UNED La 2

UNED

Viernes a las 10.00 h., Sábados y Domingos a las 07.30 h.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4854481
Para todos los públicos UNED - 23/11/18 - ver ahora
Transcripción completa

-Entre el mercado y el sector público

se encuentra un tercer sector, que muchas veces olvidamos.

Un tercer sector que incluye muchas organizaciones muy variadas,

muy diferentes, muy innovadoras...

incluye fundaciones, asociaciones, ONGs...

todo tipo de entidades en las que...

falta ese ánimo de lucro que caracteriza al mercado,

se mueve en el mismo ámbito de libertad pero, normalmente,

con intereses sociales, con objetivos sociales y solidarios.

Dentro de este sector

se produce una gran cantidad de bienes y servicios, en cantidad...

pues puede significar, prácticamente,

lo mismo que un sector como el turismo, por ejemplo,

pero también en calidad, en los servicios que presta,

que cumplen una gran labor social.

Y echamos de menos, muchas veces,

en la propia universidad, en los medios de comunicación,

la atención que se presta... a sus problemas,

a sus innovaciones, a sus aportaciones.

Eso es lo que intentamos corregir,

tanto en la UNED, donde llevamos casi 20 años

con un programa de Gestión Directiva de Entidades sin ánimo de lucro,

en colaboración con la Fundación Acción contra el Hambre,

como en este programa, donde vamos a hablar con...

dos de los expertos profesores de este curso,

en concreto, de un módulo que se llama Innovación Social.

Innovación Social que, precisamente, pretendemos saber de qué hablamos,

y por ahí empezaremos.

Entonces, nos acompañan, Mercedes Valcárcel,

que es la directora general de la Fundación Tomillo,

y Luis González,

que es director de acción social de Acción contra el Hambre,

y los dos profesores, precisamente, de este módulo de Innovación Social.

Entonces, quizá poca gente sabe bien...

a qué nos referimos cuando hablamos de innovación social.

Mercedes, te voy a preguntar... ¿qué es?,

¿de qué hablamos cuando hablamos de innovación social?

-Bueno, me encanta la pregunta porque, además,

yo creo que es uno de esos conceptos

que parece que últimamente se ha puesto de moda.

Primero estuvo muy de moda la innovación,

ahora, la innovación social, se oye en distintos foros

y, en muchas ocasiones,

no está muy claro ni por los propios usuarios del término

a qué nos referimos.

Bueno, no desvelo ninguna sorpresa cuando digo

que en el mundo en el que vivimos hay muchas necesidades sociales,

que cada vez son más complejas...

hay necesidades sociales, hay necesidades ambientales,

problemas de empleabilidad,

problemas... en determinados ámbitos rurales...

y todo esto, con la complejidad en la que nos movemos,

requiere unas soluciones distintas, nuevas.

Bueno, pues esta forma de abordar estas necesidades sociales

o ambientales, de una nueva manera, con un nuevo enfoque,

esto es en lo que consistiría, realmente, la innovación social.

Por poner ejemplos concretos, que yo creo que se visualiza algo mejor...

bueno, las tasas de desempleo son muy elevadas en algunos países

y ¿qué hemos detectado?,

que la formación técnica, exclusivamente,

no cubre todas las demandas que el mercado tiene para los profesionales,

que hay una amplia gama de competencias,

lo que son las "office skills",

que realmente es imprescindible trabajar

si queremos buscar la empleabilidad de las personas.

Bueno, pues estos nuevos modos de trabajar

para la mejora de la empleabilidad,

trabajando sobre las competencias personales,

fueron, en su momento, una innovación social.

Una innovación social es, también, cambios en los procesos,

cómo se colabora ahora con las empresas

para abordar los problemas sociales,

cómo se está evaluando y midiendo

los resultados de todas estas dinámicas,

todos los modelos de medición de impacto social

han venido de un eje de innovación social,

o incluso nuevas formas de financiar todas estas realidades

para conseguir más fondos para poder luchar contra los problemas sociales,

o sea, puede venir por la vía de nuevas formas de trabajar,

nuevos procedimientos o incluso nuevos productos

y, por supuesto, hay cambios tecnológicos

que tienen un gran impacto social y que serían una innovación social,

ya más centrados en cómo trabajar con discapacidades

o cómo dar nuevas oportunidades a zonas rurales,

que de otra manera no podrían tenerlas.

-En términos de gestión

es frecuente que haya conceptos que se ponen como de moda

y luego desaparecen.

Luis, ¿estamos ante un caso de una moda?

-Hombre... puede que haya surgido como una moda

pero, realmente, actualmente es una necesidad.

Cuando empezó el concepto de innovación social, aquí, en España,

porque viene de un concepto anglosajón

que ya llevan bastante tiempo, pero en España empezó, prácticamente,

a ser más conocido en el momento de la crisis,

cuando el tercer sector tenía que reinventarse,

cuando empezaban a emerger nuevos problemas, nuevas...

empezaban a entrar nuevos actores, a desaparecer otros,

y el tercer sector...

o la manera en que se abordaban los problemas sociales,

se tenían que abordar de una manera diferente a la tradicional,

que la tradicional era un modelo muy basado,

muy subsidiado en el modo subvención.

Entonces, realmente, ahí es cuando empezó la necesidad,

y como todas las necesidades a veces se necesitan impulsos

que se convierten en moda durante una temporada,

pero la innovación social no será una moda que desaparezca,

va a ser una moda que va a continuar

y dejará de estar de moda porque será propio del tercer sector.

Del tercer sector y de los actores con los que trabaja el tercer sector,

porque la innovación social

no es solamente propia de las ONGs ni de las fundaciones.

Estamos hablando de una forma diferente de relacionarnos

con los actores con los que normalmente trabajamos,

el sector público, el sector privado.

La innovación social,

también es social por cómo se abordan los problemas,

no de forma individual, sino de una forma colectiva.

Históricamente las entidades sociales teníamos la tradición

o la costumbre de tener muy claro...

para "equis" problema, esta es la solución,

actualmente ya las sociedades están tan conectadas que, realmente,

necesitamos buscar soluciones en las que todos participen.

Y hablando de participar, quién más debería participar

son las personas destinatarias de la innovación social,

insisto, la innovación social

tiene que tener el foco en la persona para la que va destinada,

y tenemos que hacerles partícipes

de las soluciones de los problemas que les conciernen.

En el caso de España,

tenemos una sociedad relativamente capacitada que no podemos desestimar

y que ellos tienen que ser parte protagonista

de la solución de los problemas que las personas tenemos.

Por eso, social, insisto,

es por, también, la forma en cómo se abordan los problemas,

y la innovación social, respondiendo también a tu pregunta,

de verdad está cambiando la forma en cómo se identifican los problemas,

en cómo nos relacionamos...

y, bueno, yo creo que nos hace una sociedad mucho más rica

y que responderá mucho más a los desafíos

que nos van a presentar las sociedades del futuro.

-¿Y cuál es la situación,

actualmente en España, de la innovación social?, Mercedes.

-Yo creo que estamos en un momento... dulce.

Si me gustaría, ligando con lo que ha comentado Luis,

remarcar un tema que a mí me parece muy importante,

que es... cómo la innovación social

y la empresa social se vive en España

y, además, a mí me gusta muchísimo,

siendo, efectivamente, un concepto de origen anglosajón,

en España tenemos una tradición muy colaborativa

y, de hecho, la mayoría de los proyectos

o de las iniciativas que están surgiendo, tienen ese foco.

No es tanto un innovador social,

una persona listísima que ha descubierto una forma de trabajar

muy potente para resolver un problema, como...

cómo todos los que estamos involucrados con esta necesidad,

lo estamos resolviendo.

Yo creo que, ahora mismo, en España, a efectos de innovación social hay...

a mí me gusta conceptualizarlo como en dos tipologías distintas,

dentro de que está siendo muy efervescente el movimiento

y, bueno, completamente de acuerdo, ha llegado para quedarse,

porque en la complejidad social actual,

yo creo que hemos hecho de la necesidad, virtud,

y ya no hay forma de no trabajar sin estos modelos,

pero ha habido como dos orígenes distintos

de iniciativas innovadoras socialmente,

en función del perfil de los promotores

o del tipo de necesidad en la que han surgido.

Hay muchas iniciativas que vienen de un movimiento muy de base social,

muy de terreno, en muchos casos ligado a desarrollo rural,

a ámbitos más rurales o a colectivos,

o movimientos asociativos, de gran tradición en España.

Eso ha sido un foco, ahí podemos tener...

bueno, pues hay iniciativas ligadas a cultura en ámbito rural,

temas de agricultura ecológica para asentar población,

temas, también, de mejorar la conectividad y la infraestructura

en determinadas zonas.

Respecto a lo que serían colectivos vulnerables,

temas ligados a arte ciudadano, por ejemplo,

cómo se trabaja con las empresas ahora,

toda la mejora de la empleabilidad y la inserción laboral.

Todo eso ha venido muy de la propia realidad del terreno

y de un tejido asociativo fuerte.

Y, luego, hay otro grupo que viene más ligado

a personas con un nivel de formación muy, muy elevado,

en muchos casos con experiencia internacional,

con carreras profesionales muy brillantes...

que, por motivos personales, familiares...

o porque, en un momento dado, han conocido una necesidad social

y se han visto con capacidades para abordarla,

se han involucrado en esa realidad.

Entonces, es un perfil levemente distinto,

en el sentido de que no viene de un tejido asociativo histórico,

no ha estado tan involucrado en la problemática,

pero si tienen un nivel de formación muy elevado,

en muchos casos internacional,

han conocido un problema concreto y lo han abordado.

