UNED La 2

UNED

Viernes a las 10.00 h., Sábados y Domingos a las 07.30 h.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
4372596
Para todos los públicos UNED - 15/12/17 - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad de TVE.

(Cabecera).

(Música electrónica).

Un dron es una aeronave pilotada de manera remota.

El nombre técnico no es dron, sino es RPAS,

que es Remote Pilot Aircraft System,

que significa un sistema pilotado de manera remota.

Básicamente lo que tenemos es un vehículo o aeronave

que es capaz de volar sin que necesitemos un piloto

porque hay una forma remota de controlar el vuelo del dron.

Lo del dron viene, como he dicho no es un nombre técnico,

viene de las películas de ciencia ficción

donde existían robots voladores a los cuales se les llamaba dron

y de ahí viene la forma de llamarlos más costumbrista, mundana.

¿Qué tipos de drones existen actualmente?

Bueno, esto es un poco cogido por los pelos

porque están saliendo cada día distintos tipos de drones,

pero normalmente concebimos que hay cuatro tipos de drones

y estamos seguros de que os vamos a sorprender con este dato.

Está el dron tipo multirrotor que es el más conocido,

el que todos conocemos, que tiene cuatro, seis,

ocho hélices y es el más conocido.

Luego tenemos un tipo de dron un poco menos conocido como este,

que es un ala fija, es puramente un avión,

tiene una eficiencia aerodinámica muy superior,

vuela más rápido, más lejos,

tiene más autonomía y también es más difícil pilotarlo, amigos.

Hay un tercer tipo de dron que es todavía más difícil de pilotar

que es el de tipo helicóptero y aquí viene la sorpresa,

seguro que esto no os lo esperabais:

hay un cuarto tipo de dron que es el dirigible.

Es un aerostato que se mueve simplemente con un sencillo motor,

unos pequeños alerones y desgraciadamente

todavía no vemos muchos, esperemos que pronto veamos más,

pero básicamente estos cuatro tipos

son los más principales de dron o RPAS que existen en la actualidad.

A diferencia de lo que mucha gente opina o piensa,

el pilotaje de un dron o, técnicamente como se le conoce

en el ámbito profesional, RPAS, es una tarea realmente complicada

que requiere de muchos conocimientos a nivel aeronáutico,

a nivel de meteorología, a nivel de legislación...

No es una tarea fácil y está claro que en primer lugar

el motivo principal es porque es necesario contar

con unos conocimientos, para eso estamos las escuelas,

para impartir esos conocimientos.

Luego, en otro orden de cosas, evidentemente hay una legislación,

es un detalle que poca gente conoce,

pero contamos con una legislación

que regula el pilotaje de RPAS a nivel profesional,

llevamos ya tres años con esta legislación

y establece claramente que para poder pilotar un dron

de forma profesional es necesario contar con una serie de certificados,

concretamente un certificado de conocimientos teóricos,

un certificado de conocimientos prácticos,

de pilotaje real en vuelo y, además, un certificado médico aeronáutico.

Soy operador de cámara y directos de fotografía

en el Centro de Medios Audiovisuales de la UNED,

universidad que apostó por estas plataformas voladoras

desde que se democratizó el mundo del rodaje de las imágenes aéreas

haciéndose más accesibles, fáciles de manejar y más económicas.

Todo esto lo hacemos porque este tipo de aparatos y su tecnología

nos da otro punto de vista, otras perspectivas,

a la hora de narrar las imágenes que producimos en este centro.

Un dron se puede utilizar en muchos escenarios diferentes

y tiene muchas aplicaciones.

Hemos visto por ejemplo temas de actualidad,

los incendios de Galicia, hemos visto imágenes de drones

grabando los espacios quemados de los bosques...

La utilidad es muy variada, en el ámbito agrícola,

en el ámbito de vigilancia, en el ámbito de distribución.

Amazon, por ejemplo, estaba pensando en meter en EEUU

la distribución de sus productos en la parte comercial

para los clientes de Amazon en EEUU,

a expensas de la legislación correspondiente que existe.

Otros ámbitos de aplicación son, por ejemplo,

los primeros que existieron, comenzaron como una iniciativa

del ejército norteamericano para acciones militares.

Se pueden utilizar en temas de vigilancia y seguridad.

Hay noticias últimamente de Abu Dabi

donde están utilizando una especie de drones para los policías,

para que puedan patrullar a nivel aéreo.

Existen otras especializaciones concretas

que son más de temas de grabaciones audiovisuales para promoción,

incluso para dar a conocer desde pueblos hasta ciudades, etc.,

que hemos visto en televisión, por ejemplo.

Existen otro tipo de aplicaciones menos mundanas,

evidentemente las lúdicas.

Tenemos a mucha gente comprando drones pequeñitos

para hacer vuelos lúdicos en zonas que pueden, incluso,

ser no legales y de lo que deberíamos hablar un poco más despacio.

En cuanto a los conocimientos necesarios para obtener

esta titulación oficial, que recordemos es una titulación oficial,

se imparten nueve materias que corresponden exactamente

con las mismas materias que estudian los pilotos de aviación convencional,

los pilotos que vuelan en distintas compañías,

lo que ocurre a un nivel un poquito más reducido,

más adaptado a este tipo de aeronaves.

Podemos hablar de que se estudia legislación,

todo lo relativo a la ley actual, así como la ley futura

que precisamente está a punto de salir,

va a salir de modo inminente la nueva ley,

y aspectos operacionales, meteorología,

procedimientos de seguridad, diseño de operaciones,

telecomunicaciones, el uso de la radio,

comunicaciones aeronáuticas, es decir, un amplio rango

de conocimientos que el piloto necesita para desarrollar su trabajo.

El procedimiento para obtener esta titulación oficial

consiste en cursar una formación teórica de 60 horas,

se puede realizar de forma on line,

semipresencial o también presencial en algunas escuelas.

Una vez superada esta fase teórica, pasaríamos a un examen práctico que,

según la legislación, consta de un vuelo de cinco horas mínimo

en vuelo real que se hace con el dron

para el cual el piloto se va a habilitar y, por su puesto,

todo ello contando con el certificado médico aeronáutico.

¿Dónde se puede hacer esta formación?

En cualquiera de las escuelas oficiales ATO,

así es como se denominan las que tenemos en nuestro país.

Actualmente hay más de 72,

tenéis la lista disponible a través de internet,

de la página web de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea.

Hay otra opción, cursar esta formación

a través de una empresa operadora que cuente con un acuerdo de colaboración

con una escuela oficial ATO, como es, por ejemplo, nuestro caso.

A través de este tipo de acuerdos

las empresas operadoras impartimos formación oficial

ateniéndonos exclusivamente a lo que marca la ley,

contar con instructores ATO certificados

y tener la capacidad de emitir un certificado oficial al alumno.

Una vez realizados estos estudios se le entregaría al alumno,

tanto su certificado teórico como su certificado práctico

y en principio el alumno estaría capacitado para poder trabajar.

Ahora bien, aquí hay que hacer una salvedad

y es que no se puede trabajar si no eres operador de RPAS.

Qué ocurre, que mucha gente se plantea hacerse autónomo,

pero hay otra posibilidad y es que una empresa operadora te contrate.

Un tema que mucha gente desconoce

es que no se puede volar en cualquier sitio.

Ahora mismo, por ejemplo, si lo podéis ver en la imagen,

estamos muy cerca del aeropuerto de Barajas,

concretamente a 17 kilómetros y medio

del punto de referencia de dicho aeródromo.

La ley establece que no se podría volar aquí a menos de 15 kilómetros,

luego quiere decir que estamos dos kilómetros y medio

más allá de la zona al límite.

Evidentemente esta formación no se adquiere de la noche a la mañana,

hay que cursar una formación aeronáutica específica

que es la que impartimos las escuelas de pilotos de RPAS.

Generalmente se puede volar en zonas completamente despejadas.

Está terminantemente prohibido volar sobre ciudades

aunque lo veáis enmuchos videos,

sobre aglomeraciones de personas o de noche.

Y un detalle importante es que, no se puede volar cuando llueve,

tiene que haber unas condiciones meteorológicas perfectas,

como las que tenemos hoy aquí, que en aeronáutica se llama CAVOK,

y como veis este es un día como llamamos en aviación de sol y moscas.

El mercado profesional en diferentes ámbitos de usos de drones

es amplio y lo que va a tenderse a producir es una cantidad de empleos

asociados a los distintos escenarios de uso bastante grande.

Hemos comentado antes temas de vigilancia,

últimamente hemos escuchado que la Guardia Civil

va a comprar una flota de drones para hacer seguimiento de tráfico,

con lo cual en vez de tener un helicóptero volando

para una zona correspondiente, una zona amplia, ancha o grande,

vamos a tener drones vigilando esa zona

con un coste menor en cuanto a lo que sería infraestructura de vuelo.

Los helicópteros cuestan bastante más dinero que un dron convencional.

Con eso, lo que queremos deciros es que es fácil,

no en el sentido de sacarse un carnet que es lo más razonable,

sino conseguir que los drones formen parte de nuestra vida

como una cosa normal, igual que los coches.

Los coches han formado parte de nuestro modelo de transporte

y de distribución desde hace mucho tiempo.

Los drones van a empezar a serlo ya mismo, por ejemplo en este caso.

A nadie se le ocurre decir que para conducir un coche o un camión

no se necesite un carné.

La idea de la parte positiva es esa, tenemos un amplio futuro

de uso de los drones en escenarios muy diversos.

Hemos comentado el de tráfico, el de vigilancia aérea,

el de incendios y su prevención es una parte muy importante

que desgraciadamente con los últimos hechos acaecidos en Galicia.

Se está también trabajando en drones que sean transportadores de esa agua

que se utiliza para apagar los incendios.

Está en estudio, pero la idea es tener una flota más amplia de aviones

de ese estilo para poder sofocar los incendios con mayor celeridad.

Ahí se va a necesitar gente preparada que sea capaz de pilotar esos drones

y de una manera cívica y constructiva aportar soluciones a un desastre,

como es en este caso, natural.

A partir de que los drones dejaron de ser solamente una tecnología militar

y pasó a la vida civil,

se ha implantado en muchísimas aplicaciones e industrias,

como puede ser la agricultura de precisión,

la minería, la seguridad,

la vigilancia de líneas de alta tensión,

pero de las 2400 operadoras que hay en España,

creo que un 40% se dedican al mundo del audiovisual.

Hay una cuestión en este caso, no peliaguda,

sino que tiene que ver con el sentido común,

al trabajar con un aparato que puede ser peligroso,

dependiendo del tipo de RPAS o dron, podemos tener drones con rotores

que al final son cuchillas que pueden cortar,

que pueden ser aparatos bastante peligrosos.

Hay que tener cuidado e intentar seguir una legislación

que existe actualmente para proteger el uso de los drones

y sobre todo proteger los posibles daños que puedan ocasionar,

aparte del espacio aéreo correspondiente,

a las zonas donde vuelan aviones que no están pilotados de forma remota,

por ejemplo aeropuertos y zonas de influencia.

Es importante concienciar a la gente

de que el dron no es un juguete per se.

Lo importante es tener en cuenta o conocer,

no de manera detallada, pero sí suficientemente amplia

la legislación correspondiente de dónde podemos volar nuestro dron,

qué podemos hacer y qué no podemos hacer,

qué altura podemos utilizar en un momento determinado y en qué zonas.

Por ejemplo, se ha visto mucho en televisión últimamente

que hay muchas imágenes de drones volando encima de núcleos urbanos.

Eso está estrictamente prohibido.

Al final hay que contraponer el aspecto del escenario de uso

de un dron con respecto a lo que sería la peligrosidad

que conlleva ese uso.

Un poco de racionalización en ese sentido sería conveniente.

Esto está implementado en las leyes y las normativas

que tenemos en España y en el espacio europeo,

pero desgraciadamente se sigue infringiendo mucho esta norma.

Desde aquí es importante hacer un llamamiento a la gente

a considerar el dron no como un juguete,

sino como un instrumento de trabajo profesional

que hay que tener en cuenta a la hora de volar

y tener ese tipo de actuaciones muy localizadas y controladas

para evitar posibles accidentes.

En cuanto al certificado médico aeronáutico

solamente se admiten dos tipos.

LAPL que es el que se sacan los pilotos de avión ultraligero

o Clase 2 que es el que se sacan los pilotos de aviación convencional.

¿Por qué es necesario sacar este certificado médico?

Porque el piloto de dron, como piloto de aeronave,

tiene que reunir unas capacidades psicofísicas muy concretas,

esto está regulado a nivel muy estricto

y obviamente hay que ir a un médico,

te tiene que hacer unas pruebas cardiológicas,

te hacen un test de drogas y si no reúnes esos requisitos

no puedes obtener el certificado y sin este certificado

no puedes ser piloto ni de dron ni de avión.

Nosotros en la UNED, concretamente nos dedicamos a esto,

a producir programas para las diferentes universidades

y aparte tenemos un programa en La 2 de Televisión Española

donde hacemos programas de unos 20 minutos semanales.

Anécdota que haya podido tener,

son infinitas porque como ya he dicho antes

llevamos manejando esta tecnología desde el boom,

que fue sobre 2014 o 2015.

Las posibilidades son infinitas,

hemos hecho grabaciones en parques naturales,

para patrimonio, videos sobre puentes del río Guadarrama,

Nuevo Baztán, también hemos hecho corporativos,

es decir, es infinita la posibilidad que te da porque ganamos

en una dimensión que no teníamos antes que es la vertical.

Actualmente las medidas son muy poquitas,

ahora mismo lo que ocurre es que desde el punto de vista de denuncias

que pueden ser desde las autoridades locales a los núcleos urbanos,

hay denuncia, puede haber acciones coercitivas al respecto,

pero no hay ningún mecanismo para permitir o inhibir a nadie

de volar el dron donde necesite.

Ahí entra el sentido común de las personas que realizan los vuelos

para saber dónde puede ser muy peligroso

y dónde no deben hacerlo para no influir en zonas, por ejemplo,

en una cosa que está muy tipificado,

es la parte de vuelos cerca de aeropuertos.

Porque un avión despega y aterriza.

Evidentemente un dron no puede

estar en medio de una operación de ese estilo,

puede ser muy peligroso si están afectando

a una aeronave comercial de 800 o 1000 personas

que pueden volar y pueden caer con el consiguiente accidente.

O básicamente cosas más simples, que el dron esté en un núcleo urbano

y caiga de repente sobre un conjunto o una persona

y pueda producir daños personales, físicos.

Desde el punto de vista de la pregunta

no hay mecanismos todavía supervisados,

estamos a expensas de que la legislación recoja

ese tipo de elementos y ahora mismo el único mecanismo

de supervisión del que podíamos hablar son denuncias por parte

de los afectados por la peligrosidad del vuelo.

Poco más se puede aportar sobre este tema,

estamos a la espera de que la legislación

controle mejor este tipo de actuaciones.

En primer lugar, señalar,

que el movimiento de terapias basadas en la evidencia,

cuya traducción mejor sería

"terapias que tienen apoyo empírico, apoyo en la investigación",

constituye un movimiento que, precisamente, lo que quiere es...

vincular la práctica clínica

a los resultados de la investigación científica.

Ahora bien, eso, obviamente, tiene también sus problemas,

tiene sus limitaciones.

En primer lugar, hay limitaciones que se refieren, sobre todo,

a los problemas metodológicos de la investigación de la que se parte

y, en este sentido, hay problemas de distinto tipo:

el rigor en los diseños, en los análisis de datos,

en las conclusiones que se extraen, etc., etc.

Habría otro tipo de problemas

que tendrían que ver con la sociología de la ciencia,

por ejemplo, la tendencia a publicar

solamente resultados positivos de las hipótesis,

o a publicar investigaciones novedosas frente a la replicación,

lo que ha dado lugar a lo que se denomina

"la crisis de la replicación en psicología".

En una sociedad democrática

los ciudadanos tienen derecho a creer lo que quieran,

en el sentido de que no se les puede perseguir

por tener unas creencias u otras,

salvo en algún caso extremo.

Tú no puedes ahogar a un niño, por ejemplo, diciendo

"Ah, yo es que creía que los niños podían respirar debajo del agua".

Pero, en general,

los ciudadanos tenemos derecho a creer lo que nos parezca,

a no ser perseguidos por nuestras creencias.

Ahora bien, cuando no actuamos como ciudadanos, sino como profesionales,

tenemos la obligación de que aquel conocimiento que utilizamos,

tener las mayores garantías de que es un conocimiento real.

Que los ciudadanos,

tenemos el derecho a exigir a los profesionales

que actúen sobre la base de un conocimiento lo más objetivo

y lo más probado que sea posible.

Lo que voy a argumentar

es que existen una serie de procesos cognitivos

que favorecen que adoptemos estas creencias con mucha facilidad,

por ejemplo, en el caso de remedios homeopáticos,

que es uno de los ejemplos habituales,

la gente tiende a recordar más

las ocasiones en las que estos remedios parecieron funcionar,

que todas las muchas veces en las que no funcionaron.

Entonces, pequeños sesgos de memoria como esos,

pueden explicar con mucha facilidad,

porque abrazamos estas creencias tan rápidamente.

Hay una serie de procesos que explican

que cuando adoptamos estas creencias cuesta renunciar a ellas,

se convierten en parte de nuestra identidad,

las arropamos con otras creencias que son consistentes con ellas,

y llega un momento que es muy difícil cambiar estas ideas

o corregirlas desde el exterior.

Esta exposición sobre Conflictos bélicos

y ayuda humanitaria en Europa, entre 1853 hasta 1951,

forma parte de un plan de divulgación mucho más amplio,

dentro de un proyecto de I+D,

dirigido por la profesora Alicia Alted.

Realmente, este es un tema muy interesante,

y muy de actualidad por el tema, también, de los refugiados actuales,

y abarca un periodo bastante amplio de nuestra historia,

más o menos, reciente, desde 1853 hasta 1951.

Un periodo convulso.

Un periodo conflictivo, marcado por dos guerras mundiales,

por conflictos bélicos internos como guerras civiles y revoluciones,

pero también por desplazamientos de población civil

a consecuencia de la desmembración de los grandes imperios,

o también, a consecuencia de los conflictos bélicos,

persecuciones políticas y un largo etcétera.

Hemos elegido este periodo de tiempo porque,

realmente, desde 1853 hasta 1919,

podemos hablar de una primera etapa de la ayuda humanitaria,

que es la ayuda humanitaria moderna,

que se inicia con las primeras misiones en la Guerra de Crimea

hasta el final de la Primera Guerra Mundial,

y una segunda etapa, desde 1919

hasta el Convenio sobre el Estatuto de Refugiados, en 1951.

La ayuda humanitaria... para mí hay dos grandes retos.

Uno es la dispersión, la desconcentración de la ayuda,

y, otro, el número de interlocutores.

En la actualidad, especialmente en los conflictos armados,

donde son conflictos de una guerra entre guerrillas, en muchos momentos.

La interlocución que realizamos, en este caso,

las organizaciones que nos dedicamos a la ayuda humanitaria,

con todos ellos, la dificultad de tener tantos interlocutores.

Ejemplos como el actual en la Guerra de Siria donde,

a veces, en cada barrio hay una facción,

y hay que negociar con todas esas facciones.

No negocias con ejércitos regulares,

sino que tienes que negociar con pequeñas guerrillas,

pequeños grupos armados, dificulta muchísimo el acceso...

el acceso con cierta seguridad en el entorno, para poder...

realizar las distribuciones de la ayuda humanitaria.

La Biblioteca tiene mucho interés

en que todas sus exposiciones permanezcan visibles en el tiempo.

Y por eso, utilizando medios gráficos e informáticos,

creamos, de cada una de nuestras exposiciones, una exposición virtual.

De esta manera, aquellas personas que no la han podido visitar in situ,

pueden tener una experiencia muy cercana,

porque se trata de reproducir, prácticamente,

la exposición presencial, en la exposición virtual.

Una vez que nosotros terminamos de retirar las exposiciones,

y una vez, además, que se han ido viendo

por distintos centros asociados que nos las reclaman,

siempre van a poder permanecer visibles en la página web.

La Economía está hoy en boca de todos,

aunque no siempre la comprendamos.

Así que lo mejor es preguntar a quienes entienden,

los licenciados en Económicas o Empresariales.

Ellos y ellas nos contarán mejor que nadie qué son, qué hacen

y para qué sirven los economistas.

Hola a todos, soy Teresa Arozarena.

Soy licenciada en Empresariales y, actualmente,

soy socia de Sostenibilidad y Excelencia Consulting.

Es una empresa que presta servicios de consultoría y asesoría

en temas de sostenibilidad, responsabilidad social y calidad.

El servicio que prestamos

en Sostenibilidad y Excelencia Consulting

está enfocado, normalmente, a todo tipo de empresas

y responde a la preocupación que las empresas han desarrollado

en los últimos años, no sólo por hacer las cosas bien,

que es algo que todos los gestores deberían tener siempre presente,

sino porque eso se sepa.

Por lo tanto, existen ahora mismo

una serie de certificaciones de calidad

que contribuyen a que esas empresas...

acrediten su buen hacer ante sus proveedores

o ante las administraciones, o ante sus inversores,

y nosotros facilitamos la consecución de esas certificaciones

preparando todo el trabajo de base

y asesorándoles en sus planes de actuación o en sus estrategias.

Como todos los estudiantes de último curso,

yo no tenía ni idea de Economía ni de qué estudiar.

Y elijes Economía o Empresariales en aquel momento que era...

bueno, yo ingresé en la universidad en el año 1986,

que era una época de crisis, quizá no tan intensa como la actual,

pero había mucha preocupación por que lo que hicieras tuviera salidas.

Entonces, bueno, tomas esa decisión

porque piensas que es algo que te puede valer para muchas cosas

y, al final, entras donde te aceptan,

sin tener ni idea, yo no voy a decir que tuviera vocación,

porque yo realmente dudo que pueda tener vocación por la Economía

un chaval de 18 años.

La universidad te enseña muchas cosas útiles, por ejemplo,

en cuanto a ver diferentes profesores

que te explican lo mismo desde diferentes puntos de vista,

con lo cual ya no es igual.

Despierta en ti la inquietud por seguir formándote,

conoces gente diferente que,

normalmente, cuando tú sales de tu colegio,

al final, es gente de tu barrio, es gente que se parece mucho a ti,

en la universidad descubres que existen otros barrios,

si tienes la ocasión de salir fuera, además,

descubres que existen otros países y otras culturas,

y todo eso es muy enriquecedor.

Desde el punto de vista académico,

los estudiantes de Empresariales que estamos muy formados

en el concepto de la partida doble y del control interno,

eso es algo que para cualquier tarea de gestión,

al final te crea una mentalidad que es muy útil, probablemente.

En la carrera yo aprendí dos cosas que yo creo que...

descubrí entonces que toda la vida estaba guiada por esas dos cosas,

que son la teoría de la utilidad y el coste de oportunidad,

realmente, no creo que haya ninguna decisión

que se tome sin eso, aunque no lo sepas.

Los economistas, en general,

son gente que intenta actuar con eficiencia,

procuran obtener la máxima utilidad,

no digo el beneficio, que tendemos a pensar en dinero,

no, no, intentamos obtener la máxima utilidad

de cada acción que realizamos.

Y esto lo notas, por ejemplo,

los economistas son gente que se va a comprar unos zapatos

y tiene que estar seguro de que los que compra,

primero, que responden a su presupuesto, pero que, además,

son los más cómodos y los mejores que puede conseguir

con el tiempo que tiene para comprarlos.

La universidad española, por lo menos cuando yo estudié,

era muy poco práctica, realmente, conseguir una beca que,

ahora, desde tercero de carrera casi todos los estudiantes pueden,

por lo menos aspirar a trabajar en una empresa,

en mi época era prácticamente impensable.

Y en eso, yo creo que todos salíamos muy verdes.

Además, la carrera mía es verdad que estaba muy enfocada

a temas de contabilidad y dirección financiera,

y no te mostraban muchas otras disciplinas

como estrategia u organización,

o temas comerciales o de recursos humanos,

salvo que te especializaras en eso.

Ahí, o te formabas tú o, realmente,

no estaba incluido en el plan en aquel momento.

Los que estén pensando en estudiar Economía y Empresariales,

es muy posible que estén pensándolo,

igual que yo, porque tiene muchas salidas,

es verdad, pero quizás deberían pensar en las entradas.

Es decir, en los accesos a otras cosas que ese mundo les da,

porque es verdad que les va a permitir trabajar en muchas empresas,

en muchos tipos de actividades,

y seguir formándose, completando esa formación en Economía,

que suele ser muy miscelánea,

y si les gusta aprender y abrir puertas, probablemente, la disfruten.

En Madrid, al noreste de la ciudad,

rodeada de típicos edificios de esa zona de la capital

y vigilada por un imponente estadio de fútbol,

se extiende la Avenida de Concha Espina.

Y unas calles más al sur,

una estación de metro con el mismo nombre.

Estos son los vestigios a los que lleva la memoria

de muchos habitantes cuando escuchan ese nombre.

Sin embargo, tras esas placas municipales,

está una de las escritoras más importantes

de las letras hispanas del siglo pasado.

Es María de la Concepción Jesusa Basilisa Rodríguez-Espina

y García-Tagle, bastante más conocida como Concha Espina.

Las escasas imágenes que muestra el NO-DO,

nos enseñan a una mujer incansable,

ciega durante los últimos años de su vida, muy familiar

y con una creatividad desbordante

que forjó algunas de las novelas españolas más relevantes.

Sin embargo, Concha Espina sigue siendo

una gran desconocida para la mayoría de la gente.

Nos acercamos a su figura, para descubrir qué se esconde

tras la autora de obras como "La esfinge maragata",

"La niña de Luzmela" o "El metal de los muertos",

y de quien fuera nominada en varias ocasiones para el premio Nobel.

Una de las razones, su especial estilo literario.

En época de Concha Espina,

escribían los autores considerados del 98:

Azorín, Baroja, Valle-Inclán, Machado...

o los modernistas, también coinciden con ella.

Y ella no se puede adscribir a ningún grupo...

quizá porque ella tampoco quiso,

y quizá, también, porque tiene un estilo muy peculiar.

Concha Espina... tiene un poco de todo,

y el resultado es un estilo muy peculiar.

La historia personal de Concha Espina es digna de conocer.

Dos de sus nietas,

Concha de la Serna y la actriz Carmen de la Maza,

nos abren las puertas de su casa y de su memoria

para hablarnos de aquella que, en la intimidad,

se hacía llamar madrina.

Recuerdos materiales y simbólicos

mantienen la imagen familiar de Concha Espina.

Premios, retratos, objetos personales...

y un papel de incalculable valor, una poesía escrita a mano,

en la que aún se puede apreciar la letra de la escritora,

y dedicada a una de sus nietas.

"A mi niña Carmen Sainz de la Maza y de la Serna."

"Niña cándida y graciosa, del puro misterio dueña,

ángel sin alas que sueña con la altura luminosa...

¡Ven acá, niña pequeña!"

Bueno, nosotros no la llamábamos como...

toda la familia sabe, nunca se dejó llamar abuela,

la llamábamos madrina.

Y era un personaje que aunque su literatura

es un poco dramática y muy... sentimental,

ella era una persona alegre que tenía, muchas veces...

le daba un ataque de risa.

Una persona muy vital, muy dinámica.

Después ya, de mayor, me ha admirado profundamente,

yo creo que es la admiración más grande que tengo por madrina...

su fuerza de voluntad.

Era... realmente asombrosa.

Tenía mucho rigor a la hora de trabajar.

Escribía todos los días de su vida.

Que yo recuerde, en verano, escribía todas las mañanas.

Tenía una secretaria que tenía que traducir aquellas letras...

raras, difíciles... a veces, montando una línea sobre otra,

que era tan dificultoso... daba trabajo a su secretaria...

a mi madre también.

Bueno, luego comíamos con ella y era una mujer risueña, también.

Si se decía algo de humor se reía hasta las lágrimas.

Concha de la Serna, quien custodia auténticos tesoros de su abuela,

nos brinda estas imágenes inéditas y de autoría familiar.

En ellas, vemos a Concha Espina paseando en Luzmela, Cantabria,

su lugar de nacimiento.

En el Museo de Ciencias Naturales de Madrid,

una exposición homenajea a varias mujeres ganadoras del premio Nobel.

Curiosamente, Concha Espina,

representante española de la muestra,

aparece en una sección bajo el título "A punto de Nobel"

porque, aseguran las comisarias,

estuvo muy cerca de ser la primera española en alzarse con el galardón.

Allí, el visitante puede encontrarse con objetos,

fotografías y recuerdos de la escritora

que a pesar de merecerlo dicen, no lo consiguió.

La parte dedicada a Concha Espina

ya hizo su primera parada en la Universidad Complutense,

donde las comisarias organizaron una colección

dedicada a la novelista, ahora, en el recuerdo.

Escribía de una manera tan especial, tan lírica,

haciendo vivir casi más al paisaje

que a los protagonistas de sus novelas que, por cierto,

las protagonistas eran siempre mujeres.

Los hombres, evidentemente, están presentes en las novelas,

pero son más bien secundarios,

y siempre la figura brillante, la figura especial, es la de la mujer.

Realmente, grandes personajes de la época

como Benavente, como Gerardo Diego,

como José María Pemán, como Gregorio Marañón o...

personajes tan diferentes como Ramón y Cajal,

la admiraban profundamente.

Que todos ellos escribieron, en distintos momentos,

cartas de adhesión para que le dieran el premio Nobel.

Que nos llevamos la sorpresa, en Estocolmo,

de ver que había sido la española más cercana

a conseguir el preciado galardón.

Que había estado propuesta por 25 nominadores

en nueve ediciones del premio, y en tres fue finalista,

y se quedó a las puertas del Nobel,

incluso el año antes de su muerte fue la última nominación.

El premio Nobel no se otorga a personas fallecidas,

y se quedó ahí en el umbral.

Y fue una sorpresa, y hemos querido reivindicar,

desde esta exposición, este personaje,

para que España, sobre todo, y el mundo también,

conozcan la obra de esta gran escritora,

que fue admirada por la propia Selma Lagerlöf,

la primera mujer premio Nobel de Literatura,

que le escribió una carta por su gran obra "El metal de los muertos",

diciéndole y expresándole su gran admiración,

y hubo académicos suecos que decían

que por una sola obra de Concha Espina se merecía el premio Nobel.

Concha Espina vive en un momento en que hay grandes escritores en España,

si se quiere proponer a un español.

Si vamos por ahí, es verdad que lo tenía...

bueno, lo tenía difícil porque había muchos escritores

que también eran muy buenos,

Galdós estuvo propuesto para el Nobel

y tampoco recibió los apoyos, quizá por las ideas políticas

que, en aquellos momentos, estaba defendiendo.

Pues a lo mejor ella, por lo contrario,

no tuvo todos los apoyos necesarios,

y... bueno, se organizaron campañas y todo,

a favor y en contra de Concha Espina.

Yo creo que eso... le faltaron apoyos en España,

en el mundo, fuera de España, tuvo muchísimas personas

que hubieran deseado que se le diera el Nobel a Concha Espina.

Las nietas de Concha Espina

nos hablan de una incansable trabajadora,

y el NO-DO nos lo muestra.

Al acudir a su obra, numerosa y variada en géneros,

encontramos diversidad estilística,

análisis certeros, creatividad y compromiso social.

Títulos fáciles de identificar

y otros no tanto, por el relativo olvido en el que ha caído la autora.

Los expertos nos hablan de una reconocible escritura

por el compromiso personal y literario estampado en sus páginas.

Cultivó la novela... la novela durante muchos años,

durante toda su vida, tiene muchísimas novelas.

Bien es verdad que las más conocidas son "La niña de Luzmela",

"La esfinge maragata", "El metal de los muertos",

por razones muy distintas.

Y, además, es curioso,

porque en una entrevista que he leído recientemente,

que se publicó hace muchos años en un periódico,

no son las que ella prefería.

Cuando le preguntan cuáles son sus novelas preferidas,

ella no dice estas, "La niña de Luzmela" sí,

pero las otras que dice que son sus obras preferidas

son "El cáliz rojo" y "La rosa de los vientos",

pero aclara "por motivos que no son estrictamente literarios".

Ella sabrá, porque allí, en la entrevista, no lo explica,

pero ella sabrá por qué.

Su obra, hay mucho de su vida,

no de su vida en el plano autobiográfico

de "voy a contar aquí mi caso", sino de su sufrimiento interior,

de cómo se vencen las dificultades,

de cómo no se cumplen los anhelos que uno tiene...

hay mucho de ella en su obra.

Tiene unas obras que se podría decir "pioneras"

en la literatura de compromiso social

como es "El metal de los muertos",

narrando la durísima huelga minera de Río Tinto,

poniendo en entredicho la actuación del gobierno español,

esa explotación de los mineros españoles por empresas extranjeras

y, en fin, es realmente una crítica social importantísima

y, para escribirlo, se fue allí mismo...

al lugar donde sucedieron los hechos,

y creían que era una cupletista la que llegaba,

porque no iban señoras de aquel talante, por supuesto, por allí,

y la tomaron por una cupletista.

Iba acompañada por su hijo, porque no podía ir sola,

pero palpó el ambiente minero y la crisis... y aquella situación tan dura,

que es la que reflejó en ese gran libro,

que fue traducido muy pronto al sueco,

y fue también de los que abrió ese camino de nominaciones al Nobel.

"Archivo sonoro."

"Pronto, mis protagonistas, emigran a Andalucía.

A esa Andalucía secuestrada por el inglés... como Gibraltar.

Una Andalucía que por eso no tiene ni pájaros, ni flores,

ni cantares, ni mariposas... todo lo ha consumido allí la explotación.

Aquel río parece en sangre.

El paisaje es tan rojo,

que la pasión roja de los hombres se explica allí.

La vida es siniestra... enorme,

una cosa dantesca terriblemente infernal."

"Es la voz de Concha Espina, una de nuestras..."

Lo trata de una manera,

que es como trata ella casi todos los temas en sus novelas,

y es con un fondo de... de doctrina social cristiana,

o sea, ella, más o menos va por ahí,

no es tanto una reivindicación en plan sindicato,

sino decir "es que esto es injusto y no se sostiene,

y no se puede que estos hombres vivan así y que..."

bueno, denunciar una situación.

Entonces, esa novela es muy fuerte, muy valiente, muy...

y en ella siguió la corriente realista.

La corriente realista decía "observar la realidad,

experimentar en lo que hay y detallar lo que se conoce...

por documentación y por visión de uno,

por ser uno testigo de los hechos."

Lo que pasa es que luego tiene

ese otro componente de toda la obra de Concha Espina,

que es un cierto lirismo, un toque de romanticismo,

un toque de idealismo... es que tiene muchos elementos,

que por eso antes decíamos que no es fácilmente adscribible a un grupo.

Que Concha Espina no tenga el reconocimiento que se merece

puede que sea un misterio.

Para unos, la deriva política de su época

y la suya propia, tienen que ver.

Para otros,

la difícil clasificación de sus letras es la respuesta.

Toda la obra importante de Concha Espina:

"El metal de los muertos", "La esfinge maragata",

"Altar mayor"...

todo, toda la vida está escrita antes del 36, toda...

luego, después del 36 fue... Antonio Machado,

una novela de amor con los amores de Menéndez Pelayo...

Otro tipo de novela.

La novela comprometida como "El metal de los muertos"

está escrita muchísimo antes de...

Entonces, yo creo que la gente se ha quedado con la Concha Espina

de "derechas", vamos a decirlo así.

Y eso la ha perjudicado literariamente...

bueno, las mujeres la han obviado...

pero todas... todas, las jóvenes... no se habla de ella...

se la ha anulado.

Yo hablo siempre de una gran playa... de arena...

que se ha hecho sobre su nombre.

Y eso me parece muy injusto.

Luego, a lo mejor, también por cuestiones extraliterarias,

que esas pesan bastante, a veces,

y en su tiempo fue muy conocida, muy admirada y muy traducida,

y en el extranjero, yo creo que tenía unas amistades

que no las encontró tan... no sé, tan fuertes en España,

individualmente personas, sí,

pero el ambiente con el que se la acogía en el extranjero

no era el ambiente con que se la acogió, a veces,

en algunos, algunos... círculos literarios en España.

Se ha hablado mucho de la Sociedad Hispana de Nueva York,

con la gran exposición que ha dedicado el Museo del Prado

a esta institución y, sin embargo, no se ha mencionado

que Concha Espina fue vicepresidenta de esta institución.

En el año 1943 su fundador, Archer Huntington, la nombra vicepresidenta,

y encarga a López Mezquita, el gran pintor, un retrato de Concha Espina

para la galería de retratos de esta emblemática institución hispana.

Y Concha Espina posará en su domicilio madrileño,

ante este pintor, con la banda de la reina María Luisa,

que el rey Alfonso XIII la otorgó,

por primera vez, al mérito profesional,

no por sangre real, como hasta entonces había sucedido.

Ella se pone esta banda para el retrato,

con el que se muestra al público

en la galería de retratos de la Hispanic.

Fue una pena que no viniera al Prado,

pero aquí tenemos, en esta exposición, una copia,

que el propio Huntington mandó a Concha Espina de este retrato.

"Yo soy una mujer: nací poeta,

y por blasón me dieron la dulcísima carga dolorosa

de un corazón inmenso.

En este corazón, todo llanuras y bosques y desiertos,

han nacido un amor interminable y un cantar gigantesco;

canción que se desborda de la tierra y que invade los cielos...

Ando la vida muerta de cansancio,

inclinándome al peso de este afán,

al que busca mi esperanza un horizonte nuevo,

un lugar apacible en que repose y se derrame luego

con la palabra audaz y victoriosa dueña de mi secreto.

Yo necesito un mundo que no existe, el mundo que yo sueño,

donde la voz de mis canciones halle espacios y silencios;

un mundo que me asile y que me escuche:

¡lo busco, y no lo encuentro!..."

Carmen de la Maza, ilustre actriz de la escena española,

no solo participa de la memoria de su abuela con recuerdos,

si no que ella misma interpretó la obra de su abuela

en una adaptación que Televisión Española realizó

sobre su relato "El Jayón".

-Pero te falta algo,

y por eso andas como si en contento de la vida.

-¿Qué iba a faltarme?

-Un hijo... y yo en tres años no he sido capaz de dártelo.

Recuerdo que cuando ella...

en Luzmela, que es donde yo más la he vivido,

escribía con la falsilla apoyada sobre las rodillas,

buscando el renglón de esa falsilla...

recuerdo que se producía un silencio,

que toda la casa estaba en silencio respetando ese trabajo de madrina,

y los ojos de una niña que ven eso, no pueden más que admirar y respetar

a esta persona ya mayor y ciega...

que sigue ganándose la vida... escribiendo.

Bueno, esa plantilla para no torcerse,

porque, claro, al no poder ver, ella seguía esos renglones de cartón,

con sus dos dedos se iba dirigiendo, siguiendo los renglones,

y la verdad es que escribía con mucha claridad,

o sea, yo tengo todavía las últimas cuartillas

que están dentro de esa falsilla y se puede leer perfectamente,

porque escribió hasta el mismo día de su muerte.

Y también hay que destacar que Concha Espina

pasó los últimos 15 años de su vida totalmente ciega,

y lejos de perder la autonomía

y de recluirse en su soledad y en su oscuridad,

dio vida a grandísimas obras, por ejemplo, "Un valle en el mar"

que fue uno de los grandes premios también,

y lo escribió totalmente ciega,

con una falsilla que utilizaba para escribir,

luego las secretarias traducían lo que ella iba escribiendo,

pero hasta el último día de su vida escribió.

Tuvo también grandes artículos periodísticos

para países de Iberoamérica, en los que inició su tarea literaria,

y también para grandes periódicos españoles,

y el día antes de su muerte,

su nieta llevaría al ABC el último artículo de Concha Espina,

que sería publicado, a la vez, que la noticia de su muerte.

Esa falsilla que vemos en las imágenes

y que Concha de la Serna protege con nostalgia,

da fe de la necesidad vital que sentía Concha Espina

por escribir y contar historias, en el género que ella quisiera.

Una trabajadora de las letras que hasta el último día de su vida

estuvo delante de un papel y con un bolígrafo en la mano.

"El sepelio de Concha Espina

ha constituido, en Madrid, una sentida manifestación de duelo,

al que se ha asociado gente de toda condición social,

que quería rendir así, el último tributo a la insigne dama española."

Hoy, expertos y familiares coinciden en que hay que rescatar

o, al menos estudiar, la figura de uno de los nombres,

y no sólo en femenino, más relevantes de las letras españolas.

Al margen de la escritora...

olvidándonos de su obra, era una mujer trabajadora.

¿Qué fue Concha Espina? Una trabajadora.

Unos días antes de su muerte había enviado al ABC un artículo,

pero no porque sí,

porque necesitaba las 500 pesetas que le daban por ese artículo.

De modo que Concha Espina fue una trabajadora.

He ahí otra injusticia,

nunca se la nombra como una mujer que trabajó,

parece que... todo le cayó del cielo

y que todo fueron condecoraciones y premios.

Sí, también,

pero premios y condecoraciones trabajados y merecidos.

"Tal vez un día en la niñez dichosa

me miraste, al pasar, como una hermana...

¿No eras tú aquella niña primorosa, morenita y gitana,

que me besó en la frente, y en mis cabellos rubios

puso sus mano blanca?

¿No te acuerdas?... Riendo me dijiste

al darme el beso aquel: -¿Cómo te llamas?

Al escuchar la blanda melodía de tu pregunta, me nacieron alas,

sentíme ciego de emoción,

y el cuento de mi junquillo se tornó en aljaba.

Y una voz en los aires repetía: -Soy el amor que pasa,

el niño amor que encontrarás un día tras de las tempestades de tu alma...".

  • UNED - 15/12/17

UNED - 15/12/17

15 dic 2017

Drones presente y futuro. I Jornada sobre Pseudociencias, Milagros, Mitos y Razón. Conflictos bélicos y Ayuda Humanitaria 1853-1951. Economistas en Primera Persona. Concha Espina- Novelista y Madrina.

ver más sobre "UNED - 15/12/17" ver menos sobre "UNED - 15/12/17"
Programas completos (633)
Clips

Los últimos 2.157 programas de UNED

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios