www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4010359
No recomendado para menores de 12 años Versión española - De chica en chica (Presentación y coloquio) - ver ahora
Transcripción completa

De algún modo se recompone la particular estructura familiar

que envuelve y protege a Candela pero Inés mantiene

su alergia al compromiso y sigue hacia adelante, de chica en chica.

La dejamos seduciendo taxistas y volvemos al plató.

Damos de nuevo la bienvenida a la actriz que la interpreta,

Celia Freijeiro. Buenas noches. Buenas noches.

Cristina Pons, buenas noches. Buenas noches.

Marina San José, buenas noches. Buenas noches.

Voy a empezar por ella. Enseguida salto a ti porque no puedo

soportar la curiosidad de preguntarte por esa secuencia.

A Inés la veíamos venir y sabíamos que era imposible que ella

entrara por el aro de ciertos convencionalismos.

Cuando la leía decía "¿pero cómo voy a defender esto?

Me van a abofetear porque es una sinvergüenza".

Está con una, se enrolla con una en el baño,

resulta que tenía novia también, con su editora se termina enrollando

porque ella, como no sabe resolver los asuntos,

dice "vamos a la cama y luego lo hablamos". Y así va.

Cuando las cosas se le ponen feas vuelve a su hogar.

Dice "no lo estoy haciendo bien, no he aprendido, necesito regresar

a ver si aquí...". Vuelve a sus amigas, a su primer amor.

Y la vuelve a liar. ¿Tú crees que ella lo intenta?

Yo creo que sí. Fíjate que yo, una actriz defiende lo que hace,

y yo dije creo que se va porque dice "acabamos de ver algo muy real,

ha sido una bofetada de realidad el parto; en toda regla, bofetada".

Creo que se da cuenta. Dice "ahora no puedes estar haciendo el tontito.

Céntrate y no enredes a esta tribu, que bastante tiene ahora".

Me ha encantado que nos llamaras tribu. Me lo quedo.

-Pero discutimos mucho el final. Ese final lo discutimos mucho.

Discutisteis mucho: si ella entraba por el aro

de alguna cosa más convencional... La comedia romántica.

Llamémosle así. Un final más convencional

de comedia romántica, del amor triunfa, o si ella es

fiel a su naturaleza y se da cuenta de que esa es su naturaleza

y que no va a engañarse. -Nos quedamos con un final 50-50

diciendo vamos a ser fieles a quién es ella

y no vamos a redimirla en ese final convencional de triunfa el amor

porque no tiene que ver con este personaje.

De alguna manera, para ella hubiese sido fácil en su trayectoria decir

"me quedo aquí un rato porque no tengo adónde ir y estoy a gusto

y me enrollo con Sandra Collantes, con este personaje". Y no lo hace,

dice no. En mi cabeza fue un acto más generoso de lo normal.

(Música suave)

Fue un tema que debatimos muchísimo. Estuvimos a punto de rodar

un final alternativo, como en "Casablanca", por si acaso.

Al final lo que había detrás,

por lo menos en la parte del guión, que defendíamos la postura,

había un canto a la libertad, a "esta es la que soy, soy así.

Voy a vivir de acuerdo a las consecuencias, madurando;

intentando no hacer daño con mi vida al resto de la humanidad".

-El personaje de Inés pocas veces se ve interpretado por una mujer.

Hay muchos personajes masculinos: el Peter Pan, el hombre que tiene

una mujer en cada puerto, el picaflor.

En cambio en una protagonista que sea así,

me gustaba mucho eso de este personaje. Era un reto

hacer eso y que tuviese sentido del humor.

Complicado que no fuese..., que se quedase ahí, en una perra.

Entonces hacemos así, movemos las sillas hacia Marina

y le preguntamos por la secuencia del parto.

Ese parto. Ese parto que es un parto mítico.

Creo que no hay otro igual en la historia del cine español.

"Quiero drogarme. No, matadme. ¡Matadme de una puta vez!"

-Le estaba comentando ahora a Cristina que yo me quedé vacía;

un mes como rara, como que me sentía rara.

De hecho, cuando terminamos de hacer el parto

venía el niño de verdad, un ochomesino era ¿verdad?,

tenía que hacer yo como "ay, el niño".

La llorera que fue en ese momento... Como si lo hubiera acabado de parir.

Increíble. Increíble. El esfuerzo físico y emocional

yo creo que es paralelo a lo que tú puedas imaginar que es un parto.

Que es parecido. En tacos, por lo menos.

(TODAS) (RÍEN)

Tiene mucha gracia. Cuéntame qué te pedía la directora

y de dónde parte ese personaje,

por qué queréis que la única heterosexual

sea como el personaje de Marina, como Blanca.

Ahí hay también una intención. Eso hay que preguntárselo

a los guionistas porque yo el casting, mi casting,

lo hice con mi parte dulce y mi parte no dulce,

o sea que ya estaba eso pensado desde hacía mucho tiempo.

Claro, a ver si no va a ser intencionado el dibujo de Blanca

por parte de las guionistas. (MARINA) Aquí presentes.

Como tenemos una guionista presente, por favor confiesa

qué pretendíais en ese perfil de heterosexual.

Porque en la escritura era una comedia y queríamos un personaje

que fuese muy cómico.

Más que su heterosexualidad, lo que determinó era

buscar el equilibrio entre los diferentes caracteres.

Es una película muy coral, con muchos personajes.

Queríamos darle a cada uno de ellos una personalidad consistente

y que tuviesen su función en la historia.

El de Marina acabó saliendo... -Los demonios.

-La verdad es que ella hizo un trabajo increíble, increíble.

Era muy divertido verla en acción. También Sandra

es un personaje que empieza como heterosexual

pero a lo largo de la película se va definiendo,

dando cuenta de que su sexualidad no está tan clara.

Dentro de la heterosexualidad nos parecía interesante

ver dos tipos de mujeres distintas.

-"Lo reconozco. -¿Cómo?

-Que también me muero por besarte".

-Aunque Sandra podríamos decir que es bisexual.

-¿Por qué hay que etiquetarlo todo, que decimos en la película?

(HABLAN A LA VEZ) Es cierto que no

pero en un programa así, de charla, es inevitable buscar las palabras

para definir, pero no habría que etiquetarlo todo.

"Qué manía con que sois lesbianas. -Qué manía con etiquetarlo todo.

-No tienes ni idea de lo que estás hablando.

-Ahora no sé nada. Si hubiera echado cuentas de lo que pone en mi DNI

yo no sería yo". Si eso fuera tan fácil, Celia.

Nos iría mucho mejor a todos. Si eso fuera tan fácil.

Eso es la meta de todo ser humano que quiere ser un poco libre.

Esta película creo que tiene esa intención, de apuntar ahí,

de mostrar un abanico de maneras de relacionarse con otros.

Desde los personajes LGTB hasta los heterosexuales,

todos tienen esos matices. Tú también besas a Sandra,

tampoco entiendes qué pasa con los niños.

(TODAS) (RÍEN) -Todos se tocan, al final.

-"¿Qué has hecho? -Nada.

Con tanto lesbianismo por aquí me ha entrado la curiosidad".

La vida es un poco también eso, la vida es muy variada

y te pone situaciones muy variadas. Si tuviéramos que definirlo todo

nos volveríamos locos. Las fronteras están difusas.

-Está muy bien mostrarlo. Siempre contamos las mismas historias

o nos faltan referentes. Yo creo que todas aquí

hemos interpretado a un personaje LGTB; tú también.

Estoy en ello. Eres un icono lésbico.

Estoy muy orgullosa de serlo. Claro.

Es una cosa maravillosa que vean en tu personaje

un camino correcto de mostrar una situación vital.

Que se vean reflejadas, que vean un referente y digan...

Dicen "está estupendo ese personaje y nos gusta que seas tú".

A mí me emociona un montón, sinceramente.

Lo puedes frivolizar pero realmente me emociona profundamente.

Estamos todas en ese mismo arco. Teníamos que venir.

Es un gusto estar hablando de esto. Marina, para quien se haya sumado

y no haya estado en la presentación, estábamos hablando antes

de su Ana Rivas en "Amar en tiempos revueltos".

Fue una lesbiana avanzada, porque en una serie diaria

que tiene un público concreto era maravilloso ver el personaje

en pleno franquismo enfrentarse... A la gente le gustaba mucho.

Muchísimo. Dentro de un ámbito, además, convencional,

y ella no dejaba de ser convencional en su forma de vivir,

era lesbiana en su orientación sexual.

En "Seis hermanas" teníamos también un personaje.

En la película hablábamos de esto, de que empezaron a sumarse

personajes gais, personajes lésbicos en tramas un poco más...

secundarias, como de telón de fondo, y nosotras queríamos hacer uno

en que el secundario, el telón de fondo o la mayoría fuesen LGTB.

Marina, en este caso, es la secundaria.

-Muchas veces el personaje LGTB es como el contrapunto cómico.

Aquí el contrapunto cómico, con la vis cómica que tiene Marina,

es el personaje heterosexual.

-"¿Vas a ir así disfrazada? -No, de heterosexual.

Las heterosexuales llevan muchos complementos.

Cada vez que me acuesto con una la cama está con pendientes".

-Nos lo decían cuando vendíamos el proyecto: "¿cuántas lesbianas?,

¿cuántos LGTB?, ¿por qué no son todas heterosexuales y hay una

que es lesbiana y uno...?" Y nosotras: "no".

Vamos a hacer hincapié porque no es cualquier cosa lo que cuentas.

Cuando estáis intentando vender el proyecto para conseguir

los derechos de antena, distribuir la película,

los procesos para que la película llegue a vosotros aquí,

habéis encontrado con dificultades porque los personajes...

eran mayoritariamente lesbianas. Hemos encontrado muchas dificultades

y muchas más de las que pensábamos. Esto viene de una serie,

la primera serie LGTB en España y una de las primeras on line.

Tuvo más de 5 000 000 de visitas, estuvo por todo el mundo,

se editó en DVD en EE. UU. Venías con un buen dosier para decir

"aquí hay un buen producto que tiene cabida en el mercado, que lo piden,

que lo podemos vender, hay gente que quiere ver esto".

Pensábamos que iba a ser mucho más sencillo. Nos encontramos

con muchísimas dificultades. Hacer cine en este país es de héroes.

Es una aventura que parece muy sencillo, y no.

No solo es la producción. Éramos un equipo prácticamente de mujeres.

-Mayoritariamente: directora de fotografía, de producción.

-Guionistas, directora, directoras de producción, productoras.

-Reparto femenino. Y Adrián Lastra.

Y nuestros chicos. -Nuestros chicos.

-Nuestros chicos, que eran tres. Ahí estaban maravillosos los tres.

-"No sé si lo dices por nosotros. Quiero aclarar que soy muy hetero.

-Venga, marica, paso ligero".

-Todo eran dificultades. Nos querían cambiar la orientación sexual

de los personajes; la fiesta de la menstruación

porque eso era una cosa que no era bonito de ver por la sangre,

un tema tabú. Podemos arrancar cabezas y que salga sangre a chorros

pero de la menstruación no hablemos, mejor de un cumpleaños.

Y nosotras: "queremos hablar de la menstruación.

Es una cosa que ocurre a las mujeres".

-Nosotras hablamos de ella entre nosotras.

Está enfocado de una manera como que "ya es mujer"

y tiene una connotación..., la que le quiere dar el autor

desde un punto de vista de comedia. Totalmente.

No hay nada ofensivo. Ni intenso.

No estás haciendo una fiesta de la regla intensamente.

O transexuales o la frase que, para mí, es una de las mejores.

-"¿Qué es? -Aún no sabemos pero tiene vagina".

-Me parece la frase. Eso es buenísimo.

Esa frase es buenísima: "no lo sabemos pero tiene vagina";

luego ya verá ella lo que quiere ser.

Está muy bien hablar de esto después de los acontecimientos.

Teníamos que haber sacado un autobús con esta frase para contrarrestar

la transfobia. -Ahora está de moda.

-"Gilipollas, ¿dónde cojones voy si no me puedo mover del dolor?"

¿Cómo rodaste esa secuencia? ¿La del parto?

El rodaje. Pues fue, fue... La verdad es que...

la gente fue muy cariñosa, estuvieron muy atentos

de que yo estuviera bien, de que no me hiperventilara,

esas cosas de desmayarte ahí en medio de tanto respirar,

de tranquilidad y muy "pro" a que todo saliera bien;

que estuviéramos tranquilos y se hiciera lo más natural posible.

-Eso que no era tranquila. Estabas tú pero en rodaje estábamos

todos los personajes de la película, todos.

Decías tú que fue emotivo. Lloraste tú y lloramos todos.

La directora me decía "no llores". Que tú no.

Todos llorando, emocionadísimos, y yo sin llorar.

-Fue muy larga de rodar. -Estábamos todos. Muy emocionante.

¿En cuánto tiempo rodasteis la película?

Poquísimo. (CRISTINA) -20 días.

Quiero hacer hincapié en el aspecto formal

porque es un alarde de libertad creativa y de película que se saca

con mucho entusiasmo, muchas ganas y voluntad de hacer lo que quieres.

Creo que es importante contar cómo lo habéis conseguido.

Cuantas más puertas se nos cerraban nos veníamos arriba.

Decíamos "¿qué tontería es esta, por qué no podemos contar eso?

¿Cómo que esto es un tema tabú, que no se puede hablar de esto?

¿Por qué los personajes tienen que tener esta orientación sexual?"

Más que nunca supimos que teníamos que sacarla adelante.

-Hicimos todo tipo de campañas para conseguir la financiación

y el crowdfunding se consiguió en EE. UU., no aquí.

-Se hizo cooperativa. Todo el mundo estaba dado de alta y cobró.

No todo el mundo cobró lo que debería haber cobrado.

Esto es importante decirlo porque al final lo hemos hecho,

estamos muy orgullosas, estamos aquí pero no es manera de hacer cine.

Hasta que no haya una ley de cine en serio que proteja a la industria

lo tenemos muy difícil. Es un sector muy herido y vilipendiado,

y utilizado como arma arrojadiza por cuestiones políticas.

Estamos en un momento complicado porque solo el 8 % del sector

vive de su trabajo. Es alarmante.

Cuando se habla de inversiones o subvenciones al cine español,

todas las industrias están subvencionadas:

la agricultura, la automovilística.

La agricultura ha recibido 5000 millones de Europa.

La automovilística, 400 solamente para Seat en 2016

y 1115 millones por el Plan Pive. La industria cinematográfica, 74.

Frente a 5000 y 1100, 74. En Francia, 1000 millones.

Alemania, 400. Italia, 400. Quiero decir que basta ya

de meterse con una industria, hundir una industria.

Es una industria que da mucho dinero y tenemos países vecinos o EE. UU.

donde ves que hay una inversión y una devolución.

-Con una ley de mecenazgo lo hubiésemos tenido más fácil

para encontrar la financiación. -No hemos tenido subvención.

Lo hemos sacado nosotras adelante. Pero precisamente por eso:

sacas tu película con un esfuerzo titánico, la tienes

y la tienes que distribuir, hablar con distribuidores y exhibidores.

Una ley de cine protege eso. Los exhibidores entiendo

que tienen que poner películas que más gente lleve a su cine,

pero es la pescadilla que se muerde la cola.

Si no hay un gobierno que diga usted está en España y aquí hay películas.

Estamos invirtiendo en la industria. Tiene que tener X salas que...

Y fomentar eso, ayudar al exhibidor y a la propia industria.

Eso no existe. Viene una superproducción, la quiero poner

y me venden 20 más, que compro, para tener esa que me da de comer.

Estaba pensando en que conseguisteis que Marina San José,

María Botto, Adrián Lastra, etc. Habéis contado con actores

ajenos a vuestra historia pero les habéis transmitido

el entusiasmo de tal manera que ellos se han involucrado.

¿Por qué? ¿Por qué?

¿Por qué te apetecía estar aquí? ¿Qué es lo que te gustaba?

(TODAS) (RÍEN)

Me pareció una historia preciosa.

El personaje me pareció un caramelito para interpretar.

Tienes un recorrido muy definido y cómo va cambiando ella,

el embarazo, la comedia, que me gusta mucho. Un poco todo.

Yo tuve que hacer mi casting. No fue "Marina, ¿puedes hacer la película?"

No, no. Tú haz el casting y a ver si te cogemos.

(TODAS) (RÍEN)

Todavía más. Me interesa tanto estar ahí...

Los casting forman parte de nuestro trabajo, absolutamente,

pero si te estás involucrando en un proyecto de menor presupuesto

puedes decir... Pero no, está muy bien.

Éramos todos muy "pro" hacia la película.

Jane Badler. Jane Badler leyó el guión.

En la primera versión que leyó ella era un personaje muy chiquitito

que salía solo en los diez minutos de EE. UU.

Nos dijo que le hacía mucha gracia pero era muy poco, que si había más.

-No iba a venir desde Australia para tan poquito.

Dijo "chicas, no me necesitáis". Dijimos "¿vendrías de Australia?"

Dijo "sí". Entonces te vienes. No te preocupes que te vienes.

-Lo adaptamos y yo creo que el guión ganó mucho

al incluir al personaje de Jane en todo lo que pasaba después.

-Era muy bonita esa respuesta. Ella leyó el guión

y el email era precioso: "estas son las historias que yo quiero contar".

Ella está muy sensibilizada con la causa LGTB.

Dijo "quiero hablar de esto, formar parte de esto.

Creo que no me necesitáis pero estoy encantada de ayudaros. ¿Cómo?"

¿Tú mandas un guión a alguien y te contesta así?

Dices "lo que tú quieras. ¿Qué quieres, Jane Badler?"

Haciendo la promoción todo el mundo le hacía las mismas bromas.

En todas las entrevistas se comió el ratoncito sin poner pegas.

¿Pensáis que el mundo lésbico sigue más invisibilizado

en todo lo que significa ficción

que los homosexuales masculinos?

(CELIA) Sí, absolutamente. (MARINA) -Hay muchas más pelis

acerca de homosexualidad que no... -Desde hace mucho tiempo.

Yo creo que la causa, la lucha LGTB, vamos a decirlo así,

todavía nos queda mucho camino por recorrer.

Nosotros nos pensamos, esto lo aprendimos haciendo la serie,

que vivimos en Madrid, estamos con gente que piensa parecido,

nos creemos que está muy asumido, que no tenemos ningún prejuicio,

y cuando sacas un proyecto así y ves el feedback...

Hacíamos coloquios con... los espectadores.

Nos contaban, algunas entre lágrimas, años después,

gente más joven que había visto la serie on line a posteriori:

"yo me sentí identificada", "se la puse a mi madre y se lo dije,

salí del armario", "mi hermana se fue no sé dónde y allí nos dijo

que era lesbiana. Yo entendí a través de la película

qué significaba". Unas historias que dices no me estoy creyendo...

Es muy bonito el personaje de Eulalia Ramón.

Ella está estupenda. Es muy bonito el personaje porque lo tratáis

desde la comedia, volvemos a tu comentario de antes

de tratar esta historia desde un punto de vista de humor

y no desde el drama, que lo tiene y lo puede tener.

"Al final la única lesbiana normal es mi hija".

-Está muy bien porque es verdad. Dices "es una señora de pueblo,

mi madre no se entera de nada, no va a aceptar esto".

Está aterrorizado el personaje, finge en toda la película.

Dice la madre "que soy tu madre, ¿de qué estamos hablando?".

Es más moderna que la hija, la señora del pueblo.

La experiencia vital a veces te canaliza el juicio

hacia un juicio mucho más abierto. Ves cómo es la vida.

Esas convicciones que puedes tener con 20 años

que es la verdad con mayúsculas, luego vas viendo

cómo cada uno hace lo que puede y cómo se transita por aquí.

Por eso es bonito reflejarlo, ponerlo en el cine, en televisión.

Fíjate en televisión los personajes que entran en las casas,

en ciudades y pueblos. Es una oportunidad maravillosa

para que la gente empiece a ver eso como algo normal,

que se empieza a normalizar, a decir "una opción más, no pasa nada".

Tan mona, tan convencional, tan señorita.

Empezamos a romper un montón de mitos.

Desde tu Ana Rivas de "Amar en tiempos revueltos" a ahora,

a esta película, que habéis estado en contacto con el mundo LGTB,

¿habéis percibido que ha cambiado la forma de recibirlo

por parte del mundo, del otro lado de la cámara?

Siempre lo he recibido muy bien.

Creo que no me he encontrado a nadie que me haya dicho

"qué horror lo que estáis haciendo".

Yo he tenido la suerte de no encontrármelo.

-La película sigue estando en festivales, lleva casi dos años

de festival en festival por todo el mundo

y la respuesta ha sido brutal. ¿Y la respuesta del mundo no LGTB?

Es más difícil salir... Es cierto que nosotros pensábamos

que haciendo una comedia que pretendía ser comercial,

hacer reír sin entrar en...

polémicas ni ideologías, a nosotras nos ha costado.

Nosotras no hemos conseguido salir del circuito LGTB.

Nuestro objetivo de normalización hubiese sido haber llegado

a muchísimas más pantallas. En ese sentido, yo lo siento

como un pequeño fracaso. Hemos aprendido y hemos sabido hacer

pero es un pequeño fracaso no haber llegado a más público.

Te diría que el hecho de estar aquí, no es por nada,

pero el hecho de que TVE compre los derechos de antena

de una película como la vuestra y estar aquí sentados,

que es el punto de encuentro del cine español,

a mí me parece un gran... Un gran logro.

-Si hasta hace nada lo que hablábamos del autobús.

Esto es todo el rato. En España parece que...

Nosotros fuimos muy pioneros con el matrimonio igualitario.

En muchos países todavía es ilegal. -Podemos hablar de Chechenia.

Los campos de concentración gais de Chechenia.

Esto es ahora. Me dices que si han cambiado mucho las cosas.

Sí han cambiado pero no lo suficiente.

Estaba pensando que otro tema que aborda la historia es

los diferentes modelos de familia.

Una protagonista es Candela, la niña.

Lo que estáis contando es que es una niña queridísima.

Se cuenta desde una perspectiva llena de sentido del humor.

"Sois una familia. Comportaos como tal.

-Lo estamos haciendo. Esto pasa en cualquier celebración familiar".

Cuéntame qué queríais contar a través de esta historia.

Queríamos visibilizar que hay distintas familias

y que los niños no suelen tener problemas, que es la presión social,

es lo de fuera lo que les hace vivir algún conflicto.

Candela es una niña megaafortunada, tiene muchísimo amor

y muchísimas madres y padres que la cuidan.

-Muchísimos referentes. Es una niña muy libre y que asume las cosas,

las acepta con una facilidad..., la que tienen los niños.

Cuando ella pregunta por su padre biológico,

los que se asustan, se alarman son todos los adultos.

Ella dice "yo no tengo problema, era una curiosidad por saber quién era".

-Es para callar la boca a un niño. -Hay un niño que me dice tonterías

y quiero explicar las cosas como son, tranquilamente.

-"Yo quería saber quién era mi padre porque un niño del colegio

está diciendo que he salido de la nada, pero ya está".

-Era interesante que estuviera un niño. A veces nos olvidamos

de que los niños sufren estas cosas que nos inventamos los adultos,

estas normas que nos ponemos encima: una familia es un padre, una madre.

De repente el niño no tiene eso y dice "¿pero bueno?"

¿Por qué no les damos más opciones, cuando las hay?

¿Por qué le metes esa presión y malestar?

-"Tú querías saber quién era tu padre, ¿no?

-A mí me gusta mi familia". -Hasta ahora todos los ataques,

por decirlo de alguna manera, a la comunidad LGTB han sido

desde el punto de vista adulto a un adulto.

Siempre que se hablaba de gay, lesbiana o transexual, eran adultos.

Nunca se había puesto a un niño. Por eso me parece tan grave

el autobús transfóbico que estuvo circulando por varias ciudades.

Me parece gravísimo. ¿Por qué estás poniendo a un niño ahí? Inaceptable.

Aprovecho y lo digo. Claro que sí. Era realmente muy feo.

No sé si queréis añadir más cosas. Se nos acaba el tiempo.

Yo estoy muy contenta de estar aquí. Cuatro mujeres, directoras,

guionistas, actrices. Estamos faltos de referentes femeninos.

Enhorabuena por haber levantado un sueño.

(TODAS) Gracias. Que sigáis cumpliendo anhelos

y trayéndolos aquí para que podamos hablar de ellos.

(TODAS) Muchísimas gracias.

Nosotros seguimos con más cine. En esta ocasión, en formato corto.

Como complemento a "De chica en chica" os ofrecemos un corto

escrito, dirigido e interpretado por una mujer, Leticia Torres,

y también enfocado desde la comedia.

Se trata de un divertidísimo duelo interpretativo

entre una profesora de español y su alumno.

Mejor que no sepáis nada más de esta sorprendente propuesta.

Os dejo con "Las reglas del subjuntivo". Os va a encantar.

(Música suave)

(Música burlona)

(ACENTO FRANCÉS) Lo siento. -Tranquilo, no pasa nada.

¿Cómo estás? -Estoy muy cansado.

¿Has tenido mucho trabajo hoy?

En esta época estáis todos igual, hasta arriba de trabajo.

-Sí, pero no es por el trabajo. Estoy cansado porque...

he ido en París. -He ido a París.

Acuérdate: en Madrid, a París. -Sí, a París.

-Bueno, pero estás cansado de algo bueno. ¿Has salido mucho?

-No he hecho nada. Tenía que hacer cosas de abogados.

-Vaya.

Espero que no sea nada grave y lo soluciones todo pronto.

-Sí, es grave, es grave. Estoy panicando.

Es mucho dinero, mucho confusión.

-Mucha. Confusión es femenino. -Sí, mucha, mucha confusión.

Tengo que hablar con abogados y bancos y tengo que hacerlo solo.

-Vaya. Venga, vamos a seguir por donde lo dejamos el otro día.

-Me parece que estaré mucho tiempo para este problema otra vez.

¿Sabes? Otra vez. -Por este problema.

El problema es la causa.

Otro día repasamos "por" y "para". Como hay excepciones es difícil.

-Si es que no me abre.

Estoy cansado.

-Que está cansada, ¿no?, ella.

-Yo estoy cansado para mi madre.

-Tú estás cansado por tu madre. Tu madre es la causa.

Es mejor que digas que estás cansado porque tu madre

ha necesitado tu ayuda este fin de semana.

-Mi madre, que ha gastado todo. ¿Entiendes?

(ÉL) (SUSPIRA)

-Se ha gastado todo.

A ver, se ha gastado todo porque es ella, es tercera persona:

yo me gasto, tú te gastas... -Se ha gastado todo. Eso.

Y yo tengo que solucionar. Siempre es lo mismo.

(ENFADADO) Se parece una niña. -Claro... claro.

Se parece, no porque parecer, en este caso, no sería reflexivo.

Parecer es reflexivo cuando expresas una opinión,

como "me parece mal", o para hablar

de parecidos entre personas concretas: "me parezco a mi madre".

-Yo no me parezco a mi madre. Eso me parece muy mal.

-Muy bien, claro que sí. Los dos reflexivos.

-Es eso. Ella gasta todo y yo tengo que solucionar.

(HABLA EN INGLÉS)

-Nicolás,

"no more English, ok?" (NICOLÁS) (SUSPIRA)

-Frases sencillas. Venga, frases sencillas.

Venga, en español pero con frases sencillas.

-Este soy yo, ¿sí? (ELLA) (ASIENTE)

-Esta es mi madre.

Ella quiere que yo resuelvo todos sus problemas siempre.

¿Entiendes? Siempre es lo mismo, ¿entiendes?

Ahora ella viene a España "even if". -Aunque...

-Aunque yo tenga trabajo y tenga una vida y tenga cosas que hacer.

Pero a ella no importa, ¿entiendes? Yo le he dicho "mamá, no puedo.

Tengo una vida".

Ella, llorando, me dice "tú no quieres". Que no quieres, dice.

¿Sabes? Es muy fuerte. Ella no importa.

Ella no importa. Es así.

-Bueno...

A ver, "ella no importa" no sería.

Sería que no le importas tú a ella.

Es como el verbo gustar.

-Yo no importa.

-A ver, Nicolás, está todo muy bien.

Donde más fallas es en el subjuntivo, ¿vale?

¿Te parece si seguimos con el subjuntivo?

Acuérdate que vimos que hay un modo para expresar lo que nos pasa.

Está el modo indicativo, que es el modo de lo real, de lo que pasa.

Y está el modo subjuntivo, que es el modo de lo que nos pasa,

como el mundo de aquí.

¿Te acuerdas de alguna regla, Nicolás?

-No. -No te preocupes.

Yo te voy a decir una regla y tú vas a poner un ejemplo.

-Ok, vale. -Muy bien, venga.

Para expresar una emoción o un sentimiento.

Cualquier cosa que digas con "me gusta" o "no me gusta"

o "estoy cansado"... -Sí, estoy cansado.

Sí, estoy cansado. Estoy muy cansado, ¿entiendes?

-¿Estás harto? -Sí, harto. Sí. Estoy harto.

Harto de tener que hacer todo yo. Siento que no importo ya.

¿Sabes? Pues vete.

-Muy bien. Conjugado con el objeto indirecto.

Vale. Vamos a ver una segunda regla que es para dar deseos o esperanza.

Cualquier cosa con un verbo como quiero, necesito.

-Sí, necesito. Yo necesito...

necesito que no me pida cosas siempre.

Quiero que ella sea mi madre, no mi hija.

-Claro. -"C'est normal, non?"

-Para pedir cosas.

-Pido, pido, pido...

Pido que se quite de encima, "mon Dieu".

Pido que me deje mi espacio, mi trabajo, mi vida. Pido...

Pido que se vaya a la mierda.

-Muy bien, Nicolás. Está muy bien. Es la hora.

Para el próximo día te voy a pedir que me traigas un ejemplo

con cada una de las reglas, ¿vale? -Vale.

-Eso es. Muy bien. Que sí, que tú puedes.

-Adiós. -Adiós, hasta el jueves.

-Me gusta mucho cuando me dices que puedo.

-Claro.

Es que puedes, Nicolás.

Ya verás qué bien con el subjuntivo.

-Hola, ¿se puede?

-Ana, ¿qué haces aquí? -He estado consultando

la reserva de clases. Para mí sería beneficioso volver a las clases.

Contigo. -Tú tienes un nivel buenísimo.

No te hace falta. -Sí, sí. Hago errores.

Me conviene repasar, sobre todo ser y el pasado.

(Música burlona)

Esta ha sido la terapia gramatical de nuestro Certamen de Cortos.

Muchas gracias a Leticia Torres y a su equipo

por este inteligente ejercicio de cine sobre el lenguaje.

Esto es todo por esta semana. Nos podéis seguir

a través de nuestra web, en "Versión Española".

La próxima semana tendremos otra sesión doble

del mejor cine en español. Un beso muy fuerte. Chao.

(Música créditos)

  • De chica en chica (Presentación y coloquio)

Versión española - De chica en chica (Presentación y coloquio)

07 may 2017

Cayetana Guillén Cuervo presenta la película "De chica en chica" y un coloquio en el que participan Celia Freijeiro (protagonista y productora de la película), Cristina Pons (protagonista y coguionista) y la actriz Marina San José.

ver más sobre "Versión española - De chica en chica (Presentación y coloquio)" ver menos sobre "Versión española - De chica en chica (Presentación y coloquio)"
Programas completos (52)
Clips

Los últimos 747 programas de Versión española

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios