www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
1788007
No recomendado para menores de 7 años Unidad Central Operativa - Algún día volverá - Capítulo 1 - ver ahora
Transcripción completa

¡Dale!

-¡Dios!

-Contigo me iba al fin del mundo.

¿Sabes por qué? -¿Por qué?

-Porque te quiero y porque somos libres.

Somos libres.

-Ay, no. ¡Idiota!

Idiota.

Hola. Mi teniente.

El camión sigue su ruta según lo previsto.

Sabemos que Sara está dentro.

¿Dónde nos vamos? -A la playa.

-¿A la playa? ¿Y el biquini?

-Pues no. -¿No te has traído el biquini?

-Da igual. -Pues mucho mejor.

¿Qué es eso?

-Parece un control de policía.

-Pedro, tienen pistolas.

-Me cago en los putos picoletos.

Apaga el motor.

Si no iba ni a 80. Baja del coche.

¿Qué pasa? -Será un momentito.

A ver, ¿qué pasa?

Las manos en el camión.

Laura.

¿Cómo estás, Sara? Bien. Pero ¿pasa algo malo?

Sierra.

Pedro Carpalo. -Pero ¿qué coño he hecho?

¿Secuestrar a una menor? -¿Qué?

-Está conmigo porque quiere.

Deja que hable ella. Le va a decir lo mismo.

Tú te callas. Sara.

-Sí, es verdad.

¿Podemos hablar un momento? ¿Qué más quiere saber?

Estoy con Pedro porque quiero.

Tengo que asegurarme.

No voy a volver a casa.

Dentro de dos días cumplo 18 años.

Hablemos, por favor.

Pedro hará cualquier cosa por mí.

Y aunque no fuese así, yo no soy tonta, ¿sabe?

Puedo apañármelas sola.

Tus padres quieren lo mejor para ti.

¿Sabe?

En el fondo, creo que ellos me han echado de su lado.

No tratábamos de engañarle con lo del secuestro.

Ese hombre le había comido la cabeza.

No digo que me engañaran, digo que no fue secuestrada.

Se les olvidó decirme que cumplía 18 años.

Y eso me costó un disgusto con mis superiores.

Olvidado. Hace dos años. No se hable más.

Mire.

Esta es la niña.

Debe de tener al menos un año.

Una nieta de un año. Y nosotros sin enterarnos.

Ojalá lo hubiésemos sabido.

-Es una cabezota. Con tal de no dar su brazo a torcer...

-¿A quién habrá salido? ¿Les llamó el jueves?

¿Qué les dijo? Que quería que habláramos.

Que si podía volver.

Que nos mandaba sus cosas y vendría en tren.

-Nos tuvo 3 horas esperando en la estación.

¿Cómo sonaba su voz?

-Parecía... preocupada,...

...triste, pero más madura.

No era la inconsciente que se fue.

-Con el pronto que tiene, ya se sabe.

-Llamamos al teléfono que nos dio, pero nada.

¿En estos dos años han sabido algo de ella?

Nada, ni palabra.

Si le ha pasado algo... No puedo perderla dos veces.

Calma, calma.

Haré lo imposible por encontrarla.

¿Puedo hacer una copia de esta foto?

-Claro. -Sí.

Zarpó de Cartagena de Indias hace dos horas.

El equipo de Richie ha colocado una baliza en el contenedor de la droga.

Ya son tres barcos controlados.

Y hemos reforzado el seguimiento de Tony Dalmao y sus hombres.

Esta vez... los tenemos.

Mi coronel.

Perdona, perdona. ¿Ocurre algo?

¿Que si ocurre algo? Que tu...

El capitán Sierra tendría que haber llegado hace una hora...

...y ni siquiera me devuelve las llamadas.

Ha llegado. Está en la segunda planta.

Llegas con dos horas de retraso a tu primer día.

Lo lamento, mi coronel. Era una llamada importante.

Ya. Que nos conocemos.

Tu teniente, Nicolás Segura.

Lleva desde octubre ocupando tu puesto de forma interina...

...y esperándote desde las 7.00.

Lo siento. No se preocupe, capitán.

Teniente, todo el mundo le llama Sierra.

Y como nunca habéis coincidido, te aviso.

Sierra nació tocapelotas...

...y morirá tocapelotas.

Todo irá bien.

El teniente te pondrá al día de las operaciones.

17 en tu grupo, ¿no? Exacto, mi coronel.

Y todas pasan por mis manos y por mi cabeza.

Que lo sepas.

Que no se os acumulen las carpetas.

Un momento, Sierra.

Gracias, Nicolás.

La comandante Julia Guzmán, de sobra sabes quién es,...

...me pidió que Segura ocupara tu puesto.

Que no tengo al equipo a mi favor.

Sabia deducción.

Pidiendo que se incorpore a tu grupo la sargento Andrún...

...no empiezas bien.

La quiero conmigo.

Tienes 17 hombres más...

...que piensan que no son lo bastante buenos.

Se darán cuenta de que no es así.

Aquí, en la UCO trabajamos en equipo.

No hay sitio para lobos solitarios.

¿Entendido, capitán?

Gracias por confiar en mí.

Te debía una.

Julia piensa que Tony Dalmao está detrás de los asesinatos...

...y nos pide ayuda. -Me encargo.

-Discreción. No te identifiques como guardia civil.

Buenos días.

Disculpen el retraso. El capitán Sierra.

La alférez Marina Izquierdo. El cabo Pablo Molina.

Nos iremos conociendo a medida que vayamos trabajando juntos.

Traigo un caso al que quiero darle prioridad.

¿Lo ha pedido Garrido? No. Lo llevé hace dos años.

Me han llamado esta mañana... Disculpe, mi capitán.

Sierra. Sierra.

Tenemos muchos casos. Ya. Este urge.

¿Hay café por aquí? -Una máquina al final del pasillo.

¿Da café o es venenosa? Podemos traer de la cafetería.

Traigamos.

Gracias.

-Y unos donuts.

-Olvídame.

A los 18 años, Sara se fuga de casa con Pedro Carpalo,...

...10 años mayor que ella, camionero, con antecedentes...

...y de carácter violento.

Familia acomodada, buen futuro...

Se agradece, Marina.

La encontramos, pero era mayor de edad.

Estaba con él por propia voluntad y no pudimos hacer nada.

Pero pensé que Sara volvería. Sierra.

No he terminado. El viernes llama a sus padres...

...pidiéndoles perdón...

...y queriendo volver.

Envía sus cosas y dice que tomará el tren del sábado...

...a las 7.00 con llegada a las 7.40.

Los padres van a la estación y ni rastro de ella.

-Se echó atrás.

¿Alguien quiere? -No, gracias.

-¿Hay indicios de que haya caso?

Entre las cajas que envió encontramos ropa de bebé.

Ninguna madre se deshace de las cosas de su hija.

Alguien le impidió volver. -Vamos a buscarla.

Lo tuyo es la calle, dicen.

Investiga su entorno.

La dirección desde donde mandó sus cosas.

En el teléfono no contesta nadie.

Quiero saber quién vive allí. Y ponte en su lugar.

También me fui de casa. Pero no has ido a peor.

Según cómo se mire. Marina, el camionero.

Toma, todo tuyo.

Investiga sus últimos movimientos y tráemelo.

Quiero interrogarlo. Pero que no sepa a qué viene.

-¿Ese es el barrio?

Muy marginal.

Sara, ¿quién te ha visto y quién te ve?

¿Qué? Nada.

¿De quién es la casa? De Javier Flores.

Se la tiene alquilada sin contrato a una que se llama Raquel.

¿Es la que vive con Sara? Supongo.

No hay nadie.

No nos oías, ¿no? Guardia civil.

¿Ellas ocupaban esa habitación? Sí.

Puse un anuncio para alquilar el cuarto.

No sabía que fuese delito. No, ni yo.

¿Hace cuánto se mudó Sara?

Hace tres meses.

¿No sabes por qué decidió irse?

Cualquiera sabe. Es una chica muy rara.

Aclárame.

Siempre estaba agobiada.

¿Por la niña?

Por la niña, por el dinero... Yo he criado a tres hijos.

Sí, es duro.

Pero Sara se agobia demasiado.

¿Le pasaba algo más?

Había dejado al marido. Y eso no ayuda.

¿Cortó con el marido?

Sí. ¿Y sabes por qué?

No habla de eso.

Pienso que el problema está en ella.

¿Mantuvo contacto con el marido? Hasta el viernes pasado, no.

Fue al bar donde ella trabaja. ¿Dónde?

Sí, al bar. ¿Cuál?

El bar La ponderosa.

¿Sabías que quería volver con sus padres?

Sí, yo misma la ayudé a hacer todas las cajas.

Me fui al trabajo y...

...no he vuelto a saber de ella.

¿No está con sus papás?

-¿Y esto? -Para Nuria, para el asma.

¿Asma? ¿Es severo?

Sí, se ahoga por las noches.

Le da una medicación más fuerte.

Contactemos con el pediatra para ver cuánta medicación le queda.

Y vigilar farmacias y hospitales.

A algunas deberían de quitarles el carné de madre.

Sara no es mala chica.

Se equivocó y lo está pagando.

O tiene un gran colocón y lleva tres días de fiesta.

¿Con su hija?

Móvil

(LEE) "Tenemos al camionero".

Déjame en la UCO. Ve tú al bar.

¿Qué pintas ahí parada?

Mañana me incorporo y quería presentarme.

Mañana es hoy, sargento.

Sara. ¿Te acuerdas? Sí.

Desapareció otra vez, pero ahora con una hija.

Tengo al ex. Venga.

Me esperaba un detalle de bienvenida.

Ya. La banda estaba preparada para mañana.

Hombre.

Otra vez usted.

Escasez de personal.

Izquierdo, la sargento Andrún.

-Encantada.

Igualmente. ¿Nos dejas solos con el señor?

¿Y ahora qué pasa?

Cabo Molina, guardia civil.

Venía a hacerle unas preguntas. -La Guardia Civil.

-Buenas tardes. Vendrán por lo de la denuncia, ¿no?

-¿Qué denuncia?

-Contra la chica que trabajaba aquí.

Se largó con todo el dinero.

-Sara le robó la caja.

-No entendemos por qué.

Sara nos apreciaba. -Bueno.

-Con todo lo que hicimos por ella. -¿Qué hicieron?

-Cuando llegó, nos dio pena.

Se la veía educada, pero como venida a menos.

Le dimos trabajo y le cuidábamos a la niña.

-¿Ella no se ocupaba?

-Sí que la quería.

Es como si hubiera perdido el rumbo.

-¿Cuándo les robó la caja?

-El viernes por la noche.

-¿Por qué creen que fue ella? -La caja no estaba forzada.

Solo ella tenía la llave.

-No hemos vuelto a verla.

Desapareció... hace tres meses.

¿Por qué te abandonó?

¿Por qué estoy aquí?

Dínoslo tú.

¿Es por la denuncia de malos tratos? No la toqué.

Ah, ¿no? No.

¿Dónde está el informe médico?

¿Dónde?

Pedro.

No creo que la maltrataras.

Claro que no. Me consta...

...que la querías. Muchísimo.

Cuando la conocí, para mí era como un sueño.

Yo había tenido mis ligues, pero...

...nunca había sentido algo así.

Ya. Sus padres te lo pusieron difícil.

Joder.

Me echaron de la casa.

Su princesita saliendo con un camionero.

Si hubiera tenido pasta...

Hace dos años me pareció que todo marchaba bien.

¿Qué pasó?

No sé.

Sara empezó a quejarse y a decir que se había equivocado.

Salía de noche y empezó a beber.

Se quedó embarazada, ¿no?

Pensaba que con Nuria todo cambiaría.

Pensaba que tener una hija nos uniría más.

Pero pasó lo contrario.

Peleas. Y terminó yéndose con ella.

No sabía ni dónde estaban.

Cuando supe que trabajaba en ese bar y no la encontré...

Se puso como loco. Tiró una botella y todo.

Dijo que le mentíamos. Y se fue echando pestes:

"Esa zorra no me robará a mi hija". -Lo pasamos mal.

-¿Y después?

-Vino Sara y se lo contamos.

Se asustó.

Y se fue a casa.

¿Qué has hecho con ella, Pedro?

¿Qué?

¿Le ha pasado algo? Chist.

¿Dónde estabas el sábado a las 7.00?

Pero...

Currando en la oficina. 20 tíos lo pueden confirmar.

Pedro.

¿Dónde está Sara? No lo sé.

¿Me puede explicar qué está pasando?

Sara ha desaparecido.

Con Nuria.

Búsquenla. Nuria está enferma y no puede estar con esa loca.

Dejen de joderme a mí.

Sierra.

Este es un caso de la Unidad de Desaparecidos.

El coronel valora los casos que... Yo me ocupo de eso.

No te preocupes. Podría haberse ido.

Más fácil de resolver. Un centro de menores, un hostal...

Demuéstrame que no hay caso y me darás la mejor noticia.

Entendido.

¿Y mi despacho?

No sabía que lo iba a compartir. ¿Te la presento?

La conozco.

¿La máquina del café?

En la esquina. Ah.

Ya he acabado.

Bienvenido, capitán.

¿Cómo lo llevas? Ahí.

Me ven como un bicho raro. Son muy rápidos.

Te presentaré a los gatos. ¿Quién te preocupa?

Segura. ¿Qué tal es? Un reloj suizo.

Disciplinado, no se altera. Era la mano derecha de Julia.

Trabajando, impecable.

¿Y no trabajando? Un hombre de familia.

Ah, la familia, el origen de nuestras preocupaciones.

¿Freud? No, Sierra.

¿Hola? Blanca. Sí, mi amor.

¿Que qué?

¿Cómo que en mi casa?

¿Lo sabe tu madre?

Niña. -Ay, perdón.

Eh.

Blanca. Papá.

¿Qué haces aquí?

¿No puedo venir a verte?

¿Con 4 maletas?

¿Y a dos días de comenzar el instituto?

Yo no quería irme.

Decidimos lo mejor para ti. Cambiarme de instituto...

...a mitad de año no es lo mejor para mí.

No te puedes quedar conmigo.

¿Me vas a dejar en la calle?

No te puedes escapar cada vez que te peleas con ella.

No te preocupes, no volveré a escaparme.

Porque me quedo aquí. Que no puedes.

Quiero que hablemos otra vez. Y que me escuches.

Móvil

Tienes que irte. Siempre, Blanca.

¿No vas a escucharme? Sí, pero no ahora.

Y no cambiaré de opinión. ¿Y de qué me sirve?

Te veo esta noche. Habla con tu madre, llámala.

Estará preocupada.

Sí, ya estoy aquí. Y no pienso moverme.

¿Vienes a buscarme?

Julia.

Hola.

Enhorabuena.

Por tu ascenso.

Me alegró mucho.

A mí también.

Y por lo de la operación, la de...

Operación Cuneta. Cuneta. Esa.

Tengo una reunión.

Julia. Bruno.

Quería decirte... Sobre tu nuevo equipo,...

Preferías a Segura, me lo dijo Garrido.

No es nada personal. Es sólo que...

...ese equipo es una máquina bien engrasada y hay que cuidarla.

Y crees que no doy la talla.

Cuando te obsesionas con algo, dejas a un lado lo demás.

Y a todos.

A ti, por ejemplo.

Julia.

Es personal y lo entiendo, porque no somos máquinas, sino personas.

Eso pienso. Espero equivocarme. Ya. Oye.

He dicho por ahí que me llaman Sierra.

¿Dejamos lo de Bruno en secreto? Te veo luego.

Esta es la cinta de la estación del tren que iba a coger Sara.

-¿Esa es Sara? Parece.

Las gafas son las suyas.

¿No puedes mejorar la calidad? -El sensor es un CCD.

En cristiano, que no me aclaro. -No se puede mejorar.

-En todo caso, Sara sí cogió el tren de las 7.00 con la niña.

-Sus gafas. Las encontraron en el vagón.

Sí, son de alta graduación. Sin ellas, no ve.

Hay algo más raro, el cochecito. ¿Eh?

-¿Qué cochecito? -Se nota que no eres padre.

-Nunca se sabe. Venga.

-Nadie lleva a su hijo tanto tiempo en brazos.

¿Estaba el cochecito en la casa? Ni donde sus padres.

Se sintió perseguida y lo dejó atrás.

Sara subió a ese tren.

Y, en algún punto, bajó.

O le obligaron a bajar.

¿Tenemos caso o no?

Prepara el rastreo.

Tráeme a Raquel.

¿Café? Siempre.

Sierra, a ver un momentito. Ida y vuelta.

"En cristiano, que no me aclaro".

-Cómo le coge la pelotita.

Estos tienen un lío.

Llegas tarde. -Llevo 15 minutos esperándote.

Tengo una sorpresa. -¿Sí?

-¿Quieres ir a un sitio muy chulo? -Vamos.

Atrásame la reunión con la Interpol. A las cuatro.

Oye, Segura, una pregunta.

Si esto sale mal, ¿peinaremos el país entero?

-Hay un bebé por ahí. -Comandante, ¿cómo estás?

¿Nos echas de menos? A algunos.

Y nosotros a ti.

Te veo fuera. Hasta ahora.

¿Qué tal lo de los Tonys?

Sierra ha pospuesto la agenda. Muy de Sierra.

Le mantendremos al margen. Sin problema.

¿Qué tal con él?

Pues es... peculiar.

Sí, es Sara. Es su ropa.

¿La niña es Nuria?

Son las gafas de Sara.

¿Tenía otro juego o lentillas? No, iba justísima de dinero.

Son gafas de marca.

Fueron compradas hace dos meses.

Vivías con Sara. ¿De dónde sacó el dinero?

No sé, esa chica estaba muy perdida.

Puerta

Hemos confirmado la coartada de Pedro.

Es una buena noticia.

Esta te va a encantar.

Garrido te quiere ver en su despacho inmediatamente.

Te pedí disculpas, Ramón. Este caso es muy especial.

Te llamaron los padres...

...y sientes la responsabilidad de encontrarla.

Aunque no sea un caso de la UCO, donde trabajas.

Si no, de una unidad territorial.

La chica desapareció de un tren que pasa por varias unidades.

La niña está enferma, se ahoga.

¿Qué hacemos, la dejamos morir?

24 horas.

Ni una más.

Después, te quiero perdiendo el culo por los 17 casos...

...que sí son de la UCO.

Gracias. De nada.

¿Espiabas, alimaña? Los gritos se oían desde el parking.

Y vienes a decirme que tiene razón. Deberías escucharle.

Y tienes razón. Eres peor pelota que psicólogo.

Garrido recibe muchas presiones de arriba.

Es una niña, Luis.

No es mucho mayor que mi hija y tiene un bebé enfermo.

No me hice guardia civil para mirar a otro lado.

Solo te pide que no actúes por tu cuenta.

Tienes 17 hombres, 34 ojos. Más ojos que casos.

Eres un psicólogo matemático. No.

Soy tu amigo. Posiblemente, el único.

Lo que me pidió de Anselmo. De tú, hija. De tú.

Que los años los tengo igual.

Nos mintió.

Al menos sabemos de dónde sacó Sara el dinero.

Cuando trabajo en equipo, suelo saber lo que se espera de mí.

No me cabe la menor duda.

No sé si lo que estoy haciendo está mal o debería de hacer otra cosa.

¿Lo de escuchar y observar qué tal?

¿Qué va a hacer con su hija? ¿Qué te parece?

¿A mí?

Sí, a ti.

Creo que no sabe muy bien qué hacer.

Blanca.

Papá, ¿qué hora es?

Me quedé dormida esperándote. Ya, ya.

Prometí hablar, pero se me hizo tarde.

Hablemos.

¿Ahora?

Hija, mira a qué horas llego. Mi vida es siempre así.

No te voy a molestar.

Tampoco quiero fastidiarle a mamá ni a mi hermana.

Ellas están bien con Marc.

Pero ¿qué te pasa con Marc? Es un buen tipo.

Quiere a tu madre. A vosotras os protege y os cuida.

Papá, no es solo por Marc.

Es por irme de Madrid. Aquí está mi vida.

¿Te gustaría dejarlo todo?

Claro que no.

Pero tampoco te vas tan lejos.

Lo bastante.

Bueno, duerme hoy aquí.

Blanca.

Si tú conocieras a un chico... Conozco a varios.

Hablo de alguien diferente, alguien especial.

¿Adónde quiere ir a parar con este interrogatorio?

No es un interrogatorio.

Digamos que...

Si tú...

...decidieras irte con él,...

¿Adónde? A vivir juntos.

No te irías así como así, ¿no?

Lo hablarías conmigo, me lo presentarías.

Depende. ¿De qué?

Pues del chico y de lo bien que me trate mi padre.

¿Quedo en libertad?

Buenas noches, hija.

Hasta mañana, papá.

"Son tus padres, Sara".

"¿Sabes lo que es eso? Son padres".

Son ellos los que me echan.

Podrán estar equivocados, pero mueren por ti.

Yo no quería irme.

Pero me están obligando. No sabes lo que es ser padre.

Yo soy padre y... -No, no lo sabes.

No eres un buen padre.

¿Qué? Me estás obligando.

Dices que me quieres, pero me echas.

Es lo mejor para ti.

No, es lo mejor para ti.

No, no.

No. Me pierdes.

Me estás perdiendo.

Me pierdes.

Me estás perdiendo, papá.

Móvil

Laura.

No, estoy bien. Estoy despierto.

¿Qué pasa?

¿Dónde?

¿Y la criatura?

Voy para allá.

Es Sara, sí.

Solo ropa interior.

¿Hay signos de violación? Parece que no.

Esperaremos a la autopsia. La ropa que llevaba no aparece.

La mochila con sus cosas sí.

Ni rastro de la niña.

Al final, alguien se la quitó.

¿Qué hay, Segura? La desnudaron y la arrastraron.

Tiene restos de hierba... ¿Motivo de la muerte?

Podría ser un golpe en la nuca.

-Quien lo hizo estaba aquí abajo.

Su ex es el único con motivos.

Y con coartada.

Y perfecta.

Bebé llora

Acabo de hablar con el pediatra. Está tomando un corticoide fuerte.

Y ya se le ha acabado.

-¿Solo se vende con receta? -Este sí.

-¿Y sin el medicamento?

-Si le da una crisis y no tiene la medicación,...

...se ahoga.

Sierra tenía razón. Reza para que la niña esté viva.

No sería culpa de Sierra.

De mí el primero.

Estos casos son mediáticos. Lanza la mierda y lávate las manos.

¿Quién dijo eso?

Lee un poco, que los libros no muerden.

En los 15 minutos que tengo entre jornada y jornada duermo.

Será mejor que Sierra la encuentre.

O nos crucificarán a los dos. Es el único que puede encontrarla.

¿Dónde está? Ha ido a decírselo a sus padres.

¿Qué?

Timbre

Ya voy yo.

Capitán.

¿Pasa algo?

Traigo una muy mala noticia.

No.

No.

No.

(LLORANDO) No, por favor, no.

¡No!

Id a hablar con el forense. -¿No esperamos a Sierra?

-Está con los padres y tiene el móvil apagado.

Lo apaga en momentos delicados.

-No perdamos ni un segundo. -Vamos.

Tú y yo solos, loquera. -Olvídame.

-¿Sabes?

Yo conocí a tu padre.

Ah, ¿sí?

Fue un gran compañero.

No te hemos dado la bienvenida.

Aquí no hay tiempo para muchas cosas.

¿Llevas mucho trabajando con él?

Suficiente.

¿Suficiente?

Para saber que es un tipo peculiar.

Pero es muy bueno. No lo dudo.

Me mintió, Anselmo. ¿Por qué?

Usted habló varias veces con Sara...

...en estos meses.

Bueno.

A veces la llamaba. Le hizo una transferencia cada mes.

Lo hice a espaldas de Clara, para que no sufriera más.

Se separó de Pedro y no tenía trabajo.

Yo le decía que viniera, pero no quería.

Al final se decidió a volver.

¿No le pidió que dejara a la niña a su cuidado?

Un día decía que sí y otro que no.

Hasta me habló de desembarazarse de la niña.

¿Cómo? De darla o venderla.

Por eso le daba dinero. ¿Qué iba a hacer?

¿Venderla?

Las palabras exactas.

Me dijo que una persona le ofreció dinero.

-Cuidaría a Nuria mejor que yo.

-"¿Cómo no va a importar? Es tu hija, mi nieta".

-Ya.

Pero yo no puedo cuidarla.

Es que no sé.

-"¿Y la vas a dar a un desconocido?".

"¿Es por el dinero? Te daré lo que sea".

-No.

Yo no soy una buena madre.

Y no puedo más.

No se culpe, hombre.

Yo hubiera hecho lo mismo.

Calculé su altura comparándola con los objetos de alrededor.

Tracé líneas paralelas. Es la leche.

Sí.

Sara medía 1,62 m y esta...

...1,72 m aproximadamente.

Es otra tía. -O tío.

Podría ser un hombre. Lástima la mala definición.

Pero no es Sara. -No.

Esto lo cambia todo. ¿Cómo se te ha ocurrido?

Es mi trabajo.

Si Sara no murió el sábado, a uno se le ha caído la coartada.

Buen trabajo, chicos.

Gracias.

-"Es la leche, ¿eh?".

"¿Cómo se te ha ocurrido?".

La muerte la provocó este golpe en la nuca.

Con un objeto redondeado. Probablemente, desde atrás.

Le partió el cuello, cayó hacia adelante y se golpeó la frente.

-Un golpe. -Con buena puntería.

-Pudo ser un solo asesino o dos, si el otro la estaba distrayendo.

-A tu lado, Holmes es un principiante.

-Marcos.

¿La muestra del 47?

-No me digas que eres de las que les gustan los forenses pijos.

-Solo los sexis.

-Las tías no entendéis nada de hombres.

-Tendrás que enseñarme.

-Cuando quieras. -De todas formas,...

...la muerte se produjo la noche del viernes.

-¿No fue tras subirse al tren? -Subiría muerta.

-¿Puedes ser más preciso en la hora?

-Sí, pero me llevará más tiempo.

Hay que esperar los resultados de las muestras bacteriológicas.

Te llamo cuando lo sepa. -Muy bien.

-Bueno, hemos acabado, ¿no?

-Sí. -Pues hala.

"Pero ¿cómo que muerta?".

¿Asesinada?

Tú sabrás.

Según tú, descuidaba a tu hija.

No te dejaba verla, ¿verdad?

Así que...

...la seguiste,...

...la amenazaste... Estaba furioso con ella.

Pero la quise mucho. Usted lo dijo.

Cuando ella subió al tren, yo estaba currando.

Sara nunca tomó ese tren.

¿Qué?

¿Qué hiciste el viernes por la noche? ¿También tienes testigos?

¿De qué me hablan?

¿Y Nuria? ¿Dónde está Nuria?

¿Eso tampoco lo sabes?

¡Que no, joder!

El único que quiere quedarse con Nuria eres tú.

Pensabas que Sara era una mala madre.

Y ahora que se iba con sus padres, la perdías para siempre.

¿Cómo voy a matar a la madre de mi hija?

Pedro.

Vamos a dejarte solo un rato.

Piénsatelo.

Piensa lo mejor para Nuria.

Pero si no pienso en otra cosa.

Por favor, encuentren a mi hija.

Encuentren a Nuria, por favor.

Si Pedro lo hizo,...

...tiene que tener un cómplice. No.

Perdona. La clave está en Sara.

En esa espiral de autodestrucción en la que cayó.

O sea... Quien iba a pagar por Nuria.

Es una posibilidad que no nos hemos planteado.

-Le dijo eso a su padre para que soltara la pasta.

Todo mentira. O todo verdad.

Sigue esa línea, Marina.

Y aprieta al forense para saber la hora de la muerte.

-Dijo que hasta mañana imposible. Mañana es hoy, alférez.

¿Niños ingresados con asma? -No.

Sí, pero identificados.

-O quien la retiene dispone de su medicación...

O se nos está muriendo.

Insistid con ambulatorios y hospitales.

Y tú y yo, a trabajar. ¿Un café antes?

Y después.

Al gurú le gustan más las guardias que el café.

Ojito.

-Qué viciosillo eres.

-Marcos.

Llora

No sé a qué hora llegaré.

Hablamos mañana, hija.

Venga, un beso.

Blanca.

La tengo en casa. Se quiere quedar a vivir conmigo.

¿Qué me cuentas?

No la conozco, no sé quién es.

Si mañana desapareciera,...

...tendría que buscarla como a una desconocida.

No digas eso. Es verdad.

La he tenido tan lejos.

Hay padres que es mejor tenerlos lejos.

Tiene gracia.

No lo digo por ti. ¿Y por quién?

Mira Sara.

¿Y si la persona que tiene a la niña la está cuidando mejor?

¿Alguien capaz de matar? Vamos, hombre.

Mujer, en todo caso.

Vete a casa, ya no distingues ni los sexos.

(RECUERDA)"Ser padre no es solo un título".

"Deberían de portarse como padres".

"No, hija, yo no quería convencerte de nada,...

...solo escucharte y entenderte".

"Es gracioso".

Sería usted el primero que me escuchara.

Y me entendiera.

Tengo una hija un poco más joven que tú.

Ah, ¿sí?

Espero que sea mejor padre que el mío.

Lo que me jode es que tuviera razón. -Vale, Pablo.

¿A qué hora cierra el bar donde trabajaba?

-A las 22.30. Murió a las 23.00. No pudo robarlo.

-A no ser que la mataran allí. O nadie robara el bar.

-Sara se iba con sus padres, no necesitaba dinero.

-Estas dos son medio lerdas, ¿por qué iban a mentir?

-Por la niña. ¿En qué estábamos pensando?

Sierra, sin orden y sin pruebas... Me importa la niña.

Y a mí, pero reventar un caso sin pruebas es perderlo.

Consíguemelas antes de que llegue.

Móvil

Dime.

No, tienes que ir al colegio.

¿Entendido?

Llora

Buenos días. Buenos días.

Capitán Sierra, de la Guardia Civil. Sargento Andrún.

Estuvo aquí uno de sus hombres. ¿Saben algo de Sara?

Necesitamos hacerle unas preguntas.

¿Podemos pasar? ¿Qué quieren?

¿Podemos pasar?

Sí. Gracias.

Es sobre el robo de dinero.

¿Tiene idea de cuándo pudo haberlo hecho?

No lo sé.

El viernes cerramos un poco tarde, sobre las 23.30.

Y el sábado abrimos a las 9.00.

Sería durante esas horas.

Viven al lado del bar, ¿no oyeron nada?

Nada. Sara tenía las llaves.

Entraría sin hacer ruido.

¿Llaves?

Usted tenía llaves, su madre tenía llaves y Sara tenía llaves.

¿Nadie más tiene? Nadie más.

¿Y quién cuidaba a Nuria cuando Sara trabajaba?

Nos turnábamos mi madre y yo.

Se quedaba con nosotras el fin de semana si Sara salía.

Es muy buena. ¿Y ese día?

¿Qué está haciendo? No se preocupe.

¿Dónde tiene el botiquín?

En el primer cajón de la mesita de noche.

Sargento.

Primer cajón.

¿Su familia tiene alguna otra propiedad...

...en la ciudad o en un pueblo?

No, solo la casa y el bar.

Va a tener que acompañarme. ¿Qué está pasando?

Me ayudará a encontrar a Nuria.

Quédate aquí. Cuando llegue la madre, tráela.

Y busca, pero que no se note.

¡Mamá!

Según este informe,...

...usted no puede tener hijos.

Sin embargo,...

...intentó adoptar uno.

Pero ¿qué tiene eso que ver con Nuria?

Javi, acércate a ella.

"Se le denegó la adopción porque no estaba casada".

"Sara no quería tener hijos y los tuvo".

Es... el mundo al revés, Marga.

Y a mí no me parece justo. No.

No entiendo por qué me dijeron que no.

Hay mujeres solas a las que se lo dan y yo hubiera dado cualquier cosa.

¿Qué, por ejemplo?

¿Qué hubiera dado?

¿Su casa?

¿El bar?

¿Dinero?

Pablo, ¿tienes algo?

Ni rastro. Y los vecinos no las han visto con la niña.

-¿Y el arma homicida? -Tampoco.

El gurú se está pasando de listo.

-Bien. Llama si das con algo.

-Venga, te voy contando.

¿Ves algo? Aparentemente, no.

O estas son muy listas o tu capitán la está cagando.

Nuestro capitán, Molina.

-¿Qué pasa aquí?

¿Y mi hija?

Sigue tú.

Doña Concha.

Venga conmigo.

¿Adónde?

Se lo explico. ¿Y mi hija?

Sara le dijo a su padre que alguien le ofreció dinero por Nuria.

Pero ¿cómo cree que...?

No se puede comprar una niña. Una niña no se debe de comprar.

Claro que no.

Claro que no. ¿Usted quiere a Nuria?

"Sí". "¿Y ella a usted?".

"Siempre quiere venir conmigo. Cuando me ve, lanza sus bracitos".

¿Quién cree que quiere más a Nuria,...

...usted o Sara?

Eso es difícil de medir.

No, no lo es.

Le diré cómo se puede medir.

Una dosis de corticoide inhalado cada 12 horas.

"En caso de crisis, administrar hasta 10 mg".

"Sé los cuidados que necesita Nuria".

Y sabrá lo que es quedar en vela...

...toda la noche cuando la niña se ahoga.

He estado muchas noches.

Le daré otra cifra para medir quién la quiere más.

Cuando la medicación se interrumpe, los riesgos de sufrir una crisis...

"...son del 90%. En 12 horas,..."

...la niña puede ponerse morada. Y en 24 horas, morir por asfixia.

Esa niña corre grave peligro.

¿Por qué me habla así? Madre. ¿Dónde está mi madre?

¿Usted cree que Sara habría arriesgado la vida de su hija?

No hablaré sin mi madre. -Hay que dejarla libre.

-Es un caso muy claro. -Miente, pero ¿y la niña?

-Si iban a pagar por Nuria, pagarían a alguien por cuidarla.

-Eso es. -¿Dónde vas?

-A por pruebas.

Tengo algo.

Joder, aquí hay una pasta.

-Bingo.

Pero ¿qué pasa? ¿Qué hace mi hija detenida?

Su hija no está detenida.

¿Quiere un café?

No.

Su hija nos ha contado todo lo de Nuria.

¿Nuria?

Quién la tiene y todo eso. Quiero escucharla a usted.

No sé de qué me habla.

Quiero ver a mi hija.

Que venga un abogado. No diré nada más.

El abogado está en camino.

Los movimientos de la cuenta de Concha.

15 000 euros.

¿Para qué los usaron?

-Para comprar una niña.

O sea...

En las cuentas de Sara estaba el dinero de su padre.

Ella no lo sacó.

Porque tenía dinero en metálico.

Así que, finalmente, la vendió. -Dime.

Buen trabajo. Llama al juez.

Han encontrado 6.000 euros en el bar.

-La mataron y se llevaron lo que quedaba.

No, no.

¿Y qué hizo con los otros 9000? No, lo sabríamos.

Alguien se quedó con el resto del dinero.

-Pedro.

No.

Alguien que lo necesita desesperadamente.

A ver, tú. Quedas detenida.

-¿Y por qué? -Por ser una jodida mentirosa.

Venga, para dentro. -Tranquilo, tío.

-Estoy muy tranquilo.

¿Te crees que me chupo el dedo?

¿Qué hacías ayer en La ponderosa?

-No sé de qué me habla. -Déjate de historias.

Has dejado pruebas a tu paso. Molina.

Sigo yo.

No quiero esos modos aquí.

Contesta a la pregunta.

Fui a hablar de Sara con ellas.

Nada más.

Veamos actuar al gurú.

"Tienes tres hijos".

"Uno de cuatro,...

...enfermo, como Nuria".

¿Le cuidan tus padres?

¿Y si desapareciera?

"Así deben sentirse los padres de Sara".

"Y Pedro".

Deseas volver a verlos, ¿no?

Es lo único que quiero.

Les mandas dinero.

Casi todo el que ganas. Allí es mucho.

Claro que es mucho.

7.500 euros.

"Es mucho dinero".

"¿De dónde ha salido ese dinero?".

"Lo he ganado yo".

"¿A cambio de qué?".

Mataste a Sara.

No, no, no. No fui yo.

Haría cualquier cosa por mi familia, pero no soy una asesina.

No puedo ir a la cárcel.

¿Quién lo hizo?

Raquel, sé que apreciabas a Sara.

Pero, en este momento,...

...eres sospechosa de asesinato.

"¿Quién lo hizo?".

"Si no me ayudas, no puedo ayudarte".

Fueron ellas.

"Ellas la mataron".

Así que fue la caribeña. La van a deportar.

No entiendo cómo una mujer con tres niños puede hacer algo tan cruel.

¿Verdad?

Pobre Nuria.

Entonces, mi hija y yo ya nos podemos ir.

Bueno, adiós.

Solo me queda una duda.

Sabemos que Sara...

...murió el viernes por la noche.

Así que...

...no les pudo robar.

¿Cómo fue?

¿Fue idea suya?

No, ¿verdad?

Fue su hija.

Usted es un trozo de pan. Fue ella.

Fue esa mujer.

¿Dónde está Nuria? ¿Lo sabes?

Cuando me enseñó el vídeo, sabía que no era Sara.

No me quería meter en líos, así que preferí hablar con ellas.

Les dije que sabía lo que había pasado,...

...que no tenían por qué mentirme.

Oí llorar a la niña.

"Y me dijeron que me pagarían si me ocupaba de ella".

"Me hacía falta ese dinero".

¿Dónde está Nuria, Raquel?

¿Va a ayudarme?

Te la estás jugando.

Es horrible.

Es horrible lo que le pasó a Sara.

Volvía a su casa... Es horrible.

Es que ellas me pagaron.

Yo...

...lo prometí ya.

Le pasa algo a Nuria y te acuso de asesinato.

Una amiga se encarga de ella.

Dirección.

Calle Vela, 4.

¿Cómo?

"Calle Vela, 4".

Puerta

¿Quién es?

-Lectura de gas.

-Ya va.

Ya, ya, ya.

Ahora vengo, ¿vale?

Ya va. Ya va.

-Guardia Civil. Queda detenida por secuestro.

-No disparen, por favor. -Ya pasó. Ya pasó.

Ya pasó, ya. Tranquila. Tranquila.

Tranquila.

Nuria te quería a ti, Marga.

Te lanzaba los bracitos en cuanto te veía, ¿no?

Y Sara era... una mala madre.

Capaz de vender a su hija.

Yo solo quería lo mejor para Nuria.

No está bien, pero Sara estaba de acuerdo.

¿En aceptar el dinero que le ofreciste?

No fue así. ¿Cómo fue?

Ella nos lo ofreció.

Ah. Y no cumplió el trato.

Todos los días decía que la dejaría al día siguiente.

Eso fue hasta el viernes. ¿Qué pasó el viernes?

Nos pidió más dinero. Se lo dimos y fue a por la niña.

Pasaban las horas y no volvía. ¿Qué pasó?

Pensamos que le había ocurrido algo y fuimos a su casa.

Cuando llegamos...

¿Qué?

¿Cuando llegaron qué?

Sara estaba muerta.

Esa mujer la había matado.

¿Y por qué crees que lo hizo?

No lo sé.

Quizá el dinero.

El dinero, seguro. Claro que el dinero.

El maldito dinero de siempre.

Qué injusta es la vida.

A ti no te importaba el dinero.

A ti te importaba Nuria nada más.

Tu hija Nuria. -Capitán.

¿Sara...

...era muy orgullosa?

-Sí, ¿por qué?

¿Qué diría cuando la llamaste mala madre?

¿Cómo sabe eso?

¿Qué fue lo que te dijo?

No tenía derecho.

Tú no eres una asesina.

¿Qué fue lo que te dijo?

Dijo cosas horribles.

Horribles.

Se había aprovechado de ti,...

...se metió contigo porque no podías ser madre.

Te dijo que nunca lo serías.

Te llamó... ¡Estéril!

Me llamó estéril, después de lo que habíamos hecho por ella.

Nunca he conocido a nadie tan cruel.

Marga.

Si estaba muerta,...

...no pudo haberte llamado así.

Por más cruel que fuera.

Cuéntame todo, por favor.

No fue culpa mía.

Fue ella.

No pudiste aguantarlo.

Te dijo eso y le arrebataste el bastón a tu madre.

Yo no quería, perdí la cabeza.

Que Dios me perdone. Perdí la cabeza.

Yo no quería.

Perdí la cabeza. Que Dios me perdone.

Que Dios me perdone.

Yo no quería.

"Yo no quería".

Siempre lo consigue.

No se lo digas, que ya se lo tiene muy creído.

Otro caso resuelto...

...por el capitán Sierra.

Es curioso, ¿eh?

A todos nos gustan los actores a los que nos parecemos.

Tienes un aire a Audrey Hepburn.

Y yo, a Steve McQueen. Igualito.

Oye.

¿Siempre va a ser así? ¿Nos comunicaremos por monosílabos?

No.

¿Qué tal, flaca?

¿Qué ha sido de ti en todo este tiempo?

Ya ves.

Vuelvo a llevar esto.

Y ahora soy comandante.

No me perdonas, es eso.

No hay nada que perdonar.

¿Y por qué no dejas salir la sonrisa?

Prefiero los monosílabos, Bruno.

Me debe una disculpa, ¿no?

Me pagan por sospechar de todo el mundo, hasta de los inocentes.

¿Puedo cogerla?

Hola.

Hola, cielo.

Podría haber sido una buena madre. Marga, digo.

¿Alguien capaz de matar?

¿Quién no es capaz de matar si te pegan donde más te duele?

¿Un café para festejar?

Doble.

Papá.

Me encanta tu barrio. ¿Qué hacen?

Vamos.

¿Se te perdió algo?

Papá, vale ya. Te estaba mirando de reojo.

La gente tiene ojos. Ya, pero a ese se le salían.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Algún día volverá - Capítulo 1

Unidad Central Operativa - Algún día volverá - Capítulo 1

25 abr 2013

En el interior de una casa acomodada, el capitán Sierra consuela a unos viejos amigos. Sara, su hija de 20 años, ha vuelto a desaparecer. Hace dos años la adolescente desapareció y Sierra, responsable del caso, la encontró sana y salva viviendo con su novio. Como su huída fue por voluntad propia y la chica era mayor de edad, Sierra no pudo devolverla a su familia. Sin embargo, esta vez la situación parece diferente. Sara  llama a sus padres, quiere que la perdonen. Les  envía sus cosas en cajas de embalaje y queda con ellos en la estación de tren donde supuestamente se encontrarían. Pero Sara no aparece. ¿Se arrepintió en el último momento? O eso o esta vez Sara sí quería volver a casa pero contra todo pronóstico alguien se lo ha impedido. Al abrir una de las cajas Sierra descubre ropa de bebé: Sara tiene una niña y hasta el momento no parece haber rastro de ninguna de las dos.

Histórico de emisiones: 28/05/2009

ver más sobre "Unidad Central Operativa - Algún día volverá - Capítulo 1" ver menos sobre "Unidad Central Operativa - Algún día volverá - Capítulo 1"
Clips

Los últimos 39 programas de Unidad Central Operativa

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. J

    Hagan más capítulos de esta serie,por favor. Buenísima

    07 feb 2018
  2. juanma

    la mejor serie q he visto

    16 jun 2013
  3. monpe

    pues yo me he dado de alta en la aplicación para tablet y sólo me funciona el audio porque el vídeo no me lo abre y lo peor es que ni a través de la web

    26 abr 2013
  4. LILIAN BRAVO

    YA ME ESTOY HACIENDO UNA ASIDUA COMENTARISTA DE ESTA SERIE JAAJAJA PERO ME ENCANTA, LO PENOSO ES QUE NO SE PUEDAN VER LOS CAPÍTULOS ANTIGUOS QUE SE NOMBRAN EN EL LISTADO DE MÁS ABAJO, PORQUE AUNQUE SEAN DEL AÑO 2009 DARÍA GUSTO VERLOS PORQUE ES MUY ENTRETENIDA. UN ABRAZO

    26 abr 2013