www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
1790549
No recomendado para menores de 7 años Unidad Central Operativa - Hogar dulce hogar - Capítulo 2 - ver ahora
Transcripción completa

...la muerte del conocido empresario Antonio Castellar".

"Los motivos no se han hecho oficiales, y el retraso..."

Estaba en la ruina y se ha pegado un tiro.

Una víctima de la crisis.

¿Y qué pintamos en un suicidio?

Nada, salvo que hay un sargento de pueblo...

...que retrasa las cosas, no lo ve claro.

Te ha salido un elemento rebelde.

Sí, mira por dónde, otro.

Los Castellar son amigos del Ministro, así que debemos...

...terminar cuanto antes.

O sea, que me estás quitando de en medio.

Sierra, hasta hace un minuto te estaba pidiendo un favor.

Ahora es una orden.

Papá.

Me siento como cuando se me olvidaba el bocata.

Mamá me lo traía.

Sí, un cambio de roles.

Ah, gracias, mi amor.

No sé dónde tengo la cabeza.

La tienes siempre en el mismo sitio.

En el curro. Ya.

¿Dónde vas?

Me toca un asunto en un pueblo, vuelvo por la tarde.

¿Puedo ir contigo? No.

Es nuestra oportunidad de hacer algo juntos.

Sí, investigar un suicidio.

¿Te asusta estar conmigo o que te vea trabajar?

Venga.

Sí, claro, te he entendido.

Joder, parece que hablo en japonés, dos días, no te pido más.

Vale, venga, hasta luego.

Qué pesado, coño.

¿Te interesa?

¿Qué?

El coche.

¿Es tuyo?

¿Qué problema tiene? Ninguno.

¿Y por qué lo vendes? Qué desconfiada.

No es un chicle, es un montón de pasta.

El chicle va como la seda.

Pero necesito el dinero.

Dame dos días para pensarlo.

Y tres, está en el parking, échale un vistazo.

Muy bien.

Molina.

Tampoco me lo habéis puesto muy fácil.

Laura, ¿qué tal si te relajas y dejas de actuar como una espía?

A lo mejor así te das cuenta de que no es tan complicado.

-¿De qué va el caso?

No quiero hablar de muertos.

Es lo que se te da bien.

¿Y el instituto?

Mal, como siempre.

Pero aprobaré el curso.

-"Gire a la izquierda".

¿Y los amigos?

¿Tienes novio, o como se llame?

-Hola, perroflauta.

Perroflauta.

Pues me apetece mucho ver un espectáculo de magia.

-"A 300 metros...

...gire a la izquierda". -Un beso, loco.

Luego hablamos, adiós, chao, chao.

La respuesta es sí, tengo novio.

Perroflauta.

Más o menos.

¿En qué más y menos? No sé si quieres saberlo.

Dispara, hija, que aguanto todo. ¿Sabes qué es un "antiglobi"?.

Trabajo en un cuerpo de élite, no soy del Neolítico.

¿Ah, no? No.

-"Llegando al destino por la derecha".

-Ostrás, qué jari.

Date una vuelta, no tardaré más de una hora.

Eh, eh, eh, alto.

¿Adónde va?

¿Quién es usted?

Elmer Gruñón, ¿no te jode?

¿No ha visto el cordón policial? ¿Quién es usted?

Capitán Sierra, Unidad Central.

Me cago en la leche que he mamado.

Sargento Gutiérrez, a sus órdenes.

Disculpe mi atuendo, estaba de caza.

Se abre la veda.

Ya, permiso.

¿Caza usted?

No.

Vaya.

Pues no sabe lo que se pierde.

No hay como madrugar, echarse al monte y "pim, pam".

Y más los días de apertura.

Aparecen unos cochinos como autobuses.

En Madrid la gente no sabe vivir, no sabe.

A ver.

Paso al capitán.

¿Qué? Vale.

Ahí debajo lo tiene.

Bueno, procedo.

A las seis me llama Elena y me dice que Antonio se ha pegado un tiro.

Y que está muerto.

Yo me persono rápidamente.

Y cuando llego al domicilio Elena me da esta carta.

Ahí la tiene, la puede leer.

A ver.

Coño, ron miel, esto se toma mucho en Canarias.

No toque eso.

Están tomando huellas.

Ah, coño, perdone.

Señor juez, escribo desde la desesperación más absoluta,...

...arruinado, solo, en perfecto estado mental,...

...sin... Sin presión alguna...

...por parte de nadie.

Soy el único responsable...

...y la persona que apretará el gatillo...

...y acabará con la vida de quien escribe.

¿Hay alguna duda de la letra?

¿Duda? Sí.

Para mí, no.

Mi capitán, yo a Antonio lo conocía perfectamente.

Jugábamos al dominó todas las semanas.

Anda que no le he visto apuntar cosas en una libreta negra que llevaba.

"Las ideas que se me ocurren".

Me decía el hombre.

Pobrecillo.

Ay, un soñador.

Un artista.

Arruinado, es su letra. ¿Y la pistola?

Tenía licencia de armas, tengo la documentación.

¿Quiere saber lo que le pasaba a don Antonio?

Diga.

Don Antonio tenía miedo de vivir aquí, solo,...

...en esta casa tan grande, estaba cagado de miedo.

Pero en cuestión de armas, no tenía ni idea.

No sabía cargar un arma.

Esa pistola era para los cacos.

Lo que yo le digo, un artista.

Pues ha estado practicando, se pegó un tiro.

(SUSURRA) Pues a mí me huele que no.

¿Alguna ventana ha sido forzada?

No, ninguna, nada.

¿Falta algo? Por el amor de Dios.

Está todo en orden.

Termine con su inspección ocular.

Exponga los hechos.

Levantamos el cadáver.

Y asunto terminado, suicidio.

Verá usted, mi capitán.

Preferiría hablar de esto con usted en otro lugar.

¿Dónde? En el bar.

Nos tomamos unos vinos.

Nos echamos un cigarrito.

Que llevo en ayunas desde las cinco de la mañana.

Tengo que interrogar a la viuda.

Esa es la actitud. Ya me lo decía mi madre.

La obligación.

Y luego la devoción. Quiere hablar.

Usted sabrá.

Cuando termine, al centro del pueblo, ahí está el bar, no tiene pérdida.

Ay, Antoñito.

Quién te ha visto y quién te ve.

Ya solo quedamos tres en el dominó.

Joder.

(SUSURRA) Haz caso a mamá.

Capitán Sierra.

De la Unidad Central Operativa. Lo lamento.

Mi hija Claudia.

Lo lamento.

El Ministro me avisó de que vendría.

Sí. ¿Van a levantar el cadáver?

Es terrible verlo ahí.

Entiendo, trataremos de solucionarlo lo más rápido.

¿Tiene algo que contarme sobre lo ocurrido?

Lo que ya le he dicho al sargento.

Mi hija y yo dormíamos...

...y oímos el disparo.

Yo entré antes y no la dejé entrar para que no viera a su padre...

...en ese estado.

¿Sospechaba que ocurriera algo así?

Nunca.

Antonio...

Antonio es... era una persona muy vitalista.

Todavía no me lo puedo creer.

¿Oyó que alguien entrara?

¿No le han dicho lo de la carta? Sí.

Pero usted me acaba de decir que no lo puede creer.

Y el sargento Gutiérrez... Pero usted...

...no creerá a ese.

Intenta preservar la memoria de su esposo.

Y cumple con su trabajo.

Muy bien, pues cumpla usted con el suyo y haga lo que debe.

Darle una orden para que termine con todo esto.

Claudia.

¿Te sirve? Sí.

Lo que necesito.

Gracias.

De nada.

¿Quieres tortilla? ¿Eh?

Tortilla, es casera.

No, gracias, hasta luego.

-Hasta luego. Hasta luego, Nacho.

¿Te la tirarías?

Vamos a ver, Eduardo.

El capitán Sierra, de la Unidad Central.

-Hola. Encantado.

-Dile lo que me has contado hoy.

-Pues eso.

Hace más de cinco años que quedamos para la partida.

Y cuando no podía venir...

...llamaba para no dejarme colgado.

Era un señor. -De los pies a la cabeza.

¿Qué? ¡Venga!

-Hace dos días me llamó para venir, como todos los jueves.

-Muy bien, Eduardo.

Vuélvete al vicio, que estamos trabajando.

¿A usted le parece lógico que un tipo que se va a suicidar...

...recuerde que tiene que aplazar su partida de dominó?

Hombre, por favor.

Vamos a ver, capitán.

¿Se pondría un pijama para pegarse un tiro?

Y también se habrá dado cuenta de que se había perfumado.

Sí, lo he olido.

Bien.

Me parece que ponerse un pijama y echarse colonia...

...para volarse los sesos...

...no tiene mucha lógica.

Vamos, digo yo.

¡Pepe, tráete unos pinchos de morcilla!

Para que se lleve una buena impresión, coño.

No.

Que yo sé reconocer un fumador.

Coja uno.

Que no, lo he dejado.

Ay Camarón, que te han jodido la vida.

Te has tenido que dar al café.

Sierra ríe

Yo también dejé de fumar, cuando me ascendieron.

Aquí donde me ve, me destinaron a Madrid, un destino cojonudo.

¿Sabe lo que pasó?

Ya tenía todo el equipaje hecho.

Y pienso: "Pero ¿dónde vas tú a Madrid?".

"A ti no te gusta Madrid, vas a ser un don nadie".

"A ti lo que te gusta es esto".

"Estar en el pueblo, salir a cazar".

"Volver por la noche derrengado".

"Pegarte una ducha, tumbarte en el sofá".

"Y fumarte un paquete sin que te digan lo que debes hacer".

"Y poner en el tocadiscos al más grande".

"Cantándote 'Noelia' al oído".

Nino Bravo.

Eso para mí es la felicidad, mi capitán.

No sé si me entiende.

Vega, cójame un pitillo.

Que le estoy viendo mirar el paquete, cójalo.

¿Podemos seguir hablando de Castellar?

Mire, entre usted y yo,...

...don Antonio no se achicaba por un asunto de perras.

Siempre ha salido adelante. Lo conocía mucho.

Ya veo lo que pasa aquí.

No se fía de mi porque soy un sargento de pueblo.

Pues sepa una cosa.

Yo seré un sargento de pueblo, pero tengo olfato.

En más de 30 años que llevo de servicio en la Guardia Civil,...

...esta, mal está que lo diga, no me ha fallado nunca.

¿Me entiende?

Más de lo que se imagina.

Teléfono

-Hola.

-Hola. Permiso.

Buenos días.

-¿Qué tal?

-Vaya.

Yo pensaba que Sierra había venido solo.

-No.

-¿Y ha visto usted algo interesante? ¿Algo que debamos saber?

-He estado haciendo fotos, pero nada importante.

-Ya sé lo que pasa aquí.

No me quiere contar nada porque quiere informar a su capitán.

No, no.

En su caso haría lo mismo,...

...señorita.

Soy un sargento, pero me ve con traje de cazar.

Siéntese, por favor.

Me gustaría dedicarle más tiempo, hay cosas que no están claras.

¿Por qué me parece que tendré problemas con este asunto?

¿Puedo saber su graduación?

-Hija.

-¿Cómo hija? ¿Hija de quién?

-Hija de...

-¡Qué bruto puedo llegar a ser!

¡Qué planchazo!

¡La madre que me parió!

Me tienes que perdonar, guapa.

La gente del campo somos un poco lentos.

-Los de ciudad no se quedan cortos.

No era tan difícil.

Vas a ese pueblo, ratificas lo evidente.

Le das el pésame a la viuda, tarea que te apasiona.

Y te vuelves.

Quiero hablarlo personalmente.

¡Pepe, esos pinchos de morcilla!

¡Cagando leches!

Te voy a colocar el control de alcoholemia.

Van a buscar puntos de carné en el Colón.

Acojonado lo tengo, a Pepe y a todos.

Esto de control de alcoholemia es un chollo.

Los tengo a todos agarrados por los huevos.

No me toques los cojones, con este asunto no.

Dentro de un par de horas te quiero ver con todo resuelto, ¿entendido?

Voy para allá.

Un manjar.

Hay compatibilidad.

Sí, señor, la hay.

A ver, tengo que irme.

Llame al juez.

Le dice que ha terminado.

Y le pide el levantamiento del cadáver.

Pero le exige la autopsia.

Entendido, mi capitán. Bien.

Así haré. Vamos.

Quería pedirle un favor. Diga.

Tenía yo algo por aquí, joder con la ropa.

Cuando más necesita uno encontrar algo.

Aquí está.

Me cago en la leche.

Aquí está, tenga usted.

Marta Castro.

Marta castro.

Usted la llama, y habla con ella.

Y después ya hablaremos.

¿Bien? Venga.

Ese hombre es auténtico, alucinas, ¿a que sí?

Así que "antiglobi".

Buen cambio de tema.

¿Hace cuánto que salís?

Dos meses.

Justo el tiempo en que mamá decidió mudarse de Madrid.

¿Piensas que me quedo aquí por él?

No, qué va mi amor, qué va.

¿No entiendes que necesito estar contigo?

Pero pasar tu tiempo conmigo, qué plan guay.

Venga, no te enfades.

Te oí.

¿Vamos a ver juntos al espectáculo ese de magia?

No me apetece. Cabezona.

Sería el cierre perfecto de un día con tu padre.

¿Ver a a un muerto le llamas el día perfecto?

Me lo pensaré.

Venga.

¿En qué planta es la reunión? -En la tercera.

-¿No había una carta de suicidio?

Piensa, Freud, ¿te vas a suicidar y te echas colonia encima?

Depende de la marca de la colonia. Venga, hombre.

Es difícil saberlo.

Hola, ¿qué hay?

Coronel.

¿Quién es?

El sargento Gutiérrez me pidió...

El sargento Gutiérrez, no me lo puedo creer.

-¿Quién es Gutiérrez?

Lloros

Marta.

-Perdóneme, no me lo puedo creer.

Ni yo.

Irse así, de esta manera.

¿Su relación con los Castellar?

Trabajaba en su casa, limpiando.

¿Y por qué el sargento me pidió que la llamara?

Supongo que...

...sabía que Antonio...

...y yo estábamos juntos.

¡Mierda!

Cuando termine, decidle a Sierra que se presente en mi despacho.

-¿De qué va todo esto?

-El gurú no cree que Castellar se suicidase.

Le pone llevar la contraria, tú sabes.

-¿Por qué vendes el coche?

-Para que me den dinero.

-¿Por qué necesitas? -Preguntona.

-Sh. -"Me lo diría".

Antonio me quería.

¿Su mujer sospechaba algo?

No, él me lo hubiera dicho.

¿Me puede contar algo...

...sobre lo ocurrido que no sepa?

Antonio había quedado conmigo hoy.

Quería contarme algo importante.

¿Cuándo la llamó?

Ayer. ¿Y qué era eso importante?

No lo sé.

Pero me dijo que a partir de hoy todo cambiaría.

¿Lo notó desesperado? ¿Tanto como para querer suicidarse?

Desde luego que no.

Sabía que estaba arruinado, ¿no?

Claro.

Decía que el dinero era un medio, no un fin.

En su opinión,...

...¿Antonio Castellar...

...se ha suicidado?

Yo no lo sé.

Solo digo que me resulta raro.

Era muy atrevido con todo.

Ponía a la gente al límite.

Incluso en situaciones...

...violentas.

Pero esto no me lo puedo explicar.

A veces no conocemos a las personas que más queremos.

¿Conocemos al forense?

-¿Tenemos caso?

-No pararía hasta convencerse.

-Marcos Vallés, le conozco, ¿qué buscamos?

-Algo que no encaje con el suicidio, lo que sea.

Ve con Molina. -Entendido.

Te dije que le dieses carpetazo al tema de Castellar.

Pero aceptas a una testigo que te trae el sargento Gutiérrez...

...que dice que fue amante de Antonio Castellar.

Si hubiera sido asesinado, ¿no sería importante saberlo?

Sinceramente, no estoy seguro.

Avísame cuando lo estés.

Si necesitas dinero, te puedo prestar.

-Ya estabas tardando, cómo sois los pijos con la pasta.

No lo quiero, gracias. -¿Por qué estás de mala leche?

-Ahí viene tu forense, no pierdas el tiempo.

-No es tu estilo, me gustas más cuando vas de gallito.

-Haré lo que pueda.

-No será que te gusto. -Ya te llamo yo.

Perdonad el retraso, pero venís a unas horas.

-Marquitos, ¿cómo estás? ¿Todo bien?

-Perdónanos.

-No, puedes venir cuando quieras, sola.

No te ofendas, campeón.

Bueno, pues aquí lo tenéis.

La bala no pone en duda que fuera un suicidio.

Pudo dispararse a sí mismo perfectamente.

-¿Hay algún signo de forcejeo?

-Nada de nada.

-Cómo me gusta esto. -He hablado con Criminalística.

Los resultados de parafina en mano...

...no son fiables hasta mañana, pero...

...van a ser negativos.

-O sea, que no usó un arma de fuego.

-¿No son buenas noticias? -Depende.

-Nos quedamos sin celebrarlo.

-Qué se le va a hacer, queda pendiente.

¿Qué tal el día del campo?

Entretenido.

Conocí a un sargento.

De los que resuelven con el olfato.

Y os reconocisteis de la misma especie.

Claro.

Me han dicho...

...que has puesto a trabajar al equipo.

Para solucionar el problema de los Tonys.

A todos menos a ti.

Calladito estás más guapo.

Parece mentira que no me conozcas.

Te conozco.

¿Fue idea tuya mandarme al campo?

No, pero me ha venido muy bien.

Uh, Blanca.

Había quedado con ella, se me olvidaba.

¿No tenías una reunión con tu equipo?

Sí, pero parece que estoy volviéndome buen padre.

Además,...

...calladito estoy más guapo.

Guapa.

Dile a Segura que lo llamo.

Papá, como no llegabas te he buscado un sustituto.

Supongo que tendrás algo muy importante que hacer.

Un beso, guapo. Blanca.

Mal, Sierra, siempre mal.

Timbre.

No he encontrado nada mejor. Joder.

Qué mala leche tienes.

¿Qué haces aquí?

Un ataque de insomnio, más otro de curiosidad.

Hemos dejado una conversación a medias.

¿Estamos preparados?

Bienvenidos a esta nueva dimensión.

-Seis.

-Dos.

-El siete.

-Cinco.

-El uno.

-El cuatro.

-El tres.

-Siete.

Vaya tío, a mí no me vuelves a traer aquí.

-Si te tengo en la palma de mi mano.

-¿A alguien le suena este número?

Vamos a ver...

...si a alguien le suena.

Móvil.

-¿Sí? -Espero que te haya gustado.

Aplausos

¿Con quién se ha ido tu hija?

Con su novio, supongo.

Acabáramos.

(RIENDO) Así que tiene novio.

Sí, un "antiglobi".

¿Qué es?

Pues antiglobalización.

No seas capullo, piensa un poco.

Deberían castigarte con una hija adolescente.

Con soportarte a ti, me sobra, ¿de acuerdo?

Por el novio de tu hija.

Venga.

Tres sospechosas.

-De momento no hay más.

¿Ya lo habéis roto?

Nadie entró en su casa a la fuerza.

Quien lo mató entró con su llave o le abrieron.

-¿Quién estaba dentro?

La mujer y la hija, y la amante trabajaba allí.

¿El motivo? -Celos.

-La mujer.

-O la pasta, nos gusta. Sí.

-A unos más que a otros. -¿Y el seguro?

-Tienen tierras y fincas. O sea, que tenían un buen seguro.

Laura, mira a ver que dice. -OK.

Las últimas 24 horas.

Llamadas, entradas, salidas. -Ok.

-El cadáver tenía una mancha rojiza en la mejilla, lápiz de labios.

A ver si Criminalística lo ha analizado.

Marina, mañana te vas con Sierra la pueblo.

-Qué divertido, de paseo al campo.

-Otra cosa: la familia es amiga del Ministro.

Discreción y mano izquierda.

Mantengamos la versión oficial.

-Tanta precaución con los casos de ricos me da por el culo.

Piano

Cabe la posibilidad de que no haya sido suicidio.

¿Sospecha de alguien?

¿Quién iba a querer matarle?

Piano

¿No me irá a decir que sospechan de mí?

Aparte de usted y su hija, ¿había alguien más en la casa?

No me puedo creer que piensen que lo maté.

Toca el piano

Conteste a mi pregunta.

Que yo sepa, solo estábamos mi hija y yo.

No sé si pudo entrar alguien.

Que yopudiera oírlo, no.

¿Le importaría...

...dejar el piano?

Me gasto mucho dinero afinándolo.

-Lo siento, doña Elena.

¿Qué pasó esa noche?

-¿Sabe el Ministro esto?

Al Ministro le interesa...

...que esto acabe lo antes posible.

¿De qué habló usted con su marido esa noche?

De lo unidos que estábamos.

¿Usted sabía que Marta era su amante?

Me enteré esa noche.

¿Y cómo lo tomó?

Como usted comprenderá, la he despedido.

Me dolió bastante, pero no como para matarle, si insinúa eso.

No insinúo, Elena.

Son preguntas incómodas.

Pero tengo que hacerlas.

¿Le dice a su hija que quiero hablar con ella?

No está en casa, estará fuera unas horas, intentaré llamarla.

Gracias.

Si me disculpan.

Me voy a retirar.

Ustedes conocen la casa.

-La hermanita mayor, ¿a que sí?

-Alférez Marina Izquierdo.

-Coño, joder, qué corte.

-Quiero echar un ojo al despacho.

Modérese, sargento.

-¿Un vinito?

¿Eh?

El registro de las llamadas de la madre y la hija.

Todas antes de las 12.

Menos una a las 5.

-Media hora antes de la muerte. ¿A quién?

-Ahora.

Sí, a un tal...

...Juan Gurucia.

-Pablo, localiza al Gurucia.

-Tengo el informe del seguro.

Y son 4 millones de euros.

-Pedazo de seguro. -¿A nombre de?

-La madre y la hija. -¿La amante?

-No. -Las tres podían ser.

-Es normal que esta gente tenga un seguro así, y no todos matan.

-Él sabía que estaba arruinado. -¿Sí?

La madre y la hija gastan.

-¿No lo sabían? -O sabían que caería pasta.

-Nos queda saber que pasó esa noche y cómo se puede fingir un suicidio.

¿Y su olfato no le dice de vez en cuando que se aburre un poco?

Que aquí tengo mucho trabajo.

Y tengo mi tiempo libre, mi monte, mi río, mi gente, mi bar.

Usted tiene talento para más.

Lo decía mi madre.

"Paco, con ese cabezón tenías que llegar a coronel".

Y yo: "Mama".

"¿Para qué?".

"¿Para tener tres estrellas, dos úlceras y un marcapasos?".

Sarna con gusto no pica.

Hasta que pica.

Que no, mi capitán.

No sirvo para estar en un despacho.

Con politicastros diciéndome lo que tengo que hacer, ¿entiende?

Que si le entiendo.

El buey suelto bien se lame.

Yo soy un polilla.

He nacido y me he criado en una casa cuartel, ¿usted no?

No, mi padre era...

...todo lo contrario, digamos.

Eran otros tiempos.

A la Guardia Civil se la veía con un cierto respeto.

Miedo.

Bueno, pues miedo, usted dice miedo.

Se pasaba mucho miedo con la Guardia Civil.

Mi padre no se trataba con ninguno de loa vecinos, pero yo...

El puto sheriff. Exactamente.

Lo dice el hijo de la boticaria. ¿Cómo?

La boticaria de vez en cuando tenemos nuestros más y menos.

Bueno.

Tiene un chaval de 12 años, de una relación anterior.

Pues me tiene ley.

Le gusta lo que a mí.

Le gusta pescar, cazar, pasear conmigo.

El chaval me dice: "Paco, en este pueblo mandas más que Dios".

Y no le falta razón, ¿se puede pedir más?

Supongo que nada más.

Ay. Si se le ocurre algo,...

...llámeme.

Y si no, puede venir a tomarse unos vinitos a Madrid.

Así descansa un poco de este aire puro.

No sé qué pinto yo allí, cada lechal a su teta.

Cada lechal a su teta, sí.

Ahora, que en cachondeo Madrid es mucho Madrid.

No sé si me explico.

Tráigase a la boticaria.

¿A la boticaria? Qué gracia tiene.

Ay, sí, hombre, sí.

Me la voy a llevar a Madrid, a ver el Museo del Prado.

Pero ¿todo esto no había acabado ya?

Un par de preguntas solamente.

Quiero que me cuentes qué pasó esa noche.

Cenamos los tres y yo me fui a una fiesta.

¿Una fiesta? Sí.

Ah, ¿una fiesta...?

Rafa, mi amigo, era su cumpleaños.

No meteré en un lío a Claudia, ¿verdad?

Solo si no cuentas la verdad.

No tengo nada que decir. -Chavalín.

Sh, esto va en serio, como nos guardes...

...información, a por ti.

Que no, no te lo creas.

Pero seguro que tienes algo que contarnos.

¿Fue una fiesta normal? Normal.

Un cumpleaños normal.

Qué feo fin de fiesta.

Bueno, cuéntame.

Claudia llegó a la fiesta.

Y pues... -Ahorra detalles, al grano.

-Esa noche había bebido demasiado.

Nunca suele beber, esa noche se pasó.

Entonces...

Me llevó a mi dormitorio.

Pensaba que era para...

Ríe

Volví a casa sobre las tres, y me acosté.

Unas horas más tarde oí el disparo y me levanté.

Y al ir a ver qué pasaba...

...mi madre me dijo que no entrara en el despacho, eso fue todo.

¿Durante la cena ocurrió algo?

Su padre les dijo que estaban arruinados.

Las dos no se lo creían.

Pero su padre se lo repitió.

-Y discutieron. -Algo hubo.

A Claudia le preocupaba dejar la universidad.

¿Sabes?

No poder ir a EE.UU. este verano.

Y que se enteraran sus amigas, le aterrorizaba se pobre.

¿Sabías que tu padre tomaba somníferos?

¿Sabías que estaba arruinado?

No.

Me enteré al ver las noticias.

No me lo podía creer.

Estaba enfadada con sus padres, no entendía que la llevaran a eso.

Claro.

Culpaba a los dos.

¿Cómo te llevabas con él? Normal.

¿Y cómo definirías la relación...

...entre tus padres? ¿Cómo?

Si se querían, si...

Claro, si no se hubieran divorciado.

Claro.

Me hizo prometer que no lo contaría.

No te preocupes, esto es como un confesionario.

-Es lo que tienen los secretos, te explotan en las manos.

¿Sabías que tu padre tomaba pastillas para dormir?

No. ¿Serían de tu madre?

No. Mi madre duerme como un tronco.

No había restos del componente de los somníferos.

-¿Seguro? -Seguro.

-¿Y de otra medicina?

-Había restos de polinocloruro, nuxolona,...

...hidrocortisona... -¿Qué es eso?

-Es lo que tiene cualquier pastilla para el dolor de garganta.

Es lo que encontrarías en la mitad del país.

-En el bote ponía que eran somníferos.

-Quizá no lo sean, ¿tienes alguno?

-Sí.

-Chica lista. Trae, te la analizaré.

-No, deja.

-Venga.

Que todo sea por esas cañas. -Muchas gracias.

-¿Y qué? ¿Va a ser hoy la gran noche?

-Será, llámame luego.

-Que te llamo. -Claro.

Martín.

Qué sorpresa.

Yo vine a recoger a Julia.

Ya, claro.

¿Y tu mujer? ¿Cómo se llamaba?

Susana. Susana.

Bien, está bien, pero...

...nos separamos. Lo siento.

Hola. Hola.

Qué sorpresa.

Al final pude pasar. Muy bien.

Creo que me olvide el móvil en la mesa, ¿lo has visto?

No. Voy a buscarlo.

Pasarla bien.

¿Vamos?

¿Compartís despacho?

"Hola, papá, estoy haciendo un rissotto y no tienes pimienta".

"No aparezcas sin ella, es vital".

"Te quiero mucho, un beso".

-Mienten más que hablan.

-¿Y Marta? Le dejé un recado.

Pero no la localizo.

No es ella. -Es la madre o la hija.

Pero ¿cuál? -Y cómo, no hay signo de forcejeo.

-Hay un beso, es propio de una mujer.

¿Y las pastillas?

-En el bote había pastillas para la garganta.

-No tiene sentido.

Informemos al juez, hay indicios.

Ya me he ocupado.

¡Suélteme!

¡No me colgaré una acreditación!

¡Que me suelte, leche! Déjelo.

Pase. Vete a tomar por el culo.

Agente Gutiérrez. Buenos días.

Discúlpeme.

Tenía que venir a un chequeo.

Y así saludo al capitán. Hizo bien.

Le he traído un detalle.

Morcilla.

Qué cabrón, qué olfato.

Después repartimos.

Bueno.

Comenzábamos la reunión.

Me presento. Sí.

Segura. ¿Cómo está?

-Bien. Andrún.

-Cómo está el cuerpo.

Encantada.

Izquierdo. Anda, a ti ya...

¿Qué tal?

Molina. Hola.

-Encantado.

-Así que esto es la UCO.

Aquí están mejor que quieren.

No les falta de nada, vaya un plasmón.

Ah, no, si es un videoproyector.

Mariano puso uno en el karaoke.

Y en 15 días, los mozos con la botella de Coca-cola.

¿Por dónde íbamos? Carta y pastillas.

Marta...

...nos dijo que Antonio ponía a prueba a la gente.

Le gustaba poner a la gente...

...ante situaciones comprometidas.

Un bromista, bromista bromista.

Estaba un mes preparando bromas.

-Qué gracioso.

-Con arte, era un artista.

Esto sí puede ayudarnos.

Así que... Ay.

Qué bien está usted aquí.

No digo nada.

Pero, coño.

¿Traigo el pan?

¿Eh?

La morcilla.

Sí.

Sácalo, venga.

No quiero citarlas como testigos sino como imputadas.

¿Sabes lo que eso significa?

Me lo imagino.

No, no te lo imaginas.

Tendremos encima a toda la prensa del país.

¿Estamos seguros de lo que quieres hacer?

Ya hemos descartado las otras opciones.

No podemos cometer errores.

Si salen de aquí como inocentes, el Ministro me corta la cabeza.

Y, claro, yo te corto a ti la tuya, no lo dudes.

Gutiérrez nos puede hacer sitio.

No estoy para jodas.

El muerto...

...dejó una carta diciendo que se suicidaba.

Lo sé.

Habla con el juez, y que Dios nos coja confesados.

Sigue creyendo en él. Sobre todo tú.

Mi madre me dijo que no contara lo de la quiebra.

No quería estar en boca de la gente.

Así que me largué.

-Acababa de deciros...

...que estabais arruinados.

-Era el cumpleaños de mi mejor amigo.

¿Desea algo más, señora? ¿Un café, un té, más agua?

Deseo que acabemos cuanto antes.

Me entró miedo, si se lo decía, sospecharían de mí.

-¿Por qué íbamos a sospechar?

-Se piensa que a los pijos solo nos importa el dinero.

"Y no es justo".

"Usted, su marido, y su hija".

¿No había nadie más aquella noche?

Que yo sepa, no.

¿Qué pasó en la cena?

Nada en particular.

-"Mi padre nos dijo que se había arruinado".

"Me asusté mucho".

Tenemos una declaración extensa y detallada...

...sobre lo acontecido esa noche.

Mi madre y yo...

...pensábamos que era una broma de las suyas, pero no.

Mi padre hablaba en serio.

-¿Cómo lo tomó ella?

-Por primera vez lo veía preocupado.

Estaba hundido.

Me afectó verle así.

-Mi padre nos dijo...

...que nos embargarían la casa.

Que tendría que dejar la universidad, trabajar, y no iría a Nueva York.

Me asustó de verdad.

-Y te enfadaste.

-No, no supe cómo reaccionar, me pilló de sopetón.

Les contó eso y les contó además lo de su amante, ¿sí?

Sí.

Yo ya me lo imaginaba.

Solo me sorprendió que fuera la asistenta.

Me dijo que lo esperara en el aeropuerto.

Y que me llevara el pasaporte.

Y lo esperé y lo esperé hasta...

...que me enteré por el televisor que había muerto.

¿No lo volviste a ver?

Llora

Si no hubiera pasado nada, ¿se iría contigo?

Yo era lo que soy, la otra.

Pero siempre lo acepté.

Nunca me importó.

Prefiero ser la otra...

...antes que no tenerlo a mi lado.

Él dijo que había cometido algunos errores.

Y que ella no le dejaba en paz.

Quería dinero.

Quería que se divorciara de mí.

Mi madre dijo que mi padre había llamado a Marta.

Para decirle que le dejase en paz.

Que no quería volver a verla.

Y ella se debió enfadar.

Luego te despidió, ¿no?

Sí.

Después de hablar con ustedes, me llamó.

Yo, de todas maneras, no pensaba volver.

¿Qué te contó Antonio...

...en esa llamada?

Que acababa de darse cuenta...

...de que su familia no lo quería.

Y había decidido marcharse conmigo.

¿Cómo lo descubrió?

No lo sé.

Que no habían superado la prueba.

Eso me dijo.

Usted llama al señor Gurucia a las 5.

Y a las 5:30 muere su marido, ¿cierto?

Sí.

Llama para saber si el señor Gurucia va a dejar a su mujer...

...e irse con usted, ¿cierto?

Sí, es verdad.

Hemos venido voluntariamente.

Mi cliente está como testigo y colaborará...

...en la investigación.

-Y yo se lo agradezco. -Acabemos ya.

-Bien.

¿Qué relación tenía...? -Me acostaba con ella a veces.

Igual que él se acostaba no sé con quién, con otras.

-¿Qué pensaba de las infidelidades de su marido?

-Su matrimonio no se rompería.

Hace tiempo que no me acuesto con ella.

Hace tiempo que no la veo, que no hablo con ella.

-Ni por teléfono.

-No.

¿Por qué lo llamó a esa hora?

¿Por qué no esperó?

Llevan meses siendo amantes.

¿Por qué tanta urgencia por saber si se iba a separar?

Me despertó y contesté, Elena estaba llorando.

¿No le ha pasado nunca?

¿No ha tenido la necesidad de saber si quien cree que le quiere...

...le quiere de verdad?

¿De oírselo decir?

Pero le dejé bien claro que jamás me divorciaría.

-¿Y ella qué le contestó?

¿Y ahora qué pasa?

-(SUSURRA) Marta está limpia.

Se vio en la calle.

"Sin marido, sin Gurucia".

"Sin poder vivir como hasta ahora".

"Y prefirió la protección del seguro de los 4 millones".

¿Qué le ha dicho su ayudante?

Que su hija ha confesado que usted lo mató.

"Me leyó la carta que había escrito para el juez".

Tomaría unos somníferos para cuando le disparara.

Quería que fuera yo...

...quien apretara el gatillo.

Me lo suplicó una y otra vez.

Él no tenía valor para hacerlo.

Y no quería vivir.

Puerta

Buenas. -Hola.

-¿Y este qué hace aquí?

-Quería despedirse.

-Yo, sin tanta cacharrería, también resuelvo mis casos.

-"Una carta manuscrita".

No lo dudo, mi sargento.

"Dice que es el responsable".

Yo solo apreté el gatillo.

Sustituía su brazo.

Un juez lo entenderá.

Hice lo que él quería que hiciera.

Él le dio la pistola.

Le dijo que tomaría unos somníferos para no enterarse.

Pero en realidad la puso a prueba.

¿Y la hija?

Habló con su madre y se acostó.

¿Qué sintió al ver que la pistola no tenía balas?

¿Y qué piensa que sintió él, que jamás durmió,...

...cuando escuchó...

...que usted cargó la pistola, entró y le pegó un tiro en la cabeza?

Y luego...

...lo besó.

¿Esto qué cojones es?

¿Un jardín de infancia?

Con permiso.

"¿Fue así?".

Portazo

Con permiso.

-¿Qué cojones hace?

Proceda.

Apriete el gatillo, por favor.

Apriete el gatillo.

No se esfuerce.

No puede.

Verá, yo sé a través de la boticaria del pueblo...

...que está tratando la artritis...

...que le paraliza las manos.

Hace tiempo que tuvo que dejar de tocar el piano.

Mire.

Es incapaz de disparar un arma.

Dejémonos de gilipolleces.

Y vamos a empezar a decir la verdad.

Ya estamos mareando mucho la perdiz.

Dicho sea esto con todo respeto.

Fue su hija, ¿verdad?

Llora

-Antonio había bebido más de la cuenta.

Le gustaba jugar.

Poner a prueba a la gente.

Hizo el teatro del suicidio, pero descargó el arma.

Sabía que su juego no era peligroso.

Pero era como él.

Jugó conmigo toda la noche.

Pensó que yo acabaría apretando el gatillo.

No se acordó de mi artritis.

Usted lo intentó.

Sí.

Lo intenté con todas mis fuerzas, pero no pude.

Yo hubiera matado a mi marido.

¿Y su hija?

Cuando volvió a casa, me encontró llorando.

Le conté lo que había pasado.

La carta, la prueba.

El seguro.

Y lo bien que lo había pasado con su juego cruel.

"Le dije también que yo había intentado matarlo".

Ella me preguntó si lo del seguro y la ruina también era un juego.

Yo le dije que no.

Que eso era absolutamente cierto.

Y me fui a hacer las maletas.

La dejé sola.

Llamé a Gurucia.

Y al cabo de un rato, oí un disparo.

Siga.

Cuando bajé y entré al despacho,...

...la encontré con el arma en la mano.

Ella me dijo: "Lo siento, mamá".

"No sé por qué lo he hecho".

Yo la empujé.

Ella hizo lo que yo no había podido hacer.

Y lo único que se me ocurrió...

...fue acercarme a él,...

...besarlo y pedirle perdón.

¿Me puedo ir ya?

Me lo quedo.

¿Y si te timo?

Te tendré a tiro todos los días.

Gracias, me haces un favorazo.

Ya me lo cobraré.

¿Da usted su permiso?

Adelante.

¿Se va ya?

El pueblo me reclama.

Lo prometido es deuda, cuando empiecen la setas, le quiero ver.

Le llevaré a degustarlas, es una experiencia inolvidable.

Ay, Gutiérrez, le envidio.

Yo a usted tampoco.

No, en serio, usted y yo nos hicimos guardias por lo mismo.

Para ayudar.

Me pongo en su lugar diciéndole a un padre que se ha encontrado a su hija.

Que unos...

...han hecho con ella barbaridades, y de pensarlo me vienen las lágrimas.

Yo escogí el camino fácil.

"Cada lechal a su teta", decía su madre.

Y la mía.

Ha sido un placer.

A sus órdenes de usted, mi capitán.

Sierra, para los amigos.

Le pediré un último favor.

Sierra. Dispare.

Despídame usted de Andrún, ¿me explico?

Bueno. Las caza al vuelo.

Me cago en la leche.

¿Por qué no le contaste...

...que trabajábamos juntos?

Déjalo, Bruno.

Hay un cielo en otra parte.

Una Tierra sin ayer.

Donde el viento nace libre.

Donde todo ya está bien.

Hay un Sol que ya no parte.

Te ilumina a ti también.

Unas lunas de distancia...

...y, entonces, todo ya está bien.

Ay.

Papá.

Son las 11, ¿qué haces aquí?

¿Me odias mucho?

Bueno.

¿Sabes cuando echas cola cao en la leche y ya no se disuelve?

Pues mi odio hacia ti es lo mismo.

¿Y un beso?

Sí.

¿Qué tal?

¿Retomamos donde lo dejamos o te harás la dormida?

No me hice la dormida, dormía. En el momento oportuno.

¿Hablar de qué?

Quiero saber si ese perroflauta además tiene nombre.

Y si es guapo.

Si se cuida, si te besa bien.

¿Eres gay?

¿Eres tonta?

No, pero si quieres te doy su teléfono.

Quedáis, os miráis, tenéis un careo y averiguas si besa bien.

Han matado a uno de la banda de los Tonys. Era confidente de Luis.

Le estábamos vigilando. ¿Me confundirías a esta distancia?

No sé si quedarme.

¿Has hablado con Tony?

¿Y te has identificado? Claro.

Usted no conoce a mi madre. Me mataría.

-Merche. Tiene antecedentes por tráfico.

¿Es capaz de matar? Claro que sí.

-Estará en su conciencia de por vida.

-"¡Tony! ¡Tony!".

-Creemos que alguien de su entorno lo delató.

Nos la jugamos demasiado.

El águila ataca el nido.

El delator era alguien cercano. No se puede fumar.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Hogar dulce hogar - Capítulo 2

Unidad Central Operativa - Hogar dulce hogar - Capítulo 2

26 abr 2013

 Las noticias anuncian el suicidio de Antonio Castellar, un importante empresario arruinado por la crisis,  en el despacho de su casa de la Sierra madrileña. Se da además la circunstancia de que el muerto era amigo personal de un ministro. Por esto, y para evitar que la noticia tenga una trascendencia mediática mayor, el coronel Garrido manda al capitán Sierra de la Unidad Central Operativa al lugar del atestado para acabar con las diligencias pertinentes lo antes posible.

Histórico de emisiones: 04/06/2009

ver más sobre "Unidad Central Operativa - Hogar dulce hogar - Capítulo 2" ver menos sobre "Unidad Central Operativa - Hogar dulce hogar - Capítulo 2"
Clips

Los últimos 39 programas de Unidad Central Operativa

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios