UNED La 2

UNED

Viernes a las 10.00 h., Sábados y Domingos a las 07.30 h.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
3776830
Para todos los públicos UNED  - 28/10/16 - ver ahora
Transcripción completa

El año pasado la venta de teléfonos móviles

volvía a experimentar una nueva y esperada subida

alcanzando los 1.300 millones de unidades en todo el mundo.

Las cifras, desaforadas,

denotan una tendencia de la cual los analistas pueden extraer

todo tipo de conclusiones,

en ocasiones incluso contradictorias, pero, sobre todo,

ponen de manifiesto una evidencia:

la ubicuidad masiva de una tecnología

que a su vez nos abre las puertas de todo un universo mediático

tan fascinante y esperanzador como en ocasiones sombrío,

un universo al alcance literalmente de cualquiera.

Resulta cuando menos obvio señalar que el tránsito hacia la era digital

es algo que desde el mundo de la educación

no se debería pasar por alto.

Sin embargo, la capacidad de los teóricos y profesionales

de la educación a la hora de elaborar discursos

y estrategias al respecto,

se ve mermada por la velocidad de un fenómeno cambiante y esquivo,

al que parece que siempre se llega tarde.

La sociedad, mientras tanto, espera una respuesta,

o como mínimo una reacción por parte de un sector

en el que existe un número considerable de voces

que conjeturan con la idea de lo nocivo y lo peligroso

de estas tecnologías.

Lo cierto también es que este tipo de opiniones,

de carácter apocalíptico, se suelen basar, más que en estudios fiables,

en el miedo a lo desconocido,

cuando no a la experiencia propia de una generación

que se ha visto superada por el espectacular avance

de dichas tecnologías y que proyecta en los más jóvenes

sus temores e inseguridades.

Más allá de las opiniones más o menos peregrinas

o de los análisis de emergencia,

existe un cuerpo creciente de investigaciones

y prácticas adscritas al conocido como campo de la “educomunicación”

que, durante las últimas décadas,

se ha ocupado de estudiar la evolución y las consecuencias

de un fenómeno irreversible de alcance global.

La educomunicación, según la UNESCO,

se definiría como: “Aquella educación en materia de comunicación

que incluye todas las formas de estudiar, aprender y enseñar

en el contexto de la utilización de los medios de comunicación

como artes prácticas y técnicas científicas.”

Teniendo en cuenta la ubicuidad

de las conocidas tecnologías de la Información y de la Comunicación,

los desafíos a los que se enfrenta la educomunicación son los que,

con toda seguridad, definirán la educación de un futuro

que ya se ha hecho presente.

Los retos que veo hoy en el campo de la educación mediática

abordan varios reduccionismos que habría que afrontar.

En primer lugar convertir la comunicación en pura mercancía,

y en segundo lugar convertir la información y la educación

en pura instrumentalización.

Una educación mediática supone el ser capaces de tender puentes

y tener la mirada abierta a lo que ocurre en el ocio digital,

de modo que la escuela, en sus espacios formales,

se convierta en un escenario

en el que todo aquello que ocurre en las redes,

en los videojuegos y en el entorno digital,

se convierta en proceso de aprendizaje.

Los retos que se plantean en la educación mediática

son no únicamente circunscribirse a la perspectiva instrumental,

que de manera tradicional en las diferentes enseñanzas

vienen vertiéndose en todas las competencias digitales

y circunscribiéndose únicamente al saber manejar la herramienta.

Uno de los retos es llegar a una dimensión mucho más amplia,

al concepto de multialfabetizaciones

desde una vertiente también basada en lo cognitivo,

en lo actitudinal y fundamentado en lo axiológico.

El saber llegar a tener una serie de valores

y ser un ciudadano consciente, crítico y, por supuesto,

un ciudadano comprometido, desde el punto de vista social.

También teniendo en cuenta toda la contaminación informativa

y la gran sobresaturación que existe en la red de redes.

Por tanto el estar preparado para, desde un punto de vista democrático,

saber actuar con compromiso ético ante la creación de mensajes.

En 2013 el mundo se conmocionaba

ante el súbito fallecimiento de Aaron Swartz.

La red perdía, de esta manera, a uno de sus principales activistas.

Con apenas 14 años Swartz desarrolló el conocido como código RSS,

utilizado en la actualidad para compartir contenidos en internet,

pero tal vez, el legado más importante del joven Swartz

fueron sus campañas para reforzar la libertad en internet,

una libertad que debía fomentar el potencial de la red

como un instrumento al servicio de la ciudadanía.

Conscientes de su poder,

así como de su capacidad transformadora,

este mensaje ha sido asumido como uno de los retos más importantes

por parte de la educomunicación.

Yo creo que los retos que se plantea

o que se debería plantear hoy la educación mediática

son los retos que siempre se debería haber planteado

la educación mediática que son los relativos a convertir a las personas,

a los ciudadanos y ciudadanas en personas más autónomas, más maduras,

más conscientes, más libres,

más capacitadas para comprometerse e influir en el entorno.

Creo que el primer reto sería incluir en todos los currícula de enseñanza,

desde la educación infantil hasta la universidad,

contenidos que tengan que ver con la educación en comunicación

pero también desde una perspectiva,

como ha resaltado Divina Meigs, de los derechos humanos.

Pensemos que la educación en comunicación refuerza la democracia

y hace que cualquier persona sienta que hay que preocuparse

por los otros y hay que tener una sensibilidad social,

ese es un aspecto que me parece absolutamente fundamental.

Esta alfabetización va a exigir, no solo que sepan leer los medios,

sino también que sepan escribir en los medios;

es una reapropiación de la ciudadanía ante los medios

considerando que las redes sociales

o todo lo que tenemos en internet es un medio más por derecho.

Recientemente, un estudio revelaba que los jóvenes españoles son,

dentro del ámbito europeo,

los que más tiempo pasan conectados a internet,

dedicando un promedio de entre 4 y 5 horas diarias

a la actividad en las redes sociales.

Casi el 75%, además, aceptaba amistades de desconocidos,

convencidos de que lo virtual no genera riesgos reales.

Estos datos son solo cifras que pretenden ser ilustrativas

de un contexto en el que los investigadores se sienten expuestos

a una suerte de experimento social masivo

del que tienen que aventurar resultados en tiempo real.

Los educadores, mientras tanto, se vuelven a manifestar desorientados

ante la ausencia de datos y estudios fiables.

En la mayoría de los casos, y ante la necesidad de hacer algo,

el docente actúa basando su práctica en convicciones prestablecidas,

tratando intuitivamente de canalizar las ventajas de un fenómeno

que ofrece un alto potencial educativo.

La Educación mediática actualmente tiene como retos fundamentales,

yo creo, el preparar a la ciudadanía del siglo XXI

para una sociedad nueva en la que hay procesos como,

por ejemplo, los de las redes sociales que introducen

cambios sustantivos en la forma de comunicarse,

en la forma de acceder a la información y, por lo tanto,

también en la forma de enseñar y de aprender.

En general en internet sigue apareciendo

un modelo transmisivo de comunicación

donde las personas que exponen contenidos dentro de internet,

dentro del ciberespacio, están transmitiendo

una información a personas que la van a recibir,

pues cuando acceden a determinada página web o a tal blog,

ese sigue siendo un modelo bastante transmisivo.

Lo que pasa es que en el momento que avanza la web 2.0.

y permite dejar, por ejemplo, comentarios, sugerencias...

a cualquier persona,

aunque no tenga competencias tecnológicas o digitales,

pues empieza un poco a democratizarse.

Sin embargo, el ejemplo de las redes sociales

es un ejemplo muy clarificador

porque realmente se parece mucho más a un sistema democrático,

muy horizontal, donde no hay una jerarquía de poder

muy delimitada y muy presente.

Son múltiples las diferentes aplicaciones educativas

que constantemente se desarrollan para tratar de aprovechar

el potencial de las diferentes plataformas

y redes sociales existentes.

Aunque estas herramientas no dejan de ser útiles,

según los especialistas,

más allá de utilizar las redes sociales

para la mera transmisión de contenidos,

habría que centrarse en su uso para nuestra toma de conciencia,

nuestro desarrollo como individuos pertenecientes a un colectivo,

a una sociedad.

Si estamos hablando de los chats o de las redes sociales,

muchas veces entramos y lo único que los jóvenes hacen en esos chats

es intercambiar mensajes absolutamente frívolos y vacíos.

En el momento mismo que desde la escuela hagamos comprender

a estos jóvenes que el tener un poquito más de cultura,

el tener conversación, el conocer determinadas cosas,

nos sirve simplemente para conseguir ese objetivo humano

que es comprender al otro,

poder entrar en una conversación que sea interesante y pensar que,

por mucho que estemos viendo medios de comunicación

sin contenidos, o vacíos, o llenos de gritos,

esa capacidad para comunicarnos nos va a servir

para ser espectadores más críticos

y también para conseguir comunicarnos mejor con otra personas.

Es algo esencial; si la educación buscara eso,

si la educación buscara, en primer lugar,

comprender a nuestros estudiantes,

comprender a niños y jóvenes y a su vez darles instrumentos,

darles herramientas para que puedan comunicarse con otros,

estaríamos marcando la primera regla educativa

que es enseñar a comunicar para vivir mejor.

Yo creo que el principal reto de la educación mediática hoy en día

es presentarse como lo que es,

la educación por defecto en la sociedad mediática.

Me explico.

La educación mediática no debe presentarse como un añadido más

a los contenidos curriculares donde ya hay bastantes contenidos,

donde hay una lucha de poderes por ocupar un puesto predominante,

sino que yo hablaría de mediática

más como una característica de la educación necesaria

para vivir en la sociedad de la información

donde los medios tienen tanta presencia,

tanta influencia en el plano social,

económico y en definitiva en la construcción de la historia.

Yo creo que el gran reto de la educación mediática...

no es que queramos un añadido,

una particularidad a la educación existente

sino que queremos que la educación tenga este componente de mediática.

Y otro gran reto, muy asociado al anterior,

es dejar claro que la educación mediática

no es el aprendizaje del manejo de tecnologías digitales,

de manejo de aparatos,

que la educación mediática va más allá de los contenidos instrumentales

de aprendizaje de los viejos o nuevos medios,

tanto para la enseñanza como para la vida.

Hace apenas 30 años el escritor y divulgador científico Isaac Asimov

vaticinaba un futuro que, por aquel entonces, resultaba inverosímil,

incluso para las mentes más optimistas.

Pero lo que tal vez pasaba por alto el visionario Asimov

era el hecho de que el mero avance tecnológico

no parece asegurar ni el desarrollo educativo en particular

ni el progreso social en general.

¿Qué es lo que ha cambiado entonces?

Yo creo que lo que ha cambiado son dos grandes revoluciones,

la tecnológica y la neurobiológica,

es decir, por un lado hay un entorno tecnológico distinto,

unas nuevas prácticas comunicativas,

unas nuevas herramientas que hacen posible

una comunicación mucho más eficaz, mucho más comprometida,

mucho más participativa, mucho más bidireccional,

mucho más capaz de convertir el aprendizaje en algo colaborativo.

Entonces, lo que debemos aprender es a conocer las potencialidades

de estas tecnologías y a sacarles el máximo partido.

Creo que ha habido otro gran cambio que es la revolución neurobiológica,

y es que sabemos mucho más cómo es el cerebro humano,

sabemos mucho más cómo somos, cómo nos comportamos,

qué es lo que nos influye, cómo influir en los demás, etc.,

y por lo tanto creo que hay que ser capaz de sacar partido

de esos conocimientos para hacer una educación mediática

mucho más profunda, mucho más seria, mucho más eficaz.

Que las posibilidades que ofrecía el futuro del que hablaba Asimov

sean realizables en la actualidad, no quiere decir, sin embargo,

que necesariamente se estén poniendo en práctica.

Las instituciones educativas tradicionales

padecen de una rigidez que no solo parece pasar por alto

esta nueva realidad sino que además, en ocasiones,

se convierte en un escollo para las iniciativas que de manera particular

siguen surgiendo en las escuelas.

Ante un panorama en el que parece que hay tanto por hacer

la respuesta administrativa suele ser la del inmovilismo

o la de implementación de programas que quedan obsoletos

antes incluso de llegar a las aulas.

El discurso de las escuela 2.0

o programas institucionales muy similares

como el de la pizarra digital, un ordenador por niño...

bueno, eso antes de la crisis, ahora ni siquiera...

todo este tipo de nomenclaturas institucionales

están absolutamente desfasadas, están obsoletas, superadas,

y el discurso de las TIC’s también.

Varios investigadores llevamos varios meses trabajando

en diferentes artículos que hemos llamado “Las TIC en el retrovisor”.

¿Qué es lo que ocurre con los jóvenes

que están utilizando las TIC digamos, por ósmosis, de una manera natural?

Pues sería como el coche, es decir,

los jóvenes y los educadores vamos en el mismo coche,

ese coche va muy rápido

y los educadores estamos mirando constantemente al retrovisor,

pero no miramos ni lo que ocurre en el coche

ni lo que ocurre por las ventanillas por donde pasa ese coche.

Yo creo que es una metáfora que no es nuestra, que no es mía,

concretamente la utilizó McLuhan para hablar de educación,

pero es posible aplicarla a lo que son las nuevas tecnologías,

a las TIC que están superadas.

No podemos pensar que desde la escuela enseñamos

destrezas tecnológicas a los jóvenes,

cuando son ellos los que nos enseñan a los maestros,

no podemos pensar que tenemos que utilizar las redes sociales

o los videojuegos o las plataformas o herramientas tecnológicas

para enseñar matemáticas o lenguaje.

Hay que cambiar el chip.

Yo trabajo en formación del profesorado

y las asignaturas que imparto

están relacionadas con las TIC en la educación.

Yo creo que la visión predominante de los contenidos de esta asignatura

es enseñar a los profesores a manejar las TIC como herramientas didácticas,

las TIC como herramientas para favorecer los procesos

de enseñanza aprendizaje.

Digo que esa es la visión predominante.

Yo tiendo a utilizar esta asignatura

para hacer lo que yo considero más importante,

que es educación mediática, y superar un poco

los contenidos instrumentales más propios de estos enfoques tecnicistas

y tratar de hablar de educación para la vida,

de educación mediática,

educación para la sociedad de la información,

educación, por supuesto, para el uso y manejo de medios,

pero no quedarse ahí, en el uso instrumental,

ni siquiera en el uso como buenos recursos didácticos,

que ya sería bastante para la formación del profesorado,

sino hablar de educación mediática como formación,

ya no solo como he dicho antes de las personas,

de los individuos en la sociedad de la información,

sino, y con mucha más razón,

también de los profesores que tienen que educar a esos individuos.

Un buen punto de partida,

para comenzar esta necesaria transformación educativa,

sería la formación del profesorado.

Habría que formar a la persona como docente,

habría que formar a ese docente como educador,

que en el tema de las nuevas tecnologías

es sobre todo hacerle consciente de la importancia que tienen las TIC

y los nuevos entornos virtuales en la educación de sus alumnos,

y una tercera dimensión,

sería formar a ese profesor también como persona,

como ciudadano del siglo XXI que tiene que moverse

en las redes sociales y que tiene que estar,

él también, alfabetizado digitalmente.

En esta transformación del actual modelo educativo

sería de gran interés la participación

de otros profesionales y técnicos,

especialmente de aquellos provenientes del ámbito

de los medios de comunicación y de la cibercultura.

Este proceso pasaría no solo por hacer de la educación

algo más mediáticamente cíber

sino además de hacer de los medios algo más educativo.

Los profesionales de la información deben formarse

para adaptarse al entorno digital desde las competencias tradicionales

en primer lugar como base para su ejercicio profesional,

el análisis, la selección, el contraste de las fuentes,

la profundización de la información,

la jerarquía informativa, pero también con nuevas competencias;

desde la dimensión relacionada con lo neotecnológico,

saber los lenguajes hipermodales, saber escribir para el multimedia,

saber desarrollarse en todo ese engranaje compartido

de diferentes estructuras narrativas

que hoy en día resultan muy distintas a las tradicionales

porque se concentran en diferentes sistemas expresivos

que se llegan a hibridar.

Pero al mismo tiempo también la situación de crisis en la que estamos

las competencias deben ir un poco más allá,

hacia modelos de mercado,

saber emprender nuevas opciones de negocio,

no solamente entendido desde el punto de vista empresarial

sino también de servicio público, nuevos proyectos para la sociedad

y fundamentalmente basarse en la calidad y en la innovación.

Sin innovación y sin creatividad, el competir en el mercado actual

es mucho más difícil porque hay menos nicho de mercado.

Concienciar el hecho de que en internet

todos somos además de receptores, potenciales productores de mensajes,

es crucial a la hora de entender los modelos educativos emergentes.

El perceptor participante es la abreviatura

que conjunta las dimensiones de la percepción en sentido íntegro,

es decir, lo que la persona es capaz de captar a través

de todos sus sentidos para generar mensajes a partir de esa percepción,

y por otro lado el concepto de participación activa

desde el punto de vista del proceso creativo.

Por tanto esa dimensión, esa esfera, que lleva a cabo una serie

de integración de las perspectivas anteriores,

la perspectiva de recepción, la perspectiva de consciencia

y también la perspectiva crítica, llega a esa dimensión creativa,

que sin lugar a dudas, en la red supone una gran apuesta

y un gran motor de posibilidades en el sentido

de integrar todas esas facetas y que la persona se pueda desarrollar

como creador y, sobre todo, como creador social,

no solamente desde un punto de vista individual,

sino también desde esa esfera de compartir mensajes

de forma colectiva para la transformación y emancipación social.

Participar, crear, construir, compartir, agregar, crecer...

Son términos que nos son para nada nuevos en el terreno de la pedagogía

pero que sin lugar a dudas adquieren nuevas dimensiones y significados

con la irrupción de las TIC y de la culturadigital en el aula,

un aula que, por fin, tiene la oportunidad de abrirse

de manera irreversible y dejar de ser ese claustro

en el que la educación llevaba tanto tiempo encerrada.

El Centro Asociado de Madrid en su sede de Escuelas Pías

ha servido de escenario para la celebración

de la VII Jornada de la Cátedra Aquae de Economía del Agua.

La Cátedra Aquae de Economía del Agua

es una cátedra de universidad de empresa

en la que dos instituciones,

en este caso la UNED y la Fundación Aquae,

colaboran con un objetivo común,

la investigación en un tema importante

que es la economía del agua.

Por ello, esta cátedra tiene seno

en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la UNED.

Hoy nos encontramos con la VII Jornada de la Cátedra

y en esta séptica jornada tenemos un doble objetivo:

por un lado, premiar la investigación y tenemos los premios 2016

en los que se reconoce el esfuerzo en tres áreas:

en tesis doctorales, trabajos fin de grado

y trabajos fin de máster de estudiantes,

de investigadores que han presentado

con objeto de que se valore su trabajo y su esfuerzo

en temas de economía del agua.

Por otro lado, asistimos a la renovación de un convenio.

Hoy cumplimos tres años desde que se firmó el primer convenio

de colaboración entre la Fundación Aquae y la Uned

y renovamos este compromiso con la misma idea de potenciar

todo lo que se refiere a la educación,

a la divulgación y a la investigación en economía del agua.

En el acto participaron el rector de la UNED, Alejandro Tiana,

el presidente de la Fundación Aquae, Ángel Simón,

la directora de la Cátedra Aquae, Amelia Pérez

y el presidente del jurado de los premios Cátedra Aquae,

Manuel Cermerón.

La constitución de la Cátedra Aquae

significó el compromiso que la universidad tiene con la sociedad

y con los problemas a los que debe hacer frente;

con las demandas, con las necesidades que surgen.

No cabe duda de que el agua es una de las grandes necesidades

de la sociedad actual, hay cantidad de personas

que todavía no disfrutan de ese beneficio que parece tan simple y,

obviamente, la UNED no puede estar al margen

de lo que está afectando a la vida de tantas personas

en nuestro país y en otros.

Por eso, cuando con la Fundación Aquae entablamos unas conversaciones

y ellos tenían un interés en que pudiéramos investigar,

desarrollar trabajos en líneas

que ellos también están trabajando sobre economía del agua,

pensamos que era una magnífica colaboración,

una posibilidad de cooperar juntos para algo que, como digo,

es de preocupación para todos.

Y es así cómo surgió la cátedra; la cátedra surgió hace tres años

y ha promovido todo un conjunto de trabajo,

másteres, tesis doctorales, etc.,

y los premios que da están subrayando el valor de trabajos de investigación

que se están realizando.

Creo que estamos todos satisfechos de cómo funciona;

la Fundación Aquae está satisfecha de los resultados que ha obtenido,

nosotros lo estamos, sin duda, y por eso, tres años después,

hemos renovado el convenio por otros tres años.

Yo creo que si no hubiera sido por los resultados que ha conseguido,

una, o las dos partes, hubiéramos desestimado seguir adelante.

Yo creo que el seguir adelante, el renovar el convenio por tres años,

es una muestra de que continúa aquel compromiso inicial,

pero también de que estamos satisfechos

de cómo se ha ido desarrollando.

O sea, yo creo que es una buena noticia,

desde luego para la UNED lo es

y estoy seguro de que para la Fundación Aquae también.

Para la fundación,

la renovación del convenio con la UNED de la Cátedra del Agua,

significa ese espacio de colaboración,

de cooperación con el conocimiento.

Para nosotros, el acuerdo con la universidad y, además,

con esta Cátedra del Agua,

es una ventana abierta a nuevos mundos,

a nuevos investigadores, a nuevos colaboradores.

Llevamos tres años ya de convenio

y hemos visto que ha funcionado y hemos cumplido los objetivos.

Ahora renovaremos tres años más con nuevos objetivos;

nuevos objetivos de estudio

de hacia dónde va la economía circular y para eso,

una vez más, la universidad y esta cátedra,

nos va abrir esa ventana que yo comentaba antes.

En un abarrotado salón de actos fuimos testigos de la firma digital

de renovación del convenio y de la emotiva entrega de premios.

Los premiados en esta edición son:

David Martínez Granados, mejor tesis doctoral;

Beatriz Mayor Rodríguez, accésit en esta misma categoría;

Alba Martín Tabasco, mejor trabajo fin de máster de Economía del Agua;

accésit, Patricia Antonieta Ramos;

Joseba Uribarri Lombraña, trabajo fin de grado

y Teresa García García, accésit.

Un estudio revela que el 90% de la población

se puede clasificar en cuatro tipos básicos de personalidad.

Estos son: optimista, pesimista, confiado y envidioso.

Este último patrón, el de envidioso, es el más numeroso,

con un 30% frente al 20% de cada uno de los grupos restantes.

¿Lo dudaba?

Esta es una de las principales conclusiones

de un trabajo publicado recientemente

en la revista Science Advances

por investigadores de la Universidad Carlos III de Madrid

junto a colegas de las universidades de Barcelona,

Rovira i Virgili y de Zaragoza.

El estudio analizó el comportamiento de 541 voluntarios

ante un centenar de dilemas sociales,

con opciones de colaborar o de entrar en conflicto con los demás,

en función de intereses individuales o colectivos.

Según los investigadores, este tipo de estudios son importantes

porque mejoran las teorías existentes sobre comportamiento humano,

pues las dotan de una base experimental.

Los resultados obtenidos van en contra de ciertas teorías

como la que apunta a que los humanos actúan de manera puramente racional.

A medida que envejecemos, nuestro cerebro va sufriendo alteraciones

que afectan a nuestra capacidad de aprendizaje y memoria.

Investigadores del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa

han demostrado que una de estas alteraciones

es la pérdida de colesterol de una zona del cerebro

―independiente del colesterol del resto del cuerpo-

íntimamente relacionada con estos procesos: aprender y memorizar.

En el cerebro, el colesterol cumple funciones muy importantes,

ya que se necesita para mantener

una estructura óptima de las membranas celulares.

Sin embargo este grupo, coordinado por Carlos Dotti,

ha observado que cuando envejecemos,

una parte del colesterol del cerebro se pierde,

alterando así la función de un grupo específico de neuronas.

El trabajo publicado en la revista Cell Reports,

demuestra también que cuando ratones viejos son tratados

con una droga que impide que se pierda el colesterol del cerebro,

se manifiesta una mejoría en sus capacidades cognitivas.

Este descubrimiento abre una nueva puerta

para el desarrollo de tratamientos

que permitan mejorar la memoria de personas de edad avanzada.

Al contrario de lo que, a la luz de los resultados científicos,

dice el sentido común, muchos países desarrollados recelan de las vacunas.

Europa parece permitirse el lujo de desconfiar y, en muchos casos,

rechazar algo tan vital como la vacunación.

En este sentido, y mientras que el liderato de Francia en desconfianza

frente a las vacunas engloba al 40% de la población,

España, con un 9%,

es el país donde más confiamos en nuestros programas vacunales.

Esto, no obstante, supone cuatro millones de ciudadanos.

El estudio, mediante encuesta a 66.000 personas,

ha sido llevado a cabo por:

la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres,

constatando el aumento del recelo a las vacunas

en los países del llamado Primer Mundo.

Mientras tanto, algunos de los países más pobres de la tierra

como Nigeria, Bangladés, Indonesia, Ghana, Pakistan o Afganistán

defienden a ultranza ―en ocasiones con la propia vida-

el poder de la prevención inmunológica contra los patógenos,

esto es, la vacunación.

Las vacunas salvan vidas, no lo dude.

Para Madri+d y UNED Televisión, José Antonio López Guerrero.

Los días 2, 3 y 4 de noviembre, en la Universidad Autónoma de Madrid

tendrá lugar un congreso con el título:

“Heidegger, lector de la tradición”.

Es verdad que parece un poco extemporáneo todavía

hacer un congreso sobre Heidegger y más después de la publicación,

por ejemplo, de sus “Cuadernos negros”,

pero creo que Heidegger tiene una enseñanza fundamental

y es algo que creo que se va a ver también en el congreso

y las ponencias que han preparado los conferenciantes.

Es una manera de leer y de dirigirse a los pensadores de la tradición.

No simplemente para extraer sus dogmas cristalizados,

sino para volver sobre ellos forzando al presente a recuperar la inquietud

con la que esos pensadores pensaban sobre problemas fundamentales

en su absoluta simplicidad.

Para muchos, Heidegger es el último filósofo

y para algunos también, entre los que me incluyo,

tiene pinta de haber sido un excelente profesor de filosofía,

con lo cual, subrayar esa faceta es muy interesante y distinto.

Yo no recuerdo ahora, en los últimos años,

un congreso puramente filosófico a propósito de Heidegger

sobre una cuestión que me parece central como es la idea de tradición.

El objetivo del congreso es trazar una idea de un tema

que no ha sido tan estudiado dentro de los estudios de Heidegger,

que es la relación que tiene Heidegger

con algunos filósofos de la tradición.

Para eso se va a problematizar la propia idea de tradición y, después,

se va a recuperar el pensamiento que Heidegger ha vertido

en sus lecciones y sus conferencias

sobre filósofos de la tradición como Aristóteles,

Platón, Heráclito, Parménides, San Pablo, San Agustín, Kant,

Leibniz o Hölderlin entre muchos otros.

Es un congreso internacional y va a tener dos partes,

van a participar filósofos

y grandes nombres del panorama filosófico español.

También expertos y expertas

procedentes de centros de investigación y universidades

de muchos lugares del mundo como Montreal, París, Friburgo o Milán.

Llega la IX edición del Seminario Internacional

e Interunversitario de Biomedicina y Derechos Humanos,

así como el II Encuentro de Ética y Sociedad.

Un espacio, un lugar de encuentro para el diálogo,

el debate y la conversación,

acerca de los temas más relevantes y actuales

que implican los nuevos avances de la Biomedicina

en su relación con la Ética, el Derecho y la Filosofía,

desde el marco universitario de la Facultad de Medicina

de la Universidad Complutense de Madrid.

En las diferentes mesas redondas y lecciones magistrales,

se abordarán temas vinculados

con los compromisos que desde la Ciencia, la Ética y el Derecho,

entran en controversia con la enseñanza, la investigación,

la vida profesional, la economía y las políticas sanitarias,

inherentes a los nuevos avances de la Biomedicina.

Se realizará un recorrido a partir de palabras y conceptos clave

como son humanismo, profesión, paciente, ejercicio de la medicina,

comunicación, ética, utopía y dignidad.

Un proceso que irá construyendo el lenguaje de nuestro tiempo

desde las nuevas miradas posibles en el siglo XXI.

Será los próximos días 24 y 25 de noviembre.

Pero antes, tres expertos involucrados en la organización,

nos cuentan, en primera persona, en qué consistirá.

Bienvenidos y bienvenidas a este programa

en que vamos a intentar relacionar unos conceptos

como son biomedicina, tecnología, ética, derechos humanos.

Esta relación la vamos a realizar a través de la presentación

de un seminario que vamos a celebrar el 24 y 25 de noviembre.

Es el IX Seminario Internacional e Interuniversitario

de Biomedicina, Ética y Derechos Humanos,

y, también, el II Encuentro de Ética y Sociedad.

Para hablar de ello nos acompañan,

en este momento, aquí sentados con nosotros,

dos profesionales totalmente involucrados en esta organización

y en la realización de los seminarios.

Son los profesores Fernando Bandrés y Benjamín Herrero.

-Bienvenidos a ambos... -Muchas gracias.

-...y muchas gracias por estar con nosotros.

En primer lugar quiero dar la palabra a mi amigo,

el profesor Fernando Bandrés,

que es profesor, catedrático acreditado

de Toxicología y Legislación Sanitaria,

dentro de la Facultad de Medicina

de la Universidad Complutense de Madrid.

También, da la casualidad que es el presidente del Aula Internacional

e Interuniversitaria de Biomedicina, Ética y Derechos Humanos.

Pues, bienvenido... -Muchas gracias.

-...profesor Bandrés, muchas gracias por su disponibilidad

de estar con nosotros y, como quizá podríamos decir,

alma mater de este proyecto,

la primera pregunta que querría hacerle es...

¿qué es esto del Aula Internacional e Interuniversitaria de Biomedicina?

y ¿por qué crear este aula?

-Bueno, yo creo que originalmente ya hace muchos años,

ésta que celebramos ahora, en noviembre, como bien decías,

es la IX edición de un Seminario Internacional

que se origina en la Facultad de Medicina,

con la inquietud de varios médicos,

que entendemos que los avances biomédicos del siglo XXI

tienen un carácter pluridisciplinar e interdisciplinar.

La toma de decisiones en Medicina, sea en investigación o en clínica,

no es ajena a los conocimientos en el ámbito del Derecho,

en el ámbito de la Filosofía, en el ámbito de la Ingeniería,

es decir, son muchas las especialidades

que afectan a las Ciencias de la Salud,

donde los profesionales, no sólo los médicos,

en el ámbito de la Salud, también están involucrados.

Ese quehacer nos llevó a crear un foro de dialogo,

de discusión, de conversación sobre estos temas.

Serían clásicos hablar de la eutanasia,

hablar de los derechos del paciente, hablar de los trasplantes

o hablar de la atención sanitaria en este momento,

y eso nos ha llevado a que, edición tras edición,

era una ilusión para nosotros el poder construir

lo más importante en el ámbito universitario que es...

un aula pluridisciplinar.

Y este es el estreno que, como bien sabes,

ya que tú formas parte de éste aula también,

con esa mirada desde la Filosofía del Derecho,

nos ha llevado a presentarlo,

a ser una puesta de largo de éste aula internacional,

con motivo de éste noveno encuentro

que celebramos en noviembre, el 24 y el 25.

Es, pues, el resultado de las inquietudes y el interés

de profesionales que vinculados, de manera directa o indirecta,

a la toma de decisiones en el ámbito de la Salud,

quieren tener opinión.

Tradicionalmente nos reunimos filósofos, gerentes de hospitales,

economistas, ingenieros, abogados, médicos, enfermeros, enfermeras...

eso nos lleva a tomar decisiones de una manera pluridisciplinar,

que yo creo que es la clave.

Es una palabra que puede ser un tanto tópica, manida quizá,

pero es un hecho cierto y demostrado

que no se tomarán decisiones en el futuro,

si no somos capaces de conversar,

dando a un hecho sanitario diferentes miradas,

que son las diferentes profesiones.

Y eso es lo que da pie

a la existencia de éste aula internacional

y esta novena edición del seminario.

-Sí, me lo has dejado bien ya...

porque me estás hablando de esta novena edición del seminario,

ha habido, lógicamente, otras ocho anteriores.

Entonces, ¿podrías decirnos en qué han consistido estos seminarios?

y ¿en qué va a consistir este último seminario

que vamos a tener ahora en noviembre?

-Nosotros habitualmente lo que hacemos es organizar

una serie de mesas redondas y algunas lecciones magistrales.

Es una mezcla de miradas académicas al quehacer de la ciencia,

sobre todo, al desarrollo del conocimiento.

En esta edición vamos a tener un dialogo muy profundo

sobre cuál es el perfil del médico del siglo XXI,

es un cambio radical a cómo sería el perfil del médico

a principios del siglo XX.

Vamos a hablar de temas tan importantes como, por ejemplo,

las relaciones entre la ética y la sociedad habitualmente,

cosa que tú conoces ya que eres el organizador de esta actividad.

Hemos buscado un modelo que reúne...

aspectos vinculados a la medicina personalizada y es...

la mirada del paciente hacia las nuevas tecnologías

capaces de personalizar su tratamiento.

Y el modelo que hemos encontrado, que creo que es frecuente,

es el modelo del cáncer y del cáncer de mama en particular.

Esas tres grandes mesas están adornadas de manera extraordinaria

por tres ponencias magistrales de profesores de reconocido prestigio,

que van a hablar sobre la importancia de las humanidades

en el ámbito sanitario, en el siglo XXI,

junto con el perfil del futuro profesional,

creo que es una mezcla realmente extraordinaria.

Van a hablar también de en qué medida los medios de comunicación

tienen una alta responsabilidad para conseguir esto que llamamos hoy

la alfabetización sanitaria de la población.

Y en tercer lugar, una reflexión profunda

sobre cómo ha de ser el concepto de dignidad

en lo que nos queda por ver en este siglo XXI.

No olvidemos que los avances de la genética, las nuevas tecnologías,

nos llevan a una nueva medicina,

la medicina de carácter predictivo,

no sólo preventivo, sino predictivo.

Ya predecimos acontecimientos de manera personalizada,

en virtud de un mejor conocimiento de la genética del individuo,

y eso hay que hacerlo de manera participativa,

como ya dijera Leroy Hood de la Medicina de las 4 Ps.

-Muy bien.

Hay otra parte dentro de estos seminarios, como tú muy bien sabes,

que son los Encuentros de Ética y Sociedad que,

gracias a la Fundación Europea para el Estudio y Reflexión Ética,

a la cual también pertenezco,

hemos querido organizar esos encuentros dentro de este seminario,

quizá es importante que nuestros espectadores

y los oyentes de este programa lo sepan,

que lo que intentamos con los seminarios es implicar

todas estas ciencias, enraizarlas en la realidad social.

Es un hecho que en la anterior edición,

en la octava edición de estos seminarios,

tuvimos este I Encuentro de Ética y Sociedad,

dedicado a la paz y a los valores dentro de la sociedad.

Y este año hemos querido hacer un reto también,

y esa mala compañía, a veces, en nuestra sociedad que tenemos,

o mala compañera que es la economía,

hemos querido darle un enfoque distinto bajo ese calado,

esa denominación de la mesa que vamos a dedicar a ello que es...

"Economía y Utopía. Una economía para las personas",

donde siguiendo esta dinámica

que tú antes decías de pluridisciplinariedad,

vamos a tener teólogos moralistas,

economistas, juristas, incluso un exministro de Economía.

Vamos a intentar a ver si,

realmente, también hacemos un calado de estos seminarios,

dentro de esos problemas que van surgiendo en nuestra sociedad,

pero, también, dentro de estos seminarios,

es una pieza importante la colaboración que tenemos

con el Instituto de Ética Clínica "Francisco Vallés"

de la Universidad Europea.

Tenemos aquí a su director, el profesor Benjamín Herreros,

que es médico especialista en medicina interna,

y es profesor de Humanidades Médicas y de Bioética.

Bien, podrías decirnos...

¿cómo estáis implicados dentro de estos seminarios?,

¿cuál es vuestra implicación y vuestro papel?

-En primer lugar hay que decir que la verdad es que el recorrido

que llevan haciendo estos seminarios internacionales,

que ya llevamos unos años participando,

siempre nos ha parecido muy atractivo,

primero vistos un poquito desde fuera,

a veces, como meros colaboradores o como asistentes a los seminarios,

el hecho de reunir, como señalaba el profesor Bandrés,

a profesionales de distintos ámbitos,

nos permitía ver discusiones realmente enriquecedoras porque...

en el caso mío, que soy médico, muchas veces,

cualquiera de los temas que antes ha señalado el profesor Bandrés,

problemas que tienen que ver con la fertilización in vitro,

con el final de la vida,

escuchando a médicos discutiendo entre médicos,

pues, al final, no se sale del mismo ámbito

y, efectivamente, poder ver a médicos discutiendo con filósofos,

con juristas, con profesionales de la enfermería de tú a tú, etc.,

nos ha parecido siempre muy interesante.

El Instituto "Francisco Vallés",

que lo constituimos ya hace unos años,

lo hicimos desde la idea de que, muchas veces, en las universidades,

la ética llevada al campo de la sanidad que,

actualmente, muchas veces, se conoce como bioética,

pues la ética clínica o la ética del campo de la salud

de las universidades, o la ética docente, muchas veces,

no tiene que ver con los problemas reales de los profesionales.

Es decir, una cosa es lo que se enseña académicamente

y, otra cosa diferente, son las preocupaciones

y los problemas reales de los profesionales.

Y por eso, nosotros hemos tenido siempre mucho interés

en participar de los seminarios,

porque vimos que, dentro de lo que serían nuestros objetivos

que son tratar los temas que les preocupan a los profesionales,

a través de algunos proyectos de investigación,

de algunas publicaciones y de algunos programas docentes,

el caso de los seminarios internacionales

nos parecía de verdad interesante,

porque era llevar a mesas con distintos profesionales

temas que, realmente, están preocupando

a los que toman decisiones día a día en el ámbito clínico,

a veces, en el ámbito judicial, en el ámbito gerencial,

incluso en el económico, como antes señalabas tú, Rafael,

y en todo caso ese camino de crear algo que, realmente,

sirviera para los profesionales de forma práctica,

es lo que nos lleva a participar en estos seminarios internacionales.

-Benjamín, vosotros habéis hecho posible,

y os lo agradecemos de verdad desde la organización,

que en este seminario esté presente, con nosotros,

el profesor James Drane,

¿podrías decirnos qué significado tiene esto,

que James Drane esté en este seminario?

-Sí, pues... el campo de la ética clínica o de la bioética

aplicado al campo de la medicina, de la sanidad,

siempre ha existido,

siempre ha habido una ética dentro del campo de la medicina,

pero es verdad que hubo unos acontecimientos

que cambiaron por completo esa ética médica o clínica más clásica.

Todo el desarrollo tecnológico,

cosas que se abordan en estos seminarios internacionales,

el problema de la distribución de recursos

con los sistemas públicos de sanidad,

toda la toma de decisiones en relación con el final de la vida.

En definitiva, todos estos problemas llevaron a que,

en el siglo XX, sobre todo, en Norteamérica, en los años 60, 70,

cambiara la forma de enfocar los problemas de ética médica o clínica,

en base a esos nuevos paradigmas y, sobre todo, también es verdad...

que sabiendo que las decisiones ya tenían que ser compartidas

con pacientes, con familias y, en definitiva, con todos los implicados.

Ahí hubo algunos personajes

que fueron claves en la aparición y en el cambio

de esta nueva forma de hacer ética médica o ética clínica,

que se le ha llamado con un neologismo que se llama "bioética",

y uno de esos protagonistas fue James Drane.

Bueno, pues James Drane,

hay que conocer un poquito su biografía

y me van a permitir que cuente algunos aspectos importantes,

porque ha estado siempre muy relacionado con España,

con una relación o un camino de ida y vuelta.

Él era un sacerdote católico que en los años 50 viene a España

a hacer su tesis doctoral sobre la tolerancia en la religión,

con José Luis Aranguren.

Él recibe una influencia muy intensa,

que siempre así lo ha señalado, de José Luis Aranguren

y, luego, después,

cuando vuelve a hacer su docencia en Norteamérica, en un seminario,

después de, también, tener una formación en Roma,

encuentra que al publicar una serie de artículos a favor,

de alguna forma de... un poquito en la línea de entonces,

de lo que podía ser el Vaticano II pero, en concreto,

defendiendo que tenía que haber un cierto control de la natalidad

en el campo de las relaciones de familia y de pareja,

se encuentra con una expulsión de su sacerdocio,

sin él haber perdido sus convicciones religiosas.

Y él, claro, se queda de un día para otro sin un refugio intelectual,

y lo que hace poco a poco es virar hacia un campo más filosófico,

y entra en contacto con los que estaban trabajando

en estos campos de la natalidad, de la interrupción del embarazo...

y reciben él y, concretamente,

otro importante personaje de la época que era Daniel Callahan,

él y James Drane reciben una beca de la Fundación Ford,

para irse a estudiar todas estas cuestiones

a distintos países del mundo.

Pues, a la vuelta, concretamente Callahan funda...

una importante institución en el campo de la bioética en Norteamérica,

y Drane empieza... lo que sería su enseñanza

en una universidad de Norteamérica.

Y ellos son de los padres fundadores

de lo que sería la Bioética y, en el caso concreto de James Drane,

en lo que se centra es en un campo que podríamos llamar...

"la ética de la virtud",

que sería señalar cuales son las principales virtudes

que tenemos que tener los profesionales de la sanidad,

para que hagamos mejor nuestra profesión,

para que alcancemos los objetivos de nuestra profesión,

para ser unos buenos, en el caso de los médicos,

unos buenos médicos, qué virtudes tenemos que tener.

Y él, y ya con esto acabo su biografía,

en los años siguientes viene a España,

porque todavía tenía una relación muy buena con Aranguren,

de ahí conoce a Laín Entralgo, y él influye notablemente

en lo que sería toda la escuela de Laín Entralgo,

conoce a Javier Gafo, a Diego Gracia, a Miguel Sánchez,

y todas estas personas que han sido fundamentales

para lo que sería en España

el desarrollo posterior de la bioética,

en gran medida, conocen la bioética gracias a James Drane,

porque ellos, que estaban formados

en la antropología médica de Laín Entralgo,

ven que hay algo diferente y nuevo,

al albur de los nuevos problemas que había,

que se estaba haciendo en Norteamérica.

Y, luego, por último, hay que decir que estos seminarios,

que son internacionales, y por eso viene James Drane,

también él fue escogido por la OPS,

por la Organización Panamericana de la Salud,

para instaurar, extender y dar a conocer la bioética

en toda Latinoamérica.

De manera que es un personaje,

que más allá de lo que ha aportado al campo de la bioética,

que han sido muchas cosas,

para España, en su relación de ida y vuelta,

y para Latinoamérica, ha sido fundamental.

-Muchas gracias.

Ya hemos dicho en reiteradas ocasiones, en estas conversaciones,

que no queremos que estos encuentros, estos seminarios,

se conviertan simplemente en un acto académico,

un acto que se quede encerrado en las paredes de las universidades.

Por eso, este año, en esta edición, también hemos querido que,

como colofón a este seminario y al encuentro,

hemos querido organizar una exposición...

una exposición de un único cuadro,

lo vamos a tener en la biblioteca central de nuestra universidad,

de la Universidad Nacional de Educación a Distancia,

que nos ha cedido esas instalaciones.

Se trata de un trabajo pictórico, colectivo,

realizado por 117 alumnos de la Facultad de Bellas Artes

de la Universidad de Valencia.

Ellos han hecho una reinterpretación

de una obra famosa del Romanticismo francés,

de Théodore Géricault , de 1819,

que se llama "La balsa de la Medusa".

Ellos han reinterpretado esta obra,

cada uno de esos 117 alumnos ha hecho un cuadro pequeño,

una obra pequeña que, compuesta, sumando las distintas partes,

lo que hacen es la representación de esta obra.

Y esta pintura

tiene un significado especial en nuestros días,

porque hace referencia al naufragio de un barco francés

"La Medusa", que tuvo lugar en 1816.

Ante la carencia de botes salvavidas

y de chalecos salvavidas para toda la tripulación,

como siempre suele pasar en nuestra sociedad,

los más desfavorecidos se quedaron recluidos en una pequeña balsa

y se les abandonó, a su suerte, en el Mediterráneo,

donde estuvieron dos semanas...

eran 150 personas y sobrevivieron 15.

Creo que esto es una llamada de solidaridad

a lo que está ocurriendo en el "Mare Nostrum" en estos días,

con el tema de las pateras.

Pues así intentamos cerrar el círculo,

uniendo biomedicina, ética, sociedad y derechos humanos.

Muchísimas gracias a estos dos amigos por estar entre nosotros

y esperamos que la edición de éste IX Seminario

y éste II Encuentro,

nos sirva para reflexionar y aportar nuestro grano de arena

en construir esta sociedad mejor. Muchísimas gracias.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • UNED - 28/10/16

UNED - 28/10/16

28 oct 2016

Educomunicación, Retos y Desafíos. - VII Jornada Cátedra Aquea de Economía del Agua. - Efecto del colesterol cerebral en la memoria de los mayores. - Recelo a las vacunas en los países más desarrollados. - Congreso internacional. Heidegger. -Conversaciones sobre Biomedicina, Ética y Derechos humanos.

ver más sobre "UNED - 28/10/16" ver menos sobre "UNED - 28/10/16"

Los últimos 2.031 programas de UNED

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • UNED - 28/07/17 Completo 56:52 8% 28 jul 2017
    UNED - 28/07/17 28 jul 2017 Erradicar la trata, una responsabilidad de todos. - Madrid acoge la conferencia anual de EUSEA. - Poca cultura científica pero aumentamos en interés. - Tan precoz como detectar el Alzheimer antes de...
  • UNED - 21/07/17 Completo 53:50 8% 21 jul 2017
    UNED - 21/07/17 21 jul 2017 La Medea de Madeleine Milhaud. Nuevo grado en Criminología. Erradicar la trata, responsabilidad de todos. George Orwell, vigilando al gran hermano. Curso de verano hombres y mujeres por la igualdad.
  • UNED - 14/07/17 Completo 55:13 8% 14 jul 2017
    UNED - 14/07/17 14 jul 2017 Murillo. Mi+d Ondas electromagnéticas. El origen de las encefalopatías. Teatro y Marginalismos en los inicios del S.XXI. María Shelley, imaginando monstruos. Aprender Jugando.
  • UNED - 07/07/17 Completo 55:54 8% 07 jul 2017
    UNED - 07/07/17 07 jul 2017 Tras los pasos de Alan Lomax (lagartera). Congreso Internacional "Derecho, Salud y Dependencia, Perspectiva de futuro". Buero Vallejo a examen.
  • UNED - 30/06/17 Completo 54:23 8% 30 jun 2017
    UNED - 30/06/17 30 jun 2017 Lola Blasco, Premio Nacional de literatura dramática 2016, dialoga con José Romera. -Teoría y Realidad Constitucional. -El tribunal de Justicia de la Unión Europea. - Convocatoria de l...
  • UNED - 23/06/17 Completo 54:27 8% 23 jun 2017
    UNED - 23/06/17 23 jun 2017 Anaxágoras de Clazómenas. -Homenaje a Luis Manuel Díaz Virrumbrales. - Fallo de XXVIII. - Premio de narración Breve UNED. -Luchando contra el bulling.
  • UNED - 16/06/17 Completo 56:07 8% 16 jun 2017
    UNED - 16/06/17 16 jun 2017 Las huellas de Oxirrinco. - Estudiando las mutaciones que nos parten el corazón. - Exocometas que nos hablan del pasado del universo. - Los grupos antivacunas resucitan en Occidente el sarampión. - ...
  • UNED - 09/06/17 Completo 59:37 8% 09 jun 2017
    UNED - 09/06/17 09 jun 2017 Plantas silvestres comestibles II. Issac Asimov viviendo con robots. Pueblos indígenas de Colombia.
  • UNED - 02/06/17 Completo 55:27 8% 02 jun 2017
    UNED - 02/06/17 02 jun 2017 Programa Avansecal. Si te gusta escribir y te gusta la ciencia, participa. Día mundial sin tabaco 31 de mayo. Con Paul Ricoeur. Espacios de interpelación, tiempo, dolor, justicia y relatos. Murillo ...
  • UNED - 26/05/17 Completo 56:20 8% 26 may 2017
    UNED - 26/05/17 26 may 2017 Plantas silvestres comestibles. Parte 1 Donde todos los días son el día del Libro. Toma de posesión del equipo rectoral. El tema de nuestro tiempo: Historia, Tópos, Éxodos. VIII...
  • UNED - 19/05/17 Completo 55:51 8% 19 may 2017
    UNED - 19/05/17 19 may 2017 La fórmula de Escher. Intervenciones picoeducativas con robot. Toma de posesión de Alejandro Triana Ferrer como Rector de la UNED. Qué deporte nos hace gastar más energía. Nueva...
  • UNED - 12/05/17 Completo 58:37 8% 12 may 2017
    UNED - 12/05/17 12 may 2017 Theremin, la música que surgió del éter. Parlamento y poder en la sociedad digital. Campeonato de España de Escalada y Taekwondo. Daniel Prieto Castillo. La revolución tranquila...
  • UNED - 05/05/17 Completo 56:17 8% 05 may 2017
    UNED - 05/05/17 05 may 2017 La función de la Asociación de Academias de la Lengua Española, Francisco Javier Pérez. - Acto académico de la Facultad de Filología graduación 2015/2016 y la cele...
  • UNED - 28/04/17 Completo 52:41 8% 28 abr 2017
    UNED - 28/04/17 28 abr 2017 Cela y la Colmena. IX Jornada de Igualdad de la UNED. Unas y otras crean. Terapia efectiva en monos parapléjicos. El embarazo cambia el cerebro de la madre. Estudio sobre la sordera en la tercera edad. La ...
  • UNED - 21/04/17 Completo 56:10 8% 21 abr 2017
    UNED - 21/04/17 21 abr 2017 La red Gladio en España. Congreso mundial sobre las maniasis. Cuando el mundo orgánico e inorgánico se confunden. Desde la tierra a la luna, viaje de una molécula de oxígeno. 90...
Recomendaciones de usuarios