo mejor a otro público le puede resultar doloroso

o se pueden sentir heridos con ciertas imágenes de la película.

Y aquí, el espectador asiático está muy acostumbrado a ver

un cine, quizá más transgresor.

Las pieles cambian.

Las pieles se operan.

Se transforman.

La apariencia física no es nada.

Ojalá hubiera más festivales de cine en el mundo que se dedicaran

exclusivamente a proyectar cine español.

Porque siempre digo que el cine español es muy bueno.

Estos son los sitios donde solo te lleva un japonés.

Y que me inviten, que soy muy feliz allí,

me encanta adaptarme a la cultura del país que me acoge

y yo estoy encantada de promocionar mi película.

Este es mi séptimo viaje a Tokio.

Lo he hecho con el equipo de "La llamada".

He sido Cicerón de este equipo porque soy un amante de Tokio.

Siempre hay sitios que encontrar y descubrir.

Es una ciudad muy nocturna y muy luminosa de noche,

no solo por sus neones o sus lumínicos,

sino porque te descubre sitios que de día no son lo que parecen.

Es una ciudad que en cada lugar pasa algo.

Es muy cinematográfica y romántica, sobre todo por la noche.

La gente creo que es muy educada, muy cariñosa, muy amable, da gusto.

Hay algo como de paz en el ambiente que se te queda.

(CANTAN EN INGLÉS)

La película nace porque un día voy a ver la obra de teatro.

Y cuando salí, en la recepción del teatro

había un puesto con camisetas y "merchandising".

Me enteré días más tarde, que los del "merchandising"

eran los responsables de la obra.

Yo fui a "La llamada" en Madrid,

-y estoy muy feliz. -¿En el teatro?

-Sí. -¡Ah!

Las protagonistas se enamoran de la música latina.

¿Por qué el Dios canta canciones americanas?

Porque Dios es un clásico inmortal

como Whitney Houston.

¿Te canta por Whitney Houston?

-Sí, ¿qué pasa? -¡Me encanta Whitney Houston!

Me sé todo su repertorio, soy su fan número uno.

Con Suma Latina, el grupito que sale,

pensé inmediatamente en un grupo japonés

que se llama Pink Lady.

-Sí. -Y creo que muchos japoneses

pensaron en ese grupo también.

(CANTAN EN JAPONÉS)

"Arigatou gozaimasu".

Hemos percibido que les ha gustado, a la salida nos pedían fotos

y nos han dicho palabras preciosas sobre la película.

La peli habla de cosas universales.

Es bonito ver cómo la peli funciona fuera de los complejos

de la sociedad española con la religión,

que parece que no se puede hablar por ningún lado.

(CANTAN FLAMENCO)

Para los ciudadanos de Tokio

hay una curiosidad especial hacia lo español.

El amplio amor hacia la cultura española,

el flamenco y otras acepciones.

Es puro, es de verdad.

Es un país donde gusta el flamenco, la salsa, el tango.

Siempre que hay alguna película interesante con ese tema, lo busco

porque sé que es un lleno total y la gente lo agradece mucho.

(HABLA EN JAPONÉS)

Para la presentación de la película de Carlos Saura, traemos a Miki Ando

que ha sido campeona del mundo muchos años de patinaje sobre hielo.

Es un mito en este país.

Y tener la suerte de contar con ella, ayuda mucho para traer televisiones

y medios grandes de comunicación.

Viendo "Jota" de Carlos Saura,

pude ver las diferentes músicas y bailes.

Mi interés por el flamenco aún se ha hecho mayor.

(GUÍA JAPONESA)

Es fantástico pensar que en la actividad frenética

de una ciudad como Tokio, mayor aglomeración urbana del mundo,

exista un pequeño gran espacio dedicado al cine español y latino.

Alberto, muchas gracias por tu esfuerzo todos estos años

haciendo que nuestro cine

se difunda, se conozca, se aplauda, se ame y se aprenda a amar.

¿Cuál es la filosofía del festival?

Y ¿cuál es tu criterio al seleccionar las películas?

Me ha gustado mucho lo que has dicho de activismo.

Prefiero casi esa palabra que "esfuerzo", aunque también lo es.

Decías ¿cuál es el criterio de selección?

De selección y cuál es la filosofía del festival, tu filosofía.

La filosofía es activismo, es promocionar,

es llevar un poco de mi cultura y de mi país a Japón.

Llevo muchos años, estaba en la universidad y de pronto

no echaba de menos la tortilla de patatas, aunque me guste.

Pero echaba de menos el cine y mi cultura.

Había muchas cosas y hay mucho cariño por la cultura española y lo español.

Pero creo que no se desarrolla el potencial que tenemos.

Son muchos países y creo que se podría conseguir mucho más

si ese activismo fuera mayor.

Carlos, tenías ganas de decir algo mientras veíamos el reportaje.

Estaba viendo a Macarena en "Pieles", una película que me fascina

de Eduardo Casanova y hay un personaje con ojos de diamante.

Y me acuerdo que mi primera película, "Diamond flash",

estaba basada en un superhéroe japonés

llamado "Diamond eye"

porque tenía ojos de diamante y cuando he visto esto,

me he acordado que le puse "Diamond flash" a la película

porque tiene un personaje con ojos de diamante igual que Macarena,

que está en Japón y basado en un personaje japonés.

Bueno, no estaba basado,

pero tenía como referencia un superhéroe japonés de los años 70

que me encantaba.

Era esa tontería.

Ninguna tontería, por favor.

Teníamos curiosidad con el cartel del festival,

que sabemos que siempre le das mucha importancia.

¿Qué representa ese gato-rata? ¿Quién lo ha diseñado?

Este año lo ha diseñado Ana Juan.

Ana siempre ha hecho estupendos carteles para el festival

desde antes de ser "Latin Beat".

Este año habíamos vuelto y queríamos hacer este gato-rata,

que en japonés se diría "Kimoi".

"Kimoi" es una mezcla de "kimochi" y "warui", que es algo así como

bonito y desagradable.

Y con Ana hemos trabajado siempre mucho esa estética "Kimoi"

de algo bonito, pero que resulte un poco grotesco

y que llame la atención, no por lo "cute" solo,

sino porque también digas: "¿Qué es esto?".

Esa una mezcla además de razas, es rata, es gato, es humano...

Y creo que tiene mucho que ver con la mezcla de temas, de personas

y de razas que hay en España y en Latinoamérica.

Yo lo veía así.

Carlos, viajas mucho a Japón, has pasado largas temporadas allí,

has vivido allí y allí escribiste el guion de "Magical Girl".

El detonante de la historia es la niña preadolescente

que sueña con el vestido de una serie japonesa

de manga ficticia.

¿Qué otras conexiones

tiene "Magical Girl" con la cultura nipona,

aparte de lo que has dicho del misterio?

La más superficial es la que has comentado.

Luego, en la película...

A mí me gusta mucho la literatura japonesa de misterio.

El escritor Rampo Edogawa,

que es el escritor de literatura de misterio más conocido,

tiene una novela,

un cuento llamado "Lagarto negro", también presente en la película.

Filias, por ejemplo, como la gente llena de vendas,

vendadas en hospitales es una filia llamada "Kega doll"

y el personaje de Bárbara

también tiene ese aspecto lleno de vendas, vendada...

Y el amor por ese tipo de misterio,

por el misterio de personajes incapaces o que no se atreven

a hablar las cosas y se detonan un poco las tragedias.

Y una cosa que se ha hablado antes de "Kimui"...

-"Kimoi". -"Kimoi".

Creo que la película o una cosa que me interesa mucho de Japón

es ese contraste entre la belleza y lo abierto.

Y creo que en Japón existe, está en la propia sociedad.

Es una ciudad bellísima en muchos sentidos

y, a veces, encuentras ratas por las calles,

una cosa que no he visto ni en Madrid.

Es verdad, he visto ratas

así y cuervos gigantes.

Con estos tengo menos problemas, pero las ratas son bastante grandes.

Y ese contraste entre lo bello y lo abierto,

creo que está muy presente en la cultura japonesa muchas veces.

Alberto, ¿cómo es el público japonés?

Es un público muy amable,

es un público muy entregado y muy fetichista.

Si hay algo que les gusta,

pueden comprar todo el "merchandising"

sobre esa película o lo que les gusta.

A mí lo que me hace mucha gracia cuando traigo invitados españoles,

es cuando van a pedirles... Autógrafos.

Autógrafos, recopilan, y esto ocurre desde hace años,

desde antes de Internet,

recopilan materiales que salen de los invitados en Internet

y los traen para recibir autógrafos.

Y ¿por qué les gusta el cine español?

Lo estábamos hablando antes, es por esa gran diferencia

que hay en mostrar las pasiones, la vida y la forma de vivir

en España o en Latinoamérica comparada con la cultura japonesa.

Ya sean amores, ya sea la forma de tomar alcohol, todo.

Lo que sea, de enfadarse, de llorar, de comer,

de vivir una pérdida de un ser querido.

Es todo muy distinto, tú hablabas de la normalización de las pasiones,

de las emociones, Carlos.

Creo que en España hemos normalizado las pasiones, las emociones

y convivimos con ellas, nuestro cine convive con ellas.

En las películas de Almodóvar, la gente llora, se enfada...

En el cine japonés,

suele pasar, que en un momento, un personaje determinado

ya no puede más y se va a una montaña o grita

o rompe cosas porque es una contención constante.

Es un recurso narrativo

propio de la cinematografía japonesa,

que básicamente es cómo gestionar las emociones y cómo gestionan

tramas de películas impensables en occidente,

en Japón son películas enteras de dos personas.

Hay una película que se llama "El hombre del tren",

que es una película entera de una leyenda urbana de un hombre

que salva a una chica que la está acosando otra persona.

Y la película entera es si este chico se decide o no a declarar su amor.

¡La película de 90 minutos! (RÍE)

Va básicamente de un chico.

Básicamente por eso, por una gestión de las emociones y los sentimientos,

que aquí los hemos normalizado.

Y una gestión del tiempo distinta

porque en España gestionamos las cosas rápidamente.

Allí no, te tomas tu tiempo.

Se habla mucho menos

porque también se entiende mucho más a través de los silencios

y la no acción que en España sería imposible.

Si quieres demostrar algo, lo dices, en España tenemos que hablar.

Allí un silencio puede significar muchas cosas.

Y esto tiene mucho que ver con tu película, si no me equivoco.

Está el mundo de los silencios, sin duda.

Y también está el mundo de...

A veces pienso que la civilización va unida a la atomización.

Va unida y no lo juzgo, pero creo que lo que llamamos civilización

cuando decimos "primer mundo", la civilización,

es inherente a la atomización. No hemos sabido hacerlo distinto.

La atomización de los individuos.

Porque nos hemos dado cuenta de que cuando estamos juntos,

se genera violencia y cuando nos separamos,

vivimos en paz.

El siguiente paso debería ser aprender a vivir juntos en paz.

Los japoneses lo han solucionado de esa manera y mi película trata

de esos personajes.

No es un retrato de la cultura española,

son personajes determinados

que no han sabido o no saben gestionar sus emociones,

no saben gestionar el miedo a la muerte,

el hecho de pedir, desear o decir a tu padre que quieres esto.

O el padre decirle a la niña que lo que quiere es estar con ella.

O el profesor con la alumna...

¿Puedo pedirte otra cosa?

Claro, mi amor.

Me gustaría tomarme un gin-tonic.

No es una película japonesa porque no son japoneses,

pero sí he seleccionado algunos personajes que nos recuerdan

a una manera de gestionar emociones

que forma parte de la sociedad japonesa,

No puedo seguir así, siempre detrás de ti como una niña.

Japón es un país

donde existe un fenómeno,

que no se da esa dimensión en otros países, ese "Hikikomori".

Personas que no pueden soportar la presión de la sociedad

y viven de manera aislada.

Sí. Personas que viven aisladas. Sucede.

Pero antes, para vivir aislado, tenías que irte

a lo alto de una montaña y ahora sucede en el centro

-de los núcleos urbanos. -Sí.

Suelen ser chicos más que chicas

y suele darse desde hace mucho tiempo.

Yo creo que es un miedo a hacerte mayor

y también podértelo permitir.

Son gente joven

que suele estar entre 5 y 10 años metidos en su habitación.

Los padres no les ven.

Son gente que solo sale por las noches para hacer lo que sea,

sus necesidades, coger algo de comida y volver a la habitación.

Y pueden estar de 5 a 10 años sin verse viviendo en la misma casa.

También hay miedo a crecer en la sociedad japonesa,

que es una sociedad altamente competitiva.

Sí, tienes razón. Hay mucha presión.

Es un país conservador en cuanto a las relaciones

entre hombres y mujeres.

El hombre tiene que ser quien trabaje y gane el salario.

El sistema laboral ha cambiado

y esa gestión ha creado mucho estrés en muchos chicos

porque llevamos ya dos generaciones donde la figura del "Hikikomori"

ha ido creciendo y creciendo.

Y es gente que no se atreve a dar el paso y salir a la sociedad

porque no se sienten preparados.

Volviendo a Tokio, que es una ciudad tremendamente cinematográfica.

Se ha rodado mucho en ella, como en Nueva York

y si pones los pies, te parece que ya has estado.

Ha sido un excelente plató de cine para gente como Kiarostamí,

Tarantino, Sofía Coppola... Antes hablabais del hotel...

Park Hyatt.

En el que se rodó "Lost in translation"

Isabel Coixet con su "Mapa de los sonidos de Tokio".

¿Cómo es la vida en Tokio?

¿Cómo son sus ciudadanos? ¿No te apetece rodar allí, Carlos?

Pues sí, bueno.

Alguna vez lo he pensado, pero creo que siempre...

Quizás si rodase en Japón, no rodaría en Tokio.

Tokio me encanta para vivir allí

y me encanta una parte de Tokio, otra no me interesa, como todo.

Me gusta el Tokio que yo conozco, el Tokio que yo vivo.

Y cuando hablo de Tokio me refiero a mis amigos, calles, espacios...

-Pero eso es Tokio. -Eso es.

Ese es mi Tokio y todos construimos los espacios.

Cuando antes has dicho que Tokio es como Nueva York,

un sitio cinematográfico,

me he dicho que en Tokio no tienes esquinas o...

Reconocibles. Reconocibles, sí.

Porque cuando se rueda en Tokio, es tu Tokio, ¿sabes?

Es una gran ciudad, pero a la vez muy íntima.

No hay grandes edificios reconocibles.

Como puede ocurrir en Nueva York.

Tokio es ruido blanco, por eso es tan relajante.

Porque en Nueva York hay jerarquías, edificios que reconoces.

El Empire State o la Quinta avenida.

Tokio, cuando digo que es ruido blanco,

es porque hay tantos neones, gente y ruido que no escuchas nada.

(RÍE)

También es un sitio de paz absoluta porque hay tantos estímulos,

que hay un momento que te dejas.

Como cuando tienes una excavadora y quieres dormir.

O el ruido de la tele, hay tanto ruido,

que no escuchas nada, pues Tokio es eso.

Tan...

Es como un enjambre de luces, estímulos, personas...

-Pero gracias a esta cultura... -Gracias a eso.

Y a esa educación, la gente sabe llevar su vida.

Sí, a eso me refiero.

Es una cultura donde la gente ha aprendido a organizarse.

Hemos visto una pieza con invitados que están felices.

Sé que Sergio Catá ha venido en "shock"

de su experiencia allí, en el festival y en la propia ciudad.

¿Qué invitados y anécdotas te gustaría compartir con nosotros?

De estos años. Supongo que 14 años no se resume en tres anécdotas,

pero algo que te apetezca compartir.

Voy a contar anécdotas bastante blancas.

Me he acordado ahora

de los primeros invitados, no del "Latin Beat", de los previos.

Mis primeros invitados fueron

Félix Sabroso y Dunia Ayaso.

Y recuerdo que al principio no me hacían caso,

no contestaban los faxes, hablo de hace mucho tiempo.

Escribía por fax y no contestaban.

Era como: perdona, bonita, pero Lucas me quería a mí.

Y recuerdo que cuando tenía los billetes, les llamé por teléfono

y ellos decían que no se podían imaginar

que no habían hecho promoción en Madrid ni en Las Palmas, su pueblo

e iban a ir a Tokio.

Y fue así, habían hecho Madrid, Segovia y Tokio.

Fue antes del "Latin Beat".

Fueron mis primeros invitados, por eso les tengo mucho cariño.

También recuerdo con cariño a Agustín Almodóvar,

que fue el primer invitado del 2004 con Clara Lago.

Digo también memorias muy blancas.

Clara Lago venía a presentar

su primera película, "El viaje de Carol".

Ella era una niña como de 10 años

y cuando llegó a Tokio tenía 14 años y era una adolescente

muy distinta al personaje de 10 años.

Recuerdo que los distribuidores japoneses decían:

"Estamos haciendo la promoción.

No se parece nada a la niña con el peto vaquero",

y claro, ella estupenda, una niña con 14 años

con las hormonas estupendamente disparadas.

Y luego, quería hacer una referencia a los invitados de este año,

que me han venido en parejas.

Las dos Macarena del cine español, los dos Javi del cine español,

y las dos Sofía directoras de cine uruguayo.

Y eso me recordó al año 2007,

en el que también vinieron Daniel Sánchez Arévalo,

y vinieron Lucía Puenzo de Argentina,

y venían todos con sus madres.

Fue el año en el que todos vinieron con sus madres

y qué bonito, digo... siempre habían venido con sus parejas,

y ese año vinieron con las madres y fue muy...

Claro, madres que siempre han querido ir a Japón

y que por fin van a Japón, porque ir a Japón es un sueño, ¿no?

Vienen del mundo de la ilustración y del cómic.

Él es creador de la serie de animación infantil "Jelly Jump".

Autor de diferentes cómics como "El banyan rojo", "Psico Soda",

Este es una interpretación de la serie japonesa "Dragon Ball".

Almodóvar puso por las nubes "Magical Girl" e hizo hincapié

en lo que él define como un insólito dominio de las elipsis,

una habilidad que tiene que ver directamente con el cómic,

que es una de las señas de identidad de tu cine, ¿no?

Y entonces quería que me hablaras de eso,

una de tus películas favoritas es "Pulp Fiction".

así que... Era fácil eso, ¿eh?

Era fácil, pero a veces cuando digo que es de mis favoritas,

me dicen: "¿De verdad?". Y no sé ni por qué me lo dicen.

Ya, yo tampoco. Pues no lo sé, pero bueno,

quizás de mí se esperan algo más calmado, no tengo ni idea.

Muy peculiar por su elipsis y su deconstrucción.

Entonces, quería que me hablaras de cómo trabajas este arte,

porque es un arte de las elipsis,

tanto en guion como en rodaje y montaje.

Bueno, yo es que siempre trabajo con imágenes.

Me gusta pensar en imágenes y el cómic es elipsis entre viñetas.

Entonces, el espacio que existe entre viñetas ya es una elipsis.

Tienes que inventarte qué sucede entre viñetas.

Eso lo rellenas tú como lector.

Si vas aumentando el espacio temporal entre una viñeta y otra,

Y tú puedes gestionar o puedes delegar en el espectador

para que las elipsis sean mayores

y tengan que imaginarse un espacio temporal amplio o corto.

Y sí que me gusta a veces dejar cosas sin contar,

que el espectador las rellene,

y que en un punto determinado el espectador enlace con la historia,

porque hemos hablado de otro personaje y al final las una.

Las elipsis no siempre tienen función narrativa.

A veces tienen también función emocional.

Sirven para desconectarte, para que veas una película

y te relajes si venimos de una secuencia muy tensa.

Y te relajes y vuelvas a...

te olvides del personaje, encuentres a otro.

¿Y cómo sabes que lo consigues?

¿Cómo sabes que lo estás haciendo con un equilibrio?

¿Que no se ha perdido? Por una herramienta

que tenemos los directores que yo reivindico, y es la intuición.

Creí que me dirías... No, no, o sea,

las escuelas de cine creo que tendrían que existir.

y están bien unas reglas que seguir,

pero hay que confiar en la intuición también, porque es muy importante.

Y sobre todo en uno mismo.

Sí, por eso, la intuición que sientes sin necesidad de ver la película,

pero, mientras estás escribiendo, ser capaz de abstraer

y ver si eso que estás contando funciona o no.

Está bien, cada uno nos servimos de unas cosas.

Yo tengo una pizarra, dibujo mucho.

Más que escribir, dibujo para formular

Has hablado de estructura circular, pues eso ya es un dibujo, un círculo.

o espectral, como un espejo.

Pues eso nos ayuda a escribir.

¿Entiendes la mecánica?

Perfectamente.

Devuélvele la tarjeta a Adela.

¿Carlos, cuáles son tus referentes y tus gustos en el cine japonés?

¿A quién deberíamos tener en la cabeza al hablar de ti?

Bueno, una cosa es lo que te gusta y otra cosa es el referente.

En fin, pero a mí me gusta mucho... Yo realmente...

Como estamos hablando de la relación entre Japón y España,

voy a hablar de Hiroshi Tenshigahara.

Es un director japonés de los años 60.

Tiene una película maravillosa, que se llama "La mujer de la arena",

que es mi película japonesa preferida.

Y era un gran admirador de Gaudí

y tiene un documental maravilloso de Gaudí.

Tenía mucho amor por las formas y por los espacios.

Entonces, ese amor por Gaudí queda reflejado en su filmografía,

pero en concreto, en este documental dedicado a Gaudí.

Y otro director que menciono también por su relación con España

así hace poco es Takashi Miike,

que ha rodado una película en Sitges. El año pasado.

"Jojo's Bizarre Adventure", que es una película basada en un manga.

"Audition", por ejemplo, o "Ichi the Killer"

y "Visitor Q", tienes películas así para empezar.

Y luego, tienes tantas películas. Hacen como tres películas al año.

Pues tienes muchas películas para ver.

Alberto, ¿qué cine español llegó y llega actualmente a Japón?

Bueno, pues llega Pedro Almodóvar.

("Volver" de Estrella Morente)

Y llega Alejandro Amenábar.

Ellos son dos nombres que suenan mucho en Japón.

Bueno, déjalo.

Da igual.

Ya veo que tampoco quieres hablar de esto.

No, estoy recordando, mujer.

Estoy recordando.

Y luego hay directores como... me gustaría hablar de Guerín,

que es un documentalista que aquí en España es conocido,

pero allí tiene muchos seguidores.

Me sorprende el seguimiento de las películas de Guerín.

¿Y qué se podría hacer para que la difusión del cine,

desde tu punto de vista, que trabajas en ello,

del cine español fuera más eficaz fuera de nuestras fronteras?

¿Qué tiene el modelo francés que no tenga el español?

Hace muchos años, y todavía de vez en cuando,

hay muchas compañías japonesas comentándome:

"Tú eres un 'UniSpain' escondido, tú tienes..."

Y digo: "No, no hay ningún 'UniSpain'.

Hay que explicar que "UniFrance" es esta institución francesa

que se dedica a promocionar la cultura francesa en el exterior.

y yo creo que el cine español,

sobre todo teniendo en cuenta que contamos con 23 países,

tenemos 23 países: España y Latinoamérica,

se podría hacer muchas más cosas.

Y además, no solamente cine, sino cultura, y repito,

es una imagen de lo que es el país, ¿sabes?

Que cuando estás pensando en vender desde turismo

hasta zapatos,

creo que una promoción cultural apoyada en el cine

es algo que ayudaría mucho.

Y cuando ves cómo hace Francia...

Ellos tienen organizados una red de festivales de cine.

Suelen traerse todos los años a una de las grandes actrices del cine.

Catherine Deneuve, o este año ha sido Isabelle Huppert,

que vienen acompañando y como embajadoras de un cine.

Y con los talentos del cine y la cultura,

vienen marcas de coches.

Visitan París a pesar de lo que pueda ocurrir.

Y todo tipo de inversiones. Así es.

Estamos al final hablando de dinero.

Y de imagen.

Sí, sí, es así.

Carlos, se nos termina el tiempo y nos gustaría cerrar

con lo que nos quieras contar de tu nueva película:

"¿Quién te cantará?"

Que está en la última fase de montaje, si no me equivoco.

Ya estamos acabando todo, casi acabando todo.

Dentro de una semana o así ya estará acabada la película.

¿Has hecho la película que querías?

No, he hecho una película mejor de la que quería

gracias a la gente con la que he trabajado.

Tengo muchas ganas de que la película...

Se vea. Se vea y la gente la disfrute

o la odie o le dé emociones o lo que sea.

Pero sobre todo, tengo ganas de que se vea y estoy muy satisfecho.

Ya te digo, con el trabajo de todos en equipo ha sido maravilloso.

Muchísimas gracias, Carlos.

A ti. Por tu película y por haber venido

este rato a compartir con todos. A ti siempre, Cayetana.

Tu cine y tu relación con la cultura nipona.

Alberto, muchísimas gracias, enhorabuena

y felicidades por todo tu esfuerzo. Activismo.

Activismo, lo dejamos ahí, de difundir

y dar a conocer nuestro cine en Japón.

Gracias a ti. Vosotros también lleváis 20 años de "Versión española"

y esto es también...

Y cada día al mismo nivel. No bajamos la guardia para nada,

porque es como una emoción y una...

una responsabilidad que hemos tomado desde que éramos pequeños

Pues gracias a los dos por venir

a hablar de las confluencias del cine japonés y el cine español.

A vosotros espero os haya gustado esta versión japonesa.

Nos vemos el próximo domingo con más cine español reciente. Chao.

  • Magical girl (coloquio)

Versión española - Magical girl (coloquio)

19 nov 2017

En el coloquio, moderado por Cayetana Guillén Cuervo, participan el propio Vermut (director de Magical Girl) y Alberto Calero, director del Latin Beat Film Festival, certamen encargado de acercar nuestras películas al público japonés.

ver más sobre "Versión española - Magical girl (coloquio)" ver menos sobre "Versión española - Magical girl (coloquio)"
Programas completos (55)
Clips

Los últimos 761 programas de Versión española

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios