www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
3750739
No recomendado para menores de 12 años Versión española - Amor en su punto (Coloquio) - ver ahora
Transcripción completa

Toda buena historia de amor debe acabar con una puerta abierta

y con ese reencuentro, 10 años después,

de Bibiana y Oliver,

volvemos a nuestro plató para comenzar a charlar

sobre el amor, la comida y otras verdades

con nuestras dos invitadas de hoy.

Leonor Watling, buenas noches de nuevo.

Buenas noches.

Teresa de Pelegri, buenas noches de nuevo.

Buenas noches.

Guionista y directora de la película.

La verdad es que hemos pasado un rato maravilloso

y acabamos con una sonrisa gracias a este final abierto,

pero, de alguna manera, también cerrado,

porque ocurre lo que queremos que ocurra,

que eso es muy importante en una comedia romántica.

¿Tú crees que se van a dar Bibiana y Oliver una segunda oportunidad?

Yo sí, de hecho, les presionaba

para que fuera más evidente el final feliz, más obvio, más...

Sí, sí, a mí es que me parecía una pareja...

Como de "pobrecitos, que les vaya bien ahora".

(Música)

Era justamente eso, queríamos que quedara abierto,

pero dar indicaciones de que han pasado los años,

los dos han dado muchas vueltas, están mucho más tranquilos

y hay un momento en que el hijo de Oliver

le dice: "A lo mejor, ya no están juntos

y a ella le gustaría volver a verte", y él dice: "La vida no es así".

Eso era un pequeño apunte.

Después, me acuerdo también con los productores discutiendo,

porque nosotros queríamos que entrara la camioneta de los helados

en un momento determinado y dejar la cortinilla

y que ya no se vea nada más.

"¿Pero cómo vas a hacer el final así? Que es muy poco, que queda poco".

(RÍEN)

Necesitamos un beso. Claro.

Final romántico, "¿Como la camioneta de los helados?".

(RÍEN)

Me acuerdo que insistimos mucho y después, cuando lo vieron,

dijeron: "¡Ah, sí!".

(Música)

Qué bonito.

¿Crees que han madurado o han cambiado lo suficiente

como para poder caminar de la mano, ahora sí?

No lo sé. Yo creo que sí.

A mí me encantan los personajes.

Las imperfecciones que tienen son muy concretas de un momento.

Esa ambición que tiene Bibiana desparramada por el mundo,

o sea, la pareja en tal...

De repente está como más centrada. Es su ambición, y es la suya

y ella da un paso para habitar esa ambición

y ser responsable de lo que ella quiere de sí misma,

entonces, yo creo que sí.

Y Oliver también, tiene a su hijo, tiene...

No sé, creo que tiene una relación con su hijo,

un hijo te coloca, eres la persona que eres,

no es que te convierta en buena persona, pero...

Pero te hace ser de una manera concreta

y Oliver, que es también muy desparramado en sus...

En sus relaciones,

creo que como un hijo es así de estable,

te obliga a ser a ti también de una manera concreta.

-Además el hijo coloca a Oliver en el sitio de su padre,

que era el sitio en el que él nunca ha querido estar

y era del conflicto este que tiene, el niño hombre que no quiere crecer

porque no quiere convertirse en su padre,

entonces, al final, él es el padre.

-Creo que Oliver cambia mucho con el padre

que, además, a mí me parece que es un momento en la película...

Está tan bonito rodado...

Y él está tan bien...

Porque es difícil también, en una comedia,

como actor, es difícil, de repente...

Incluso aunque no seas actor de jugar el género que interpretas,

aunque seas actor, que los dos, Richard y yo,

éramos los dos muy parecidos en el sentido de...

El género es una cosa al margen nuestra,

nosotros hacemos lo que estamos haciendo,

pero incluso en ese contexto, si estás en un tono vital,

la comedia tiene como una energía mucho más arriba

y rodar como actor esa escena tan... Tan...

devastada y él está tan centrado...

A mí es que me parece un gran actor, a mí me encantó trabajar con él.

"Amor en su punto" es, sin duda, género romántico

y, en este sentido, no le falta absolutamente de nada,

tiene todo lo que un género romántico necesita

y tiene un encuentro, un enamoramiento,

un distanciamiento, tiene un reencuentro...

Va pasando lo que el espectador necesita que pase

con los tiempos perfectos, ¿no?

¿Teníais claro, al ir escribiendo guion,

que ibais a ser fieles a este patrón?

El proceso no empezó tan clásico.

El origen del proyecto

era mucho más...

quizá no genérico.

El tema estaba allí, el tema del alimento,

el tema de las emociones y la comida y todo mezclado,

pero empezamos con querer hacer una película

que explicaba tres historias diferentes

en plan "Amores perros",

y el proceso de producción nos llevó...

Qué curioso, ¿eh?

Sí, nos llevó a hacer que la película fuera más género,

el proceso de desarrollo.

La verdad es que disfrutamos mucho el tener que escribir algo,

que es lo que tú decías,

con un esqueleto tan clásico de chico encuentra chica

y el truco es cómo aportar algo nuevo a este género y a esta historia

que se ha explicado 100 000 veces.

A través de la comida fue cuando intentamos que los conflictos

fueran no vistos antes, ¿no? -Gastronómicos.

-Que la batalla se librara en una cocina, en una mesa.

¿Qué queríais contar sobre el amor?

Queríamos explicar,

que es lo que dice Bibiana al final de la película,

que es desordenado, que no puedes planearlo

y que tiene que venir en un momento

en que estés preparado para recibirlo.

Un poco lo que dice Oliver...

-¿Dónde han ido a parar las palomitas?

Eso es el amor.

Nos damos cuenta de que estaba allí cuando ya no queda.

-El amor tiene que existir en un momento determinado

en que la persona esté preparado para decir "Sí, ya", ¿no?

"Ya he buscado todo lo que quería, ya explorado todo lo que quería,

ahora estoy tranquilito y ahora me pongo a querer,

que es un trabajo enorme".

-¿Cómo voy a vivir sin ti?

¿Piensas que esta historia de la que hemos hablado

es más común de lo que parece?

Es decir, ¿chico sensible con terror al compromiso,

chica bastante completa y bastante divina,

kamikaze en el sentido del amor?

Sí.

Disiento en lo de que es completa y divina,

creo que ella también es insegura y tiene descolocadas ciertas cosas.

Que es lo bonito, que son los dos imperfectos

y lo que me gustó mucho del guion también era eso,

que no hay un personaje perfecto

alrededor del cual un personaje desastroso

gira hasta que se juntan.

-Soy un desastre. -Es parte de tu encanto.

Es verdad.

Alguien impoluto y perfecto...

-Que solo soy una chica

delante de un chico

pidiendo que la quiera.

-Y otro que tiene que hacer el camino hasta llegar ahí.

-Soy humano. -Yo también soy humana.

-Hay muchas más personas que lo son. -Yo también soy humana.

-Lo dudo, porque eres demasiado perfecta,

demasiado estupenda, nadie está a tu altura.

-Normalmente, en el género, la persona perfecta es ella.

-Normalmente, sí.

-Él es un desastre,

el que se pone los pantalones del revés...

-Él es el gracioso... -Que no cree en el compromiso...

-Que transita...

-Pero la chica siempre es: "Espero a que se dé cuenta".

-Que seas la única persona a la que nunca he mentido.

Créeme, confío en ti más que en nadie en el mundo.

-Eso fue otra batalla que tuvimos.

Queríamos escribir un personaje femenino

que tenía sus propios problemas y que lo iba a hacer todo muy mal,

igual que él. -Claro.

-Tuvimos problemas, durante el proceso de desarrollo,

de toda esta gente que se mete en el proyecto...

-Los "opinadores". -Los "opinadores".

(RÍEN) -La gente de dinero.

Los financiadores creativos.

-Esa gente a la que amamos y nos gusta muchísimo que existáis.

Los financiadores creativos, es verdad, con grandes ideas.

Entonces, "no nos gusta ella".

"No nos gusta ella".

Y era un problema constante, "no nos gusta ella".

-Es que ya tiene cosas...

-No nos gusta ella porque es imperfecta.

Claro, es que no es mi mamá, mi hermana, mi novia...

Mientras que a él se lo perdonaban todo.

Qué mochila tenemos con eso.

Cómo no vamos a querer ser nosotras perfectas en todo

si se nos exige, subliminalmente...

Recientemente, Hillary Clinton decía:

"Yo no puedo hacer nada en el escenario

que no se me critique.

Si muevo los brazos, es porque los nuevos demasiado.

Si subo la voz, estoy gritando y doy miedo".

Esto lo hace un hombre y se dice que es apasionado,

que cree en la campaña, que está...

Ella decía: "Es complicadísimo comunicar como mujer".

-Lo que dicen que se lleva muy mal en la mujer es la ambición,

la demostración de la ambición.

Una vez que una mujer está colocada en un sitio,

no hay ningún problema.

Hillary ha estado en puestos muy importantes

y ha sido muy aceptada.

En cuanto una mujer muestra esa ambición,

es cuando la gente empieza a desconfiar muchísimo.

¿Cuál ha sido tu mejor y tu peor momento en la película?

Malos recuerdos dos. Siempre viene antes lo malo.

Uno, porque era muy difícil técnicamente,

y Doris Day, a la que yo no le tenía mucho aprecio, en principio,

ha pasado a ser una de mis heroínas. Que es la escena...

Estas cosas que hacían Rock Hudson y Doris Day

de doble pantalla, contestarse y hablarse...

-Oiga, oiga, ¿habla alguien ahí?

-Sí, estoy hablando yo, ¿quiere colgar, por favor?

-De acuerdo, pero esta es mi media hora.

-La conversación de teléfono, que yo estoy en una biblioteca

y Olivar, Richard, está en su cocina...

-O podríamos ir al cine. -¿A ver qué?

Aparte que fue el único día

que Dominic y Teresa se separaron como equipo de dirección.

Dominic me dirigía a mí por un tema de localización.

En un momento dado,

dije: "Necesito parar y salir a fumarme un cigarrillo",

que es la excusa como cool de "Necesito ir a llorar al baño".

(RÍEN)

-No puedo, o sea era...

No podía ni caminar, porque era una sincronización...

Tenía que ser...

Hablar en este momento, caminar... ¡Uf!

De repente, ahora veo una película donde hay pantalla partida y...

Y me pongo de rodillas.

-18 tomas, creo. -Sí, fue un delirio absurdo.

Los mejores... Es que hubo muchísimos.

Todos los demás. (RÍEN)

Qué bonito. Me encanta. Sí, de verdad.

Nos reímos tanto...

Todo el momento romántico de escenas...

como de musical,

como de: "Vamos a cazar caracoles y a pasear por el parque",

nos reímos tanto... Y la pelea de comida.

Me reí muchísimo.

¿Me puedes explicar esa secuencia cómo se rodó?

¿A toma única?

A toma única, dos cámaras,

todo el mundo cubierto de plástico, las cámaras cubiertas de plástico.

-La ensayamos mucho.

-La ensayamos mucho, la coreografiamos.

No es que se tuviera que hacer con toma única,

pero es que no había tiempo para hacer más tomas ese día.

Cambiar de vestuario, peluquería...

Era como que sí o sí.

La bordaron. La bordaron.

Y nos reímos mucho,

luego nos fuimos a tomar unas pintas con el pelo lleno de mayonesa.

-Una cosa, no sé si Leonor lo había hecho antes

o lo ha hecho después,

pero es la escena a oscuras en el restaurante.

-¡Bueno! Eso fue una...

-Eso lo rodamos con cámara térmica a oscuras.

¿De verdad? Ellos estaban absoluto, cero.

-Y luego cosas, claro,

que yo me salía mientras colocaban no sé qué,

y cuando volvía a entrar tenía la nariz fría,

entonces había que esperar porque estaba azul.

Claro, está todo negro, rojo, anaranjado y mi nariz azul.

"¡Corten!". Vamos a calentar la nariz.

-Para que dieran colores diferentes,

las bebidas y la comida tenían que estar a temperaturas diferentes.

Porque la cámara está registrando la temperatura de algo.

¿Y eso por qué lo introduces en el guion? ¿Lo viviste?

¿Lo has vivido en algún lugar?

Queríamos tener uno de los restaurantes,

que sí que los hay,

los restaurantes en los que comes a oscuras,

Hay uno que se llama Total Black Out, hay uno en Tel Aviv

y, realmente, allí cenas a oscuras, no ves absolutamente nada,

no sabes lo que te estás metiendo en la boca.

-Esto yo no lo recomiendo, en general.

(RÍEN)

-Queríamos retratar eso.

También es muy típico el momento en el que Oliver le dice:

"Vamos a vivir juntos", ella no le está viendo la cara.

-¿Qué expresión has puesto? No te veo la cara.

-Creíamos que eso era muy interesante.

Y rodarlo con cámara térmica, para divertirnos.

Antes estábamos hablando de la importancia de la comida

en la película

y, ¿por qué crees que está tan cerca el estómago del corazón?

Porque es un tema, te hablo de ello

porque es un tema que está en muchas películas.

La comida, la relación de la comida con los seres humanos,

con las relaciones afectivas,

y es un tema que el cine ha tratado muchas ocasiones.

Es un poco lo que decías tú de que buscamos una identidad

y que, a veces, la encontramos en lo que comemos.

Entonces, pasa a reflejar quiénes somos.

Comer es una experiencia sensual,

es una experiencia muy sensual, ¿no?

Involucra los sentidos, involucra... Entonces, en este sentido...

No sé, es como el sexo, es...

-Sí, y es emoción, ¿no? -Sí, sí.

Sí, sí, fíjate Bigas Luna,

cómo siempre andaba a vueltas con el aceite, con el ajo,

con la tortilla de patata, con los huevos...

Calcula las horas que nos pasamos en nuestra vida comiendo.

Son muchas. -Claro.

-Tres veces al día. -O preparándola o comiendo.

-Preparándolo, hablando de comida, comprando...

Alimentarnos nos tiran mucho tiempo.

Gran parte de ese tiempo lo pasamos con el compañero.

Entonces, es inseparable

con la vida sentimental y con la vida familiar.

-También es de las pocas cosas que puedes controlar individualmente.

Te da una sensación de control... Tú eliges qué comes.

El ser vegano y gluten free y lactosa free

es el control que tengo sobre mi...

Cuando todo lo demás es un caos,

por lo menos eso lo tengo supercontrolado,

lo que ingiero, lo que...

Decido yo, ¿no?

Es verdad, es verdad, tienen mucho de eso, sí.

Según parece, gusto y tacto son dos sentidos

que tienden a ir de la mano

dando lugar a todo tipo de historias de amor,

de las más dulces a las más amargas.

Vamos a repasar algunas.

(Música)

Lo único que sé hacer bien en esta vida

es lo mismo que todos vosotros y es cocinar.

-Y de pronto Sofía recupera los cuatro sabores

que tiene la vida.

Salado, ácido, dulce, amargo.

-¿A qué saben?

-A jamón, jamón.

-Bomboncitos de coco de Guatemala. Despertarán sus pasiones.

Todo su ser

se había disuelto en la salsa de las rosas,

en el cuerpo de las codornices

y en cada uno de los olores de la comida.

De esta manera, penetraba en el cuerpo de Pedro,

voluptuosa, aromática, calurosa y completamente sensual.

Está claro que la comida

forma una parte muy importante de nuestra vida

y de las diversas cinematografías, sin ninguna duda,

pero quizá no es uno de los atractivos principales

de las islas británicas. (RÍE)

Pues no. (RÍEN)

¿Por qué Irlanda? ¿Por qué Dublín?

Nosotros queríamos ir a un sitio donde Oliver no fuera la norma.

Ser un "foody" en España, ¿no? Ya, claro.

Entonces, él tenía que ser el raro,

tenía que ser diferente que su familia,

su familia tenía que pensar

que esto de que te importe cuánto rato has hecho,

has puesto el suflé y todo esto,

que era lo que dice el padre, una mariconada.

Entonces, tenía que ser en un contexto

donde esto todavía estuviera renaciendo.

Ahora hay mucha obsesión por la comida

en el Reino Unido y en Irlanda.

Gente como Jamie Oliver

se han convertido en héroes nacionales.

Hay un cambio en que la gente quiere cocinar,

entonces, compran muchos libros de cocina,

lo que pasa es que después no cocinan,

pero compran muchísimos... Qué gracia.

Y consumen programas de televisión que hablan de la cocina

y les gusta creer que sí, que podrían cocinar bien.

Hay bastante obsesión.

Entonces, en Dublín hay muy buenos restaurantes.

Todo esto está cambiando, está cambiando la mentalidad.

Quería preguntarte sobre la dirección a cuatro manos,

¿cómo se recibe, cómo se trabaja con dos directores, en la práctica?

¿Qué virtudes y qué dificultades aporta a un trabajo?

Para ti, como actriz.

Yo soy muy partidaria del trabajo en equipo.

Me parece que no tiene ninguna desventaja, en realidad.

A no ser que tengas un mal equipo o dos egos muy enfrentados

y les pilles en un mal momento,

pero creo que son todo beneficios.

No sé, era... Aparte, en realidad, es verdad

que tenéis un cerebro, un disco duro,

daba igual a cuál de los dos le preguntaras.

Lo que decía de reacciones viscerales es que era tal cual.

Yo salía con una camisa puesta y hacían los dos...

Cada uno a su manera,

porque Dominic es más inglés y más educado, entonces era como...

Y tú eres más... -Más bruta.

-Pero era visceral.

Muy bien, la verdad.

Todas las experiencias que he tenido

con duplas creativas siempre han sido muy buenas.

¿Cómo repartís trabajo a la hora de dirigir?

Es verdad que nos lo repartimos.

A la hora del guion, no, porque tienes más tiempo

y puedes discutir muchas cosas,

pero en el rodaje no hay tiempo de discutir

y no va a estar el equipo esperando

hasta que estos dos se pongan de acuerdo.

Entonces,

bueno, Leonor nos puede decir si es verdad o no,

pero siempre pensamos que los actores prefieren

que venga una persona a decirles, a hablarles,

que no vengan dos personas a hablarles.

Entonces, en ese sentido,

Dominic, normalmente, es el que va a hablar con los actores

y yo me encargo un poco más de todo lo que es el tema visual,

cámara, planificación y todo este tema.

Entonces, está todo superhablado por adelantado

y después de cada toma, sabemos que tenemos dos segundos

para decir: "Sí, no, esto, aquello", entonces, salimos los dos disparados,

uno a hablar con los actores

y otro a corregir lo que haya ido mal a nivel de cámara.

Nos lo repartimos un poco así

y, la verdad, es que... Funciona.

Creo que funciona.

Pues mucha suerte a las dos,

muchísimas gracias por haber estado aquí

y por haber compartido con nosotros esta película tan preciosa

que hemos visto hoy. Muchas gracias a las dos.

(AMBAS) Gracias.

Ahora nos vamos con el grupo de Raúl Cimas

y con nuestro "Cine Low Cost".

Llevaba tiempo sin poder pegar ojo.

Uno de mis pupilos más avanzados

llevaba tiempo sin venir a mi curso de cine.

En una comedia romántica, ¿qué papel te gustaría interpretar?

-El del amigo.

El del amigo que hace que el protagonista

haga las cosas bien

y el de cuando está deprimido o cuando está hecho polvo,

le arrastra y lo lleva de nuevo a la racionalidad.

Me encantan esos papeles de tío cojonudo.

Ese en el que un amigo hace lo que sea por ti.

-Pero ¿tú te has visto en el espejo?

He traído bebida isotónica.

Sabía que estarías aquí.

-Es mi rincón favorito, ¿sabes?

He estado en la Compañía de Teatro Nacional

y he hablado con todos los productores.

Y lo cierto es que tú eres el único que me da trabajo como actor.

Pero no me gusta "Cine Low Cost". Me parece ridículo y cutre.

Me quiero tomar esto en serio.

No me imagino a Fernando León mirando "Cine Low Cost" y diciendo:

"Quiero contar con este tío".

Asumo que estoy demasiado mazado para estos papeles.

-Mira, Mazado, tenemos que hacer una pieza

sobre la película "Amor en su punto".

Hace falta una chica,

que se enamora de intelectuales de baja catadura moral.

Eso lo hará mi portero.

Un galán, crítico culinario, un papel hecho para Paco.

-Bien, Bibiana, ¿cómo empiezas?

-Se enamoran con la clásica escena de la peleílla en la cocina.

-Pero se echan los cereales,

luego la leche y al final el Cola Cao.

(Música)

Bien, este galán tiene un matrimonio de amigos

y el papel de amigo lo harás tú.

Es el papel de tu vida, Mazao.

-Mira, Raúl, de pequeño me encantaba comer

y estaba casi tan gordo como tú,

pero gracias a mucho esfuerzo y sacrificio, ahora estoy así.

No pienso perder ni un gramo de músculo,

así que tengo asumido

que si alguna vez salgo en una película,

será conduciendo una pickup.

-Está bien,

entonces seremos nosotros los que hagamos de mejores amigos.

(Música)

El del amigo

que hace que el protagonista haga las cosas bien

y el de cuando está deprimido o cuando está hecho polvo,

le arrastra y lo lleva de nuevo a la racionalidad.

Con esta nueva lección magistral

nos despedimos hasta el próximo domingo.

Os esperamos para seguir compartiendo

el mejor cine español reciente.

Hasta entonces, un beso muy fuerte. Chao.

(Música créditos)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Amor en su punto (Coloquio)

Versión española - Amor en su punto (Coloquio)

10 oct 2016

Cayetana Guillén Cuervo presenta la película "Amor en su punto" y un coloquio sobre la misma.
En el coloquio, moderado por Cayetana Guillén Cuervo, participan Teresa de Pelegrí, coguionista y codirectora y su protagonista femenina, Leonor Watling.

ver más sobre "Versión española - Amor en su punto (Coloquio)" ver menos sobre "Versión española - Amor en su punto (Coloquio)"

Los últimos 726 programas de Versión española

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
Recomendaciones de usuarios