www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4999818
Un país para escucharlo - Programa 3: Asturias - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

"El mar Cantábrico ha sido un vaso comunicante de civilizaciones.

Cuando no había fronteras ni pasaportes,

la emigración unió continentes y enriqueció culturas.

Al igual que mis antepasados,

gallegos y asturianos llegaron a Argentina.

Hoy, me encuentro surcando estas aguas

en busca de un bucanero,

un pirata con el que recorrer tierra firme,

con el que levar anclas y atar cabos.

Tierra a babor.

Jorge, estás en un gran momento, ¿no?

Sí, es un buen momento, me siento enfermo, me siento grande,

cuando salimos al escenario es cuando la sangre estalla.

Perder el control, que no importe el precio

que tengas que pagar.

Y en fin, hacemos que el mundo gire a nuestro placer.

¿Vuestras giras siguen siendo tan salvajes?

Nuestras giras son, probablemente un poco más metódicas,

porque el medio se ha profesionalizado,

creo que, incluso, excesivamente,

se gana contundencia, pero desaparece un poco

esa furia necesaria en el rock and roll.

A mí ese rock and roll en que sale un tipo y dice:

"Gracias, muchas gracias", me parece repugnante,

un roquero debería ejercer con arrogancia,

la arrogancia es algo inherente al rock.

Eso de gracias y eso de hacer la pelota al público de este sitio,

de: "Oh, estamos en..." Ahora estamos en Asturias,

"Nos gusta mucho Asturias, queremos mucho a Asturias",

me parece una pelota y un insulto al público.

Ilegales: "Claro que queremos a Asturias,

pero además queremos follárnosla, lo he dicho mil veces.

Tú empezaste con orquestas,

¿cómo era el mundo de las orquestas?

Aquí en Asturias era muy fácil porque hay mucha romería,

y bueno, sigue habiendo fiestas,

las que los músicos nos fogueábamos, y aparte de foguearnos,

conseguíamos unos ingresos que nos permitían adquirir

el armamento necesario para agredir

contundentemente al público.

Tenemos aquí el mar,

y me dicen que eres un gran aficionado

a determinados deportes de riesgo también.

No soy muy bueno buceando,

que eso es lo bueno que tiene,

por lo que asumes unos riesgos,

a veces, tremendos, ese es el mar Cantábrico,

pero a veces me sumerjo en estas aguas,

incluso, en épocas tan frías como hoy,

días tan fríos, y me paso unas horas

viendo como los peces hacen: (IMITA EL SONIDO DE LOS PECES)

Oye, pues vamos a movernos,

porque nos vamos a quedar helados aquí, ¿no?

Yo tengo cara de pingüino, cada vez más.

Pues salgamos, venga. Vámonos.

(Música)

Qué sitio tan chulo, ¿eh, Jorge?

Sí, sí, sí, con estas vistas maravillosas

y este sitio, que tiene muy buena pinta,

¿qué es exactamente?

Esto es Santa María del Naranco,

es un Patrimonio de la Humanidad,

un edificio del siglo XII,

que se supone también que era el Palacio de caza de Ramiro I.

Qué bonito sitio. En la época de la facultad

veníamos mucho en primavera con chicas a ver qué pasaba,

porque la zona es muy evocadora y esas cosas.

# Vivan los cabellos rubios,

# vivan los rubios rubiales,

# vivan los de mi morena,

# que son rubios naturales,

# Traila, la, la, la, la, la,

# traila, la, la, la, la, la,

(SONIDO DE PANDERETA)

Bueno Ariel, te presento a Rodrigo.

Rodrigo, encantado. Hola Ariel, ¿qué tal?

-Valiente actor de choque, casi musicólogo, investigador,

folklorista y bastante punki.

Ya lo veo.

Tú tienes una imagen tremendamente espectacular

y contemporánea, con los tiempos que corren.

Y folklórica.

Y folklórica, por eso me interesaría saber

esa cosa de agitador folklórico,

¿por qué te llega el folklore tan cerca?

Yo veía que las ciudades de paso,

había algo que no me cuadraba del todo,

yo decía: "Yo quiero vivir en un sitio

en el que la gente nazca y muera en la misma casa",

porque quería ver lo que pasaba con eso,

yo creo que ahí hay algo muy especial,

muy de monje budista,

que es lo que tenía la gente de la antigüedad,

que no hacía falta salir del pueblo para ser feliz,

intento todo el rato, aunque sea difícil, escapar de la banalidad,

y de la frivolidad, aunque no lo parezca.

-No lo parece, no lo parece.

Pero, ¿vives aquí?

No, vivo allí a lo lejos,

como detrás de unas montañas,

de aquí no se ve.

¿Una aldea? ¿dónde? Sí, vivo en un pueblín de nada,

somos siete habitantes, en Piloña.

Mi rutina es, a mí lo que primero me gusta hacer en el día

es mear mirando al monte. Qué bonito, eso es buenísimo.

Qué sensación de libertad, ¿no? Yo creo que eso es básico.

¿Tú habías estado alguna vez aquí? Muchas veces,

llevo 40 años viajando por toda España.

Pero, ¿habías conocido el folklore asturiano?

Poco, poco.

¿Alguna vez te cantaron una vaqueira?

Nunca. ¿Quieres que te cante una vaqueira?

Estaría feliz. ¿Sabes lo que son los vaqueiros?

Vaqueiros eran los que llevan las vacas por los prados.

Son unos trashumantes verticales,

que había aquí por las montañas de la zona occidental.

-La Alzada y por ahí. -Y claro, a mí me da como una cosa,

muy morbosa ver un vaqueiro trashumante,

un trashumante vertical, ¿no?

Yo me los imagino supersucios,

y sudorosos, ¿no?

Y te inspira. Y me inspira mucho.

Son unos virtuosos culturales,

y cantaba así, ¿queréis que os cante una vaqueira?

-Como no, venga, adelante.

# Ay Vaquerina, Vaqueira,

# y me ofreciste un querer,

# ay, no se te olvide prenda,

# que dame la mano # pa' subir al hórreo.

# Que dame la mano. #

(TOCA LA PANDERETA)

(Aplausos)

Sensacional.

Espectacular, ahora entiendo lo de Oviedo, tío,

tú no necesitas más que un pandero y tu voz, impresionante.

-Me dijeron que tenías una burrita que querías mucho.

-Sí, tenía una burra que se llamaba Sofía, ahora ya murió.

Tuve muchos animales, los tuve que dejar,

porque tuve que elegir un poco entre la música, el faranduleo

y los animales, y al final,

como me daba más de comer esto, pues...

¿Te ha influenciado gente como Bowie,

o incluso, como Tino Casal, por ejemplo?

Sí, Tino Casal, Bowie,

Freddie Mercury, escuché, pero yo soy más de...

respecto a la música actual, escucho mucha música electrónica,

escucho muchísimo a Mercedes Peón, que es una mujer que también hizo,

hace algo maravilloso con el folklore,

escucho mucho a M.I.A.,

escucho mucho a Die Antwoord,

que son unos sudafricanos que hacen una cosa megapunki

maravillosa, con un cuidado de lo estético increíble,

y luego, escucho mucho a Concha Piquer,

y escucho muchas grabaciones de campo, es lo que más escucho,

en mi coche tengo a señoras cantando y tocando la pandereta.

¿Las metes dentro?

(Música)

"No puedo pasar por Gijón sin venir a Cimadevilla,

un barrio de pescadores y una península,

todo al mismo tiempo.

En los bares de esta zona surgió el Xixón Sound,

un movimiento que sacudió la escena musical española en los 90.

En el centro de Santa Catalina, dando la bienvenida a los barcos

está el Elogio del Horizonte,

una impresionante escultura de Eduardo Chillida,

hecha de hormigón, que se ha convertido

en el nuevo símbolo de esta ciudad."

(Música)

Mira, Ariel, eso es lo que era antes el puerto pesquero,

y se ha convertido en un puerto deportivo,

creo que antes era más divertido,

estaban puestos los barcos de pesca, los pescadores son gente divertida,

la gente que asume riesgos y que sabe divertirse.

El hecho de que los marineros estén en esta zona

hacía que todo el barrio también tenga su fisonomía...

Sí. ...humana, digamos.

Nos introdujimos en medio de toda esta manzana,

está el origen de la ciudad de Gijón, la antigua Gigia,

que decían los romanos, sí que ves casas muy de pescadores,

un tipo de construcción muy tradicional,

que han desaparecido cuando llegó esa fiebre inmobiliaria

y cementaria, y un poco también cementerio,

que ha reconvertido totalmente la ciudad.

(Música)

Ahora estamos introduciéndonos en el Cine Maravillas,

esa escalera ya nos lleva a la zona...

Es infernal, es una escalera muy rock and roll,

estoy viendo, ¿eh?

Vamos a ir al bar donde se gestionó un poco todo esto del Xixón Sound,

este es uno de ellos, eran estos bares de por aquí.

Este también.

(Música)

A mí me encanta, la zona me encanta,

Mucho carácter tiene esto, ¿eh?

Tiene carácter, tiene sangre, sudor y lágrimas,

y algún pegote de esperma de quien sabe que civilización,

se ha diseminado por este suelo.

Este es un suelo largamente fertilizado.

# Es hora de recapitular,

# las hostias que me ha dado # el mundo,

# hoy querrán oír

# mi último adiós.

# Bien, poco a poco

# van llegando y yo

# los recibo en batín.

# Y unos me llaman chaval,

# y otros me dicen caballero,

# alguno no se ha querido # pronunciar. #

Pues es que tomando té,

pues qué quieres que te diga.

Bueno, hola Nacho.

Nosotros hemos crecido un poco obsesionados

mirando un poco el mundo anglo y la música anglo.

La escena española se ha saneado muchísimo,

y creo que por primera vez después de muchísimo tiempo,

se puede decir que hay una escena.

Es verdad que aquí además, en Asturias,

vivimos un poco un momento de eclosión en los 90,

de eso que se llamó el Xixón Sound,

en el que somos un montón de grupos

en aquellos primeros años, pero claro, mucha gente

de mi edad tuvo que marchar de Asturias,

porque fue un sitio donde golpeó fuerte la reconversión industrial,

no había trabajo, y al final,

lo que podía haber sido una escena musical sólida,

acabó siendo un páramo cultural.

Y es verdad que ahora, creo que hay una posibilidad

de que se vuelva a hablar de que hay escenas,

ahora es verdad que hay festivales con mucha solera,

que están programando de forma un poco más arriesgada,

y eso es bueno.

Nacho está muy comprometido

en cosas de política, se ha mojado bastante.

¿Te sientes desesperanzado un poco?

-Bueno, yo creo que hay ciclos

en los que te ilusionas con las cosas,

y a esos le siguen ciclos en los que te desilusionas

y que son necesarios para volver a ilusionarte otra vez.

La música tiene un papel importante, tiene que ejercer como contrapoder,

y como algo que realmente...,

la música nunca, yo creo que es punta de lanza de nada,

no tiene un poder transformador en sí mismo,

pero sí que ayuda a remover conciencias,

a veces, cada uno encuentra su propia libertad individual,

su propia identidad sexual,

su propia identidad política,

la fuerza transformadora que hay en cada uno de nosotros,

pero que la encontramos en la música.

¿Qué música se escuchaba en tu casa cuando tú eras pequeño?

La verdad es que las canciones que recuerdo

en los viajes en coche con mi padre

era en realidad una cinta de Los Beatles,

la cinta mítica de La Mandrágora, de Joaquín Sabina,

Alberto Pérez y Javier Krahe,

creo que una de Los Brincos,

y se escuchaba a Víctor Manuel también,

que en Asturias siempre fue un referente

de la canción de autor. No eran excesivamente melómanos

en mi familia, de hecho, tuve que hacer presión

para que comprara, había un plato, pero estaba roto,

y yo me iba comprando vinilos para obligar un poco a mis padres.

Me decían: "Eres gilipollas, ¿por qué compras vinilos

si no tenemos plato?

# Si los presos de la cárcel,

# tuvieren conocimiento,

# al ver entrar un rapaz, # al ver entrar un rapaz,

# lloraran de sentimiento.

# Adiós presos de la cárcel,

# no me vengas a llorar,

# si no me quitas las penas,

# si no me quitas las penas,

# no me las vengas a dar.

# Estando yo preso en la cárcel,

# un entierro vi pasar,

# y era la pobre de mi madre,

# y era la pobre de mi madre,

# que la iban a enterrar.

# No la acompañaba nadie,

# nada más que el triste cochero,

# que en el coche la llevaba,

# camino del cementerio,

# que estos ojitos la vieron.

# Adiós mi madre querida,

# cuantos disgustos te daba,

# cuantas veces escondida # llorando a lágrima viva.

(CANTA EN ASTURIANO)

# Si los presos de la cárcel,

# tuvieren conocimiento. #

# Ahí arriba el norte, # entre el monte y el mar,

# encontré el paraíso natural. #

Continúa mi viaje a esta otra gran ciudad.

Si al escuchar Avilés solo piensas en la industria,

es que no has estado en este precioso lugar.

De aquí a Oviedo, y de Oviedo a Gijón,

se construye la columna vertebral de la Asturias urbanita.

Me encuentro en el Niemeyer,

un faro cultural como Víctor Manuel,

un referente, un luchador,

un hijo de la mina y del ferrocarril."

Víctor, ¿qué tal, cómo estás? ¿Qué tal? Bien.

¿Cómo era abrirse camino en la música,

desde Asturias en los años 60?

Aquí había pequeños concursos, en Oviedo, en Mieres, en Gijón.

Pero, nada más. Bueno, y yo también estuve

al principio tocando en una orquesta

de un pueblo que se llama Turón y tocábamos por los bailes,

canciones que sonaban en la radio, muy penoso.

Tú estabas en Mieres,

y me imagino que las únicas alternativas para poder salir

y salvarse de ese mundo

era, o convertirte en cantante, o futbolista también.

Futbolista también, también lo intenté como futbolista.

Y, ¿cómo fueron tus pasos por el fútbol?

Por el fútbol jugué muy poco tiempo, y en un momento determinado

tuve que elegir entre ir a cantar

a la final del concurso artístico de Mieres,

o jugar un partido el día anterior y ducharme con agua fría,

entonces, como preveía que las consecuencias

no iban a ser muy buenas, decidí no ir a jugar el partido,

me expulsaron del equipo, jugaba en el Caudal de Mieres,

y fui a cantar, tampoco gané el concurso

porque había gente que cantaba mucho mejor que yo.

Pero, sí era una posibilidad.

Yo, la verdad es que lo que quería era salir, de cualquier manera,

Mieres está muy empozado, es una de las cuencas mineras

y tiene montañas muy altas, está rodeada, está como en un pozo,

y yo siempre soñaba

que detrás de esas montañas tenía que haber otra cosa,

que yo tenía que aspirar a conocer.

Me contaba la gente aquí que muchas veces

en las fiestas de los "praos" terminan de la mano

cantando tu canción "Asturias".

Sí, es una canción, curiosamente, que fue creciendo con los años,

yo hice una primera grabación en el año 76,

estuvo prohibida muchos años, es una canción claramente

de unos paisanos vencidos, una gente derrotada,

y eso prende a la gente con una fuerza tremenda,

y es verdad que en los "praos" cuando acaba la romería,

se juntan todos y cantan el "Asturias".

Te llena de emoción, ¿no? Me da una cosa, ¿no?

La primera emoción que yo tuve con esa canción enorme,

fue en el estadio del Molinón, el estadio del Sporting de Gijón,

oyendo a grito pelado a 40.000 personas

cantando la canción, y eso me puso, me estremeció,

me puso la piel de gallina.

-Tú eres de los primeros

en mirar con miras artísticas a otros temas diferentes

a cosas con connotaciones políticas.

-Sí, la verdad es que yo empecé a desengancharme un poco

de la cosa política, porque yo he estado

permanentemente en reuniones, ¿no? Pero nació mi hijo,

cuando nació mi hijo y tenía dos años,

vi que me gustaba mucho más estar con él,

que estar con el hijo de Santiago Carrillo,

entonces, pues me fui con él.

-Siempre estuviste un poco metido en la modernidad,

en proyectos, a veces, casi descabellados.

De hecho, fuiste el que a nosotros, a Ilegales,

nos ayudaste a llegar a una gran compañía,

-Es que me gusta el peligro, Jorge.

No, la verdad es que la compañía,

reeditamos el primer disco vuestro, que grabasteis con Arrebato,

y después hicimos dos más, ¿no?

y después ya ellos iban como un tiro,

y yo les dije a los compañeros de la discográfica,

"estos chavales hay que sacarles por otro sitio".

¿Qué sensación te dan estos mundos modernos,

estos tiempos modernos que estamos transitando?

Yo creo que esta época es infinitamente mejor,

en el sentido de la difusión de la música,

tienes más posibilidades de llegar a cualquier lugar instantaneamente,

y mucho peor monetareamente,

yo, como maldad, siempre les digo a los cantantes de éxito,

de mucho éxito, les digo:

"No sabes el dinero que has dejado de ganar".

# Tus pies dejaban la estela,

# y se escapaba tu saya,

# buscando la verde raya,

# que al ver tu talle tan fino. #

¿Cómo se defiende la tradición

de la tonada asturiana hoy en día?

Pues, se defiende con cariño,

pero es un mundo difícil,

bueno, además yo vengo de ahí, ahí empecé, en la tonada asturiana,

que es el canto tradicional

más representativo de los asturianos,

y ahí empecé, ahí me formé,

y trabajé durante muchos años,

y es muy difícil porque en el momento en el que te sales,

haces algo distinto, pues pierdes, a veces, el apoyo

del núcleo de ese género,

en este caso, de la tonada asturiana,

pero es también muy gratificante, cuando vienes de un género

tan particular, tan querido, que representa a tanta gente,

y puedes, a lo mejor, llevarlo a otros lugares y que lo escuchen,

pues, es algo gratificante que yo hago con mucho orgullo.

Víctor, ¿cómo fue esa colaboración con Marisa?

La busqué, ya la seguía, en Youtube hay cosas de ella,

de tonada básicamente,

y la invité a cantar en "50 años no es nada".

Demostró, sobre todo, que tenía mucho aplomo, que cantaba muy bien,

va sobrada siempre, es un peligro cantar a su lado,

porque te come por las patas.

Nadie se ha atrevido...?

# Traigo la camisa roja,

# trailará, larai, trailará,

# de sangre de un compañero,

# mira, mira Maruxina,

# mira, mira como vengo yo,

# de sangre de un compañero,

# mira, mira Maruxina,

# mira, mira como vengo yo.

# Trailarai, larai, trailará.

# Trailarai, larai, trailará.

# Mira Maruxina,

# mira como vengo yo.

# Mira Maruxina,

# como vengo yo.

# Y traigo la cabeza rota,

# trailarai, larai, trailará,

# traigo la cabeza rota,

# trailará, lará, trailará.

# Que me la rompió un costero,

# mira, mira Maruxina,

# mira como vengo yo,

# que me la rompió un costero,

# mira, mira, mira Maruxina,

# mira, mira como vengo yo.

# Santa Bárbara bendita,

# trailará, lará, trailará,

# Santa Bárbara bendita,

# trailará, lará, trailará,

# patrona de los mineros,

# mira, mira Maruxina,

# mira, mira como vengo yo,

# patrona de los mineros,

# mira, mira Maruxina,

# mira,

# mira como vengo,

# yo. #

(Música)

"Para conocer bien una ciudad, hay que visitar sus garitos.

Qué sería de los músicos sin estos santuarios del rock and roll.

Finalmente, donde hay una barra, puede haber una canción,

un amigo, una conquista, un amor.

Hay locales míticos y mágicos,

locales donde viven los reyes del Glam,

filósofos de la música que iluminan con sus guitarras

las noches de Gijón."

# Yo creo,

# en el amor eterno,

# de pez a pez,

# con mil escamas en vez de diez.

# Nado a tu lado,

# sin el estrés de cada día.

# viviendo en la intropia. #

(Música)

Bien, amiguitos,

aquí tenemos a uno de los personajes más elegantes del rock and roll,

ha tenido una larga y sucia carrera,

iniciada con un grupo Glam que se llama Babylon Chat,

un grupo epatante, hacían cosas realmente peligrosas

en la época en que se hacían, y en estos momentos está

acompañando a Loquillo,

es el escudero más válido que tiene Loquillo con diferencia.

Yo recuerdo aquella frase de los estados que me marcó,

cuando decía: "Qué puede hacer un chico como yo", ¿no?

Salvo tocar en una banda de rock and roll.

Exactamente.

Habéis sentido lo mismo vosotros, me imagino, en algún momento, ¿no?

Sí, es que tocar en una banda de rock and roll

es mucho más importante de lo que parece,

parece que es solamente un modo estético de estar en el mundo,

pero toda estética conlleva una ética,

y yo creo que en ese aspecto,

quienes tocamos en una banda de rock and roll,

no siempre te convierte en un héroe colgarte una guitarra,

pero si haces buen uso de ella, puede ser una buena escopeta,

un buen hacha o un buen salvavidas,

a mí, personalmente, sí que me la salvó,

sí que me salvó la vida, sí que me permitió ver mundos,

sí que me permitió huir de una fábrica horrible,

huir de una vida más o menos gris,

supongo que como os pasaría a vosotros,

o sea, que hubiéramos hecho si no, y que ofreceríamos al mundo.

Me parece genial ese discurso y esa actitud que tienes,

porque, a veces, miro el panorama en el rock,

y pienso: "¿Cuál es la imagen que le estamos transmitiendo

a las nuevas generaciones?"

Yo, lo que creo que también tiene que ofrecer el rock and roll

es una capacidad de "reencantación" con el mundo,

de volver a darle color, brío y energía al mundo.

También es comentarista deportivo,

¿tú notas una conexión entre el rock y el fútbol?

¿cómo funciona eso?

Yo me dediqué a la guitarra por muchas razones,

una era porque los que molaban del cole

eran quienes jugaban bien al fútbol,

yo no jugaba bien, no daba ostias como daba Jorge,

-Ya empezamos...

-Entonces yo vi que estaba al margen de eso,

pero me atrapaba esa vibración.

Todos los futbolistas que he conocido,

envidian el rock,

porque todos ellos, cuando más empezaban a saber,

se tuvieron que retirar con 30, 31, 32 años.

Tienes un límite,

y nosotros podemos aplicar nuestros conocimientos toda la vida.

# Quiero tener dinero # y no trabajarlo,

# soy lo peor, lo peor, lo peor.

# El amor no es calculable,

# soy lo peor, lo peor, lo peor.

# Pero tampoco es nada rentable,

# es lo peor, lo peor, lo peor.

# Peor, peor, peor.

# Peor, peor, peor.

# Tu marido es muy sincero,

# es lo peor, lo peor, lo peor,

# me amenaza y yo le creo,

# es lo peor, lo peor, lo peor.

# El mundo que vien no nos conviene,

# es lo peor, peor, peor.

# La gente que llora nunca funciona,

# es lo peor, peor, peor.

# Peor, peor, peor.

# Peor, peor, peor.

# El mundo te asusta y no te gusta,

# el mundo da arcadas y da patadas,

# no tomo la miel del rico panal,

# solo consumo jalea real.

# Porque soy el mejor

# amante del mundo,

# el mejor, el mejor, el mejor.

# y tú, soy el mejor # amante del mundo,

# el mejor, el mejor, el mejor.

# Soy el mejor amante del mundo,

# el mejor, el mejor, el mejor.

# Soy el mejor amante del mundo,

# el mejor,

# el mejor,

# el mejor. #

(Música)

Señores y señoras, vuelve el hombre.

Pablo, de Pablo und Destruktion.

¿Qué tal Pablo? Muchos textos tuyos hablan

de cómo ha ido cambiando la fisonomía de la ciudad,

y el espíritu de la ciudad.

A mí siempre me moló el espíritu sórdido de Gijón,

que alguna vez lo tengo hablado con Nacho,

habría que tratar de definirlo, estas cosas que solo pasan aquí,

ese tipo de locos que solo transitan

por el muro de Gijón a las dos de la mañana.

Y yo me acuerdo de pequeño, que me marcó,

cuando tenía cuatro o cinco años, estaba por la plaza del Ayuntamiento

con mis padres, y había un puti club de travestis,

justo delante del Ayuntamiento,

cuya pared, hubo un momento en que cayó,

por el mal estado en el que estaba,

y justo cayó la pared que daba al escusado, al servicio.

Entonces, veías a los travestis en el bidé lavándose sus partes

y te miraban y decían: "Maruxin, ven para aquí,

que te habla un paisano".

Estaban en un ambiente de descojone,

y yo tenía ahí cuatro o cinco años,

era un querubín, un rubio angelical,

y los veía y me molaba muchísimo y me llamaba mogollón la atención,

de cómo es posible que tenga aquí una puerta una dimensión paralela

que se ha roto al caer esa pared, y yo puedo ver ese universo paralelo

que hay ahí a mi alcance,

pero todavía no tengo edad para que me dejen entrar,

que no hacía falta ser mucho mayor.

Eso sí ha cambiado, ¿verdad? Claro.

Y esa parte de Gijón, a mí era algo que me molaba mucho,

que respirabas un punto salvaje,

que yo creo que antes lo había en cada ciudad,

el barrio chino, que era el territorio sin ley,

como todo lo marginal tiene una parte mala,

desde el punto de vista payo, pero tiene una parte

de ancho de banda vital, muy gordo.

Yo creo que Gijón era eso lo que representaba también.

# En el puerto de Gijón,

# gritaban pescaderas

# tan fuerte # que caían niños de sus caderas.

# Al salir de los cuerpos # no lloraban jamás,

# levantaban barbilla # y se echaban al mar.

# En el puerto de Gijón

# no entraba la madera,

# sidreros y macarras # tenían sus propias reglas,

# escritas a navaja # en ventanas y puertas,

# Te quiero tanto, Loli,

# que me hierve en las venas.

# En el puerto de Gijón,

# hacían lo que querían,

# la rula estaba llena

# de caballo y lubina.

# No ve convenceréis,

# yo lo vi de pequeño,

# eso era libertad,

# lo de ahora, aburrimiento.

# En el puerto de Gijón,

# se caían las paredes,

# saludaban riendo

# putas en los burdeles.

# Preguntad a...

# si lo veis en el cielo,

# mejor cien puñaladas # que un minuto con miedo.

# En el puerto de Gijón,

# todo ha cambiado mucho,

# solo importa el dinero,

# donde quedó el orgullo.

# Era lo que querían, # malditos europeos,

# volvernos puritanos, # blandos, gordos y muermos.

# En el puerto de Gijón,

# ahora anda los turistas,

# haciéndole mil fotos # al árbol de la sidra.

# Esto era el progreso, # esto era nuestra vida,

# que se muera el civismo # y viva Cimadevilla. #

(Música)

"Volvemos a Oviedo,

una ciudad llena de historia y de historias,

de títulos y escenarios,

desde una novela tan clásica como La Regenta,

a una de esas películas únicas de Woody Allen.

También son únicos los cuentos folklóricos de Lorena Álvarez."

(Música)

Bueno Lorena, aquí estamos,

en una plaza maravillosa de Oviedo,

La Plaza del Fontán. La Plaza del Fontán.

Bueno, antiguamente,

era más bullicio que en las sillas de los bares,

antes el mercado era aquí, aquí se vendían verduras y de todo,

incluso, especies protegidas, hace 30, 35 años,

se vendían tortugas, se vendía de todo.

-¿Osos pardos?

-No, se vendían tortugas porque las usaban de pendientes.

-¿Pero qué dices?

Lorena, me parece que aquí tienes un tema para una canción, ¿eh?

Bueno sí, tendría que darle unas vueltas, pero...

Mezclas en tus canciones, digamos lo más tradicional,

pero sí con letras totalmente actuales, cotidianas.

Las letras y todo son cotidianas, mías, de ahora,

con mis experiencias personales de una mujer en el siglo...,

¿en qué siglo estamos?

-En uno de esos,

esos siglos que viene cada día,

quién sabe cuál es el siglo del día.

-Exactamente, en el que estamos.

¿Tú naciste por aquí, en una aldea?

En una aldea de aquí, de Asturias, sí, San Antolín.

Espera, que me ha salido un gallo cuando lo he dicho.

Es que se llama San Antolín.

¿Y ahí qué influencias te llegaban?

Muy pocas,

por no decir ninguna.

Pero bueno, ¿en la música sí?

¿Tampoco?

Es que en estas aldeas tan pequeñas, pasars mucho tiempo sola,

y a parte es un aburrimiento total.

Estás en una aldea y ¿qué haces?

Como no te cultives un poco por dentro...

Es que te mueres. Empezaste a dibujar y escribir y...

Y sobre todo a leer mucho, tener inquietudes,

viene muchas veces por el aburrimiento.

Por eso creo que cada vez es más difícil...

Hoy es difícil aburrirse, lo que decías antes del silencio.

Está muy caro. Hay mucha información.

Demasiada y además desde que somos pequeños,

desde que son pequeños los que son pequeños ahora.

-El aburrimiento es bueno para todas las artes.

La ociosidad es muy buena. -Es que si no de dónde sale...

-El estar en combate constante... ¡Uf!

No favorece a ningún tipo de arte ni de cultura.

Hay que saber aburrirse.

-Además que la cultura, el arte, la música,

siempre requieren un tiempo. No puedes... esas cosas..

La ansiedad es mala para la creación.

¿Cómo es el tema de Lorena y la banda municipal?

Me encanta el nombre, ¿de dónde viene?

Bueno, es que en realidad lo de la banda municipal,

surgió como una idea para tocar cada día con alguien,

por ejemplo, hoy puede que seáis vosotros mi banda municipal.

Yo me apunto. Puedes contar conmigo.

Creo que fue porque encontramos un bombo

que ponía: Banda Municipal de Madrid o algo así.

Entonces me hizo gracia,

tener una banda que fuera municipal, de un municipio,

pues que fuera mía solo.

Es muy interesante, porque tú grabas en casete,

y para la gente que no tenga hoy en día cómo escucharlo,

va incluído en el pack, en el mismo pack, el walkman.

Esto fue lo primero que saqué hace unos años ya,

entonces, lo grabé en una cinta, como lo podéis aquí ver,

y había gente que me decía: "¿Por qué haces una casete,

que no tiene nadie un aparato para escucharlo?

Y entonces busqué por internet y encontré estos walkman,

y entonces, yo vendía un pack que contenía la cinta

con su walkman correspondiente.

¿Y qué precio tenían estas dos cosas juntas?

Pues no me acuerdo ya, pero era barato.

¿También el "merchandising" lo sueles hacer tú?

Sí, lo suelo hacer yo,

pero nunca he tenido...,

siempre he hecho "merchadising" sin éxito,

una de las "merchandising" que hice, era un hatillo,

¿sabéis lo que es un hatillo?

-Sí. Yo me fui de casa alguna vez.

-¿En serio?

# Tus abrazos,

# me aplastaron los brazos,

# me rompieron los huesos,

# me hicieron # perder el conociemiento.

# Y tus besos,

# me secaron los labios,

# me quebraron los dientes,

# me hicieron que dejara # de ser valiente.

# Me agarraste,

# me agarraste la mano,

# y me chafaste los dedos,

# no me llegaba # la sangre al cerebro.

# Me compraste,

# un ramito de flores,

# que me dieron alergia,

# sarpullido y picores.

# Y si tú eres,

# si tú eres mi hombre,

# y yo soy tu mujer,

# más me vale echar a correr,

# más me vale,

# echar a correr. #

# Petit Pop en Silenciópolis,

# Petit Pop en Silenciópolis,

# Petit Pop en Silenciópolis,

# Petit Pop en Silenciópolis.

# No hay ruído en Silenciópolis. #

"Cuando el veneno del rock and roll se instala en ti de niño,

dura para toda la vida,

porque la música, como mejor se aprende es jugando.

Vamos a visitar una escuela donde han conseguido

que estudiar sea divertido,

y además, formar bandas, que a pesar de su corta edad,

se han convertido en unas auténticas profesionales."

# Todos por ahí # con los mocos colgando,

# sabemos muy bien,

# quien puede ayudarle. #

Bueno, estamos aquí rodeados de instrumentos,

y estos instrumentos los suelen tocar niños,

chavales, niños muy jóvenes.

Muy jóvenes.

¿Y tú eres uno de los motores de todo esto?

Sí.

¿Cómo empiezas a montar todo este gran complejo musical?

Bueno, por una combinación de circunstancias,

por un lado, Petit Pop, que es el grupo con el que toco,

que nos hemos juntado gente que toda la vida tuvimos banda,

y esta vez quisimos hacer un proyecto más dirigido

al público infantil, familiar, eso por un lado,

y por otro lado, en el cole donde está mi hijo,

necesitaban un profe de una extraescolar de música,

y yo en vez de hacer una extraescolar al uso,

una clase de música normal, con las flauta y guitarras,

dije: "Pues voy a montar una banda", y monté una banda: Las Eléctricas,

que empezaron conmigo muy chiquitinas,

y cuando las vi evolucionar y vi lo que se podía hacer,

pensé: "Si funciona con una banda, ¿por qué no va a funcionar con 15?

o con 20", y nos liamos la manta a la cabeza y aquí estamos.

Qué genial que los chicos empiecen tocando, aprendiendo música,

sobre el terreno, haciendo lo que tú y yo

ya llevamos haciendo un tiempo, y tú también.

Ella tiene una larga, casi larga trayectoria musical,

-En el 94 monté Undershakers,

Pauline en la Playa con mi hermana, después,

que hacemos 20 años ahora, este 19,

estamos de celebración.

-Si érais jovencísimas. -Petit Pop, tal...

Bueno, ¿quiénes son el grupo estrella de la zona, Las Eléctricas?

-Las Eléctricas son el buque insignia de Sonidópolis,

tienen muchos bolos, están curtidas en bolos,

de estos imposibles, en guarderías, en casas de cultura,

en cumpleaños. -Son valientes, ¿no?

-Muy valientes.

Las Eléctricas ya están dando conciertos,

pero, paradójicamente, no pueden ir a conciertos,

¿qué pasa con los menores en los conciertos?

Hay un desajuste ahí legal extrañísimo,

en el que parece que todo lo que les enseñamos en la escuela,

el gusto por la música, los clásicos, el rock, los directos,

por hacer cosas en vivo, por ir a salas,

no lo pueden materializar

y no pueden entrar hasta los 16 años

en las salas de conciertos, absurdamente.

El otro día Pauline en la Playa dimos un concierto,

y vinieron Las Eléctricas y vinieron acompañadas, con fotocopia del carné

autorización de sus padres, una cosa loquísima.

(Música)

# Nunca más lloverá en este cielo.

# Nunca más, se mojará mi pelo.

# Ya no habrá más tormenta,

# pasará sobre mí...

# Nunca más,

# nunca más,

# nunca más,

# nunca más.

# Y el viento me llevará con él.

# Narananá, narananá,

# y el viento me llevará con él,

# narananá, narananá.

# Y el viento me llevará con él.

# Narananá, narananá.

# Y el viento me llevará con él,

# narananá, narananá.

# Y el viento me llevará con él.

# Nanananá, nanananá. #

Hacéis vuestras propias canciones, ¿cómo componéis?

¿empezáis por la letra?

Básicamente son casi todas, quejas de algo que sentimos nosotras

y las canciones y nuestros gustos van cambiando mucho,

o sea, podemos cambiar en dos meses de gusto,

siempre queremos hacer canciones nuevas

y conseguir decir lo que queremos.

A veces llega alguna con unos acordes,

otra con algo que quiere decir y hacemos la canción entre todas.

-Qué bien, qué fácil,

yo quiero hacer lo mismo cuando sea mayor.

Ya sé que no os gustan los exámenes nada,

lo estaban comentando fuera,

pero voy a haceros un pequeño examen,

vamos a ver si resulta.

¿Cómo se llamaba el cantante de Los Doors?

Nick.

¡No! Es verdad, Jim...,

eso, Morrison, Morrison.

Te lo juro que lo sabía,

-Una pregunta acertada, voy a hacerte otra:

¿Cómo se llamaba la casa fastuosa que tenía Elvis Presley?

-Yo sé donde nació. -Yo también.

-En tu pelo.

-Yo también.

-No lo sé.

Voy a hacerte otra pregunta:

¿Quién compuso esa gran canción,

que se llama "Tiempos nuevos, Tiempos salvajes".

-¿Jorge?

No, no, Ariel Rot.

Te he visto en concierto, ¿eh?

Y mi padre pone mucho tus canciones,

-Tú padre es un hombre de buen gusto.

(Música)

"La reunión es un derecho que recoge la Constitución,

en su artículo número 21,

y yo no podía marcharme de Asturias,

sin encontrarme con la banda de Jorge,

por muy Ilegales que sean.

# Tiempos nuevos,

# tiempos salvajes.

# Toma un arma,

# eso te salvará.

# Levántate y lucha,

# esta es tu pelea.

# Levántate y lucha,

# no voy a luchar por ti.

# Tiempos nuevos,

# tiempos salvajes,

# toma tu parte,

# nadie regala nada.

# No hay nada sin lucha,

# ni aire que respirar,

# no eres un juguete,

# levántate y lucha ya.

(Música)

# Tiempos nuevos,

# tiempos salvajes,

# toma un arma,

# eso te ayudará.

# Levántate y lucha,

# esta es tu pelea,

# levántate y lucha,

# nadie va a luchar por ti. #

(Música)

(Música)

"Este viaje ha sido un elogio del horizonte,

sus paisajes y paisanajes entonan buenos tiempos."

# Mirar atrás, reflexionar,

# pararse a pensar # que es lo que ha pasado. #

"La belleza de un pueblo y sus tradiciones

es una vía de expresión común a todos los seres humanos.

En Asturias, el Glam se entremezcla con el rock y la tonada.

Y mientras la tierra siga trazando esta circunferencia,

ligeramente excéntrica, alrededor del sol,

habrá aventura, y para la aventura,

la música es materia prima.

# A navegar sin dirección,

# crucemos el arrecife,

# vayamos a tierra firme.

# Tierra firme,

# tierra firme. #

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 3: Asturias

Un país para escucharlo - Programa 3: Asturias

19 feb 2019

UN PAÍS PARA ESCUCHARLO sube del sur al norte en su tercer episodio. Ariel Rot llega ahora a Asturias para conocer sus lugares y sonidos de la mano de un mito del rock como Jorge Martínez, líder de Ilegales. Con él descubriremos, a las faldas de la iglesia ovetense de Santa María del Naranco, a un hombre que ha puesto patas arriba el folclore astur: Rodrigo Cuevas. Y, en la misma ciudad, a una mujer que más o menos ha hecho lo mismo sin pretenderlo: Lorena Álvarez.
Nos encontraremos en el Centro Niemeyer de Avilés con la figura más importante que ha dado la música popular asturiana, Víctor Manuel. El veterano cantautor recordará parte de su trayectoria y nos introducirá a una nueva figura de la tonada tradicional, Marisa Valle Roso. Y en Gijón, asistiremos a la inquieta pulsión indie rock que siempre ha desarrollado la ciudad. No podía faltar Nacho Vegas, quien compartirá canciones (¡inéditas!) y conversación junto al puerto con su más aventajado heredero, Pablo Und Destruktion. En una de sus más emblemáticas salas de conciertos, nuestros dos protagonistas hablarán de rock (y lo tocarán) con uno de los músicos que mejor sabe reflexionar sobre él, Igor Paskual. Y, para rematar la jugada, seremos testigos del cambio generacional que se está produciendo en aquel movimiento que se conoció como Xixón Sound. Mar Álvarez (Pauline en la Playa, Undershakers, Petit Pop) nos introducirá su escuela de música para los más jóvenes y nos presentará a su primer grupo insignia, Las Eléctricas. Para rematar la jugada, Jorge nos llevará a su local de ensayo para mostrar la excelente forma que mantiene su grupo, Ilegales.

ver más sobre "Un país para escucharlo - Programa 3: Asturias " ver menos sobre "Un país para escucharlo - Programa 3: Asturias "

Los últimos 11 programas de Un país para escucharlo

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Paris

    Por favor, ¿podría alguien decir en que sitio de la costa asturiana se grabó el principio del programa? Es un lugar extraordinario...

    23 feb 2019
  2. Lorena

    Gracias por un programa de Asturias sin Melendi. Aunque sí que os habéis dejado a otros grandes de verdad. Pero felicidades. Era necesario un programa así

    22 feb 2019
  3. jose

    Falta el hombre que mas conciertos da en Asturias, y con 9 discos editados, el señor Pablo Valdés.

    21 feb 2019
  4. Eléctrica

    Mar Álvarez nos dijo que ella era la responsable en su momento (cuando no lo teníais registrado). Los eléctricos está registrado hace muchos años y en la misma categoría cosa que por ética ella debería haberos avisado por su similitud. El registro es sólo para comprobar quien lo hizo primero así que Los Eléctricos tienen todo el derecho a oponerse a ello.

    21 feb 2019
  5. Las Eléctricas

    Ha sido un honor participar, estupendo programa!

    20 feb 2019
  6. Las Eléctricas

    Mar Álvarez no tiene ninguna responsabilidad sobre el nombre de Las Eléctricas, que por cierto está registrado en la OEPM con todos los derechos que ello conlleva.

    20 feb 2019
  7. Chema

    Asturias es todos los que dices que son, y los que dices que no son... y unos cuantos más

    20 feb 2019
  8. Eléctrica

    Me encanta que hagan un programa sobre música, ya tocaba! Espero que esestudien bien los perfiles musicales que últimamente el panorama está que más que culturizar a la gente es al revés. Por cierto, Mar Álvarez, te avisamos que Los Eléctricos es un nombre registrado. Sabe mal por las niñas pero si hacéis festivales y salís en la tv tenéis que cambiar el nombre. Ya te avisamos hace tiempo. No entendemos porqué no haces caso. Ariel y Jorge a seguir rockeando. :-) Un saludo a tod@s!

    20 feb 2019
  9. gaila

    Querido Jorge en la variedad está el gusto, te olvidas de Alberto & García, Muñeco Vudú, The Nap por destacar tres, aunque Asturias está lleno de maravillosos músicos de gran calidad que nos alegran todos los findes de semana en garitos habituales como el Gong, el Savoy o la Marquesina del Alba entre otros muchos.

    20 feb 2019
  10. Jorge

    Asturias es Desakato, Electric Buffalo o Thrash Tornados. No es Nacho Vegas ni Igor Paskual

    20 feb 2019