UNED La 2

UNED

Viernes a las 10.00 h., Sábados y Domingos a las 07.30 h.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.9.0/js
3909562
Para todos los públicos UNED - 10/02/17 - ver ahora
Transcripción completa

(MÚSICA)

(MÚSICA)

(MÚSICA)

El etnomusicólogo Alan Lomax

visitó el pueblo segoviano de Zarzuela del Monte

en octubre de 1952.

Llegó y grabó ocho canciones.

Los intérpretes fueron escogidos entre los mejores del pueblo.

En el capítulo de hoy, volvemos tras sus pasos

para encontrar a los familiares de aquellos músicos y cantantes.

Segovia ha tenido la fortuna,

con respecto a muchos repertorios de tradición...

de canto, de gaita y tambor,

de conservar un elemento importante que es la cuerda,

instrumentos de acompañamiento de la guitarra, la bandurria y el laúd,

y que en la zona de la sierra

se conservó todavía con cierta frescura hasta hace unas décadas.

Parte de ese repertorio, especifico y complejo,

lo documentó Lomax...

en Vegas de Matute y en Zarzuela del Monte,

especialmente en Zarzuela, con los guitarreros antiguos,

pero también se conservó en Vegas de Matute

hasta hace muy poquitos años con los vecinos de la localidad

que también tocaban instrumentos de cuerda.

Los repertorios que se han conservado son lo que se denomina

la jota de arriba y la jota de abajo,

dos repertorios diferentes, complejos, cada uno en su estructura,

y que reflejan un poco una tradición muy antigua

que solamente ha ido quedando ya, en este caso, en Zarzuela del Monte.

Uno, dos, tres...

(MÚSICA Y CANTO)

(MÚSICA Y CANTO)

(MÚSICA Y CANTO)

(MÚSICA Y CANTO)

Soledad Alonso vive en el pueblo de al lado, Vegas de Matute,

y es la hermana de Baldomero Alonso,

el cantante de dos de las canciones que grabó Lomax,

interpretadas junto al guitarrista Emeterio Bermejo, el tío Mete.

-¿Tú te acuerdas de la visita de Alan Lomax?

-Sí, sí que me acuerdo.

Sí que me acuerdo, me recuerdo muy bien,

con 7 u 8 años que tendría,

parece que lo estoy viendo ahora mismo.

Ensayando, ensayaron muchas tardes,

y, luego ya, en una taberna que tenía tío Mete, tenía una taberna,

y allí ensayaban.

Y luego ya, cuando vino Lomax... es que me acuerdo perfectamente.

Lo pequeña que era, pero me acuerdo.

"La, la, la, la, la, la, la...

la virgen lava pañales y los que andan al romero...

y nosotros la cantamos para que nos lleve al cielo...

¡ay! para que nos lleve al cielo... la virgen lava pañales..."

-¿Y qué recuerdas del momento de la grabación?

-Pues que... bueno, que allí estaba la gente sobre ellos,

y nosotros viéndolo por donde podíamos, pero que...

que muy bien, es que muy bien,

Lomax decía "¡Muy bien, muy bien, perfecto!",

estaba muy ilusionado con ello,

decía que no había visto jotas más bonitas, dijo Lomax.

-Vale, Soledad.

Si te parece voy a poner una canción

que grabó tu hermano Baldomero con el tío Mete,

y que fue una de las que grabó Alan Lomax.

-Sí, sí. -Muy bien. Vamos a ponerlo...

Un, dos, tres...

(MÚSICA)

(MÚSICA)

"La, la, la, la, la... no tengas celos morena...

no tengas celos mi amor... que solo quiero a dos niñas...

y las de tus ojos son...

y las de tus ojos son... no tengas celos morena..."

-Es que mi hermano cantaba muy bien,

cantaba como... pero es por todo, lo mismo por Molina, que por Farina,

que por... por todo lo que tuviera que cantar...

es que se acoplaba a todas las letras de toda la gente.

Y anda que las rondas... las rondas no están grabadas,

pero tenía unas rondas muy bonitas... muy bonitas.

Cantaban con la gaita...

tocaban la gaita y él cantaba la ronda muy bonita... muy bonita.

Aquello, yo no lo he vuelto a ver... como mi hermano... no tenía mucha voz,

pero cantaba como nadie... como nadie de por aquí... como nadie.

"...y aunque me lleves más lejos, olvidarte es imposible...

y olvidarte es imposible... la, la, la, la, la, la, la..."

-Y, ¿por qué le eligieron justo a él, quién le recomendó?

-Porque éramos vecinos de tío Mete, vivíamos allí muy a orilla...

y, claro, ellos... mi hermano tendría 18 años o por ahí, porque...

yo creo que nació en el 33,

así que tendría 18 o 19 años a lo más...

y vamos, se conocían ellos de cantar más veces,

porque mi hermano cantaba...

cuando iban la mujeres a los bailes, con los manteos,

iban a Villacastín, iban a pueblos grandes de por allí abajo,

entonces iba mi hermano a cantar...

y, claro, se conocían de todos los grupos,

había unas chavalas que bailaban muy bien... en aquel entonces, y era...

ganaban los premios por todos los sitios que iban...

quedaban número uno.

-Me acuerdo que vinieron y aquello fue un éxito muy grande,

porque a la gente aquí les gustaba mucho bailar la jota

y la bailaban muy bien,

y salieron ocho chicas maravillosas a bailar la jota,

y me acuerdo cómo iban, en el puesto que llevaba cada una

y los nombres de ellas...

y todo perfectamente, como si lo estuviera viendo.

Y los que tocaban...

el que tocaba la guitarra era un señor que era vecino mío...

y me apreciaba mucho, y estaba a orilla de él,

y el que cantaba era mi quinto, Baldomero Alonso,

cantaba muy bien también,

tocaba la gaita el señor Sixto, que tocaba maravillosamente,

y el señor "Lechuga" que llamábamos,

señor Crescencio, tocaba el tambor como nadie,

y tocaban todos muy bien y, claro, aquello fue un éxito,

que se llevaron el primer premio de Zarzuela del Monte.

Desde aquí fueron a Santa María de Nieva... y fueron a Segovia,

y en Segovia el gobernador se puso delante de todos para aplaudirlas...

y yo, entonces, que era un chaval,

se me ocurrió, en casa del gaitero,

un día, hacer una mezcla chascarrillo,

también de eso, que decía... sin importancia,

"voy al concurso a Segovia porque van flores de mayo,

qué buenas muchachas son y qué tipos más gitanos,

que hasta la gente extranjera viene por verlas bailando,

el que toca la guitarra Mete Bermejo se llama,

y otro, el tío Sixto Montalvo, que es el que toca la gaita,

y el que toca el tamboril se llama Crescencio Antón,

y otro, Baldomero Alonso, que ese va de cantador.

El mismo gobernador aplaude a las de Zarzuela,

que son las que mejor bailan con la gaita y la vihuela".

Eso lo hice yo entonces,

que estaba empezando a hacer alguna bobaina de estas, claro.

Hay personas que no salen en los libros de Historia con mayúsculas,

siempre centrada en batallas y reyes,

y que, sin embargo,

pertenecen a esos otros hilos de la memoria compartida,

la de nuestros ancestros, la de la gente común,

la que se nutre de sus experiencias y saberes,

sus modos de vida, sus palabras y bailes,

pero también de todo aquello que se hacía en silencio... o cantando...

Goyo Dimas es el sobrino de Sixto Montalvo, el tío Saluda,

que tocó la dulzaina junto al tío Lechuga, Crescencio Antón,

que le acompañaba a la caja redoblante o tamboril.

-Pues me gustaría que escucháramos una canción, Goyo,

una de las que grabaron... las personas que grabó Alan Lomax...

y así nos metemos un poquito en ambiente, ¿te parece?

-Ah, vale.

-Tu tío ¿no?, era tu tio el que...

-Sí, era tío mío, Sixto "Saluda" era mi tío.

-Vale, pues vamos a escucharlo.

(MÚSICA)

(MÚSICA)

-Goyo, te quería preguntar...

¿qué es lo que has sentido al escuchar la música de tu tío?

-Pues he sentido una cosa muy grande dentro, porque...

le quería mucho... y él a mí también me quería mucho,

y al sentir esa música... que no se oye en ningún sitio,

eso me ha movido el corazón,

me ha puesto muy, muy... casi lloro.

Muy bien, muy bien.

Sixto "Saluda" fue un dulzainero emblemático, de una gran calidad,

apodado "Saluda" porque, bueno...

al parecer procedía de una familia de curanderos, de saludadores,

que es como se denomina en la zona a estas personas...

dotadas de esa gracia para sanar,

y decían de él que no le podían morder los perros, ni le ladraban,

como elemento un poco mítico de esa personalidad.

Y con el tío Lechuga, también un caja muy afamado,

que ha seguido la tradición en sus nietos,

especialmente un gaitero, ya desaparecido también,

pero que dejó unos testimonios impresionantes, de una gran calidad,

que era Luis Barreno y, posteriormente, los hijos de él.

Uno, dos, tres...

(MÚSICA)

(MÚSICA)

-Las seguidillas. -¿Esta era una seguidilla?

-Las seguidillas... se llamaban. -¿Y ésta cuándo se tocaba?

-Pues esa se tocaba más bien en Santa Águeda, a las mujeres...

y, en fin, en las fiestas de San Vicente,

en el baile se tocaba las seguidillas muchas veces.

Sí, muy bien estaban,

muy bonitas, verlas bailar y ver eso es...

eso es precioso, las seguidillas, muy bien.

Estas las tocaba yo también, pero ya no puedo...

si no, hubieses visto como se tocan las seguidillas.

-Las seguidillas era una rueda de mayores,

y las chiquitinas ya aprendían,

iban a otra rueda de chiquitinas por dentro,

y otra de niñas chiquitinas,

y toda la plaza se hacía una rueda de las seguidillas.

Y luego decían... "las seguidillas... la, la, la, la...

ta, tarariro, tariro, tariro, ta...

tari, rori, rori... tarariro, riro, ra..."

eso lo hacía tío Saluda con la gaita

"tari, rori, rora... tarari, rori, rora...

tari, rori, rora... tarari, rori, rora...

tara, ta, ta, tatiro, rori, rori, rora... tara, tara, tata"

y ponían un pie adelante y otro atrás.

-¿Y qué me puedes contar de tu tío?

-El aprendizaje de él fue duro, muy duro...

porque entonces aquí, en Zarzuela, no había...

ningún dulzainero que le pudiera enseñar.

Entonces tuvo que salir a un pueblo que se llama Laguna,

que había un dulzainero que se llamaba Ángel,

y tenía que ir en una caballería a ese pueblo,

que hay alrededor de 20 kilómetros, según me han dicho que hay.

Y este iba en un borriquillo que tenía mi abuelo, el padre de mi tío,

iba todas las mañanas y por la tarde venía para acá.

Le enseñaba la pieza...

y ya venía y estaba 2 o 3 días hasta que se quedaba bien con ella,

que la tocaba ya bien y la dominaba.

Entonces, a los 2 o 3 días, volvía otra vez allí a Laguna,

y así estuvo alrededor de un año.

Luego ya, después, se hizo un dulzainero muy bueno, muy bueno.

Era un maestro de los maestros.

Tenía un don especial con la dulzaina

y un oído exquisito para ello,

y fue de los más grandes que había por aquí.

Luego, tenía también mucha amistad con Agapito Marazuela,

no sé si habréis oído hablar de él, sí, ¿no?.

Tenía mucha amistad, y de vez en cuando venía aquí Agapito,

y allí, en su casa, tocaban los dos que daba gloria, porque...

Agapito también tocaba muy bien la dulzaina.

Y así fue la historia de mi tío Sixto.

-¿Y él vivía de la música o tenía otro trabajo?

-Bueno, vivía de la música y tenía algo de labranza.

"Uno, dos, tres..."

(MÚSICA)

En la cultura oral cobran especial relevancia el oído y la memoria,

capaces de superar en muchos aspectos

cualquier tecnología puntera que podamos usar hoy.

No necesitaban escribir notas

ni saber solfeo para tocar instrumentos,

no necesitaban escribir palabras para crear poesía.

(MÚSICA)

En el credo antiguo, en el caso de estos dulzaineros,

sabían muy bien... cuáles eran las necesidades de la gente,

si estaban de danza o estaban de jota,

si estaban de pasodoble o estaban de fandango,

me refiero que tenían un dominio de la situación muy grande

y, también, de respeto, saber en qué momento de ceremonia

había que ejecutar unas piezas determinadas o no.

-Luego había otra cosa que te dije de la palomita.

-Ah, sí, explícame qué es lo de la palomita.

-Eso de la palomita es una cosa graciosa,

eso se tocaba en las bodas,

que antes se hacían las bodas y los convites aquí en el pueblo,

no salía nadie del pueblo y aquí se hacía todo.

Tenía el fin de que, así que se terminaba de comer,

se ponía una bandeja en la mesa donde estaban los novios...

y, claro, pues se echaba...

el que estaba allí sabía que tenía que echar...

para pagar el cubierto por lo menos,

para los novios, no les íbamos a dejar eso.

Después de echar ya todos lo que les pareciera para el cubierto,

luego se tocaba la palomita,

se tocaba con la dulzaina la palomita,

y el que estaba allí, alrededor de ellos,

a la terminación de la palomita, pues le apuntabas con la dulzaina,

y ese sabía que tenía que echar la propina a los novios,

y así ibas dando la vuelta a todos los que estaban allí,

alrededor de la mesa, y sacabas unas perrillas para los novios.

Y ese era el fin de la palomita.

Alan Lomax documentó unos sonidos, asociados a unas costumbres,

que en esos momentos ya estaban en vías de extinción.

¿Qué sentido tienen los catálogos y los datos cuando ya no recordamos,

ni lo grabado forma parte ya de nuestra práctica cotidiana?

Jorge Herrero García, profesor de Antropología de la UNED de Segovia,

nos explica el sentido de los nuevos inventarios,

como el Catálogo Bibliográfico y Documental,

creado en colaboración

con el Instituto de la Cultura Tradicional Segoviana

"Manuel González Herrero".

El objetivo de poner en valor y hacer este fondo bibliográfico,

consiste en trascender un poco

a la tradicional imagen o rol que ha tenido la población,

en el sentido de que solo consultan aquello que se hace.

Nosotros, cuando empezamos a realizar este proyecto,

teníamos muy claro que el formato final que tenía que tener,

era un formato web, digital,

de tal manera que las personas que vayan a acceder

al conocimiento generado como consecuencia de esta investigación,

no sólo consulten la información,

sino que también sean capaces de aportar aquello que ellos conocen

y que puede servir para añadir valor a lo que ya conocemos.

(MÚSICA)

Diego y José Luis Barreno

son hijos del famoso dulzainero Luis Barreno

y bisnietos del tío Lechuga.

-Yo la dulzaina la aprendí a tocar de mi padre, Luis Barreno.

-Y yo el tambor, también de mi padre,

que me enseñó él, de bien pequeñito que yo era,

con ocho años o por ahí ya empecé a hacer las cosas...

en una silla de madera, a tocar,

así que... y ya son muchos años, pero, bueno, creo yo que seguiré más.

-Mi padre era un discípulo de Sixto "Saluda",

que estuvo sólo 15 noches con él aprendiendo a tocar la dulzaina,

y de ahí sacó el oficio.

Y, posteriormente, luego,

ha sido el primer profesor de la Escuela de Dulzaina de Segovia,

cuando ya Agapito murió.

Ese era mi padre, Luis Barreno Antón.

-Se me ha quedado hasta la mente en blanco,

ya no me acuerdo de ninguna letra.

-La Virgen de la Fuencisla. -Venga, vale.

-Vamos allá. -Cuando diga yo.

(MÚSICA)

"La dijo a la del Pilar...

y la Virgen de la Fuencisla... la dijo a la del Pilar...

si tú eres aragonesa... yo segoviana y con sal...

yo segoviana y con sal... la Virgen de la Fuencisla"

(MÚSICA)

-Yo ya la edad que tengo, que era uno de los...

casi pioneros de los que cantaba la jota,

pues ya no... estoy fuera, Mariano que era... pues igual,

estamos... unos porque no podemos y otros porque no... que ya no,

ya no hay chicos que canten la jota,

ya no hay señores que toquen la guitarra,

ya no hay... que no hay eso que había, el día 23, el patrón,

llegando a la iglesia había una ronda de gente bailando la jota,

pues cómo te diría yo, a lo mejor...

200 metros de parejas bailando la jota.

Los hombres entonces eran hasta incluso muy altos,

hombres de 1,90, muy altos...

levantaban los brazos y aquellos parecían estatuas bailando la jota,

era muy bonito, pero muy bonito, muy bonito...

y esas tradiciones se han perdido.

El día del patrón es pena... es pena que no baile nadie,

que no baile nadie.

(MÚSICA)

Hacia el año 1920 comienza a surgir en España

el interés por el diagnóstico psicológico

y por el establecimiento de parámetros fiables

que le confieran carácter científico.

Es el año que da carta de origen a la muestra

"Tests Psicológicos en España 1920-1970",

acogida por la Universidad Nacional de Educación a Distancia,

hasta el próximo 31 de Marzo.

Una muestra itinerante, comisariada por las profesoras de psicología

de la Universidad Complutense de Madrid,

Isabel Calonge y Ana María Calles,

que invita a recorrer 50 años de historia de la psicología en España.

Realmente, la historia de los tests

surge a nivel internacional un poquito antes, es decir,

a finales del XIX y primeros del XX, cuando...

desde una necesidad muy importante detectada en la sociedad,

como es la clasificación, en un principio,

de los niños abandonados en la sociedad.

Binet, en 1905,

responde a esa demanda social del ayuntamiento de París

y crea una primera prueba que es su escala de Binet

en conjunto con Simon.

Esa prueba fue como una especie de disparo

para que en Europa se empezaran a desarrollar

muchísimos instrumentos psicológicos.

España recogía también este legado científico,

como herramienta base para la evaluación de la inteligencia,

en primer lugar, en las escuelas.

Una labor pionera, que trazaba la urdimbre

de una disciplina aún en construcción

y que se haría extensiva a otros ámbitos de la vida social.

Con la progresiva industrialización del país,

la selección de trabajadores se convertía en otro campo

tremendamente fértil para la psicotecnia;

como lo sería también, con el correr de los años,

el estudio de la personalidad a través de técnicas proyectivas,

otra valiosísima herramienta

con la que se cierra el relato de esta exposición.

También hemos tenido que introducir una parte de revisión

de instituciones, autores, personas,

resaltando aspectos tan importantes como las primeras mujeres

que trabajaron en los tests psicológicos en España.

Varias fueron a perfeccionar sus estudios al extranjero,

a Francia, o a Suiza, donde estaban muy avanzados

en aquel momento los estudios de psicología infantil.

Allí obtuvieron un título equivalente a lo que sería hoy un máster

y volvieron con su título de psicóloga en el bolsillo

en los flamantes años 20 a España y encontraron un campo de trabajo.

Mujeres como Mercedes Rodrigo y María Soriano

comparten escena con popes de la psicología del momento

como Rodríguez Lafora, Mariano Yela o José Luis Pinillos.

La tarea de todos ellos en la elaboración,

implementación e interpretación de los tests psicológicos,

hicieron de esta herramienta

una seña de identidad para los futuros psicólogos.

Las distintas piezas que componen esta muestra

conforman un sugerente relato histórico

que permite comprender mejor el desarrollo de los tests actuales

y el ejercicio de la evaluación psicológica.

Esta exposición tiene, en primer lugar, un valor histórico,

pero yo también diría que científico,

un valor didáctico, incluso, añadiría, un valor estético.

Histórico porque, de alguna manera,

es un legado que nuestros antepasados han dejado a la psicología.

Y podemos ver no sólo las condiciones técnicas

en las que en la época se trabajaba el tipo de material,

el tipo de tecnología, pero también las condiciones psicosociales.

Si observamos con atención algunos de los objetos de esta muestra,

vemos cómo determinados ítems, incluidos en los tests psicológicos,

tienen mucho que ver con la forma de vivir

y de entender la vida de la época.

Este componente socio-cultural

les confiere un valor científico de mayor amplitud,

en la interpretación de los resultados

y en la adecuación a los distintos ámbitos,

lugares y momentos históricos.

En este sentido la UNED,

tan deudora de los referentes históricos

como de los presentes y futuros hacedores del conocimiento,

se congratula de acoger esta exposición

abierta al público en general y a toda la comunidad universitaria.

Esta exposición ha sido ofrecida por la profesora del departamento

de Historia del Arte de la UNED, Inmaculada Vivas,

que, además, es su comisaria.

La exposición ha tenido un gran éxito

y ha viajado por diferentes universidades y museos españoles.

Se trata de una manifestación fotográfica

formada por 34 paneles de la ciudad de Tebas

que es la antigua capital de Egipto.

Esta exposición, en la biblioteca, la hemos organizado en modo zig-zag,

porque lo que hemos querido es simular un paseo

a través de las manifestaciones artísticas,

culturales y religiosas de esta importante ciudad de Tebas,

dándonos cuenta de la riqueza que encerraba.

Además, la exposición se completa con una selección bibliográfica

procedente de los fondos de la biblioteca sobre este tema de Tebas

y sobre, también, el imperio egipcio.

Con esta exposición inauguramos la agenda cultural

de la biblioteca de 2017 con un carácter divulgativo,

porque lo que queremos es dinamizar la vida cultural de la universidad

y de la sociedad en general.

Para ello contamos con la colaboración de profesores

y profesoras de la universidad,

así como de otras entidades culturales

especializadas en los temas que abordamos.

Esta exposición nació con motivo

del quinto congreso ibérico de egiptología;

unos congresos que reúnen a especialistas de España,

Portugal y toda Sudamérica

y con motivo de ese congreso surgió la idea de hacer una exposición,

lo más didáctica posible, y que fuera rotando por distintas ciudades,

centros universitarios, para transmitir de una forma didáctica,

los tesoros de la capital de la antiguo de Egipto, Tebas,

y al mismo tiempo dar noticia sobre los trabajos de excavación

que realizan distintas misiones españolas y sudamericanas

en la antigua capital de Egipto, Tebas.

Este fue el motivo y la intención de esta exposición

como complemento de ese congreso;

y acercar a la sociedad el mundo egipcio

desde una forma sencilla y didáctica.

La exposición de Tebas es, realmente, un proyecto común.

Como ha comentado el comisario de la exposición Antonio Pérez Largacha

es un proyecto que nace a raíz del quinto congreso de egiptología,

pero que, sobre todo, pretende mostrar los trabajos más recientes

de diferentes egiptólogos.

Desde mi perspectiva es importante que la investigación científica

en el tema de egiptología se dé a conocer al gran público,

que salga de ese ámbito que son los congresos, las publicaciones,

los artículos y que llegue al gran público de manera que

diferentes investigadores puedan mostrar

lo más reciente, los aspectos de su trabajo,

cómo son los diferentes trabajos que se están desarrollando

en la ciudad actual de Luxor, la antigua Tebas.

Esa fue nuestra idea, dar a conocer este proyecto y traerlo a la UNED

para que el público en general y los estudiantes universitarios

pudieran conocer estos trabajos.

En la UNED la trayectoria egiptológica es muy reducida

y creemos que es importante

que se vayan dando a conocer todos estos proyectos,

que los estudiantes sepan que,

aunque la egiptología sigue siendo un campo complicado,

se está desarrollando, que vamos dando pequeños pasos.

Algunos de los grandes hallazgos históricos

vienen determinados por el instinto de su descubridor.

Si bien es cierto que la mayoría

son fruto de la investigación y el esfuerzo,

existen relevantes aportaciones a la humanidad

derivadas de presentimientos,

de astucia y, en ocasiones, de la casualidad.

Una mezcla de todas ellas

confluyeron en la pareja de antropólogos, Louis y Mary Leakey,

quienes gracias a sus conocimientos,

dotes investigadoras y perseverancia,

revolucionaron lo que hasta ese momento se creía

sobre la evolución humana.

La pareja excavaba desde hacía décadas

en una prometedora y remota zona del norte de Tanzania.

Mary se encontraba trabajando en el Lecho I,

en un yacimiento denominado Frida Leakey Korongo,

acompañada de sus inseparables perros dálmatas,

a los que usaba para advertir la presencia

de felinos en las inmediaciones,

cuando empezó a vislumbrar las primeras piezas dentarias

de su "humano" Zinj, como es conocido.

En realidad era un Parántropo, pero eso poco importaba,

La Garganta de Olduvai iniciaba así su camino

para convertirse en la Cuna de la Humanidad.

Y eso fue el principio,

de los sedimentos de aquella garganta al norte de Tanzania,

siguieron apareciendo incontables herramientas líticas,

restos de fauna y homínidos,

como el primer resto descubierto de Homo habilis, el primer humano,

o, en 2015, el hallazgo de una falange de un homínido

de 1,8 millones de años,

que confirma la convivencia de Homo habilis, Parántropo

y una especie humana de mayor tamaño.

Más hallazgos, algunos más antiguos,

se han realizado a lo largo y ancho del continente africano,

especialmente en la gran falla del Rift

y en la zona austral del continente,

pero, para muchos investigadores,

este momento fue el inicio de la Paleoantropología moderna,

gracias a la cual podemos hacernos una idea muy cercana

de lo que se conoce como el origen de la humanidad.

Para encontrar los primeros restos del género humano,

debemos remontarnos a hace unos 2,8 millones de años.

Sin embargo, no fue el inicio del camino hacia la humanidad,

éste hay que retrotraerlo hasta, aproximadamente, 6 millones de años,

cuando comienza la principal adaptación de un grupo de primates:

el bipedismo.

En esos momentos, los primates tienen que adaptarse

al cambio del bosque tropical por la sabana en el este de África,

porque la formación del Rift

no deja pasar las precipitaciones del océano Índico.

Numerosas son las especies de primates, no humanas,

que son bípedas:

Ardipithecus ramidus, Orrorin tugenensis,

Sahelantropus tchadensis, los Australopithecus y los Parántropos.

Algunas especies de estos dos últimos géneros

fueron coetáneas de los primeros Homo.

Son seres completamente bípedos,

de estatura inferior a 1,5 metros en algunas especies

y con un desarrollo de la dentición posterior frente a la anterior.

Los Parántropos o Australopithecus robustos,

son un género que incluyen las especies

robustus, boisei y aethipitecus,

las cuáles poseen unas características

muy específicas y especiales.

Estos Australopithecus se caracterizan por tener

muchas superestructuras en el cráneo

y por tener una dentición

muy diferente al resto de los Australopithecus.

Por ejemplo, este que tenemos aquí,

el Deol Dubai 5, este es un joven,

todavía los M-3 no están terminados de emerger, no eran funcionales,

entonces, por eso, sabemos que es joven.

Pero, ¿qué estamos viendo aquí?

Un cráneo con una cantidad de superestructuras enorme,

con los pómulos muy abarquillados hacia los lados,

¿eso qué da?, pues da una cara muy ancha.

Si estos pómulos están abarquillados así,

nos da una cara mucho más ancha

que la que tienen los otros Australopithecus

o la que tiene el hombre.

Vemos aquí un torus muy grande,

para repartir las fuerzas de masticación

por encima de las órbitas

y cómo los músculos temporales se unen, aquí, sobre el frontal,

formando una cresta que se llama "cresta sagital",

que luego desaparece y no se une a este otro torus enorme,

que es otro contrafuerte

para los grandes músculos que tienen que sujetar la cabeza,

los músculos de la nuca.

El otro gran grupo de Australopithecus son los gráciles,

entre los que se incluyen especies como garhi,

africanus, bahrelghazali, anamensis o afarensis,

a la que pertenece la mediática Lucy.

Todos ellos tienen unas características craneales

menos acusadas.

A los Australopithecus africanos más recientes que tenemos,

como este de Sterkfontein.

Bueno, pues ya están viendo que este no es de los Australopithecus

con más superestructuras, como los otros,

pero estos Australopithecus siguen teniendo un aparato masticador...

a este le faltan los dientes del maxilar superior,

un aparato masticador muy grande, una mandíbula enorme.

Y, claro, entonces tiene un gran prognatismo,

una gran prominencia de la cara.

Todos estos contrafuertes, que nosotros llamamos "torus",

muy desarrollados, para repartir la fuerza de masticación.

Las inserciones de los músculos temporales,

que son los músculos más importantes que mueven la mandíbula,

van muy arriba.

Los arcos cigomáticos, los pómulos, están muy abarquillados hacia afuera.

Las cavidades donde articula la mandíbula son muy poco profundas,

a diferencia de lo que luego veremos en el hombre.

Y la posición del foramen magnum, que es este que tenemos aquí,

está un poquito retrasada,

un poquito hacia la parte posterior del cráneo.

Ambos géneros difieren sustancialmente

de nuestros primeros ancestros, es el caso del Homo habilis.

Esto, es claramente diferente de esto,

ya no lo voy a comparar con los Australopithecus boisei.

Aquí hay un aparato masticador mucho más pequeño.

Por tanto, las líneas temporales, las líneas que mueven la mandíbula,

marcan la parte superior de la inserción de los músculos temporales,

que son los más importantes que mueven la mandíbula.

Están mucho más retiradas del plano sagital del plano medio del cráneo,

están bajando hacia los lados.

Nosotros las tenemos mucho más abajo,

no tienen más que morder fuerte

para ver hasta donde las tenemos nosotros insertadas, que es por aquí.

Luego, por supuesto, no hay cresta sagital en ninguno de ellos.

En la parte posterior del cráneo

el torus occipital es mucho más pequeño

y todos los Homo habilis tienen esta línea media,

que no tiene ningún otro Australopithecus,

y que pensamos, va desarrollado,

a las modificaciones de todos estos músculos nucales

que se van reduciendo enormemente porque, además...

el foramen magnum está un poco más adelantado

que en los Australopithecus.

El proceso de hominización no es solo una cuestión anatómica,

existen otros factores que nos han conformado como humanos.

Somos unos primates que salimos de la selva a la sabana,

no a las sabanas actuales, sabanas secas,

sino a unas sabanas relativamente húmedas,

nos hicimos bípedos, es decir, nos alzamos,

adquirimos esto que llamamos la bipedestación,

liberamos nuestras manos,

esto nos permitió transportar objetos

y, a su vez, construimos herramientas,

utensilios con los cuales poder acceder

a las carcasas de los animales,

y, por lo tanto, poder consumir carne.

Esto es lo que, realmente, nos ha hecho ser lo que somos, humanos.

En los primeros momentos de la humanidad,

el ser humano vivía en las sabanas africanas.

En esas sabanas africanas está compitiendo con otros carnívoros,

es muy difícil poder acceder a recursos

que sean lo suficientemente abundantes como para ser compartidos.

Es muy curioso ver que las primeras evidencias que tenemos

de crecimiento del cerebro en el ser humano,

de comportamiento complejo, de esa intencionalidad en el compartimiento,

suceden al mismo tiempo

que las primeras evidencias de consumo de carne.

Luego, parece ser que son dos elementos que han evolucionado

o han aparecido de manera conjunta.

El consumo de carne

y el compartimiento intencionado de esa carne,

son elementos fundamentales

para entender cómo nos convertimos en humanos.

Según los investigadores,

el consumo de carne tuvo un papel protagonista en la evolución humana.

Una alimentación sana incluye una gran variedad de alimentos.

Hoy en día la cocina está de moda

y descubrir nuevos sabores con los ingredientes de siempre

es la inquietud de muchas personas.

Pero, ¿somos conscientes de la importancia de la comida

en el desarrollo del género Homo?

En concreto, la carne,

es el ingrediente estrella en la dieta del ser humano,

por lo que aportó en nuestro desarrollo.

Además, hemos incluido en nuestra dieta elementos

para los que el sistema digestivo ha tenido que adaptarse,

y, por lo que parece, fue un acierto.

Hoy experimentamos con la manera de preparar la comida,

miles de años atrás, de manera inconsciente,

se evolucionó gracias a un aparentemente simple hecho

motivado por la necesidad, probar la carne.

Si pensamos en nuestra alimentación actual,

que está llena de productos lácteos, carbohidratos, cereales,

todas estas cosas que hoy vemos como habituales...

aceites refinados, la sal, todas estas cosas no son...

no nos han acompañado durante la evolución humana,

son adquisiciones muy recientes

y que, además, entran en choque directo con nuestro diseño evolutivo,

porque nuestro genoma no se está adaptando tan rápidamente

a esos cambios alimenticios,

a esos cambios de los ecosistemas, de los ambientes,

y eso hace que surjan un montón de...

enfermedades o intolerancias, alergias.

Todas estas intolerancias o estas complicaciones alimentarias

que tenemos los humanos actuales, vienen por eso,

porque no nos ha dado tiempo a adaptar nuestro cuerpo

y, mucho menos, nuestro genoma, a todos esos cambios ambientales

que vienen, probablemente, de muchos alimentos.

En mi opinión lo que nos hace humanos es tener, esencialmente,

un cerebro con una capacidad, realmente, espectacular,

muy superior a la media de los simios,

de los primates grandes, de los primates superiores.

Pero, ¿qué es lo que nos hace,

a su vez, que tengamos un cerebro con esta capacidad?

Sin ninguna duda, el consumo de carne.

Que es algo que es lo único que nos distingue

del resto de los grandes simios.

A lo largo de buena parte del siglo XX,

los arqueólogos pensaron, en principio,

que esas criaturas primitivas,

hace 2 millones de años, incluso, un poco más,

tenían la capacidad de poder conseguir animales,

de poder cazar animales y, por lo tanto, tener un alimento

lo suficientemente abundante como para mantener ese patrón de conducta

que es el que identifica a nuestra especie en la actualidad.

A lo largo de la década de los 80, surgieron las modas académicas

de que la caza no estaba justificada de un modo científico,

de que la caza se había manipulado con fines políticos,

como idea de que el ser humano era agresivo por naturaleza,

y surgió la hipótesis del carroñeo,

de que esas primeras criaturas eran carroñeras.

Si uno carroñea en una sabana,

el alimento que obtiene es insuficiente para ser compartido.

Los restos fósiles encontrados por todo el mundo,

en especial en la gran falla del Rift y en el África austral,

nos demuestran el camino que ha seguido el género Homo

hasta llegar a nuestros días,

donde el cráneo, el sistema digestivo

y, en especial, el rostro, han tenido un especial desarrollo.

Nuestro sistema digestivo se lleva

una buena parte de nuestro presupuesto energético

y, digamos que, si pensamos en un herbívoro,

sabemos que tienen unos enormes tractos digestivos,

en un herbívoro, y eso cuesta muchísimo mantener,

pero, por ejemplo, un carnívoro,

el sistema digestivo está muchísimo más acortado.

Entonces, ¿qué pasa con Homo?

Pues Homo, ha tenido ahí un compromiso de diseño,

entre favorecer ese sistema tan importante

como es el cerebro, para mantenerlo,

y acortar el sistema digestivo.

Acortando el sistema digestivo ya no se requiere tanta energía

para mantener esa fisiología del tracto digestivo

y hemos podido mantener el sistema que más importaba en ese momento,

que era todo el sistema cerebral.

Podemos asegurar que África es el lugar de dónde venimos.

Los paleoantropólogos, arqueólogos, y entre ellos, los tafónomos,

usando técnicas específicas de estudio

y basándose en sus conocimientos

e, incluso, en la lógica más aplastante,

son capaces de mostrarnos los secretos

que el paso del tiempo y la evolución

han enterrado y fosilizado.

Un campo de la arqueología que se llama la tafonomía,

en los últimos 30 años,

ha sido capaz de poder sacar información

a estos huesos y a estas piedras, y poder ver que, en realidad,

cuando estudiamos ahora mismo un hueso,

el hueso que tenía carne

ha sido manipulado con herramientas líticas por esas criaturas,

y en esa manipulación,

nos han dejado marcas sobre la superficie de esos huesos.

Esas marcas son diferentes en función de que esos homínidos

hubieran accedido a un animal que está completo, con toda la carne,

o que hayan accedido a los despojos que ha dejado un carnívoro.

Nosotros, los tafónomos, entendemos,

cuando vemos esas marcas en los huesos,

si se han generado mediante un acceso primario

o un acceso secundario.

Cuando podemos estudiar todo ese tipo de alteraciones,

tanto las marcas de corte que se generan

como las formas de fracturación de los huesos para sacar el tuétano,

entonces podemos reconstruir si el homínido

ha podido tener un primer acceso,

que le habría garantizado un alimento abundante

para ser compartido o no.

Y la evidencia actual que tenemos es curiosa porque,

30 años después del inicio de esa controversia

sobre si el ser humano era cazador o carroñero,

la mayor parte de la información

que hemos recuperado en los yacimientos africanos,

nos hacen ver que los homínidos si tenían un acceso primario.

En animales cuyo tamaño van

desde 10 kilos de peso hasta más de 300 kilos de peso,

hay yacimientos donde sistemáticamente vemos

que estos homínidos se han adelantado a otros carnívoros,

han tenido acceso a la carne y, por lo tanto, han tenido

un acceso a una gran cantidad de alimento que justificaría

que, en ese momento, pudieran estar compartiéndolo.

Es inevitable observar grupos de primates e interpretar que ellos,

nuestros primos lejanos, al igual que el ser humano,

poseen patrones culturales de comportamiento.

En concreto, para los chimpancés,

y gracias a la ecología conductual comparativa,

se ha comprobado que algunos de los aspectos de su conducta

tienen un origen cultural,

y son específicos de su grupo frente a otros que carecen de él.

Sin embargo, ese tipo de conductas

que los individuos aprenden en el seno de su grupo, no son innatas.

En lo que se refiere estrictamente a la cultura material,

a la utilización de herramientas, los mismos chimpancés,

emplean un repertorio de herramientas que se han inventado

y se han utilizado dentro de un grupo cultural.

Cada uno de ellos tiene su kit de herramientas,

unas son compartidas y otras no,

pero les hacen seres culturales en las misma medida

en que identificamos la cultura con el ser humano.

Entonces, ¿qué nos diferencia a los seres humanos

de otros primates como los chimpancés?

¿Qué nos diferencia de los demás?

Los chimpancés disponen de cultura material,

sin embargo, es verdad, que esa cultura material,

no es imprescindible para su supervivencia.

Lo que sabemos hasta ahora es que esa cultura material

lo que les hace es facilitarles el acceso a determinados recursos,

pero, existen grupos de chimpancés que no tienen esos elementos,

y, por lo tanto, sobreviven en los medios en los que están.

El ser humano, en contraste, es un primate que se ha adaptado

o se ha habituado en exceso al uso de herramientas.

Al ser humano, si se le quitan las herramientas, no es adaptable,

porque son elementos fundamentales para su supervivencia,

si lo miramos desde un punto de vista material.

Si lo miramos desde un punto de vista de cultura

en el sentido más amplio,

el ser humano lo que ha ampliado es un poco su mundo simbólico,

esa semiótica de símbolos con la que interactúa a nivel social,

que no están tan desarrollados en otros primates.

Es decir, que tenemos por un lado diferencias

de que hay elementos presencia-ausencia,

cuando nos comparamos con el chimpancé,

y en otras partes de nuestra forma cultural

lo único que tenemos son hábitos que se han desarrollado más o menos,

cuando nos comparamos con ellos.

Gracias a los expertos

sabemos cómo utilizaban todo ese bagaje material descubierto,

cómo se conseguían las herramientas,

qué procesos se realizaban

para obtener de una roca un elemento cortante.

Como la cultura olduvayense, la forma con la que se denomina

las primeras industrias humanas de la Prehistoria africana

y, por tanto, de la humanidad,

posiblemente realizada por Homo habilis.

Los restos más antiguos de esta "cultura"

se conocen en la región del Afar hace 2,6 millones de años

y se distribuyen por el este de África, Sudáfrica

y la zona central del Sahara.

Las herramientas son sencillas, pero suponen el primer paso

a lo que hoy disponemos en nuestro día a día,

la tecnología y la cultura.

Era una tecnología muy simple,

prácticamente se limitaban a obtener filos cortantes,

en soportes, en guijarros, golpeando con otro guijarro,

para obtener sobre ese canto un filo cortante

y, también, para emplear los fragmentos de piedra, las lascas,

que salían de golpear sobre ese guijarro,

por ejemplo, como este que tengo en la mano,

donde han dado algunos golpes muy sencillos

para obtener aquí un filo y, probablemente, también,

para utilizar las lascas que han salido de esta pieza.

Básicamente lo que necesitamos es una materia prima acta para la talla,

que se pueda fracturar fácilmente, con fractura concoidea,

que tenga filos cortantes,

para hacer las herramientas que necesitemos

y para usarlas en lo que necesitarán los humanos.

Básicamente necesitamos una materia prima,

un bloque como éste, un canto rodado,

un percutor para darle y, luego, unos condicionamientos técnicos.

No hace falta, para tallar, tener el brazo de un tronista,

algo más de cerebro quizás, pero, no lo sé.

Bueno, simplemente tener un ángulo menor de 90

y una superficie convexa,

y a partir de ahí, es simplemente prepararlo y empezar a tallar.

El proceso parece simple, pero está muy lejos de ser así.

Pensemos que son de las primeras evidencias

que describen el origen del humano como tal,

capaz de producir tecnología

que le facilite las tareas más cotidianas.

Estas tecnologías primitivas se caracterizan porque se producen

a través de gestos técnicos poco secuenciados,

cadenas operativas muy cortas.

Las piezas características del olduvayense, básicamente son dos:

el chopper y el chopping tool.

El chopper es esta pieza de aquí,

que básicamente se trata de sacar lascas en una sola dirección,

en una de las caras de la pieza.

Por el contrario, el chopping tool, sería,

más o menos, los mismos gestos técnicos,

son secuencias muy cortas,

pero en los dos lados, de manera bifacial,

es decir, damos golpes en una dirección y en la contraria,

para generar, en ambos casos, filos de trabajo.

Por otro lado, también, estos filos de trabajo,

al trabajarlos, al prepararlos, generan lascas.

Estas lascas,

también pueden ser utilizadas para realizar instrumentos.

La Prehistoria es una ciencia en evolución

gracias a las hipótesis de los investigadores

y los hallazgos arqueológicos.

En 2015, Nature publicó un artículo

sobre una industria lítica de 3,3 millones de años en Lomekwi,

en el suroeste del Lago Turkana, en Kenia.

Esta industria, diferente al Olduvayense,

presenta características que la pueden convertir

en el nexo de unión entre ésta y las piezas líticas

usadas por algunos grupos de chimpancés para romper cáscaras.

Es decir, podríamos situar la cultura material

entre unos 500 y 700 mil años antes de lo que creíamos.

Sin embargo, no todos los investigadores están de acuerdo

con la verisimilitud de estos hallazgos al estudiarlos

desde un punto de vista tafonómico,

pero deja abierta la puerta a cuestiones como

quién sería el homínido capaz de llevarlas a cabo.

Año tras año, estudio tras estudio y publicación tras publicación,

descubrimos nuevos datos sobre nuestros antecesores,

y lo que es más importante, sobre el origen de la humanidad,

de los factores que nos convirtieron en humanos.

En una sima de Rising Star Cave, en Sudáfrica,

se descubrieron en 2015 más de 1.500 restos fósiles

correspondientes a 15 individuos de una nueva especie humana:

Homo naledi.

Aunque no hay dataciones para el hallazgo,

los responsables lo ubican entre Australopithecus y Homo habilis,

hace más de 2 millones de años.

Gracias al trabajo de los investigadores

podemos decir de dónde venimos,

sin embargo, aún quedan muchos vacíos que rellenar con datos

y es la Arqueología la que tiene la respuesta.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • UNED - 10/02/17

UNED - 10/02/17

10 feb 2017

Tras los pasos de Alan Lomax: Zarzuela del Monte. Tests Psicológico en España 1920-1970. Los tesoros de una ciudad milenaria a las puertas del desierto. Prehistoria. Tras las huellas del primer ser humano.

ver más sobre "UNED - 10/02/17" ver menos sobre "UNED - 10/02/17"

Los últimos 1.990 programas de UNED

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Nuevo UNED - 26/05/17 Completo 56:20 8% pasado viernes
    UNED - 26/05/17 pasado viernes Plantas silvestres comestibles. Parte 1 Donde todos los días son el día del Libro. Toma de posesión del equipo rectoral. El tema de nuestro tiempo: Historia, Tópos, Éxodos. VIII...
  • UNED - 19/05/17 Completo 55:51 8% 19 may 2017
    UNED - 19/05/17 19 may 2017 La fórmula de Escher. Intervenciones picoeducativas con robot. Toma de posesión de Alejandro Triana Ferrer como Rector de la UNED. Qué deporte nos hace gastar más energía. Nueva...
  • UNED - 12/05/17 Completo 58:37 8% 12 may 2017
    UNED - 12/05/17 12 may 2017 Theremin, la música que surgió del éter. Parlamento y poder en la sociedad digital. Campeonato de España de Escalada y Taekwondo. Daniel Prieto Castillo. La revolución tranquila...
  • UNED - 05/05/17 Completo 56:17 8% 05 may 2017
    UNED - 05/05/17 05 may 2017 La función de la Asociación de Academias de la Lengua Española, Francisco Javier Pérez. - Acto académico de la Facultad de Filología graduación 2015/2016 y la cele...
  • UNED - 28/04/17 Completo 52:41 8% 28 abr 2017
    UNED - 28/04/17 28 abr 2017 Cela y la Colmena. IX Jornada de Igualdad de la UNED. Unas y otras crean. Terapia efectiva en monos parapléjicos. El embarazo cambia el cerebro de la madre. Estudio sobre la sordera en la tercera edad. La ...
  • UNED - 21/04/17 Completo 56:10 8% 21 abr 2017
    UNED - 21/04/17 21 abr 2017 La red Gladio en España. Congreso mundial sobre las maniasis. Cuando el mundo orgánico e inorgánico se confunden. Desde la tierra a la luna, viaje de una molécula de oxígeno. 90...
  • UNED - 07/04/17 Completo 59:23 8% 07 abr 2017
    UNED - 07/04/17 07 abr 2017 EDA armonía para la infancia. El Shoah de Levians: un eco inaudible. Economistas en primera persona. Imaginería: Pasos de Castilla.
  • UNED - 31/03/17 Completo 53:43 8% 31 mar 2017
    UNED - 31/03/17 31 mar 2017 La fórmula Escher. - Siete eran los lindos planetas. - Acabar con la hepatitis es cosa de todos. - Contra la fragilidad de los ancianos. -VIII Congreso SAF 2017. El tema de nuestro tiempo: Historia, Topos,...
  • UNED - 24/03/17 Completo 59:47 8% 24 mar 2017
    UNED - 24/03/17 24 mar 2017 Escuelas taller como vía de inserción socio-laboral. Día internacional de la mujer Elisa Pérez Vera. Exposición Pertenencias. Astrobiología-Agujeros negros.
  • UNED - 17/03/17 Completo 54:10 8% 17 mar 2017
    UNED - 17/03/17 17 mar 2017 Luchando contra el bulling. Economistas en primera persona. Aula 2017, construyendo la educación del futuro. La cerveza con o sin alcohol, más saludable. La cara de miedo no es patrimonio de la huma...
  • UNED - 10/03/17 Completo 55:10 8% 10 mar 2017
    UNED - 10/03/17 10 mar 2017 Carlos III y el Madrid de las Luces. - Economistas en primera persona. - Test psicológico en España 1920-70. - Hª de la Hermenéutica Griega. - En quince minutos. Paco Sáez.
  • UNED - 03/03/17 Completo 55:49 8% 03 mar 2017
    UNED - 03/03/17 03 mar 2017 Parménides de Elea. Economistas en primera persona. Cefaleas en racimos, la lenta agonía. Los juguetes inteligentes para un desarrollo más sano.
  • UNED - 24/02/17 Completo 51:38 8% 24 feb 2017
    UNED - 24/02/17 24 feb 2017 Prehistoria: Tras las huellas de los primeros artistas. I Congreso Internacional de sobre Geografía e Historia y Mítica de la antigüedad.
  • UNED - 17/02/17 Completo 56:16 8% 17 feb 2017
    UNED - 17/02/17 17 feb 2017 Prehistoria: Tras las huellas del Neardental. ¿Podremos alcanzar la eterna juventud?. José Ramón Castillo, elegido académico de la Academia de la lengua Chilena. Humanismo y Futuro. De...
  • UNED - 10/02/17 Completo 57:16 8% 10 feb 2017
    UNED - 10/02/17 10 feb 2017 Tras los pasos de Alan Lomax: Zarzuela del Monte. Tests Psicológico en España 1920-1970. Los tesoros de una ciudad milenaria a las puertas del desierto. Prehistoria. Tras las huellas del primer ser ...
Recomendaciones de usuarios