Ahí hay gente, por ejemplo,

que está trabajando metodologías de mejora del autismo,

hay gente que está trabajando temas, por ejemplo, para invidentes,

de geolocalización y orientación

a través de los móviles con mensajes hablados,

hay una línea muy potente más ligada, en algunos casos,

a innovaciones tecnológicas previas utilizadas, en este caso,

como innovación social para la cobertura de una necesidad concreta.

-En fin, estás subrayando la idea que yo decía en la presentación,

de cómo acaba permeabilizando a toda la sociedad

estos fenómenos de innovación

y de buscar formas nuevas y distintas de acometer...

problemas viejos y nuevos.

Y, en ese sentido, las administraciones públicas,

Luis, ¿qué papel...

juegan, deberían jugar, si es que deben jugar alguno?

-Pues, bueno, un poco responde a esa dualidad, también.

Cuando hablamos de innovación social,

hay administraciones públicas que lo entienden únicamente como las...

"startapp" de innovación social o "social innovation startapp"

que, claro, van dirigidas a un colectivo realmente diferente,

a un modelo "startapp" muy anglosajón,

de "tengo una idea, que va a cubrir un problema social,

y necesito ayudas para que me permitan, en tres años,

crecer rápidamente y vender esa idea a un fondo de inversiones",

o un "business angels", o un fondo de inversión, etc.

Esa es una tendencia bastante grande

que está también dentro del concepto de innovación social

y que hay administraciones públicas

que se están posicionando, claramente, desde ese punto de vista.

De hecho, hasta la Unión Europea, dentro del programa EaSI.,

que es especifico de innovación social,

tiene una componente para emprendimiento social

muy focalizado a ese modelo más anglosajón.

Sin embargo, realmente, la innovación social,

el poder más grande de trasformador de la sociedad

y de cambios sistémicos que tiene es, precisamente,

también el otro enfoque,

en el que produce cambios de comportamiento de la ciudadanía

para afrontar nuevos problemas sociales,

que es un poco el enfoque que se le trata de dar dentro del módulo.

El módulo sí que tiene una componente de emprendimiento social,

pero, el módulo, el enfoque que tiene principalmente

es ese enfoque de... como va destinado a las entidades sociales,

pues cómo las entidades sociales pueden trasformar la sociedad.

La administración pública a nivel europeo, ahora, es una prioridad.

La innovación social, dentro de este periodo que acaba en el 2020,

dentro de la Agenda 2020, es una prioridad la innovación social,

para el próximo periodo comunitario, aun lo seguirá siendo.

Y, entonces, de la agenda ahí está,

¿cómo trasladar eso a temas más domésticos?

Con la ley de Subvenciones hemos topado,

y con la ley de Accesos a Recursos hemos chocado.

Porque producir estos cambios de comportamiento en la sociedad,

provocar interconectar nuevos actores y probar soluciones nuevas,

choca mucho con una ley de Subvenciones que...

sirve lo mismo para intentar provocar cambios en la sociedad,

que para justificar un programa de ayuda... de lavadoras,

que presentas la factura y es la misma ley.

Entonces, ahí está mucho la voluntad

de las administraciones autonómicas y locales

y de la flexibilidad de los interventores de éstas,

juegan un papel importantísimo,

en muchos países se está haciendo incidencia

para tener una ley propia de innovación social,

porque los principales cambios en la sociedad,

cambios que pueden ser trasformadores en los sistemas,

tienen que venir avalados de modelos,

de una ley que impulse un modelo de trabajo que facilite esto.

Insisto, hay administraciones locales, ayuntamientos,

que sí que están encontrando esa flexibilidad,

y están permitiendo trabajar de una forma mucho más flexible.

Y, a nivel estatal, sí que sería necesario

y, reivindicaríamos, una ley de innovación social

que permita impulsar todos estos procesos.

-Has mencionado el módulo que habéis coordinado.

¿Tratáis, supongo, todos estos temas,

alguno más, algún enfoque específico?

-Bueno, lo que hemos tratado con el módulo de Innovación Social,

es abrir una ventana a tendencias dentro del tercer sector.

Así como los otros módulos van muy dirigidos hacia la gerencia,

pues aquí, Mercedes y yo, hemos tratado de dar una visión al módulo,

pues eso, en plan tendencias.

Nos parecía... hay varios temas y se abordan desde conceptos básicos

sobre qué es la innovación social a la gestión por competencias,

tanto de las personas que coordinas como gerente,

como de las personas para las que trabajas,

que Mercedes lo ha mencionado antes.

Abordamos el tema del emprendimiento social

como una forma nueva e innovadora de abordar problemas sociales

y temas de medición de impacto y de inversiones diferentes.

Creemos que, hoy por hoy,

cualquier gerente o coordinador de entidades sociales,

tiene que estar familiarizado ya con este tipo de conceptos.

-Yo, en principio...

siendo ese el contenido, sí me gustaría remarcar...

que es un módulo que puede tener la doble visión, es decir...

yo creo que es imprescindible, efectivamente,

si hoy en día estás en... iba a decir en el sector social,

no, si hoy en día estás en la sociedad,

es imprescindible conocer todas estas realidades...

un poco por cultura general,

por saber hacia dónde se están moviendo los cambios,

pero hemos intentado, también,

darle un punto de contenido operativo suficiente cómo para qué,

para todas aquellas personas que tengan interés especial en...

incorporar a sus propias dinámicas

o en sus propios trabajos, en el día a día, alguno de estos ejes,

ya sea, bueno, en metodologías de competencias

o en medición de impacto social,

o conocer qué otras vías tienen para financiar sus iniciativas,

que son innovadoras socialmente,

tengan también la herramienta para poder empezar a implementarlo.

-Claro, yo creo que, Mercedes, lo has dicho.

A cualquier persona que está en la sociedad

y que está activamente en la sociedad,

este tema y este módulo le interesa.

Por eso, la UNED lo ofrece, por eso está abierto,

con la ventaja de que cursando este módulo y cualesquiera otros...

del programa de Gestión Directiva de Entidades no lucrativas,

se puede llegar a alcanzar el título de experto especialista,

incluso de Máster, en estas materias.

Ha sido un placer, nos quedaríamos hablando mucho tiempo,

¿queréis añadir alguna otra cuestión?.

-Muchas gracias a la UNED por darnos este espacio...

-Y que no dudéis en hacer el curso porque,

de verdad, que merece la pena...

y, sobre todo, el módulo de Innovación Social.

La Facultad de Filosofía de la UNED

ha celebrado el IX Congreso de la Sociedad de Lógica,

Metodología y Filosofía de la Ciencia en España.

Un encuentro en el que expertos nacionales e internacionales,

han analizado durante varios días

algunos de los temas de más actualidad dentro de este campo.

Todo ello con el fin de promover el debate y la investigación.

Así se analizó durante la inauguración del congreso.

Para la UNED es un orgullo acoger un congreso de estas características,

el de la Sociedad de Lógica, Metodología y Filosofía

de la Ciencia en España,

siendo, como somos, la única gran universidad estatal,

y acogemos a más de 200 personas que vienen,

no sólo de España, sino también de otros países,

a presentar sus investigaciones más recientes

en una serie de campos tan interesantes.

Los objetivos del congreso es servir de espacio...

en el que los investigadores que se dedican a trabajar en estas áreas

puedan tener un lugar de encuentro,

un sitio en el que exponer su trabajo,

intercambiar ideas con otros investigadores,

conocer lo que está haciendo otra gente

y, además, en un foro abierto,

en el que todo el mundo puede discutir

y conocer lo que están haciendo los demás.

Y también, este congreso,

ayuda a que los jóvenes investigadores se den a conocer

y tengan la oportunidad de presentar sus trabajos

en el marco de un congreso

en el que nos preocupa mucho el rigor científico,

toda la selección de los trabajos se hace... como es estándar, ciega,

y por parte de varios evaluadores.

La ponencia inaugural corrió a cargo de la reconocida

profesora de filosofía de la Universidad de Durham

y de la de California, en San Diego, Nancy Cartwright.

En su discurso analizó

el gran papel que desempeña el pensamiento en la sociedad.

La mayoría de la gente piensa que la filosofía significa

romper con la sociedad, una ruptura de clases.

Creo que la filosofía siempre ha estado interesada en ayudar

a que la ciencia mejore la sociedad.

Ese era el objetivo

del famoso filosofo Karl Popper y los positivistas,

mejorar la ciencia, para con ello, poder mejorar la sociedad.

Desde entonces hemos estado persiguiendo ese ideal.

En la actualidad, tenemos un nuevo movimiento

que está particularmente interesado

en trabajar con este tipo de filosofía de la ciencia.

Colaborar con la filosofía política y estudios culturales,

para hacer una filosofía que impacte en la política

y construya sociedades más dignas.

Llegué a estudiar química, jugando.

Yo empecé a hacer experimentos con bicarbonato y vinagre,

que era lo que usualmente hacíamos los niños de mi época

y supongo que de la actual,

y después, gracias al impulso de los primeros profesores que tuve,

profesores del colegio de la Sagrada Familia,

ya me enseñaron a racionalizar la química,

a hablar del sistema periódico, de las relaciones entre elementos,

lo que llamamos en química la afinidad,

por qué se combinan unos elementos

y aquello de rellenar la corteza de electrones al número ideal de ocho.

Eso fue lo que ya me hizo racionalizar los estudios.

Fundé la empresa Europea del Medio Ambiente S.L.,

la cogí con gran entusiasmo y me dediqué a trabajos de medio ambiente.

Estos trabajos de medio ambiente

pasaban por subcontratar a empresas tan importantes como Repsol y Enagás,

y a pesar de nuestra pequeñez logramos subcontratar estas empresas.

Esta subcontrata se centró especialmente

en el tratamiento del gas natural.

El gas natural venía en barcos desde Argelia

a la planta de Cartagena y allí se conducía por medio de tuberías,

lo cual implicaba el proceso químico,

de ingeniería química de transmisión de fluidos,

y se conducía hasta una unidad

en la cual se acondicionaba para el análisis cromatográfico.

Con el análisis cromatográfico

medíamos la cantidad de tetrahidrotiofeno,

que es el aditivo que se adiciona al gas natural

para que huela y no nos mate.

Hice mucha cantidad, centenares, de análisis cromatográficos.

Esta especialidad propició que fuera propuesto

para la macropericia del 11-M

por mis conocimientos de cromatografía,

porque la cromatografía fue la técnica más empleada

y más diferenciadora de los componentes

que constituían los explosivos del 11-M.

Por medio de este trabajo que duró cinco meses

en el laboratorio de la policía científica,

formando parte de un grupo de peritos independientes,

los resultados experimentales los publiqué en un libro

cuyo título es “Titadyn”

que fue publicado en 2009 por La esfera de los libros.

Estos perfiles son los más significativos

o los que mejor recuerdo me han dejado,

porque este hecho de participar

en una prueba pericial de tal envergadura era,

primero, un prestigio para el colegio de químicos,

para la profesión de químicos, para España y para la sociedad.

Yo, como químico, y es mi percepción personal,

distingue, sobre todo, el arrancar de atrás,

como se puede decir en términos futbolísticos, es decir,

sacar el balón jugado desde tu área combinando

y llevándolo a la portería contraria.

Ese modo de pensar lo recibí de los buenos profesores

que tuve en la universidad, el profesor Gutiérrez Ríos,

el profesor Enrique Costa Novella y don Jesús Morcillo.

Todos los demás merecen mi mejor recuerdo y mis respetos,

pero estos son los que tengo más en mente.

La química física es la base de la química

porque toca a la química analítica que es el otro soporte,

toca la ingeniería química y a la química orgánica.

Yo tengo la especialidad de química física y por eso,

quizá por deformación profesional,

es lo que más me ha impresionado en mi vida profesional.

Lo que más me gusta de mi trabajo es la iniciativa

y la independencia que me permite.

El largo reinado de Victoria

marca profundamente la historia de Gran Bretaña:

el imperio se expande,

la revolución industrial muestra sus progresos al mundo,

la estructura social sufre cambios significativos.

La época victoriana es también una edad de oro de la novela.

Los grandes novelistas victorianos

hacen que el género crezca y se consolide.

Al mismo tiempo, la novela se consume masivamente,

en ediciones impresas o por entregas.

La sensibilidad romántica sigue vigente,

pero convive con un realismo que aspira a retratar a Gran Bretaña

en su variedad social y geográfica.

Es también una época de grandes escritoras:

junto a Dickens o Thackeray,

consiguen publicar con éxito George Eliot, Elizabeth Gaskell

o las tres hermanas Brontë.

Uno de los debates cruciales de la época victoriana,

un debate social e intelectual, fue el que se conoció como...

"the woman question", "la cuestión de la mujer".

Es decir, un debate sobre...

qué opciones tenían las mujeres de la época,

¿debían dedicarse únicamente al ámbito doméstico,

al cuidado de sus hijos, a su casa, a sus maridos...

o podían realizarse profesionalmente?

Charlotte, Emily y Anne Brontë nacieron a principios del siglo XIX

y crecieron en Haworth, un pequeño pueblo del norte de Inglaterra

rodeado de agrestes páramos.

Huérfanos de madre desde muy pequeños,

los niños Brontë pasarán mucho tiempo en la casa familiar

donde se interesarán, desde una edad temprana,

por la escritura, la pintura y la música.

Para alimentar su ávida imaginación,

los hermanos leían todo aquello que estaba a su alcance,

en particular los periódicos y revistas que leía su padre.

Precisamente, en estas publicaciones

descubrirán a Lord Byron,

el poeta inglés que será una constante influencia literaria

y se verá reflejado en personajes

como Heathcliff de "Cumbres Borrascosas"

o Rochester de "Jane Eyre".

Otras influencias decisivas

fueron la novela gótica y la obra de Walter Scott.

La educación de sus hijos fue una de las mayores preocupaciones

del reverendo Patrick Brontë,

que acabó enviando a sus cuatro hijas mayores

a una escuela de niñas en Cowan Bridge.

La decisión, aun cuando meditada, resultó fatídica,

pues dos de las hermanas, María y Elizabeth,

cayeron gravemente enfermas y murieron de tuberculosis.

Esta experiencia será trasformada en ficción,

inspirando la vida en el orfanato Lowood de "Jane Eyre".

También tenemos que tener en cuenta el recorrido de estos niños,

que pasan la mayor parte del tiempo en la casa,

en compañía de una tía que va a sustituir a la madre,

que es hermana de María, que se llama Elizabeth Branwell,

y una ama de llaves... la cocinera, en realidad, que es Tabby,

es una mujer de Yorkshire, del Yorkshire profundo,

y que les va a contar multitud de historias.

Lo interesante de todo esto es que, todas estas historias,

ellos las van a incorporar a sus propias lecturas,

y desde bien pequeños, parte de lo que van a hacer es...

escribir ellos mismos, todos, los cuatro hermanos.

Cuando Branwell, el único varón entre los hermanos,

recibe de su padre una caja con soldados de madera,

los niños comienzan, como juego,

a escribir historias que sitúan en lugares imaginarios:

Glass Town, Angria y Gondal.

Todas estas historias fueron publicadas en libros diminutos,

los llamados "little books".

La riqueza y complejidad de estos escritos de juventud,

dan cuenta de la precocidad del genio literario y artístico

de la familia Brontë.

Es interesantísimo cómo construían un mundo

que era completamente secreto, no sólo en sus reuniones privadas,

que tenían alrededor de la mesita del salón,

sino también que, construyen estos libros,

son del tamaño de una caja de cerillas,

y tienen los relatos, pero también tienen pinturas,

tienen dibujos, tienen descripciones,

tienen mapas de los lugares, y todo esto lo hacían pequeñito,

no solamente para ahorrar papel, que también,

sino para que los adultos no pudieran tener acceso,

recordemos que la luz no era muy buena

y conforme nos vamos haciendo mayores la vista se nos cansa,

entonces, ellos pensaban que así mantenían el secreto de sus mundos

con respecto a las personas mayores,

que no querían que intervinieran en esas aventuras.

La singularidad de la poesía de Emily es realmente impresionante.

El salto cuantitativo y cualitativo que se da desde esos "Juvenilia",

desde esos escritos de juventud,

a la poesía de extrema madurez que se encuentra en ese cuadernillo,

en ese pequeño poemario, es realmente asombrosa.

Tomando como modelo a los poetas románticos que admiran,

los hermanos Brontë escriben poemas desde la adolescencia.

Llegan a enviar muestras de su poesía

a grandes figuras literarias del momento,

buscando consejo y un refuerzo que no reciben.

Emily, Anne y Charlotte

utilizarán la herencia que les deja la tía que las crio

para publicar un poemario conjunto en 1846.

Para conservar su anonimato

y esquivar los prejuicios contra las escritoras,

lo hacen bajo seudónimos andróginos: Acton, Currer y Ellis Bell.

Del volumen se venderán sólo dos copias,

a pesar de la calidad de algunos poemas, especialmente los de Emily.

En esta época las mujeres no se atreven a escribir con su nombre.

Ya, Jane Austen, no había incluido su nombre en su obra,

lo mismo le sucede a Mary Shelley cuando escribe Frankenstein,

y muchas escritoras del siglo XIX escribirán bajo seudónimo,

por ejemplo, George Sand en Francia,

Louisa May Alcott, la autora de "Mujercitas", en Estados Unidos

y Mary Anne Evan, que sería George Eliot, la gran novelista victoriana,

y lo mismo sucede con la práctica totalidad

de las escritoras de esta época,

que para no ser mal miradas, para no ser criticadas,

escriben fundamentalmente bajo seudónimo.

La familia Brontë

apenas se sustenta con el trabajo del reverendo en la rectoría.

Branwell posee un carácter disoluto y enfermizo

que no le permite mantener un empleo durante mucho tiempo.

Ante esta situación,

las tres hermanas se ven obligadas a plantearse su futuro,

que puede incluso implicar dejar la rectoría para poder ganarse la vida.

Uno de los escasos empleos

que la rígida sociedad victoriana considera respetable

para las jóvenes solteras y sin recursos como ellas,

es el de maestras o institutrices.

Varias novelas de las Brontë

atienden a la labor de las mujeres en este ámbito profesional.

Una de las pocas opciones que tenían las mujeres de clase media,

durante la época victoriana,

era la docencia, dedicarse a la docencia en una escuela de niñas,

o, también, trabajar como institutrices,

y estas fueron dos opciones que tuvieron las hermanas Brontë.

Hay todo un subgénero de narrativa victoriana

que se conoce como "the governess novel",

es decir, "la novela de institutriz".

Es una novela en la que vemos cómo una mujer joven,

una institutriz, se busca la vida, podríamos decir,

en una familia que generalmente es hostil,

cómo conoce el amor,

cómo finalmente triunfa, podríamos decir, en la vida.

Y hay dos novelas de las Brontë

que se ajustan, relativamente, a este patrón,

aunque por su calidad literaria son superiores,

están por encima de la media de las "governess novel".

Por un lado, tenemos la primera novela de Anne Brontë, "Agnes Grey",

que es una novela de institutriz más prototípica

y, por otro lado, tenemos "Jane Eyre",

que también tiene un componente de novela de institutriz,

puesto que la protagonista es una "governess".

Y Charlotte tuvo la idea de crear una escuela de señoritas,

puesto que todas ellas estaban preparadas en distintas facetas,

en idiomas, en música, en pintura, etc.

Entonces, la idea era lo que se llama "a finishing school",

que era una escuela de señoritas para...

para, bueno, para luego entrar en el mercado del matrimonio.

A pesar de que ya cuentan con una buena educación, en 1842,

Emily y Charlotte dejan Yorkshire y se trasladan a Bruselas

a fin de formarse mejor y perfeccionar su francés,

con idea de abrir su propia escuela a la vuelta.

En el internado de Bruselas, Charlotte ve como la admiración

que siente por su profesor de literatura, Constantin Héger,

va mutando en una pasión que se mantendrá viva durante algunos años

y que encontrará su reflejo creativo en la prosa de Charlotte.

Sin embargo, Héger,

es un hombre casado y padre de varios hijos que no la corresponde,

y que responde fríamente a las apasionadas cartas que recibe.

La hermana pequeña, Anne Brontë,

no tuvo ningún problema en convertirse en institutriz

y ciertamente estuvo en varias casas y...

podemos ver en sus novelas cómo ella lo veía como una liberación,

como algo que la satisfacía enormemente el poder ganar el dinero.

Charlotte, por otro lado,

se decantaba más por la rama de la enseñanza

y, también, para ello se preparó en distintas escuelas,

tuvo grandes experiencias.

En la primera que fue es donde conoció a sus grandes amigas

que permanecerían durante toda la vida

y, en la segunda, es donde conoció a monsieur Héger,

que será el gran amor de su vida...

no correspondido, porque él estaba casado y, en fin...

ella yo creo que lo sublimó un poco, hablando de la palabra,

sublimó su relación, porque él era una persona muy interesante,

se aproximaba a los textos literarios

desde una perspectiva a la que ella no estaba acostumbrada,

entraban en un debate literario

que, de alguna forma, le abría una puerta...

dentro de que su mundo era un mundo bastante cerrado en Haworth.

Por otro lado, también Emily fue a esta misma escuela,

pero ella no encajó, no por inteligencia,

porque aprendió alemán, aprendió música, en fin... de hecho,

monsieur Héger pensaba de Emily que era una persona,

que de haber nacido hombre,

hubiera podido llegar a grandes logros.

En todo caso, a la vuelta a Haworth, Emily decide que quiere quedarse,

ella es una persona de los "moors", es una persona de Yorkshire,

y es una persona que no concibe su vida fuera de la casa paterna.

Movidas por la necesidad económica y por la ambición

de que su obra llegue a un mayor número de lectores,

las hermanas Brontë prueban suerte con la novela.

Sus tres primeros títulos, "Agnes Grey" de Anne,

"Cumbres Borrascosas" de Emily y "Jane Eyre" de Charlotte,

se publican en 1847, con éxito y críticas desiguales.

La publicación del poemario

es esencial para el desarrollo de la obra de las tres hermanas,

puesto que a partir de él y aunque no tuviera ninguna repercusión

por las mínimas ventas que alcanzó,

lo que si propició es que las tres hermanas se animaran a escribir,

se animara, cada una de ellas, a escribir una novela.

Charlotte escribe "The Professor", "El Profesor",

hablando de su experiencia en Bruselas

y su enamoramiento de monsieur Héger, su profesor y su mentor.

Emily comienza a escribir "Cumbres Borrascosas", "Wuthering Heights".

Y, finalmente, Anne también escribe "Agnes Grey".

En ese año de 1847, serán "agnus mirabilis" para estas mujeres,

para estas grandes escritoras, se publican las tres novelas,

pero lo envían a 12 editoriales, todas ellas las rechazan,

hasta que, finalmente, una de ellas decide publicar...

no "The Professor", que rechazan de plano, se publicaría años después,

pero si "Jane Eyre", que Charlotte había escrito también.

"Jane Eyre" se convertiría en un auténtico "best seller",

es la obra que alcanzó un mayor eco para la crítica

y para los lectores de la época.

"Jane Eyre" de Charlotte Brontë, será celebrada casi unánimemente,

gracias a la fuerza del personaje principal y de su historia.

"Cumbres Borrascosas" de Emily Brontë,

provocó rechazo por su crudeza y apasionamiento, pero es hoy...

uno de los clásicos imprescindibles de la novela inglesa.

"Agnes Grey" pasó más inadvertida,

pero la segunda obra de Anne Brontë, "La inquilina de Wildfell Hall",

se reivindica hoy en día como una de las grandes novelas victorianas.

"Jane Eyre" tuvo más suerte,

Charlotte Brontë, primero con su editor,

que era un editor mucho más profesional y mucho más honrado.

Las novelas de Emily y Anne, "Wuthering Heights" y "Agnes Grey",

tuvieron una recepción más discreta.

La novela de Anne, "Agnes Grey", pasó prácticamente inadvertida.

"Wuthering Heights" de Emily Brontë,

tuvo críticas muy irregulares, algunas muy negativas,

porque es una novela que se nutre de pasiones...

muy turbias, muy exacerbadas,

y eso desconcertó mucho a la crítica victoriana.

"Jane Eyre" tuvo un gran éxito comercial,

y un éxito comercial prácticamente inmediato.

"Wuthering Heights" es la única novela de Emily Brontë.

Anne Brontë escribió una novela

que se ha revalorizado mucho en los últimos años,

una novela a la que no se había dedicado mucha atención,

pero en los últimos años se ha reivindicado, y es...

"La inquilina de Wildfell Hall", "The Tenant of Wildfell Hall",

que es una novela muy interesante

en cuanto a su estructura, al punto de vista narrativo

y que trata dos temas muy delicados para la época,

como son el tema del alcoholismo y, de una manera muy tenue, también,

el problema de la violencia de género.

Como digo, es una novela muy recomendable

y una de las grandes novelas del siglo XIX.

Las muertes por tuberculosis de Branwell, Emily y Anne

se suceden trágicamente.

A pesar del gran éxito de "Jane Eyre",

que da a Charlotte Brontë la oportunidad de relacionarse

con grandes escritores y críticos de la época,

esta nunca abandona a su padre

ni la vida tranquila y discreta de Haworth,

donde aliviará su duelo y su soledad con la escritura.

En 1854 se casa discretamente con Arthur Bell Nicholls,

un párroco irlandés, ayudante de su padre en la rectoría.

La felicidad de la pareja se verá truncada muy pronto, sin embargo,

debido al deterioro de la salud de Charlotte.

La última superviviente de los hermanos Brontë

morirá ese mismo año por complicaciones en su embarazo

y dejando una novela sin terminar.

Además de su gran novela "Jane Eyre",

Charlotte Brontë escribió dos novelas más.

Su segunda novela es "Shirley" que es una novela arriesgada,

porque es una novela que tiene un trasfondo histórico muy concreto,

las rebeliones luditas en el norte de Inglaterra,

y que podríamos encuadrar dentro del subgénero narrativo de la...

"conditional England novel".

Una serie de novelas que cuestionaban la visión idealizada

de la revolución industrial de los siglos XVIII y XIX.

Su tercera novela es "Villette",

que para muchos es la gran novela de Charlotte Brontë,

que es una novela muy ambiciosa y que, podríamos decir,

que es una novela en la que la autora

demuestra todo lo que sabe hacer como escritora,

es una novela que tiene un componente autobiográfico

como "Jane Eyre",

una novela que ficcionaliza sus experiencias en Bruselas,

las experiencias de la autora en Bruselas,

que tiene, además de este componente autobiográfico,

un componente satírico, un componente gótico también,

y que es una novela muy recomendable

y, como decía, para muchos, la gran novela de Charlotte Brontë.

La vida de las Brontë y sus ambiciones literarias

pronto alcanzaron dimensiones casi míticas.

Su obra nunca ha dejado de ser leída ni de generar innumerables estudios,

adaptaciones cinematográficas y televisivas, y reescrituras.

Todo ello a pesar de sus prematuras muertes,

y de las irregulares críticas que recibieron en su tiempo.

Las hermanas Brontë se convierten en un mito de la alta cultura,

pero también de la cultura popular,

a través de una gran cantidad de versiones cinematográficas,

muchísimas versiones televisivas, fundamentalmente de la BBC,

haciendo, de alguna manera, que este mito de las Brontë

se haya extendido a numerosas reescrituras literarias también.

Una muy reciente, del año 2018, de este mismo año, "Ill Will",

donde cuenta los años perdidos de Heathcliff,

¿qué hizo Heathcliff cuando se marchó de Cumbres Borrascosas?,

antes de esos años perdidos, los "years".

"Ancho mar de los sargazos", por ejemplo,

"Wide Sargasso Sea" de Jean Rhys, del año 1966,

donde, precisamente, predomina fundamentalmente

el personaje de Bertha Mason, el personaje de esa loca...

encerrada en el desván de Thornfield por su esposo, por Rochester,

con una lectura poscolonial de la obra.

Hay lecturas y reescrituras desde todas las perspectivas críticas,

freudianas o psicoanalíticas, posestructuralistas,

por supuesto, feministas, indudablemente.

Son unas obras que han dado pie a una gran cantidad de adaptaciones,

reescrituras, revisiones, desde todo punto de vista,

también, incluso, óperas, ballets, basados en estas obras magníficas.

Virginia Woolf afirmaba que "hay en ellas una indómita fiereza,

en guerra perpetua con el aceptado orden de las cosas".

Trascurridos cien años más, las Brontë siguen fascinando,

como pocas escritoras, a lectores y creadores.

UNED - 23/11/18

23 nov 2018

Presente y futuro de la Innovación Social en España.
- Noticias. IX Congreso de la Sociedad de Lógica, Metodología y Filosofía de la Ciencia en España.
- Química en primera persona. Antonio Iglesias García.
- Indómita Fiereza: las Brontë y su mundo.

ver más sobre "UNED - 23/11/18 " ver menos sobre "UNED - 23/11/18 "
Programas completos (687)
Clips

Los últimos 2.387 programas de UNED

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos