Presentado por: Cayetana Guillén Cuervo Dirigido por: Félix Piñuela

Programa de difusión y promoción del cine español y latinoamericano. Presentado por Cayetana Guillén Cuervo, pretende ser un punto de encuentro entre los profesionales del cine nacional y su público. ''Versión española'' incluye coloquios y emite cortometrajes.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.7.3/js
3912081
No recomendado para menores de 12 años Versión española - Requisitos para ser una persona normal - ver ahora
Transcripción completa

Carlos Romero.

Marta Rubial.

Mara García.

Pablo Guerrero.

María de las Montañas Enríquez.

Tiene muy buen currículum, María de las Montañas.

Gracias.

¿Cuál sería su primera acción en la empresa si la contratamos?

Bueno, llegar a mi hora al trabajo.

(CARRASPEA)

Hacer un estudio de mercado,

incluyendo todas las redes sociales,

los targets destacados y focalizar los recursos en el más fuerte.

¿Qué tipo de persona es usted?

Una persona... normal.

¿Y qué es una persona normal?

Una persona normal es aquella que...

tiene un trabajo,

una casa,

una pareja,

aficiones,

vida social,

vida familiar...

¿Diga?

Feliz Navidad.

Y que...

que es feliz.

¿Y usted cree que cumple todos esos requisitos?

Todos.

Claramente.

(VOZ EN OFF) "Me llamo María de las Montañas

y mi vida es un desastre.

En 1985 nacieron en España más de 500 000 niños.

Entre ellos yo.

Lloré mucho al nacer y no paré hasta que me pusieron las pulsera.

Las hay de distintas formas y colores pero todas la misma función:

etiquetarte.

Supongo que saber quien era me dio paz.

Y esta soy yo hoy.

Ya no tengo pulsera identificativa,

más allá de una treintañera en paro que creía que al acabar la carrera

se comería el mundo. ¡Uy!

No ha sido así.

Con licenciatura en Marketing, curso de inglés online

y el máster en Publicidad lo mejor que he conseguido...

es el carné del paro.

Aunque creo que está caducado.

¿Por qué voy cargada con maletas?

No, no me voy de viaje a ningún sitio, ya me gustaría.

Es que me acaban de echar del piso en el que vivía por no pagar.

Claro que les debía tres meses ya.

Así que me va a tocar volver al último sitio al que me gustaría.

A casa de mi madre".

¡Hermanita! ¡Hermanito!

Qué alegría de verte, estás muy flaca.

¡Y tú más guapo!

Espera, que te abro.

"Este es Álex, mi hermano.

Siempre ha tenido las cosas mucho más claras que yo.

A los 7 años nos dijo que era gay.

A los 18 que ya tenía trabajo.

Hace poco le reeligieron presidente

del club de fans de 'Crepúsculo'".

¡Ey, guapo!

¿Qué? Bien.

Mamá se va a alegrar un montón de que vuelvas a casa.

Bueno, es temporal, ¿eh, Álex?

Solo hasta que encuentre trabajo, luego me voy.

Oye, ¿no está en casa?

No, está en una reunión de vendedoras de Thermomix.

5 años vendiendo Thermomix.

No me puedo creer cómo pasa el tiempo.

Pues créetelo. -Este año he batido mi propio récord,

10 máquinas en un mes.

Sí, pero no has llegado a las 20 de María Eugenia.

A ver qué excusa le pongo a mi marido mañana.

Por eso yo no tengo.

(Móvil) Perdonad.

Álex, cariño. "Hola, mamá".

"Tengo una noticia, María ha vuelto a casa".

¿Y está bien?

"Claro, claro que está bien".

¿La has notado rara?

"Qué va. Qué cosas dices, mami".

"¿Quieres que te la pase?". No, no me la pases, no.

Yo llego enseguida.

Un beso.

"Esta es mi madre, Bárbara.

Hace tiempo que no hablamos.

Desde que se quedó viuda vende Thermomix.

Le gusta la música clásica, jugar al solitario y...

no se mucho más de mi madre.

La última vez que hablamos

fue porque se me disparó el móvil sin querer".

(Música dramática)

Y dígame...

¿qué tipo de persona se considera usted?

(Continúa la música)

(Puerta)

¡Buenos días!

¡Despierta, que tenemos que ir a mi jefa!

No te dejes el currículum.

Y no te duermas. Ay...

Primer requisito: tener un trabajo.

Me guardo aquí tu currículum. Vale.

De todas formas mejor que lo envíes por la web.

Vale.

¡Hasta luego! Hasta luego.

He hecho Marketing pero me podéis considerar para el puesto que sea.

En cualquier cosa, no te preocupes. Gracias.

Hasta luego. Adiós, Álex.

Gracias, Paula.

Estás muy guapa.

Gracias.

A ver si te llaman. ¿Me esperas y comemos juntos?

Claro. ¿Aquí vendéis bombillas? Claro, hermanita.

Hola. ¿Necesitas algo?

Ah... no.

¿Seguro? Sí, sí, sí.

Estoy bien. Gracias.

¿Seguro que no puedo ayudarte?

Bueno, es que estoy buscando una bombilla

para mi lámpara de escritorio.

Pero no sé qué luz dan estas bombillas exactamente.

Eh... exactamente 15 vatios.

Y 15 vatios, ¿cuánta luz es?

Mmmm...

Apaga y enciende. Sí, si eso es lo que...

Mira, ¿ves?

Pero es que no se ve la diferencia realmente.

O sea que para poderlo valorar

deberíamos estar a oscuras aquí, ¿no?

Tendrían que estar todas estas lámparas apagadas,

y entonces nosotros encender y apagar para...

poder ver la diferencia.

¿Nunca lo habías pensado?

No.

No pasa nada. ¿Necesitas algo más?

No. Vale.

Oye, ¿tú sabes si mamá usa el coche de papá?

Sí, pero no lo mueve.

¿Ah, no? No.

Pero cuando está triste

va al coche para pensar.

Vaya...

¿Puedo hacerte una pregunta? Claro.

¿Cómo sabes si alguien te gusta de verdad?

Pues supongo que... bueno, que...

cuando estás con esa persona...

¿Te gusta alguien? Creo que sí.

"No recuerdo la última vez que alguien me gustó de verdad.

Está mi historia con Guillermo Conde Sánchez

en sexto de E.G.B.

Ya, hace mucho tiempo de eso.

Siempre me pedía los apuntes y me ponía roja al pasárselos.

Un día en el último tema de mates

me atreví a dibujarle un corazón y le escribí: me gustas.

Y no sé por qué pero nunca más me los volvió a pedir.

Ese día entendí

que las declaraciones de amor no son mi fuerte".

No me cuentes tu vida, el informe económico era para hoy.

¡Ay, lo siento! Perdón.

Perdona.

Esto... Esto...

(CARRASPEA)

No son para mí. Ni estos para mí.

Obviamente.

Obviamente.

"Sonríe. Funciona".

"El poder está en ti".

"Vivir feliz".

¿Y qué es la felicidad?

Pues no lo sé. Bueno, por lo menos estás flaca.

El peso no da la felicidad. La típica respuesta de flaca.

Tú no sabes lo que es estar siempre a dieta.

Tarta de zanahoria con extra de nata por aquí.

Un café.

¿Me puedes traer sacarina a mí? Sí, claro.

Para compensar.

(Móvil)

(Móvil)

¿No lo coges?

Eh, mamá... Sí.

No, porque es que...

Me he encontrado con un amigo...

¿Qué amigo?

Tú, ¿no?

¿Quieres ir a cenar?

Si es una ensalada sí.

No, no voy a ir a cenar.

No, voy a ir con Borja.

Pues... un amigo.

Y al final qué bombilla cogiste.

La de 15. Ah.

Vale, ya me contarás qué tal la luz.

Ya te contaré cuando la vea a oscuras.

Claro, claro. ¿Qué pasa?

¿Te cachondeas de mí? Qué va.

Solo de tu manía de encender y apagar las lámparas.

Es una manía que funciona. Depende.

Pero esa lista dónde la has leído.

No la he leído en ningún sitio.

Me lo preguntaron en una entrevista de trabajo.

No lo había pensado antes.

Yo solo cumplo la mitad.

Eres medio normal.

Bueno, no está mal.

¿Y tú? Yo no cumplo nada.

¿Nada? Nada.

Cero patatero.

Pero... gente como el Papa, por ejemplo, tampoco cumple nada

de la lista.

Bueno, el Papa es el Papa, tiene derecho a no ser normal, ¿no?

Visto así... Claro.

Aunque está casado con Dios... No, no, no.

Son las monjas las casadas con Dios, el Papa no.

¿Y por qué no? Yo qué sé.

Pregúntaselo a él.

Este sitio te va a encantar.

Aquí tenemos mesa fijo.

¿Aquí? ¿Verdad?

Por supuesto.

(HABLAN HINDÚ)

María, Nagandi.

(HABLAN HINDÚ)

Encantado. Igualmente.

Qué rica esta pizza. (ASIENTE)

Pues sí.

Entonces para ayudarte con tu lista

quieres que te busque piso.

Sí. Bueno, un estudio me sirve. Vale.

Pequeñito. Trabajo.

Que no sea de becaria, por favor.

Novio.

(ASIENTE) ¿Cómo lo quieres el novio?

Normal. Normal.

Supernormal.

Pero si es normal según tu lista tendría pareja.

Ah, claro.

Pues que cumpla un 80 por ciento

de la lista. Vale. Vale.

¿Qué?

¿Te ves capaz de convertirme en una persona normal?

Sí.

¿Y tú te ves capaz de adelgazarme?

Claro.

Sí.

¿Tenemos un pacto?

"Quid pro quo".

"Quid pro quo".

A ver, María de las Montañas,

empezamos nuestro "quid pro quo".

Primer punto: vida social.

No me apetece este punto.

Algún amigo tendrás de la Universidad.

No. Venga.

Estudié a distancia.

Pues de BUP o de COU.

No hice BUP, fui la primera ESO. ¿Sí?

Ya estás. Yo fui el último COU.

¿Ah, sí?

Dicen que salíais mejor preparado. Totalmente.

No me cambies de tema, alguien del Instituto...

No mantengo contacto con nadie.

¿Nadie? No.

¿No? (NIEGA)

Voy a hacer una cosa.

¿Qué vas a hacer? Voy a buscar

un contacto en tu móvil

y voy a llamar al azar. No, no, no, no.

No, no.

Cristina Pi. No, Cristina Pi no.

Está llamando...

Cógelo. ¿María? ¿Cristina?

¿Quién? Yo soy María.

María Enríquez Conde.

¿Quién?

Del Jordi Sant Jordi. ¿Del Instituto?

Sí. Anda...

¿Te acuerdas? No.

No caigo. El...

Íbamos a la misma clase.

Si no me das más pistas.

¿Te acuerdas un fin de curso con baile de los alumnos?

Ajá.

¿Te acuerdas que hubo un número de Vicky Larraz?

¿Quién es Vicky Larraz?

La cantante de Olé olé.

La primera, no Marta Sánchez. La auténtica.

Bueno, da igual. En ese número. Sí.

Hubo un accidente con una catana.

¿La Samurái?

Sí, soy yo. Qué bueno.

(ASIENTE)

Y estaba aquí y, bueno, a ver qué hace Cristina.

La voy a llamar que guardo su teléfono de la cena de exalumnos

que no fui pero... Sí.

¿Y qué tal? Muy bien.

¿Te apetece que nos veamos la semana que viene?

Sí, claro, me encantaría.

Voy con los niños a los jardines de Montjuic.

Me encantan los jardines. Perfecto. Pues nos escribimos.

Vale. ¿Cuál es tu nombre de Facebook?

¿Mi nombre en Facebook...?

Díselo. No tengo.

¿Cómo que...? Invéntate uno. ¿Cómo?

María Zanahoria.

Qué original.

Pues te escribo.

Vale. Un beso.

Mi abuela tiene Facebook.

Y yo tengo una tarde de amigas con Cristina Pi.

Primer objetivos: establecer contacto.

¿De qué vamos a hablar?

Eso ya lo verás. No voy a tener tema.

¿Qué pasó en la fiesta fin de curso?

No sé de qué me hablas. Dímelo, dímelo.

Por favor... No pasó nada.

¿Mataste a alguien? No.

María Zanahoria, por favor... ¡Vamos!

Por favor, dímelo. Ahora toca tu "quid pro quo".

Empezamos.

Escaleras.

¡Venga, Borja!

¡Va, va, va, va!

¡Uno, dos! ¡Uno, dos! ¡Uno, dos!

¡Borja!

(Música animada)

(GRITA)

Esto es más de mi nivel.

Es así.

No es un paquete. Es vertical.

¿Y para qué sirve?

Es una bola de energía.

Borja, ¿has traído la comida basura de tu casa?

¿Ya?

¿Esta es toda la mandanga que tienes?

Sí. ¿Seguro que no tienes más?

Seguro.

Prefiero ir a tu casa y comprobarlo.

¿A mi casa? (ASIENTE)

Es que comparto piso y así sin avisar...

Gracias por las magdalenas, abuela.

Caseras, muy buenas.

Pero tiene que darle de comer sano a su nieto.

Cuando va a su bola se quita el sonotone.

¿Quién le iba a decir que no? ¿A una abuela? Nadie.

¿Quieres ver la casa? (ASIENTE)

Venga.

Por allí está la zona recreativa.

Vamos a la cocina primero. Joder...

Mi turno, vamos con lo fácil:

aficiones.

Tocar un instrumento.

Pintar.

¡Charán!

La papiroflexia.

Tejer.

Cocinar.

Hacer puzles. Nadar.

Ir en bici. Correr.

Tejer.

El sexo.

Ni de coña.

¡Lo tengo! Ver culebrones

con mi abuela.

(TV) "No me dijiste que el muchacho fuera tan joven.

Ay, papito, no me digas que después de viejo te pones prejuicioso.

Entiéndeme, yo lo que quiero es estar tranquilo.

Te amo, Renata".

(Puerta) ¡María!

¡Ya voy!

Me voy a la cama que no me encuentro muy bien.

Nos vemos mañana.

Buenas noches.

(Móvil)

A ver, espera, porque la bolita está delante.

No puede ser porque tú eres la bolita.

¿El destino no era la bolita?

Hay dos bolitas. Ah...

Si doy vueltas sombre mí misma la bolita cambia de color.

¡Es aquí!

Marca tienda de animales. La señora dijo que al lado

de la tienda de animales. ¿Seguro?

¡Espérame!

(LADRAN)

El loft es independiente pero tiene acceso por la tienda.

¿Y si está cerrada? Yo te doy una llave.

Y dime ¿a qué te dedicas? Es por la nómina...

para el alquiler del piso. A Marketing y Publicidad.

Ahora estoy en época de transición laboral...

Aquí es, se ve muy rápido.

A ver, loft quiere decir

una vivienda que no tiene tabiques separadores.

Si tuvieras otros presupuesto...

te podría alquilar el piso de mi hija Desi ahora.

Tiene unos 60 metros

con dos habitaciones por si queréis tener hijos.

No, no, no, nosotros no... Nosotros no...

Es para ella. Anda, anda, que se os ve la mirada.

(RÍEN)

Bueno, aunque quisiera no podría permitírmelo, estoy sin trabajo.

¿Me dijiste que te dedicabas a Marketing y Publicidad?

Pues tengo un trabajo perfecto para ti.

¿Cuándo puedo empezar? Cuando quieras.

Ya.

¿Qué hay que hacer?

Nuevo sabor vainilla, a tu perro le sentará de maravilla.

Nuevo saber vainilla, a tu perro...

Mire, mire, mire, le sentará de maravilla.

¿Quieres una galleta? Mira.

¿Quieres una galleta?

¿Quieres una galleta? Nuevo sabor vainilla, a su perro...

Es para perro, ¿eh?

¿No te importa que le haga una foto? No, claro.

Papi, hazme una foto con la galleta.

¡Eh, toro!

¡Nuevas galletas...!

Que te diga cuantos vatios tiene en realidad nos da igual

porque no tenemos perspectiva para saber cuanta luz da.

Da igual los vatios, no lo sabemos.

Porque no tenemos perspectiva.

Tendríamos que apagar todas las luces de todo Ikea

para poder entender qué luz da, ¿entiendes?

¡Galletita fresquita del día, caballero!

¡Caballero! ¡Caballero!

¡Ay! ¡Uy! Pero...

¡Quita!

Pero, bueno, quita...

¡Perro, cabrón!

¡Perro salido, guarro!

¡Se lo voy a decir a mi madre!

¡Mateo! ¡Te he dicho que no salgas corriendo detrás de Chicho!

Perdón, ¿te ha molestado? No, no, no, no.

¿María?

María de las Montañas.

Cristina... Qué fuerte.

Fortísimo. Qué casualidad.

Hablamos el otro día y justo nos encontramos.

(RÍEN)

Estás...

Estoy haciendo un estudio

para ver cómo afecta a una marca la representación de un producto.

Los de Marketing estamos un poco... Ya lo sé.

Mi marido trabaja en publi. Sé de qué me hablas.

Voy al club, ¿te dejan escaparte 15 minutillos?

No sé yo.

¿Quieres una galleta? No, gracias.

¿Has comido?

En realidad iba a apuntarle a judo

pero me decanté por el tenis, es menos violento.

Le encanta Rafa Nadal. Perdona. Claro.

¿Dime, amor? Para ella.

No pueden al final. Tómatela antes de que se le vayan las vitaminas.

Así descanso un poco.

Vale, un besito.

Y yo a ti. Adiós.

Perdona.

Es que mi marido inaugura una galería de arte

que ha abierto con unos amigos.

Mis padres no se pueden quedar con los niños y estaba agobiado

por si se me había olvidado. Ahora trabajo desde casa.

Me tiene estresada.

Pero no me importa. Estoy muy feliz.

Se te nota.

¡Chicho, para!

Perdóname, nos ha salido muy macho y se agarra a lo primero que pilla.

Como no te portes bien no vas a tener tu cita con Pitufa.

¿Es su...? Novia.

Tiene novia y todo. Sí.

Es deportista también.

A veces hace de recogepelotas en los partidos.

Más mono. Es el rey de la casa.

Perdona, que no paro de hablar yo.

¿Y tú qué tal? ¿Vives por aquí?

¿Tienes pareja? ¿Hijos? Cuenta. Javi.

Oye, entrenamos la semana que viene.

¿Y de amores cómo vas?

Ahora mismo no...

¿No?

¿Y tus padres cómo están?

Mi padre murió.

Vaya, lo siento. No pasa nada.

¿Y tu madre? No, mi madre no.

(Móvil)

Amor...

Sí, ya he mandado todas las invitaciones.

Sí, la de Gustavo también.

Oye, Gustavo, venía solo, ¿no?

(RÍE) No, por nada.

Oye, te dejo que estoy con una amiga.

Estaba pensando...

¿a ti te hacen gracia las citas a ciegas?

(RÍE)

(RÍE)

(RÍEN)

(TOSE)

Muy bien. Respiramos relajando la parte abdominal. Muy bien.

Soltamos, soltamos...

La mente también la soltamos, que fluya.

Las emociones tienen que salir, deja que salgan.

Nos hemos metido en terapia.

Es que eso lo hace la gente con problemas.

Qué va, a terapia va gente normal.

Deberías ponerlo en tu lista.

(TODOS) ¡Yo para ser feliz quiero reír!

Que rime, por favor. -(TODOS) ¡Yo para ser feliz

quiero reír!

Ayer me encontré con Cristina Pi. ¿Y?

Superbién. Es supernormal.

Tiene un marido majísimo,

los padres le hacen de canguro del niño, Mateo,...

La risa vocal es la más contagiosa de todas.

Me va a presentar a un chico, Gustavo, y es encantador.

Probamos.

(RÍE)

¡Uno, dos, tres!

Cuatro... Abrimos abdominal, bien.

¡Otra vez! ¡Uno, dos...!

Acá tienen estos globitos

Para el próximo día quiero que me hagan el siguiente ejercicio:

quiero que los inflen, agarren un rotulador y escriban

todo aquello que les provoque angustia, que les dé tristeza,

pena... ¿Sí?

Lo meten el el globito, lo anudan y lo lanzan al aire.

¿Está claro? -Perdón.

¿Sí?

¿A mí me puede dar dos bolsas?

Por supuesto, ¿cómo no?

Pues yo pensaba que a los 30 mi vida sería distinta.

¿Distinta a qué?

A como es ahora.

¿Tú no?

No.

No pensaba que a los 30 volvería a casa de mi madre.

Pues yo vivo con mi abuela.

Así que... Ya.

Estamos igual.

Es distinto porque te llevas bien con ella.

Hombre, es imposible llevarse mal con mi abuela.

Eso no tiene mérito.

Venga, ya sabes qué toca ahora...

vida familiar.

Prueba con el parchís, es muy de familia unida.

¿Queréis jugar al parchís?

Necesitaré dos más.

A nombre de Pavías y Barroso.

En la misma calle sí.

¿Tú crees que nos convertimos en copias de nuestros padres?

No.

Porque mi padre y mi hermano están delgados.

¿Y tu madre?

También.

A lo mejor eres adoptado.

Cambio.

Pues mi madre es un misterio para mí.

Nunca sé realmente qué siente.

O qué piensa.

¿Y por qué no hablas con ella?

¿Tú tienes conversaciones profundas con tus padres?

Es que nosotros somos gallegos y nunca se sabe muy bien

de qué hablamos. Ya.

¿Y a tu padre te pareces?

Cambio.

"Recuerdo el día que hicimos esta foto.

Ese día fuimos de excursión a Montserrat.

Comimos hamburguesas y nos dejaron comer chuches.

En el camino de vuelta mis padres discutieron

para variar.

Podían discutir de cualquier cosa.

El tiempo, la comida,

lo que daban por la tele, la banca...

Una bombilla, el cordón de los zapatos. Una falda corta,

un bistec hecho, un 'eres una mala madre',

'no sirves para nada'.

'Eres una inútil, una imbécil'.

Después de cada discusión mi padre se iba a su despacho.

Y mi madre se encerraba en el coche".

(Música dramática)

(HABLA SUECO)

(Timbre)

(HABLA SUECO) ¡Hola!

(HABLA SUECO) ¿Qué dices?

Estoy con mis clases de sueco. ¿Y eso?

Por si me sale curro en la central de Estocolmo.

Cada año sale una plaza de intercambio.

¿Y tú qué? ¿Hablaste con tu madre? No he tenido tiempo.

Para hacer ejercicio he traído la consola.

Ni consola ni consolo. A ver, trae.

Tú diseñas mi avatar y yo el tuyo. ¿Qué tal tu curro de salchicha?

Es de galleta, guapo. ¿Qué tal?

Muy bien.

¿Y dónde está tu abuela?

De eso quería hablarte. ¿Qué ha pasado?

No es mi abuela.

¿Cómo?

Un día la ayudé a subir la compra

y estaba buscando piso, entonces me dijo

que si me quería quedar,

una cosa llevó a la otra y al final

ahora cree que soy su nieto.

¿Esto es en serio?

Me ahorro el alquiler y a cambio le limpio la casa,

le hago la comida,

le hago la compra, la ducho...

¿Qué? Es un "quid pro quo" como el nuestro.

¿No?

Vamos a jugar.

¿Y la duchas cada día? No quiero hablar de esto.

¡Eh, yo no estoy tan gordo!

Ni yo soy tan cabezona. Anda que no...

¿Esas tetas son una indirecta? Tus tetas son perfectas.

Me has mirado las tetas. Si hablamos de tus tetas, las miro.

Si hablamos de tu pie, te miro el pie.

Me las has vuelto a mirar. Podemos hablar de la pantalla.

Podemos.

Aunque tus pies también son muy bonitos,

he de decir.

¿Qué te gustan más, mis tetas o mis pies?

Tu cabeza.

Y el culo.

Vale, yo he tragado, espirado...

Pero la venganza se sirve en plato frío.

No es así.

"La venganza es un plato que se sirve frío".

La venganza es el plato... Es lo que acabo de decir.

Ya me estás liando. Que sí.

Es: "La venganza es un plato...".

La venganza es el plato...

Es el plato que se sirve frío.

La venganza es el plato y se mete en la nevera.

¿Qué dices de la nevera?

¿Qué pasa, tortolitos?

¿Qué haces espiando a tu hermana?

Asegurarme que tiene citas con chicos guapos como tú,

bombón.

Esto no es una cita, Álex. Pues lo parece.

¿Mañana curras? Sí.

Y tú también. Mañana vamos a hablar tú y yo.

Mañana empiezan las convocatorias de Suecia.

Que sí... Venga, a dormir.

Adiós...

Adiós.

Esto no es una cita, ¿no?

¿El qué? ¿Esto? No sé.

No, no. Ah.

Hemos estado toda la tarde jugando a la consola.

Ya.

Es verdad.

No es muy de citas. No.

¿Quedamos mañana? Mañana.

Vale. Venga. Hablamos.

"Quid pro quo". "Quid pro quo".

Adiós. Adiós.

(Música animada)

Eso te lo acabas de inventar. No.

Es lo típico que hace todo el mundo

pero nadie se atreve a reconocerlo.

No sé, Borja.

Lo has hecho. No.

Confiésalo. Que no.

Lo has hecho.

Confiesa.

A ver... A ver...

Puede ser que alguna vez, solo alguna vez,

justo después del acto en sí,

haya hecho así con el edredón. ¿Y...?

Y al hacerlo me haya venido el olor

y no me haya molestado. Te haya...

Y me haya gustado un poquito.

Mucho. Te haya gustado mucho.

Y seguramente hayas aspirado hondo.

Es un horno holandés, lo hace todo el mundo.

¿Sabes qué es un horno holandés?

Te tiras un pedo, te tapas con el edredón

y generas un microclima.

Bienvenida al club.

Gracias. Ahora te traigo el carné.

Gracias. Y lo firmas.

Y nos tiramos un pedo para sellarlo.

Ahí es cómo lo firmas. Gracias.

¿Y esto?

Una sorpresa.

De Nagandi y mía.

¡Toma!

¿Pero...? Hoy te puedes saltar la dieta, ¿no?

¿De verdad? Claro.

Mensaje de Gustavo, el de Cristina Pi.

No pierde el tiempo.

"Hola, María, soy Gustavo.

¿Te vienes a la inauguración de la galería de Pablo?

Me encantaría conocerte. Un beso".

¿Y ahora qué hago?

Dile que sí.

Esto es ahora, en una hora. Dile que sí.

Déjame.

"Dame la dirección y allí estaré".

Me pondré guapa.

¡No pongas esto! No lo he puesto.

"Venga. Un beso". Emoticono.

Te gustan los emoticonos, ¿eh? Mucho.

Bueno...

Ya lo tienes. Que llegas tarde.

Tienes que ir a casa, ponerte guapa, más guapa

todavía de lo que estás. Gracias.

Ponte pendientitos, perfumito...

Las trenzas déjatelas, te queda bien.

¿Me quedan bien las trenzas? Sí.

Venga, eres mi campeona.

Puedes hacerlo.

Un punto más en la lista.

Vamos.

Estás cumpliendo con tu deber. Venga.

Adiós. Adiós.

Es de una belleza extrema pero tiene una profundidad...

¿Cómo?

Es que es la obra...

Está muy interesante.

Gustavo, estoy delante de un cuadro...

Supongo que es un útero, en teoría.

Llevo un vestido blanco

con unas tiras y unas trenzas.

Y... Te sienta todo estupendo.

¡Ay! Hola... Perdona, ¿eh?

No, nada... Te he visto aquí...

Gustavo, ¿no? Sí, claro. ¿Qué tal?

Bien, muy bien. Sí, sí.

Muy bonito el espacio. ¿Verdad?

Sí. Sí, sí, sí.

Pablo escogió bien el sitio. Le costó pero al final acertó.

¿Lo conoces?

Lo acaban de inaugurar, ¿no?

No, digo a Pablo, al marido de Cris.

Ah, vale, claro.

No, no lo conozco. Nada, nada.

Es un tipo encantador. Menos cuando le ganas al pádel.

Tenemos un campeonato amateur.

Quedamos después de currar y mira...

Echamos unos partidos que sientan bien en unas pistas al lado de casa.

A veces viene mi hermano que vive cerca y es un crack.

Te lo digo.

Uy, estoy hablando mucho.

Estoy un poquito nervioso.

Es mi primera cita a ciegas, ¿no? ¿Sí?

Sí. También la mía.

¿Ah, sí? Sí.

Perfecto. Empatados.

Sí... Bueno, "deuce".

¿El...? "Deuce", como en el pádel.

Ah, claro. Es cuando...

Cuando... Claro. Exacto.

Echamos un vistazo, ¿sí? Vale.

Y háblame de ti, ¿tienes hermanos?

Esta es mi favorita.

¿Y esa planta?

¿Y esta?

Esta es la nueva planta, se llama María.

¿No se llama Luisa? -No.

María es la planta.

¿Vamos a la cocina por los bocatas?

Sí, sándwich first. -Vamos.

Y me servís una Fanta. Qué morro.

Marta, ¿cómo sabes si alguien te gusta de verdad?

Sí, ¿quieres que te lo cuente? Baja la voz.

Vale.

Es si esta persona te hace sentir como David el Gnomo.

Pero si es muy bajito.

Ya, pero siete veces más fuerte que tú.

Ah...

La planta de la madre del Juanjo.

Me pregunto se será la que fumaban los hippies en los años 60.

El artista ha querido plasmar el vacío de la sirena como signo

de nuestros tiempos.

La falta de útero es el centro de la obra.

Y su histerectomía un símbolo de lo vacuo y superficial

del consumismo Occidental.

Efectivamente.

Se nota la influencia de François Modelare.

Correcto, sin embargo si me siguen por aquí vemos otros cuadros...

Pues yo creo que la...

Yo... no he entendido nada.

Yo tampoco.

Yo tampoco. De todo lo que veo no entiendo nada.

Yo veo una pecera. Digo que sí con la cabeza

y pongo como mucho interés...

Perdón. -Comentamos lo de Modelare.

Sí, sí.

No quería interrumpir. -Nada, nada. Bueno...

Te presento, María, Pablo, ¿es que no sé si os conocéis?

¿Qué tal? ¿Qué tal?

¿Cómo vas? Eres el Pablo de Cris.

El mismo, quería conocerte.

Perdona, quería llevármelo un segundito si no te importa.

Necesito que me eches una mano con un comprador.

Con el tema de las desgravaciones fiscales que me contaste.

No me entero de nada.

¿Te importa si voy...? Perfecto.

Yo me quedo aquí con los úteros.

Aprende mucho, luego me cuentas. Vale.

No te muevas. -Un segundo, ¿vale?

El útero...

(Televisión)

El cura estará ausente, humo es todo lo que queda.

Y la verticalidad es el abismo. Perdona.

¡No, no, no, no! ¡Eso es la obra!

Claro, si lo miras por separado... -María, ya estoy contigo.

¿Han sacado los canapés? ¿Puedo? (ASIENTE)

Qué rico. Sí, sí...

Tiene un toque ahí, que no sé qué es.

¿No lo notas? (ASIENTE)

Muchas gracias por acompañarme. No, nada.

Gracias a ti por venir.

Mira, al final ha sido... ¿no?

Divertido. Sí, ha estado muy bien.

Hemos aprendido cosas. También.

De los úteros.

Bueno, igual tú lo sabías mejor que yo.

Sí, sobre todo, el mío y tal...

Es aquí.

Ah, mira, qué bonito.

Tienes un vecino cantarín.

Mi hermano. ¿Ah, sí?

Ah, pues canta muy bien.

¿Verdad? Hola. Sí.

Hola. Te presento a un amigo.

¿Qué tal? Soy Gustavo. Soy Álex.

Mucho gusto. ¿Me dejas tu Mp3, por favor?

Vale, lo tengo en la mesita de noche, en el cajón.

Por cierto, ¿qué tal tu cena?

Muy bien, gracias. Qué guay.

Álex, encantadísimo.

Espero que nos veamos más veces. Puede ser.

Muy majo. Es majo, sí.

Es muy majo tu hermano.

Sí, está muy contento de que esté unos días aquí.

No me extraña.

La hermana mayor en casa... Sí.

Pues... no sé, María, a mí...

A mí me encantaría volverte a ver, no sé tú si...

A mí también.

¿Sí? Sí, claro.

Podríamos ir juntos al baby shower de Cris y Pablo...

Vale. ¿Sí?

Sí. Bueno, no me han dicho nada. Vas conmigo.

No te preocupes.

Sile, sile, sile...

Cumplo todo.

¿Qué miras?

¿Esta lista es fiable?

No sé. Creo que sí.

¿Porque quieres ser normal?

Pues... porque es lo que quiere todo el mundo.

Yo no.

Bueno, por encajar.

Aquí encajas.

Ya, contigo.

Pero... Por cierto,

ya sé cuando alguien te gusta de verdad.

¿Ah, sí?

Sí.

Cuando estás con esa persona te sientes como David el Gnomo.

¿Cómo?

Siete veces más fuerte.

¿Siete veces? Claro.

A la de tres.

Una... Dos...

¡Tres!

Corre, corre, corre.

¡Toma!

¡Va, punto!

No te emociones.

que vamos seis a uno, siete a uno.

Venga, vamos a repasar tu lista.

Ya tienes hobbies.

Hombre, lo de la gaita y el puzle no sé yo.

Bueno, pero jugar a la consola es un hobby.

Ya tienes vida social.

Tienes a Cristina Pi, vas a galerías, tienes trabajo.

Trabajo temporal. Temporal es lo normal.

Lo que no tienes es pareja.

Hombre, Gustavo ahí está.

Pero ¿ha habido algo? ¿Rollo? No, qué va.

Porque hasta la tercer cita no es pareja.

Puede serlo. Hasta la tercera cita no es pareja.

Es una ley universal.

He quedado esta semana con él, nuestra segunda cita.

¡Toma! "¡In your face!".

"¡In your face, mother fucker"!.

(RÍE)

No. Sí.

Una apuesta es una apuesta.

No puedes hacerme esto. Sí, puedo.

Es muy sucio. Sí, sí, puedo.

Compórtate como un hombre y entra ahí.

Venga.

Da. Espera.

Me aburro. Tres, dos...

uno...

(PEDORREA) ¡Horno holandés!

(RÍEN)

¡Qué asco! No salgas, dijimos 10 segundos.

Es asqueroso, quiero salir. Lo dijimos.

No puedo, ¿qué has comido? Zanahorias.

(RÍEN)

Qué asco... Es lo que tiene tu dieta.

Creo que este es el momento más íntimo que he vivido con nadie.

¿Qué estás haciendo?

No, no, no... Sí.

(PEDORREA)

(RÍEN)

Por favor... Te aguantas tú ahora.

Aguanta, he comido de todo.

¡Toma!

Por favor...

Dios, tienes el infierno ahí dentro. Lo sé.

Si existe el infierno lo tienes dentro.

Gracias.

Como me pillen mis hijos me muero. ¿No están trabajando?

Que empieza.

(HABLA INGLÉS)

Sácalo.

Toma. Pon más.

Esto es muy caro, ¿eh?

Me da dentera.

Ahora.

Tiene dos tipos...

Esto es imposible, se me cae el filtro, no puede ser.

Si John de Kansas puede, nosotras también.

Tengo una idea.

Mantequilla.

Harina, huevos.

Chocolate, nueces... Pues eso.

Y ahora echa las hierbecitas.

Echa más, echa más.

¿Creéis que nos va a hacer efecto? -Échalo todo.

(RÍEN)

Sabina. -Sabina...

Serrat.

Serrat, Sabina.

Sabina, Serrat.

Serrat, Sabina.

(TODAS) Sabina, Serrat.

Yo creo que Sabina y Serrat son la misma persona.

Pues mira, yo creo

que antes de cumplir los 60 me quiero liar con un negro

como el intocable.

Muy firme, muy negro.

Pero con los dientes muy blancos.

¿Cómo se llama el intocable?

Yo te lo miro en mi dispositivo multimedia.

Mira, tu novio se llama Omar.

¿Qué novio? -Omar...

Tu novio negro. -¡Ay!

Omar Sherif, no sé cómo se pronuncia.

Omar Sharif.

¿Cómo que no? -Omar sí.

Omar...

Qué bonito.

Omar...

¿Tú qué?

Tú no dices nada.

¿Yo? Tus deseos sí, Bárbara.

¿Qué deseas? Un deseo.

A ver...

Decidle a mis hijos que he sido una mala madre.

La marihuanita está...

Galletas vainilla, te irán de maravilla.

Esta niña no me saca a mí de pobre.

Gustavo. Hola, ¿qué tal?

Bien, me pillas trabajando, liadísima.

¿La baby shower de Cristina era hoy?

Sí que me acuerdo, era broma.

Sí, he comprado el regalo.

Una cosa preciosa, te va a encantar.

No, es sorpresa.

Sí, bueno... Luego te veo. Un abrazo. Adiós.

¿Aquí tenemos algo para bebés?

Bueno...

¿Quieres que te compre este modelito?

Muchas gracias.

En serio, no hacía falta.

Qué monada. Es como...

Nos encanta.

Es una tontería. Lo ha escogido ella.

Ya está quitándose méritos.

Nunca había visto uno con esta forma.

Hacen unas cosas para bebés que alucinas.

Vamos a hacer un brindis por los cocineros.

He traído un vino de Toro riquísimo.

Toma. Vamos allá.

Chinchín. -(TODOS) Chinchín.

¿Tú a qué te dedicas?

Trabajo en Marketing.

En una empresa de galletas. Son para perros y...

¿Son para perros?

No. O sea sí, no.

Son galletas aptas para el consumo humano y canino.

Como el perro es el mejor amigo del hombre.

Pues... ¿Y Teo las ha probado?

Es la moda ahora. A los niños se les da galletas para perros.

¿A los niños se les da...?

Es que las galletas para perros son para perros y para niños.

Son para todos.

El lema es: Galletas para todos. Ah...

Me encanta. -Sí.

Mi empresa, Prats McDougal.

Prats era mi abuelo y McDougal un escocés que bebía güisqui.

Por eso hay buen rollo en la empresa, somos como una familia.

Sí. Viajamos juntos, hacemos deporte juntos.

No sé si Gustavo te ha contado que jugamos siempre al pádel.

Deberías venirte un día, te iba a encantar.

Vamos juntos a pilates.

Es alucinante el poder de "power house".

Te enseñar a respirar, haces así...

con los brazos. Te quitas el estrés del trabajo y te sientes mejor.

Puedes practicarlo en casa. -Sí, sí.

No tuve vómitos ni nada.

Mi marido estaba encantado y trabajé hasta un mes antes de parir.

En realidad me quedé sin querer.

Y luego está lo de mis padres, me ayudan un montón, son básicos.

Voy a hacer unos cócteles con una ginebra de importación...

riquísima. ¿Te apetece?

Sí. Verás.

Como la compañera de instituto vuestra.

Esta que contáis siempre la anécdota del baile...

Por lo visto iba a hacer una coreografía en el baile

y raca...

Ah... -¿Raca?

Le cortó un dedo a un compañero, tío.

No. -Sí.

No puedes saberlo porque no estabas ahí.

Lo has contado 20 veces. -Un dedo ¿con qué?

Con una catana se lo rebanó.

Entonces no quería ningún compañero bailar con ella.

Y le pusieron a dos de Primaria. Parecía Blancanieves y dos enanitos.

(RÍE)

¿No te parece una historia buenísima?

Es buenísima.

¿Cómo la llamabais? Espera.

La... La Samurái.

La... la Samurái sí.

Oye, ¿tenéis eneldo?

No sé. -Da igual.

Voy a hacer gin tonic con cardamomo y un toque de...

(VARIOS) ¡Pimienta! -Eso es.

¿Dónde está el baño?

Está a la izquierda y al fondo. Vale.

¿Estás bien? -Ay...

¿Qué pasa?

¿Qué?

¿Qué pasa?

¿Qué pasa?

No, ya... -Que es la Samurái.

(RÍE) No...

Ya está, ya.

(RÍE)

¿Sí? "¿Borja?".

María, no te oigo, estoy en una fiesta.

Ah, no sabía que tenías una fiesta.

"Sí, una cosas con unos del curro".

Voy a salir a hablar un momento.

¡Ahora voy, troncos!

Si te molesto te llamo más tarde.

No te oigo bien.

Estamos en el cumpleaños de uno del curro

y están todas sus amigas y esto es un fiestón.

Ah, vale.

¿Qué tal tu cita?

No es una cita, es una reunión de amigos.

Estamos aquí recordando viejos tiempos,

pasándolo muy bien. Ya.

Yo también lo estoy pasando muy bien.

De hecho hacía tiempo que no me lo pasaba tan bien.

Yo creo que hacía meses que no lo pasaba así de bien.

Yo años.

Yo creo que hace 10 años o así.

Yo creo que es la mejor noche de mi vida.

Eh... ¿hacemos algo mañana?

No puedo.

Tengo... una cosa.

Vale, bueno.

Pues nada. Bueno...

Hablamos. Venga.

Adiós. Adiós.

Soy idiota.

¿De verdad le cortaste un dedo?

¿El hueso y todo? O sea...

La falange entera.

Bueno, espero que si me porto mal al menos no hagas lo mismo conmigo.

No...

¿Qué dedo era?

Este. Bueno...

¿Qué haces con este dedo?

Nada.

Bueno...

no puedes señalar, eso sí.

No. No.

Pero tienes más. Cuatro.

Más. Puedes tocar. Eso sí.

Así.

Buenas noches.

Ey, ¿qué pasa, campeón?

Estás molestando a los vecinos.

Es tarde.

¡Álex!

Vaya...

¿Está disgustado por algo?

No lo sé.

Bueno... Lo siento.

No, no, no pasa nada.

Pues nada, no sé...

¿Te llamo? ¿Quedamos?

Esta semana... Claro.

Muy bien. Sí.

Pues nada, que descanses.

Y tú.

Dale un besito a tu hermano. Vale.

(Música dramática)

(Música animada)

Tu amiga te ha traído globitos.

¿Qué haces tú aquí?

¿Qué haces aquí?

Yo que tú iba, colega.

Espera, espera.

(VOZ DE PITO) ¿Estás enfadado conmigo?

No, es que estoy enfadado con lo de Estocolmo.

¿Pero te vas a ir?

Si me cogen.

¿No te pasa nada?

(VOZ DE PITUFO) Qué guay que encontrases helio, ¿no?

Es que teníamos muchos globos para hinchar.

¿Y ahora qué hacemos?

Lo que dijo el profesor argentino.

¿Y qué era?

Coges un rotulador

y tienes que escribir

todo aquello que te disguste de tu vida.

¿Y si no tienes nada que te disguste?

¿No tienes nada que te disguste?

Pues qué suerte.

¿Lo hacemos?

Venga. Vale.

Yo no creo en un Dios intervencionista.

Pero sé, cariño, que tú sí.

Si pudiera arrodillarme ante él.

Le pediría que interviniera

en ti.

Que no toque tu pelo, que te deje como eres

y si quiere dirigirte a algún lado

que sea a mis brazos,

a mis brazos.

A mis brazos...

A mis brazos...

Yo tampoco creo en los ángeles.

Pero al mirarte pienso que eso no es así.

Y los reúno a todos ellos.

Que cada uno encienda una vela que alumbre

como Cristo en paz.

A mis brazos, oh, Dios.

A mis brazos...

A mis brazos, oh, Dios.

A mis brazos.

A mis brazos...

A mis brazos.

Lo siento.

A mis brazos...

Te quiero mucho.

A mis brazos...

¿Estás bien?

Sí.

Si te vas a Estocolmo te voy a echar de menos.

Casi al final de la cara B.

"Aquí la superradio secreta

9.0 para nuestro oyente especial

que vino en nave espacial.

Álex, mamá no viene en nave espacial.

Para nuestro oyente especial.

Es fenomenal y total.

(AMBOS) ¡Te queremos, mami!

(RÍEN)".

Te quiero, mami.

Y yo a ti, hija.

Siento mucho haber sido una mala hija.

Y no haberte ayudado con lo de papá.

La culpa fue mía por quererle.

Y por seguir queriéndole todavía.

Estás muy guapa con el pelo suelto.

(RÍEN)

¿Qué hacéis aquí?

Os estaba buscando. Hijo mío...

Hablando. Ya era hora, qué bien.

¿Y tú?

Quiero contaros algo.

¿Qué? Tengo novio.

¿Ah, sí?

(RÍE) ¿Cómo se llama?

Juanjo.

Juanjo...

¿Cuándo nos lo presentas? Ah, no lo sé.

(RÍEN)

Venga, va, ¿vamos a cenar los tres?

¿Ahora?

Sí.

Yo no puedo. Es que he quedado.

(AMBOS) ¿Con Borja?

Antes de trabajar con los carbónicos tenemos que enfriar el vaso.

Por eso...

Perdón, lo siento.

No hay problema.

¿Alguien sabe cuál es el componente fundamental de la tónica?

A ver... -La quinina.

El componente fundamental es la quinina.

Que aparece en la colonización inglesa de la india...

Pronto llega lo mejor.

Catarlo. -Muy bien.

A mí el alcohol no me sienta muy bien.

Ha llegado el momento de la cata.

Vamos con la primera mezcla,

que le habíais puesto pimienta.

Probad un sorbito pequeñito.

La pimienta se instala en el paladar alto

y esto le da un toque como picante al principio

pero se va diluyendo en el paladar, que le da como...

cierto frescor, ¿cierto?

Y vamos con la tercera, con el jengibre.

Bien, no lo traguéis, quiero que sintáis el frescor,

el sabor y veréis como el jengibre...

Perdona un momento. Eh... perdón.

¿Te importaría hacerme un favor? Sí.

¿Te puedes poner aquí?

Mira, mira.

¿Esta lista es fiable?

Creo que no.

Entonces eneldo ¿y? -Jengibre.

Jengibre. -Y le puedes poner cardamomo...

Dependiendo.

Tiene un sabor que... Oye, Gustavo,

¿tú te diviertes conmigo?

No, claro.

¿Aunque no perciba los matices florales?

Es normal, es la primera clase.

Nosotros íbamos...

¿Y si te digo que al hijo de Cristina le hemos regalado

un mono de Chihuahua?

Y me gusta tirarme pedos debajo de la manta.

Si estamos de acuerdo, María.

Nos están mirando un poquito raro

desde hace ya un rato.

Perdonad, pero... ¿Cómo te llamabas?

Manuel. Tú me suenas de algo.

¿Tú no eras argentino?

Bueno, sí, lo de la risoterapia es un sobresueldo.

Y como argentino me pagan más, por eso...

Y muy bueno, seguro.

Ay, Gustavo,

eres tan majo.

Es como el chico perfecto.

Eres el chico con el que soñaría cualquier chica normal.

Pero yo soy la Samurái.

Yo a los 15 años le corté un dedo a un niño con una catana.

Tengo un hermano discapacitado que sabe más de la vida que yo.

Una madre a la que llevaba 10 años sin decirle que la quiero.

Y estoy enamorada de un gordo pelirrojo

que vive con una abuela

y con el que me tiro pedos debajo de la manta.

Qué bonito eso, ¿no?

Muchas gracias por todo, Gustavo.

A ti también, por venir y...

Todo. No, a ti más.

El cardamomo sí se nota.

(RÍE)

Chihuahua...

(Música romántica)

(MEGAFONÍA) "Bolsas Santaolalla

se requiere su presencia en la zona de salones-cocinas, por favor".

(Música romántica)

Me gustaría tener una tercera cita contigo.

Y si tú quieres me encantaría comer pizza contigo.

Aquí. Pero si tuviera que ser en Estocolmo no me importaría.

Cogemos un avión, nos vamos y comemos pizza sueca.

Y nos compraríamos anoraks de plumas

de pato, que hay ahora unos increíbles.

O sea, yo lo he visto.

Son un poco caros pero están bien.

¿Puedes...

repetir?

Lo que has dicho.

¿Cuándo? Al principio.

¿Lo de la pizza?

He dicho pizza porque el primer día que tuvimos...

El día que nos conocimos tuvimos una cita...

¿A que fue una cita?

Sí.

Pues en nuestra primera cita comimos pizza.

Y...

Es que me he dado cuenta de lo mucho que me gustas.

¿Cuánto tiempo tenemos antes de que te vayas a Estocolmo?

No me voy.

Pero si te habían cogido. Pero no me voy.

Me quedo.

Ven.

Quiero enseñarte algo.

¿Te acuerdas del día que nos conocimos?

Es que estoy buscando una bombilla

para mi lámpara de escritorio. Pero no sé qué luz dan exactamente.

Para poderlo valorar tendríamos que estar a oscuras.

O sea tendrían que estar todas estas lámparas apagadas

y entonces nosotros encender y apagar

para poder ver la diferencia, ¿sabes lo que quiero decir?

¿Qué tal esta?

Esta es mi favorita. ¿Sí?

Sí. Pues esta es la tuya.

(Música animada)

(HABLA SUECO)

Cuando pesen demasiado la rutina,

el trabajo y la vida en la ciudad

nos iremos en un viaje infinito

con esa puta sensación de libertad.

(RÍEN)

En el fondo de ese mundo del que me has hablado tanto,

paraíso de glaciares

y de bosques corales.

¡Quítatelo todo!

¡Quítatelo todo!

...de infinitos abedules de hermosura incomparable.

Versión española - Requisitos para ser una persona normal

12 feb 2017

Los últimos 707 programas de Versión española

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios